Impacto del ‘brexit’ en contabilidad y auditoría | Compañías

Es bien conocido que el referéndum celebrado en 2016 trajo consigo un insospechado resultado favorable al brexit. Las incógnitas ante este inesperado escenario arrancan con el calendario de la presumiblemente compleja negociación. La decisión acarrea incertidumbres de relevancia, particularmente para Reino Unido, pero también para los países que permanecerán en el club comunitario. Una de las más señaladas afecta directamente al marco institucional y regulador de la actividad empresarial, pues con la activación del brexit, y a falta de soluciones de transitoriedad, comienza la cuenta atrás para el momento en el cual tratados, directivas y restante normativa europea en materia de sociedades no serán aplicables a compañías radicadas en Reino Unido, al convertirse automáticamente en país tercero desde la óptica de la UE.

En este sentido, predominan los augurios que, en términos económicos, contemplan desfavorablemente este abandono británico, en virtud de que, culturalmente, su relación con la UE ha respondido a un claro enfoque de integración transaccional, que relegaba la voluntad de convergencia en muchas políticas comunes a una mera acomodación instrumental al servicio de relaciones comerciales y de negocios a escala global. Incluso parecía que la practicidad consustancial a un elevado nivel de integración financiera, cuya máxima expresión es la mística creada alrededor de la City se había venido imponiendo a cierta corriente subyacente de desconfianza euroescéptica hacia el proyecto de la UE, a menudo confinada en una retórica añeja de tintes más bien simbólicos. De hecho, el pulmón de servicios financieros londinense, incluyendo al pujante segmento de las fintech, ha dado impulso a una constelación de entidades prestadoras de servicios empresariales que podrían plantearse la conveniencia de relocalizarse tras la salida de Reino Unido.

Hay que considerar que, consumado el brexit, las reglas comunitarias referidas a libertad de establecimiento mercantil, normas contables y de auditoría u organismos reguladores centrales tendrán que sustituirse por futuribles leyes nacionales. Ahora bien, dada la indiscutible influencia de la tradición anglosajona en el vigente régimen contable y de auditoría adoptado por la UE, que descansa sobre normas internacionales, es improbable que se altere sustancialmente la sintonía entre los hoy todavía socios, más allá de inevitables efectos colaterales menores. Cabe presuponer que se mantenga la convergencia alcanzada en cuanto a principios y normas contables, publicación de estados financieros, revisión y verificación, consolidación, divulgación de información de gobierno corporativo o modelos para pymes. No obstante, los factores de riesgo y volatilidad derivados del impacto del brexit ya han encontrado reflejo en la información financiera de firmas que tienen intereses en Reino Unido. Así, y de acuerdo a lo dispuesto por la CNMV, en coordinación con los restantes supervisores nacionales de la UE, la evaluación y desglose de riesgos asociados al brexit destacaba como una de las prioridades establecidas para la formulación de cuentas de 2016 de cotizadas españolas eventualmente afectadas, entre las que aparecen varias compañías de peso en el índice selectivo.

En lo que respecta al campo de la auditoría, tampoco se vaticina que a corto y medio plazo se produzca una quiebra de la armonización conseguida entre los actuales socios en lo relativo a acceso a la profesión, cualificación, condicionantes y requisitos de acreditación, emisión de informes y contenido de los mismos o sistemas de supervisión. Con todo, es inevitable que se lleguen a plantear cuestiones concretas como la del ejercicio transfronterizo, en tanto que tras el brexit, los auditores británicos habrían de ser tratados como de terceros países, sujetándose su actividad en la UE a un régimen de autorización diferente del de quienes pertenezcan a los Estados miembros. En reciprocidad, surgen interrogantes respecto a la posición y estatus de los auditores asentados en el espacio comunitario y que quieran ejercer en Reino Unido.

Quizá la más lúcida síntesis de la situación de preocupación generada en el mundo corporativo con el impacto del brexit sea la de los análisis que recuperan la frase de James Carville, asesor de Bill Clinton, en la campaña demócrata presidencial estadounidense de 1992: “Es la economía, estúpido”.

Mercedes Redondo. Universidad de Valladolid. Francisco Javier Jimeno de la Maza es economista. Primer Accésit del Premio AECA de Artículos 2017.

Source link

David Córdova: “El tiempo es el recurso más escaso y el más valioso” | Fortuna

Es consciente de que los lobbys son un asunto controvertido. Por ese motivo, David Córdova (Madrid, 43 años) fundó Vinces en 2010. Está convencido de que hay una forma distinta de relacionarse con la administración y desea cambiar el modelo actual. “Del compadreo y el ocultamiento, a un sistema en el que la transparencia sea un valor fundamental”, señala Córdova. Algo que se advierte desde su propio despacho, una habitación de paredes de cristal, a juego con su mesa, fabricada en este material. Ya desde fuera se observan las fotos de sus tres hijos y de su mujer, junto a los títulos que reposan en la estantería, entre ellos, el de doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Pero confiesa que lo que más echa de menos en la oficina es el tiempo, “para mí, es el recurso más escaso y el más valioso, pues una vez que lo pierdes no se recupera nunca”. Así que procura pasar los pocos ratos libres que tiene con su familia.

También invierte mucho tiempo en el proceso de contratación de personal. “Suelo dedicar seis meses de trabajo a encontrar la persona ideal, me gusta tener varias conversaciones para entender sus motivaciones y su dinámica”, aclara el ejecutivo. Busca gente comprometida y con un deseo de cambiar las cosas , además de formación en Derecho, Ciencias Políticas y Comunicación. Aunque se fija en los buenos currículos y en los “perfiles número uno”, su gran reto es descubrir la actitud de una persona, porque “para medir las aptitudes ya hay muchos instrumentos”. En su opinión, los 14 trabajadores de Vinces son la clave del éxito de la compañía, que ha tenido un crecimiento del 40 % cada año, desde que la fundó en el salón de su casa.

Si un negocio quiere influir en la opinión pública, debe conocer las necesidades de la sociedad

 

Asegura que lo que le apasiona de su trabajo es construir un puente entre lo público y lo privado, por eso comenzó la compañía en un momento en el que, según dice, había “una crisis de representación de los ciudadanos, donde las empresas no tenían legitimidad ante estos”. El empresario tiene claro que “si un negocio quiere influir realmente en la opinión pública, debe conocer las necesidades de la sociedad”. Córdova insiste en que, con este as en la manga, es más fácil acudir a un gobierno y mostrar lo que se representa. “Si se defienden unos intereses de espalda a la sociedad, no se va a poder mediar”, sentencia el madrileño.

Saber escuchar es la clave ante cualquier negociación: “se comete el error de llevar muy bien preparado lo que se quiere decir, pero no lo que se pretende saber de la otra parte”. Tampoco hay que olvidar pedir perdón cuando se comete un error. Es uno de los secretos de la buena relación que mantiene con el resto de sus socios: Elena Herrero-Beaumont y Jorge Villarino.

Source link

El despegue de Amazon lleva a máximos la contratación logística | Compañías

Amazon se ha convertido en un protagonista esencial de la nueva ola de expansión del negocio inmobiliario logístico en España. Como ejemplo, en los últimos seis meses ha protagonizado dos de las grandes operaciones en el sector. La primera de ellas, de 34.000 m2 en Martorelles (Barcelona), un almacén ya dado a conocer por el gigante estadounidense. Y la segunda de ellas, la mayor del primer semestre, en Getafe (Madrid), contratando 58.215 m2, tal como adelantó este lunes Cinco Días.

La contratación en el entorno de Madrid ha duplicado el número de metros cuadrados contratados en un año, según la consultora JLL, superando los 380.000 m2. Mientras, Barcelona sigue al mismo ritmo elevado de 2015 y 2016.

“En Madrid había una demanda importante contenida en el mercado, que se esperaba en ejercicios anteriores y que ahora ha aflorado”, explica Pere Morcillo, director de industrial y logística de JLL. “Todos los grandes usuarios de almacenes logísticos reconocían que sus naves tenían unos niveles de ocupación muy elevados y que la necesidad de espacio era inminente”, añade. Otro de los motivos es el propio dinamismo económico tras los duros años de crisis, junto a los nuevos modelos de consumo.

“El nivel récord es debido al crecimiento de la economía española, que se basa en el crecimiento de las exportaciones, del consumo interno, también a las importaciones y, además, por el crecimiento del negocio online”, opina Luis Lázaro, director de logística de la socimi Merlin Properties.

Precisamente estas sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis), nacidas a partir de 2014, y los fondos internacionales, han dado al sector la inversión necesaria para acometer nuevos proyectos de construcción de naves logísticas. “Hay que tener en cuenta que desde 2008 no se había hecho apenas nada hasta 2015, con lo que ha habido una importante evolución, en muchos aspectos, en estos espacios. Fondos y socimis proveen de espacio nuevo, eficiente y sostenible al mercado. Hemos venido a dar liquidez al mercado con los productos llave en mano”, recuerda Lázaro. Opina de igual forma el responsable de JLL: “Hemos visto que socimis como Lar o Axiare y muy especialmente Merlin han entrado a comprar suelos. Sus objetivos de inversión en logística son tan ambiciosos que deben crear el stock que no existe para poder incorporarlo a sus carteras”.

Junto a las socimis, fondos como P3 Logistics Parks, Rockspring, GreenOak, Logicor (vendida por Blackstone a China Investment) han protagonizado gran parte de las operaciones en España y los nuevos desarrollos.

Precisamente P3 Logistics será, como adelantó este diario, el encargado del macroproyecto de llave en mano para Amazon en Illescas (Toledo), un plan que debería ver la luz en las próximas semanas con la licitación de la obra.

Los datos de la consultora Cushman & Wakefield (C&W) también recalcan la inversión récord en Madrid. “Los operadores logísticos responden a un clima general de gran actividad de consumo y producción industrial”, se recoge en el informe de esta consultora. “Los nuevos contratos se centran en la primera y tercera corona. En la primera están activos los distribuidores de paquetería, principalmente en Getafe y San Fernando. Mientras, en la tercera corona se buscan grandes espacios para logística de volumen (más de 20.000 m2) con buena ubicación. En este segmento del mercado la renta juega un factor clave”, añade.

En esta zona destaca Cabanillas del Campo, en la autovía A-2 a la altura de Guadalajara. Igualmente, Illescas, en la A-42, se empieza a consolidar con el proyecto de Amazon y junto a otras naves como las de Toyota y Michelin. En el caso catalán, C&W destaca a Camp de Tarragona y el Vallès Oriental, que acaparan dos terceras partes de la contratación del área de influencia de Barcelona.

Sobre las previsiones, el responsable de Merlin cree que la tendencia seguirá siendo positiva. “Vendrán años similares e incluso algo mejores. Habrá niveles importantes de contratación y esto se debe a la necesidad de los operadores, debido especialmente al crecimiento del comercio online”.

1.100 empleos en Illescas

El proyecto de instalación de un megacentro logístico de Amazon en Illescas (Toledo), adelantado por este diario, podría crear hasta 1.100 puestos de trabajo en sus tres primeros años de vida, según aseguró este lunes Patricia Franco, consejera de Economía de Castilla-La Mancha, quien recibió “con mucha satisfacción” la decisión de la multinacional.

El presidente autonómico, Emiliano García-Page, también se pronunció en redes sociales sobre el proyecto de Amazon: “Arrancar la semana con buenas noticias. No solo es deseable, además es posible. Más empresas y más empleo en Castilla-La Mancha”. Por su parte, CC OO aseguró que es una “buena noticia”, siempre que genere “empleo de calidad”.

Source link