Viaje con sabor del Penedès al Priorat | Fortuna

Desde el pirineo hasta los puertos de Tortosa y Beseit, en Cataluña el forraje de la viña se extiende allá donde se mire. Su importante y variada producción ha colocado a la región en vanguardia europea como destino enoturístico. Más de 300 elaboradores se reparten por las 12 denominaciones de origen y abren las puertas de sus bodegas para probar sus diferentes caldos.

La gastronomía, las tradiciones payesas, el arte y la arquitectura modernista y las actividades en este medio natural cambiante son los mejores aliados para seducir a cualquier tipo de público.

Nuestra ruta comienza en el Penedès, entre Barcelona y Tarragona, la zona de mayor producción y complejidad de la región. Junto a la localidad de Subirats, hacemos una parada en la bodega Albet i Noya para probar sus famosos vinos ecológicos y conocer la labor de recuperación de las variedades de uva extinguidas con la filoxera en la finca Can Vendrell.

Nos acercamos ahora a la capital del vino, Vilafranca del Penedès. La visita del museo dedicado a los caldos –Vineseum es su nombre– es tan ineludible como la de su núcleo medieval, en el que destaca la basílica de Santa María.

Entre los viñedos que rodean la villa aparece la pequeña bodega Mastinell, con su exclusivo hotel gastronómico en forma de botella. Su enólogo Alan Yavel presume de sus exquisitos caldos blancos, tintos, jóvenes y, sobre todo, de sus cavas de largo envejecimiento (ocho años). Todos de cultivo ecológico.

Las catedrales del vino

Tras una apacible noche entre cepas en el Mastinell, nos dirigimos a los dominios de la DO Tarragona. Cerca del pintoresco pueblo de Nulles, de apenas 500 habitantes, se levanta, en medio de la campiña, la llamada catedral del vino de la cooperativa Adernats, que cuenta con 90 socios y más de un siglo de historia.

El nombre de esta impresionante bodega modernista de piedra calcárea y ladrillo rojo –ideada en 1917 por Cèsar Martinell, discípulo de Gaudí– se debe al escritor Àngel Guimerà, quien bautizó de esta forma también otros seis lugares similares en Cataluña. Después de haber contemplado esta obra monumental, nos dirigimos al tros (una finca, en catalán de Tarragona) cercano para degustar los excelentes blancos y cavas de Adernats como auténticos payeses.

Nos detenemos luego en Montblanc, uno de los principales feudos catalanes de la Edad Media. Recorremos las callejuelas de piedra rosada de este pueblo fortificado para contemplar la iglesia inacabada de Santa María, del siglo XIV, y hacer el camino de ronda por las murallas de la misma época que cercan la ciudadela. Enseguida nos metemos de lleno en la Conca de Barberà, donde el monasterio de Santa María del Poblet representa el corazón de la ruta del Císter, con su variedad de uva autóctona, el trepat.

A casi mil metros de altitud, entre las sierras de Prades, la Llena y el Montsant, en Vilanova de Prades, exploramos las áridas laderas de pizarra de la bodega Vega Aixalà en vehículos 4×4. A partir de diciembre la visita se puede complementar con la búsqueda de trufas y su maridaje con los aromáticos vinos de Vega Aixalà (25 euros).

Hacia las viñas del Priorat

Desde Falset, seguimos la estrecha carretera que bordea el Parque Natural del Montsant para adentrarnos en la comarca del Priorat. Sus orígenes los encontramos en la cartuja de Escaladei en 1163, un monasterio perdido en medio de la serranía.

Las viñas de este territorio agreste, casi incomunicado, se retomaron en los años ochenta y noventa del siglo pasado para elaborar algunos de los vinos tintos de mayor excelencia, que cuentan con la Denominación de Origen Calificada Priorat. La comarca abarca a su vez la Denominación de Origen Montsant, la más joven de Cataluña.

En la Morera de Montsant, encontramos la bodega Joan Ametller, la primera del Priorat, cuyos viñedos cubren las laderas arcillosas del valle. Destaca por sus excelentes blancos elaborados con la variedad de uva garnacha.

Después de atravesar las Garrigas, y siguiendo la cuenca del río Segre, terminamos nuestro periplo vinícola en las Tierras de Lleida, donde reina la Denominación de Origen Costers del Segre hasta el pirineo. Es esta la zona de las uvas macabeo, parellada y chardonnay en los blancos, y cabernet sauvignon, merlot, tempranillo, garnacha y trepat en los tintos.

Guía del viaje

Vistas de Vilafranca del Penedès desde el Hotel Mastinell.
Vistas de Vilafranca del Penedès desde el Hotel Mastinell.

Bodegas modernistas. En la Denominación de OrigenConca de Barberà, a principios del siglo XX, los arquitectos Pere Domènech y Cèsar Martinell crearon unas bodegas, llamadas catedrales del vino, para algunas cooperativas vinícolas de la región. Hoy se pueden visitar seis de estos monumentos que fusionan la arquitectura gótica con la modernidad y la funcionalidad que requiere una bodega.

Dónde comer. En el restaurante El Molí del Mallol, en Montblanc. Una suculenta elección para descubrir la gastronomía de la comarca, con caracoles, longaniza, butifarra blanca y carquinyolis de postre. Precio: 15 euros.

Dónde dormir. Junto a Vilafranca del Penedès, la bodega y hotel gastronómico Mastinell tiene elegantes habitaciones con vistas a los viñedos. En 2014 recibió el premio al mejor establecimiento turístico por Acevin y Turespaña. Precio: desde 200 euros la noche. La Finca Prats (desde 215 euros), en Lleida, es un lujoso cinco estrellas con un amplio spa y campo de golf. El restaurante Blanc ofrece una extensa carta y menús degustación (de 60 a 110 euros).

Source link

Cuando Pruno eclipsó a su hermano mayor | Fortuna

Esta es una historia de hermanos, de rivalidades bien entendidas. En la bodega Finca Villacreces, en la milla de oro de la Ribera del Duero (Valladolid), en un viñedo de 140 hectáreas entre el río Duero y un bosque de pinos centenarios, propiedad desde 2003 del grupo Artevino, todo discurría con normalidad: elaboraban el vino Finca Villacreces, un proyecto que había arrancado en los años noventa con el anterior propietario, con uvas extraídas de las mejores parcelas.

Sin embargo, tal y como recuerda Lalo Antón, consejero delegado del grupo vinícola, fundado por su padre, Gonzalo Antón, y propietario además de Bodegas Izadi, en la Rioja Alavesa; Vetus, en Toro y Rueda; y Orben, en la Rioja, con la añada 2010 explotó un fenómeno con el que no contaban. Nació Pruno, un vino joven, que venía a cubrir un segmento que el hermano mayor, Finca Villacreces, con un tirada más limitada, de 70.000 botellas, y un precio de 22 euros, no cubría.

Nada más lanzarlo al mercado, el crítico de vinos con más predicamento del mundo, el estadounidense Robert Parker, le concedió 94 puntos en su clasificación de vinos por debajo de 20 dólares. En una semana se agotó la producción de Pruno, del que cada año salen a la venta 500.000 botellas a un precio en tienda de unos 11 euros. “Es un vino democrático, que se puede encontrar en un restaurante por debajo de 20 euros. Cada año lo tenemos vendido porque la prunomanía continúa.

“De hecho tuvimos que hacer cupos”, recuerda Antón. El 50% de la producción se dirige al mercado nacional y el resto al internacional, foco al que ha dedicado especialmente dedicado el responsable del grupo bodeguero en los últimos tiempos, volcado en la comercialización de vino en el exterior.

Ahora, y a pesar de que Pruno sigue imbatible, el hermano mayor de la bodega, Finca Villacreces, reclama su espacio. En la presentación de la añada 2015, Antón señaló que este vino personifica la identidad, la elegancia y el estilo de esta bodega, asentada en Quintanilla de Onésimo (Valladolid). “Es un paso adelante, por la selección de las mejores cepas de la finca y una elaboración pausada en depósitos de cemento y tinas de madera, además de una crianza más larga que le dota de elegancia y potencia frutal”, añadió.

Source link

Viajes: Despida el verano a lo grande | Fortuna

Egipto, siempre fascinante  La antigua civilización de Egipto ha cautivado a viajeros de todos los tiempos. Sus espectaculares y misteriosas pirámides –Keops, Kefren y Micerinos–, la enigmática Esfinge; los magníficos templos de Luxor o Karnak o el fabuloso Abu Simbel; la dicha de navegar por el Nilo entre falucas (pequeños barcos tradicionales de vela) o su caótica, pero atractiva capital, El Cairo, no le dejará indiferente. Paquete de 8 días desde 757 euros en Nautaliaviajes.com, con vuelos, crucero en pensión completa y alojamiento con desayuno en hotel de cuatro o cinco estrellas. Visado (95 euros) no incluido en el viaje.

AA Bruant 2015, primer cava natural, artesanal y de uva ecológica

Celler de les Aus presenta la mejor añada de AA Bruant, la 2015, el primer cava natural y el primero elaborado con el método ancestral, a partir de uvas de cultivo ecológico, pansa blanca (xarel-lo). Un cava con un toque salino, perfecto con ostras, mariscos, sushi, quesos, aperitivos y ensaladas. PVP desde 17 euros la botella de 75 cl.

Saori, un nuevo viejo conocido para los fans de la cocina japonesa

Una magnífica ubicación, al lado del madrileño parque del Retiro (Alberto Bosch, 14) y una esmerada cocina hacen de Saori –antiguo Kimura– un clásico de la gastronomía japonesa. Minimalista y acogedor, estrena decoración y nombre y mantiene chef y una cuidada carta con platos de siempre y fusión. Exquisito el usuzukuri de vieira.

Juntos pero no revueltos: plan otoñal para niños y mayores

Occidental Menorca Hotels.
Occidental Menorca Hotels.

El verano se nos ha ido irremediablemente pero aún quedan días de sol y ¿por qué no? también de playa para escaparnos con toda la familia. La preciosa isla de Menorca es un escenario perfecto para un primer viaje otoñal y el Occidental Menorca, del grupo Barceló, el hotel donde alojarse si se viaja con niños. El cuatro estrellas, ubicado a 300 metros de la bonita playa natural Punta Prima, cuenta con instalaciones y servicios para adultos y peques, y además del miniclub y el parque acuático para que la chiquillería se lo pase de fábula ha incorporado un revolucionario programa de animación infantil: Happy Minds, inspirado en la teoría de las inteligencias múltiples del científico estadounidense Howard Gardner, con actividades para cada día de la semana con las que los niños, además de jugar y divertirse, aprenden, mientras los adultos pueden aprovechar su tiempo para disfrutar del formidable spa. Desde 75 euros noche en habitación doble.

El Prado se mantiene entrelos mejores museos del mundo

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York es el mejor museo del mundo y el de Orsay, en París, es el mejor de Europa, según la lista de premios Travellers Choice de TripAdvisor, elaborada con las valoraciones de sus usuarios. El Museo del Prado se sitúa en el puesto 9 del ranking mundial, en el 4 entre los europeos y ocupa el 1 entre los españoles. El Thyssen (Madrid) y el Guggenheim (Bilbao) también están en la lista de los premiados.

Una travesía a medida en catamarán por Costa Adeje

Deporte náutico en Tenerife

En la costa sur de Tenerife, entre las montañas y el Atlántico, Baobab Suites combina el atractivo de disfrutar de un refugio de lujo con la privacidad de su propio hogar. El hotel añade un incentivo más con un nuevo catamarán a disposición de sus huéspedes con distintos paquetes de actividades, como avistamiento de delfines y ballenas, snorkel, paddle surf, buceo, almuerzo y bebidas para navegar con su pareja, familia o amigos, desde 1.200 euros.

La oferta

3.064 euros es el precio del crucero de lujo de Oceania Cruises para surcar el Mediterráneo. Una travesía de 12 días en el exclusivo buque Riviera en camarote con terraza, con salida desde Barcelona el 25 de octubre y escalas en Provenza, Montecarlo, Livorno, Roma, Sicilia, Kotor, Dubrovnik o Venecia. Información en Es.oceaniacruises.com.

Las reuniones de trabajo pueden dejar de ser un tedio

Se acortan los días y la rutina se apodera de nuestra vida incluso en las reuniones y viajes de trabajo. La cadena Elba quiere marcar la diferencia en el turismo de negocios con sus hoteles de cuatro y cinco estrellas estratégicamente situados en las costas de Andalucía y Canarias, cerca de zonas de ocio y cultura, magníficamente conectados y equipados con la tecnología y todo tipo de servicios integrales para hacer de las reuniones un éxito.

Source link

El juego japo-vasco de Eneko Atxa en Tokio | Fortuna

Eneko Atxa ha llevado un trozo de la esencia de su triestrellado restaurante Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya) al corazón de Tokio. Ubicado en el acomodado barrio de Roppongi, una tranquila zona donde se asientan embajadas, el restaurante Eneko Tokyo abrió el 7 de septiembre, rodeado de gran expectación. Ese día, la entrada del local amaneció repleta de ramos y centros florales, un gesto nipón de bienvenida al chef, que llega a Japón de la mano del grupo de restauración, especializado en bodas, Prior Corporation.

El restaurante dispone de diferentes espacios con acabados en madera, y una estética limpia. La sala principal cuenta con una cocina abierta al comedor, que a su vez dispone de amplios ventanales hacia un patio exterior, además de cuatro salas privadas, y un espacio reservado para dar la bienvenida al comensal con una cesta de picnic, que contiene tres aperitivos al estilo Azurmendi. En esta ocasión, los bocados eran una tartaleta de queso Idiazabal, un brioche de anguila y una kaipiritxa, una versión de Atxa de la caipiriña elaborada con chacolí. Porque si algo pretende el chef es convertirse en embajador de los productos de su tierra en Japón, donde ha llevado los vinos que elabora su familia en la bodega Gorka Izagirre. Hasta el mobiliario es de la misma ebanistería, Arkaia, que ha diseñado los enseres de Azurmendi.

Erizo de mar en texturas y bloody mary marino.
Erizo de mar en texturas y bloody mary marino.

A mediodía se ofrece un menú (13.000 yenes, 98 euros) compuesto por el citado aperitivo, dos platos como entrantes:una yema de huevo trufado, y un erizo de mar en texturas acompañado por un bloody mary, con sabor a mar. Le siguen unas setas preparadas en un manojo y servidas con una crema de huevo, y un potente y sabroso ramen con setas al ajillo.

El siguiente paso es cochinillo en tempura con emulsión de albahaca. El pescado varía dependiendo del mercado, (no hay que olvidar que Tokio tiene la mayor lonja del mundo), con estofado de trigo y pimientos asados. En carnes cuenta con la opción de elegir entre cerdo ibérico, cuyo proveedor es el salmantino Joselito, con picadillo de setas y pil pil de coliflor; pichón asado con tosta de interiores, o carne de kobe, que incrementa el menú en 5.000 yenes (38 euros). De postre, una vuelta a la infancia con chocolate, regaliz y cacahuete. www.eneko.tokyo

Source link

Alvear, más de tres siglos haciendo finos y olorosos redondos | Compañías

La historia de Bodegas Alvear es más propia de una novela épica con final feliz que de un negocio familiar con buen fario. Tres siglos y ocho generaciones después, un naufragio y una plaga de filoxera, los Alvear –con María, Luis y Fernando como cabezas visibles al frente de la bodega– preservan el patrimonio familiar, guardan como un tesoro el conocimiento adquirido y miman las peculiaridades del viñedo montillano.

¿Una herencia envenenada? “No, no, qué va, pero sí una gran responsabilidad. Alvear es familia, calidad, tradición y esencia de un lugar, de su gente y de su cultura”, sentencia Fernando Giménez Alvear, director general de la bodega.

Francisco de Alvear funda la bodega en 1729 en Montilla (Córdoba), en un momento, en el siglo XVIII, y en una tierra, poblada de olivares, en la que el cultivo de vides no parecía lo más conveniente para hacer negocio. Entonces “apenas llegaban a las 800 hectáreas”.

La fecha de la célula de inscripción convierte a Alvear “en la bodega más antigua de Andalucía, la segunda con más historia de España, y a nuestra marca en la quinta con más edad”, precisa con orgullo.

Exquisitos, versátiles y muy peculiares, han dejado de ser meros acompañantes de aperitivos y postres

Haciendo un poco de historia fue Diego de Alvear y Ponce de León, “nieto del fundador, quien daría un nuevo impulso a la bodega tras un periplo de más de tres décadas entre Brasil, Argentina e Inglaterra”.

Tercera generación, hombre erudito y marino de profesión, tuvo mando en plaza en América como responsable de la comisión de deslinde de territorios entre España y Portugal y decide volver a España con su numerosa familia a bordo de La Mercedes. Corría el año 1804 y la nave fue atacada y hundida por la pérfida flota inglesa. A la tragedia solo sobrevive él y uno de sus siete hijos, el primogénito, Carlos. Son hechos prisioneros y llevados a Londres.

Entonces España e Inglaterra eran aliados y el ataque fue considerado un acto hostil. Liberados con una indemnización por la pérdida de su familia y patrimonio, Alvear regresa a la finca familiar 12 años después, en 1815, casado de nuevo con una joven británica, Luisa Ward, que le dio otros siete hijos, relata Giménez Alvear como quien narra un episodio de una novela de aventuras del siglo XIX, en este caso, la de sus antepasados.

Bodega Alvear
Trabajadores de la bodega a principios del siglo XX.

Junto al matrimonio y su numerosa prole regresó también su ayudante, Carlos Billanueva. Se incorpora a Alvear como capataz y tiene tuvo un papel fundamental en el desarrollo del negocio.
De hecho, en homenaje a él, aún hoy uno de los vinos históricos de la bodega, el Fino CB, lleva sus iniciales. Billanueva marcaba con ellas las mejores botas (los recipientes para la crianza de los finos).

“Diego toma las riendas del negocio, pero son su segunda esposa y los hijos que tuvo con ella los que desarrollan la bodega –continúa el relato– y…”.

Un momento. ¿Qué pasó con Carlos, el mayor? A estas alturas de la historia y plenamente metidos en ella no queremos ningún cabo suelto. Tienen un héroe en la familia. “Carlos se vuelve a Argentina como general y lucha al lado de San Martín”, satisface nuestra curiosidad.

Puros y únicos

La británica, una adelantada a su tiempo, con muchos contactos y visión de futuro, comienza a exportar “entre 10.000 y 12.000 arrobas, el equivalente a 100.000 litros de producción propia”. Hoy están presentes es 25 países y las ventas al exterior suponen el 40% de su producción.

Una de las características de los vinos Alvear, ya sean dulces, finos, olorosos o amontillados, es la extraordinaria pureza de sus caldos: “Jamás se mezclan con aguardientes ni alcohol vínico y la gran antigüedad de sus criaderas y soleras, hacen el resto”, explica.

La adición de aguardiente o alcohol vínico es una práctica generalizada en la elaboración de vinos generosos como los de Jerez, ya que uvas como la palomino no alcanzan en la viña el nivel suficiente de azúcar para lograr que, tras la fermentación, el grado alcohólico sea en torno a 15º-15,5º y gracias a ello se permita el desarrollo del velo de flor por la acción de la levadura.

En Alvear, la elaboración de generosos no precisa dicha adición, la maduración de la uva propicia niveles de azúcar suficientes para alcanzar el grado alcohólico. La uva Pedro Ximénez es la variedad blanca reina de la DO Montilla-Moriles y también de los viñedos y vinos de Alvear.

Otra de las peculiaridades que hace tan especial los viñedos de esta región es el tipo de suelo, de albariza, un material capaz de retener el agua en una zona donde llueve entre 550 y 600 litros por año y su poder drenante impide que se acumulen agua y sales en exceso. Son suelos pobres con un componente alto de cal, similares a los que se dan en algunas zonas vitícolas tan veneradas como Champagne. Ideal para una uva tan mudable como Pedro Ximénez.

Caldos –finos, palo cortado, amontillados y dulces– que “vuelven a estar de moda, sobre todo entre consumidores elitistas”, reconoce Giménez Alvear.

El dato

0,0 aditivos: ni aguardientes ni alcohol vínico, son generosos puros. La maduración de la uva de Alvear crea niveles de azúcar suficientes para lograr el grado de alcohol necesario –entre 15º y 15,5º– que permite el desarrollo del velo de flor, por la acción de la levadura.

En países como Estados Unidos o Reino Unido, “el auge de los bares de tapas también ha propiciado una nueva primavera de estos vinos y tengo la ilusión –confiesa– de que no será una moda pasajera”.

El consumo de los generosos crece en España. “En Madrid y Barcelona hay un mercado maduro y bares con eruditos sumilleres que conocen los vinos”.

Fernando Giménez Alvear nos rompe un mito: estos caldos no son solo para tomar el aperitivo o acompañar el postre. “Yo como con fino a diario. Maridan con todo: alcachofas, carnes, sopas de pescado o guisos”. Son caldos suculentos.

Datos técnicos o de interés

Alvear
Fachada de la bodega principal de Alvear en Montilla.

Facturación. En los últimos ejercicios, Alvear ha facturado entre 8,5 y 9 millones de euros anuales y confía en alcanzar los 10 millones en breve. 

Plantilla. Entre las dos bodegas del grupo suman 60 empleados, de ellos, 10 pertenecen a la bodega Palacio Quemado en Extremadura y 50 a la bodega Alvear en Montilla.

Ventas. El número de botellas vendidas el año pasado ascendió a dos millones. La bodega, además, comercializa vino en otros formatos.

Exportación. Las ventas al extranjero han empezado a recuperarse, crecen y suponen el 40% de la producción. Mercados como el de Estados Unidos y Canadá acaparan el 60% de las exportaciones, mientras que otros como Reino Unido, Alemania y China muestran una clara tendencia al alza.

El reino de Pedro Ximénez

Montilla
Viñedos de Alvear en Montilla.

Cuenta la leyenda que fue un soldado de Carlos V quien trajo la variedad de Pedro Ximénez hasta Montilla y Moriles. Una uva cuyo origen se sitúa en la cuenca del Rhin. Sea como fuere, esta uva, idónea para el suelo y clima de Montilla, es el mejor patrimonio de Alvear.

La cepa, versátil como pocas, es la base única de sus vinos dulces, finos, olorosos y amontillados. Se reconoce en un caldo joven como Marqués de la Sierra, los emblemáticos Fino CB o PX 1927 o los llamados “vinos míticos y soleras centenarias, testigos mudos del tiempo que disfrutan los paladares más privilegiados”, explican desde la bodega.

Finos. Considerados el alma de la bodega. Son vinos de crianza biológica y grado natural, procedente de la propia maduración de la uva.

Amontillados. Cuando muere la flor de la uva, el oxígeno entra en juego, tiñendo de tonos ámbar los que antes fueron finos. Los años –hasta 15 como en el caso del amontillado Carlos VII– dejan su influencia en estos caldos, para paladares sin prisas.

Palo cortado. Considerado por muchos como una reliquia excepcional, aúna la delicadeza de un amontillado con la estructura y la redondez de un oloroso. Para muestra, el palo cortado Abuelo Diego.

PX (Pedro Ximénez). El encanto de esta uva montillana se aprecia en esta gama de vinos, procedentes de cepas asoleadas, llenos de matices embriagadores.

Source link

Maggie Henríquez: “El mejor producto del mundo se muere si no se comunica bien” | Fortuna

Ser una marca histórica vinculada al lujo, con un nombre reconocido en su sector, no es argumento suficiente para garantizar su futuro. Cuando Maggie Henríquez (Caracas, Venezuela, 1956) llegó a Krug en enero de 2009, se encontró una marca de champán alejada de su historia y de sus clientes. Ingeniera de sistemas, su trayectoria profesional ha pasado por grandes grupos de alimentación y bebidas, como Nabisco, en Argentina, o Seagram, en Venezuela. Llegó a LVMH en 2001 para hacerse cargo de Chandon para Argentina y Uruguay. Fue la primera mujer latina en dirigir una casa de champán francés.Hasta ahora, con éxito.

¿Qué vio cuando llegó a Krug?

Me encontré con una casa que sufría mucho. 2008 fue un año de caídas fuertes de ventas, y eso siempre hace que el ambiente se haga pesado, la gente esté triste… Pero a la vez sentí esperanza. Mi primer año no fue bueno, porque no entendí bien el problema que había. Aun así, nunca llegué a sentir que la gente había perdido confianza. Entre finales de 2009 y principios de 2010, todo se me aclaró. Me di cuenta de que había que reconectar con la historia, entender por qué existíamos, conocer más al fundador… Todo se dio al mismo tiempo, y ahí nació la determinación por transformar esa casa.

¿Se había perdido identidad?

La identidad, lo que nos diferenciaba, estaba ahí, porque es parte de la vida de esta casa. Pero oculta debajo de mucho polvo. El mejor producto del mundo se muere si no está bien comunicado. Hay que aportarle esa comunicación, porque es la que facilita el acceso y la comprensión para que la gente lo descubra y lo comparta. Ese ha sido el trabajo. Desde que nos dimos cuenta de eso, el panorama se abrió. Siete años después, todo está encaminando hacia la coherencia total.

¿La familia fundadora apoyó los cambios?

Olivier Krug [director de la bodega y sexta generación de la familia Krug] fue el primero en abrazar los cambios y promoverlos. Yo le doy mucho valor al hecho de tener a la sexta generación en la casa. Es parte esencial de ella. Por eso espero que podamos seguir con las distintas generaciones de Krug, porque es una fuerza particular y esta casa tiene ese espíritu familiar que hay que conservar. Cuando renovamos la casa, yo les dije a los arquitectos que quería una casa familiar. Es lo que hemos conseguido.

¿Fue una presión para usted que la señalasen como la primera mujer latina en dirigir un champán francés?

Yo ya venía con un recorrido, con una experiencia y con una edad. Lo más difícil fue el primer año. El no haber encontrado la solución más rápida y haber vivido ese fracaso, porque no fue lo que esperaba. Pero aquello fue lo que me llevó a encontrar el camino, y hoy estoy muy contenta. Es fantástico, sientes la energía de que todo ha cambiado y, a la vez, nada ha cambiado. Esta casa tiene una nueva energía. Cuando puedes hacer algo que contribuye al bienestar de otros, y puedes hacer lo posible para asegurar su continuidad, es un privilegio, un regalo de la vida. La manera de devolver ese regalo es aportando todo el trabajo que asegure que la casa podrá seguir donde siempre ha estado.

Somos la única casa que nació sobrela idea de hacerun homenajeal champántodos los años

En esa transformación han apostado por la comunicación digital. ¿Fue la estrategia para llegar a una clientela más joven?

La estrategia no ha sido querer llegar a un nuevo perfil de cliente, porque habíamos perdido también mucho de nuestro público tradicional. La casa había envejecido mucho, había tomado una actitud arrogante. Detesto la arrogancia, es la herramienta de quien no tiene confianza en sí mismo. Fuimos perdiendo nuestro público y los expertos no querían saber nada de Krug. Si te distancias, se olvidan de ti. Yo, como marca de champán, tengo que decirle a la gente lo que se está tomando. Interpreté lo que la gente estaba necesitando, que querían saber la historia de su botella, porque cada una tiene un sabor distinto. Buscamos una solución y eso lo aportó el digital. En la etiqueta trasera pusimos un número, el Krug ID, que, buscado en nuestra web, muestra el recorrido de la botella. Es algo que hacemos para respetar a nuestro consumidor, no tanto para buscar nuevos.

¿Pero cree que las casas tradicionales de champán deben ser más accesibles para un público más joven?

Como productores, tenemos que hablarles mejor y mejorar nuestra comunicación. Todo el champán debe ir a copas de vino, nada de flautas, favorecer su consumo para cualquier momento. Por ejemplo, comer con champán es delicioso. Y la gente no sabe nada de eso. Hay que comunicarlo, y nosotros podemos abrir ese camino. Los jóvenes se están yendo a otros alcoholes, pero cuando crecen vuelven al vino. Y entre los amantes del vino, que cada vez son más, el champán tiene un hueco grande. Creo que a la mujer le fascina el champán. Ese es el camino hacia el futuro.

¿Cómo concibe el lujo?

Para mí, lujo significa luz. Una casa de lujo debe ser la luz que alumbre el camino a los demás. En marroquinería, la diferencia de la industria de ahora con la de hace 30 años es abismal, porque las casas de lujo han inspirado a los demás y ellas se han ido reinventando para seguir siendo esa luz. Esta casa es una luz que alumbra el camino para inspirar a los nuevos productores, a los jóvenes que entran. Pero por años comunicamos mal y nos alejamos. Somos la única casa que nació sobre la idea de hacer un homenaje al champán todos los años, el Grande Cuvée. Somos champán.

¿Qué perspectivas de crecimiento tienen?

Nuestros volúmenes hasta 2025 ya los conocemos. La responsabilidad es calcular bien los tiempos para que los champanes lleguen al mercado en su máxima calidad. Prevemos un crecimiento lento en volumen y más rápido en valor, pero no tenemos presión. Debemos seguir esta nueva línea, el grupo nos apoya. Tenemos que ser coherentes con nuestra visión y no alejarnos de esa línea.

Source link

En camino hacia la vendimia francesa | Mi dinero

En estos días, sale hacia Francia el grueso de los trabajadores agrarios españoles que participan en la campaña de la vendimia. Estos temporeros se desplazan al país vecino en busca de unas ventajas económicas y sociales que desgraciadamente no abundan en el sector agrario en España.

La concurrencia de españoles a la vendimia francesa suele ir paralela a la situación económica en nuestro país y en los últimos años, con la crisis, que se ha cebado especialmente con los trabajadores agrarios, el contingente español se ha venido manteniendo en torno a las 15.000 personas. A lo largo de unos 35 o 40 días de trabajo, obtendrán un salario diario que variará en función del departamento francés en el que vendimien y la categoría profesional con la que sean contratados, pero en ningún caso será inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (SMIC) francés, fijado en 9.76 euros/hora. Además, si su jornada supera las 35 horas semanales, cobrarán horas extraordinarias con importantes mejoras salariales. Para redondear el atractivo que supone la vendimia francesa para los temporeros españoles, el trabajo en la campaña genera además unos derechos sociales por cotizar en Francia que permiten acceder a ciertos subsidios familiares y otras ventajas.

La vendimia francesa se ha convertido en un paliativo para familias que el resto del año tienen que lidiar con las malas condiciones laborales que se están dando en el campo español. Así, pasan de la vendimia francesa, regulada y respetuosa con los derechos y condiciones laborales de los trabajadores a otra situación que tristemente se caracteriza por los continuos incumplimientos de los convenios colectivos (en el caso de que exista convenio en el ámbito), la proliferación de la contratación a través de empresas de trabajo temporal, el fraude empresarial en la declaración de las jornadas reales que trabaja el temporero, etc.

El sector agrario genera cerca del 9% de la actividad empresarial de España, con ventas por un valor de 46.807 millones de euros y con exportaciones por 16.371 millones, el 6% del total. Sin embargo, apenas emplea al 4% de los trabajadores en activo, unas 774.500 personas, y sistemáticamente es uno de los sectores con mayor paro de nuestro país, con 169.542 desempleados en junio de este año. El empleo agrario en España se caracteriza por su precariedad, inestabilidad y carácter estacional, ligado a las campañas agrícolas y a los vaivenes de factores climatológicos. Por lo tanto, el paro en el sector tiene un carácter estructural y requiere medidas específicas y urgentes para potenciar el empleo.

Mientras que la industria agroalimentaria es pionera en tecnología y es uno de los sectores con mayor proyección de crecimiento en la producción y exportación, el campo no termina de asentarse porque no es un objetivo prioritario para el Gobierno. Y a ello se suma la desidia de las distintas Administraciones. El sector agrario ha de potenciarse desde una perspectiva industrial, y para ello necesita apoyo institucional y políticas activas de empleo que garanticen empleos estables con condiciones dignas.

Es necesario acabar de una vez por todas con la lacra que supone la economía sumergida y el empleo no declarado en el sector. Por ello es necesaria voluntad política por parte de las administraciones para implementar medidas efectivas contra el empleo sumergido y el incumplimiento de los convenios colectivos, incrementando la inspección de trabajo en el campo y aumentando las partidas presupuestarias necesarias para luchar contra estos problemas. También es necesaria una modificación urgente en la normativa relativa a las altas en la Seguridad Social y la declaración de las jornadas de trabajo reales, ya que la actual abre las puertas al fraude por los empresarios en perjuicio de los trabajadores, al no declarar todas sus jornadas y, por consiguiente, no cotizando por los días efectivos trabajados.

Consideramos la agricultura como un sector básico para el desarrollo de la economía de nuestro país, con una gran capacidad de generación de riqueza y de empleo, y por ello, no entendemos que sus trabajadores se vean sumidos en la precariedad laboral y salarios bajos. Exigimos del Gobierno y las distintas administraciones una reforma urgente del sector para consolidar esta industria y dotarla de futuro, dignificando el empleo de sus trabajadores.

Pedro L. Hojas Cancho es secretario general de UGT FICA.

Source link

Planes locos para hacer una vez en la vida | Fortuna

Trolltunga es uno de los acantilados más fotografiados y famosos de Noruega. A 1.100 metros sobre el nivel del mar, parece flotar sobre el lago Ringedalsvatnet. Esta fantástica roca, cuyo saliente horizontal se conoce como la lengua del troll, atrae a miles de personas, muchas de ellas incondicionales de la moda de hacerse selfis en lugares peligrosos, y Trolltunga puede ser hasta mortal si no se presta atención a la naturaleza. La mejor época para subir es entre mediados de junio y mediados de septiembre.

Visitar un campo espacial para sentirse como un astronauta

Space Camp
Niños en el Space Camp de Turquía.

Casi todos hemos soñado alguna vez con ir al espacio. Mientras se nos hace el milagrito y para sentirnos lo más parecido a un astronauta, podemos visitar el Space Camp de Turquía, cerca de Izmir, la antigua Esmirna. Es uno de los tres únicos campos espaciales del mundo con programas interactivos –cuentan con simuladores supervisados por la NASA– para niños, adultos y familias. Tours y programas desde dos días, previa reserva.

Los estadios de fútbol, un ‘must’ imprescindible en la agenda de viaje

Estadio Santiago Bernabéu
Turistas hacen cola para visitar el Estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. Getty Images

Los grandes estadios de fútbol ya no son meros templos deportivos, sino auténticos museos que atraen a forofos y mitómanos de todo el mundo y a curiosos que anotan los campos más famosos –Bernabéu, San Siro, Maracaná, Wembley, Camp Nou– como una visita turística obligada en su agenda de viaje. El museo del estadio del Real Madrid, el Santiago Bernabéu, está entre los más visitados de España, solo por detrás del Prado y el Reina Sofía.

Arranca la Liga y recorrer los rincones por donde pisan las estrellas blancas o el escenario de las grandes gestas merengues no tiene precio. Bueno, sí, 18 euros el tour del Bernabéu, que incluye, entre otros, panorámica del estadio, la sala Mejor Club de la Historia –donde se exponen las 11 copas de Europa del vigente campeón de la Champions–, sala Sensaciones, terreno de juego, palco presidencial, vestuarios, túnel de jugadores, banquillos, sala de prensa y tienda. La visita al Camp Nou cuesta 20 euros.

Las luces de la ciudad, un atractivo turístico en alza

Empire State
Juego de colores en el Empire State Building.

¿Quién dijo que de noche todos los monumentos son pardos? Las luces cuentan mucho y el turismo de iluminación es una tendencia más para recorrer el mundo y conocer el patrimonio de las ciudades de noche. Las luces del Empire State Building de Nueva York son famosas por su juego de blancos y cambio de color, controlado digitalmente en tiempo real, que permite resaltar los detalles arquitectónicos del mirador más famoso del planeta.

Shikoku Henro, el peculiar Camino de Santiago japonés

Shikoku Henro
Peregrinos hacen el Shikoku Henro, en Japón. Getty Images

Japón tiene su propio Camino de Santiago, y para familiarizarse con él puede visitar la exposición Camiño de Shikoku, hasta el 24 de septiembre, en el Museo de las Peregrinaciones de la capital gallega. Una muestra de la historia y espiritualidad de esta ruta de peregrinación, conocida como Shikoku Henro. Un trayecto de 1.200 kilómetros lleno de leyendas, que se dividen en cuatro etapas por las que debe pasar el peregrino y en las que se deben visitar 88 templos.

Propuestas gastronómicas

Del campo al plato: ¡insectos para comérselos!

Entomofagia

Chapulines (saltamontes), escamoles (larvas de hormiga), escorpiones, gusanos y otros insectos son parte de la cultura culinaria de México –desde tiempos prehispánicos–, Tailandia, China o Japón, y la entomofagia (ingesta de insectos) está de moda en Europa. Olvide sus prejuicios, atrévase, pruebe y descubra nuevos manjares.

Los vinos checos plantan cara a la cerveza

Moravia
Vendimia en la región checa de Moravia.

La fama de la cerveza checa eclipsa uno de los productos más desconocidos de la República centroeuropea: el vino. Un aliciente más para viajar a este bonito país en septiembre y octubre, durante la vendimia, practicar enoturismo, participar de sus fiestas, recorrer las bodegas de Moravia y Bohemia y probar sus excelentes caldos.

Source link

Estilo: Guillermo Penso, entre viajes y una apacible vida en el campo | Fortuna

Nació en Caracas (Venezuela) en 1982, pero la vida de Guillermo Penso ahora no se entiende sin Navarra, donde en los años noventa se afincó su familia y de donde procede su padre, a 15 kilómetros de Pamplona, para montar una bodega, Otazu. Se trata de un antiguo château francés de 1840, donde elaboran vino con las variedades de cabernet sauvignon, merlot, chardonnay y tempranillo.

Es ingeniero de Telecomunicaciones, especialista en nanotecnología, tiene un doctorado en filosofía y vive desde 2013, cuando no está viajado por el mundo vendiendo vino, alejado de la gran urbe, entre viñedos, más de 110 hectáreas de extensión, rodeado por la bella compañía de una iglesia románica del siglo XII, una torre palomar y dos palacios renacentistas del siglo XV.

En este entorno el tiempo se para, además le acompañan las obras de arte, ya que es un gran coleccionista de piezas contemporáneas, entre las que se encuentran dos impresionantes Guardianes de Xavier Mascaró.

Asegura que tiene buen olfato para el arte, “es como la Bolsa, tiene que ver con la intuición, es una buena opción para invertir, pero lo que deseo es compartirlo, una obra artística tiene que ser observada”, afirma Penso, que define su vida como austera y sencilla, sin grandes lujos. El mayor de ellos es, sin duda, poder dedicarse a lo que más le gusta: hacer vino.

Arte para vivir

Vive rodeado de arte. Penso trabaja rodeado de obras de Ai Wei Wei, Anish Kapoor, José Manuel Ballester, Secundino Hernández, Rafael Barrios, Jim Dine, Jaume Plensa, Olafur Eliasson o Daniel Canogar, entre otros. Es un coleccionista obsesionado por tener una pequeña pinacoteca coherente. Desea que siga creciendo, como valor añadido a la bodega que dirige, pero no desea acumular por acumular.

Un capricho

Asegura que el último capricho que se ha dado a sí mismo ha sido, tampoco podía ser de otra manera, una botella del vino estadounidense Quilceda Creek, cabernet sauvignon 2005, al que el crítico de vinos Robert Parker le concedió cien puntos, y cuyo precio ronda los 280 euros. Todas las compras las realiza por internet. “Paso nueve meses al año viajando, por lo que cuando regreso a la tierra, no salgo del viñedo”.

Todo natural

Si tiene que elegir su menú ideal no sabría qué elegir. “Es complicado reducir las cosas que más me gustan en la vida a una única elección”, explica Penso. Pero puestos a seleccionar se queda con unos espárragos blandos de Navarra, y si tiene que optar por un vino, que tiene que ser de acompañamiento de la citada planta, se queda con un Vitral de la añada de 2009 de Otazu, elaborado con cabernet sayvignon y tempranillo.

La Antártida

Uno de sus sueños es bucear en las cuevas de hielo de Antártida. “Me paso el día viajando con la bodega, ya que tenemos abiertos 36 mercados, por los que los viajes de placer tienen que ver con sitios remotos, donde practicar una de mis pasiones, el buceo”, explica Penso. Otros sitios pendientes por explorar son las minas inundadas de Suecia y la cueva de Ordinskaya en Rusia, o hacer muck diving en Papua Nueva Guinea.

Lecturas

Estructura sus lecturas por temas. “Puede que una temporada me dé por leer libros sobre mecánica cuántica y la relación con la teoría epistemológica de Kant”, señala el bodeguero, quien asegura, en este sentido, que hace poco compró unos Golden Doodles, hecho que le llevó a leer libros de entrenamientos de perros. También le gustan las novelas de suspense que enganchan y se puedan leer a intervalos.

La mejor fragancia

Las marcas a las que es fiel tienen que ver con restaurantes y, por supuesto, con vinos. Frecuenta para comer 99 Sushi Bar en Madrid, y el Bidea 2, en Navarra. En cuanto a vinos disfruta con Archery Summit, de Willamette; Alpha Omega, de Napa; Chateau D´Yquem, Cuna de Tierra, de México o Karas, de Armenia. Asegura que renuncia a usar perfume, debido a la pureza olfativa que requiere su profesión. La viña es la mejor fragancia.

 

Source link

De trogloditas por el Loira | Fortuna

Majestuosos castillos renacentistas, extraordinarios viñedos e imponentes puentes proliferan y embellecen ambas orillas del Loira, el gran río francés que da nombre a la región de Pays de la Loire (Países del Loira), al oeste de Francia, y una de las dos en que se divide el extenso valle homónimo.

Desde Nantes, su bonita capital, se pueden hacer numerosas rutas para descubrir pintorescos pueblos, antiguas abadías llenas de rocambolescas historias, extrañas construcciones trogloditas u originales rutas ciclistas en una bodega subterránea.

Entre tanto castillo y cuidados jardines le sorprenderá encontrarse en medio de un delicado jardín japonés y, si quiere repasar algún capítulo de la historia, dese una vuelta por Puy de Fou.

La perla medieval del ducado de Anjou

Saumur
Un rincón de la localidad medieval de Saumur. Cinco Días

El castillo de los duques de Anjou ofrece una de las mejores vistas de la localidad medieval de Saumur, la perla de Anjou. Su casco histórico, en la parte baja de la ciudad, invita a callejear sin prisa para descubrir sus animadas vías góticas, estrechas y empedradas.

En la plaza de Saint-Pierre reconocerá las casas antiguas por los típicos entramados de madera de sus fachadas.

Un plus. En este lugar, los sábados hay un concurrido mercado donde podrá degustar o comprar productos locales recién traídos de la huerta o del río o tomarse un espumoso y comer en cualquiera de los locales de la zona, como el bistró de La place. Descubra los alrededores de la ciudad y el Loira más vintage a bordo de una combi Volkswagen, la legendaria furgoneta de la marca alemana. Desde 29 euros por persona.

Más que una experiencia religiosa

Abadía
Abadía de Fontevraud. Cinco Días

Una gran explanada sin más testigos que el cielo y el suelo alberga la Real Abadía de Fontevraud, cerca de Saint-Nazaire y a poco más de media hora desde Saumur, uno de los mayores y mejor conservados recintos monásticos medievales de Europa.

No podrá evitar sobrecogerse al contemplar su majestuosidad arquitectónica, sobre todo si llega al atardecer. Construida entre 1110 y 1119 y muy ligada a la realeza, allí está la tumba, entre otros, de Ricardo Corazón de León. Pasó a ser una de las cárceles más temidas tras la Revolución.

Patrimonio vivo. El recinto acoge conciertos, exposiciones y un amplio programa cultural –también para niños–, hotel y un restaurante con estrella Michelin dirigido por Thibaut Ruggeri, que merece la pena probar aunque solo sea por el espectacular ambiente.

A pie o en bici entre cavas subterráneas

Bodega subterránea
Interior de la bodega subterránea de Bouvet-Ladubay. Cinco Días

Desde el macizo central hasta el Atlántico, el curso del río Loira es celebre por su cantidad de viñedos y bodegas. Allí se dan algunos de los vinos blancos más afamados del mundo, como el sauvignon, el sancerre y el muscadet, y es una de las regiones donde hacer una ruta enológica o visitar una bodega es casi obligatorio.

Una bodega única. La Maison Bouvet-Ladubay es una cava subterránea con 166 años de historia. Construida bajo los restos de la abadía de St Florent, en la pequeña localidad de Maine-et-Loire, tiene 8 km de galerías excavadas en la roca. A pie (4 euros) o en bici (8), tendrá la oportunidad de vivir, entre esculturas que remedan obras antiguas, las etapas del proceso de vinificación tradicional rodeado de más de 1.000 barriles de espumoso y terminar la visita con una cata.

Un viaje a las profundidades de la tierra

Medusas
Recreación de medusas en Le mystère des faluns. Cinco Días

“Érase una vez, en el actual territorio de Doué la Fontaine, hace 10 millones de años…”. Así empiezan los cuentos y una gran fábula parece la historia de Les Perrières y el misterio de los faluns (Le mystère des faluns), un tipo de roca local.

Este sitio geológico está lleno de cuevas –es una de las mayores extensiones trogloditas de Europa– al que se accede para contemplar una maravillosa recreación del lugar cuando el hombre ni siquiera existía y un mar poco profundo, poblado de tiburones blancos, ballenas, y otras especies, lo cubría.

Una duna submarina. Bajo el efecto de las mareas se estratificó una duna submarina donde se fosilizaron los animales. Esa fosa es el yacimiento del falun que luego se usó como material de construcción y las cuevas son fruto de esa extracción. Entrada, 13 euros adultos.

Un relajante paseo entre pagodas y bonsáis

Jardín japonés
Jardín japonés de Maulévrier. Cinco Días

Más de un siglo contemplan el Parc Oriental de Maulévrier, el mayor jardín japonés de Europa, como acreditan sus 29 hectáreas de superficie. El parque, construido a los pies del castillo de Colbert, fue un capricho de la hija del propietario del château, hecho realidad por su marido, Alexandre Marcel, un notable arquitecto orientalista. Inspirado en los jardines del periodo Edo, el parque, con un espléndido lago, es un remanso de paz.

Serenidad oriental. A la exuberante vegetación, con numerosas especies arbóreas –reconocerá las típicas tallas japonesas– y plantas, se une la serenidad que aporta la típica arquitectura asiática –pagodas, puentes, templos–. Si va por la noche añadirá romanticismo a la visita. El parque alberga, además, una gran colección de bonsáis. Entrada, 7 euros pase de día, 10 de noche.

El espectáculo de los episodios nacionales

Circo romano
León en el circo romano del parque temático de Puy du Fou. Cinco Días

Cuatro décadas cumple este gran escenario de la historia en el que nada es de cartón piedra. Puy du Fou es un singular parque de espectáculos en directo, buena parte de ellos relacionados con la historia de Francia.

Sobre un bosque de 50 hectáreas en el pueblo de Les Epesses surgen recreaciones reales de poblados vikingos, circos romanos o ciudades medievales. Allí se libraron heroicas batallas de la Guerra de los 100 años, la Revolución Francesa o de las dos guerras mundiales. Más de 60 espectáculos con programas diurnos y nocturnos.

Nos gusta. Los cinco hoteles temáticos que tiene el parque, ideales para ir con niños e instalarse en un viejo palafito, una villa romana, un castillo medieval o una antigua tienda de campaña de las que usaban las casas reales para sus encuentros diplomáticos.

Guía para el viajero

Rocaminori
Hotel Rocaminori, cerca de Anjou. Turismo de Anjou

Cómo ir. Vuelo directo Madrid-Nantes (1 hora 30 minutos) con Iberia Express desde 57 euros, trayecto en agosto. La low cost de Iberia está considerada como la más puntual del mundo y ofrece a bordo una variada carta menú de temporada y de pago. En Nantes, lo mejor es alquilar un coche hasta Fontevraud (2 horas).

Dónde dormir. Viva la experiencia de pernoctar en un hotel troglodita como el Rocaminori. Un original establecimiento en Rochemenier (Anjou), con habitaciones cuevas excavadas en la roca y unidas por pasadizos, desde 125 euros noche.

Dónde comer. En el château Colbert. En lo alto de una colina, este castillo del siglo XVIII tiene a sus pies el bello jardín japonés de Maulévrier. La propiedad dispone de huerto donde se cultivan verduras y hierbas aromáticas que proveen al restaurante. Menú desde 32 euros.

Source link