Europa inicia una guerra interna para impedir el dumping laboral | Mi dinero

Las leyes europeas dicen que un trabajador desplazado es “un empleado que es enviado por su empresa para llevar a cabo un servicio en otro Estado miembro de la Unión Europea con carácter temporal”. Hasta aquí la definición está clara y en principio no debería haber problemas con este colectivo de trabajadores que, en muchos casos, pacta incluso con su empresa unas condiciones más beneficiosas para realizar su trabajo en otro país.

Otra cosa es cómo se viene empleando esta figura laboral de forma fraudulenta para enviar flotas enteras de trabajadores de países del este y sur de Europa –dónde existen peores condiciones laborales– a trabajar, con dichas condiciones, a países como Francia, Bélgica o Alemania, principalmente.

Desde el Parlamento europeo admiten que la actual regulación comunitaria, que data de 1996, en la práctica “suele traducirse en que a menudo los desplazados reciben una remuneración menor que los trabajadores locales por el mismo trabajo”. Los propios datos de la Comisión Europea, reconocen que los trabajadores desplazados pueden ganar hasta un 50% menos en algunos sectores y países. Esto está generando una competencia desleal (dumping) entre las empresas nacionales y las compañías que trasladan temporalmente a sus empleados a ese país.

La directiva original incluye que los desplazados deben cobrar el salario mínimo del país de acogida y respetar las condiciones mínimas de descansos, vacaciones y normas de seguridad e higiene. Pero nada más. Así, plantillas completas de trabajadores polacos o checos o también españoles, de empresas transportistas, manufactureras o de prestación de servicios trabajan en Francia o Bélgica con salarios y cotizaciones de sus países.

Los reiterados abusos detectados en los países de acogida de estos trabajadores hicieron que la Comisión, en marzo de 2016, propusiera la reforma de la directiva de mediados de los noventa, con el objetivo de aplicar las mismas reglas a trabajadores desplazados y locales y, sobre todo, igualar sus salarios.

Pero con la propuesta de reforma de dicha directiva se abrió la caja de los truenos entre los Estados del este –contrarios a endurecer esta regulación– y del oeste, liderados sobre todo por Francia, que sí persiguen igualar las condiciones laborales de desplazados y locales.

De hecho, ha sido el primer ministro francés Emmanuel Macron, el que ha convertido la lucha contra el dumping laboral transfronterizo en uno de los ejes de su política europea. En agosto pasado Macron realizó una gira por varios países del Este para recabar sus apoyos. Logró en parte el respaldo de la República checa, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía, así como el apoyo claro de Austria. Pero la alianza puede naufragar tras las elecciones del domingo en Austria (que han dado un vuelco hacia la derecha) y las de este viernes en Chequia.

España, que ha mantenido una tradicional resistencia a la directiva, ha evolucionado hacia “una posición más favorable”, según fuentes diplomáticas. El gobierno de Mariano Rajoy exige, sin embargo, una solución para el sector del transporte, que puede verse afectado por otra directiva paralela sobre conductores desplazados. Bruselas quiere aplicar las nuevas normas desde el primer día de salida del camionero; pero España exige que solo se apliquen a partir de la quinta jornada de la actividad internacional del camionero.

En este escenario, la maquinaria legislativa comunitaria se reactivó el lunes pasado, cuando la Comisión de Empleo del Parlamento europeo aprobó el texto de la nueva directiva reformada presentado por la Comisión Europea hace 18 meses. Este texto, que acaba de empezar a negociarse, sí obligaría a aplicar a los trabajadores desplazados todas las condiciones laborales del país de acogida; que podría incluso aplicar los convenios colectivos regionales, si son más beneficiosos para el trabajador. Los europarlamentarios también acordaron aplicar la directiva reformada al transporte hasta que haya una norma propia.

Si bien, ahora el pleno de la Eurocámara deberá validar este texto la próxima semana. Y, en paralelo, el Consejo de Ministros de Empleo de la UE confía en pactar una posición común el próximo 23 de octubre. Aunque sigue habiendo serias diferencias sobre el límite temporal para el desplazamiento de un trabajador a otro país (el texto aprobado propone 24 meses), la remuneración y las subcontratas. Así, el acuerdo definitivo, si llega, podría tardar aún en ver la luz.

 

Algunos datos sobre desplazados

  • Cuántos hay. Los datos que manejan las instituciones europeas indican que en 2015 había más de 2,05 millones de trabajadores desplazados. El colectivo creció un 41% entre 2010 y 2015. Aunque su peso es relativamente bajo, ya que apenas representan el 1% de todos los trabajadores europeos.
  • Países receptores. El 86% de los desplazados se dirigieron solo a 15 países comunitarios. Y aproximadamente la mitad de estos empleados trabajan en Alemania Francia y Bélgica. Italia y España han pasado de ser receptores netos a convertirse en exportadores netos de desplazados entre 2010 y 2014. Según el Parlamento europeo, esto se debe al impacto de la crisis económica.
  • El rechazo. Los países del Este se resisten a un cambio que podría limitar su capacidad de exportar mano de obra temporal –hasta un millón de trabajadores, calculan– en la construcción, el transporte, las manufacturas, la sanidad o los servicios.
  • Los sectores. La construcción emplea al 42% de los desplazados:le sigue la industria manufacturera (22%);la educación, salud y servicios sociales (13,5%) y los servicios comerciales (10%). Si bien la construcción es el sector más protegido, porque tienen derecho al convenio local.

Source link

Por qué se concentra el repunte del precio de las casas en muy pocos territorios | Mi dinero

Cada vez es más evidente, con los datos de las estadísticas sobre la mesa, que cuando se asegura que el mercado inmobiliario se recupera, en realidad nos estamos refiriendo a unos pocos mercados. El índice de precios de la vivienda (IPV) publicado el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) así lo demuestra.

Este estudio, que el INE elabora con los datos aportados por los notarios, concluye que en el segundo trimestre de este año las casas se revalorizaron un promedio del 5,6% sobre el mismo periodo del año anterior. Dicho así, de forma aislada, parece que más que recuperarse, el mercado se encamina derechito a otra burbuja, ya que esa cifra es nada más y nada menos que tres veces y media la inflación (situada en el 1,6% en agosto). Sin embargo, un análisis de la cifra por territorios demuestra que persisten e incluso se acentúan las abismales diferencias entre lo que está ocurriendo en unas regiones y otras.

Madrid volvió a liderar un trimestre más el incremento de los precios inmobiliarios. Las casas en la región se revalorizaron en el segundo trimestre una media del 10,9% anual, frente al 10,6% contabilizado el trimestre anterior. Así, se consolida el encarecimiento y además acelera tres décimas, el mismo porcentaje que el registrado por la tasa nacional, que pasó del 5,3% al mencionado 5,6%.

La segunda comunidad con el alza más elevada fue de nuevo también Cataluña, donde el repunte aceleró aún más, cinco dácimas, ya que pasó del 8,8% al 9,3%. Y el podio de las tres regiones con las casas encareciéndose a mayor velocidad lo completó Baleares, donde el acelerón fue de más de dos puntos al contabilizar un alza del 7,4% anual en el segundo trimestre, cuando tres meses antes había sido del 5,5%.

Obra nueva

Más allá de estas tres comunidades autónomas (que son, según los ranking que se tengan en cuenta, de las más ricas del país y donde se concentra mayor actividad económica), lo cierto es que las subidas de precios ya son mucho más moderadas. En cuarto lugar estaría el País Vasco, con una revalorización promedio del 4,5%, seguida de Cantabria, con un 4,1%.

Estos incrementos contrastan fuertemente, por ejemplo, con el 2,4% registrado por Andalucía, una región con un fuerte peso de la vivienda turística, o la Comunidad Valenciana, donde las casas apenas se encarecen al ritmo de la inflación, con un 1,8% anual en el segundo trimestre, una décima menos que el anterior.

En Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, el precio de la vivienda se apreció por debajo del 1%. Y Asturias ostentó de abril a junio pasados el triste récord, o no, de ser el único territorio donde las casas volvieron a depreciarse un leve 0,3% anual después de que en el trimestre anterior se hubieran encarecido a tasas del 1,4% anual.

¿Cómo es explica entonces que esa tasa nacional alcance el 5,6%? Por el mayor peso que tienen las transacciones realizadas en los territorios con la vivienda más cara.

Otro de los fenómenos que destacó el INE en su nota explicativa de los datos es el distinto comportamiento que han tenido los precios de las casas nuevas y las de segunda mano. Las primeras moderaron en más de un punto su incremento anual al pasar del 5,5% anual en el primer trimestre al 4,4% en el segundo. La razón a esta desaceleración hay que buscarla en que cada vez se inician más promociones en los lugares donde las empresas están detectando que existe una mayor demanda. Y ya se sabe que a mayor oferta, los precios tienden a moderarse.

En cambio, en el caso de los inmuebles usados o de segunda mano, su repunte se mantiene por encima del 5% anual un trimestre más y acelera en cinco décimas al encarecerse de media un 5,8% en el segundo trimestre después del 5,3% del primero.

De esta manera, el precio de la vivienda acumula ya trece trimestres al alza o, lo que es lo mismo, poco más de tres años, si bien, según algunos estudios, todavía se encontraría más de un 40% por debajo de los máximos alcanzados entre el final de 2007 y comienzos de 2008. Los expertos esperan que el precio del suelo se mantenga en valores razonables para evitar que su repunte se traslade al precio de las casas.

Recientemente, Moody’s estimó que la subida anual de precios de la vivienda sería de entorno al 5% hasta 2019. Y el último informe inmobiliario de Bankinter señala que “el mercado inmobiliario español está acelerando su fase de recuperación en términos de demanda y precios”. Y apunta que “2017 seguirá siendo mejor momento para la compra que 2018” dado que “la mayor demanda, una oferta limitada y el auge del alquiler seguirán presionando los precios al alza”. La entidad indica que “la tendencia de ajuste a la baja de los precios se mantiene solo en zonas de clara sobreoferta o en activos mal ubicados”. Pero la subida de precios se acelera en las grandes ciudades y zonas ‘premium’.

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. En 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó un crecimiento del 9,8%.

No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6% y en 2016 hasta el 4,7%, el segundo mayor incremento en un año desde 2007.

.

Source link

Guerra de precios en las aerolíneas: las grandes del sector se acercan a las ‘low cost’ | Compañías

Encontrar vuelos a América por menos de 500 euros, con el billete de vuelta incluido, ya no es materia reservada para cazadores de ofertas. Con récord de producción y el reto de mantener los aviones llenos, con factores de ocupación por encima del 85%, las aerolíneas que operan vuelos de larga distancia desde España defienden posiciones y han iniciado la particular batalla comercial que anticipa la temporada de invierno, y que se recrudece tras las Navidades.

Las ofertas se centran en el mercado estadounidense, en el que Norwegian y la nueva Level de IAG han metido fuerte presión en los últimos meses a las antiguas compañías europeas de bandera. La reacción se aprecia ya en el mercado.

Iberia acaba de poner en marcha una campaña de precios que afecta a la práctica mayoría de sus destinos con oportunidad de compra hasta el 18 de septiembre y posibilidad de volar hasta el 15 de junio de 2018. Los 225 euros por viajar al Caribe y los 240 euros por billete a Estados Unidos están cada vez más cerca de las propuestas de las firmas de bajo coste que cruzan el Atlántico desde Barcelona. Además, la compañía que preside Luis Gallego ofrece vuelos a partir de 244 euros a Asia y de 309 euros por trayecto a Suramérica. Como suele ser habitual, son precios de partida y el viajero ha de amoldarse a las fechas que propone la empresa para encontrar las mejores tarifas.

Iberia tiene paquetes de bajo coste con el hotel incluido y está promocionando su nueva clase Turista Premium a Miami y Nueva York. El precio de partida para viajar en una cabina que se asemeja a la de Business es de 390 euros por trayecto, frente a los 900 euros que costaba el billete de ida y vuelta a Nueva York en abril, cuando comenzó la comercialización del nuevo producto de Iberia. Y no lejos de los 600 euros de partida que cuesta la Premium Economy de Level.

La renovación de flota, junto a la rebaja de tasas aeroportuarias por parte de Aena y costes aún bajos del combustible generan una fuerte competencia en el Atlántico

También han sido recortados los billetes de Norwegian, que comenzaron a venderse en 179 euros desde El Prat a Estados Unidos y parten ahora de 149 euros. “No es previsible que se toque el precio salvo casos muy puntuales, pero recibimos un avión [Boeing 787] Dreamliner cada seis semanas y estoy seguro de que anunciaremos nuevos destinos de larga distancia a EE UU desde España”, afirman desde la aerolínea escandinava.

La renovación de flota, junto a la rebaja de tasas aeroportuarias por parte de Aena y costes aún bajos del combustible generan una competencia en el Atlántico que en el sector tildan de “desbocada”.

Air Europa también ha entrado a competir en precios incorporando a su tradicional campaña Minimax una versión de bajo coste para vuelos de larga distancia. El viajero dispuesto a volar sin maleta en la bodega puede encontrar billetes por 199 euros a Nueva York, Miami y San Juan de Puerto Rico, y por 279 euros a La Habana, Punta Cana o Bogotá entre otros. La oferta está abierta hasta el domingo, con billetes disponibles para viajar hasta el 15 de junio del próximo año.

Entre las grandes europeas que enlazan Madrid con EE UU, destaca el listado de promociones de Air France, con oportunidades en billetes a Miami, Nueva York, Boston, San Francisco y Miami. Un terreno de juego en el que abunda la competencia.

Un contexto favorable

Costes. El combustible para aviones costaba en 2016 un 22% menos que en 2015 y es práctica común entre las aerolíneas contratar coberturas para amortiguar cualquier situación de volatilidad en el precio. Los 60 dólares por barril de finales de 2016 doblan el precio medio de los 12 últimos años, según recuerda Iata, pero aún es inferior al promedio entre 2011 y 2014. Esta circunstancia, junto a la llegada de aviones más eficientes, está facilitando la guerra de precios.

Más pasajeros. El volumen global creció un 7,9% en el primer semestre de este año respecto al mismo periodo de 2016. Según el Monitor Financiero de Iata se trata del crecimiento más rápido desde la primera parte de 2005. La demanda se ha visto impulsada “por el contexto económico y el estímulo de las tarifas”.

Source link

El precio de la vivienda en las grandes ciudades registra la mayor subida en diez años | Mi dinero

El precio de la vivienda está subiendo de forma generalizada. Así lo reflejan todos los indicadores de los diversos institutos y organismos que ofrecen datos. La estadística más actualizada es la de Tinsa, que ayer publicó que el precio de la vivienda aumentó un 3,7% en julio respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Supone el mayor incremento registrado en un mes de julio desde 2007.

Si bien la evolución es distinta en función de las zonas, Tinsa destaca que el incremento de precios se registra en todas las áreas analizadas. Destaca especialmente la subida en las capitales y grandes ciudades, donde se registró en julio un encarecimiento de las viviendas del 6,4%. Hay que remontarse al mes de junio de 2007 para encontrar una subida mayor. Dicho de otra forma, los precios suben hoy al mayor ritmo en una década.

Tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y la posterior caída de precios, el sector inmobiliario ya lleva meses mostrando signos evidentes de recuperación.

“Las ciudades de Madrid y Barcelona y las zonas de costa más tradicionales están polarizando la recuperación”, apunta el director del Servicio de Estudios de Tinsa, Jorge Ripoll. En la costa mediterránea, lugar tradicional para las segundas residencias, el precio de las viviendas aumentó un 3,3%. Las casas de la costa empezaron a depreciarse en febrero de 2008 y, desde entonces, acumularon 85 meses consecutivos con descensos, según los datos publicados por Tinsa.

El índice Tinsa IMIE divide el territorio en cinco grandes zonas que representan los principales estratos que vertebran el mercado de vivienda: Capitales y Grandes Ciudades con más de 50.000 habitantes; áreas Metropolitanas; costa mediterránea; Baleares y Canarias” y un quinto grupo formado por el resto de municipios.

Es precisamente este último grupo el que registró el menor incremento de los precios. El índice refleja un encarecimiento del 0,8% en el resto de municipios en julio. En Baleares y Canarias, el incremento fue del 2,6% y del 2% en las áreas metropolitanas.

Radiografía del mercado inmobiliario

Ventas. Los últimos datos publicados por el INEreflejan que en España se vendieron en el primer semestre 235.672 viviendas, un 13,2% más que en el mismo período del año anterior. Hay que remontarse a 2008 para hallar un primer semestre con más operaciones cerradas.

Recaudación fiscal. Más del 80% de las casas que se venden son de segunda mano. La operación conlleva el pago de impuesto sobre transmisiones patrimoniales. Hasta mayo, las comunidades han recaudación 3.000 millones por este tributo, un 14,2% más.

Crédito hipotecario. A pesar de que aumentan las ventas, el crédito hipotecario se redujo un 6% en el primer semestre. Ello refleja que las ventas se financian sobre todo con ahorro.

Source link

Galicia es la comunidad donde es más barato hacer la compra | Compañías

Hacer la compra en el supermercado tiene grandes diferencias en el coste entre diferentes comunidades autónomas. Galicia es, con diferencia, la región donde es más barato hacer la compra respecto a la media, con una diferencia incluso mayor respecto a la media que la que tuvo en 2016, según figura en el tercer barómetro de precios regionales de supermercados que elabora Soysuper.com.

Los precios en la comunidad autónoma gallega son un 1,05% inferiores a la media española. Tras Galicia, las comunidades más baratas son Murcia, que repite como en la segunda posición con un 0,53% menos que la media. Por detrás se sitúa Extremadura (-20%) y Madrid (-0,13%), quien pasa de situarse por encima de la media a estar por debajo.

Precios de supermercados por provincias

En el lado opuesto se encuentra Baleares (+0,62%), como la comunidad más cara para hacer la compra. En segundo lugar está Cataluña (+0,46%), quien ha escalado en un año tres posiciones entre las más caras, y La Rioja (+0,35%). El caso más llamativo es el de Canarias, quien hace un año era la tercera comunidad más barata y ahora la quinta más cara.

Por provincias, Lugo es la más barata para hacer la compra (-1,42%), seguida de las otras tres provincias gallegas. Fuera de dicha comunidad, Cuenca es la más barata, seguida de Murcia y Albacete.

En el lado opuesto, Ciudad Real se sitúa como la más cara (+0,81%), tras haber caído en el ranking de Soysuper 21 posiciones, pasado de situarse por debajo de la maedia a liderar las más caras. Le siguen Baleares, Tarragona, Barcelona y Burgos.

Source link