La mujer concilia a costa de sufrir más dolor y estrés que los varones | Fortuna

Ejecutivas o no. Por razones genéticas, hormonales o porque toca, las mujeres trabajadoras presentan mayores riesgos de sufrir enfermedades psicoemocionales que los hombres. Estrés, ansiedad o dolor son solo algunos de sus compañeros de viaje debido a la dificultad de conciliar.

Un estudio presentado por Elvira Bisbe, vicepresidenta del Colegio de Médicos de Barcelona, en el cuarto congreso Women 360° de salud, bienestar y empresa para la mujer directiva y empresaria, celebrado recientemente en Barcelona, revela que, únicamente en el colectivo sanitario, el dolor, la fatiga y el estrés son un 20% más altos en las mujeres que en los hombres, junto a los trastornos de ansiedad y depresión. Trastornos que, según Patricia Such, responsable de salud y seguridad en el trabajo del grupo Seat, son la segunda causa de absentismo laboral en España y en otros países del entorno europeo.

“Las mujeres sacrifican mucho más. Se ha retrocedido”, señala Bisbe, porque “la ley de conciliación no se ha desarrollado debido a la crisis y ahora conciliar es difícil sobre todo en la empresa privada, por los salarios y la precariedad laboral”. Todo pese a que está demostrado que “cuando se mejora la conciliación, sube el rendimiento en el trabajo y baja el riesgo de trastorno”, aclara.

El trastorno emocional es la segunda causa de absentismo laboral

Pero no solo las enfermedades psicoemocionales marcan la diferencia entre ambos. En una era en la que se ha puesto de moda el concepto de empresa saludable, “el género ya se está introduciendo en la salud laboral de las empresas”, asegura Marina Geli, coordinadora del Centro de Estudios Sanitarios de la Universidad Vic-UCC de Cataluña. Pero todavía es muy incipiente.

“Las mutuas aún tienen poca cultura al respecto y es clave que en cualquier estudio de salud laboral se analicen las diferencias”, asevera Geli. Además, no ayuda nada que las mujeres apenas ocupen cargos directivos. “La única forma de poder presionar a las empresas, las organizaciones y las mutuas es con nuevas demandas”, dice Geli.

En España, las mujeres ocupan apenas el 17% de los puestos directivos y solo un 4% es responsable de centros de investigación, tal y como expuso en el congreso Nuria Lao, presidenta del Observatorio Dona, Empresa y Economía, de la Cámara de Comercio de Barcelona.

Un estudio del Instituto DKV pone de manifiesto que solo una de cada 200 mujeres españolas mantiene un estilo de vida saludable a causa de la falta de motivación y de tiempo. Los problemas emocionales son los principales causantes del grado de insatisfacción que sienten las mujeres, sobre todo en el terreno profesional y personal. Una de las consecuencias de la falta de tiempo es la inactividad física, la falta de sueño, así como el consumo diario de analgésicos y antiinflamatorios.

Según un estudio
de DKV, solo una de
cada 200 españolas
lleva un estilo
de vida saludable

El dolor osteomuscular y la fatiga son algunas de las enfermedades más prevalentes en las mujeres por razones hormonales y genéticas, señala Geli. Lo que, además, se agrava por las condiciones de los puestos de trabajo. De hecho, desde hace unos años, el 80% de los pacientes aquejados de fibromialgia en España es mujer, afirma Such.

“Los hombres disponen de más tiempo libre para hacer ejercicio o ir al gimnasio, lo que ayuda a paliar los síntomas de estas enfermedades”, explica Geli. Y de otras como la obesidad, que aumenta considerablemente entre las mujeres a partir de los 50 años, así como las enfermedades cardiovasculares, que causan un tercio de las muertes en las mujeres.

Algunas empresas están tomando cartas en el asunto. Así, este año, el grupo Seat (en sus tres plantas de Barcelona) ha creado un centro médico para afrontar la salud laboral de sus casi 15.000 trabajadores (3.000 mujeres) de forma integral. Cuenta con traumatólogos, servicio de rehabilitación, entrenadores personales y fitness para abordar las lesiones y dolores osteomusculares, que son más frecuentes en las mujeres. Y como los trastornos emocionales han cobrado peso, ha añadido una unidad de prevención, integrada por cuatro psiquiatras y cuatro psicólogos, subraya Such.

Empresas conscientes

Seat. La ergonomía es otro capítulo que diferencia a las mujeres de los varones y que hasta ahora se ha tenido muy poco en cuenta. Seat está desarrollando un laboratorio de biomecánica para evaluar las condiciones ergonómicas más apropiadas para las trabajadoras/es.
 

Vitae. Parte de los problemas de la mujer trabajadora derivan de la dificultad de conciliar. Este laboratorio, cuya plantilla es femenina en un 70%, ha implantado horarios flexibles y ha construido sus oficinas bajo la filosofía china del feng shui para evitar situaciones de estrés.

Source link

El Gregorio Marañón opera con las gafas de realidad mixta de Microsoft | Compañías

Las gafas de realidad mixta de Microsoft, las HoloLens, han aterrizado en España, en el Hospital Gregorio Marañón. Este centro madrileño, junto con la empresa española Exovite, ha llevado a cabo un proyecto pionero en el mundo que ha permitido que el dispositivo del gigante tecnológico que mezcla realidad virtual y aumentada se haya usado en una cirugía real, concretamente en un tumor muscular maligno.

El sistema permite al cirujano disponer de toda la información necesaria para la intervención (en el caso citado, modelos reconstrucción 3D, TAC y una resonancia magnética del paciente, radiografías y un atlas quirúrgico), todo ello proyectado en paneles holográficos sobre diferentes punto del quirófano (una pared, una mesa quirúrgica o sobre el propio paciente).

Para ello, el dispositivo hace un mapeo de todo el quirófano y crea un mapa 3D que permite dimensionar la sala y los objetos para permitir proyectar paneles holográficos donde decida el cirujano. Las gafas permiten al equipo médico manejar dichos paneles mediante gestos en el aire hechos con las manos y a través de comandos de voz. De esta manera, los cirujanos pueden dar órdenes y cambiar los paneles holográficos en el espacio, acercar una información u ocultar otra, hacer exploraciones 360º de modelos 3D, visualizar en detalle las radiografías o colocar el corte del TAC según les interese.

El Hospital Gregorio Marañón ya ha llevado a cabo desde abril varias cirugías oncológicas empleando esta tecnología. También ha impreso tumores en 3D para poder manipularlos y preparar mejor las operaciones. “Somos los primeros en emplear impresión 3D en cirugía oncológica y los primeros en mezclarla con gafas de realidad mixta en una cirugía real”, dijo el cirujano Rubén Pérez Mañanes.

El cirujano puede acceder a múltiple información: TAC, resonancias, radiografías y modelos de reconstrucción 3D

Menos riesgos quirúrgicos

Según este especialista, las réplicas anatómicas en 3D y las gafas permiten a los cirujanos manejar más información que nunca y ganar en precisión y acortar los tiempos de la intervención, lo cual reduce los riesgos quirúrgicos. Algo que también redundaría en un beneficio económico. “Son tecnologías fáciles de amortizar”, señaló, al tiempo que resaltó que la tecnología de realidad mixta es muy poco intrusiva y fácil de manejar. “Así podemos mantener la máxima atención sobre la intervención en todo momento”.

Panel holográfico con información del paciente.
Panel holográfico con información del paciente.

La información holográfica que ve el cirujano puede ser compartida con otros usuarios presentes en el quirófano o en remoto, bien con otras gafas HoloLens conectadas o, en su defecto, en un monitor o pantalla.

Los responsables del Hospital Gregorio Marañón han explicado que han iniciado la experiencia con estas nuevas tecnologías en cirugía traumatológica y ortopédica porque es un área donde es fundamental la orientación tridimensional y la capacidad de poder trasladar la planificación preoperatoria a la propia intervención para poder reconstruir una articulación o corregir una deformidad. Asimismo, continuaron, en el caso de la cirugía ortopédica oncológica “permite poder resecar un tumor consiguiendo ajustar al máximo los márgenes de resección buscando el equilibrio entre la extirpación con éxito del tumor, dejando la menor secuela posible”.

Según Pérez Mañanes, en cirugía oncológica han pansado de cirugías de 8 a 12 horas a cuatro horas gracias a la impresión 3D. “Y ahora, cuando hemos incorporado la información en tiempo real, los tiempos no se han acortado mucho más, pero sí hemos mejorado mucho la interacción y se ha reducido el número de complicaciones porque evita que haya mucha improvisación al tener todo planificado e incorporado en unas gafas”.

Las HoloLens de Microsoft funcionan sin cables, con wifi, incorporan altavoces con sonido 3D. Además incorporan un microprocesador de alto rendimiento, 64 gigas de memoria, cámara, acelerómetro, giroscopio y rastreo mediante mirada, entre otras cosas. “Toda la computación está en la propia gafa, así que todo ocurre en tiempo real. No hay latencias durante las operaciones”, aseguró la compañía informática.

Source link

Independencia de Catalua: Los Mossos no grabaron todas sus comunicaciones durante el referndum del 1-O

Guardia Civil entrando al registro en la comisara de Lleida

Source link

Ocho novedades en tecnología sanitaria

Estas ocho innovaciones necesitan apoyo económico para llegar a ser una realidad en el ámbito sanitario. Todas tienen su fase inicial más o menos cubierta, atienden una necesidad anteriormente no tomada en consideración y cuentan con la aprobación y apoyo de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (Fipse).

Seguir leyendo.

Source link

Slo la mitad de las personas que necesitan cuidados paliativos los reciben | ciencia-y-salud/salud

Source link

Los genéricos cumplen 20 años en España con un retroceso en las ventas | Compañías

¿Qué retos tienen los laboratorios españoles de genéricos?

El principal reto al que tenemos que responder los laboratorios de genéricos es la consolidación de este sector a largo plazo. La implantación de los medicamentos genéricos ha sido progresiva en nuestro país, pero lenta. Muy por debajo de las cifras de los países de nuestro entorno. De hecho, actualmente no superamos la cuota de mercado del 40% en unidades y el 20% en valores. Junto a esto, los cambios legislativos que han tenido lugar en estos años han dañado esta industria, convirtiéndola en un sector inestable y con pocos incentivos que animen a seguir invirtiendo. El futuro de los medicamentos genéricos pasa por conseguir el apoyo firme y decidido de la Administración Pública para que, al igual que en otros países, se impulse la industria de genéricos española. Sería necesario un marco legislativo estable a nivel nacional para poder invertir en nuevos desarrollos y planificar a medio y largo plazo. Desde Cinfa, seguiremos insistiendo en el hecho de que estos fármacos son el principal regulador de precios del mercado farmacéutico, lo que ha permitido al Sistema Nacional de Salud un ahorro de 20.000 millones de euros desde su aparición, y una garantía para que los ciudadanos tengan acceso equitativo a sus tratamientos, con la misma calidad, seguridad y eficacia.

¿Cómo ser rentables en un mercado que no crece y con márgenes muy pequeños?

En primer lugar, la fabricación de medicamentos es una actividad tremendamente regulada. Por ese motivo, la rentabilidad pasa por trabajar decididamente en mejorar continuamente la eficiencia de los procesos productivos y sus estrictos estándares de calidad, por contar con la implicación de los proveedores y la formación de nuestros profesionales. Y, en segundo lugar, apostar por la innovación y las inversiones, un ámbito que consideramos clave para seguir avanzando. En nuestro caso más de 28 millones de euros en I+D y 27 en activos fijos para este año 2017. Apostar por la innovación dentro de la fabricación de medicamentos genéricos significa ser ágiles y flexibles, implementar una logística óptima hasta la farmacia colaborando con la distribución farmacéutica y, sobre todo, continuar escuchando al paciente para diferenciarnos y ofrecer mejoras en la dispensación de los tratamientos, como es el caso, por ejemplo, de la innovación en blíster unidosis.

¿Cómo se podría aumentar en España la cuota de genéricos?

En primer lugar, aunque el mundo del medicamento genérico ya tiene 20 años de historia en nuestro país, debemos insistir en la formación a los ciudadanos y profesionales. Un aspecto clave es la diferenciación de precio entre los medicamentos genéricos y sus equivalentes de marca al menos durante los primeros meses después del vencimiento de las patentes, con objeto de que los genéricos recuperen sus índices de penetración y sean un estímulo para la sostenibilidad del sistema. Todos debemos ser conscientes de la riqueza que aporta la industria de medicamentos genéricos, ya que casi siete de cada diez genéricos utilizados son fabricados en España. Generamos muchos puestos de trabajo de calidad, además de la colaboración con industrias de nuestro entorno, centros de I+D y logísticos. Nuestro grupo Cinfa en estos momentos emplea a más de 1.800 personas.

¿Cinfa está o estará en el segmento de los biosimilares?

Nuestro grupo entró en el campo de la biotecnología ya en el año 2013, con la puesta en marcha de la biotecnológica Cinfa Biotech y la posterior participación mayoritaria en la empresa 3P. Desde entonces, hemos trabajado en el desarrollo de nuestro primer medicamento biosimilar, B12019, una versión de Neulasta (pegfilgrastim), indicado para reducir la incidencia de infecciones en pacientes con tratamientos de quimioterapia. Este biosimilar ya ha superado con éxito la fase clínica y, estos momentos, estamos a la espera de autorización por parte de la Agencia Europea del Medicamento. La decisión de entrar en el mundo de la biotecnología, a pesar de la complejidad en el desarrollo de estos fármacos y su elevado coste, responde a la necesidad de aportar al paciente la accesibilidad a estos medicamentos de futuro, así como de contribuir a garantizar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

Source link

Víctor Grífols, el catalán que no se arruga | Compañías

La frase “tiri endavant, no s’arronsi” va a perseguir para siempre a Víctor Grífols Roura (Barcelona, 1950). El presidente de la cotizada Grifols dijo ese “siga adelante, no se arrugue” en 2014 al entonces presidente de la Generalitat Artur Mas, quien preparaba la consulta del 9-N. Desde entonces, aquel que le ha querido atacar desde el bando antiindependentista ha recordado esas palabras. Aunque el empresario también ha irritado a independentistas (no hay más que echar un vistazo a las redes sociales), que no le perdonan que, mientras decía aquello de no se arrugue, se llevara parte del negocio a Irlanda.

En estos días, Grífols (el apellido lleva el acento que se le quitó al nombre de la multinacional) ha vuelto a las noticias porque su firma es la única catalana del Ibex 35 que no ha cambiado el domicilio social por la inseguridad creada ante el desafío independentista catalán. Algunos han recordado el “no s’arronsi” y la Cruz de Sant Jordi que le impuso el president Carles Puigdemont para explicar el motivo de esa fidelidad del fabricante de hemoderivados, pero no hay una explicación tan simple.

De hecho, el lunes, la multinacional abría la puerta al traslado: “En el hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias”. Era otro mensaje a Puigdemont de cómo el empresariado catalán más fiel no aprueba la declaración unilateral de independencia (DUI). Antes, las otras seis catalanas del Ibex – Gas Natural, CaixaBank, Colonial, Sabadell, Abertis y Cellnexse habían marchado dando un portazo a los planes de Junts pel Sí y CUP.

Grifols puede catalogarse como un miembro de la burguesía catalana, aquella tradicionalmente cercana a CiU pero que en esta ocasión no ha visto con agrado la DUI que deja a Cataluña fuera de la UE y del euro. Quien le conoce asegura que el empresario, catalanista de siempre, se ha ido distanciando de los suyos, principalmente por motivos empresariales, inicialmente, señalan fuentes empresariales, por un motivo tan fútil como la falta de acometida de agua para una fábrica. El distanciamiento mutuo creció cuando decidió llevarse la central de tesorería, el mando del negocio de biociencia y el centro logístico a Dublín.

Se mueve “como un lobo solitario”, asegura una fuente del empresariado catalán, sin tener gran presencia en círculos o asociaciones. De hecho, hace ya años que su empresa abandonó la patronal Farmaindustria. Aunque, como se dicen en los medios de los negocios catalanes, la ciudad es muy pequeña y él mantiene cordiales contactos con los otros dueños de los grandes e históricos laboratorios de Barcelona.

Uno de sus amigos comenta que no es un hombre especialmente político. “La empresa está por encima de todo y de eso es lo que le gusta hablar. Si hay algo que pueda hacer daño a su compañía, desde luego que tomará medidas. Él es muy crítico si hay algo que crea que puede perjudicar al negocio”.

Para entender al carismático Grífols solo basta una imagen: en 30 segundos es capaz de despertar las carcajadas del público adormecido en una junta de accionistas . O comprobar cómo ha conseguido en apenas 10 años en Bolsa una compañía capitalizada en casi 15.000 millones de euros. “Es una persona muy especial y es el líder de la familia. Desde luego, sin el respaldo familiar no habría llevado a Bolsa a la compañía y no habría protagonizado esas grandes compras corporativas. Es el patriarca”, apunta un conocido suyo del sector farmacéutico.

Cursó Empresariales y se convirtió en el primer ejecutivo en 1987, cuando su padre, a los 67 años, se jubiló de la empresa familiar creada en 1940. Dio el impulso internacional a la compañía, la llevó a Bolsa y protagonizó su mayor adquisición, en 2010, al hacerse con Talecris por 3.400 millones de dólares.

A los 67 años, igual que su padre, dio el relevo en esta ocasión a su hijo Víctor (tiene otros dos vástagos) y a su hermano Raimon, que asumieron desde el 1 de enero de este año la corresponsabilidad como consejeros delegados. Él ha pasado a una posición no ejecutiva, pero sigue yendo casi a diario a la empresa. Ahora se permite hacer fines de semana largos.

“Es muy activo”, señala un amigo. “Siempre ha sido muy deportista. Le encanta el senderismo, la montaña y los 4×4. Además es piloto de aviación. Eso le encanta”, apunta. “De fútbol no habla mucho. No es demasiado futbolero”, añade. Para veranear, sin embargo, elige la tranquila isla de Menorca, lugar idílico para navegar.

Otro de los motivos para la tranquilidad de la empresa, a pesar de las graves incertidumbres políticas, es que el 95% del negocio proviene del exterior, fundamentalmente de EE UU, de donde también obtiene la sangre para fabricar los productos. Aunque si percibiera cualquier riesgo político no tardará en avisar a los suyos.

Multinacional de control familiar

El laboratorio familiar, creado en 1940 por el abuelo de Víctor Grífols, ingresó el pasado año 4.000 millones de euros; el mercado norteamericano supone el 65% de la facturación.

Fabrica principalmente hemoderivados (proteínas plasmáticas de uso hospitalario), un sector en el que es la tercera mayor multinacional en el mundo. Barcelona y Clayon (EE UU) son sus dos polos de producción.

La familia Grífols controla alrededor del 30% del capital, en diferentes ramas, con su madre Nuria Roura como principal accionista individual (6,154%), según los registros de la CNMV.

A Grífols le gusta destacar, en cuanto puede, que su empresa más que catalana es global. Aun así, el mando sigue siendo familiar, de la tercera y cuarta generación.

Source link

Neurociencia: Luis Martínez: “La neurología ayuda a gestionar personas y equipos” | Fortuna

Tras licenciarse en Biología en la Universidad de Santiago de Compostela, llegó a la Universidad Rockefeller en Nueva York, donde trabajó en el estudio de los procesos fisiológicos visuales. Hoy, Luis Martínez (Lugo, 1969) dirige el laboratorio de neurociencias visuales y toma de decisiones del Instituto de Neurociencia de Alicante, común a la Universidad Miguel Hernández y el CSIC. Trabaja para dar validez ecológica a lo que se descubre en el laboratorio, es decir, sacar la teoría a la calle y ver si lo averiguado cuenta con aplicación práctica real. Para ello se reúne con empresas y profesionales, como hizo la semana pasada el marco del evento True Knowledge, organizado por la agencia de medios MEC, donde se realizó esta entrevista.

Ya se oyen términos como neuromarketing, neuroeconomía o neuroliderazgo. ¿Qué peso tiene la neurociencia en las empresas?

Y otras como neuroestética, neuroemoción… Vivimos en una época de auge del neuro que, en mi opinión, desvirtúa mucho el mensaje y el potencial real de la neurociencia. Surgen ramas, como todas las nombradas, que han creado un nicho que los neurocientíficos no rellenamos porque aún estamos en el principio. La neurología tiene mucho que decir en estos sectores, pero poco a poco.

¿Dónde está más avanzada?

En lo que respecta a la toma de decisiones, que en una empresa es de lo más importante. Un punto de inflexión en el campo de la neurología desde el cual se entendía la toma de decisiones se produjo con el trabajo de Daniel Kahneman, que fue Premio Nobel de Economía en 2003. Postuló que el hombre no toma decisiones de forma racional, sino que hay un sistema de dos caras. La primera es muy emocional, llena de sesgos y sentimientos, utilizada en la mayoría de resoluciones. La segunda cara es la que aparece en la segunda fase, más racional. Cuando estás muy presionado utilizas solo la primera y, si tienes tiempo, la segunda.

Una decisión crucial puede tomarse de forma emocional, sin pensar en aspectos racionales

 

Muchas de las grandes decisiones se toman bajo presión. ¿Cómo afectaría esto en ellas?

Muchos de estos modelos duales recomiendan que si tienes que tomar una decisión importante, realmente crucial, como comprarte una casa, lo hagas de forma emocional. Y si por el contrario tienes que tomar una banal o cotidiana, lo hagas analizando todos los factores, de manera racional. La causa es que la emoción transmite toda la vida de experiencias. Esa vida de experiencias se acumula en una parte muy intuitiva del cerebro, a la que se recurre en momentos de tensión. Mientras tanto, la parte racional está libre de ruido, en ella tienes toda la información que puedes conseguir y, mucha de ella, precisamente por ser racional, en el fondo es irrelevante para ti. Por eso, si te basas en aspectos puramente racionales a lo mejor tomas una decisión no del todo adaptada a tu persona.

¿Cuál es el papel de la tecnología y el auge digital en la toma de decisiones?

Cada vez que surge algo nuevo, el cerebro debe adaptarse a ello, también para tomar decisiones. Cuando apareció la escritura, filósofos como Sócrates se mostraron en contra porque dañaba la memoria, y sin memoria y sin perspectiva no podían tomarse sentencias que se basasen en criterios reales. Y en parte es cierto. Las nuevas tecnologías están cambiando hábitos y parámetros, hacen que se piense a corto plazo, reducen mucho la memoria del trabajo, hacen que se acumulen conceptos mucho más cortos y simples, y desarrollan ideas mucho más rápido pero de manera menos profunda. En este sentido, de forma generalizada, meten más ruido que otra cosa. Tenemos el sesgo de pensar que cuantos más datos haya en una ecuación, mejor, y es un error muy común. Esa información ha de ser relevante. Cuanto más ruido haya, menos profundo será el juicio.

Tenemos el sesgo de pensar que cuantos más datos haya en la ecuación mejor, y es un error

 

¿Cómo puede ayudar entonces la neurología en el trabajo?

En las relaciones sociales, porque la toma de decisiones afecta también a la hora de diseñar equipos, negociar y gestionar a las personas. Dentro de pocos años sabremos de forma exhaustiva cómo alguien toma decisiones, y eso es fundamental, por ejemplo, para analizar por qué un proceso de selección termina de una u otra forma.

Suele decirse que utilizamos el 10% del cerebro, ¿es verdad? La inteligencia artificial está en boca de todos, ¿puede fabricarse un cerebro como el humano?

El cerebro funciona constantemente y el consumo metabólico no para. Pese a suponer el 2% del peso corporal, consume entre el 20% y el 25% del total de la energía, incluso durmiendo. Lo que ocurre es que es un músculo que, como todos, puede entrenarse para mejorarlo, y por eso nació ese tópico tan extendido, pero es falso, utilizamos el 100%. Con todo esto, potencialmente no hay ninguna barrera que dificulte simular una mente humana en un dispositivo, una máquina o un robot. Es un final que no está cerca, que a lo mejor no llega nunca, pero que técnicamente, por lo que conocemos del cerebro, podría llegar a suceder sin problema.

Source link

El abandono tras perder a un hijo | ciencia-y-salud/salud

Source link

La ‘burbuja’ de las carreras en las universidades públicas: 2.425 grados y 2.854 másteres | Sociedad Home

Source link