Un estudio revela que Cataluña pierde el liderazgo de PIB en España por la fuga de empresas | Mercados

Cataluña ha perdido el liderazgo en Producto Interior Bruto (PIB) de las regiones españolas como consecuencia de la fuga de empresas de los últimos días, según los cálculos realizados por la escuela de negocios Vlerick de Bruselas. La Comunidad de Madrid, según esos datos, pasa a encabezar un clasificación históricamente liderado por la comunidad catalana.

“En base a los últimos datos disponibles, Cataluña ha perdido como mínimo 3.770 milones de euros o 0,33% de PIB en favor de otras regiones”, señala David Veredas, profesor de Mercados financieros en  Vlerick Business School y autor de los cálculos.

Veredas ha tomado en cuenta el impacto de la veintena de empresas que han anunciado hasta ahora el traslado de su sede social fuera de Cataluña (CaixaBank, Banco Sabadell o Gas Natural Fenosa, entre ellas). Pero este economista calcula que la pérdida podría casi doblarse, hasta 6.580 millones, si empresas como Freixenet confirmaran su intención de marcharse. Por ahora ya ha anunciado también su salida firmas como Planeta, Abertis o Cellnex.

El profesor de Vlerick basa sus cálculos en el resultado financiero ante de impuestos de cada empresa, un dato, según explica a CincoDías, que “puede tomarse como el equivalente a la creación de riqueza que suponen esas compañías para la región donde están domiciliadas”.

“Tras la fuga de empresas, la contribución de Cataluña al PIB de España ha bajado del 19,025% al 18,687%”, calcula Veredas. “Madrid ha subido del de 18,926% al 19,036% y se corona como motor económico del país en detrimento de Cataluña”, concluye el economista.

Fuentes de la Comisión Europea señalan que la metodología de Eurostat para calcular el PIB es más compleja, pero reconocen que las cifras de Veredas apuntan en la dirección correcta.

Los últimos datos de Eurostat (de 2015) colocaban a Cataluña a la cabeza económica de España con un PIB de 204.189 millones de euros, seguida muy de cerca por la Comunidad de Madrid con 202.965 millones.

La brecha entre las dos comunidades se ha ido estrechando en la última década. En 2007, el PIB de Cataluña aventaja en 10.000 millones de euros al de Madrid en términos de paridad de poder adquisitivo. Tras la crisis financiera se estrechó a menos de 1.000 millones e incluso Madrid se colocó ligeramente por delante en 2012, según las cifras de Eurostat.

En PIB per cápita, Madrid ya ocupaba la primera posición, con 31.700 euros, seguida por País Vasco (30.800), Navarra (29.100) y Cataluña (27.600), según Eurostat.

Sin independencia

El profesor de Vlerick utiliza los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que dan a Cataluña un PIB de 211.915 millones, por encima de los 210.0812 millones de Madrid. Veredas calcula que tras la salida de empresas ya confirmada el PIB catalán se queda en 208.141 millones, por debajo de Madrid, con 212.029 millones.

Veredas aclara que el impacto en el PIB regional se mantendrá mientras continúe la situación actual, es decir, con Cataluña como parte de España y las compañías de origen catalán instaladas en otra zona del país. “En caso de independencia, es probable que esa compañías deberían crear una filial en Cataluña para gestionar su negocio en ese territorio y, en tal caso, esa nueva empresa contribuiría al PIB catalán”, añade el economista de Vlerick.

En la situación actual, el profesor calcula que Valencia ha sido la principal beneficiada con un incremento del PIB de 2.500 millones de euros, mientras que Madrid registra una subida de 1.200 millones de euros.

Las empresas que más impacto han causado son CaixaBank (1.538 millones de euros), Sabadell (1.019 millones) y Gas Natural Fenosa (983 millones). Entre las que amenazan con salir destacan Abertis (1.316 millones), Colonial (664 millones) y Planeta (355 millones).

El análisis de Veredas no toma en cuenta las posibles consecuencias negativas para el PIB catalán de una potencial caída del turismo en la región o de la cancelación de eventos y conferencias internacionales en Barcelona. “La pérdida, en todo caso, sería mayor y la contribución catalana al PIB español, por tanto, menor”, señala el economista.

Source link

Los expertos comienzan a cuestionar las previsiones de crecimiento por el conflicto catalán | Mi dinero

Al Banco de España no le quedó más remedio hace una semana que reconocer por primera vez que la tensión política a propósito del desafío independentista era ya un riesgo para la economía. Casi siete días después y después de lo acontecido el domingo, hoy en todos los grandes servicios de estudios del país se trabaja contrarreloj en el diseño de los escenarios posibles que se abren ahora para la economía.

Así, a la pregunta de si el conflicto abierto entre la Generalitat y el Gobierno tendrá efectos sobre la actividad, la respuesta es: “depende”. El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, recuerda cómo España ha sido tradicionalmente un ejemplo a seguir por la estabilidad institucional de la que ha hecho gala en más de 40 años. “Las tensiones nunca son buenas para la economía, no tanto por lo que se deja de crecer, sino por las oportunidades que se pierden. Para continuar con este ciclo de crecimiento económico lo que necesita nuestro país es que las empresas crezcan y atraer más inversión y para conseguirlo, lo deseable es la estabilidad”, argumenta Pich.

Sobre los llamamientos al diálogo que han proliferado en las últimas semanas y la posición que han mantenido las grandes empresas ante la crisis, Pich explica que primero se ha tratado de evitar el pánico y la sociedad ha confiado en la política, “pero si la tensión sigue aumentando a corto y medio plazo, esto puede ser terrible; sobre todo por la desconfianza que genera en términos económicos y por la desafección de la población hacia las instituciones”. Desde el Consejo General de Economistas recuerdan que dado el peso que tiene Cataluña por población y PIB, un recrudecimiento de la crisis política castigará sin duda a la actividad.

Si la tensión sigue aumentando a corto y medio plazo, esto puede ser terrible; sobre todo por la desconfianza que genera

Cualquier decisión que acote la incertidumbre, como un proceso de diálogo o convocar elecciones, hará ceder la tensión

Por su parte, el director de Coyuntura y Estadística de Funcas, Raymond Torres, advierte que las proyecciones macro van a ser revisadas a la baja en los próximos días sin tener en cuenta el conflicto catalán.

“Todos los indicadores que manejamos relativos a julio, agosto y septiembre confirman que el consumo continúa creciendo, pero afloja, se aceleran las importaciones, lo que hace que la aportación positiva del sector exterior sea inferior y el aumento del empleo se desacelera”, enumera Torres.

Más sobre el desafío independentista

Esta situación llevará con toda probabilidad a una revisión de las proyecciones que elaboran Funcas y el panel de expertos, con información de hasta 17 entidades distintas. Todo apunta a que las nuevas cifras reducirán el crecimiento previsto para este año entre una y dos décimas (ahora en el 3,1%) y entre cuatro y cinco el avance del PIB del año que viene (2,7% es la última estimación) y todo ello sin tener en cuenta el desafío soberanista. Ahora bien, “si la incertidumbre se prolonga, se pone en cuestión quién asume el cargo de la deuda, se produce una reubicación masiva de empresas o hay dudas sobre el posible impacto sobre los bancos, la desaceleración podría ser más brusca, aunque es difícil de cuantificar en estos momentos”, alerta Torres.

El director de Coyuntura y Estadística de Funcas insiste en que el peor escenario es que se prolongue la incertidumbre, pero si se anuncia cualquier decisión que acote la misma, como iniciar un proceso de diálogo o convocar elecciones, es probable que la tensión ceda y de paso “se evite el efecto contagio y el posible impacto en otros países”.

Cualquier decisión que acote la incertidumbre, como un proceso de diálogo o convocar elecciones, hará ceder la tensión

Desde CEOE quieren enfatizar el protagonismo que tiene la economía catalana sobre el total de la española. El principal destino de las ventas catalanas por comunidades es Aragón, con un 27,5%, seguido por la Comunidad Valenciana (12,7%) y Madrid (10,8%). El ranking de sus proveedores está encabezado por Madrid (18,2%), Aragón (17,1%) y Andalucía (15,4%). Según el Instituto de Estadística de Cataluña con datos de Aduanas, más del 65% de sus exportaciones se concentran en la UE-28. Sus principales sectores exportadores son la industria química (24%), vehículos y otro material de transporte (19%), alimentación y bebidas (12%) y textil, confección, cuero y calzado (8%).

Fuentes de la patronal señalan que como es lógico, toda relación económica y comercial, para ser fructífera y próspera, necesita un marco jurídico estable que conlleve la seguridad jurídica de las inversiones. “Por tanto, toda decisión diametralmente opuesta a dar estabilidad, tiene efecto económico. Cualquier actividad empresarial, implica una asunción de riesgo y si quien ha de asumir ese riesgo, se encuentra con un marco jurídico que ni es estable, ni le protege contra arbitrariedades, lógicamente no invertirá”, insisten dichas fuentes.

Más optimista se mostró la firma de análisis estadounidense KBW que aseguró que a pesar del actual entorno político incierto y de las posibles implicaciones negativas para el crecimiento, “creemos que la magnitud de cualquier desaceleración será manejable”.

Source link

El optimismo empresarial toca máximos desde la crisis | Compañías

Frente a la incertidumbre política generada tras el 1-0 en Cataluña, que puede derivar en una declaración unilateral de independencia de España, los empresarios presentan un contexto económico idílico. El PIB y el empleo llevan creciendo tres años seguidos por encima del 3% y la demanda externa, especialmente desde la zona euro, se está recuperando tras varios años de debilidad. Un escenario macroeconómico muy favorable que ha dado lustre a las cuentas de resultados de las compañías y a sus expectativas para los próximos tres ejercicios.

Esa es la principal conclusión de la encuesta interactiva que se ha realizado esta mañana a los 500 empresarios familiares que han acudido a la inauguración del XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Toledo. Preguntados sobre la actual situación económica, los empresarios la han puntuado con 6,22 puntos, lo que supone el nivel más elevado desde que estalló la crisis económica en España y casi un punto por encima de lo registrado en 2015 y 2016. Tradicionalmente, esta encuesta incluía también una pregunta sobre la situación política actual, que mostraba la divergencia entre ambas expectativas y que este año no ha sido formulada.

Ocho de cada diez empresas elevará su inversión en los próximos tres ejercicios

El optimismo empresarial no solo se ciñe al próximo ejercicio, sino que se amplía hasta 2020. En concreto, el 73% de los encuestados prevé un aumento de la cifra de ventas para 2018 (14 puntos más que en la encuesta del ejercicio anterior), un 24% espera resultados similares y tan solo un 3% prevé peores resultados. Estos porcentajes son incluso superiores si el período se extiende a 2020. En este caso, el 84% de las empresas prevé una mayor facturación para ese trienio y solo un 2% augura caídas de ventas.

La euforia de las empresas se modera a la hora de valorar cómo será la creación de empleo. De hecho, el 82% considera que la evolución de la economía española en el corto y medio plazo se traducirá en “un moderado aumento de la actividad con una limitada creación neta de empleo”, a lo que hay que sumar un 11% que apunta a un crecimiento frágil de la actividad sin creación neta de empleo y un 7% que prevé un aumento rápido de la actividad con una intensa generación de puestos de trabajo. Preguntados por las perspectivas de empleo para los tres próximos años, el 68% prevé incrementar la plantilla, el 25% augura que no cambiará y solo el 7% augura destrucción de puestos de trabajo.

El 25% de los encuestados reconoce que no ha tenido que recurrir a financiación bancaria para seguir creciendo

En este contexto de crecimiento de la actividad y el empleo, las empresas están dispuestas a seguir creciendo mediante inversiones en 2018 y en los dos siguientes ejercicios. Ocho de cada diez empresas encuestadas aseguran que van a seguir invirtiendo en el próximo trienio y muchas de ellas van a probar otras vías alternativas para financiar las inversiones a la de la banca. Uno de cada cuatro empresas familiares consultadas asegura que no ha recurrido al endeudamiento bancario, ocho puntos por encima de lo registrado en la pasada edición.

Source link

Guindos: “La zona euro vive el mejor momento económico en diez años” | Mercados

El ministro de Economía, Luis de Guindos, considera que la zona euro vive su mejor momento económico desde que se inició la crisis y que es el momento de estrechar lazos comerciales con los países latinoamericanos. “Desde España son una prioridad las relaciones bilaterales y los consideramos socios estratégicos”, apuntó durante la inauguración del I Congreso Iberoamericano para Presidentes de Compañías y Familias Empresarias (CEAPI).

En su discurso, Guindos aseguró que las previsiones de otoño del Fondo Monetario Internacional, que se harán públicas la próxima semana, reafirmarán que la coyuntura mundial es favorable y que está afectando tanto a países desarrollados como emergentes. “Crece Japón, EE UU y las emergentes y eso es un elemento de esperanza. El índice que mejor ilustra esta tendencia es el comercio internacional, que crece por encima de la economía mundial”, remarcó.

Entre los principales ganadores de este ciclo de recuperación económica, el ministro de Economía citó a España y a la zona euro. “La a zona euro vive el mejor momento en diez años, está creciendo más que EE UU después de haber pasado una crisis de deuda y competitividad. España ha crecido por encima del 3% durante tres años, lo que significa una modificación del patrón de crecimiento, ahora impulsado por la evolución de la exportación y de la inversión en bienes de equipo”, precisó.

El paro, el déficit y la deuda pública son los tres principales retos que debe acometer la economía española en el corto plazo para corregir sus desequilibrios económicos. “Tenemos una tasa de paro del 17%. La hemos conseguido recortar en diez puntos, pero sigue siendo una lacra política, económica y social. Tenemos que continuar con la consolidación de las cuentas públicas, ya que prevemos que el déficit estará por debajo del 3% en 2018 y también tenemos un endeudamiento del sector público que hay que seguir reduciendo”, señaló.

Source link

Portugal se libra del rating de ‘bono basura’ por primera vez en seis aos | Economa

Source link

¿Puede pinchar la ‘burbuja’ turística? | Economía

Imagen de la playa ibicenca de Benirrás el verano pasado, donde se ve que no cabe un alfiler.

Source link

¿Es desigual la recuperación económica? | Mi dinero

Hace un decenio que se inició la mayor crisis financiera del siglo XXI. Pero como no hay mal que cien años dure, recientemente la Comisión Europea, en un comunicado, ha indicado que se ha terminado la crisis económica, destacando la mejora de la solvencia bancaria y el crecimiento económico. Para ello, se ha basado en que la economía está creciendo por quinto año consecutivo y que los datos de desempleo se han situado a los niveles de 2008.

En el caso de España, el PIB del segundo trimestre ha alcanzado el nivel de 2008. En definitiva, hemos recuperado lo que habíamos perdido en dicha década. La economía está creciendo al 3,1% anual y en el segundo trimestre del presente ejercicio crece al 0,9% lo que significa que estamos creciendo a un ritmo doble de la media de la eurozona, lo que no deja de ser una buena noticia.

Sin embargo, el escenario económico está lejos de ser el ideal ya que el comportamiento de los salarios y del mercado laboral contradicen, en parte, el diagnóstico de la Comisión Europea. El crecimiento actual no es suficiente para crear empleos al nivel de las necesidades de la población española.

Así, en lo que se refiere al mercado laboral todavía queda mucho por recorrer para llegar a los niveles previos a la crisis. Las tasas de desempleo en países como Grecia (21,7%) y España (17,2%), por ejemplo, más que duplican la media europea (7,7%). Y, lo que es peor, esta tasa en los menores de 25 años supera el 45% entre los griegos y el 39% entre nuestros jóvenes.

Los jóvenes, con todo, no son los únicos excluidos del mercado de trabajo. Resulta preocupante la tendencia del aumento del desempleo de larga duración (superior a un año) que, en España, es estructuralmente elevado, y que desde 2007 no ha dejado de aumentar en un contexto de dificultades económicas y financieras.

En dicha fecha, los desempleados de larga duración ascendían a 443.000 (23% del total de desempleados), mientras que en el segundo trimestre de 2017 esta cifra se eleva a 2,1 millones, que representan el 55% del total de desempleados frente al 45% de la UE. La situación se complica aún más en edades comprendidas entre 45 a 65 años en las que la desesperación e impotencia cunde al observar que los meses transcurren sin que mejoren sus expectativas laborales. Tanto la edad como el largo periodo de tiempo que llevan sin empleo socavan la autoestima y deterioran las habilidades de estos trabajadores.

Ante este problema estructural, que deteriora las expectativas de recuperación económica, cabe preguntarse: ¿qué medidas se pueden adoptar para corregir o paliar el paro de larga duración? Primeramente, lo que no se puede hacer es adoptar medidas coyunturales que, a largo plazo, no resuelven el problema, cuando el paro de larga duración tiene un carácter estructural. Por el contrario, es necesario un acompañamiento individualizado para aquellas personas que busquen empleo. Este acompañante tiene como misión guiarle en la elaboración de un proyecto profesional personal en función de sus expectativas y cualificaciones profesionales; asimismo, debe informarle de las oportunidades laborales existentes en su ámbito territorial. En definitiva, se trata de un asesor personal apoyado por un equipo multidisciplinar que sitúe a la persona en el centro de las actividades de acompañamiento para, junto con ella, construir un eficaz itinerario de acceso al empleo.

Todo ello requiere reforzar los servicios públicos de empleo y mejorar la coordinación entre la Administración central y la autonómica con el fin de que no solo se dediquen a gestionar las prestaciones económicas, sino también a suministrar orientación laboral y acompañamiento individualizado.

Por último, se requiere adaptar la formación profesional a las necesidades de las personas en desempleo de larga duración y que generalmente son las menos cualificadas. De no ser así, resulta muy complicada su inserción en el mercado laboral, ya que una parte importante procede del sector de la construcción y necesitan un reciclaje formativo, lo que requiere una gran inversión en el sistema formativo para mejorar el capital humano.

Por otra parte, las rentas del trabajo no logran recuperar el peso perdido en el PIB. Nuestro país es cierto que ha recuperado ya los niveles de renta anteriores a la crisis, pero el peso específico de las rentas de trabajo en el PIB todavía es inferior en dos puntos porcentuales, según datos de contabilidad nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE) del segundo trimestre. En concreto, a finales de 2007, la remuneración de los asalariados representaba el 49% del PIB y actualmente es del 47%. Los dos puntos perdidos han ido a aumentar las rentas empresariales que han pasado de representar el 41% en 2007 al 43% actual. Según el Ministerio de Economía, sin esta política de moderación salarial, la destrucción de empleo hubiera sido aún mayor. Pero se debe hacer constar que todavía tenemos 1,9 millones de puestos de trabajo menos que antes de la crisis.

Finalmente, echamos de menos que la Comisión Europea, en su citado comunicado, no haya efectuado ningún tipo de autocrítica ya que no menciona para nada los sacrificios que ha tenido que sufrir la propia ciudadanía por la aplicación de sus políticas. Se olvidan con demasiada frecuencia de que los efectos perversos de la crisis financiera recayeron fundamentalmente sobre la ciudadanía y una gran parte de ella ha sido la gran perdedora de esta crisis.

En este contexto, es esencial la búsqueda de soluciones, lo que supone movilizar el conjunto de los recursos económicos que nos proporciona la UE, junto con los nuestros, en las políticas activas en favor del empleo y que en nuestro caso es muy inferior al resto de países miembros.

Vicente Castelló Roselló es profesor de la Universidad Jaume I y miembro del Instituto Interuniversitario de Desarrollo Local

Source link

Guindos advierte: “Hacen falta un millón y medio más de asalariados para salir de la crisis” | Mercados

El ministro de economía, Luis de Guindos, se ha mostrado prudente tras la publicación del PIB del segundo trimestre y a pesar de que ha avanzado que el Gobierno revisará al alza su previsión de crecimiento económico para 2017. Guindos ha asegurado que España no saldrá de la crisis “hasta que no tengamos un millón y medio de asalariados más”, aunque ya se haya recuperado el nivel de PIB que tenía antes de 2007. Una cuantía que espera lograr dentro de dos años.

El titular de Economía destacó que “hemos recuperado el nivel de renta” previo a la crisis, aunque “no hemos recuperado el nivel de empleo”, que es la “consecuencia fundamental de la crisis económica”. Según De Guindos, el crecimiento de la economía española es “intenso y muy fuerte”, además de ser superior al del resto de Europa y “equilibrado”.

La economía española creció un 0,9% en el segundo trimestre, una décima más que en el trimestre anterior y la tasa trimestral más alta desde el tercer trimestre de 2015, gracias al consumo de los hogares y de las instituciones sin fines de lucro, que aceleraron su crecimiento trimestral hasta el 0,7% y el 0,2%, respectivamente. El gasto público, por su parte, moderó su avance trimestral al 0,2% y la inversión, al 0,8%.

La tasa interanual del PIB, por su parte, se aceleró una décima, hasta el 3,1%, después de dos trimestres consecutivos creciendo a tasas del 3%, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en la que se confirman los datos avanzados a finales de julio.

Con el crecimiento trimestral del 0,9% registrado entre abril y junio se acumulan ya 15 trimestres consecutivos de avances. La tasa interanual, por su parte, acumula 14 trimestres en positivo, los últimos nueve registrando valores superiores al 3%.

El INE ha explicado que la demanda nacional contribuyó con 2,4 puntos al crecimiento interanual del PIB, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que la demanda externa aportó siete décimas, tasa similar a la del primer trimestre.

Consumo

Entrando más al detalle, los hogares aumentaron su gasto en consumo un 0,7% en el segundo trimestre, tres décimas más que en el trimestre anterior. Asimismo, el gasto en consumo de las instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares avanzó un 0,2% entre abril y junio, en contraste con el retroceso del 0,7% experimentado en el trimestre anterior.

Por el contrario, el gasto público echó un poco el freno en el segundo trimestre y aumentó un 0,2%, seis décimas menos de lo que lo hizo en el primer trimestre.

La formación bruta de capital fijo, por su lado, también desaceleró su crecimiento en el segundo trimestre al crecer un 0,8% en relación al trimestre anterior, frente al notable aumento del 2,1% que experimentó en el primer trimestre del año.

El repunte de la inversión entre abril y junio fue consecuencia del crecimiento en un 1,1% de la inversión en construcción (la misma tasa que en el primer trimestre), y del aumento de la inversión en bienes de equipo en un 0,5%, tres puntos por debajo del incremento que se registró en entre enero y marzo.

En términos interanuales, los dos principales componentes de la demanda nacional (consumo e inversión) mostraron un comportamiento desigual, aunque positivo. Mientras que el consumo aceleró su crecimiento respecto al trimestre anterior, hasta el 2,2%, la inversión lo desaceleró hasta el 3,4%, cinco décimas menos que en el trimestre anterior.

El empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció un 0,9% en tasa trimestral, dos décimas más que en el trimestre anterior. En términos interanuales, la ocupación creció a una tasa del 2,8%, tres décimas más que el primer trimestre, lo que supone la creación de 480.000 empleos a tiempo completo en un año.

Source link

La zona euro acelera y marca su mayor crecimiento en seis años | Mercados

El PIB de la zona euro ha crecido en el segundo trimestre un 2,2% interanual, lo que supone su mejor dato desde el año 2011, cuando el incremento interanual del PIB marcó un 2,9%. Tanto en la zona euro como en el conjunto de países que integranla Unión Europea, han experimentado este último cuatrimestre un crecimiento del 0,6% respecto al cuatrimestre anterior, según los datos emitidos por Eurostar, oficina estadística dela UniónEuropea.El crecimiento interanual del conjunto dela UniónEuropease sitúa en un 2.3%.

Estos datos reflejan una aceleración de la subida respecto a los datos emitidos en el primer trimestre del año, en el que la subida en ambas zonas se fijó en un 0,5% y en comparación al primer trimestre de 2016, el PIB experimentó un aumento del 1,9% en la zona euro y un 2,1% enla UE. Así, Europa refleja una consolidación de la recuperación económica en la que se encuentra el viejo continente.

Hoy se han conocido los datos de Holanda e Italia. El país balcánico consolida una subida del 0,4% respecto al trimestre anterior mientras Holanda incrementa su PIB en un 1,5%. Comparando con el segundo trimestre de 2016, la subida de Italia es del 1,5% mientras que la de Holanda refleja un 3,8% más.

España experimenta una subida del 0,9% respecto al primer cuatrimestre, en el que el crecimiento nacional fue del 0,8%. Respecto al mismo periodo de tiempo de 2016, el PIB español se ha acrecentado en un 3,1%.

Durante este segundo trimestre, es Rumanía el país con mayor crecimiento interanual, marcando un aumento del 5’7%. Letonia se sitúa en segundo lugar con un crecimiento del 4,8%, seguido de cerca porla RepúblicaCheca, que es el país que más crece respecto al trimestre anterior (un 2,3%) y tiene un aumento interanual del 4,5%.

Reino Unido marca en el interanual un 1,7%, mientras que Alemania se sitúa en un 2,1% y Francia en un 1,8%.

Source link

Canarias y Espaa: aquellos aos de plomo | Espaa Home

Dos mujeres pasean en un descampado del Pol
Dos mujeres pasean en un descampado del Polgono de Jinmar, en Gran Canaria.

Source link