Solo el 2,4% de los trabajadores tiene un segundo empleo en España | Mi dinero

Las películas españolas que reflejaban la realidad de los años sesenta en las que los padres de familia tenían dos y hasta tres trabajos a la vez son ya historia. Tampoco serviría para ilustrar la realidad laboral española actual el personaje de cómic Constancio Plurilópez, cuyas andanzas mientras iba de un trabajo a otro en un mismo día rellenaron los tebeos de finales de los setenta.

De hecho, podría decirse que, desde hace varias décadas, en España el pluriempleo es algo casi residual en el mercado de trabajo. Solo el 2,4% de los ocupados tiene un segundo empleo, según las cifras oficiales de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer semestre de 2017.

Y este bajo porcentaje de pluriempleo ha sido así prácticamente desde que se dispone de este dato, hace 15 años. La mayor tasa de trabajadores con un segundo empleo se produjo en 2005, con el 2,8% del total de ocupados. En la actualidad estamos en niveles de 2007, mientras que a mediados de 2002 fue el momento en el que menos pluriempleados hubo (1,66%).

Así, el pluriempleo en España no parece estar directamente relacionado con la salud del mercado laboral, sino más bien con una cuestión cultural.

Si se compara con Europa, España está en el furgón de cola. Solo Irlanda, Grecia, Italia y Bulgaria tienen menos porcentaje de pluriempleados. Tanto en la Unión Europea como en la zona euro el pluriempleo se sitúa en el entorno del 4% del total de ocupados;el doble que en España pero muy lejos de los niveles que alcanzan los países nórdicos, todos ellos con un porcentaje de pluriempleo superior al 8%.

En este caso, sí podría establecerse una relación entre los países con más renta per cápita, menos desempleo y con mayores niveles de ocupados a tiempo parcial y la mayor cantidad de pluriempleo.

Así, son los países nórdicos y del norte y centro de Europa los que tienen más ocupados a media jornada y donde hay más empleados con un segundo puesto de trabajo. En concreto, Holanda, donde la mitad de ocupados trabajan a tiempo parcial, está entre los países con más pluriempleados, con el 8,3% del total.

Y como era de esperar, estos países del norte de Europa con mayores niveles de pluriempleo son los que menos desempleo tienen. Todos ellos con tasas inferiores a la media europea del entorno del 8%. Es el caso de Dinamarca (6% de paro), Holanda (5,2%), Noruega (4,3%) e Islandia, que con la mayor proporción de pluriempleo de Europa tiene la menor tasa de paro (2,8%).

El nivel educativo también influye en el volumen de trabajadores pluriempleados. Así, los datos comparados de la oficina de estadística europea (Eurostat) indican que, por lo general, el pluriempleo es más común entre trabajadores más formados que entre los que tienen estudios básicos. Esto se refleja en que en la media de la UE, el pluriempleo no llega al 3% entre los trabajadores menos cualificados y supera el 5% entre los titulados universitarios. En España, más de la mitad del total de pluriempleados es titulado universitario (55%).

Pero, además de contar con un elevado nivel de formación, ¿qué perfil es el de un pluriempleado en España? Ocho de cada diez trabajadores con un segundo empleo son asalariados en su empleo principal. Y el 67% lo son también en su empleo secundario. Asimismo, el 86% de los pluriempleados trabaja en el sector servicios en su empleo principal y, aproximadamente en la misma proporción, también en el puesto de trabajo secundario.

Pocas horas

La media de horas que los trabajadores pluriempleados dedican a su empleo secundario asciende a 14,6 horas a la semana, según la EPA. Aunque existen notables diferencias dependiendo del tipo de trabajo y sector en el que se desarrolle ese empleo secundario.

Por ejemplo, aquellos cuyo segundo empleo está relacionado con la instalación de aires acondicionados o suministros de gas y electricidad o saneamiento y reciclado de residuos dedican el doble de horas, entre 20 y 33 horas semanales de media. También trabajan más horas que la media los que tienen un segundo empleo en la construcción (27 horas) o en el sector financiero y de seguros (21%), mientras que los que están pluriempleados con alguna actividad inmobiliaria o en la enseñanza destinan menos horas que la media:9% y 11%, respectivamente.

Dos situaciones diferentes

Pluriempleo. La Seguridad Social entiende que está pluriempleado el trabajador por cuenta ajena que presta sus servicios profesionales a dos o más empresarios distintos y en actividades que den lugar a su alta obligatoria en un mismo régimen del sistema. Todas las cotizaciones del trabajador se suman y cuentan para la percepción y fijación de cuantías de las futuras prestaciones contributivas de cualquier tipo. La forma de cotización de estos trabajadores se fija anualmente en la Orden de Cotización que publica el Ministerio de Empleo.

Pluriactividad. La normativa de Seguridad Social distingue el pluriempleo de la situación de pluriactividad, que es aquella por la que las actividades del trabajador por cuenta propia y/o ajena den lugar a su alta obligatoria en dos o más regímenes distintos del sistema de la Seguridad Social.

Source link

Seis comunidades se acercan a los niveles de empleo previos a la crisis | Mi dinero

La luz empieza a asomar al final del túnel. Tras diez años de crisis económica, varias comunidades autónomas se acercan a los niveles de ocupación que tenían antes de la llegada de la crisis, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística.

Antes de la crisis se alcanzó la cifra récord de 20,7 millones de ocupados. Durante los siete años siguientes, la recesión se llevó por delante 3,8 millones de empleos en todo el país, de los cuales se han recuperado en la actualidad algo más de 1,8 millones. Por tanto, únicamente se han restablecido un 49% de los puestos de trabajo y la recuperación no ha sido igual en todas las comunidades.

La alumna aventajada de la clase es, sin duda, Baleares. Se trata de la única región donde actualmente hay una mayor ocupación que antes de la crisis, debido al auge del turismo, su principal actividad económica. La comunidad balear cuenta ahora con 554.500 personas ocupadas, un 2,44% más que en el tercer trimestre de 2007, en el momento álgido del empleo.

Los peores años de la crisis económica, entre 2007 y 2014, golpearon duramente al archipiélago balear, y se perdieron unos 122.800 puestos de trabajo. Desde entonces, con la recuperación económica, la región ha logrado sumar 136.000 empleos. Sin embargo, este incremento en el número de trabajadores no se ha traducido en una disminución drástica de la tasa de paro, que se sitúa en estos momentos en el 11,5%, muy por encima del 4,6% que alcanzó en 2007.

Esta diferencia se debe a un espectacular aumento de la población activa, superior al 10% en estos siete años, en torno a 59.000 nuevos trabajadores. A nivel nacional, la población activa apenas se ha incrementado un 0,7%.

El camino que ha emprendido Baleares también lo empiezan a recorrer otras comunidades como Navarra, Canarias, La Rioja, Madrid, Murcia e, incluso, Andalucía. Estas regiones están entre el 5% y el 9% de recuperar el nivel de empleo de antes de la crisis. 

Si se atiende a las cifras del desempleo, hay cinco comunidades –Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón y Baleares– con tasas de paro en torno al 11%, bastante por debajo del 17,22% a nivel nacional, según la última EPA.

El triunfo de las mujeres

La EPA esconde una sorpresa: la recuperación del empleo está llegando de la mano de las mujeres. La encuesta señala que en la actualidad hay casi tantas mujeres ocupadas como en 2007, con apenas una diferencia del 0,25%. Tanto en 2007 como ahora, había más de 8,5 millones de trabajadoras. Sin embargo, todavía faltan 200.000 empleos para alcanzar el máximo histórico de empleo femenino, logrado en el tercer trimestre de 2008.

Esto ocurre especialmente en comunidades como Baleares, La Rioja y Andalucía. El crecimiento de mujeres ocupadas en estas comunidades respecto a 2007 es del 9,47%, del 5,79% y del 4,6%, respectivamente. Pero no son las únicas, en un total de ocho de las 17 comunidades autónomas se repite la situación de que más mujeres trabajen que antes de la crisis. La región más rezagada es Asturias, donde todavía hay un 7,20% menos de mujeres ocupadas.

Otros colectivos recuperados


  • Titulados: En la actualidad ya hay casi un millón de ocupados más que antes de la crisis con los máximos niveles de formación (universitarios).

  • Autónomos: La última EPA correspondiente al segundo trimestre de 2017 recogía la existencia de 3,6 millones de trabajadores por cuenta propia sin asalariados, lo que supone 530.000 más que en los momentos previos a la crisis. Y lo mismo ocurre con los empleadores: hay 1,1 millones, lo que supone 163.800 más.

  • Servicios: El sector terciario es el gran beneficiado, donde más empleo se ha recuperado y su peso en el PIB ha ganado cerca de diez puntos en los años de la crisis y de la recuperación. La rama sanitaria es la que sale mejor parada:tiene 342.000 ocupados más que antes del estallido de la crisis. Le sigue la hostelería, con 250.000 trabajadores más que en 2007;los profesionales científicos (100.000) y el sector educativo (92.000).

  • Mayores: La crisis se cebó en los más jóvenes y se repite el patrón en la recuperación. Ahora hay casi dos millones de ocupados mayores de 40 años más que antes de la crisis.

Source link

España gasta en desempleo la mitad que en los peores años de la crisis | Mi dinero

España llegó a gastarse en protección por desempleo 32.365 millones de euros en 2009. Aquel año esa cantidad supuso que se invirtió el doble de dinero en costear las ayudas económicas a los parados que en financiar los intereses de la deuda pública, en lo que se gastaron 17.400 millones de euros.

Esa situación se ha revertido y este año el presupuesto español destinará 32.171 millones de euros a pagar intereses de la deuda y poco más de 16.000 millones a pagar prestaciones y subsidios por desempleo.

En 2013 se frenó la sangría del paro y a finales de año empezó a crearse empleo. Esto fue el principio del constante descenso del gasto en desempleo que se viene produciendo desde entonces.

En el primer semestre de este año, el coste del desempleo se ha abaratado hasta los 8.744 millones de euros, un 8% menos que entre enero y junio del año pasado. Previsiblemente, en la segunda mitad del año se mantenga este ritmo, con lo que 2017 cerraría con una factura de gasto en desempleo que rondará los 16.000 millones de euros, por debajo de los 18.300 millones presupuestados inicialmente.

Esto se corresponde con un descenso similar del número beneficiarios de estas prestaciones, que en el primer semestre ascendieron a una media de 1.872847 desempleados, un 8,4% menos que en el mismo periodo de 2016.

Esta disminución de beneficiarios obedece, sobre todo, a la creación de casi 400.000 empleos en el primer semestre del año, según las cifras ajustadas de variaciones estacionales de afiliación a la Seguridad Social.Pero también a la corta duración de muchas de las nuevas contrataciones, lo que hace más difícil al desempleado volver a reunir los días de cotización que se exigen para cobrar la prestación contributiva.

Por estos dos motivos y debido también al agotamiento de las prestaciones contributivas de trabajadores que siguen sin encontrar un empleo y pasan a cobrar ayudas asistenciales, desde 2013 hay siempre más perceptores de subsidios que de prestaciones contributivas, algo que antes de la crisis y durante sus primeros años no ocurría.

En concreto, entre enero y junio se han registrado una media de 706.200 beneficiarios de prestaciones contributivas, frente 934.098 perceptores de subsidios asistenciales.

Sin embargo, a pesar del citado descenso de parados que reciben algún tipo de prestación o subsidio, la tasa de cobertura del sistema (parados que cobran ayudas respecto al total de desempleados registrados) se ha incrementado en el último año. En el primer semestre, dicha tasa es del 55,1%, un punto más que hace un año. Este aumento obedece a que la caída del desempleo es mayor que el descenso del número de beneficiarios.

Casi la mitad de quienes reciben una prestación contributiva llegan a esta ayuda tras la finalización de un contrato temporal, mientras que el 35% proceden de un trabajo fijo del que han sido despedidos. Esto indica que la temporalidad genera más gasto por desempleo que los despidos.

En el caso de los beneficiarios de subsidios, cuatro de cada diez son mayores de 55 años que en su mayoría han agotado la prestación contributiva y reciben esta ayuda hasta la jubilación.

El comercio, con 228.754 perceptores de ayudas en el primer semestre; la hostelería, con 182.383 beneficiarios y la agricultura, con 175.782, son los sectores económicos, que por su elevada temporalidad, generan más gasto en protección a los desempleados.

Source link

La cantidad del empleo no basta para mantener la Seguridad Social | Mi dinero

El comportamiento del empleo ha arrancado el tercer trimestre del año como terminó el segundo: con una velocidad de crucero muy elevada, a juzgar por los datos de afiliación a la Seguridad Social. En el mejor julio de los últimos once años, los afiliados ocupados se habrían incrementado en 56.222, y en 644.337 en los últimos doce meses, un 3,61%, un avance más acelerado que el de la propia actividad. Con este avance, coherente con un descenso del paro de 26.887 personas, la afiliación llega a los 18,489 millones, y se sitúa muy cerca de la marcada en diciembre de 2008, justo unos meses después de haber estallado la crisis. Con tal cantidad, la Seguridad Social, habría recuperado ya 2,4 millones de afiliados ocupados, el 70% de los perdidos durante la recesión.

El vigoroso crecimiento de los ocupados se concentra entre los asalariados (avanzan más del 4%), y aunque en julio se registra un comportamiento ligado al turismo, no cesa de crecer la actividad en la industria manufacturera y exportable, con avance del 3,6% en tasa interanual. Llama también la atención la recuperación muy fuerte que ha experimentado la contratación en el último año de las actividades inmobiliarias y la construcción, con tirones del 6% y 9% respectivamente.

Este crecimiento del empleo en el registro de cotizantes tan fuerte, superior incluso al que contabiliza la EPA, es una condición imprescindible para acercar las cuentas del sistema de pensiones al equilibrio. Pero no será suficiente. La generación de cantidad de empleo precisa también de dosis más elevadas de calidad, sobre todo en las remuneraciones, para que las cotizaciones asociadas sean suficientes para sostener las pensiones públicas. Los partidos políticos analizan ahora en el Congreso las distintas alternativas para reformar las cuentas y garantizar su viabilidad futura, a sabiendas de que el pleno empleo no será suficiente para absorber el desaforado crecimiento del gasto en pensiones. Por ello, además de elevar la remuneración del nuevo empleo, especialmente de aquel más productivo, hay que considerar elevar la carga de la Seguridad social sobre los salarios, que es de las más bajas de Europa.

Source link

El empleo mantiene el tono en julio y se concentra en los hombres | Mi dinero

Las contrataciones del mes de julio mantuvieron el buen tono en la creación de empleo. El mes pasado la Seguridad Social ganó 56.222 cotizantes lo que supuso seguir creciendo a un fuerte ritmo del 3,61% interanual, claramente por encima de lo que avanza el PIB (3,1%), según los datos facilitados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

De esta forma, el número de cotizantes recupera niveles de mediados de 2008, al contabilizarse 18,48 millones de afiliados al sistema. Si bien, en términos netos, todos los nuevos cotizantes fueron hombres, ya que se registraron 78.566 nuevos trabajadores al tiempo que el número de mujeres afiliadas se redujo en 22.343.

El Régimen General de asalariados de la Seguridad Social mantiene especialmente su vigor al avanzar a un ritmo interanual del 4,6%, mientras que por el contrario, el régimen de autónomos perdió 8.506 cotizantes en julio y registra un avance más moderado en términos anuales, con 24.077 trabajadores por cuenta propia más que hace un año, lo que representa un incremento anual del 0,78%.

La pérdida de más de 93.000 empleos en el sector de la educación generada por las vacaciones escolares se contrarrestó ampliamente con las contrataciones de la temporada estival en el sector turístico (39.253 cotizantes más); en el sector sanitario (50.584 más); en el comercio (44.388) o en las actividades administrativas (21.839).

Si bien llama también la atención el buen comportamiento registrado en la industria, con casi 14.000 nuevos afiliados en un mes que no es especialmente bueno para el empleo industrial. También el sector público mantuvo un buen ritmo de contratación, con 77.314 cotizantes más que hace un año, lo que supone un avance del 3,3% interanual. Las administraciones autonómicas concentraron más de la mitad de estos nuevos empleos, con 44.390 trabajadores más; le siguieron los ayuntamientos (21.475 trabajadores más que hace un año) y la administración Estatal (11.449 más).

En cuanto a la calidad del nuevo empleo, se mantiene la tónica habitual de este mes con el 92% de los nuevos contratos de carácter temporal. Si bien al analizar el comportamiento de la contratación con respecto a hace un año se observa que los contratos fijos crecen un 10,6%, el doble que los temporales (5,8%).

El paro sigue bajando

En cuanto a los desempleados inscritos en las oficinas públicas de empleo, continuaron bajando. Se registraron 26.887 parados menos que en junio, con lo que el total de personas sin trabajo se colocó en 3,33 millones, un 9,43% menos que hace un año. Aunque este descenso del desempleo fue notablemente inferior al registrado en julio de 2016, cuando se borraron de las listas del paro casi 84.000 personas.

Sin embargo, el paro aumentó en julio entre los menores de 25 años, con 2.283 desempleados más que el mes anterior, mientras que descendió entre los mayores de esa edad.

Este comportamiento del desempleo desde hace ya más de dos años hace que el número de beneficiarios de prestaciones por desempleo volviera a bajar en junio (este dato lleva un mes de retraso). Así, se contabilizaron 1.764.983 perceptores de algún tipo de ayuda económica por estar desempleados, un 10% menos que hace un año.

Esto genera que el porcentaje de parados con prestación siga al alza y se sitúe en 55,6% del total, casi un punto más que hace un año.

Source link

El tirón del empleo se concentra en asalariados de la industria y los servicios a tiempo completo | Mi dinero

El empleo sigue creciendo como si no hubiera mañana. En el segundo trimestre del año avanzó en 375.000 personas (4.166 ocupados adicionales cada día) y en los últimos doce meses acumula un incremento de 512.300 (1.403 cada día), según los datos revelados este jueves por la Encuesta de Población Activa (EPA). En términos relativos, el avance anual es del 2,8%, prácticamente una tasa similar al avance del producto interior bruto, y coloca ya el nivel de ocupación en los 18,813 millones: 1,8 millones por encima del mínimo del primer trimestre de 2014 en el que lo dejó la crisis, y a 1,8 millones del máximo que marcó en 2008. Este ritmo de avance es incluso superior al previsto por las autoridades económicas y los expertos, que cifraban el avance del empleo para este año ligeramente por debajo del medio millón de puestos de trabajo. El alza en el segundo trimestre es del 2,03%, y del 0,9% en tasa desestacionalizada.

Con este comportamiento de la ocupación, el desempleo ha reaccionado en consecuencia, con un desempeño incluso más abultado. En los últimos doce meses el descenso es de 660.400 personas, un 14,4%, y deja el número de parados en los 3,914 millones, por debajo del umbral de los cuatro millones por vez primera desde el año 2009. En los tres meses de la primavera el descenso ha sido de 340.700 parados, nada menos que 3.785 cada día.

Con este ajuste, la tasa de paro (número de desempleados respecto al total de activos que trabajan o buscan empleo) ha descendido hasta el 17,22%, que es la media histórica de desempleo en España. Pero para calibrar correctamente este descenso hay que compararla con el 26,94% de tasa de desempleo que registró España en el primer trimestre de 2014, cuando más arreciaba la recesión.

El descenso de la tasa de desempleo en el último año ha sido de casi tres puntos, y cierra el semestre entre los hombres con un paro del 15,64% y entre las mujeres con una tasa del 19,04%. Si analizamos el colectivo de españoles y extranjeros con doble nacionalidad, la tasa de desempleo queda en el 16,35%, y la de los extranjeros no nacionalizados en el 23,65%.

El segundo trimestre tiene un componente muy estacional en la economía, con un repunte notable en el turismo. Por ello, una muy buena parte del empleo generado en los tres meses de la primavera tiene carácter temporal: nada menos que tres de cada cuatro. Pero tomando el año completo, los últimos doce meses, el empleo temporal supone solo tres de cada cinco empleos, mientras que dos son fijos.

El tirón del empleo se ha concentrado, además, entres los asalariados (502.000 de los 512.000 nuevos ocupados), y lo ha hecho en actividades como la industria (139.500 empleados más) o en los servicios (244.100), prácticamente todos ellos en el sector privado, y muy mayoritariamente empleados a tiempo completo.

De hecho, el empleo a tiempo parcial retrocede en el último año, según los datos de Estadística. Por tanto, la ocupación muestra elevada solidez y un nivel de calidad relativamente alto, únicamente ensombrecido por el avance de la temporalidad en los tres últimos meses. Los asalariados avanzan a tasas del 3,3%, muy superior al 2,8% que aumenta el empleo agregado, mientras que los trabajadores por cuenta propia crecen solo un 0,3%, con mejor comportamiento de los empleadores que los autónomos sin empleados.

El crecimiento de los puestos de trabajo en la industria en los últimos doce meses llega al 5,6%, mientras que en los servicios lo hace al 1,7%. Esta diferencia tiene su explicación en la madurez que ha alcanzado ya el sector de los servicios, con niveles de ocupación superiores a sus máximos cíclicos anteriores, y al trasvase de actividad desde la construcción a las manufacturas exportables.

No obstante, en la construcción en el último año la mejora de la ocupación no es despreciable, pues supera el 5%, aunque en términos absolutos es todavía muy modesto.

El comportamiento del empleo ha sido homogéneo por colectivos de edad en los tres últimos meses, mientras que en el año los grupos de 30 a 39 años han perdido ocupación. Por sexo, el desempleo ha sido muy similar tanto en la primavera como en los últimos doce meses.

En términos geográficos la ocupación se comportó con bastante homogeneidad. Se incrementó en todas las comunidades autónomas, con la única excepción de Castilla La Mancha, donde registró un descenso. Los avances más voluminosos se concentraron en Cataluña, Baleares y Andalucía, tres comunidades con fuerte presencia de la actividad turística.

El 13% de los padres y el 30% de los hijos

Situación familiar. La tasa de paro de las personas que son cabeza de familia en su hogar descendió en el último año desde el 16% al 13,8%, mientras que la tasa de paro de sus hijos continuó en el 30,6%; no obstante, descendió cinco puntos en el año.

Hogares. De los 18,5 millones de hogares, hay 13,38 millones en los que reside al menos un activo, y 10,1 millones con pleno empleo, 440.000 más que hace un año. Con paro pleno existen 1,27 millones hogares, 216.000 menos.

Source link

El empleo acelera en cantidad, pero también avanza en calidad | Mi dinero

El empleo en España se ha convertido en un motor en pleno proceso de aceleración y que muestra una potencia mayor de la prevista. Pese a que las previsiones de las autoridades económicas y de los expertos situaban el avance de este año en una cifra ligeramente inferior al medio millón de nuevos puestos, los resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA) arrojan un saldo de 512.000 ocupados, 375.000 de los cuales accedieron al empleo en el segundo trimestre. La cifra supone un 2,8%, prácticamente el mismo avance del PIB, y deja el total de españoles empleados en 18,813 millones, 1,8 millones por debajo del máximo histórico y cíclico registrado en 2008. Las cifras de desempleo bajan, por primera vez desde 2009, de los cuatro millones y cifran la tasa de paro en un 17,22%, frente al 26,94% al que este indicador llegó en los peores momentos de la recesión.

Pese a la intensidad del ritmo de crecimiento, lo más relevante de las cifras conocidas ayer es que dibujan una mejora no solo de la cantidad, sino también de la calidad de los nuevos puestos de trabajo. Por un lado, porque se concentran como primera fuente en la industria, seguida de los servicios, y por otro, porque son mayoritariamente contratos a tiempo completo. Otro de los rasgos de este empleo es su homogeneidad en rasgos de edad, especialmente aquellos puestos creados en el último trimestre, así como en localización geográfica.

Los buenos datos de la la EPA demuestran que el mercado de trabajo español ha adquirido la suficiente flexibilidad como para acompasar el ritmo de crecimiento de la economía. Pese a ese éxito innegable, existen todavía asignaturas pendientes que es necesario abordar. La consolidación de esos primeros signos de mejora de la calidad del empleo es una de ellas, así como la lucha contra un paro juvenil que en España sigue teniendo proporciones catastróficas. Pese a que son muchas las voces –entre ellas, las de la propia Europa– que reclaman una segunda vuelta de tuerca a la legislación laboral, los datos confirman que el mejor combustible para alimentar la creación de trabajo es el crecimiento de la economía. Todas las medidas que estimulen la actividad harán lo mismo con el propio empleo.

 

Source link

Montoro confirma que habrá rebaja de impuestos en 2018 | Mercados

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha asegurado este lunes que las rebajas de impuestos demandadas por Ciudadanos para el próximo ejercicio tienen cabida en el escenario presupuestario que ha comenzado a diseñar el Ejecutivo con la aprobación hoy del techo de gasto para 2018. El ministro ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo que espera poder reunirse ya esta semana con los responsables de la formación naranja para estudiar cómo llevar a cabo las demandas de Ciudadanos para bajar el IRPF el próximo año.

En este sentido, también ha anunciado que tiene cabida un aumento salarial para los funcionarios que ha eludido cuantificar, pero ha admitido que será mayor al decretado para este año, que fue del 1%. Montoro ha recordado que después de haber alcanzado un acuerdo para reducir la interinidad en las Administraciones públicas y reforzar las plantillas sustituyendo todas las bajas que se produzcan en los servicios primordiales, ahora toca negociar con los sindicatos todos los aspectos relativos a los salarios. En este sentido, ha remarcado que espera que el acuerdo de incremento de los sueldos de los empleados públicos vaya más allá del año 2018 y sea para todo lo que resta de legislatura.

Durante la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros celebrada este lunes el Gobierno ha elevado del 2,7% al 3% su previsión de crecimiento de la economía para 2017, en tanto que ha bajado su estimación de tasa de paro una décima, hasta el 17,4%. Para el próximo año, también ha elevado la previsión de PIB del 2,5% inicial al 2,6% y la tasa de paro la ha situado en el 15,4% de la población activa. “Se trata de una revisión prudente, inferior a la que están realizando el resto de analistas”, ha afirmado el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Ante estas nuevas previsiones, el ministro De Guindos ha recordado que si se cumplen, se adelantará a 2019 la consecución del nivel de empleo previo a la crisis, con más de 20 millones de ocupados después de que este ejercicio se haya superado ya el nivel de renta previo a 2008.

Source link

El Gobierno adelantó 588 millones a parados para que se hicieran autónomos | Autónomos

Una de las prioridades del Gobierno es rebajar el número de parados en España. Un buen ejemplo es la siguiente cifra: 558 millones de euros adelantados a parados para que se hagan autónomos, a través de una de las ayudas estatales más conocidas para autoemplearse: la capitalización por desempleo.

A través de esta medida, un desempleado puede adelantar parte o la totalidad de su paro pendiente de cobro. Siempre y cuando, el destino de ese adelanto sea invertir en un nuevo negocio o actividad profesional por cuenta propia.

Según estadísticas oficiales del Ministerio de Empleo, a lo largo de 2016 se concedieron un total de 120.000 capitalizaciones, de las cuales 112.000 fueron destinadas a desempleados que se iban a dar de alta como autónomos. El importe líquido en euros para cada trabajador fue superior a los 5.256 euros, récord absoluto desde 2005. Esto significa que el Gobierno adelantó los mencionados 558 millones de euros a parados, con el objetivo de incentivarles a dejar las listas del paro, para que se den de alta como autónomos.

Críticas a las ayudas cortoplacistas

En este mismo diario, diferentes expertos han denunciado en diversas ocasiones que este tipo de ayudas son pan para hoy y hambre para mañana. En algunos casos hay un proyecto sólido detrás. Sin embargo, en muchos otros, hay una acuciante necesidad de cotizar o manterse activos, sin un proyecto realmente relevante para emprender un negocio.

Lo denunciaba Inés Mazuela, presidenta de UPTA-Andalucía, quien recordaba que sólo en esa Comunidad Autónoma se constituyeron 190.000 autónomos, entre septiembre de 2013 y diciembre de 2015. Pero, en ese mismo periodo, el crecimiento neto real fue sólo de 27.000 trabajadores por cuenta propia.

Es por eso que reclama que las ayudas también deben consolidar el autoempleo, “antes de incitar a hacerse autónomo con la finalidad de enmascarar las cifras del paro”, denunciaba Mazuela. De no hacerlo así, se corre el el riesgo que recientemente señaló Lorenzo Amor, presidente de la Asociación representante de autónomos con más afiliados en España: esto es pan para hoy y hambre para mañana.

Source link