‘Fintech’: tras el boom, viene la regulación | Compañías

“Este año promete ser el de las fintech. Primero estas empresas sorprendieron al mercado con su innovación y ahora se espera la regulación”, declara contundente Rodrigo García de la Cruz, profesor de IEB y vicepresidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI).

A datos de junio, en España este sector cuenta ya con unas 300 empresas que emplean a más de 3.000 personas. El mapa se distribuye entre compañías dedicadas a la inversión, el capital riesgo, divisas, finanzas personales, pagos, préstamos e infraestructura financiera. Las perspectivas auguran doblar las cifras en 2018.

Aunque España está viajando a velocidad de crucero (en 2015 solo existían unas 80 empresas, según Mooverang, el gestor de economía personal respaldado por la OCU), en comparación con Europa todavía le queda un gran camino por recorrer. En nuestro país se recaudaron 250 millones de euros en inversiones durante 2016, una cifra modesta comparada con Reino Unido, que levantó fondos por valor de más de 3.300 millones y ofrece 135.000 empleos.

Sin embargo, España sí destaca en la penetración de este sector en el hábito del consumidor. El estudio World Fintech Report, elaborado por Capgemini, LinkedIn y EFMA, señala que nuestro país, con un 53%, es el quinto del mundo y el primero de Europa en el que más se utilizan estos proveedores de servicios financieros. La primera posición del ranking, con un 84%, la ocupa China, seguido de India (77%) y de Emiratos Árabes (70%).

España es el quinto
país del mundo por
penetración de las tecnofinancieras en consumo

Pero como admiten desde AEFI, el punto de mira ahora está en la regulación. Incluso Mario Draghi recientemente declaró que las fintech pueden contribuir a aumentar la eficiencia del sector financiero y de la economía en general, aunque para ello ve necesaria la regulación del sector.

En este sentido, Jesús Pérez, presidente de AEFI, comenta: “Desde la asociación estamos en conversaciones con la CNMV, DGT y DGS y abiertos a trabajar con otros organismos reguladores para aunar esfuerzos que permitan a España tener una legislación y evitar que se hable de riesgos en torno a las fintech”.

En esta línea, la asociación presentó en febrero un libro blanco con propuestas legislativas para ir estableciendo unas bases normativas que ayuden a impulsar el crecimiento del sector. A su vez, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto en marcha un banco de pruebas regulatorio para controlar el desarrollo de estas empresas.

Unión bancaria

Cooperación. Un informe de Capgemini indica que dos tercios de los directivos de banca consideran que es necesario entender a las fintech como aliadas. Ejemplos de asociación son el caso del Santander y Funding Circle, por el que el banco ofrece a sus clientes acceso a la financiación entre particulares; o la gestión de carteras de Evo Banco por parte de Finizens.

Source link