Las grandes compañías, por fin, estrenan furgoneta | Compañías

Los empleados de las grandes empresas españolas tienen motivos para estar contentos. Aunque cada una a su ritmo, las compañías están actualizando las flotas de vehículos comerciales, que cuentan con una antigüedad media de 12 años.

Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) revela que en los primeros ocho meses del año las empresas fueron las que compraron el mayor número de automóviles para reparto y desplazar a sus empleados, 69.756 (el 18% más), de un total de 132.309 matriculaciones.

Las saludables expectativas de negocio es lo que las ha impulsado a renovar esta herramienta de trabajo, uno de los gastos más elevados para las compañías.

El miedo al parón de la actividad, debido a las restricciones de acceso a las ciudades de los vehículos más contaminantes en los momentos de máxima polución, también las ha hecho más preventivas. “Muchas compañías están comprando, en paralelo, vehículos de pocas o cero emisiones junto a los de combustible”, comentan en la asociación de concesionarios, Faconauto.

En los ocho primeros meses del año, las sociedades compraron 69.756 coches, un 18% más que el año pasado

Era cuestión de tiempo, porque a estas alturas la mayoría de las compañías han echado cuentas y ya tienen en marcha planes de movilidad sostenible para ahorrar. “Los clientes han empezado a demandar modelos de menor consumo de combustible y gastos de mantenimiento”, afirman en el grupo PSA.

“La selección de vehículos de empresa se ha profesionalizado mucho y esto se ha traducido en la elección con unos criterios más económicos”, añaden.

Coches más baratos, más pequeños, utilitarios, compactos, de menor potencia, dotados de geolocalizador (para controlar las rutas) y dispositivos de medición de consumos es ahora el prototipo preferido por las más grandes, donde de momento el diésel sigue siendo la estrella.

En los primeros ocho meses de año, los vehículos comerciales ligeros (microvan, pickup, derivados del turismo) han sido los grandes protagonistas, destacan en Faconauto. Suponen el 57% de las matriculaciones, seguida de las furgonetas de menos de 3.500 kilos de peso, con un 24%. Las más demandadas por las empresas son las de la marcas Peugeot, Citroën, Renault y Ford.

Iberdrola es una de las compañías que tiene entre sus objetivos prioritarios crear una flota integrada por vehículos eléctricos e híbridos enchufables, aunque de momento predominan los de combustible .

Con un parque de 2.033 vehículos, tiene 28 eléctricos y cuenta con un servicio de carsharing eléctrico, gracias al cual casi 350 empleados pueden realizar gestiones en Madrid, Bilbao, Valencia y Barcelona con autos más limpios.

En la eléctrica, donde prima la evaluación técnica (emisiones de CO2, consumo, etc.) sobre el precio a la hora de elegir, se inclina por los modelos: pickup, Ford Ranger, por su capacidad técnica, Clio, Kangoo y Kadjar, de Renault; y Partner 208 y 308 de Peugeot, entre otros.

En cifras

• Ventas. En 2018, las empresas comprarán 113.487 vehículos comerciales, de acuerdo con la estadística de Faconauto (agrupación de concesionarios de coches).

• Precio. El precio medio en 2016 de los vehículos para trabajar se situó en los 24.869 euros, lo que supone un crecimiento de un 6,4%, según Faconauto.

• Seguridad. El dispositivo manos libres es el más extendido entre los comerciales, presente en el 50% de los autos.

• Diésel. Pese a la demonización del diésel, estos son los preferidos para las flotas de las empresas acaparando el 90% de las matriculaciones, aseguran en Faconauto.

• Gasolina. Hay un cierto desplazamiento hacia los vehículos de gasolina, explican en Ganvam (asociación de vendedores) . En lo que va de año, las matriculaciones crecieron un 75%, aunque aún está lejos del trono del diésel.

En Calidad Pascual el dieselgate ha marcado un antes y un después. Cuenta José Carlos Espeso, coordinador de movilidad sostenible, que “hablar actualmente de coches híbridos es más corriente, pero hace seis años era más atrevido”.

En 2011, esta compañía sustituyó 600 vehículos diésel por tecnología híbrida y en estos momentos es un mix de eléctricos, híbridos y gas licuado. Utilitarios, 4×4, berlinas y, principalmente, los compactos representan el 70%, son los modelos más utilizados.

El auge de la compra de productos online ha impulsado la venta de furgonetas de reparto y prueba de ello es que “son los comerciales que más crecen, casi un 27% frente a 2016”, asegura Herrera. “Ahora hay mucha paquetería pequeña y esto implica tener vehículos más pequeños y compactos”, dicen en Seur.

Las restricciones de acceso al casco urbano por la contaminación también ha sido un hándicap para estas empresas. En Seur, el 73% de sus vehículos cumplen con la normativa europea medioambiental (Euro 5 y 6). Además, su flota ya cuenta con furgonetas y motos eléctricas y vehículos de gas licuado y natural, presentes en 20 ciudades.

Seur, que realiza 120.000 envíos mensuales con transporte alternativo, presume de haber reducido las emisiones un 16% el pasado año.

Más tecnología y conductores más controlados

Iberdrola
Iberdrola cuenta con vehículos eléctricos para sus empleados.

Paloma García Moreno

El GPS, que permite el posicionamiento del vehículo en todo momento, y el navegador incorporado son habitualmente los elementos más solicitados por las grandes empresas para sus flotas en busca de la eficiencia.

La implantación de los dispositivos telemáticos permite construir una tarifa más ajustada y obtener mayor valor añadido, es un privilegio de las más grandes. Prueba de ello es que únicamente lo incorpora algo más del 14% de los comerciales, recoge Faconauto.

Las más pequeñas se sirven del móvil, donde pueden acceder a aplicaciones como Google Maps o Waze. Es más, según el Observatorio del vehículo de empresa de Arval, el 48,3% de los coches comerciales hacen la planificación de rutas con el móvil.

“Ambas brindan la oportunidad de mejorar la eficiencia y los costes de la compañía”, dicen en la aseguradora Axa, pero el navegador, que puede ir oculto, permite al gestor de flotas controlar y administrar en tiempo real las horas de conducción del empleado; regular los descansos; proporcionar el historial del conductor, así como ejercer un efecto psicológico en el conductor.

Por otra a parte, la compañía puede optimizar las rutas ahorrando tiempo y consumo; localizar el vehículo en caso de robo; reducir las multas; prevenir el mantenimiento del coche y las averías, y controlar la velocidad, entre otros.

“El precio es lo que más pesa para elegir modelo”

Alfonso Nogueiro
Alfonso Nogueiro, director general de Faconauto.

Paloma García Moreno

Alfonso Nogueiro es el director general de la asociación de concesionarios de automoción Faconauto. Con estudios de Psicología en la Universidad de Santiago de Compostela, Nogueiro lleva muchos años vinculado a la automoción. Tras pasar por Citroën y Alfa Romeo, lleva siete años en Faconauto.

¿Qué pesa más en las grandes empresas al comprar, el precio o el compromiso con el medio ambiente?

El precio, no solo del vehículo, sino también de todo lo que lo rodea: seguro, impuestos, combustible, etc. Pero cada vez tiene más importancia el componente medioambiental. El sector de la automoción está muy comprometido.

Entonces, ¿por qué prima el diésel y la gasolina?

Son ya muchas las empresas que apuestan por flotas de bajas o cero emisiones. Esta tendencia irá cada vez a más, pero todavía tenemos años por delante en los que convivirán todas las tecnologías.

¿Cómo va a influir en la venta las restricciones al centro de las ciudades?

El vehículo no es un problema para la movilidad, sino parte de la solución porque complementa al transporte público. La Administración tiene que comprender que buscar mejoras en la movilidad pasa por una óptica integral.

¿Tanto ha tenido que ver en el crecimiento el comercio electrónico?

Varias situaciones explican esta explosión. La mejora económica ha permitido que muchas empresas hayan podido renovar sus flotas. Y esto ha coincidido con el bum del comercio electrónico. La renovación no podía esperar más. La crisis disparó su envejecimiento.

¿Puede hacer una fotografía del parque en los próximos años?

Se irá hacia modelos con bajas o cero emisiones, eléctricos e híbridos (gasolina y gas). Respecto a la tecnología, habrá que ver a largo plazo cómo impacta la llegada del coche autónomo al reparto de mercancías.

Source link