Da del Troll: nueve tipos de ‘trolls’ que puedes encontrar en redes sociales | F5

Source link

Facebook lanza Oculus Go, un casco de realidad virtual por 199 dólares | Compañías

Facebook ha vuelto a dejar claro este miércoles su ambición en el terreno de la realidad virtual. La compañía de Mark Zuckerberg aseguró que quiere que 1.000 millones de personas utilicen esta tecnología, aunque no precisó en qué plazo. Con este objetivo, la red social ha presentado en un evento en EE UU su nuevo casco Oculus Go, totalmente independiente, pues no necesita para funcionar conectarse a un ordenador ni introducir en el un smartphone, como sí ocurre con los cascos de otros fabricantes y con el Oculus Rift, el buque insignia de la compañía. Este avance evita los molestos cables. También, a diferencia de Rift, tendrá un solo mando para controlar las acciones de las experiencias virtuales en lugar de dos.

El dispositivo saldrá a la venta en el primer cuatrimestre de 2018 y costará 199 dólares, menos de la mitad de los 499 dólares que costaba hasta ahora Oculus Rift, pues la compañía lo ha reducido hasta los 399 dólares. Se trata del tercer recorte de precio que la compañía aplica al equipo desde que se lanzó.

Hugo Barra, responsable de Hardware de Facebook, aseguró que Oculus Go “es la realidad virtual más accesible”. El directivo destacó durante la conferencia de desarrolladores de Oculus Connect el potencial de esta tecnología para cambiar nuestras vidas, desde la medicina al entretenimiento, pasando por la oportunidad que brinda para llevar a cabo reuniones en salas virtuales. El kit para desarrolladores estará disponible para el próximo noviembre.

El nuevo casco lleva una pantalla LCD con resolución de 2560×1440 píxeles y dos pequeños altavoces en la correa que sustituirán a los auriculares. El dispositivo reproducirá algunos títulos de la biblioteca del Samsung Gear VR, ya que Facebook es aliada del fabricante surcoreano en este negocio. 

Facebook espera con Oculus Go captar la atención de los usuarios hacia la realidad virtual, una tecnología que no acaba de despegar. La compañía, al igual que sus rivales en este negocio (HTC, Microsoft o Sony, entre otros), no ha logrado popularizarla, pese a sus esfuerzos. Según diferentes fuentes, la red social habría vendido en torno a un millón de Oculus hasta la fecha, y ello pese a la bajada repetida de precios.  

Aunque las Oculus Go ha sido el principal protagonista de este anuncio, la multinacional estadounidense ha desvelado también sus planes para llevar la realidad virtual a las oficinas, gracias al paquete Oculus for Business, que incluye un casco Oculus Rift, un par de mandos, tres sensores espaciales y tres interface faciales.

“Estamos legítimamente entusiasmados con el futuro y estamos comprometidos a hacerlo realidad”, insistió Barra, convencido de que más personas utilizarán la realidad virtual con un dispositivo como el Oculus Go, que ha sido diseñado para ser más cómodo de utilizar, con correas elásticas para sostener el dispositivo en la cabeza y un tejido más transpirable. Facebook también desveló durante el evento que ha registrado 100 millones de descargas de aplicaciones para sus cascos de realidad virtual, y señaló que está trabajando en una versión menos voluminosa.

Caída de Facebook e Instagram

Por otro lado, este miércoles por la tarde tanto Facebook como Instagram han sufrido problemas de conexión y muchos usuarios no podían acceder a sus plataformas sociales. La caída de Facebook ha sido generalizada, como han corroborado Down Detector yOutrage Report, dos webs especializadas en analizar los problemas de conexión de grandes servicios online. La incidencia habría tenido especial impacto en países como EE UU y Reino Unido. En España, su efecto ha sido mucho menor.

Source link

Twitter duplica el límite de caracteres por mensaje hasta los 280 | Lifestyle

Poco a poco la red social que ha hecho de la síntesis dialéctica de sus usuarios su principal rasgo característico va relajando sus reglas del juego. Y todo porque la red social ha decidido hoy aumentar el límite de los caracteres en cada mensaje hasta justo el doble de lo que permitía hasta ahora. Una decisión que sin duda ha sentado de forma muy diferente a los usuarios de Twitter. Y eso que precisamente ha sido Jack Dorsey, el director ejecutivo de la compañía, quien ha justificado este cambio precisamente por la frustración de muchos usuarios.

De momento es sólo una prueba

Aunque sólo sea una prueba, en su tuit, Jack Dorsey ha dado por hecho este salto desde los 140 caracteres a los 280 caracteres por tuit. Según el tuit donde ha anunciado esta decisión, el límite inicial de 140 caracteres venía dado por la limitación de los antiguos mensajes SMS; que eran de 160 caracteres.

Ahora según Dorsey han tomado esta decisión, que denominan como un “pequeño cambio”, para resolver un problema real que muchos usuarios han estado experimentando al intentar publicar un tuit, sintiéndose frustrados en muchas ocasiones. Según Dorsey, este cambio conserva la brevedad, velocidad y esencia de la red social. De momento sólo unos pocos usuarios disfrutan de este cambio, pero pronto llegará a todos.

Source link

Currículum: Qué preguntan las empresas en una entrevista de trabajo | Fortuna

La mayoría de la gente a la que se pregunte para qué cree que sirve un currículo, dirá que para encontrar trabajo. Pero no lo ven de la misma manera muchos de los profesionales dedicados, precisamente, a encarar los procesos de selección de las grandes empresas. “Un currículo no vale para encontrar empleo, sirve solo para conseguir una entrevista”, explicó ayer César Aparicio, director de ventas de Infojobs, en la jornada El País con tu futuro empleo, organizada por el citado portal de búsqueda de trabajo, BBVA y el diario El País. En ella, diferentes expertos del mundo de los recursos humanos y la empresa aconsejaron a quienes buscan trabajo con el fin de hacer más efectivo este difícil proceso.

A día de hoy, gracias a las redes sociales y a la democratización de las nuevas tecnologías, las ofertas, tanto de trabajo como de candidatos, están a la vista de todos. “Esto en parte se ha convertido en una trampa, porque es mucho más difícil destacar”, prosiguió el director de recursos humanos de Securitas Direct, Álvaro Vázquez Losada. Por eso, por raro que pueda parecer, una forma de sobresalir entre el resto pasa por dejar de buscar de forma masiva y automática, así como por dejar de enviar el currículo a todas las ofertas del mercado. “Hay que dedicar tiempo a la búsqueda, y discriminar cuáles son los puestos que realmente nos interesan. Este esfuerzo, cuando entrevistas a alguien que ha gastado esos minutos, realmente se nota”, recalcó. Así, de la misma forma que a la hora de contratar un viaje se tienen en cuenta todas las ofertas disponibles, los servicios de cada compañía y los detalles que marcan la diferencia entre un destino y otro, se debe hacer lo propio en la búsqueda de un empleo. Pero no es lo único en lo que debe invertirse tiempo. “El momento de redactar el currículo también es importante, no hay que meter todo en un mismo documento. También debe quedar patente que conocemos bien los detalles y características de la empresa a la que se lo hemos enviado”, continuó Aparicio.

Un currículo no vale para encontrar trabajo, sino para lograr una entrevista

Precisamente por eso, los candidatos también deben tener en cuenta que una de estas cartas de presentación no es válida para todas las propuestas, “sino que cada cual debe adaptarse al empleador. Un expediente profesional no vale para todas las situaciones”, apuntó el director de personas y valores de BBVA, Pedro Méndez. Pero como recordaron los expertos, esta es solo la primera fase. “Un proceso de selección es una dualidad entre los datos, obtenidos en los currículos y perfiles de los candidatos, y las personas. “Las empresas hacemos una criba masiva, e incluso fría, de todos estos datos. Por eso, donde el profesional debe mostrar su verdadero valor objetivo es posteriormente, en el cara a cara”, insistió Méndez.

Pero esto no siempre es fácil. Cabe recordar que en una entrevista intervienen dos personas. “Cualquiera de los dos puede tener un mal día, y la capacidad de mostrar tus fortalezas solo la tienes una vez. Por eso, entre otras cosas, hay que anticiparse a las preguntas que pueden hacerte”. No hay cabida para la improvisación. “La cuestión más complicada que pueden hacerte en un proceso de selección es ¿quién eres?, y eso lo debes tener estudiado”, recomendó César Aparicio. La directora de recursos humanos de Correos, Lourdes Fernández de la Riva, instó también a hacerse visible de alguna forma más allá de la puramente académica y profesional, “mostrando experiencias al margen del expediente, tales como viajes, colaboración con ONGs… Todo lo que muestre que realmente tienes curiosidad y ganas”.

Source link

El cable submarino de Facebook que une Estados Unidos con España ya está terminado | Lifestyle

El proyecto de cable denominado MAREA que se anunció el pasado año para unir Estados Unidos y España ya es una realidad. Un proyecto desarrollado por Microsoft y Facebook que ha sido terminado esta misma semana. Aunque no es ni mucho menos el primer cable de este tipo que se construyen en el mundo, y específicamente en el Atlántico, sin duda es uno de los proyectos más ambiciosos que se han llevado a cabo. No en vano este cable va a ofrecer a partir de 2018 una gran velocidad de 160 terabytes por segundo de ancho de banda.

Une las playas de Virginia y el País Vasco

El cable discurre por nada menos que 6.600 kilómetros entre las playas de Virgina Beach en Estados Unidos y la de Sopelana, muy cerca de Bilbao. Este nuevo cable no sólo va a beneficiar económicamente a estos dos lugares, sino que además beneficiará a otros continentes, ofreciendo más velocidad no sólo a Europa, sino a África y Asia.

El cable llegó a Bilbao en el mes de julio, y ha sido ayer jueves cuando Microsoft ha confirmado que la instalación del cable se ha completado. Un cable que se ha depositado a más de 3.000 metros de profundidad de media en su camino entre estos dos puntos, sorteando terremotos, volcanes submarinos y un sinfín de amenazas.

Source link

La trama rusa en EE UU atrapa a Facebook: presión para que vigile los anuncios | Compañías

Las presiones sobre Facebook para que sus directivos comparezcan ante el Senado y el Congreso de EEUU y expliquen en qué medida utilizó Rusia la red social para interferir en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca han crecido en los últimos días. La preocupación sobre el papel jugado por la empresa ha subido de nivel después de que la multinacional revelara hace unos días que 470 cuentas falsas operadas desde Rusia habían pagado unos 100.000 dólares en anuncios a la plataforma para influir en la política estadounidense.

“Hay un montón de preguntas sin respuestas… Estamos solicitando mucha más información a Facebook”, señaló la semana pasada Adam Schiff, el demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado. También el presidente republicano de ese comité, Richard Burr, dijo el pasado martes que quería una “explicación completa” de Facebook y de otras redes sociales sobre cómo el dinero extranjero podría haber manipulado las elecciones.

La cuestión de gran calado no tiene, sin embargo, una respuesta ni solución fácil, pues como dice Rodrigo Miranda, director de ISDI, la red ha facilitado las comunicaciones de un modo impensable hace unos años y eso tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. “¿Facilita internet la transmisión de contenidos o actividades ilícitas? Sí. La llamada Deep Web tiene 400 veces más contenidos que la internet abierta. El de las elecciones americanas es un caso muy llamativo, pero no es único. También ha habido usos reprobables en otras redes sociales (Twitter, Instagram), pero un internet abierto es así”, señala este experto, que añade que el control de los contenidos es uno de los caballos de batalla de todos los gigantes de internet, “pero es tremendamente complicado llevarlo a cabo”.

Ismael El-Qudsi, CEO de Internet República, tampoco ve una resolución fácil al problema: “Facebook no tiene un conocimiento exhaustivo de lo que ha sucedido en las compras de anuncios por parte de Rusia, pues los 100.000 dólares que se supone que han gastado en anuncios lo han hecho mediante su herramienta de autoservicio, no han sido gestionados directamente por los empleados de Facebook”. Un argumento que la empresa de Mark Zuckerberg ha utilizado en su defensa.

Esa herramienta de autoservicio sirve para que pequeñas empresas puedan anunciarse en Facebook con un presupuesto bajo, ya que cuando el importe que una empresa gasta en la red social es elevado, la compañía le asigna un gestor de campañas para ayudarle a manejar su inversión publicitaria. “Es una práctica común en el sector de internet, que otras compañías como Google también realizan. De hecho, muchos de estos puestos de trabajo suelen estar centralizados en Dublín, donde varios gigantes de internet tienen su sede europea”, continúa El-Qudsi.

Para los expertos, es lógico que estas compañías, que tienen cientos de miles de anunciantes, tengan que tener sistemas automáticos y se reserven la atención personal para los grandes anunciantes. Se calcula que los anuncios asociados a la trama rusa fueron más de 3.000, por lo que revisar todos manualmente hubiera llevado mucho tiempo. “Estamos ante lo que se denomina una acción de marketing de guerrilla, y por las características de esta acción (crear miles de anuncios con poco presupuesto) es difícil que cualquier plataforma pueda controlarlo, no sólo la de Facebook”, insiste el CEO de Internet República.

Para este experto, si Facebook eliminase esta opción de autoservicio se producirían dos consecuencias inmediatas: el precio de la publicidad en la red social aumentaría mucho, y Facebook no podría tener cientos de miles de anunciantes en su sistema publicitario, con lo cual los perjudicados serían los pequeños y medianos anunciantes, no sólo la red social. “Y una cosa buena que tienen las redes sociales es que democratizan el acceso a la publicidad en internet, permitiendo que cualquier anunciante pueda llegar a su público, no sólo las grandes marcas”.

Miranda apunta que Facebook, al igual que otros gigantes de internet, invierte mucho dinero todos los años en mejorar su experiencia de usuario y su funcionamiento, y una de esas mejoras va destinada al control de los contenidos. Pero, ante la pregunta de si se pueden pasar de control automático a manual, asegura que es Impensable. “Harían falta tanta cantidad de personas que sería un negocio inviable. ¿Cuántos anuncios publican las diferentes plataformas sociales, Facebook entre ellas, en un día? millones. Y Facebook retira miles de miles de anuncios al día por incumplir sus normativas de uso. Ese control se está haciendo, y cada vez más eficaz, pero las máquinas no dejan de ser máquinas, por muy bien que funcionen. Son insustituibles en el análisis de cantidades ingentes de datos, en el tiempo, pero los matices son muy difíciles de mecanizar”, defiende el director de ISDI. Este advierte que una parte de la iniciativa de Facebook para el control de los contenidos se ha cedido a los usuarios, que tienen la posibilidad de denunciar contenidos y son denuncias eficaces y que muchas veces sirven para dar la alerta sobre los contenidos. “Pero en ese caso no saltaron porque la trampa iba disfrazada de legalidad”.

El problema, continúa El-Qudsi, es que muchos de los anuncios (supuestamente manejados por grupos pro Kremlin) no eran políticos, promocionando a Trump o contra de Hillary Clinton, eran miles de anuncios que promocionaban la asistencia a eventos sobre temas polémicos como inmigración, derechos de los homosexuales y racismo. Es decir, el anuncio en sí no hablaba de partidos políticos o sus candidatos, sino que trataban de sembrar opinión sobre ciertos temas, con un sesgo hacia las tesis que defendía Trump. “Indirectamente eran anuncios que promocionaban a un candidato, pero sin nombrarle, y eso es difícil de acotar”, sostiene El-Qudsi.

Hay quien pide que Facebook obligue a sus anunciantes que indiquen cuándo un anuncio tiene tintes políticos, “pero incluso aunque se aprobase esa opción que Facebook ha admitido estar considerando, la mayoría de los anuncios de la trama rusa no se verían afectados. Sólo lo harían los anuncios similares a los que hoy se emiten en la televisión americana, donde se promociona explícitamente a un candidato”, subraya el CEO de Internet República.

El-Qudsi recuerda que Facebook ya anunció que iba a contratar a miles de empleados para frenar la propagación de noticias falsas “y me consta que así ha sido, pero a veces no se pueden poner puertas al campo, y esta parece ser una de esas veces”. En esta línea, Miranda apunta que para Facebook es muy negativo verse implicada en algo así. “Es algo que la compañía no desea ni necesita y claro que les ha hecho saltar las alarmas. Las medidas que toma son constantes, pero no van a parar a la Red. Todos nosotros recibimos correos de spam de forma diaria: podemos bloquear a los que envían, poner filtros, usar todas las medidas de seguridad pero lo mejor sigue siendo no abrir correos dudosos. Facebook mejorará sus medidas de seguridad a partir de este incidente pero no pueden ser definitivas porque siempre habrá una manera de utilizar de forma desaconsejable o ilícita lo que para los demás usuarios son ventajas y avances”.

¿Hay más empresas afectadas: Google, Twitter…?

El escándalo parece afectar solo a Facebook, pero otras compañías como Google o Twitter también pueden verse afectadas. Google ha declarado que no parece haber sufrido este problema, y es que las amplias capacidades de segmentación de Facebook lo hacen más propenso. “Es más fácil alcanzar un público similar o partidario de una cierta ideología en los anuncios de Facebook que en Google. En Google se puede segmentar a los usuarios por las cosas que buscan mientras que en Facebook la segmentación suele realizarse teniendo en cuenta los intereses del usuario y en este sentido, podemos encontrar gente en Facebook similar al perfil que estemos buscando”, detalla El-Qudsi.

Este experto señala que un comprador de anuncios puede lograr que ciertas personas den al “Me Gusta” de su página de Facebook, y una vez que eres fan de una página de determinada ideología es muy sencillo usar las herramientas de la red social para encontrar “públicos similares” y mediante anuncios impactar publicitariamente “a gente similar a ti, pero además puedes buscar gente que tenga los mismos interés, viva en cierta zona, sea fan de un partido político o promulgue una religión, etc”. Las capacidades de segmentación de Facebook son muchas y muy precisas. “Una vez que, mediante anuncios, has logrado llenar de fans una página, el dueño de esa página puede utilizarte para propagar noticias o rumores falsos. No puede obligarte, pero la gente tiende a compartir en sus muros la información con las que está de acuerdo”. Sobre este punto, el director general de ISDI añade que la difusión de mensajes más creíble no se realiza a través de la compra de publicidad, sino de la generación de perfiles y difusión de mensajes por estos perfiles de forma masiva.

Source link

Tous: Internet deja de ser tabú para el sector del lujo | Fortuna

La industria del lujo vive un momento brillante. Sus grandes empresas vuelven a mejorar sus ventas a un buen nivel, la economía china se ha vuelto a estabilizar después de algunas dudas en 2016, y la adaptación a los distintos poderes adquisitivos les está garantizando ganar más y más clientes. Pero en un sector donde todo parece relucir, todavía quedan algunas sombras que no están siendo sencillas de eliminar. La principal, la relación de estas empresas de alta gama con el mercado digital.

Según el último informe sobre la industria del lujo realizado por la consultora Bain & Co, el canal online apenas supone el 8% del total de las ventas. Un porcentaje que, desde dentro del sector, se rebaja un poco más. Mientras que el comercio electrónico es una parte casi natural del proceso de compra de los consumidores, en el caso del lujo sigue siendo una opción testimonial. Se calcula que el 90% de sus consumidores potenciales utiliza internet de forma intensiva, pero en la mayoría de los casos, la relación con las marcas prémium se limita a consultar sus catálogos online para revisar sus novedades, elegir los productos que quiere y, finalmente, finalizar el proceso de compra en la tienda física. Todavía falta culminar el proceso en la red, y las empresas se enfrentan al reto de hacerlo posible sin comprometer la exclusividad y el carácter aspiracional del que hacen gala.

Sobre ello versó el VI Día Fortuny, celebrado el viernes en Barcelona, el foro que desde hace seis ediciones organiza el Círculo Fortuny para analizar y debatir la coyuntura de este sector, que mueve más de un billón de euros en ventas cada año en todo el mundo. Una cuestión, la digital, que como reconoció el presidente del Círculo Fortuny, Carlos Falcó, “hace cinco o seis años era tabú para el lujo, y se veía más como una amenaza para la propiedad intelectual de las marcas”. Del tabú a la obligación. La de adaptarse a la realidad de un canal que en 2025 deberá suponer el 20% de las ventas del sector, según Boston Consulting Group, que en su último informe del segmento hacía un titular del todo elocuente: “Digital or die” (Digital, o muerte).

El gigante LVMH, la principal compañía de productos de lujo, lo ha hecho. En 2015 contrató como responsable de desarrollo digital a Ian Rogers, uno de los fundadores de Beats y, posteriormente, de los impulsores de Apple Music. Para este ejecutivo, no hay duda: “El comercio electrónico debe ser el motor del futuro de las marcas de lujo”. Pero uno de los miedos es que ese mercado global que es internet haga perder la esencia de sus productos. Como analizó Rogers, este es un temor infundado, puesto que aquello que diferencia a estas enseñas, la calidad, la creatividad, la artesanía y su tradición cultural son aspectos que, a su juicio, sí funcionan en internet. “Estamos en el centro de un gran cambio cultural. Y el lujo trata de cultura. Es nuestro terreno. Ocurre que la tradición y el legado ahora se comunican de formas distintas”. Los medios de masas ya no son la única forma. Ahora hay masas de nichos, lo que requiere una comunicación de tú a tú y de igual a igual.

El comercio electrónico debe ser el motor del futuro de las marcas de lujo

Ian Rogers, de LVMH

Incluso en China, un mercado masivo, las cosas están cambiando. “Ya no compran solo un logo, ahora quieren conocer la historia y el patrimonio de la marca”, analizó Sebastien Badault, responsable de desarrollo del segmento del lujo en Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico. “Allí el cliente medio de la alta gama tiene 14 años menos que el europeo, y es 25 años más joven que el de EE UU. Como es lógico, a esa generación no se le puede hablar de la misma forma”, apuntó Badault. Como convinieron los expertos, las empresas de gran lujo ya no pueden diferenciar entre canales o consumidores online y offline. Hoy, una marca puede nacer de la nada siguiendo tres bases: un producto excepcional, la narración de historias, y que la compra sea una experiencia. ¿Y cómo es esto posible en internet? Para Ian Rogers, Uber es un buen ejemplo, puesto que “ha hecho las cosas más fáciles a sus clientes”. En el caso del lujo, la clave estará en la atención al usuario: “Tenemos que ofrecerle una experiencia de lujo esté donde esté, porque querrá hablar con nosotros, por chat, por vídeo… Un centro de atención al cliente puede ser un centro de ingresos, no de costes”, añadió el ejecutivo de LVMH.

Ante estos cambios, toca analizar el papel que jugará la tienda física. Esta tendrá que ofrecer un valor añadido, algo que no pueda encontrarse en la red. Por ello, que un local cuente con pantallas para comprar por internet es inútil, ya que es algo que puede hacerse desde casa. “El futuro pasa por que cuando entremos en una tienda, el comercial ya sepa lo que estamos buscando y nos lo muestre. Los clientes quieren que los reconozcan cuando entren en un establecimiento”, apuntó Sebastien Badault.

Los clientes quieren que los reconozcan cuando entren en un establecimiento

Sebastien Badault

Por ello, la relación de empresas de lujo e internet no solo se circunscribe a lo puramente comercial. Para ese conocimiento del cliente, las compañías deben tomar medidas. La firma española Tous lo ha hecho, como describió su consejero delegado, José María Folache. “Queremos estar entre los tres mejores del mundo en joyería y no se puede hacer sin lo digital. Nos hemos esforzado mucho, porque esto va desde el diseño 3D de las joyas, a las tiendas. Hemos abierto 13 sites de comercio electrónico, y lanzado un programa de gestión de servicio al cliente que nos permite saber quién, cómo y qué compra de la mejor manera”. En el caso de Alibaba, consiguen saber las preferencias de sus 500 millones de clientes llegando a acuerdos con los Twitter o Youtube chinos. Como describió Badault, “cruzamos los datos, y si vemos un interés en una marca, nosotros se lo decimos porque queremos que lleguen a esos clientes”. Para Ian Rogers, “la empresa que no esté invirtiendo en una estrategia de datos va atener un problemas en un futuro no muy lejano”.

Por ello, por el cambio cultural que supone no solo de cara al cliente, sino en todo el seno de la empresa, es elemental, expuso Folache, “que el primer ejecutivo o el dueño estén convencidos, porque si no, no va a llevar a nada. Si dicen que resulta muy caro, o no lo entienden, mal futuro habrá”. En el caso de LVMH, son 100.000 los empleados que componen el grupo. “Algunos están más predispuestos al nuevo modelo que otros. Nuestro deseo es que todos los posibles hagan esa transición. Por eso tenemos un equipo dedicado a aumentar el conocimiento digital de los trabajadores”, añadió Ian Rogers, para quien su contratación por parte de este grupo, tras una carrera en el mundo digital y musical, “es el síntoma de que los Arnault identificaron una necesidad de cambio de arriba a abajo”.

De forma integral, así está cambiando la industria del lujo para ser más digital, más cercana y para conocer mejor a sus clientes. Sin que ello suponga perder un ápice de su calidad y su carácter aspiracional.

De ‘influencers’ y redes sociales

En el mismo saco. Otro de los elementos que están haciendo cambiar las reglas del juego en esta industria son las redes sociales. Aunque como matizó Ian Rogers, de LVMH, la constante utilización de este término le está haciendo perder gran parte de su sentido. “No pueden meterse a todas en el mismo saco, porque no son iguales y su utilización no puede ser la misma. Instagram, Facebook, Pinterest… Cada una pide una cosa diferente”. Bien utilizadas, pueden ser un trampolín para una marca, sobre todo a través de los influencers. Por ejemplo, Dior nombró embajadora en China a una actriz del país, Yang Ying, con 86 millones de seguidores en sus redes sociales. Esto ha convertido a esta firma en la marca de lujo mejor valorada del país. “Los influencers y las celebrities son una buena forma de acercarse a la gente, pero tenemos que tener mucho cuidado al elegirlos, puede ser arriesgado. Deben representar nuestros valores, y no es algo sencillo”, explicó José María Folache, de Tous.

Source link

Los empleados de esta empresa se califican unos a otros en tiempo real | Innovación

En Retina hemos hecho referencia ya varias veces al capítulo En picado (Nosedive) de la serie Black Mirror, de Netflix, en el que la protagonista trabaja en una oficina y vive en un mundo aparentemente ideal donde cualquier interacción humana se evalúa con estrellas en redes sociales. La idea parece haber calado en Bridgwater Associates, el mayor hedge fund (fondo de inversión libre) con sede en Connecticut. Allí, sus 1.500 empleados tienen que calificar de forma constante a sus compañeros sobre la base de más de 100 atributos distintos.

Vistazo de la app Dot Collector de Bridgewater. Se ven los aspectos en los que la plantilla califica a sus compañeros.

Ha sido el propio fundador y CEO, el inversor Ray Dalio, el que lo contó en una charla TED en la que explica su idea de una calificación constante para que las mejores ideas ganen. Su compañía, asegura, es el ejemplo: que creó en su apartamento en 1975 y que hoy asegura gestionar 150.000 millones en activos y que ha ganado en 23 de los últimos 26 años. En parte gracias a la evaluación continua y pública que hacen todos los empleados los unos de los otros.

Bridgewater usa una app propia llamada Dot Collector (recolector de puntos) que cada empleado tiene en su iPad. Los empleados van asignando una puntuación del 1 al 10 en 100 aspectos distintos. Como ejemplo se puede ver una reunión en Bridgewater (todas las reuniones se graban en la compañía y, de hecho, se emplean un par de horas cada semana en analizarlas) de su equipo de inversor una semana después de la victoria de Donald Trump. Una analista de 24 años llamada Jen le calificó con un 3 al principio de la reunión por no mostrar suficiente “asertividad y apertura de mente”. Estas calificaciones no solo se produjeron en tiempo real, sino que son públicas a todos los ojos. Es más, el propio Dalio se ufana de que su política de empresa es la de poder criticarle sin temor a posibles represalias.

El fundador y CEO, el inversor Ray Dalio, presentando el sistema de calificación.

Esta herramienta, explica el directivo, permite a la gente “expresar sus opiniones y separarse de ellas para poder observar las cosas desde una perspectiva superior”. ¿Cómo es esto, según el CEO? Al ver su opinión insertada en otras muchas en la matriz que genera la aplicación “se plantean de forma natural cómo sé que mi opinión es la correcta? Con ello se logra que la conversación pase de discutir sobre las opiniones a buscar elementos objetivos de cuáles son las más válidas.

Detrás de Dot Collector se encuentra un ordenador que agrupa las opiniones vertidas y crea una matriz inmensa con ellas lo que, según la compañía, permite otorgar a los trabajadores funciones que se ajustan mejor a sus aptitudes y darles una puntuación de credibilidad. Es el ordenador el que permite tomar decisiones “no basadas en la autocracia ni en la democracia, sino en algoritmos que tienen en cuenta la credibilidad de cada trabajador”.

“Sí, hacemos esto”, asegura Ray Dalio entre las risas de los asistentes. “Y lo hacemos para evitar lo que consideramos una de las mayores tragedias de la humanidad: que la gente tome decisiones sin hacer tests de estrés sobre opiniones que tienen de forma infantil y arrogante aun a sabiendas que son erróneas”. En su opinión, así se garantiza que se toman decisiones de forma colectiva, y no de forma individual. “Si se hace bien”, matiza. Según el CEO, esta es la clave que ha llevado a la compañía a obtener beneficios en 23 de los últimos 26 ejercicios.

Ventana de Johari

“Bien aplicado, puede resultar muy útil, porque permite describir el área ciega”. Asegura la psicóloga, consultora de rrhh y salud laboral y directora de Idein, Elisa Sánchez. , El área ciega es esa parte de nosotros que conocen los demás y que nosotros no conocemos (o nos vemos de otra forma) (ver foto adjunta). “En algunas empresas se utilizan herramientas similares, tal vez no informatizadas y accesibles para todos los empleados.

Por ejemplo, es frecuente que en reuniones de departamento o proyectos, se hable de forma clara y directa sobre los puntos fuertes y áreas de mejora de cada uno de los participantes.

Sánchez advierte, eso sí, que estas prácticas pueden tener efectos secundarios. “Es posible, que los empleados cambien su comportamiento y se centren más en las valoraciones que en la consecución de los objetivos laborales o en relaciones interpersonales auténticas y de colaboración entre compañeros”, asegura. “Además creo que puede afectar de forma negativa a personas con dificultades concretas en una competencia (por ejemplo alguien con dislexia o tartamudez cuando se valoran competencias de hablar en público) o personas con baja autoestima”.

Recelo en España

En España hay un cierto recelo para expresar de forma directa, sincera y transparente las opiniones opinión de los demás. ¿Por qué sucede esto? “Por un lado”, asegura la psicóloga Elisa Sánchez, “puede ser debido a falta de habilidades sociales, de asertividad; aunque principalmente creo que es por miedo a que esa información tenga un efecto boomerang y se vuelva en contra del trabajador”.

Source link

Cómo seducir a una empresa en 15 segundos | Fortuna

Parece sencillo, pero no lo es. En un mercado tan competitivo, el currículo es todavía una herramienta indispensable, el primer filtro, para conseguir una entrevista laboral. Tenga en cuenta que los reclutadores dedican apenas entre 10 y 15 segundos —un minuto como mucho— a su lectura. De ahí la importancia de que el producto, usted, capture la atención de la empresa. ¿Cómo conseguirlo?

“Lo más importante es orientarlo a cada oferta. Debe pensar: cómo me vendo, en qué destaco y me diferencio del resto. Hay que ponérselo fácil a la persona de recursos humanos, que criba centenares”, sugiere Salvador Sicart, director de Hays Response en España.

Más que un listado de las funciones desempeñadas, se recomienda resaltar dos o tres logros y otras tantas habili­dades

La tendencia es incluir, después de los datos personales, un resumen ejecutivo o perfil profesional de cuatro líneas. Un extracto que lo identifique y deje claro por qué es un buen candidato. “Lo más difícil es saber contar lo que uno ha hecho”, opina Pilar Llácer, profesora de recursos humanos de EAE Business School. Por eso, “la presentación debe ser lo suficientemente atractiva para que el lector se quede enganchado”, aconseja Dominique Cerri, directora general de Infojobs.

Para Lluís Martínez-Ribes, profesor de neuromarketing de Esade, es cuestión de sensaciones: “No es qué quiero decir, sino qué quiero hacer sentir a quien lea mi currículo”. En ese primer párrafo recomienda el uso de metáforas, narrativas o storytelling. “Cuando pongo en marcha mi ordenador, me ilusiona sentir que mi trabajo sirve para mejorar la calidad de vida de las personas en ciertos momentos, por ejemplo, en el de la compra”, reza la suya. O, incluso, puede recurrir a un título o una frase de señuelo, apunta Delphie Arnau, coordinadora del Career Starter de TBS Barcelona.

Para gustos, mil colores. Pero los expertos coinciden en una estructura básica: datos personales, sustrato profesional, experiencia laboral y formación académica. Debe ser claro, conciso (máximo dos páginas) y que incluya su huella digital. A partir de aquí, los matices.

Lo ideal

Más que funciones desempeñadas, desde Infojobs aconsejan destacar dos o tres logros alcanzados y habilidades. “Por ejemplo: alza de un 10% de la producción con un 5% de reducción de costes, o reestructuración de la gerencia, obteniendo un ahorro de un millón de euros”, ilustra Cerri.

Mientras que Llácer, de EAE Business School, considera que debe haber plena consonancia entre la información en papel y la de redes sociales. “Un universitario tiene que tener ya un perfil en LinkedIn; ha de incluir su blog o Twitter, si lo tiene, o Instagram si es un gran influencer. Son datos diferenciales que van a aportar muchísimo valor al candidato”, asegura.

Un currículo ha de ser conciso y honesto, e incluir la huella digital si no va en nuestra contra

En este punto, las opiniones varían. Es cierto que cobra relevancia el perfil online, ¿pero hay que incorporarlos todos? Depende. “Si en Twitter hablas solo de drones, puedes ponerlo; si incluyes más cosas y fútbol, hace ruido”, difiere Martínez-Ribes, de Esade, que es partidario de que se excluya Facebook también. No así Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, aunque avisa de los riesgos. “Facebook nos da un perfil más amplio de sus aficiones, amistades, forma de vida y de si se ajusta a los valores de la compañía. Pero muchas veces los jóvenes no son conscientes de sus repercusiones a la hora de encontrar trabajo”.

Foco, diferenciación, simplificación y sorpresa (gráfica, estética) son los cuatro elementos esenciales al redactar un currículo, defiende Martínez-Ribes. “Es una herramienta egocéntrica y hay que convertirla en altercéntrica. No es cuántos diplomas tengo, sino para qué sirvo”, arguye.

Lo que sobra

Métaselo en la cabeza, las redundancias y tópicos decepcionan. “La carta de presentación se pide cada vez menos, está en desuso. A veces te envían unos tochos y el personal de recursos humanos no tiene tiempo para releerlas”, avisa Sicart, de Hays. Por eso el extracto profesional ahora se incorpora al comienzo.

En el caso de las fotos, sentido común. “He visto auténticas burradas: uno llegando a la meta en un maratón, como diciendo que es un ganador; hay gente que pone una de su boda o con su pareja… Seamos serios. Una chaqueta, media sonrisa y ya está. Nada de cachondeo, tampoco un funeral”, indica Sicart.

El idioma es otra metedura de pata frecuente. “Tengo un nivel medio de inglés y francés y bajo de alemán, ¡es sinónimo de nada!”, advierte Sicart, y propone, antes que un máster, perfeccionar una lengua determinada. “Con la crisis han aumentado las exportaciones y en cualquier trabajo te piden un contacto con el extranjero, que no es únicamente leer un correo, sino también coger el teléfono, hablar y negociar”, subraya. La honestidad aquí es crucial.

Esfuerzo para no discriminar

El currículo ciego se extendió en los ochenta y noventa en Estados Unidos y Reino Unido para evitar discriminaciones por género, nacionalidad o edad, cuenta Pilar Llácer, profesora de EAE Business School. “Analizas con los menores sesgos posibles”, cree Salvador Sicar, de Hays. Aunque los prejuicios pueden reaparecer en la entrevista, avisa Delphine Arnau, de TBS Barcelona.

En España comienza a usarse. En julio pasado el Ministerio de Sanidad firmó un acuerdo voluntario con 78 empresas para su implantación, y fijó un plazo de tres meses para elaborar un protocolo. “La Administración, incluidos autonomías y Ayuntamientos, lo utiliza cada vez más para la selección de interinos”, confirma Carlos Martínez, de IMF Business School.

Pero aún queda camino. “Hay mucho que avanzar en diversidad de género y edad”, avisa Llácer. En Infojobs dicen, sin embargo, que la medida no es ágil y proponen “un cambio de mentalidad en las empresas”.

Para Infojobs, es irrelevante incluir referencias que nada tengan que ver con el puesto; los datos de DNI, estado civil, número de hijos o ciudad de nacimiento; las aficiones personales (algunos son partidarios de agregarlas siempre que huyan del típico viajar); el sueldo deseado o afirmaciones subjetivas: “Me considero una persona con grandes capacidades…”.

Otra moda es el envío del currículo por WhatsApp, no siempre acertada. “Me parece demasiado invasivo, porque entramos en la intimidad del reclutador. Es distinto si vamos a la cuenta de empresa de Twitter. Pero esto solo puede ser un flash para que se profundice después”, cree Carlos Martínez.

Y ojo con las direcciones de correo electrónico (soysuperfandelmadrid@) y competencias tan manidas como soy innovador, proactivo, creativo, apasionado; mi principal defecto es que soy perfeccionista, avisa el directivo de IMF Business School.

Source link

Apple lidera la inversión en bonos corporativos con su multimillonaria fortuna | Compañías

Apple cerró su tercer trimestre fiscal con una tesorería de 261.259 millones de dólares (unos 219.651 millones de euros), nuevo máximo histórico. Una fortuna generada por su imparable crecimiento en la última década de la mano del éxito del iPhone, y que ya está por encima de la capitalización bursátil de grandes corporaciones históricas norteamericanas como General Electric, Procter & Gamble o Wal-Mart.

Dentro de este tesoro, destaca un trimestre más la apuesta cada vez más fuerte por la deuda y otros productos financieros de otras grandes empresas. Así, Apple contaba a final de junio con 150.089 millones de papel corporativo, de los que más de 123.000 millones correspondían a bonos, obligaciones y otros productos a largo plazo. Los restantes 27.000 millones están invertidos en papel a corto plazo.

La empresa que dirige Tim Cook tiene en sus manos más deuda que el mayor fondo del mundo especializado en renta fija, Vanguard Total Bond Market Index Fund, según señaló Bloomberg.

La compañía de la manzana también contaba con 52.616 millones de dólares en bonos del tesoro de EE UU (junto con 5.328 millones de deuda de otras agencias estadounidenses). De ellos, 31.336 millones correspondían a bonos a largo plazo.

La CNBC elaboró un ranking de países con bonos del tesoro de EE_UU en su poder, en el que situaba hipotéticamente a Apple en el puesto 23 de países, por detrás de Emiratos Árabes Unidos, y por delante de Holanda, Turquía, Noruega, Suecia, México, Filipinas y España. Asimismo, el fabricante del iPhone contaba en su balance con 7.093 millones en deuda de otros países.

Microsoft, segunda compañía más rica del mundo con una tesorería total de 139.000 millones de dólares, concentra sus apuestas en la propia administración estadounidense. Así, según señaló en su último informe trimestral remitido a la SEC, la empresa contaba con 111.844 millones entre bonos del tesoro de EE UU y de otras agencias del país norteamericano, en este caso incluso por encima de la propia Apple. Además, tenía 5.265 millones en bonos de otros países.

La compañía fundada por Bill Gates y Paul Allen contaba con 4.835 millones de dólares entre bonos y otra deuda corporativa de otras empresas.

Alphabet, matriz de Google, es la tercera en discordia del ranking, con más de 94.700 millones de dólares entre liquidez e inversiones a corto y largo plazo. En la información remitida a la SEC, la compañía indicaba que tenía en su balance bonos del tesoro de EE UU por más de 49.300 millones. Además, tenía 2.534 millones en deuda de otras agencias estadounidenses y 2.421 millones en bonos de otros países. En segundo lugar se sitúa la deuda corporativa con más de 12.600 millones.

A su vez, Cisco Systems, otro de los gigantes tecnológicos estadounidenses contaba con una fortuna de casi 60.000 millones de dólares. Al igual que Apple, en su balance domina la deuda corporativa con más de 31.600 millones. La firma, además, contaba con 20.800 millones en bonos de EE UU y 2.200 millones en deuda de otras administraciones norteamericanas.

Posiciones de otros gigantes

Oracle contaba con 66.078 millones de dólares entre liquidez y equivalentes e inversiones a corto y largo plazo. La empresa de Larry Ellison indicó que tenía 41.619 millones entre deuda corporativa y otras inversiones.

Facebook, una de las últimas en llegar, sumaba 34.000 millones de dólares a final de junio. La red social contaba con 4.421 millones en fondos de liquidez, 11.061 millones en bonos del tesoro de EE UU, 9.623 millones en deuda de otras agencias públicas estadounidenses y 8.516 millones en deuda corporativa.

Amazon contaba en su balance con más de 22.000 millones de dólares. Entre ellos destacan 7.201 millones en fondos de liquidez, 4.549 millones en bonos de EE UU y casi 2.600 millones en deuda corporativa.

Source link