El debut de Unicaja en Bolsa permitirá a 15.000 minoritarios lograr liquidez | Mercados

La salida a Bolsa de Unicaja prevista para este viernes supondrá un posible balón de oxígeno para los inversores minoristas de la entidad. Son cerca de 15.000 particulares que en su día fueron dueños de deuda subordinada de EspañaDuero y que la adquisición de la entidad por parte de Unicaja les convirtió en accionistas de esta.

Hasta el toque de campana, los minoristas controlan un 4,5% del capital de la entidad. El resto se reparte entre la Fundación Unicaja, que ostenta el 86%, y varios fondos de inversión, que mantienen un 8,8%. El arranque de la cotización reducirá el peso de la antigua caja de ahorros hasta el 51,7%, mientras que los fondos y los minoristas verán cómo su posición pasa al 5,2% y 2,7%, respectivamente, si no se llega a ejecutar el green shoe. En el caso de que se amplíe la colocación, los minoristas retendrán un 2,6%.

En junio de 2016 los antiguos preferentistas y dueños de deuda subordinada de España Duero se convirtieron en accionistas de Unicaja Banco. El proceso fue fruto de la metamorfosis en títulos de los cocos que la entidad malagueña entregó a los bonistas particulares de EspañaDuero que acudieron al canje.

Las claves del estreno brusátil

OPS. Unicaja ampliará capital por 625 millones de nuevas acciones, ampliables en 62,5, con las que captará hasta 687,5 millones. La operación está dirigida exclusivamente a inversores institucionales. No se ha hecho pública la demanda recibida. El primer cruce de sus acciones se ejecutará a las 12.00 horas.

Cuarto estreno del año. El debut llega tras los de Neinor, Gestamp y Prosegur Cash y se adelanta en unas semanas a la ampliación que llevará a cabo Santander para absorber Banco Popular. La papelera Lecta, que anunció su intención de salir a Bolsa en España, optó por cancelar la operación por la falta de apetito inversor.

La oferta solo fue aceptada por el 43% de los propietarios de los bonos de EspañaDuero. Así, del monto inicial de 35.000 particulares afectados, la propuesta contó con el visto bueno de 15.000, que sufrieron quitas iniciales de entre el 10% y el 70% –aplicada por la entidad castellanoleonesa cuando recibió una inyección de 604 millones por parte del FROB–. Posteriormente sufrieron una segunda quita del 71% que se compensó con los cupones que fueron recibiendo, de hasta el 20,8% anual.

El miércoles, el ejército de bancos colocadores liderados por Rothschild, Morgan Stanley y UBS y en la que también participan Citi, Credit Suisse, Alantra, Fidentis y Stifel Nicolaus, optaron por la cautela y fijaron el precio de salida a Bolsa de Unicaja en el mínimo de la banda, 1,1 euros por acción. Un precio que da una valoración de hasta 1.771 millones de euros si los colocadores ejecutan la sobreadjudicación de acciones. En caso contrario, serán 1.703 millones.

Unicaja pondrá en circulación 625 millones de acciones nuevas, que podrán ampliarse hasta los 687,5 millones de títulos. La ampliación, dirigida exclusivamente para institucionales, captará 688 millones de euros. Con ese importe pagará las ayudas públicas por 604 millones de euros en forma de bonos contingentes convertibles (cocos, en la jerga) que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectó en EspañaDuero a finales de abril de 2013. Además, la entidad podrá comprar el 21,1% que no controla de su actual filial al fondo de rescate del sistema financiero español. Ese porcentaje está tasado en 62 millones de euros.

Para proteger la evolución de Unicaja en su estreno en Bolsa y días posteriores estará Morgan Stanley. Ha sido el banco de inversión elegido para estabilizar el valor hasta el próximo 29 de julio, a través de la compra de títulos al precio de la oferta o por debajo.

El estreno de Unicaja será una prueba de fuego para el sector bancario español tras la resolución y posterior venta a Santander de Popular, el castigo a Liberbank y la decisión del Gobierno italiano de rescatar a Banca Popolare di Vicenza y el Veneto Banca, frente a la resolución del banco español.

Source link

La valoración de BMN presiona a la baja el precio para el debut de Unicaja | Mercados

Unicaja ha ido sorteando recientes e inesperadas dificultades en su propósito de salir a Bolsa, que será una realidad este viernes. La caída de Popular puso primero en su camino el obstáculo de la ampliación de capital por 7.000 millones que hará Santander para absorberlo, una primera dificultad para la entidad andaluza por su volumen y por la competencia que supone a la hora de captar inversores en banca. Además, Popular dejó a la intemperie las debilidades de Liberbank, que ha quedado como el eslabón más débil de la banca cotizada. El hundimiento de sus acciones suponía para Unicaja la depreciación de su principal comparable, lo que tampoco contribuía a un entorno lo más favorable posible para su salida a Bolsa.

Aun así, Unicaja ha seguido adelante con sus planes, aunque el impacto del rescate de Popular en el mercado ha pasado factura en los objetivos establecidos en su salida a Bolsa. De la aspiración inicial a valer en Bolsa más de 2.400 millones, ha pasado a la meta de capitalizar como máximo 2.250 millones de euros. Y si bien los libros de su colocación están ya cubiertos desde hace una semana, según reconocen fuentes próximas a la operación, surgen nuevos factores que presionan a la baja el precio del estreno.

Unicaja anunciará hoy el precio al que debutará el viernes en Bolsa y que estará en la banda fijada entre los 1,1 y los 1,4 euros por acción. Esto supone cotizar a un ratio sobre valor en libros –la referencia más extendida para poner precio a un banco– de entre 0,45 y 0,55 veces. Pero en estas últimas horas previas a la fijación del precio, se ha cruzado en el camino de Unicaja la valoración que ha hecho Bankia de BMN en su proyecto de fusión, a 0,41 veces valor en libros.

Fuentes próximas a la colocación de la entidad andaluza insisten en marcar las diferencias en materia de solvencia y provisiones entre Unicaja y BMN, aunque los inversores cuentan ahora con una nueva referencia con la que valorar Unicaja, inferior a la establecida en su horquilla de precios. De hecho, el mercado dio ayer la bienvenida a la valoración hecha de BMN por Bankia, que se anotó un alza cercana al 5% gracias a que el precio fue inferior a lo que se había previsto en principio, entorno a los 0,5 veces valor en libros.

Fuentes próximas a la colocación de Unicaja señalan que “está sobresuscrita desde hace días”. La clave está ahora en maximizar el precio y alejarlo de la parte baja de una horquilla que ya de por sí es bastante estrecha en comparación con otras salidas a Bolsa, apuntan fuentes de mercado. “La valoración de BMN está hecha en el contexto de una adquisición, no de una salida a Bolsa”, puntualizan.

Así, Bankia valora a BMN en 0,41 veces su valor en libros después de asumir un impacto en capital de 1.000 millones de euros, en los que se incluyen provisiones de crédito por 500 millones de euros y provisiones de inmuebles adjudicados por 200 millones. La tasa de cobertura de activos adjudicados de BMN es de apenas el 28%, lo que implica para Bankia un esfuerzo para alinearla a su nivel.

Unicaja presenta en cambio uno de los ratios de cobertura de activos improductivos más elevados del sector. A cierre de 2016, era de un 62%, con un 76% sobre los activos de suelo y del 58% en edificios en construcción. Sin contar con los entre 756 y 962 millones que prevé captar en su salida a Bolsa, la banda de precios da a Unicaja una valoración de entre 0,35 y 0,45 veces valor en libros.

La comparación con BMN también atañe a la creación de valor gracias a las sinergias. Bankia prevé sinergias de costes con BMN por 155 millones de euros antes de impuestos. Y Unicaja calcula sinergias de 188 millones en 2020 gracias a la integración de Banco Ceiss, que será efectiva una vez haya devuelto los 604 millones de euros de ayudas en forma de bonos contingentes convertibles (cocos) que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectó en EspañaDuero a finales de abril de 2013.

Los referentes para la salida a Bolsa

Liberbank ha estado considerado como el principal comparable de Unicaja de cara a su salida a Bolsa, aunque el tamaño de la entidad andaluza sea mayor, al igual que sus niveles de solvencia y de cobertura de morosos y activos problemáticos. Tras el varapalo bursátil que motivo la prohibición por la CNMV de las posiciones cortas, Liberbank cotiza con el mayor descuento de la banca española, del 70%. La valoración establecida para el estreno bursátil de Unicaja maneja un descuento de entre el 45% y el 55%.

Unicaja prevé captar en su salida a Bolsa entre 756 y 962 millones de euros –a partir de una horquilla de precios de 1,1 a 1,4 euros por título–. Sumados a las acciones actuales, la capitalización de la entidad oscilaría entre los 1.703 y los 2.250 millones de euros.

Source link