Solo el 2,4% de los trabajadores tiene un segundo empleo en España | Mi dinero

Las películas españolas que reflejaban la realidad de los años sesenta en las que los padres de familia tenían dos y hasta tres trabajos a la vez son ya historia. Tampoco serviría para ilustrar la realidad laboral española actual el personaje de cómic Constancio Plurilópez, cuyas andanzas mientras iba de un trabajo a otro en un mismo día rellenaron los tebeos de finales de los setenta.

De hecho, podría decirse que, desde hace varias décadas, en España el pluriempleo es algo casi residual en el mercado de trabajo. Solo el 2,4% de los ocupados tiene un segundo empleo, según las cifras oficiales de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer semestre de 2017.

Y este bajo porcentaje de pluriempleo ha sido así prácticamente desde que se dispone de este dato, hace 15 años. La mayor tasa de trabajadores con un segundo empleo se produjo en 2005, con el 2,8% del total de ocupados. En la actualidad estamos en niveles de 2007, mientras que a mediados de 2002 fue el momento en el que menos pluriempleados hubo (1,66%).

Así, el pluriempleo en España no parece estar directamente relacionado con la salud del mercado laboral, sino más bien con una cuestión cultural.

Si se compara con Europa, España está en el furgón de cola. Solo Irlanda, Grecia, Italia y Bulgaria tienen menos porcentaje de pluriempleados. Tanto en la Unión Europea como en la zona euro el pluriempleo se sitúa en el entorno del 4% del total de ocupados;el doble que en España pero muy lejos de los niveles que alcanzan los países nórdicos, todos ellos con un porcentaje de pluriempleo superior al 8%.

En este caso, sí podría establecerse una relación entre los países con más renta per cápita, menos desempleo y con mayores niveles de ocupados a tiempo parcial y la mayor cantidad de pluriempleo.

Así, son los países nórdicos y del norte y centro de Europa los que tienen más ocupados a media jornada y donde hay más empleados con un segundo puesto de trabajo. En concreto, Holanda, donde la mitad de ocupados trabajan a tiempo parcial, está entre los países con más pluriempleados, con el 8,3% del total.

Y como era de esperar, estos países del norte de Europa con mayores niveles de pluriempleo son los que menos desempleo tienen. Todos ellos con tasas inferiores a la media europea del entorno del 8%. Es el caso de Dinamarca (6% de paro), Holanda (5,2%), Noruega (4,3%) e Islandia, que con la mayor proporción de pluriempleo de Europa tiene la menor tasa de paro (2,8%).

El nivel educativo también influye en el volumen de trabajadores pluriempleados. Así, los datos comparados de la oficina de estadística europea (Eurostat) indican que, por lo general, el pluriempleo es más común entre trabajadores más formados que entre los que tienen estudios básicos. Esto se refleja en que en la media de la UE, el pluriempleo no llega al 3% entre los trabajadores menos cualificados y supera el 5% entre los titulados universitarios. En España, más de la mitad del total de pluriempleados es titulado universitario (55%).

Pero, además de contar con un elevado nivel de formación, ¿qué perfil es el de un pluriempleado en España? Ocho de cada diez trabajadores con un segundo empleo son asalariados en su empleo principal. Y el 67% lo son también en su empleo secundario. Asimismo, el 86% de los pluriempleados trabaja en el sector servicios en su empleo principal y, aproximadamente en la misma proporción, también en el puesto de trabajo secundario.

Pocas horas

La media de horas que los trabajadores pluriempleados dedican a su empleo secundario asciende a 14,6 horas a la semana, según la EPA. Aunque existen notables diferencias dependiendo del tipo de trabajo y sector en el que se desarrolle ese empleo secundario.

Por ejemplo, aquellos cuyo segundo empleo está relacionado con la instalación de aires acondicionados o suministros de gas y electricidad o saneamiento y reciclado de residuos dedican el doble de horas, entre 20 y 33 horas semanales de media. También trabajan más horas que la media los que tienen un segundo empleo en la construcción (27 horas) o en el sector financiero y de seguros (21%), mientras que los que están pluriempleados con alguna actividad inmobiliaria o en la enseñanza destinan menos horas que la media:9% y 11%, respectivamente.

Dos situaciones diferentes

Pluriempleo. La Seguridad Social entiende que está pluriempleado el trabajador por cuenta ajena que presta sus servicios profesionales a dos o más empresarios distintos y en actividades que den lugar a su alta obligatoria en un mismo régimen del sistema. Todas las cotizaciones del trabajador se suman y cuentan para la percepción y fijación de cuantías de las futuras prestaciones contributivas de cualquier tipo. La forma de cotización de estos trabajadores se fija anualmente en la Orden de Cotización que publica el Ministerio de Empleo.

Pluriactividad. La normativa de Seguridad Social distingue el pluriempleo de la situación de pluriactividad, que es aquella por la que las actividades del trabajador por cuenta propia y/o ajena den lugar a su alta obligatoria en dos o más regímenes distintos del sistema de la Seguridad Social.

Source link

Seis comunidades se acercan a los niveles de empleo previos a la crisis | Mi dinero

La luz empieza a asomar al final del túnel. Tras diez años de crisis económica, varias comunidades autónomas se acercan a los niveles de ocupación que tenían antes de la llegada de la crisis, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística.

Antes de la crisis se alcanzó la cifra récord de 20,7 millones de ocupados. Durante los siete años siguientes, la recesión se llevó por delante 3,8 millones de empleos en todo el país, de los cuales se han recuperado en la actualidad algo más de 1,8 millones. Por tanto, únicamente se han restablecido un 49% de los puestos de trabajo y la recuperación no ha sido igual en todas las comunidades.

La alumna aventajada de la clase es, sin duda, Baleares. Se trata de la única región donde actualmente hay una mayor ocupación que antes de la crisis, debido al auge del turismo, su principal actividad económica. La comunidad balear cuenta ahora con 554.500 personas ocupadas, un 2,44% más que en el tercer trimestre de 2007, en el momento álgido del empleo.

Los peores años de la crisis económica, entre 2007 y 2014, golpearon duramente al archipiélago balear, y se perdieron unos 122.800 puestos de trabajo. Desde entonces, con la recuperación económica, la región ha logrado sumar 136.000 empleos. Sin embargo, este incremento en el número de trabajadores no se ha traducido en una disminución drástica de la tasa de paro, que se sitúa en estos momentos en el 11,5%, muy por encima del 4,6% que alcanzó en 2007.

Esta diferencia se debe a un espectacular aumento de la población activa, superior al 10% en estos siete años, en torno a 59.000 nuevos trabajadores. A nivel nacional, la población activa apenas se ha incrementado un 0,7%.

El camino que ha emprendido Baleares también lo empiezan a recorrer otras comunidades como Navarra, Canarias, La Rioja, Madrid, Murcia e, incluso, Andalucía. Estas regiones están entre el 5% y el 9% de recuperar el nivel de empleo de antes de la crisis. 

Si se atiende a las cifras del desempleo, hay cinco comunidades –Navarra, La Rioja, País Vasco, Aragón y Baleares– con tasas de paro en torno al 11%, bastante por debajo del 17,22% a nivel nacional, según la última EPA.

El triunfo de las mujeres

La EPA esconde una sorpresa: la recuperación del empleo está llegando de la mano de las mujeres. La encuesta señala que en la actualidad hay casi tantas mujeres ocupadas como en 2007, con apenas una diferencia del 0,25%. Tanto en 2007 como ahora, había más de 8,5 millones de trabajadoras. Sin embargo, todavía faltan 200.000 empleos para alcanzar el máximo histórico de empleo femenino, logrado en el tercer trimestre de 2008.

Esto ocurre especialmente en comunidades como Baleares, La Rioja y Andalucía. El crecimiento de mujeres ocupadas en estas comunidades respecto a 2007 es del 9,47%, del 5,79% y del 4,6%, respectivamente. Pero no son las únicas, en un total de ocho de las 17 comunidades autónomas se repite la situación de que más mujeres trabajen que antes de la crisis. La región más rezagada es Asturias, donde todavía hay un 7,20% menos de mujeres ocupadas.

Otros colectivos recuperados


  • Titulados: En la actualidad ya hay casi un millón de ocupados más que antes de la crisis con los máximos niveles de formación (universitarios).

  • Autónomos: La última EPA correspondiente al segundo trimestre de 2017 recogía la existencia de 3,6 millones de trabajadores por cuenta propia sin asalariados, lo que supone 530.000 más que en los momentos previos a la crisis. Y lo mismo ocurre con los empleadores: hay 1,1 millones, lo que supone 163.800 más.

  • Servicios: El sector terciario es el gran beneficiado, donde más empleo se ha recuperado y su peso en el PIB ha ganado cerca de diez puntos en los años de la crisis y de la recuperación. La rama sanitaria es la que sale mejor parada:tiene 342.000 ocupados más que antes del estallido de la crisis. Le sigue la hostelería, con 250.000 trabajadores más que en 2007;los profesionales científicos (100.000) y el sector educativo (92.000).

  • Mayores: La crisis se cebó en los más jóvenes y se repite el patrón en la recuperación. Ahora hay casi dos millones de ocupados mayores de 40 años más que antes de la crisis.

Source link

La CNMC propone incluir a los parados en los bonos sociales de Telefónica | Compañías

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha propuesto al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital algunas mejoras para incrementar el efecto del abono social que presta Telefónica. Jubilados y pensionistas son los únicos que se benefician actualmente, por lo que la mejora más significativa es la ampliación a más colectivos desfavorecidos, como los parados de larga duración.

La CNMC ha publicado este martes un informe en el que propone introducir mejoras significativas en el abono social, un componente del servicio universal de telecomunicaciones que consiste en una bonificación en la factura del teléfono fijo para jubilados y pensionistas con rentas anuales inferiores a 8.946,14 euros.

Esta bonificación supone un descuento del 70% en el importe de la cuota alta de línea teléfono fijo, además de un descuento del 95% en la cuota de abono mensual. Actualmente, el descuento en la cuota de abono mensual, fijado en 17,40 euros al mes, asciende a 16,53 euros mensuales y solo los jubilados y los pensionistas pueden acceder a este abono social si han contratado el servicio telefónico fijo con Telefónica de manera individual.

Otra de las propuestas que la CNMC ha hecho al Ministerio en su informe se orienta al servicio telefónico empaquetado. Dado que la mayoría de usuarios contratan los servicios empaquetados de banda ancha o con una tarifa plana de voz, existe una incompatibilidad que tiene como consecuencia que la mayoría de los clientes no puedan acceder al abono social.

Por ello, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, defiende que el abono social debería poder solicitarse para cualquier producto de Telefónica que incluya la cuota de abono, empaquetada o no.

Por último, la CNMC también considera que los canales que disponen los usuarios para solicitar el abono social (correo electrónico, fax o correspondencia por carta) son insuficientes para garantizar el acceso a este descuento. Como medida efectiva, la CNMC recomienda que el abono social también pueda solicitarse en las tiendas de Telefónica o a través de un número de teléfono gratuito.

Source link

El tirón del empleo se concentra en asalariados de la industria y los servicios a tiempo completo | Mi dinero

El empleo sigue creciendo como si no hubiera mañana. En el segundo trimestre del año avanzó en 375.000 personas (4.166 ocupados adicionales cada día) y en los últimos doce meses acumula un incremento de 512.300 (1.403 cada día), según los datos revelados este jueves por la Encuesta de Población Activa (EPA). En términos relativos, el avance anual es del 2,8%, prácticamente una tasa similar al avance del producto interior bruto, y coloca ya el nivel de ocupación en los 18,813 millones: 1,8 millones por encima del mínimo del primer trimestre de 2014 en el que lo dejó la crisis, y a 1,8 millones del máximo que marcó en 2008. Este ritmo de avance es incluso superior al previsto por las autoridades económicas y los expertos, que cifraban el avance del empleo para este año ligeramente por debajo del medio millón de puestos de trabajo. El alza en el segundo trimestre es del 2,03%, y del 0,9% en tasa desestacionalizada.

Con este comportamiento de la ocupación, el desempleo ha reaccionado en consecuencia, con un desempeño incluso más abultado. En los últimos doce meses el descenso es de 660.400 personas, un 14,4%, y deja el número de parados en los 3,914 millones, por debajo del umbral de los cuatro millones por vez primera desde el año 2009. En los tres meses de la primavera el descenso ha sido de 340.700 parados, nada menos que 3.785 cada día.

Con este ajuste, la tasa de paro (número de desempleados respecto al total de activos que trabajan o buscan empleo) ha descendido hasta el 17,22%, que es la media histórica de desempleo en España. Pero para calibrar correctamente este descenso hay que compararla con el 26,94% de tasa de desempleo que registró España en el primer trimestre de 2014, cuando más arreciaba la recesión.

El descenso de la tasa de desempleo en el último año ha sido de casi tres puntos, y cierra el semestre entre los hombres con un paro del 15,64% y entre las mujeres con una tasa del 19,04%. Si analizamos el colectivo de españoles y extranjeros con doble nacionalidad, la tasa de desempleo queda en el 16,35%, y la de los extranjeros no nacionalizados en el 23,65%.

El segundo trimestre tiene un componente muy estacional en la economía, con un repunte notable en el turismo. Por ello, una muy buena parte del empleo generado en los tres meses de la primavera tiene carácter temporal: nada menos que tres de cada cuatro. Pero tomando el año completo, los últimos doce meses, el empleo temporal supone solo tres de cada cinco empleos, mientras que dos son fijos.

El tirón del empleo se ha concentrado, además, entres los asalariados (502.000 de los 512.000 nuevos ocupados), y lo ha hecho en actividades como la industria (139.500 empleados más) o en los servicios (244.100), prácticamente todos ellos en el sector privado, y muy mayoritariamente empleados a tiempo completo.

De hecho, el empleo a tiempo parcial retrocede en el último año, según los datos de Estadística. Por tanto, la ocupación muestra elevada solidez y un nivel de calidad relativamente alto, únicamente ensombrecido por el avance de la temporalidad en los tres últimos meses. Los asalariados avanzan a tasas del 3,3%, muy superior al 2,8% que aumenta el empleo agregado, mientras que los trabajadores por cuenta propia crecen solo un 0,3%, con mejor comportamiento de los empleadores que los autónomos sin empleados.

El crecimiento de los puestos de trabajo en la industria en los últimos doce meses llega al 5,6%, mientras que en los servicios lo hace al 1,7%. Esta diferencia tiene su explicación en la madurez que ha alcanzado ya el sector de los servicios, con niveles de ocupación superiores a sus máximos cíclicos anteriores, y al trasvase de actividad desde la construcción a las manufacturas exportables.

No obstante, en la construcción en el último año la mejora de la ocupación no es despreciable, pues supera el 5%, aunque en términos absolutos es todavía muy modesto.

El comportamiento del empleo ha sido homogéneo por colectivos de edad en los tres últimos meses, mientras que en el año los grupos de 30 a 39 años han perdido ocupación. Por sexo, el desempleo ha sido muy similar tanto en la primavera como en los últimos doce meses.

En términos geográficos la ocupación se comportó con bastante homogeneidad. Se incrementó en todas las comunidades autónomas, con la única excepción de Castilla La Mancha, donde registró un descenso. Los avances más voluminosos se concentraron en Cataluña, Baleares y Andalucía, tres comunidades con fuerte presencia de la actividad turística.

El 13% de los padres y el 30% de los hijos

Situación familiar. La tasa de paro de las personas que son cabeza de familia en su hogar descendió en el último año desde el 16% al 13,8%, mientras que la tasa de paro de sus hijos continuó en el 30,6%; no obstante, descendió cinco puntos en el año.

Hogares. De los 18,5 millones de hogares, hay 13,38 millones en los que reside al menos un activo, y 10,1 millones con pleno empleo, 440.000 más que hace un año. Con paro pleno existen 1,27 millones hogares, 216.000 menos.

Source link

503 Service Unavailable

Service Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.

Additionally, a 503 Service Unavailable error was encountered while trying to use an ErrorDocument to handle the request.