Cajamar obtiene un beneficio de 44,3 millones de euros | Compañías

El Grupo Cooperativo Cajamar obtuvo un beneficio de 44,3 millones de euros en los primeros seis meses del año, lo que supone un incremento interanual del 25,1 %, gracias en su mayor parte al incremento del margen de intereses, que mide los ingresos.

De esta forma, el margen de intereses semestral del grupo sumó 292,8 millones de euros tras crecer un 2,8 % interanual.

A ello se suma la evolución positiva de las comisiones de desintermediación por asesoramiento en la comercialización y gestión de fondos de inversión, seguros, planes de pensiones y operaciones de consumo, que crecieron el 39,38 % y amortiguan el descenso de las comisiones de servicios básicos a clientes, explica la nota.

El margen bruto recurrente, es decir, el que se obtiene una vez excluidos los resultados extraordinarios por operaciones financieras y la dotación al Fondo de Educación y Promoción, creció un 8,4 % hasta los 458,5 millones de euros.

Y esto, unido al descenso interanual del 3,5 % en los gastos de explotación, principalmente por la contención de los gastos de personal y generales,contribuyó a la mejora del ratio de eficiencia, que bajó hasta el 64,93 %, así como al incremento interanual del 40,8 % del margen de explotación recurrente.

Todo ello facilitó que la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) creciera hasta el 2,96 %.

La entidad también destaca la nueva mejora registrada por la morosidad, que se redujo en 1,83 puntos porcentuales y quedó en el 12,38 %, con una cobertura para posibles insolvencias del 44,32%, 2,25 puntos porcentuales superior al 42,07 % del último ejercicio.

Los activos irregulares se redujeron en 713 millones de euros en los últimos doce meses, un periodo en el que destacó la caída interanual de los activos dudosos de 649 millones de euros, un 14,3 % menos.

También evolucionó de forma positiva la gestión comercial de activos adjudicados, con un incremento de las ventas del 68 %.

Al tiempo que continuó disminuyendo el riesgo promotor, que bajó un 18,5 %, el crédito a la clientela creció un 0,4 %, hasta los 27.092 millones de euros, en tanto que los activos totales lo hicieron el 0,2 %, hasta los 39.594 millones.

En cuanto a la solvencia, la ratio CET 1 “phased-in”, que recoge los recursos propios de mayor calidad, se elevó hasta el 11,59 %, al tiempo que la ratio CET 1 “fully-loaded (contando ya con todos los requisitos de la normativa europea Basilea III) subió al 11,38 %, lo que significa que cumple “holgadamente” con los requerimientos del supervisor, explica la nota.

Finalmente, Cajamar destaca que continúa con su estrategia de abrir oficinas en aquellos territorios en los que tienen una destacada actividad el sector agroalimentario y el sector servicios.

Como ejemplo, menciona las dos sucursales que ha inaugurado en estos meses en la provincia canaria de Santa Cruz de Tenerife, en las localidades de Breña Alta y Arona-Playa de Los Cristianos, con lo que a 30 de junio de 2017 contaba con una red de 1.090 oficinas y 5.743 empleados en 42 provincias.

Source link

El beneficio de Mutua Madrileña se dispara en el semestre un 42% | Compañías

Los beneficios de Mutua Madrileña se han disparado en el primer semestre. La compañía presidida por Ignacio Garralda obtuvo un resultado atribuido de 130,6 millones de euros entre enero y junio, un 42,2% más que en el mismo periodo del año anterior.

El incremento del beneficio neto consolidado se debe, fundamentalmente, a la buena evolución de los principales negocios aseguradores del grupo (seguros de coches y seguros de salud). También ha sido clave “la recuperación de los ingresos financieros una vez superados los factores de inestabilidad que los condicionaron en 2016”, según explica la entidad en un comunicado.

Además de los buenos resultados financieros, la compañía está logrando crecer con fuerza, gracias en parte a la campaña ¿Por qué a mí?. El grupo consiguió captar durante el primer semestre del año 1,6 millones de nuevas pólizas, cifra un 5,5% superior a la obtenida el primer semestre del año pasado. Con ello, la cartera del grupo se situó al finalizar el pasado mes de junio en los 11,9 millones de asegurados, un 6,8% más que al término de 2016.

El ramo de autos del grupo Mutua vio crecer sus ingresos por primas en el primer semestre un 5,1% (frente al 4,1% de media del conjunto del sector) hasta los 743 millones de euros, por lo que su cuota de mercado experimentó un nuevo avance para situarse en el 13,2%.

En el ámbito de los seguros de Salud, los ingresos por primas crecieron un 6,6% hasta junio (un 3,5% la media del sector) y alcanzaron los 1.136 millones de euros. Gracias a ello, la filial del Grupo Mutua SegurCaixa Adeslas afianza su posición de liderazgo en el sector, con una cuota de mercado que supera el 28%.

El Grupo Mutua Madrileña logró durante los seis primeros meses de este año unos ingresos totales por primas de 2.568 millones de euros, lo que representa un incremento del 5,2% respecto al primer semestre de 2016. Este aumento es significativamente superior al de la media del sector, que se situó en el 3,4% en el mismo periodo.

Source link

Las grandes empresas consolidan los beneficios | Compañías

Las grandes cotizadas que conforman el índice selectivo Ibex 35, con la excepción de Colonial, Merlin Properties e Inditex que por razones de calendario no han hecho públicas sus cuentas, han consolidado sus negocios tras los años de crisis y han normalizado la generación de números negros. Tras un 2016 aún muy afectado por la recapitalización de los bancos y las nuevas exigencias de solvencia, y tras la absorción de la entidad financiera (Popular) con el balance más desequilibrado que aún coqueteaba con las pérdidas, todas las grandes empresas ganan dinero, aunque algunas de ellas registren ligeros descensos en sus beneficios; y todas esperan mejorar su desempeño en el segundo semestre. Hasta junio ganaron un 10%, con dos de cada tres compañías mejorando sus resultados, y la estimación para todo el ejercicio es mejorarlas un 20% sobre las de 2016, superando el umbral de los 44.000 millones de euros, cada vez más cerca de los casi 55.000 millones que ganaron los empresas del Ibex en 2007.

Las compañías más grandes han registrado los mayores avances por la mejora sostenido de la demanda en España, con un crecimiento del PIB superior al 3% interanual, avances del empleo de tasas similares y práctica estabilidad precios, y en los mercados exteriores, en los que las cotizadas españolas capturan más de la mitad de sus ingresos. La normalización de la actividad en Latinoamérica, especialmente en México y Brasil, donde hay una presencia muy elevada de multinacionales españolas, ha sido clave.

Este comportamiento de las cuentas debería consolidarse en los próximos años, y funcionar como un elemento inclusivo del crecimiento, con generación de empleo, rentas salariales y abono de dividendos. Los ajustes parecen haber quedado atrás, y si se mantiene la estabilidad en la financiación, es la hora de explotar las inversiones del pasado y de acometer nuevas aventuras allí donde los mercados aconsejen. La Bolsa ha recogido ya con un avance del 13% este año las cuentas; pero en condiciones normales las previsiones del próximo semestre y próximos años deberían movilizar a los inversores que buscan retornos adicionales con plusvalías y dividendos.

Source link

Santander realiza un saneamiento récord en Popular de 12.400 millones | Compañías

Buen semestre para el sector financiero en general. Incluso para la red de Banco Popular, en manos de Santander desde el pasado 7 de junio, según anunció el viernes el consejero delegado del gigante bancario, José Antonio Álvarez. Santander cerró los seis primeros meses del año con un beneficio atribuido de 3.616 millones de euros, con un crecimiento del 24% en sus primeras cuentas tras la compra de Popular. De este resultado, el banco madrileño aportó 11 millones de euros, ganancias obtenidas desde el pasado 7 de junio –fecha en la que Santander adquirió este banco por un euro– hasta el 30 de junio.

Pese a este beneficio, en gran parte impulsado por su filial brasileña, Santander anunció que Popular presentará en septiembre unas pérdidas de unos 12.000 millones de euros, tras el ajuste patrimonial que ha realizado del nuevo banco adquirido.

Estos números rojos, correspondientes al primer semestre del año, se desglosan en 7.200 millones de euros destinados a sanear sus ajustes patrimoniales, 4.300 millones de euros ajustados en concepto de deducciones de capital (fondo de comercio, intangibles y créditos fiscales) y otros 700 millones de euros derivados de la acción comercial para compensar a los accionistas de Popular. Además, Santander aplica un ajuste de 200 millones de euros en concepto de otros.

Este ajuste patrimonial provocará que Popular presente estas pérdidas récord y superiores a las previstas. Tras este saneamiento Popular se quedará con un ratio de capital negativo en un 4,9%, pero inmediatamente Santander le inyectará 7.000 millones de euros captados en su ampliación de capital cerrada esta semana y así elevará su ratio de capital al 10,5%.

Esto es lo que ocurrirá en Popular, pero esta operación no alterará ni el balance ni los resultados de Santander, incluidos los 11 millones aportados al beneficio.

Según las cifras de Santander, los fondos propios de la entidad antes de su resolución ascendían a 10.200 millones de euros, a los que se sumaron 2.000 millones de euros por la amortización de los bonos contingentes convertibles y la deuda subordinada, aunque tras los ajustes realizados se sitúan en 200 millones de euros negativos.

Estas cifras son las que provocaron que el Mecanismo Único Europeo (MUR) fijase en cero el valor de las acciones de Popular y las que, según también Santander, tendría que asumir Europa en caso de perdidas de litigios ya que el banco que preside Ana Botín entiende que su responsabilidad sobre Popular comienza a partir de la mañana del 7 de junio, fecha en la que firmó su compra por un euro.

Tras la incorporación de Popular a Santander, la ratio de capital CET1 fully loaded de la firma que preside Ana Botín desciende un 1,14% y se sitúa en el 9,58% a junio, aunque tras la ampliación de capital llevada a cabo la ratio pasa a ser del 10,72%, pero su objetivo es llegar al 11%.
El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, explicó el viernes que la entidad está satisfecha con la recuperación comercial de la red de Banco Popular. Desde finales del pasado ejercicio hasta que la entidad que preside Ana Botín se hizo cargo de Popular salieron de esta entidad 20.000 millones de euros en depósitos, de los que ya se han recuperado 6.500 millones (datos del jueves), explicó Álvarez.

“Estamos recuperando más volumen del previsto. Estamos sorprendidos de la recuperación de las pymes, que es más rápida de lo que esperábamos”, subrayó Álvarez en la presentación de resultados de Santander. “El elemento más importante (cuando el banco adquirió Popular) era la recuperación de la franquicia comercial y estamos contentos de cómo se está recuperando”, añadió Álvarez, que puso en valor que “se ha recuperado el flujo del crédito” de Popular, que en el momento de la adquisición “tenía las cañerías vacías”.

Afirmó que “cuando uno tiene problemas de liquidez lo último aconsejable es dar crédito”. La primera cosa que hizo Santander cuando llegó a Popular, de hecho, fue inyectar 13.000 millones de euros de liquidez. “La actividad crediticia estaba bastante parada y ahora los niveles de producción del crédito son normales”, reiteró.

Santander volvió el viernes a reiterar que confía en obtener un retorno sobre la inversión de Popular entre el 13% y el 14% en 2020.

La morosidad del grupo aumenta al 5,37% desde el 3,74% de marzo tras la compra de Popular. Santander ha desvelado que los créditos impagados de este banco ascendía al 20% con una cobertura del 61%.

De la cuenta de resultados de Santander destaca el crecimiento de todos los márgenes. Además, el conjunto de sus franquicias han tenido resultados positivos con excepción de EEUU, que se reduce ligeramente y Polonia que se estanca.

Brasil se mantiene como su principal mercado, con un beneficio ordinario de 1.244 millones de euros, con una mejora del 58% (del 32% si no se tiene en cuenta efectos de tipo de cambio). Destaca con el “fuerte crecimiento en ingresos, la disciplina de costes y una reducción del coste del crédito en el trimestre”. Este país aporta el 26% del beneficio del grupo.

Reino Unido aporta 824 millones de euros, con un crecimiento del 8% a tipo de cambio constante del euro y con una caída del 2,2% si se tiene en cuenta el tipo de cambio. Aporta el 17% de las ganancias del grupo.

España, la gran protagonista tras la operación de Popular, suma un resultado de 603 millones, lo que significa doblar su beneficio en un año, aunque de aquí hay que restar los 144 millones de euros de pérdidas en su unidad inmobiliaria y sumar 115 millones que le corresponde a la parte española de Santander Consumer, en total 574 millones, frente a los 470 de un año antes. España aporta al grupo sin Popular el 13% de las ganancias.

Popular aporta créditos netos por 82.589 millones y depósitos de 64.814 millones, el 9,5% y 8,5% del total, respectivamente.

Los ajustes de los servicios centrales en 18 meses,
en la red en 24

La cartera inmobiliaria del grupo Santander tras la compra de Popular se eleva a 41.000 millones. El número dos de la entidad, se mostró “muy optimista” ante la futura venta de la cartera inmobiliaria de Popular, operación que espera que se produzca “relativamente pronto”, si bien ha señalado que hay “autorizaciones pendientes”. El consejero delegado de Santander explicó que la entidad está “evaluando las alternativas”, entre las que se encuentra la venta de toda la cartera o una parte. En este caso, no se hará con plusvalías significativas, dijo. El banco podrá mantener un crédito fiscal de 3.000 millones de Popular.

La presidenta de Santander, Ana Botín, precisó en una nota que el negocio del banco “ha mostrado tendencias positivas en todos los mercados”, sobre todo en América Latina, y ha mejorado mucho en España y Reino Unido “a pesar del entorno”.

La Junta Única de Resolución (JUR) ha rechazado divulgar el informe de valoración realizado por Deloitte que justificó la liquidación de Banco Popular, adjudicado al Santander por un euro, al considerar que contiene datos financieros de ambas entidades que podrían socavar la protección de sus intereses comerciales. Así se lo ha comunicado el organismo europeo a Aeris Invest, vehículo de inversión del Grupo Luksic, que en el momento de la resolución de Banco Popular poseía un 3,45% de su capital. El Grupo Luksic presentó en la Audiencia Nacional un recurso contra el FROB por la decisión de amortizar a cero las acciones de Popular, y tenía previsto recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dicha operación, para lo cual solicitó el 13 de julio el informe de valoración que justificó la intervención.

El banco llevará a cabo primero el ajuste de los servicios centrales, cuya integración se espera en 18 meses, y más tarde el de la red, cuya unión se prevé en 24 meses. Espera que Europa comunique la aprobación de la compra de Popular en unas semanas, y no espera que esta autorización conlleve un plan de ajuste por posición dominante en ninguna región. “En ningún sitio sobrepasamos el 25% y posición dominante es a partir del 30%”, explicó Álvarez.

Source link

La gran banca dispara sus ganancias un 20% al normalizar sus cuentas | Compañías

El business as usual era un concepto casi desterrado de la banca. Quiebras de entidades, inyecciones de dinero público, morosidad rampante y fuertes pérdidas han marcado el día a día del sector financiero español. Pero poco a poco la normalidad va volviendo. Los cinco grandes bancos nacionales (Santander, ya con Popular, más BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankia) han ganado en el primer semestre del año 7.726 millones de euros, un 20,5% más que hace un año. Ha sido clave en el resultado la actividad internacional de los dos grandes, pero también el buen tono del negocio tradicional. 

En el regreso de esa desterrada rutina BBVA dispara su beneficio gracias a su filial en México (lo normal hace 10 años), Santander vuelve a ser el fagocitador de rivales que siempre fue, CaixaBank saca músculo como la primera franquicia bancaria dentro de España (un título que ostenta desde hace años) y Banco Sabadell y Bankia van dejando atrás los millonarios saneamientos por créditos morosos.

Tres datos avalan la vuelta al negocio básico: 

  1. La evolución del margen de intereses. No hay mejor termómetro para ver la salud de un banco. Es la diferencia entre lo que ingresa por prestar dinero y lo que tiene que pagar por captar recursos (depósitos o financiación mayorista). Hasta junio, la gran banca tuvo un margen de intereses de 30.983 millones de euros, un 8% más que hace un año. La clave está siendo el menor coste en la captación de pasivo.
  2. La buena evolución de las comisiones netas. Durante los cuatro últimos años los bancos han recurrido como vía de ingresos alternativa a la venta de seguros, planes de pensiones y fondos de inversión. En el primer semestre ingresaron casi 10.500 millones de euros en comisiones netas, un 12,7% más que en el mismo periodo de 2016.
  3. Normalización de ingresos financieros. Una de las tablas de salvación del sector en los últimos ejercicios ha sido la compraventa de deuda pública. Con la caída de los tipos de interés, esta fuente de ingresos atípicos se ha ido reduciendo. Los resultados de operaciones financieras de la gran banca han caído un 12% en el semestre.

En el caso de Banco Santander, los analistas destacan especialmente el aporte que representa la reciente adquisición de Banco Popular y la estabilización del negocio en Brasil, un país que ha vivido dos años muy difíciles en términos políticos y económicos. “Está habiendo una recuperación de las comisiones netas y buena evolución de los gastos de explotación, con una morosidad contenida”, explica Nuria Álvarez, gestora de Renta 4 Banco. El banco ha obtenido un beneficio atribuido hasta junio de 3.616 millones de euros (+24%).

Los resultados obtenidos por el grupo presidido por Ana Botín han sido mejores a los previstos por los analistas. “En casi todas los países donde el banco está presente, el beneficio atribuido ha sido mejor del esperado por el mercado”, recuerda Álvarez. Desde la firma recomiendan a sus clientes aumentar la exposición a Banco Santander.

BBVA, por su parte, ha cosechado unas ganancias en el primer semestre de 2.306 millones de euros (+26%), muy en línea con las previsiones del mercado. En su caso, México vuelve a ser el impulsor de los resultados, con unas ganancias de 1.080 millones de euros, el 40% del total.

CaixaBank es para los expertos el mejor indicador de cómo evoluciona el sector bancario dentro de España. La entidad financiera catalana ha demostrado una notable solidez de su margen de intereses, con un crecimiento del 15%, y una excelente evolución de sus comisiones netas (+24%). El beneficio neto obtenido por el banco, de 839 millones de euros, ha superado con creces las expectativas de los analistas.

Una de las claves de la evolución del grupo es que ha conseguido reducir el coste de la financiación de sus recursos. “Ha habido una gestión intensa de la financiación minorista, especialmente del ahorro a vencimiento, que reduce su coste desde el 0,63% en junio de 2016 hasta el 0,11%”, explica la entidad en un comunicado. También ha habido una notable caída del coste de la financiación institucional.

Bankia hacía tiempo que ya había normalizado sus cuentas. La gestión de José Ignacio Goirigolzarri y su equipo han logrado poner en valor una franquicia que está muy bien capitalizada y que afrontará en los próximos meses la absorción de BMN, su primera operación corporativa.

El banco ganó en el primer semestre 514 millones de euros, un 6,9% más que hace un año. Desde el equipo de análisis de Citi destacan “las buenas métricas de negocio, con una buena mejora del margen de clientes, con crecimiento en los tipos de interés aplicados y en las comisiones ingresadas”.

En su caso, la vuelta a los principios básicos pasa por la reducción del dinero destinado a provisiones. En el primer semestre los saneamientos cayeron un 15,6%, tras recortar la morosidad en 1.000 millones de euros. Esta cifra ha batido las previsiones de los analistas.

Banco Sabadell, por su parte, sigue con el proceso de absorción de su filial británica TSB. La entidad, que ha obtenido un beneficio semestral de “sigue dependiendo demasiado de los resultados de operaciones financieras, pero sus ingresos recurrentes van presentando una mejora trimestre a trimestre”, explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Source link