Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad | Compañías

El sida hoy ya no es mortal por la eficacia de los antirretrovirales. Las muertes por cáncer han bajado un 20% en el último cuarto de siglo debido a las nuevas terapias, incluso el 70% de estos pacientes sobrevive cinco años tras el diagnóstico. Y la hepatitis C, hasta hace poco una patología incurable, remite gracias a los tratamientos recientes.

¿Cuál es el pilar común de estos avances?La investigación, la principal baza de la industria farmacéutica, que ha transformado la asistencia sanitaria y aumentado la esperanza de vida. En Europa, este sector invierte cada año el 17% de su facturación en I+D , equivalente a 33.737 millones de euros, un área en el que participan cerca de 114.000 profesionales, el 16% de la plantilla total de los laboratorios, según la Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica (Efpia, por sus siglas inglesas).

En España ese gasto es de 900 millones, lo que supone el 20% del total de la industria (ver gráfico), convirtiéndola en líder indiscutible por delante de ramos tan innovadores como motor, transporte y química. “Solo así se puede impulsar un modelo capaz de hacer frente a los entre 12 y 14 años que necesita el proceso de I+D de un medicamento, con una inversión de más de 2.400 millones y un alto riesgo: apenas 1 de cada 10 moléculas se convierte en fármaco”, señalan desde la patronal española Farmaindustria.

El reto para los expertos es cómo la sanidad pública en déficit asumirá la necesidad de nuevos fármacos que son más caros

Manel Peiró Posadas, profesor del departamento de Dirección de Personas y Organización de la escuela de negocios Esade y asesor de instituciones sanitarias público-privadas, afirma que las compañías farmacéuticas son las que más han financiado la investigación en los últimos 15 años de manera continua. “Es el primer sector en I+D en España. No solo para la obtención de fármacos, sino que genera unos beneficios adicionales, al activar a una industria auxiliar (desde hospitales, donde se hacen los ensayos clínicos, hasta la creación de empresas y startups)”, añade.

Peso internacional

De hecho, en el mundo se percibe como la segunda industria más importante después de la alimentación, la tercera en España tras alimentación y energía, superando a la electrónica y de telecomunicaciones en ambos casos, de acuerdo con un informe de 2016 sobre la imagen del sector que publica Teva Foro Social y el Instituto DYM. Su contribución a la mejora de la salud, el bienestar social y la calidad de vida son los atributos que influyeron en la escalada de posición. 

España es el quinto mercado farmacéutico de Europa por volumen de ventas y generación de empleo, por detrás de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, y el sexto en cuanto a producción. “Es modesto, pero importante. El hecho de que se plantee que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) venga a Barcelona [debido al brexit, aunque el referéndum catalán amenaza dicha candidatura] es porque hay un sustrato que tiene su relevancia”, opina Peiró.

Antiinfecciosos y cosmética elevan las ventas en farmacias

Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad

El mercado farmacéutico español sigue en alza, a juzgar por los últimos datos publicados en mayo. Las farmacias facturaron 19,3 millones de euros, un 4,8% más que en el mismo periodo de 2016, según datos de la consultora hmR (Health Market ResearchEspaña). Estas cifras equivalen a la venta de 1.700 millones de unidades de productos, lo que representa un aumento del 1,5%.

Por un lado, la mayor compra de medicamentos antiinfecciosos y para el sistema nervioso están detrás de este crecimiento. El segmento de la prescripción registró una subida del 5,1%, recoge el informe.

Por el otro, la adquisición de productos sin receta para el cuidado de la salud, como la dermocosmética unisex y femenina, alimentación, sistema respiratorio, digestivo, artículos dermatológicos, higiene bucal, alimentación infantil o vitaminas, experimentaron un incremento del 3,9%.

Los fármacos para el sistema nervioso, los del sistema cardiovascular, aparato digestivo, metabolismo y respiratorio se mantienen aún en el top de ventas mediante recetas.

En tanto crece un 6% la adquisición de marcas (sobre todo en la compra de antiinfecciosos) frente al 1,6% de genéricos (preferidos para la compra de antitumorales en las terapias contra el cáncer), indica hmR.

Contribución laboral

Esa vocación innovadora hace que los laboratorios demanden más profesionales cualificados. En 2016, la industria sumaba 39.392 puestos de trabajo, un 1,1% más que el año anterior. El 93% de este monto es indefinido, el 59% es titulado y el 51%, mujer, recoge la última Encuesta de empleo de Farmaindustria, que agrupa 185 compañías que suman el 87,5% del mercado español.

Solo en el departamento de I+D, el empleo femenino representa el 65%, el dato más alto del tejido productivo, asegura la patronal. Mientras los contratos a jóvenes menores de 29, un colectivo con elevado paro a escala nacional, son los que más crecen en los últimos años.La subida fue del 13,9% el año pasado.

“La industria se alinea así con una de las necesidades más importantes del país: la calidad en el empleo, y uno de los retos, junto a la contratación indefinida, que subraya la ComisiónEuropea”, resalta Farmaindustria, que prevé superar este año los 40.000 puestos por el alza de la actividad (en 2016 el aumento fue del 3,3%).

“Cada vez más, desde las redes de ventas hasta la parte de investigación, es un sector con personas muy formadas y donde puede haber una concentración mayor de titulados superiores”, apunta Peiró.

Para el experto de Esade, cómo generar productos de real valor añadido y que pueda ser asumido por el sistema es el principal desafío. “La sanidad pública tiene una dificultad de financiación enorme y los nuevos fármacos son más complejos y más caros.

El ejemplo más claro es el tratamiento de la hepatitis C, el precio era prácticamente inasumible para cualquier economía, hasta que se ha negociado para rebajarlo. El mayor reto que tenemos es cómo vamos a pagarlo. Hay que jugar con un cierto equilibrio para garantizar la I+D y medicamentos menos costosos”, explica.

Y pese a los recortes, el envejecimiento de la población y las innovaciones en áreas terapéuticas serán sus motores de crecimiento futuro.

Las cifras de una actividad estratégica

Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad

Crecimiento. Pese a ser un sector regulado y dependiente de los presupuestos públicos, el envejecimiento y las innovaciones terapéuticas en áreas oncológicas, por ejemplo, impulsarán su crecimiento, cita la memoria anual 2016 de Farmaindustria. La previsión media anual es de entre el 1% y el 4% a 2021, según la consultora IMS Health y que cita dicho documento.

Relación comercial. La UE es el principal socio comercial de la industria, a la que se destina el 52% de las ventas y de donde procede el 58% de las importaciones. Alemania, Bélgica, Francia y Holanda son los mercados clave, mientras Suiza, Estados Unidos, Japón y China son los cuatro extracomunitarios relevantes.

Nuevos fármacos. El año pasado se introdujeron al mercado 97 nuevos medicamentos, de los cuales 40 son genéricos, dos son biosimilares, 30 corresponden a nuevos principios activos y los 25 restantes incluyen principios activos o combinaciones de los mismos ya existentes en el mercado.

Otros retos. Para Farmaindustria, los desafíos se centran en la transparencia, la sostenibilidad del sistema y la inversión en I+D. El primero implica la publicación, desde 2016, de las colaboraciones de las compañías con el sector médico (pagos de viajes o formación). El segundo y tercero, combina el control presupuestario y el acceso a los medicamentos. El Gobierno y la patronal renovaron el año pasado un convenio de colaboración en este sentido.

Source link

Solo la inmigración permite que la población europea aumente ligeramente | Mi dinero

La Unión Europea sumaba 511,8 millones de habitantes el 1 de enero de 2017, un 0,3% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Un ligero incremento que mantiene los registros de los últimos años en los que el avance de la población se mueve entre el 0,2% y el 0,4%.

Según una primera estimación de la oficina europea de estadística, Eurostat, en 2016 se registraron tantos nacimientos como fallecimientos de ciudadanos comunitarios (5,1 millones), por lo que el movimiento natural de población fue neutro y el aumento respecto al año anterior se atribuye a la migración neta. Este avance poblacional supone un millón y medio más de ciudadanos comunitarios a principios de 2017 frente a las cifras de principios de 2016.

Los mayores incrementos de la población se registraron en Luxemburgo, cuyo censo se incrementó un 2,5%. Le siguió Suecia (1,5%) y Malta (1,4%). En el lado opuesto, Lituania perdió un 1,4% de población, Letonia bajó un 1% y Croacia, un 0,9%. España se situó por debajo dela media. Lapoblación española aumentó un 0,2%, hasta sumar 46,5 millones.

En términos absolutos, Alemania continúa copando la mayor porción de ciudadanos comunitarios, con 82,8 millones (16,2% del total), por delante de Francia (67 millones, 13% del total), Reino Unido (65,8 millones, 12,9%), Italia (60,6 millones, 11,8%) o España (46,5 millones, 9,1%).

La tasa bruta de natalidad fue más elevada en países como Irlanda (13,5 nacimientos por cada mil habitantes) o Suecia (11,8 por cada mil), mientras que los Estados miembros del sur registraron datos más reducidos, con Italia (7,8), Portugal (8,4), Grecia (8,6) y España (8,7) marcando los datos más bajos de la UE en este aspecto.

Un total de 5,1 millones de bebés nacieron en los Veintiocho en 2016, 11.000 más que en el año anterior, con una tasa bruta de natalidad a nivel europeo de diez nacimientos por cada mil habitantes.

Por el contrario, la tasa bruta de mortalidad fue más reducida en Irlanda, Chipre (ambos con 6,4 muertes por cada mil habitantes) y Luxemburgo (6,8) y registró cotas más altas en Bulgaria (15,1), Letonia (14,6) y Lituania (14,3).

La UE registró 5,1 millones de fallecimientos en 2016, 91.000 menos que en el año anterior, lo cual supone una tasa bruta de mortalidad de diez fallecimientos por cada mil habitantes.

Así, Irlanda se mantuvo como el Estado miembro en el que los nacimientos superaron en mayor medida a los fallecimientos, con un aumento natural de población (sin contar con la inmigración) del 7,1%.

Por el contrario, los fallecimientos superaron en mayor medida a los nacimientos en Bulgaria, que registró un descenso poblacional natural del 6%.

España, con 406.600 nacimientos y 406.800 muertes, registró un ­descenso natural de su ­población de unos 200 habitantes.

El envejecimiento demográfico es el principal problema que debe afrontar Europa y que supone una amenaza para la estabilidad de sus economías y para mantener un Estado social relevante.

Source link