Por qué el pádel es el nuevo deporte rey en España | Fortuna

Llegó a España en los años ochenta. La primera pista se abrió en el Club de Marbella, siendo uno de sus principales impulsores Manolo Santana. Vio que la pala podía dar tanto juego como la raqueta. Desde entonces, ha ido ganando adeptos. De hecho, según datos del Consejo Superior de Deportes, ya son cuatro millones de personas las que lo practican en este país.

“El pádel ha crecido tanto, en nuestro país, por dos razones principalmente, primero porque es una actividad muy social, se necesitan cuatro personas para jugar, y en segundo lugar porque es muy barato. Los constructores se dieron cuenta que se ahorraban dinero y espacio instalando una pista de pádel en vez de una de tenis en las urbanizaciones. Hubo un momento que había más pistas que jugadores”, señalan desde el World Padel Tour, organizadora del campeonato profesional.

También está registrando un aumento considerable de seguidores y jugadores que lo sienten en primera persona. Es el deporte que más crece en redes sociales, según datos de la organización, en un año han aumentado un 97% sus seguidores en estos sitios web y un 107% en Youtube, donde emiten los partidos en directo. Además de este crecimiento en redes, Gol Televisión, la cadena en abierto de Mediapro, ha comprado los derechos de emisión de este deporte y ya se pueden ver las semifinales y la final de cada torneo, tanto masculina como femenina, por televisión.

Este aumento de los seguidores también ha generado que cada vez haya más marcas que quieran patrocinar a jugadores o anunciarse en los torneos. “En estos momentos, los 40 mejores pueden vivir solo de este deporte, los profesionales pueden llegar a cobrar más de 100.000 euros en acuerdos publicitarios” añaden desde el WPT (World Padel Tour). Además por ganar un torneo Master, cada jugador de la pareja obtiene de premio 21.000 euros.

Otro de los beneficiados de esta progresión, son las marcas de pádel. Una de las firmas deportivas que más fuerte ha apostado por este deporte es Head, con acuerdos de patrocinio de grandes jugadores, como Fernando Belasteguín, número uno del ranking, según asegura un portavoz de la citada compañía, que cuenta con un crecimiento de ventas, año tras año, de entre un 10 y un 15%. Los datos del mercado dicen que se está estancando en muchas zonas, según afirman desde esta marca, ya que no caben más pistas ni clubes en Madrid, Andalucía o Levante… Sin embargo, en otras zonas como en el norte aún hay margen de crecimiento. “Hemos crecido desde las bases hasta llegar a un nivel profesional” señalan desde el WPT.

Este incremento en las bases lo viven en primera mano los clubes de pádel. Uno de los más exitosos es el Club de Pádel de la Moraleja, que en tan solo cuatro años de historia ya ha alcanzado su límite de alumnos: 700 matriculados. Estos usuarios pagan una media de 200 euros al trimestre por una hora de clase semanal. “Desde que empezamos hemos duplicado números año tras año” explica Pablo Neira, director de este centro deportivo. Otra de las fuentes de ingresos son los eventos de empresa, “realizamos una media de 130 actos al año, uno cada tres días” añade el director. Por una mañana de pádel con árbitros, carpa, servicio de megafonía y cóctel, las compañías pagan alrededor de los 2.000 euros.

A nivel profesional, aunque comenzó como un campeonato solo en España, este año el primer torneo dela temporada se celebró en Estados Unidos, en la ciudad de Miami. Pero esta no será la única parada internacional del World Padel Tour, también viajarán a Portugal, Andorra, Argentina, Inglaterra, Bélgica y Francia. Este crecimiento también se ve en los clubes de padel, “ya hay un club en Tailandia con 300 socios y cinco clubes en Japón, somos el deporte que más crece”, insisten desde WPT.

Nació de una pista de frontón

El pádel es un deporte que comenzó en los años 70, cuando un mexicano llamado Enrique Corcuera realizó una serie de retoques en la pista de frontón que tenía en su casa para evitar que la vegetación entrara en la pista. El resultado final: una pista de 20 por 10 metros de superficie, con una segunda pared en el fondo libre, cerrando los laterales con muros y una red metálica hasta de cuatro metros.

Un español, amigo de Enrique Corcuera, viajó a México le gustó la idea y trajo a España este deporte. Márbella fue la primera ciudad europea con una pista de pádel. En el club que lleva el nombre de la ciudad comenzaron los primeros torneos de este deporte. Pero no fue hasta que llegó a Argentina cuando el deporte comenzó a profesionalizarse.

Source link