De la Serna desmiente a Atlantia sobre el veto oficial a la opa sobre Abertis | Compañías

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha desmentido a Atlantia sobre los permisos que precisa la empresa italiana a la hora de adquirir Abertis. “Será el Gobierno de España, y no Atlantia, quien determine si es precisa o no la autorización”, ha afirmado De la Serna en unas jornadas en el Instituto de Ingeniería. El Gobierno ha encargado a la Abogacía del Estado un informe jurídico  sobre si la operación requiere el ‘visto bueno’ del Ejecutivo o si, tal como sostiene Atlantia, éste no es necesario. En el folleto de la opa presentado ayer la empresa declaró haber solicitado exclusivamente el permiso de la CNMV, y no de otras autoridades.

“Los abogados del Estado están ya analizando si un cambio indirecto en las sociedades concesionarias de las autopistas requiere autorización”, declaró el ministro, que asegura que, hasta el momento, ningún representante o dirigente de Atlantia se ha puesto en contacto con su departamento desde que se planteó la operación.

En el folleto de la opa, la italiana apunta, con todo, su “voluntad de atender a los intereses estratégicos del Reino de España en relación tanto a la gestión y explotación de las concesiones administrativas de construcción, conservación y explotación de autopistas”, como a la “gestión y eventual destino de la participación de Abertis en Hispasat”.

La CNMV ha comunicado oficialmente el calendario de la opa de Atlantia. El plazo de aceptación empieza hoy, dado que el folleto de la operación fue aprobado ayer por la CNMV, y durará hasta el 24 de octubre.

Venta de Hispasat

Abertis, además, ha informado a la CNMV de que ha recibido una “manifestación de interés” por parte de Red Eléctrica para la adquisición de Hispasat. La propuesta, con todo, no es de carácter vinculante, según ha comentado Abertis, por lo que no ha sido sometida al consejo de administración. La posible operación había sido adelantada por Expansión.Abertis adquirió este mismo año un 33,7% de Hispasat por 302 millones de euros. A estos precios, la adquisición del 90% que está en manos de Abertis rondaría los 800 millones de euros. 

Red Eléctrica, por su parte, se ha manifestado en la misma línea: “como parte del proceso de como parte del proceso de búsqueda activa de oportunidades de inversión, la compañía ha venido realizando estudios para valorar el interés en una potencial adquisición de una participación en el capital social de Hispasat, habiendo mantenido conversaciones a este respecto con Abertis”.

La participación de Abertis en Hispasat, de la que la española tiene el 90%, es uno de los aspectos clave de la opa de Atlantia sobre la empresa española. Hispasat gestiona tanto satélites civiles como militares, por lo que su control tiene carácter estratégico. La venta de Hispasat a Red Eléctrica allanaría el camino para la oferta italiana.

Source link

REE acuerda la creación de una fundación que presidirá José Folgado | Compañías

El consejo de administración de Red Eléctrica (REE) convocado para el próximo martes 26, incluye en su orden del día aprobar la creación de una fundación, un viejo proyecto del actual equipo directivo del operador del sistema eléctrico y transportista, cuya presidencia ocupará José Folgado, quien abandonará en breve la presidencia no ejecutiva del propio grupo.

El cese hace más de una semana de Ana Cuevas, hasta entonces directora de Sostenibilidad, Innovación y Coordinación institucional de REE, ya se interpretó como una clara señal de la inminente salida de Folgado de la presidencia. Hija del expresidente de la CEOE, José María Cuevas, con quien Folgado tuvo una estrecha relación durante los muchos años en que trabajó en la patronal, se la consideraba su mujer de confianza.

Fuentes empresariales atribuyen el despido de Cuevas al deseo del actual consejero delegado de REE, Juan Lasala, de contrarrestar cualquier poder fáctico en la compañía participada por la SEPI en un 20%. “Ya lo hizo con el exdirector de Operaciones, Andrés Seco, y ahora con Ana Cuevas”, señalan fuentes empresariales. Todo apunta a que el puesto de la directiva saliente será amortizado. Un portavoz de REE declaró que la compañía “sigue estudiando la creación de la fundación” y que ni el presidente de la misma ni el resto de miembros cobrarán retribución.

La creación de la fundación, cuyos estatutos serán sometidos al veredicto del consejo, es un proyecto que se remonta a dos o tres años atrás. Con una aportación de fondos que podrían superar los seis millones de euros, según se filtró en su día, su creación fue puesta en cuestión en su día por la Abogacía del Estado, que consideró contrario a la ley que se financie con la retribución regulada que recibe REE a través de los peajes eléctricos que pagan los consumidores en su factura.

Por un lado, como transportista de las redes de alta tensión recibe 1.778 millones de euros (sobre un total de 1.940 millones ingresados en 2026) y, por otro, como operador del sistema, cobró 56 millones.

“La presidencia de REE, que no es ejecutiva, es un puesto muy goloso para exministros y políticos”, dicen fuentes del sector

De esta manera, REE solo podría financiar su nueva fundación con los ingresos obtenidos de sus actividades no reguladas: apenas 86 millones por los servicios de comunicaciones (redes de fibra óptica) y su negocio internacional, 19,8 millones de euros. Su homóloga del gas, Enagás, cuyos accionistas, al igual que los de REE, tienen limitados por ley los derechos de voto, no cuenta con ninguna fundación similar.

Según informó en 2015 Diario.es, REE había adquirido un año antes por más de cinco millones de euros antes dos edificios en el parque tecnológico de Tres Cantos (localidad de la que fue alcalde José Folgado antes de acceder a la presidencia de la compañía), que podría servir para albergar la sede de la fundación, que comenzó a gestarse por entonces.

Con la creación de esta entidad, cuyos estatutos se someterán a la aprobación del consejo de administración de la próxima semana, se abre una nueva etapa en la compañía, que deberá nombrar a un sustituto de Folgado. “La presidencia de REE, que no es ejecutiva, es un puesto muy goloso para exministros y políticos”, aseguran fuentes del sector, que no descartan la convocatoria de una nueva junta extraordinaria en los meses de agosto o septiembre.

Para ser nombrado presidente de REE es necesario previamente ser consejero de la sociedad, por lo que, de no ser designado alguno de los actuales miembros, el elegido deberá pasar por ese trámite antes de que se produzca la salida de Folgado.

Las presiones, a punto de comenzar

Hay quien considera que ninguno de los actuales da el perfil, “salvo, quizás, José Luis Feito”. Sin embargo, no está claro que este tenga los apoyos políticos suficientes como para optar a “tan confortable y rentable jubilación”. Las presiones están a punto de comenzar.

El consejo está compuesto por 12 miembros: además de Folgado y Lasala, tres dominicales en representación de la SEPI (Fernando Fernández Méndez de Andés; Santiago Lanzuela y José Ángel Partearroyo), y siete independientes ( Carmen Gómez de Barreda Tous de Monsalve; María José García Beato; Socorro Fernández Larrea; Antonio Gómez Ciria; José Luis Feito; Arsenio Fernández de Mesa y Alberto Carbajo).

El nombramiento como consejero de Fernández de Mesa, exdirector general de la Guardia Civil, generó hace unos meses una enorme polémica. Y, aunque el revuelo podría frenar su nombramiento como presidente de REE, no falta quien considera que las críticas no serán un hándicap para que Mariano Rajoy (amigo y valedor del exdirector de la Guardia Civil) pudiera proponerle como presidente. En cualquier caso, este nombramiento debe recibir el visto bueno del ministro de Energía, Álvaro Nadal.

Otra cuestión es que, pese a tratarse de una presidencia no ejecutiva, el que sustituya a Folgado pueda tener el poder suficiente para cambiar a su vez al actual consejero delegado.

Source link