El Guggenheim celebra su vigésimo cumpleaños entre luz y sonido | Fortuna

Han pasado casi 20 años desde que el 19 de octubre de 1997 abriera sus puertas al público el museo Guggenheim de Bilbao. Desde entonces, más de 20 millones de visitantes han pasado por sus salas, deleitándose con las 130 obras de su colección permanente o alguna de las 97 exposiciones temporales que ha albergado.

La institución, que nació como parte de un plan para revitalizar Bilbao y el País Vasco, logró su objetivo y se ha convertido en el icono de esta ciudad. La pinacoteca fue un pilar transcendental para transformar una urbe completamente industrial en la capital cultural que es hoy en día. Los beneficios generados por la creación del Guggenheim van más allá del cambio en el paisaje de la ría y han ayudado a colocar a Bilbao en el circuito internacional del arte. De hecho, el 63% de sus visitantes son de origen extranjero: franceses, británicos y norteamericanos son los turistas que más pasean entre las paredes de titanio proyectadas por el arquitecto de origen canadiense Frank Gehry.

En su vigésimo aniversario, el museo ha querido rendir homenaje a su ciudad durante el mes de octubre, con el foco puesto en sus vecinos. El mes pasado, todos los vizcaínos recibieron en su casa una invitación para acceder gratuitamente a la pinacoteca durante el mes de octubre. Además, el pase incluía un billete de ida y vuelta en Bizkaibus, el servicio de autobús de transporte público de la provincia de Vizcaya, para que la distancia no fuera un problema a la hora de acercarse al museo.

Pero las celebraciones no se han quedado ahí. La noche del pasado 9 de octubre, el Guggenheim presentaba Chasmata, un espectáculo de arte y ciencia, que permitió al público viajar al espacio a través de imágenes inéditas del planeta Marte. El evento, de carácter gratuito, contó con la colaboración de BBK y la Agencia Espacial Europea (ESA). Asimismo, el astronauta español Pedro Duque ejerció de maestro de ceremonias y acabó de poner el toque espacial a la noche, compartiendo con todo el mundo un mensaje audiovisual del astronauta Paolo Nespoli desde la Estación Espacial Internacional. Chasmata es el término que la Unión Astronómica Internacional emplea para designar a las depresiones profundas, alargadas y escarpadas que se producen en la superficie rocosa de un planeta. Con este nombre, la organización del museo aludía a los pliegues, complejidades y rugosidades arquitectónicas del propio Guggenheim de Bilbao.

El espectáculo Reflections se proyecta sobre la superficie del Guggenheim.
El espectáculo Reflections se proyecta sobre la superficie del Guggenheim.

Los 120 saxofones repartidos por todas las alturas del atrio de la pinacoteca y las nuevas tecnologías fueron el hilo conductor de un evento que también se retransmitió por streaming, y que aún está disponible en la página web del museo. Acercar las celebraciones a todo el mundo ha sido uno de los objetivos de la organización, por eso, tanto Chasmata como Reflections, el otro plato fuerte de los festejos, se han emitido online. Este último consiste en una serie de proyecciones sobre la fachada del edificio, que se clausura este sábado.

Un espectáculo de 20 minutos de duración que combina música, luz e imágenes, patrocinado por el Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación Foral de Bizkaia e Iberdrola, con pases continuos durante cuatro noches. Se espera que, al tratarse de uno de los actos más importantes de estas celebraciones, convoque a más de 200.000 espectadores. Mediante diferentes técnicas de proyección, Reflections transforma la fachada del Guggenheim en un lienzo sobre el que se plasman animaciones creadas especialmente para celebrar las dos décadas de la conversión cultural en Bilbao. El espectáculo incluye guiños a algunas de las obras más emblemáticas que han pasado por el museo. El metal se transforma en una superficie reflectante y de formas esféricas, como en El gran árbol y el ojo de Anish Kapoor y el colorido Puppy, de Jeff Koons, esparce sus flores por las superficies del Museo.

Las cifras

  • 4.266.146.116 euros. Es la aportación al PIB que ha generado la pinacoteca desde su inauguración, según datos del museo.
  • 16.772. El número de Amigos del Museo Guggenheim Bilbao.
  • 729 millones de euros. La cantidad en la que está valorada la colección propia de la institución.
  • ‘China: 5.000 años’ (1998). La exposición más visitada en las dos décadas del museo.

Source link

San Sebastián Gastronomika: De entropías, jamón con sabor a dátil y queso con calamar | Fortuna

San Sebastián, escaparate de todas las tendencias gastronómicas del momento. Con este planteamiento llega la 19ª edición de San Sebastián Gastronomika, donde tanto cocineros como pequeños productores presentan sus novedades. Así lo hizo Andoni Luis Aduriz, del restaurante Mugaritz (Rentería, Guipúzcoa), que en su exposición en el auditorio del Kursaal, donde fue recibido con una gran ovación, aclaró que en su restaurante, de dos estrellas Michelin, “somos muy raros”. Por ello, aseguró, han suprimido los postres, “hay una partida de enzimas”. Sobre esta idea del desorden y del orden basó su ponencia Aduriz, en la que habló de entropía, la medida del desorden de las cosas. “Es lo que creamos para sentirnos más cómodos, bordear todas las lógicas, el ejercicio del orden y del desorden”, expuso, a la vez que reivindicó el caos como “delicia de la imaginación”. Porque si algo le ha conmovido a Aduriz ha sido explorar sobre lo aspectos poco convencionales, como comer con el cuerpo.

“En Mugaritz se está dando lo que más nos gusta, nos da la posibilidad de encontrar un espacio de ensayar opciones”. En este sentido, puso como ejemplo el gesto del comensal al que se le ofrecen dos gotas de vino de una bota con 300 años de vida, que no es bueno ni malo, sino que tiene historia, pues en vez de beberlo, el cliente le pasa el dedo y se chupa directamente.
También Aduriz se refirió a Michel Bras, que recibió el premio homenaje de este congreso, del que destacó las palabras que dijo sobre el escenario, al hablar de que la cocina no es solo gustar o agradar, sino que también es sufrimiento y renuncia. El chef francés renunció el pasado 20 de septiembre a las tres estrellas Michelin de Le Suquet, abierto en Laguiole (Francia) desde 1992. El maestro de la cocina contemporánea francesa, autor del gargouillou de verduras o el coulant de chocolate, afirmó que simplemente es “un artesano, un cocinero, el hijo de un herrero. Soy autodidacta. Con mi mujer, quisimos realizarnos no solo por el hecho de cocinar, sino en el sentido de ser cocineros, cocinando como lo hacían nuestras abuelas, en la más bella de las profesiones”. En su opinión, cocinar es estar a gusto con otras personas, lejos del ego que, a veces, “tenemos los cocineros”. “Vivir esta profesión incluye todas las partes, desde el productor al consumidor y en detalles como la ecología o el respeto a los demás”, destacó.

No solo en el auditorio del Kursaal se presentaron novedades, como las invenciones de los cocineros de Disfrutar (Barcelona), con nueces, huevas de salmón y espardeñas. También en la zona de expositores había innovaciones, como el jamón ibérico de cerdos alimentados con dátiles, presentados por la firma de ibéricos Carrasco. “Es un proyecto empresarial pionero, único en el mundo, como es el de complementar la alimentación de bellota del animal con dátiles, lo que nos permite profundizar en los matices y sabores que la alimentación aporta a nuestros jamones”, señaló Tanacho Carrasco, gerente de la firma. O el queso gaditano elaborado con leche de cabra payoya, tinta de calamar y embutido en tripa de cerdo, o con azafrán y chile habanero, dos investigaciones de la firma Bulerí, del emprendedor Iñaki Xalabarde, quien tiene como máxima: “Mira lo que hay en el mercado y verás lo que no hay que hacer”.

Source link

Arantza Tapia: “Apoyamos industrias con un fondo de 250 millones” | Compañías

Arantza Tapia (Astigarraga, 1963) desgrana desde el Parque Tecnológico de Miramón las ventajas de contar con infraestructuras del conocimiento para captar inversión empresarial. Dirige un departamento que movilizará 2.225 millones hasta 2020 para que la industria aporte un 25% al PIB vasco. Ahora está en el 24,6%, sin contabilizar los servicios al sector secundario.

Euskadi sigue en busca de proyectos de alta tecnología. ¿Cuál es la apuesta?

Cuidamos al sector de biociencias porque es estratégico. Euskadi cuenta con centros punteros de investigación, dentro de una cadena de conocimiento en la que también participan los hospitales públicos. Y con una base empresarial consolidada, donde conviven compañías como Progenika y startups. El País Vasco necesitaba otro grupo tractor para sacarle más rendimiento a su red tecnológica y ha llegado Viralgen [10 millones en un centro en San Sebastián de terapia genética, el único de Europa], que aporta una nueva actividad en el negocio de productos farmacéuticos.

¿Más proyectos como este?

El fondo de inversión Columbus, que impulsó Viralgen, estudia otras posibilidades, para aprovechar ese ecosistema, que tiene una trayectoria de 15 años en investigación. Pero hay mucha competencia en Europa.

Graphenea contará más adelante con una planta industrial centrada en el grafeno y el fondo Columbus busca proyectos en el sector vasco de biociencias

El nuevo centro de Graphenea, ¿facilitará que surja un subsector ligado al grafeno?

Esta empresa arrancó hace 10 años con apoyo del Gobierno vasco y está muy bien posicionada, con una cuota del 15% en el sector mundial del grafeno. Ha captado a accionistas como Repsol para su nuevo centro en Miramón, con 25 trabajadores. Quiere seguir corriendo, aprovechar la ventaja que le saca a la competencia. Contará con una planta industrial para el tratamiento de grafeno.

Mercedes-Benz bate récords de producción en Vitoria. ¿Se nota en el sector de componentes de automoción?

Crece a casi dos dígitos. Aparte, Mercedes-Benz ha apostado en Vitoria por la industria 4.0 y ejerce de elemento tractor entre sus suministradores. En un año ha generado el empleo que tenía previsto para dos.

¿Cómo se puede atraer talento e inversión?

En Euskadi, los costes laborales no son bajos. Ofrece además infraestructuras y un tejido empresarial con altos niveles de tecnología y conocimiento. Son factores que atraen a gente de otros países, porque el empleo es de calidad y hay oportunidades profesionales para los trabajadores cualificados. Y se vive bien. A veces nos centramos demasiado en los factores tecnológicos y menos en los humanos.

¿Qué instrumentos financieros barajan para apoyar el plan industrial que movilizará 2.225 millones?

La creación de un fondo de inversión dotado con 250 millones, según el planteamiento inicial, y para tomar participaciones empresariales que sean estratégicas. Será mixto, con participación pública y privada. Habrá grupos locales en su capital, pero también inversores internacionales.

¿Cuál es el nivel de digitalización de la industria vasca?

Queda mucho camino por recorrer, sobre todo para las pymes, pero la pasada feria de máquina-herramienta EMO de Hannover (Alemania), una de las más importantes de su sector, ha constatado que las empresas punteras del mundo tienen el mismo nivel tecnológico que las de Euskadi, que están bien posicionadas, ganando contratos y recuperando parte del empleo perdido durante la pasada crisis económica.

El cambio de tarifa para la industria vasca está recogido en los Presupuestos del Estado de 2018. Tras la denuncia de Cataluña, la Unión Europea ha abierto una investigación

¿Hay profesionales suficientes en este ámbito?

Las empresas se quejan de su déficit. Hay que impulsar la formación. El modelo dual es el óptimo y tiene que ampliarse a las universidades, como las de ingeniería y ciencias, para no limitarse al circuito de Formación Profesional (FP). Por los buenos profesionales siempre se van a pelear las empresas, así que hay que formar a los jóvenes y no tan jóvenes.

¿Cómo marcha el proyecto del nuevo centro público de ciberseguridad?

Su director será Javier Diéguez, que procede de Indra. Ya está en marcha el teléfono de urgencias para responder a cualquier amenaza contra la seguridad informática que denuncien las empresas. Contará también con un sistema de alerta temprana sobre los posibles ataques de hackers en el mundo. El centro se ubicará en el Parque Tecnológico de Álava y estará en contacto permanente con la Ertzaina. Tendrá un equipo de 20 personas, entre investigadores y becarios.

¿Es suficiente el actual nivel de cooperación entre las empresas?

No. El Gobierno vasco creó en junio del año pasado una plataforma para impulsar la creación de consorcios que puedan pujar con más oportunidades por contratos internacionales. Hacen falta este tipo de asociaciones, que no entran en estructuras corporativas y permiten que las empresas trabajen juntas.

Arantza Tapia: “Apoyamos industrias con un fondo de 250 millones”

¿Cómo marcha el plan para conseguir un ahorro de la factura de la luz del 25% en la Administración vasca?

Hay mucho margen en el ámbito de la eficiencia energética y la Administración puede conseguir grandes ahorros en polígonos y edificios públicos. Es factible ese objetivo, con mejoras en el alumbrado, recubrimiento de fachadas y otros aislamientos, etcétera. Y la inversión en eficiencia siempre tiene retorno, en un plazo de cinco años.

¿Le ha sorprendido la denuncia de la Generalitat de Cataluña a la UE por la rebaja en la tarifa eléctrica vasca pactada con el Gobierno de Mariano Rajoy?

Primero, hay que aclarar que no es una ventaja. Sí una reversión del coste más alto que ha estado pagando la industria de Euskadi [solo conectada a la red de alta tensión, que es más cara que la de territorio común]. Lo que no se puede hacer es atacar a otros para defender lo tuyo.

¿Ha hablado de este tema con Madrid?

Hay comunicación, porque Bruselas ha abierto una investigación. Y la voluntad del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad es la de mantener el compromiso de aplicar la nueva tarifa en 2018. Ya está recogido en los presupuestos del próximo año, según me dicen.
Se cumplen 25 años de alta velocidad ferroviaria en España. ¿Le da envidia?
Sana. Pese a estar en la esquina de Europa y con la barrera de los Pirineos, se comenzó por la línea Madrid-Sevilla. Una visión centralista. A Euskadi llegará en cinco años como mínimo.

¿Cómo ve la crisis de La Naval?

Cumplimos con la norma de la UE de no entrar en una empresa en dificultades. Veremos si es posible más adelante, tras una buena gestión del concurso de acreedores que facilite la llegada de inversores.

Source link

Euskadi aspira a que la industria aporte el 25% del PIB para recuperar el empleo perdido en la crisis | Compañías

La apuesta del Gobierno vasco por la industria es clara. Hasta 2020 desarrollará un plan de apoyo al ámbito fabril que movilizará más de 2.000 millones. El objetivo es que el sector secundario genere el 25% del PIB vasco y así el paro baje del 10%. Son metas al alcance de la mano, como subraya Roberto Larrañaga, presidente de la patronal vasca Confebask, porque en la actualidad el desempleo es del 11% y la industria genera el 23,95% de la riqueza.

Pero las fábricas vascas deben afrontar su transformación digital, con profesionales con nuevas capacidades, como el trabajador del centro de ITP en Zamudio (Bizkaia), donde produce turbinas aeronáuticas.

La trayectoria industrial de la economía de Euskadi seguirá siendo clave para mantener el desempleo bajo control. Desde el Gobierno vasco han activado diversos programas para que el sector fabril suponga el 25% del PIB de la comunidad autónoma. Esa meta está cerca, puesto que ya al cierre de 2015 esa aportación fue del 23,95% y ahora se sitúa en el 24,6%.

Antes de la pasada crisis económica, en 2008, el mundo de las fábricas aportó el 28% del PIB vasco, para luego desplomarse al 23,8% en 2014, el peor registro de esta década, en base a los datos del Instituto Vasco de Estadística (Eustat). El Ejecutivo del lehendakari, Iñigo Urkullu, ha desplegado un plan desde este año y hasta 2020 que busca ese impulso industrial. Movilizará 2.225 millones. 

Empresas e instituciones se apuntan a un crecimiento del 3% de la economía vasca durante este año

Las empresas que soliciten esas ayudas deberán presentar estrategias basadas en las claves que marcan la competitividad en el ámbito fabril. Desde la formación continua a la internacionalización, pasando por la innovación.

En este último apartado, el Gobierno de Vitoria ha puesto especial énfasis en la digitalización de los centros de producción, para que ninguna compañía pierda el tren de la revolución industrial. Los que no se enganchen a este cambio desaparecerán, según los analistas.

En el lado contrario, los críticos con la proliferación de los robots y los ordenadores en las fábricas denuncian que el nuevo escenario destruirá miles de empleos en Euskadi. En base a ese 25% industrial, la Administración vasca quiere que el paro quede por debajo del 10%. También este objetivo puede estar cerca si el escenario económico internacional acompaña. El desempleo está situado ahora en la banda del 11%, tras cerrar 2016 con un 12%. El peor registro contabilizado data de marzo de 2013 (rozó el 16%).

En el colectivo de los jóvenes, esos porcentajes se disparan por encima del 20%. Esta es la asignatura más difícil y que sigue pendiente para lograr un desarrollo económico sostenible e igualitario en Euskadi.

Al cierre de la primera mitad del ejercicio en curso, el censo de la Seguridad Social en el País Vasco contabilizaba 931.000 afiliados, 18.600 más que en 2016. En el segundo trimestre de 2017 el mercado laboral siguió evolucionando en positivo, con 13.800 nuevos ocupados. Aquí ya se notó el elemento tractor de la industria, que generó 6.400 de esos puestos de trabajo, aunque el sector de servicios, más intensivo en empleo, estuvo por encima al contratar a 6.900 personas.

Las zonas de Euskadi más deprimidas, como la Margen Izquierda del Nervión en Bizkaia y Oiartzunaldea en Gipuzkoa, padecen un paro superior al 20%. Para estos casos concretos, el Ejecutivo vasco ha puesto en marcha el programa Indartu, dotado este año con un presupuesto de siete millones de apoyo a las inversiones empresariales que generen empleo en esas zonas, integradas por un total de 18 localidades.

La iniciativa cumple con el Mapa de Ayudas Regionales de la Comisión Europea, aprobado en Bruselas en mayo de 2014. Las empresas que soliciten estas subvenciones deberán acreditar que cubren el 25% de la inversión con fondos propios. 

En el ámbito empresarial, casi 40 compañías que suman 6.000 empleos atraviesan serias dificultades. Algunas son muy conocidas, como el astillero de La Naval de Sestao, con 215 trabajadores. En la Margen Izquierda del Nervión, su actividad genera 1.800 empleos inducidos. Asimismo, el fabricante de electrodomésticos Fagor CNA sigue sin remontar. Otros que viven problemas graves son el fabricante de copas de vidrio Vicrila (290 trabajadores) y la papelera CEL, que tiene cuatro plantas.

Source link

Euskadi invertirá 295 millones en fomentar el emprendimiento | Compañías

Posicionar al País Vasco como un territorio atractivo para emprender. Ese es el objetivo básico del Plan Interinstitucional de Emprendimiento de Euskadi 2020 (PIE 2020), explica Aitor Urzelai, director de Emprendimiento del Gobierno vasco, a CincoDías . El programa, que se presentó esta semana en el Parlamento, recoge más de 300 acciones con un marco común y un repositorio único, y cuenta con una previsión presupuestaria de 295 millones hasta 2020.

“El plan es muy ambicioso. País Vasco siempre ha sido pionero en políticas públicas de emprendimiento, ahora se pretende que sea el mejor sitio para situar una startup”, explica Iñaki Ortega, director de Deusto Business School. El programa incluye medidas de formación, eliminación de barreras burocráticas o revisión de la fiscalidad. “Es amplio y apunta en la buena dirección. Involucra a todas las Administraciones –Gobierno vasco, diputaciones y ayuntamientos–”, indica Lander Beloki, decano de la facultad de empresariales de Mondragon Unibersitatea.

El ecosistema emprendedor vasco destaca por su carácter industrial

Otro de los objetivos de la iniciativa es fomentar la cultura emprendedora entre los ciudadanos vascos. “Hay todavía mucho camino por recorrer. Ahora mucha gente emprende porque no encuentra hueco en el mercado laboral”, lamenta Beloki.

El último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) señala a Euskadi como una de las comunidades donde menos personas prevén iniciar un negocio. “Se detectó que se estaba perdiendo fuelle emprendedor, porque implica un riesgo. Las oportunidades de empleo hacen que la gente opte por la cuenta ajena”, dice Ortega.

Todos los actores destacan la importancia de la constancia en el apoyo al emprendimiento. “No son políticas a corto plazo, sino programas de lluvia fina, de generar un ecosistema”, afirma Ortega. “El ecosistema emprendedor destaca por su carácter industrial. Las startups tecnológicas que tengan una aplicación industrial tienen un encaje perfecto en Euskadi”, cuenta Urzelai.

La aventura de emprender

Euskadi invertirá 295 millones en fomentar el emprendimiento

Perfil. El emprendedor en Euskadi suele ser un profesional con formación universitaria que ronda los 40 años. Destaca el papel de las mujeres emprendedoras, que llega casi al 50%.

Nuevo perfil. Los expertos señalan un cambio. “Hay una nueva generación que emprende en industria 4.0, big data o intenet de las cosas”, cuenta Iñaki Ortega. La universidad de Mondragón imparte desde 2009 un grado centrado en el emprendimiento –LEINN–, donde los alumnos crean su propia empresa.

Reconocimiento. “Falta una labor de reconocimiento social del empresario. Aquí era algo que estaba mal visto. En otras culturas consideran que genera empleo y crea riqueza”, señala Gonzalo Artiach.

Abrir una empresa en España requiere 13 días de media, según el informe Doing Business del Banco Mundial. “Crear una compañía es fácil, pero lo más complicado es conseguir un primer cliente”, apunta Gonzalo Artiach, fundador de Decidata, una startup de Getxo (Bizkaia) que se dedica a la ayuda a otras empresas en la toma de decisiones mediante análisis de datos.

Esta compañía resultó elegida en uno de los programas de emprendimiento más conocidos, el BIND 4.0, una aceleradora que ofrece la posibilidad de firmar un contrato con una gran empresa industrial, explica Urzelai. “Para nosotros fue decisivo ser uno de los ganadores”, cuenta Artiach. Con esta iniciativa, Decidata logró un contrato con Euskaltel y este año prevé alcanzar una facturación de 175.000 euros.

Source link

Los platos de otoño llegan a Arima, desde el País Vasco | Fortuna

En menos de un año, la donostiarra Nagore Irazuegi se ha asentado de manera cómoda en Arima Basque Gastronomy, el pequeño restaurante que gestiona, con capacidad para unos 28 comensales y con un ticket medio asequible, en una de las zonas de tapeo más de moda en la capital como es la zona de la calle Ponzano. Con la imagen de una mujer de campo calabresa, retrato del fotógrafo italiano Rafaelle Montepaone, presidiendo la sala, la propietaria sigue ejerciendo como embajadora de los productos de los pequeños caseríos vascos.

Porque la materia prima que se gasta en Arima procede o sigue el recetario de su tierra. La carta es de temporada y cambia en función de la estacionalidad, y de allí han llegado los primeros boletus, recogidos en el País Vasco, o de unas sabrosas pochas que prepara con almejas y bacalao. Otro de los platos que sigue manteniendo en carta, y ya se está agotando con el fin del verano, es el bonito, que cubre con una de tomate casero y piparras (12 euros). Entre las propuestas no falta la cazuela de huevos de caserío con hongos a la crema y patatas (10 euros) o las anchoas en salazón, encurtidos y aceite de arbequina (18 euros).

Huevos de caserío.
Huevos de caserío.

Del campo sirve papada ibérica cocinada a baja temperatura durante 40 horas, con salteado de habitas y yemas de huevo de caserío (13 euros), mollejas de ternera con puré de calabaza, patata y salsa de oloroso (14 euros), carrillera de vaca estofada con puré de patatas viejas (16 euros) o la chuleta de vaca vieja para compartir (45 euros, el kilo).

Del salitre, como anuncia Irazuegi, una merluza de anzuelo en salsa verde con almejas (21 euros) o bacalao al horno con piperrada (21 euros). De postre, cañitas de crema (6 euros). o una tabla de quesos de la Quesería Cultivo (18 euros).

Uno de los espacios más animados del lugar, es la barra, una vermutería, que revive el sabor de los bares de la parte vieja donostiarra, en un ambiente desenfadado, donde se ofrecen vermús de diferentes zonas de España y una selección de pinchos, entre los que se encuentran unas magníficas gildas, que por sí solas merecen una parada, como también una suave morcilla de Beasain.

Arima: Ponzano, 51. Madrid. Tel. 911 091 599. http://arimabasquegastronomy.com

Source link

“Se han acostumbrado a escupir sobre el resto de espaoles” | Opinion Home

Source link

El PNV endurece su discurso contra el PP y pone “toda su influencia” al servicio de Catalua: “La nica salida es un referndum legal y pactado” | Pais Vasco Home

El lehendakari Urkullu pasa bajo una estelada a su llegada al Alderdi Eguna.

Source link

La ley prevalecer | Opinion Home

Source link

La izquierda en la tierra media | Opinion Home

Source link