Galgo Medical, imágenes en 3D que guían las operaciones médicas | Compañías

En julio de 2013 siete ingenieros decidieron salir del laboratorio y llevar al mercado los resultados de las investigaciones que habían hecho hasta entonces sobre imágenes clínicas en la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona. Con más ganas que recursos económicos crearon Galgo Medical, una compañía con la que han desarrollado herramientas que mejoran sustancialmente la planificación de intervenciones de arritmias cardiacas, el diagnóstico de osteoporosis y las operaciones neurovasculares con estents (endoprótesis vascular).

“A partir de las imágenes médicas de resonancias magnéticas (RX), densitometría axiales (DXA) y tomografías axiales computerizadas (TAC) creamos modelos 3D que permiten ayudar a diagnosticar, planificar intervenciones o guiar las cirugías”, explica su director general, Antoni Riu. Junto a él, los artífices del proyecto son Luis Serra, Yves Martelli, Xavi Planes, Ignacio Larrabide, Héctor Fernández, y Ludovic Humbert.

Inicialmente, la compañía contó únicamente con la aportación y el esfuerzo de estos siete socios. Pero, tras los seis primeros meses, se sumaron a ella tres médicos electrofisiólogos del Hospital Clínic de Barcelona (los doctores Brugada, Mont y Berruezo), con una dilatada experiencia en el tratamiento de la arritmia cardiaca.

Después se incorporó como accionista el business angel Robert Gili, con el fin de guiar a la startup en sus primeros pasos. Y, en octubre de 2015, entró el fondo Inveready Venture Capital.

Su software mejora las intervenciones de arritmias cardiacas, el diagnóstico de osteoporosis y las operaciones neurovasculares

Crecimiento

De los siete socios iniciales, el grupo ha ido creciendo hasta llegar a tener una plantilla de 18 personas. En 2016 se unieron al proyecto Jacobo Gil del Biedma, como director de desarrollo de negocio –con amplia experiencia en imagen y software médico-, y Renaud Winzenrieth –experto en diagnóstico de la osteoporosis–. En la actualidad, casi el 50% del equipo está formado por doctores o estudiantes de medicina.

En 2017, Galgo Medical tiene previsto facturar algo más de medio millón de euros y prevén alcanzar el millón de euros en 2019. La compañía completa su financiación “participando en proyectos de I+D, como los del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y el CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial), que entre 2015 y 2016 nos aportaron unos recursos superiores al millón de euros”, resalta Riu.

La empresa ha instalado su sede cerca del Hospital Clínic de la Ciudad Condal, su centro de referencia para la mayoría de las líneas de producto e investigación. “Para nosotros es fundamental estar cerca de los usuarios que, además de establecer las necesidades técnicas del producto, participan en la validación de las herramientas que desarrollamos”.

En este sentido, destaca, entre los principales hitos de la compañía, el inicio en octubre de 2014 del proyecto Sylvius, en el ámbito de la planificación de la implantación de electrodos profundos para el tratamiento de la epilepsia, en colaboración con el Hospital del Mar (Barcelona) y que ha sido financiado por la Obra Social de La Caixa.

Galgo Medical
Desde principios de este año, los productos comercializados por Galgo cuentan con certificación europea y sellos de calidad.

Galgo Medical es un proveedor cada vez más reconocido en el mundo de la medicina. Los productos que comercializa cuentan, desde comienzos de año, con certificación europea y un sistema de calidad (ISO 13485). Riu destaca que, “implicamos y convertimos en usuarios de nuestros productos a aquellos centros referentes a nivel mundial”. “Y nuestros productos han formado parte de estudios clínicos publicados en las revistas médicas de mayor impacto”, insiste.

Otro de los elementos importantes para dar a conocer sus propuestas es la participación en congresos científicos. “Este año tenemos previsto estar en ocho congresos con espacio propio, que se desarrollan tanto en Europa como en América y Asia”.

El mayor reto de la firma es “la consolidación de nuestra tecnología en el mercado, completando la validación clínica de nuestros productos y creando una red de comercializadores amplia que nos permita llegar a todos los usuarios potenciales”. Su estrategia pasa por crear una red de distribuidores especializados en cada país, empezando por Europa y siguiendo, posteriormente, por América y Asia.

Salto exterior

La empresa saldrá fuera de España con el establecimiento de una filial en Singapur, un país en el que uno de los socios, Luis Serra, realizó gran parte de su carrera profesional y fundó una startup especializada en la planificación de intervenciones cerebrales.

Para este proyecto, espera contar con el apoyo económico de la Agency for Science, Technology and Research (A*STAR) y del CDTI, que ya se ha comprometido a través de su programa Innoglobal. Galgo Singapore permitirá profundizar en el desarrollo de una plataforma 3D de gestión y visualización de imágenes médicas, así como en el despliegue comercial de la compañía en Asia.

Gracias a la colaboración de la Administración pública, Galgo ha podido centrar hasta ahora casi el 100% de su actividad en I+D, en la que han invertido tres millones de euros. “Este porcentaje en innovación se irá reduciendo en el futuro, ya que la comercialización requerirá un mayor esfuerzo, aunque prevemos mantenerlo por encima del 50%, al menos en los próximos dos años”, avanza.

Entre los productos que ya comercializa la compañía, destaca Adas. Un software que permite al electrofisiólogo saber dónde debe realizar la ablación con catéter en el caso de intervenciones de arritmia ventricular, una operación muy compleja. Y también le ayuda a determinar el tipo de acceso cardiaco que deberá practicar al comprobar si la lesión está en la parte interna del ventrículo izquierdo (endocardio) o en la externa (epicardio).

Adas
El software Adas es útil para planificar y guiar las intervenciones de los médicos.

Otra de sus propuestas es 3D-Shaper, que mejora la valoración del grado de osteoporosis u otras patologías óseas, con modelos que permiten cuantificar el grosor cortical y el resto de estructuras para sopesar el riesgo de rotura del fémur en el paciente o medir la evolución de los tratamientos con fármacos. Entre tanto, Ankyras ayuda al neurorradiólogo intervencionista a decidir el tipo y tamaño de dispositivo a implantar a un paciente con aneurisma cerebral.

Avances

Entre las últimas novedades desarrolladas se encuentra el uso de las plataformas en cloud computing (alojan los datos en servidores virtuales) para facilitar el acceso de sus productos a los usuarios. En concreto, la compañía ha lanzado al mercado la versión online de Ankyras, para la planificación de intervenciones neurovasculares con el uso de estents. El sistema permite al médico disponer de los resultados en cualquier lugar, accediendo a ellos desde la web o la app.

En cuanto a 3D Shaper, “estamos completando nuestro sistema con un dispositivo que permite conectarnos a cualquier equipo de densitometría axial, independientemente del fabricante y de la antigüedad de la máquina, lo que incrementará significativamente el número de potenciales usuarios”, resalta.

Y, finalmente, el producto Adas “está a punto de incorporar un nuevo módulo para facilitar las ablaciones de arritmias auriculares, que son más prevalentes que las ventriculares”.

Una solución para cada problema

Galgo Medical
A partir de diferentesimágenes médicas, los productos de Galgo permiten crear modelos 3D.

Los productos de Galgo Medical cubren necesidades específicas que requieren distintas intervenciones médicas.

Adas. Es la solución más avanzada en cuanto a implantación en el mercado y ha despertado gran interés entre la comunidad médico-científica. Se trata de un software que ayuda a los cardiólogos especialistas en arritmias a tratar un tipo de dolencia realmente grave y con un tratamiento muy complejo. La solución es útil tanto para planificar la intervención como para guiar al médico durante el procedimiento. También permite valorar los datos y resultados posteriormente. Adas se está utilizando en rutina clínica en algunos de los hospitales de mayor reconocimiento mundial en el tratamiento de las arritmias ventriculares.

3D Shaper. Es un software que, a partir de las imágenes rutinarias de equipos de densitometría axial, realiza un análisis 3D del hueso para ayudar al médico a determinar la posibilidad de rotura de la cabeza del fémur, determinar cuál es el mejor fármaco a emplear o medir la evolución de la calidad del hueso con parámetros objetivos y compararlos con la curva de normalidad de la población local del paciente. Este producto se utiliza en numerosos centros y, en virtud de un acuerdo, es comercializado por el fabricante francés DMS.

Ankyras. Este producto permite decidir, a partir de imágenes radiológicas de angiografía o TAC, cuál es el mejor derivador de flujo a implantar a un paciente, pudiendo valorar distintos tamaños y posiciones de los fabricantes más importantes del mercado. Además, para facilitar la tarea al médico, Ankyras cuenta con una solución web que permite al médico llevar a cabo todas estas valoraciones, incluso desde su teléfono móvil por medio de una app.

Source link