Los riesgos de la vuelta a la normalidad monetaria | Mercados

La adopción de medidas de política monetaria a las que estamos asistiendo en los últimos años ha sido objeto de estudio y análisis desde diferentes ángulos. Y no solo por su constante repercusión mediática, sino también porque se ha puesto de manifiesto que, además de las políticas monetarias de corte clásico y ortodoxo que se venían adoptando, se han tomado otras de corte más agresivo y que podían acometerse para tratar de frenar una crisis galopante en todos los órdenes desde que se inició en 2007 y extendió con rapidez y dureza por todas las economías. La globalización ayudó a ello y al frente de la respuesta se colocaron los bancos centrales.

Cumplimos 10 años desde aquellas fechas y las dos autoridades financieras de referencia, la Reserva Federal de EE UU (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) se plantean en estos días la posibilidad de adoptar medidas que devuelvan a la senda de la normalidad sus actuaciones. Sin embargo, ninguno de los dos, aunque con un denominador común, pero con ciertos matices diferenciadores, ha iniciado el movimiento.

Es sabido que la economía es muy sensible a cambios en los tipos de interés y a los volúmenes existentes de liquidez en el sistema y que por ello cualquier nueva política o cualquier cambio en las ya existentes debe hacerse con cautela, con la emisión de señales inconfundibles y llevando a cabo los preparativos suficientes para corregir sobre la marcha cualquier perturbación que pudiera producirse.

Las gigantescas inyecciones de liquidez y las compras masivas de bonos han alterado el normal funcionamiento del sector financiero internacional y una previsible vuelta a la normalidad tendrá importantes consecuencias, por lo que ambas autoridades financieras se muestran muy cautelosas. La repercusión sobre el euro y el dólar ha sido uno de los efectos y las compañías exportadoras europeas sufren el impacto en sus cuentas de resultados.

La valoración del comportamiento de la economía internacional es dispar entre países, entre sectores y según fechas. Por ello no existe un consenso generalizado que permita afirmar ni que la crisis se ha superado ni que el crecimiento esté consolidado. Este es otro factor a tener en cuenta y que está siendo sopesado por los bancos centrales. El BCE piensa que la economía del euro va a crecer por encima de la media histórica pero que aún falta tiempo para superar los efectos tan negativos de la crisis padecida y por ello piensa que debe continuar con su política de estímulos monetarios. La Fed está iniciando otro camino.

Hay que pensar, además, que los encargos de la Reserva Federal y del BCE no son idénticos. Este último ha de ocuparse de la estabilidad de precios, de que se mantengan en una cifra próxima al 2%, mientras que aquella se centra no solo en la inflación sino también en la creación de empleo.

La Fed va a comenzar a reducir su cartera de deuda. Estamos hablando de 4,5 billones de dólares y ello impactará sin duda en los mercados financieros. Estos son un pilar básico para el crecimiento y como se ha demostrado en muchas ocasiones, capaces de causar profundas crisis. Por ello parece que la Fed se ha decantado por ir reduciendo la cartera en unos 10.000 millones de dólares mensuales repartidos entre papel del Tesoro y bonos hipotecarios. Posteriormente, esa cantidad irá subiendo paulatinamente y no resulta muy aventurado en el momento actual pensar que el plan deberá durar algo más de tres años y suponer una reducción de balance de más de tres billones de dólares. Con ello se cumplirá el objetivo pretendido. Podría haber sido más ambicioso, pero al día de hoy las economías mundiales no están tan sólidas como para aventurarse a dejar el balance a la altura de finales de 2007. Ni mucho menos. Así que el saldo final de la crisis para los bancos centrales se traduce en duplicar, al menos, su balance tras estos años.

Con el panorama que se avecina, la economía norteamericana irá poco a poco manejándose sin estímulos y habrá que permanecer muy atentos a la evolución de las grandes variables como van a ser el PIB, la inflación, el empleo y los tipos de interés, entre otros. En este sentido, la rentabilidad de la deuda a 10 años se acercará al 2,8% en los próximos meses. Esta escalada sobre las cifras actuales tendrá su repercusión sobre los precios de los bonos y de la deuda viva en poder de los inversores que registrarán pérdidas. Y esto tiene una gran importancia por sus repercusiones.

Por lo que respecta al panorama europeo, el BCE se mantiene en la estrategia de continuar de momento con el nuevo programa de compras de deuda iniciado en marzo de 2015 y mediante el cual adquiere 60.000 millones mensuales. Su balance, que ha superado en agosto los 4,3 billones de euros, no para de crecer. Para frenar esta constante escalada se precisa un crecimiento sólido y un repunte inflacionista que hoy por hoy no se está produciendo. Por ello parece que será en los primeros meses de 2018 cuando se produzca previsiblemente un frenazo al programa de estímulos y un pequeño repunte de tipos de interés.

Parece por todo ello que la política monetaria ha conseguido en gran medida los objetivos que se pretendían, pero llegado el momento de finalizar la agresiva actuación de los bancos centrales se precisan reformas estructurales en todos los ámbitos que permitan incrementar la productividad, desarrollar mercados competitivos, un uso generalizado de las tecnologías que se traducirán en eficiencia, continuar en la línea del fortalecimiento del sistema financiero y de las medidas de regulación necesarias porque podemos estar de nuevo ante la repetición de hechos del pasado. Y es que una parte importante del crecimiento en algunas economías se está registrando de nuevo en el sector inmobiliario facilitado por el crédito barato. Y si a esto unimos estímulos fiscales excesivos se puede caer, como puede ser el caso de Estados Unidos, en un mayor déficit y en tipos de interés más altos, lo que comprometerá el crecimiento.

Cecilio Moral es catedrático de Finanzas y director del máster en Finanzas de Icade

Source link

La UE da un mínimo respiro a May para evitar que sucumba al estancamiento del ‘brexit’ | Mercados

La primera ministra británica, Theresa May, ha implorado este jueves al Consejo Europeo un mínimo gesto que permita desatascar las negociaciones del brexit (salida del Reino Unido de la UE) y le dé argumentos para defenderse de las críticas que amenazan en Londres su posición.

A falta de las conclusiones definitivas, que se darán a conocer este viernes, May parece a punto de conseguir un breve respiro que le ayude a capear el temporal dentro de su Gobierno y de su partido.

Varias delegaciones, entre ellas la española, se mostraron durante la primera jornada del Consejo a favor de reconocer, como pide May, los avances registrados en la última semana.

El borrador de las conclusiones ya apunta que se han registrado “avances” y pide utilizarlos “como base” para consolidar “una posición convergente” en el mes de diciembre.

Fuentes diplomáticas advierten, sin embargo, que la posición a favor de aliviar la presión sobre May no es unánime. Y que algunas delegaciones, como la de Francia, desean mantener una posición muy dura al menos hasta diciembre, el nuevo plazo que ha marcado la UE para empezar a negociar el acuerdo sobre la futura relación comercial con Londres.

“May ha movido bastante su posición para facilitar el acuerdo”

 

May reclama antes de diciembre reconocimiento más tangible que le permita defender que la primera fase de negociación (factura, derechos de ciudadanos y frontera con Irlanda) está a punto de culminarse y se puede iniciar la segunda (acuerdo comercial), que es la que interesa a Londres.

Por suerte para May, la canciller alemana, Angela Merkel, cuya posición puede decantar el Consejo Europeo hacia un lado o hacia otro, llegó a la cumbre de Bruselas con un tono bastante favorable a Londres.

La canciller calificó como “esperanzadores” los avances logrados hasta ahora, lo que podría traducirse este viernes en unas palabras de reconocimiento a los esfuerzos de May, sobre todo, a raíz de su discurso en Florencia (22 de septiembre).

May prometió entonces saldar las cuentas del actual presupuesto de la UE (2014-2020), lo que supondría una aportación de unos 20.000 millones de euros tras la consumación del brexit en marzo de 2019. La líder británica también ofreció un período transitorio de dos años (hasta marzo de 2021) en el que estarían garantizados todos los derechos de ciudadanos y empresas europeas en Reino Unido.

May ha prodigado, además, en los últimos días las señales de socorro (el domingo telefoneó a Merkel y el lunes cenó con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker) y los gestos de buena voluntad.

Este jueves, May también publicó un largo comunicado plagado de parabienes hacia la valiosa contribución de los tres millones de europeos que residen o trabajan en Reino Unido y garantizándoles que sus derechos están garantizados y que Londres no los utilizará como arma de regateo para rebajar la factura del brexit. “El acuerdo [sobre los derechos] ya lo tenemos al alcance de la mano”, tranquiliza May en su misiva.

May ha movido bastante su posición para facilitar el acuerdo”, conceden fuentes diplomáticas, aunque piden mayor concreción en capítulos como el presupuestario. La UE insiste en que la factura de salida debe quedar clara antes de pasar a negociar la futura relación, que es la prioridad de Londres.

Pero una buena parte del Consejo Europeo considera peligroso contribuir a una posible caída de May. Su potencial relevo, el ministro de Exteriores, Boris Johnson, acrecentaría el riesgo de un brexit abrupto y sin acuerdo, que sembraría el caos económico a uno y otro lado del canal de La Mancha.

El propio Michel Barnier, negociador-jefe de la UE,  “nos ha pedido margen de maniobra para que la firmeza europea no se traduzca en un estancamiento definitivo de las negociaciones”, según fuentes diplomáticas. Barnier advirtió tras la quinta y, por ahora, última ronda de negociaciones, que el proceso se había estancado.

May también recibió la inesperada ayuda del presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, que en una entrevista con la BBC cifró la factura de salida “en torno a los 50.000 o 60.000 millones de euros”, por encima los 20.000 millones ofrecidos por May pero muy por debajo de los 100.000 millones que se han llegado a citar.

Goldman Sachs, a un paso de Fráncfort


  • A golpe de tweet, el consejero delegado de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, dejó entrever que Fráncfort ha sido la ciudad escogida para albergar parte de su plantilla en Londres tras el brexit. “Me acabo de ir de Fráncfort. Excelentes reuniones, gran clima, lo he pasado muy bien. Buenas noticias, porque voy a pasar mucho más tiempo aquí. Brexit”, aseguró en la red social, a imagen y semejanza del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

  • A falta de una confirmación oficial, el banco estadounidense sí que desveló a principios de mes que había alquilado espacio de oficinas en la ciudad alemana para cerca de 1.000 empleados. Su plantilla en Londres asciende a 6.000 personas.

  • Fráncfort se está convirtiendo en la gran beneficiada por la salida de Reino Unido de la Unión Europea y las mudanzas que planean los bancos de la City de Londres, obligados a considerar otras ciudades europeas para poder seguir operando.

Source link

Ibex 35, en directo: subidas en Bolsa aupadas por la reforma fiscal de Trump | Mercados

Con el conflicto catalán latente, las Bolsas europeas miran a otras noticias internacionales para amarrar las subidas. El Senado de Estados Unidos ha aprobado en la madrugada del viernes el Presupuesto del Estado para el año fiscal 2018, un acuerdo que allana el camino a la reforma fiscal que ha prometido Donald Trump. Los inversores aplauden la posibilidad de acuerdo (supondría una importante rebaja de impuestos para las grandes empresas) y los futuros suben con convicción: los del FTSE avanza un 0,4% y los del Dax, cerca del 0,5%. 

Sin embargo, como ocurre desde que se agravó la crisis en Cataluña, las subidas en las Bolsas europeas no tienen por qué trasladarse en igual medida  al mercado español. Los futuros del Ibex  35 apuntan a ganancias, aunque algo menores: suben en torno al 0,2%. El índice cerró el jueves como el peor de Europa y terminó la sesión por debajo de los 10.200 puntos. De finalizar la semana en este entorno, el índice del mercado español perdería un 0,6%. Y eso que ha contado con el bálsamo de la oferta competidora de ACS sobre Abertis que ha llevado a la cotización de la concesionaria a anotarse un 7,5% en la semana. La empresa presidida por Florentino Pérez, por su lado, saldará la semana con un avance del 7,5%.

La incertidumbre sobre Cataluña queda minimizada en el mercado de deuda por las compras del Banco Central Europeo: la prima de riesgo baja este viernes  casi 2 puntos, a 122,7 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 1,638%.

Además de los frentes políticos, los inversores también siguen atentos a noticias empresariales. En espera de que la CNMV acepte la oferta por Abertis presentada por ACS (a través de Hochtief) Atlantia baraja subir el precio en la opa sobre Abertis, después de que los principales accionistas de la concesionaria española dieran el visto bueno al proyecto industrial.  

Los mercados se muestran optimistas con que Trump logre, esta vez sí, apoyo en el Senado para sacar adelante la esperada reforma fiscal. Esta madrugada, la Cámara Alta aprobó un presupuesto de 4 billones de dólares para 2018, unas cuentas criticadas por los republicanos ultraliberales por considerar que se incluye demasiado gasto. El interés del Partido Republicano por aprobar cuanto antes la reforma fiscal le ha llevado a aparcar su habitual preocupación por el déficit. El Presupuesto contiene una mecanismo legislativa (reconciliación) que permitiría a los republicanos, que tienen la mayoría de los 100 asientos del Senado por un margen de 52 a 48, conseguir que el texto avance en la cámara alta solamente con mayoría simple. Una reforma tributaria por sí sola requeriría 60 votos y probablemente fracasaría.

El dólar recibe también con optimismo el acuerdo: sube un 0,3% frente al euro. La moneda europea cotiza en 1,1817 dólares. 

También van en aumento los rumores en torno al próximo presidente de la Reserva Federal, una decisión que se espera el 3 de noviembre. Jerome Powell, miembro de la junta de gobierno de la Reserva Federal, sería el candidato con más posibilidades de salir elegido, según Politico, ya que es el que genera menos rechazo para su confirmación en el Senado. Powell se considera supondría una continuidad en las políticas de Yellen, menos partidario de un endurecimiento brusco de las condiciones monetarias. 

 

 

Source link

Los jueces piden la supresión de los juzgados hipotecarios por su colapso | Mi dinero

La solución ideada al colapso judicial, especializando un juzgado por provincia para absorber todas las denuncias en materia hipotecaria, hace aguas ante la falta de recursos para asumir el aluvión de litigios que desatan los créditos bancarios. Así lo han denunciado los Jueces Decanos de España en el escrito de conclusiones de las XXVII Jornadas Nacionales que concluyeron este miércoles en Bilbao. Los jueces consideran tan grave la situación que instan a abolir este sistema a partir de finales de año para volver a repartir la carga entre todos los juzgados del país.

El colectivo judicial justifica su petición pormenorizando la situación de cada sede provincial, un informe del que se desprende que, desde su creación el 1 de junio hasta la fecha, acumulan unos 88.500 asuntos hipotecarios sin apenas recibir refuerzos. Y eso sin contar las denuncias recibidas en ocho provincias que no cuentan con datos actualizados. Sumando los casos que estas sedes tenían a comienzos de septiembre, el total de litigios sería ya de 98.677, cifra que sin duda ha sido superada en el último mes y medio.

“Y la previsión de entrada de asuntos se mantiene al alza, sin que se observe ningún indicio de que decrezca, o de que se atisbe su final”, advierten los jueces decanos, remachando que “las medidas de refuerzo” puestas en marcha “están resultando un completo y absoluto fracaso”.

Tal es la situación que los jueces decanos instan al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a dejar sin efecto el plan de juzgados especializados en materia hipotecaria a partir del 31 de diciembre, dado “que no se han puesto los medios que se preveían en un inicio”, para que a partir de 1 de enero de 2018, esos asuntos vuelvan a ser repartidos entre todos los juzgados de primera instancia de España.

En todo caso, los jueces entienden que los juzgados especializados deberían mantenerse en marcha hasta que el colapso que han provocado los litigios de consumidores contra la banca se rebaje y se hayan resuelto todos los asuntos que ya les han sido asignados.

Un colapso anunciado

Los últimos datos oficiales ofrecidos por el CGPJ revelaban que a 8 de septiembre los 52 juzgados por cláusulas suelo habían recibido ya 60.000 demandas hipotecarias (pese a que agosto es un mes inhábil), y que 24 de estas sedes requerían refuerzos.

El plan puesto en marcha en junio, que buscaba precisamente evitar el colapso del sistema judicial español ante la avalancha de demandas por cláusulas suelo y otros asuntos hipotecarios, preveía reforzar los juzgados especializados que recibieran más de 900 asuntos. Pero estos apoyos no han llegado en todos los casos, o se han demostrado insuficientes.

Así, la mayoría de sedes siguen trabajando con un solo juez (habitualmente en prácticas), pese a haber duplicado la cota que activa los refuerzos. La carga de trabajo es tal que en sus primeros meses, estos jueces solo fueron capaces de emitir un puñado de fallos.

Se da la situación de que el juzgado 101 bis de Madrid, el que más asuntos acumula de toda España, ha registrado ya 22.234 asuntos, con lo que requeriría unos 25 jueces. Sin embargo, solo cuenta con dos jueces en prácticas, el apoyo de uno de adscripción territorial y la asistencia parcial de otro que dedica el 25% de su tiempo. Completan el equipo 10 funcionarios y dos letrados de la administración de justicia en un piso de la Gran Vía en el que se acumulan los expedientes por los pasillos.

Los decanos aseveran que ya venían advirtiendo del problema y alertan de que se agravará cuando culmine el periodo de prácticas de los jueces destinados a estas plazas. Critican además la asignación de un único juzgado por provincia, sin analizar las necesidades de cada territorio. También recuerdan que en España hay 12’2 jueces por cada 100.000 habitantes, frente a los 21 de media europea, y reclaman la creación de e 250 plazas anuales durante cuatro años.

Ante la posibilidad de que las autoridades ignoren su propuesta de dar marcha atrás al plan, los decanos exigen que Justicia y el CGPJ detallen qué refuerzos concretos se pondrán en marcha para tratar de desatascar el colapso. La situación, aducen, “ha desbordado todas las previsiones” de forma que “la inmensa mayoría de juzgados especializados en toda España, están ya saturados de asuntos, con números imposibles de ser manejados” por los apenas 60 jueces destinados a las plazas especializadas.

El origen del plan

La creación de estos juzgados se puso en marcha en junio en previsión del aluvión de demandas que iba a provocar el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado diciembre, en el que exigía que los bancos indemnicen a sus clientes con retroactividad total por lo cobrado en aplicación de cláusulas suelo abusivas.

El Gobierno puso en marcha también, mediante un decreto, un sistema de negociación extrajudicial entre bancos y clientes, si bien las entidades financieras vienen siendo renuentes a abonar lo cobrado a los consumidores, lo que ha derivado a la vía judicial muchos de los casos. Hasta el punto de atascarla.

Source link

El Ibex se olvida de Cataluña con la ayuda de Abertis y ACS | Mercados

Por difícil que parezca, en la recta final de la sesión los inversores han dejado al margen Cataluña y se han centrado en las operaciones corporativas. Aunque durante gran parte de la jornada las caídas de Sabadell y CaixaBank llevaban a la Bolsa española a quedarse rezagada del resto de índices europeos, en la última hora las compras han hecho acto de presencia y el Ibex 35 concluyó con un ascenso del 0,55%. Las operaciones corporativas se producen el día de antes de que venza el segundo plazo concedido por el Gobierno central al presidente de la Generalitat para que responda al requerimiento.

Las subidas de este miércoles han tenido unos claros protagonistas: ACS, Abertis y Cellnex. Pasadas las 15.00 horas, la empresa que preside Florentino Pérez confirmaba su interés por Abertis con la presentación de una contraopa a través de su filial alemana Hochtief. La oferta con la que pretende desbancar a la italiana Atlantia supone entregar 18,76 euros por cada título de la concesionaria española. Es decir, supera en un 13,7% la propuesta de Atlantia.

Los inversores no tardaron en aplaudir la operación con la que tanto tiempo llevaba especulando el mercado. Tras la suspensión cautelar de la CNMV, Abertis regresó al mercado por todo lo alto y en los primeros compases las subidas alcanzaban el 9%, ascensos que se moderaron al cierre hasta el 7%. No obstante, esta subida es suficiente para que las acciones de la empresa que preside Salvador Alemany supera los 18,76 euros que ofrece Hochtief. A Abertis le sigue de cerca el otro protagonista, ACS, que sube un 5,17%. Más rezagado se queda Cellnex, que se anota un 0,8%, ascenso suficiente para desprenderse de las caídas que registraba durante gran parte de la jornada.

En el lado de las caídas, Siemens Gamesa retomó las caídas que imperan desde que el viernes la compañía anunciara un profit warning. Después del alto en el camino que hicieron ayer los inversores, hoy la cotizada cierra con un descenso del 1,58%. Inditex y Técnicas Reunidas se convierten en los otros dos valores más castigados de la jornada con descensos del 0,59% y 0,52%, respectivamente. Por su parte, el sector bancario consigue salvar la sesión en positivo con la excepción de CaixaBank, que retrocede un 0,13%.

El resto de Bolsas europeas se dejaron llevar por la tendencia alcista de Wall Street, que después de que el martes el Dow Jones superara los 23.000 puntos aupado por la temporada de resultados, hoy al cierre de las Bolsas europeas, revalidaban los máximos históricos. El Dax alemán se anota un 0,37%; el Cac francés, un 0,42%; el Euro Stoxx, un 0,33% mientras el FTSE británico y el Mib italiano avanzaban un 0,36% y 0,08%, respectivamente.Desde Link Securities señalan que la temporada de resultados puede ser el catalizador que estaban esperando los inversores para acelerar las ganancias bursátiles en Europa.

Aunque la Bolsa escapó este miércoles al desafío independentista, la incertidumbre que despierta Cataluña se dejó sentir en la rentabilidad de la deuda española a 10 años, que vuelve a situarse por encima del 1,6% frente al 1,55% en que concluyó el martes. No obstante, continúa lejos de los 1,78% que registró tras el referéndum del 1 de octubre. Por su parte, la prima de riesgo sube tres puntos básicos hasta los 119.

Al cierre de las Bolsas europeas, el euro retomó las subidas. No obstante, se sitúa por debajo de los 1,18 dólares. La divisa estadounidense empieza a recuperar el terreno perdido en los últimos meses ante las expectativas de subida de tipos por parte de la Reserva Federal antes de final de año.



Source link

Nace One Business Place, una plataforma que da visibilidad al comercio tradicional en internet | Compañías

El Ayuntamiento de Madrid presentó ayer la plataforma gratuita One Business Place (OBP) diseñada para dar más visibilidad al comercio tradicional en internet y dinamizar la vida de los barrios, pues según contó la empresa detrás del proyecto –la española DataCentric–, a pesar del incremento exponencial del número de dispositivos móviles y de la utilización de internet, en la actualidad el 40% de las empresas registradas en España carece de huella digital. Un hecho que las hace “invisibles para un elevado porcentaje de clientes potenciales, aun teniéndolas a la vuelta de la esquina”, señaló Antonio Romero de la Llana, consejero delegado de DataCentric y OBP. Otro hándicap para la localización de las microempresas está en la obsolescencia de los registros existentes.

El proyecto dio sus primeros pasos en 2016, tras ser seleccionado por la Comisión Europa dentro del programa Horizonte 2020 y recibir una financiación ligeramente superior al millón de euros. Su objetivo a medio-largo plazo es generar un buscador de contactos que permita dotar de una “presencia online real” a las pequeñas empresas de todo el continente.

Según Romero, Madrid es la primera ciudad europea en desplegar la plataforma, que persigue reducir la desventaja competitiva de estas empresas frente a las grandes cadenas y multinacionales. La iniciativa se presentó en el mercado de Chamberí con el apoyo de la Dirección General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento. El consistorio integrará el buscador de One Business Place en su propia página web. En España hay registrados tres millones de microempresas, de las que 500.000 están en la Comunidad de Madrid. Tras la capital española, Lisboa y Berlín serán las siguientes ciudades en incorporarse a OBP.

Los comerciantes que lo deseen deberán acceder al sitio web madrid.onebusiness.place y rellenar sus datos básicos de contacto y localización. A través de una herramienta llamad a crowd-sourcing, los datos, autogestionados por los empresarios y las entidades locales, se compartirán para atraer a nuevos clientes y crear un mapa comercial madrileño de calidad y preciso.

Los hábitos de compra han cambiado con las ventas por internet, y hay que recordar a la gente que el mercado de barrio sigue existiendo”, señaló la directora general de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento, María Concepción de Villegas, quien resaltó lo sencillo que es el proceso de inscripción para que cualquier micropyme pueda acceder a la plataforma sin conocimientos informáticos.

Romero de la Llana apuntó que la renovación del tejido ciudadano ha modificado considerablemente las necesidades y demandas de los nuevos habitantes de los barrios, así como sus pautas de búsqueda de información. Una situación que “pone en peligro”, dijo, “la supervivencia del tejido comercial más tradicional que pierde clientes a un ritmo mayor del que los gana”.

Con el respaldo a este herramienta, el Ayuntamiento de Madrid ha querido mostrar su apoyo a la digitalización del comercio madrileño, que ya arrancó con el proyecto mercado 47, una plataforma de comercio online para que pymes y autónomos de la ciudad puedan incorporar su oferta de productos y servicios en un único mercado virtual.

Devolver la vida a los barrios

Para Romero de la Llana, el proyecto no solo aporta beneficios al pequeño comercio; también a sus clientes potenciales, pues “se trata de poder un punto de encuentro que ayude a devolver la vida a los barrios y dar continuidad a sus señas de identidad”. En este contexto, destacó que OBP es la mayor base de datos de pequeñas empresas y negocios locales. “Y al ciudadano le permite descubrir todos los comercios, artesanos y servicios que hay cerca de el”.

DataCentric, la compañía que está detrás del proyecto, es una empresa familiar creada en 1994 especializada en gestionar grandes cantidades de datos. La firma, que cuenta entre sus clientes con múltiples empresas del Ibex 35 y multinacionales estadounidenses (muchas reconocidas de Silicon Valley), suministra bases de datos tanto para B2B como para B2C para usos de adquisición y captación de clientes principalmente. La compañía cuenta con más de 60 profesionales de siete nacionalidades, repartidos entre la oficina central de Madrid y Barcelona.

Romero de la Llana recuerda que con la crisis se destruyó mucho empleo de pymes, pero ahora “se está viendo resurgir mucha pequeña y mediana empresa y hay que darles armas para generar tráfico a sus establecimientos o a sus páginas web para que impulsen sus negocios”. Al pequeño empresario, destaca el directivo, le sale gratis que le encuentren. “Nuestra rentabilidad esta en DataCentric, no la buscamos en One Business Place”.

Source link

Juncker descarta mediar en Cataluña para no sembrar el caos en la UE | Mercados

Ni mediación ni independencia. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha descartado este viernes la intervención de Bruselas en el conflicto institucional entre la Generalitat de Cataluña y el gobierno de España. Y se ha manifestado claramente en contra del proceso de independencia por el riesgo de sentar un precedente que aboque a la fragmentación política y territorial del continente.

“Si perimitiéramos, aunque no sea de nuestra incumbencia, que Cataluña se independizara, otros también lo harían y eso no me agrada”, ha señalado Juncker durante una charla con estudiantes en Luxemburgo, el pequeño país del que fue primer ministro durante casi dos décadas. “No quiero que dentro de 15 años la Unión Europea esté formada por 98 Estados“, ha añadido Juncker. “Ya es relativamente difícil con 28 Estados, pero imagino que con 98 sería imposible”, remataba el presidente de la Comisión.

Juncker también ha cerrado el camino a las peticiones de mediación europea cursadas por el presidente del govern catalán, Carles Puigdemont. El gobierno alemán de Angela Merkel y el francés de Emmanuel Macron ya habían descartado esa vía. Y Bruselas se suma ahora, una vez más, a la petición de resolver el conflicto con arreglo al orden constitucional español y sin ningún tipo arbitraje internacional. “Si interviniéramos cuando una sola parte lo pide, podríamos sembrar el caos en la UE”, ha pronosticado Juncker.

La Comisión ha mediado en conflictos, pero cuando afectaban a Estados miembros, como en el caso reciente de España y Portugal (por el almacén de residuos nucleares en Almaraz) o entre Croacia y Eslovenia (por un problema fronterizo). Pero el conflicto catalán, según Bruselas, “es un asunto interno” en el que la CE no desea intervenir, salvo que lo solicitara expresamente España, posibilidad descartada por el gobierno de Mariano Rajoy.

Juncker ha reconocido su inquietud por el conflicto y ha señalado que “hace tiempo que le pedí al primer ministro español [Rajoy] que adoptará iniciativas para evitar que la situación en Cataluña se descontrolase“. A juicio del presidente de la CE, “se han tomado algunas iniciativas, pero otras siguen sin tocar”, aunque no ha concretado qué áreas debería abordar el ejecutivo español.

El presidente de la Comisión considera que el sentimiento nacionalista de una parte de la población catalana es sintomático de lo que puede ocurrir en muchos otros lugares de la UE, un club que cuenta con 75 regiones con poderes legislativos similares a los de Cataluña. “Me preocupa mucho que, a medida que vivir en comunidad se vuelve tan arduo y difícil, todo el mundo intentará algún día recordar su identidad de manera que esa identidad no pueda asociarse a otras“, ha explicado Juncker a los estudiantes luxemburgueses.

Source link

El BCE estudia una rebaja de las compras de deuda a la mitad | Mercados

El BCE anunciará en su próxima reunión del 26 de octubre los términos en que reducirá a partir de 2018 su programa de compras de deuda, ahora en los 60.000 millones de euros al mes. Y fuentes próximas a la institución que hoy citan las agencias Reuters y Bloomberg señalan que prolongará las adquisiciones durante nueve meses más, reduciendo su cuantía en al menos la mitad.

El BCE ya había insistido en que el ritmo actual de compras de deuda por 60.000 millones de euros se extenderá hasta finales de este año, a pesar de la presión de Alemania en favor de una retirada más acelerada de los estímulos. Las actas de la última reunión celebrada en septiembre revelan que el debate sobre cómo recortar la cuantía de las compras estaba ese mes sobre la mesa con dos opciones. O bien extenderlas en el tiempo en una cuantía reducida o mantener los volúmenes de compras en un nivel más elevado pero durante menos tiempo.

Según fuentes próximas a la institución que cita Bloomberg, el BCE está estudiando un recorte en la cuantía mensual a 30.000 millones de euros. Reuters apunta a un rango de compras mensuales de entre 25.000 y 40.000 millones de euros y añade que la opinión mayoritaria en el seno del BCE es aplicar un recorte importante.

En cuanto a la duración, el gran debate está en si mandar el mensaje de que el programa seguirá abierto mientras sea necesario, sin dar una señal concreta sobre su finalización efectiva para tener margen para una aplicación más prolongada en caso de que la economía empeorase, o dar en cambio una fecha de término. Así, la idea sería extenderlo hasta septiembre de 2018, con lo que se enviaría un mensaje más comprometido con la retirada de estímulos y una fecha a partir de la que ir pensando en un alza de tipos de interés.

El BCE de hecho no tiene intención de subir los tipos de interés de la zona euro, ahora en el cero, mientras esté vigente el plan de compras de deuda. Otro de los estímulos que deberá ir retirando es el tipo negativo de la facilidad de depósito, ahora en el -0,4% y que deberá volver a terreno positivo dentro del proceso de normalización de la política monetaria.

Alivio en el mercado de deuda soberana

Los nuevos detalles sobre cómo será el recorte de compras de deuda que se anunciará en octubre están provocando esta mañana la caída generalizada en la rentabilidad de la deuda soberana de la zona euro. Lejos de provocar un repunte ante la perspectiva de un endurecimiento de la política monetaria, la expectativa de que las compras se extiendan durante nueve meses más anima a los inversores a realizar nuevas compras. 

Además, la prolongación de las compras sí requerirá abandonar los límites actuales de deuda de cada miembro de la zona euro que adquiere el BCE. Ante la creciente escasez de bonos alemanes disponibles para la compra -y la restricción actual de no comprar más de un tercio de una referencia-, el BCE deberá desviarse y adquirir más deuda de otros países, por encima de las cuotas que les corresponden en el capital de la institución.

El rendimiento del bono español a 10 años desciende al 1,58%, desde el 1,642% de ayer; el del bono alemán, al 0,425% desde el 0,44% y el del bono francés, al 0,842% desde el 0,865%. Para la deuda soberana española, la prolongación de las compras, pese a su reducción, es una buena noticia en el momento de actual incertidumbre por la crisis institucional en Cataluña. La prima de riesgo y el rendimiento del bono a diez años han logrado ya regresar al nivel previo al 1 de octubre, la jornada del referéndum, en buena parte gracias a la convicción de que el BCE contiene la presión vendedora sobre la deuda de la cuarta mayor economía de la zona euro.  

Las reacciones

El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidman, no dudó el viernes en mostrar su frontal oposición a la prolongación de las compras de deuda del BCE, hacia las que siempre ha mostrado fuertes reticencias.”No veo necesidad de continuar dándole a la rueda de la política monetaria y eso haremos si se continúa con las compras mensuales”, declaró el viernes desde Washington.

Las divisiones en el seno del BCE quedaron claras el viernes. Frente a las críticas de Weidman al programa de compras, el vicepresidente de la institución, Vitor Constancio, defendió que el programa de compras ha sido “muy importante” para estimular la economía de la zona euro.

El recorte que estudia el BCE para sus compras de deuda –a 30.000 millones de euros al mes durante nueve meses más según Bloomberg– tendría un efecto neutral sobre el mercado, según estimaciones de Citi. Por el contrario, una rebaja a 20.000 millones mensuales durante solo seis meses elevaría el rendimiento del bono alemán en 24 puntos básicos.

Source link

Bruselas celebra el nacimiento de un gigante europeo de las autopistas | Compañías

Luz verde oficial, definitiva y sin condiciones de la Comisión Europea a la compra de la compañía española de autopistas Abertis por parte de su rival italiana Atlantia. Tras una revisión del expediente, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha concluido que la operación no plantea problemas porque “el mercado europeo de las concesiones de autopistas seguirá siendo competitivo”.

Vestager no oculta su satisfacción por el hecho de que la operación pueda suponer el nacimiento de un gigante europeo en un sector con claras implicaciones transfronterizas para la futura gestión de los sistemas de peaje en las redes europeas.

“Juntas, Atlantia y Abertis serían las mayores empresas gestoras de autopistas de peaje, no solo de Europa sino del mundo”, destaca la comisaria danesa en el comunicado oficial sobre la autorización.

En Europa existen 63.200 kilómetros de carreteras con peaje y un tercio (22.000 kilómetros) están gestionados por operadores privados, según datos facilitados por Abertis. Pero a tendencia general apunta hacia un sistema de peaje en la sombra, incluso en las carreteras convencionales, que garantice la fluidez del tráfico y el principio de que “quien contamina, paga”, con recargo en función del tipo de vehículo y de los kilómetros recorridos. En ese contexto, los operadores de servicios de peaje electrónico contarán con una importante oportunidad de negocio.

Tanto Abertis como Atlantia están bien situadas en ese mercado. Abertis gestiona más de 1.7000 kilómetros de autopistas en España y más de 2.000 kilómetros en Francia. Su presencia es menor en Italia, con poco más de 200 kilómetros. Pero Atlantia gestiona en el país transalpino el potente sistema de peaje Telepass y su principal accionista, Edizione, controla también Autogrill, uno de los principales gestores europeos de áreas de servicio en autopistas.

A pesar de la potencia de las dos empresas, la fusión ha logrado pasar el tamiz de la dirección general de Competencia sin ningún problema. El departamento de Vestager ha comprobado que “el solapamiento geográfico entre las redes de Atlantia y Abertis es muy limitado”. Competencia, además, considera que existen otros grandes operadores con capacidad para plantar cara al nuevo gigante. Y en cualquier caso, según la CE, la concesión de autopistas es un mercado muy regulado, lo que permitiría a las autoridades nacionales intervenir si detectan que el nuevo operador estrangula la competentica o eleva desproporcionadamente los precios.

El plazo de aceptación de la opa, que fue autorizada este lunes por la CNMV, se extiende hasta el próximo 24 de octubre. El consejo de administración de Abertis deberá pronunciarse las próximas semanas sobre la oferta de Atlantia.

Mientras tanto, el grupo constructor ACS, que ha reconocido su interés por Abertis, tiene de plazo hasta el próximo jueves para presentar un opa competidora.El consejo de Hochtief, su filial alemana, se reune el próximo miércoles para abodar una contraopa, a través e una ampliación de capital. Por su parte, Atlantia está preparada para elevar su oferta por Abertis hasta 18 euros por acción si hiciera falta, como informó CincoDías. La oferta presentada, valoraba Abertis en 17.000 millones de euros (cerca de 17 euros por acción).

El regulador chileno 
El regulador en materia de competencia en Chile, denominado Fiscalía Nacional Económica (FNE), ha autorizado la opa de Atlantia sobre Abertis, según una comunicación remitida a la CNMV, Al formalizar su opa sobre Abertis, a mediados de junio, Atlantia ya informó de que debía obtener el visto bueno de diversos reguladores nacionales, entre ellos el de Chile.

Y es que Atlantia controla en ese país la Ruta 5 Sur entre Río Bueno y Puerto Montt y, mediante el grupo Costanera SpA -sociedad de la que controla un 50,01% del capital- las siguientes utopistas: Costanera Norte, Vespucio Sur, Acceso Nororiente a Santiago, acceso al aeropuerto Arturo Merino Benítez, y Autopista Litoral Central. Por su parte, Abertis controla en Chile la Ruta 68, entre Santiago y Valparaíso, y la Ruta 78, entre otras.

 

Source link

El Ibex concluye la semana de la independencia con un alza del 0,71%, ¿qué pasa? | Mercados

La semana se antojaba complicada para los inversores. Pero la suspensión de la declaración de independencia que Carles Puigdemont realizó el martes en el parlamento catalán, la unidad de las formaciones políticas constitucionales y la festividad del 12 de octubre sirvieron a muchos inversores para coger aire y sacudirse la crisis catalana. A la espera de conocer la respuesta del presidente de la Generalitat al requerimiento planteado por el Gobierno de Mariano Rajoy, la Bolsa española se mueve al compás de las declaraciones y acontecimientos políticos.

El Ibex 35 cerró el viernes con una caídas del 0,17% (10.258 puntos), en línea con las principales plazas europeas.Los ascensos registrados el miércoles actuaron de colchón y en el conjunto de la semana el selectivo español se anota un 0,71%, comportamiento similar al registrado la semana antes del referéndum catalán. Desde XTB sostienen que mientras el selectivo cotice por encima de los 10.000 puntos y no abandone esta cota en cierres semanales, el selectivo sigue conservando potencial hasta los 11.000 puntos, una vez se despejen las dudas políticas.

Las empresas vinculadas a las materias primas (ArcelorMittal, Acerinox y Técnicas Reunidas que avanzaron un 7,21%, una 1,69% y un 1,51%, respectivamente) se convirtieron el viernes en los valores más alcistas. Parte de los ascensos responden al buen comportamiento de las importaciones chinas que impulsaron a las commodities. En el lado opuesto se situaron Santander (-1,17%), Mapfre (-1,09%) y Amadeus (-0,91%).

En la semana, Dia (-9%) se convierte en el valor más castigado presa de las posiciones cortas.Por su parte, Siemens Gamesa consigue desprenderse de la tendencia bajista de los últimos meses y avanza un 5,25% semanal, solo superado por Cellnex (6,1%), que revalida los máximos anuales. La banca, uno de los sectores más castigados con la crisis catalana, salvan la semana con signo mixto. Bankinter (1%) Bankia (0,9%), Sabadell (1,4%) y BBVA (0,18%) concluyeron en positivo mientras Santander (-3,6%), CaixaBank (-1%)y registraron pérdidas.

Lo más significativo del viernes fue el bajo volumen de negociación.Este se situó en los 1.340 millones frente a la media de octubre de 3.154 millones. Los inversores esperan a conocer nuevos datos y declaraciones sobre el devenir de las tensiones independentistas antes de mover ficha.

“El hecho de que el martes se evitara la declaración unilateral de independencia con efectos inmediatos fue algo que gustó no solo al mercado sino también a algunas casas de análisis que han apostado por empezar a comprar a estos niveles”, señala Óscar Anaya, analista de Carax AlphaValue.

El jueves Deutsche Bank afirmó que el riesgo político en Cataluña estaba superado y que las caídas registradas por la renta variable española –en el último mes y medio eñ Ibex ha quedado rezagado del resto de índices– pueden ser aprovechadas para entrar en la Bolsa española. La firma mejoró su recomendación de infraponderar a sobreponderar. Días antes, la mayor gestora del mundo, BlackRock afirmó que había incrementado su exposición a la deuda española aprovechando la inestabilidad provocada por las tensiones independentistas.

A pesar del optimismo que impera entre las grandes firmas de análisis, el conflicto catalán continúa planeando. Esto lleva a muchos expertos a recomendar prudencia.Uno de ellos es Anaya que no descarta una caída adicional de entre el 4% y 5% para el Ibex.

Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, sostiene que el mercado descuenta una solución a largo plazo del conflicto catalán. “La Bolsa española cotiza con una prima de riesgo adicional que ya ha sido puesta en precio”, defiende el experto. Romero apunta que esto es lo que ha llevado al Ibex 35 a quedarse rezagado del resto de índices en los últimos meses después de un comienzo de año en el que el selectivo lideró durante gran parte las subidas.

A pesar de la volatilidad que impera en el mercado y la dilación de la crisis catalana, el director de inversiones de Unicorp Patrimonio subraya que el 70% del negocio de las empresas del Ibex se genera fuera de España.Es decir, las cuentas de las grandes cotizadas están orientadas al crecimiento global. El analista defiende que la incertidumbre política no es razón suficiente para salirse del mercado español.Para protegerse de las turbulencias Romero aconseja mayor diversificación y apuesta por el mercado global.

La estabilidad también regresa al mercado de deuda. La rentabilidad de la deuda española hace un alto a las subidas. Las declaraciones de Mario Draghi asegurando que seguirá comprando deuda durante más tiempo y la menor tensión política, por el momento, llevaron al bono español a caer al 1,6% desde 1,64% del jueves. La rentabilidad de la deuda española baja niveles de mediados de septiembre y se aleja del 1,78% que marcó el 5 de octubre. Por su parte, el riesgo país se mantiene estable en los 118 puntos básicos, frente a los 132 que registró tras el 1-0.

La prima de riesgo catalana cerró en los 313 puntos básicos, 20 puntos menos que el jueves y 46 menos que los máximos de la crisis catalana. El euro, por su parte, cotiza plano en el entorno de los 1,18 dólares.

Source link