Unai Sordo aboga por derogar “las partes centrales” de la reforma laboral | Compañías

El nuevo secretario general de CCOO, Unai Sordo, abogó este sábado por derogar “las partes centrales” de la reforma laboral y por “dar una pensada” al Impuesto de Sociedades, para que el tipo real que pagan las empresas no esté por debajo del impuesto medio que pagan las nóminas.

Tras su proclamación como nuevo secretario general de CCOO en el 11º Congreso Confederal del sindicato, Sordo destacó en su discurso que en la organización “no renunciamos a una modificación sustancial o una derogación” de la reforma laboral, y defendió que “hay que derogar las partes centrales de esta reforma” e instaurar un nuevo marco de relaciones laborales.

“No puede ser que España tenga habitualmente el 30% de temporalidad, que precariza las condiciones sobre todo de las personas jóvenes, sobre todo de las mujeres, y cuando viene cualquier adaptación a la empresa se despide a las personas”, criticó. En este sentido, destacó que “hay alternativa, pero requiere de poder sindical”.

Sordo también apostó por revisar el Impuesto de Sociedades, desmarcándose de la cotización a las nuevas tecnologías. En su lugar, señaló que “la mejora tecnológica de las empresas se supone que va a producir mejores resultados en las empresas, va a mejorar los resultados y sobre esos resultados hay que intervenir”.

El nuevo líder de CCOO incidió en que “tenemos que salir de aquí a la ofensiva, sabiendo que el lunes nos están esperando en la sociedad, sabiendo que nos están esperando en las empresas”.

Y en estos momentos, “hay un debate presupuestario en el que hay que incidir en la actual realidad del `techo de gasto’ en el que está sometido el Estado español”, que, a su juicio, no ayuda a salir de la crisis.

Elección

Sordo ha sido elegido secretario general de CCOO tras recibir el apoyo del 88,8% de los delegados. Por su parte, la lista para la Comisión Ejecutiva liderada por él ha concitado el respaldo del 61,2% de los delegados tras lograr 451 votos favorables de un total de 737 emitidos, 208 votos en blanco y 78 votos nulos. De ella forma parte el exsecretario general de CCOO-A Francisco Carbonero, que ha sido declarado como investigado (antes imputado) en el caso de los ERE irregulares.

Unai Sordo sustituirá en el cargo a Ignacio Fernández Toxo que, a pesar de contar con la posibilidad de optar a la reelección para un tercer y último mandato, decidió no presentar su candidatura. Sordo competía en solitario por la Secretaría General de CCOO tras haberle propuesto el propio Toxo el pasado mes de marzo, por lo que su elección estaba ‘más que cantada’. El sindicalista vasco, de 44 años, venía con un apoyo casi unánime del Consejo Confederal del sindicato.

En CCOO, la Secretaría General está limitada a un máximo de tres mandatos (dos ordinarios y uno de carácter extraordinario) de cuatro años de duración cada uno.

Una ejecutiva paritaria

La nueva Comisión Ejecutiva de CCOO estará formada por 15 miembros, más su secretario general, frente a los 14 miembros con los que contaba anteriormente, de los que hasta el inicio del XI Congreso únicamente quedaban 12. Seis de sus integrantes repiten. Además de Sordo, entran nueve caras nuevas.

En concreto, la nueva Ejecutiva de CCOO estará integrada, además de por Unai Sordo, por Fernando Lezcano, Maria Cardeñosa, Carlos Bravo, Cristina Faciaben, Pedro J. Linares, Empar de Pablo, Elena Blasco, Francisco Carbonero, José Luis Gil, Francisca Gómez, Carlos Gutiérrez, Paula Guisande, Mercedes González, Mariano Sanz y María Dolores Santillana.

Los seis primeros repiten de la anterior Ejecutiva, mientras que los nueve últimos entran nuevos. En total, ocho hombres, incluyendo a Sordo, y ocho mujeres formarán parte de este órgano de dirección del sindicato. De la anterior ejecutiva no repiten Paloma López, Ramón Górriz, Javier López, José Campos, Ana Herranz, Tania Pérez y Montserrat Mir.

Entre las nuevas caras que integran la Ejecutiva se encuentra Francisco Carbonero, el ex secretario general de CCOO Andalucía, que ha sido declarado como investigado (antes imputado) en el caso de los ERE irregulares financiados por la Junta de Andalucía.

Durante su última intervención en el plenario del XI Congreso, el secretario general saliente, Ignacio Fernández Toxo, ha defendido a Carbonero y ha asegurado que “hasta donde alcanza a conocer la organización su actuación ha sido impecable”. “Estoy seguro de que se demostrará en sede judicial que su actuación ha sido impecable más allá de la consideración personal que nos merezca de cada uno de ellos”, ha asegurado.

“Nosotros con nuestros códigos éticos en la mano, tenemos razones para plantear que la sanción sindical previa a la penal ha de producirse en un estadio distinto al que está en estos momentos ese procedimiento judicial”, según Toxo.

Las otras ocho nuevas personas proceden tres de ellas de la federación de Madrid (Francisca Gómez, Carlos Gutiérrez y Paula Guisande), dos de Castilla-La Mancha (José Luis Gil y María Dolores Santillana), de la federación de Castilla y León (Mariano Sanz), de la federación de Construcción (Elena Blasco) y de la federación de Industria (Mercedes González).

Apoyo de Pedro Sánchez

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha utilizado su cuenta de Twitter para felicitar públicamente a la nueva Comisión Ejecutiva de(CCOO) liderada por Unai Sordo, y dar las gracias a su secretario general saliente, Ignacio Fernández Toxo.

En concreto, Sánchez agradecía el “compromiso” de Toxo y daba su “enhorabuena” a Sordo, a la vez que aseveraba que se necesita a la confederación sindical “fuerte”.

“Gracias por tu compromiso Toxo y mi enhorabuena a Sordo, nuevo Secretario General de CCOO. ¡Os necesitamos fuertes!”, publicó Sánchez en su cuenta.

Source link