El despegue de las rentas vitalicias y el ahorro 5 para preparar la jubilación | Mercados

Mientras el Gobierno sopesa medidas para intentar incentivar los planes de pensiones, otros productos destinados a complementar la pensión están cogiendo cada vez más brío. Se trata, principalmente de las rentas vitalicias, que han crecido un 3,86%, según datos difundidos por Unespa, y los planes de ahorro 5, que a cierre del primer semestre acumulan 2.586 millones de euros y suben un 69% con carácter interanual.

De hecho, desde Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años dado que en España “existe un déficit de ahorro previsión en instrumentos financieros.

Durante largo tiempo, el ahorro se ha canalizado hacia otro tipo de activos, como los inmuebles, que no están específicamente pensados para la jubilación”, asegura Luis Miguel Ávalos, director del área de seguros personales, quien achaca el alza de los planes ahorro 5 gestionados por aseguradoras a que “es un producto pensado para pequeños ahorradores, ya que no se puede invertir más de 5.000 euros al año”. Su principal ventaja es que no se tributa por los rendimientos acumulados siempre que hayan transcurrido más de cinco años en el momento de cobrarlos. 

En Unespa prevén que los productos de ahorro previsión van a seguir creciendo en los próximos años

Raúl León, subdirector general de desarrollo de negocio de vida de Mapfre Vida, añade que la mayoría de las modalidades de ahorro 5 garantizan a su vencimiento el 100% del capital invertido, “lo que convierte a estos productos en una magnífica alternativa de inversión para ahorradores con un perfil inversor conservador/prudente”.

El alza de los otros productos de ahorro se constata en la evolución del negocio de las aseguradoras. Miguel Aldalur, director de vida y pensiones particulares de Caser, señala: “Al igual que el mercado, estamos potenciando las rentas vitalicias, pero además están obteniendo especial relevancia los productos basados en unit linked, ya que ofrecen inmejorables entornos de rentabilidad en este contexto de tipos tan bajos e incluso negativos.

Así, el PIAS Unit Linked [planes de ahorro sistemáticos combinados con fondos bajo el paraguas de un seguro] persigue obtener una fiscalidad diferencial tras pasar cinco años si se convierte a renta vitalicia”.

En Mutuactivos, la facturación por primas de rentas vitalicias ha crecido un 9% en el último año. No comercializan SIALP (seguro individual de ahorro a largo plazo), pero en cambio están potenciando los unit linked, que crecen el 19%, y los PPA, un 6,4% en el último año.

Las cifras

400.000 personas han contratado planes de ahorro 5 de aseguradoras en lo que va de año, un 69% más en tasa interanual.

10.000 jubilados habían transformado patrimonio en rentas vitalicias hasta junio de este año, un 3,86% más.

No obstante, ni rentas vitalicias ni otros seguros individuales son comparables con los planes de pensiones. Para José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de VidaCaixa, “se trata de soluciones totalmente distintas.

Los planes son un medio de ahorro, mientras que las rentas vitalicias son una forma de optimizar el ingreso de ese ahorro que hemos generado en forma de complemento mensual para toda la vida. Además, las rentas vitalicias también son una solución para quienes desean organizar el patrimonio familiar, dejando una parte del capital en herencia”.

Pero no todo son bondades: Jorge García, director de vida y seguros personales de Generali, cree que el riesgo de las rentas vitalicias “es que su valor de rescate está ligado al valor de mercado del activo en el que se invierta, y en un entorno de previsión de subida de tipos de interés, lo más probable es que estos activos acumulen minusvalías, generando entre las personas que lo contratan la sensación de cautividad con la compañía”.

Source link

¿‘Prêt-à-porter’ o a medida? Nuevos modelos de planes de pensiones | Mi dinero

Los modelos tradicionales de planes de pensiones en España no se adecúan al perfil del cliente que los necesita”. Así de tajante describe Alejandro Santelices, ejecutivo financiero de Aspain 11 Eafi, la situación de la industria. Aunque luego valora muy positivamente los nuevos tipos de productos que están apareciendo en el mercado español, desde los planes indexados o de autor, en los que se replican estrategias probadas en fondos de inversión de pequeñas gestoras, hasta los denominados de ciclo de vida, que “consiguen dotar de un dinamismo positivo a la estrategia de inversión del plan de pensiones” y que es el modelo por el que están apostando las grandes entidades.

Los planes de ciclo de vida son un vehículo de ahorro a largo plazo que adaptan su nivel de riesgo a las distintas fases del ahorro para la jubilación, “ya que no es lo mismo ahorrar si te faltan 10 años para jubilarte que si te faltan 25”, explica Alberto Vizcaya, responsable de planes de pensiones del sistema individual de Santander AM España, quien admite que al sector “tradicionalmente le ha costado incorporar nuevas ideas o nuevos productos, quizás por su carácter más conservador o de largo plazo”.

No obstante, más que una renovación en los instrumentos de ahorro tradicionales, Vizcaya reclama una reforma del modelo de pensiones español en el que los planes de pensiones privados adquieran un mayor protagonismo.

En cuanto a los indexados, las bajas comisiones son la gran baza de los gestores automatizados. Indexa, por ejemplo, aplica unos costes del 0,78% en total, “incluyendo la comisión de gestión, de custodia y de los ETF en los que invierten los planes. En total es un 80% menos que la media del sector” que, según los cálculos de Unai Ansejo, cofundador y consejero delegado de Indexa Capital, ascienden a un 3,47%.

Los ‘robo advisors’ denuncian que los planes de pensiones están monopolizados por el sector financiero español

Finizens, por su parte, hace hincapié en que su plan de pensiones es “un producto transparente, 100% digital, totalmente automatizado, más eficiente en retornos y hecho a medida por y para los clientes con comisiones muy bajas, un 0,85% anual”, asegura Giorgio Semenzato, director general de la compañía de gestión automática. Además, para diferenciarse de las comercializadoras tradicionales, ofrecen realizar cualquier tipo de operación de forma online, desde cualquier dispositivo y desde 100 euros.

Desde los robo advisors se coincide en que los planes de pensiones son una inversión monopolizada por el sector financiero español. “La razón es la distribución: las bancas privadas de las entidades financieras han accedido a distribuir fondos de gestoras internacionales a cambio de que no entren en el negocio de las pensiones”, opina Ansejo.

“Respecto a los nuevos actores de gestión pasiva a bajo coste, y desde un punto de vista cliente, será positivo porque va a diferenciar con nitidez a los buenos gestores de los malos, expulsando a estos últimos poco a poco del mercado”, cree Juan José Cotorruelo, director de vida y pensiones de Caser. En este sentido, está convencido de que “las gestoras de gestión activa van a tener que explicar mejor y con mayor transparencia los beneficios de su trabajo respecto a la gestión pasiva”.

Entre las entidades de ahorro, quizás han sido las aseguradoras las que están innovando más en sus ofertas. Raúl León Dorado, subdirector general de desarrollo de negocio de Mapfre Vida, indica que “en el contexto actual de mercado y con el nivel de tipos de interés existentes, hemos focalizado el desarrollo de unit linked, donde el riesgo de la inversión lo asume el tomador de la póliza”.

¿Hay que ser conservador para el futuro?

Prêt-à-porter

Hoy tenemos que asumir más riesgo para obtener el mismo objetivo de rentabilidad que tenían nuestros padres. Ante ese panorama, ¿nos podemos permitir ser conservadores?

Belén Alarcón, socia y directora de planificación patrimonial de Abante, llama la atención sobre los planes ahorro 5, los PPA y los PIAS con rentabilidad garantizada, que son alternativas de ahorro para la jubilación, y que en el escenario de tipos de interés actual difícilmente nos darán una rentabilidad superior al 1% neta de gastos.

En su opinión, “lo que debería hacer el regulador no es aumentar la oferta de productos conservadores, que difícilmente nos ayudarán a jubilarnos como queremos, sino fomentar desde el mismo colegio una mejor formación financiera que ayude a los ciudadanos a tomar mejores decisiones de inversión por ser más coherentes con su plazo y sus necesidades de gasto futuras”.

Pero una de las más activas en los últimos meses ha sido Caser, que ha presentado un PIAS con unit linked, otro unit linked con subyacente de fondos Bestinver, o planes de pensiones con Magallanes, Finizens o Indexa. Efectivamente, las alianzas entre aseguradoras y gestoras independientes, sobre todo las de filosofía value, que replican sus estrategias de éxito de fondos de autor en planes de pensiones, parece que se han puesto de moda. Otros ejemplos son el acuerdo entre CNP y Tressis o Mapfre y la francesa Carmignac.

Pero también hay sitio para otras estrategias. GVC Gaesco lleva a gala haber sido una de las entidades pioneras en introducir el retorno absoluto en la industria de los fondos de pensiones. “Con el FP Patrimonialista se ocupa un nicho de mercado que no puede ser alcanzado por la renta fija en las circunstancias actuales, ni por la renta variable”, argumenta José Antonio Cortés, director general de GVC Gaesco Pensiones.

Cortés cree que el problema no es la falta de innovación en cuanto a productos o estrategias: “Es una cuestión de carácter legislativo; el actual marco regulatorio dificulta el desarrollo de la industria”.

También Ibercaja se ha animado con los planes de autor y ha lanzado el Plan Ibercaja Alpha, “que replica el fondo de inversión del mismo nombre que ha tenido un excelente resultado en los últimos años”. En la entidad han detectado una “evolución” y creen que otra tendencia que se observa en el mercado es el diseño de productos destinados a un perfil concreto de cliente. “Se pone el foco en él y luego se adapta la inversión a ese objetivo y no al revés, como venía pasando en algunos casos en el pasado”, explican.

En cuanto a estos planes de autor, “si la industria es capaz de adaptar o copiar la estrategia en un mundo tan competitivo y exigente como los fondos de inversión, veremos en un futuro un verdadero valor en la gestión de los planes de pensiones”, augura Sonsoles Santamaría, directora general de negocio de Tressis, quien lamenta que “así como en el mundo de las IIC (instituciones de inversión colectiva) existe un número elevadísimo de alternativas, con una granularidad elevadísima por tipo de activos, zonas geográficas, etc., en planes de pensiones las alternativas son muy limitadas y poquísimas entidades ofrecen planes más allá de los de su casa”.

Los asesores financieros automáticos reavivan la gestión pasiva

Vera Castelló

Los planes de pensiones nunca han sobresalido por contar con una gestión especialmente activa. De hecho, una crítica bastante recurrente era que sus gestores solo tenían que tomar unas decisiones generales de vez en cuando y echarse a dormir.

Sin embargo, una cosa es poca actividad y otra apostar todas las fichas a la gestión pasiva, es decir, a la réplica de índices de mercado. Esta última es la carta de presentación de los principales robo advisors que han surgido últimamente en nuestro país y que publicitan comisiones exiguas que permitirán al ahorrador mejorar los resultados de sus inversiones, al no restar apenas gastos al beneficio del plan.

“La rentabilidad histórica de los planes de pensiones ha sido muy baja y en ciertos periodos ni siquiera han conseguido cubrir la inflación”, según el estudio Rendimiento de los planes de pensiones españoles 2016-2015 de Indexa Capital. Una mayor competencia y una mayor oferta serán muy beneficiosos para los clientes”, asegura Unai Ansejo, cofundador y consejero delegado de Indexa Capital.

“El mercado de referencia mundial es EE UU, donde existen plataformas de robo advisors enfocadas únicamente en planes de pensiones de gestión pasiva. En el mercado europeo, el país más avanzado en este sentido es Reino Unido, donde ya se puede observar cómo el segmento de los gestores automatizados van ganando cada día más importancia competitiva en el sector de los planes de pensiones frente a las entidades tradicionales, señala Giorgio Semenzato, director general de Finizens.

De momento, según sus datos, la cuota de mercado global de gestión pasiva se acerca al 40% del total en EE UU, mientras que en Europa equivale al 15%-20%.

Source link