Deoleo cae un 5% en Bolsa tras la rebaja de calificación de S&P | Mercados

La empresa alimentaria Deoleo, especializada en la comercialización de aceite de oliva y productos derivados, se situó ayer como una de las cotizadas que más cayeron en el mercado continuo este jueves, marcando al cierre una bajada del 4,76%

Este descenso es una consecuencia directa de la rebaja de calificación por parte de la agencia de calificación crediticia S&P desde B- a CCC+. La rebaja fue comunicada el miércoles a la CNMV tras el cierre de mercado.

El rating CCC+ implica, según la metodología de S&P, “riesgos sustanciales” de impago de la deuda y es uno de los escalones bajos dentro de lo que se conoce como bono basura.

“El entorno de altos precios del aceite de oliva durante 2017 impedirán alcanzar el crecimiento de ebitda inicialmente previsto para el ejercicio, por lo que revisa a la baja sus estimaciones”, aseguró S&P.

Por contra, según la agencia la perspectiva para Deoleo es estable. La aceitera defendió en su comunicado a la CNMV queque cuenta con unos adecuados niveles de liquidez, con los que será posible alcanzar los objetivos fijados para la mejora de márgenes y el desarrollo del producto.

Con la caída de ayer Deoleo profundiza la pérdida de valor que ha tenido en Bolsa desde que el pasado mes de febrero presentara los resultados del pasado ejercicio, en los que se declaraba en causa de disolución con unas pérdidas de 179 millones. Desde entonces ha perdido un 22%.

La empresa había logrado maquillar el descenso bursátil en los últimos dos meses y desde junio hasta inicios de este mes se anotó un incremento del 40%. La capitalización en Bolsa de la empresa se encuentra en la actualidad en unos 230 millones, un 98% menos de lo que llegó a alcanzar hace una década.

El castigo en la nota de S&P llega unas semanas después de que la compañía que preside Pierluigi Tosato presentase los resultados del primer semestre, en los que presentaba unas pérdidas de 5 millones de euros, un 75% menos, e incluso se apuntó un beneficio de 2,5 millones en el segundo trimestre.

El grupo cotizado dio a comienzos de verano por terminada la reestructuración que ha tenido que acometer en los últimos meses para hacer frente a la causa de disolución. Rosalía Portela, que dirigió este proceso desde la presidencia dejó el grupo al dar este trabajo por terminado, dejando toda la responsabilidad ejecutiva sobre el directivo italiano.

En estos meses, Deoleo ha abordado la reducción de su capacidad productiva, con el cierre de dos de sus fábricas, una en España y otra en Italia, que se tradujeron en sendos ERE. El nuevo plan estratégico del grupo pasa por apostar por sus marcas más importantes, que les permiten acceder a mayores márgenes, así como mercados con mayor capacidad de crecimiento, frente a España e Italia, que han alcanzado un alto grado de madurez.

Además, ha llevado a cabo una reducción de capital de 323 millones de euros con el fin de recuperar el equilibrio patrimonial y salir de la causa de disolución en la que había entrado con las pérdidas millonarias de ejercicios anteriores.

Source link