Juncker descarta mediar en Cataluña para no sembrar el caos en la UE | Mercados

Ni mediación ni independencia. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha descartado este viernes la intervención de Bruselas en el conflicto institucional entre la Generalitat de Cataluña y el gobierno de España. Y se ha manifestado claramente en contra del proceso de independencia por el riesgo de sentar un precedente que aboque a la fragmentación política y territorial del continente.

“Si perimitiéramos, aunque no sea de nuestra incumbencia, que Cataluña se independizara, otros también lo harían y eso no me agrada”, ha señalado Juncker durante una charla con estudiantes en Luxemburgo, el pequeño país del que fue primer ministro durante casi dos décadas. “No quiero que dentro de 15 años la Unión Europea esté formada por 98 Estados“, ha añadido Juncker. “Ya es relativamente difícil con 28 Estados, pero imagino que con 98 sería imposible”, remataba el presidente de la Comisión.

Juncker también ha cerrado el camino a las peticiones de mediación europea cursadas por el presidente del govern catalán, Carles Puigdemont. El gobierno alemán de Angela Merkel y el francés de Emmanuel Macron ya habían descartado esa vía. Y Bruselas se suma ahora, una vez más, a la petición de resolver el conflicto con arreglo al orden constitucional español y sin ningún tipo arbitraje internacional. “Si interviniéramos cuando una sola parte lo pide, podríamos sembrar el caos en la UE”, ha pronosticado Juncker.

La Comisión ha mediado en conflictos, pero cuando afectaban a Estados miembros, como en el caso reciente de España y Portugal (por el almacén de residuos nucleares en Almaraz) o entre Croacia y Eslovenia (por un problema fronterizo). Pero el conflicto catalán, según Bruselas, “es un asunto interno” en el que la CE no desea intervenir, salvo que lo solicitara expresamente España, posibilidad descartada por el gobierno de Mariano Rajoy.

Juncker ha reconocido su inquietud por el conflicto y ha señalado que “hace tiempo que le pedí al primer ministro español [Rajoy] que adoptará iniciativas para evitar que la situación en Cataluña se descontrolase“. A juicio del presidente de la CE, “se han tomado algunas iniciativas, pero otras siguen sin tocar”, aunque no ha concretado qué áreas debería abordar el ejecutivo español.

El presidente de la Comisión considera que el sentimiento nacionalista de una parte de la población catalana es sintomático de lo que puede ocurrir en muchos otros lugares de la UE, un club que cuenta con 75 regiones con poderes legislativos similares a los de Cataluña. “Me preocupa mucho que, a medida que vivir en comunidad se vuelve tan arduo y difícil, todo el mundo intentará algún día recordar su identidad de manera que esa identidad no pueda asociarse a otras“, ha explicado Juncker a los estudiantes luxemburgueses.

Source link

El BCE estudia una rebaja de las compras de deuda a la mitad | Mercados

El BCE anunciará en su próxima reunión del 26 de octubre los términos en que reducirá a partir de 2018 su programa de compras de deuda, ahora en los 60.000 millones de euros al mes. Y fuentes próximas a la institución que hoy citan las agencias Reuters y Bloomberg señalan que prolongará las adquisiciones durante nueve meses más, reduciendo su cuantía en al menos la mitad.

El BCE ya había insistido en que el ritmo actual de compras de deuda por 60.000 millones de euros se extenderá hasta finales de este año, a pesar de la presión de Alemania en favor de una retirada más acelerada de los estímulos. Las actas de la última reunión celebrada en septiembre revelan que el debate sobre cómo recortar la cuantía de las compras estaba ese mes sobre la mesa con dos opciones. O bien extenderlas en el tiempo en una cuantía reducida o mantener los volúmenes de compras en un nivel más elevado pero durante menos tiempo.

Según fuentes próximas a la institución que cita Bloomberg, el BCE está estudiando un recorte en la cuantía mensual a 30.000 millones de euros. Reuters apunta a un rango de compras mensuales de entre 25.000 y 40.000 millones de euros y añade que la opinión mayoritaria en el seno del BCE es aplicar un recorte importante.

En cuanto a la duración, el gran debate está en si mandar el mensaje de que el programa seguirá abierto mientras sea necesario, sin dar una señal concreta sobre su finalización efectiva para tener margen para una aplicación más prolongada en caso de que la economía empeorase, o dar en cambio una fecha de término. Así, la idea sería extenderlo hasta septiembre de 2018, con lo que se enviaría un mensaje más comprometido con la retirada de estímulos y una fecha a partir de la que ir pensando en un alza de tipos de interés.

El BCE de hecho no tiene intención de subir los tipos de interés de la zona euro, ahora en el cero, mientras esté vigente el plan de compras de deuda. Otro de los estímulos que deberá ir retirando es el tipo negativo de la facilidad de depósito, ahora en el -0,4% y que deberá volver a terreno positivo dentro del proceso de normalización de la política monetaria.

Alivio en el mercado de deuda soberana

Los nuevos detalles sobre cómo será el recorte de compras de deuda que se anunciará en octubre están provocando esta mañana la caída generalizada en la rentabilidad de la deuda soberana de la zona euro. Lejos de provocar un repunte ante la perspectiva de un endurecimiento de la política monetaria, la expectativa de que las compras se extiendan durante nueve meses más anima a los inversores a realizar nuevas compras. 

Además, la prolongación de las compras sí requerirá abandonar los límites actuales de deuda de cada miembro de la zona euro que adquiere el BCE. Ante la creciente escasez de bonos alemanes disponibles para la compra -y la restricción actual de no comprar más de un tercio de una referencia-, el BCE deberá desviarse y adquirir más deuda de otros países, por encima de las cuotas que les corresponden en el capital de la institución.

El rendimiento del bono español a 10 años desciende al 1,58%, desde el 1,642% de ayer; el del bono alemán, al 0,425% desde el 0,44% y el del bono francés, al 0,842% desde el 0,865%. Para la deuda soberana española, la prolongación de las compras, pese a su reducción, es una buena noticia en el momento de actual incertidumbre por la crisis institucional en Cataluña. La prima de riesgo y el rendimiento del bono a diez años han logrado ya regresar al nivel previo al 1 de octubre, la jornada del referéndum, en buena parte gracias a la convicción de que el BCE contiene la presión vendedora sobre la deuda de la cuarta mayor economía de la zona euro.  

Las reacciones

El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidman, no dudó el viernes en mostrar su frontal oposición a la prolongación de las compras de deuda del BCE, hacia las que siempre ha mostrado fuertes reticencias.”No veo necesidad de continuar dándole a la rueda de la política monetaria y eso haremos si se continúa con las compras mensuales”, declaró el viernes desde Washington.

Las divisiones en el seno del BCE quedaron claras el viernes. Frente a las críticas de Weidman al programa de compras, el vicepresidente de la institución, Vitor Constancio, defendió que el programa de compras ha sido “muy importante” para estimular la economía de la zona euro.

El recorte que estudia el BCE para sus compras de deuda –a 30.000 millones de euros al mes durante nueve meses más según Bloomberg– tendría un efecto neutral sobre el mercado, según estimaciones de Citi. Por el contrario, una rebaja a 20.000 millones mensuales durante solo seis meses elevaría el rendimiento del bono alemán en 24 puntos básicos.

Source link

Bruselas celebra el nacimiento de un gigante europeo de las autopistas | Compañías

Luz verde oficial, definitiva y sin condiciones de la Comisión Europea a la compra de la compañía española de autopistas Abertis por parte de su rival italiana Atlantia. Tras una revisión del expediente, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha concluido que la operación no plantea problemas porque “el mercado europeo de las concesiones de autopistas seguirá siendo competitivo”.

Vestager no oculta su satisfacción por el hecho de que la operación pueda suponer el nacimiento de un gigante europeo en un sector con claras implicaciones transfronterizas para la futura gestión de los sistemas de peaje en las redes europeas.

“Juntas, Atlantia y Abertis serían las mayores empresas gestoras de autopistas de peaje, no solo de Europa sino del mundo”, destaca la comisaria danesa en el comunicado oficial sobre la autorización.

En Europa existen 63.200 kilómetros de carreteras con peaje y un tercio (22.000 kilómetros) están gestionados por operadores privados, según datos facilitados por Abertis. Pero a tendencia general apunta hacia un sistema de peaje en la sombra, incluso en las carreteras convencionales, que garantice la fluidez del tráfico y el principio de que “quien contamina, paga”, con recargo en función del tipo de vehículo y de los kilómetros recorridos. En ese contexto, los operadores de servicios de peaje electrónico contarán con una importante oportunidad de negocio.

Tanto Abertis como Atlantia están bien situadas en ese mercado. Abertis gestiona más de 1.7000 kilómetros de autopistas en España y más de 2.000 kilómetros en Francia. Su presencia es menor en Italia, con poco más de 200 kilómetros. Pero Atlantia gestiona en el país transalpino el potente sistema de peaje Telepass y su principal accionista, Edizione, controla también Autogrill, uno de los principales gestores europeos de áreas de servicio en autopistas.

A pesar de la potencia de las dos empresas, la fusión ha logrado pasar el tamiz de la dirección general de Competencia sin ningún problema. El departamento de Vestager ha comprobado que “el solapamiento geográfico entre las redes de Atlantia y Abertis es muy limitado”. Competencia, además, considera que existen otros grandes operadores con capacidad para plantar cara al nuevo gigante. Y en cualquier caso, según la CE, la concesión de autopistas es un mercado muy regulado, lo que permitiría a las autoridades nacionales intervenir si detectan que el nuevo operador estrangula la competentica o eleva desproporcionadamente los precios.

El plazo de aceptación de la opa, que fue autorizada este lunes por la CNMV, se extiende hasta el próximo 24 de octubre. El consejo de administración de Abertis deberá pronunciarse las próximas semanas sobre la oferta de Atlantia.

Mientras tanto, el grupo constructor ACS, que ha reconocido su interés por Abertis, tiene de plazo hasta el próximo jueves para presentar un opa competidora.El consejo de Hochtief, su filial alemana, se reune el próximo miércoles para abodar una contraopa, a través e una ampliación de capital. Por su parte, Atlantia está preparada para elevar su oferta por Abertis hasta 18 euros por acción si hiciera falta, como informó CincoDías. La oferta presentada, valoraba Abertis en 17.000 millones de euros (cerca de 17 euros por acción).

El regulador chileno 
El regulador en materia de competencia en Chile, denominado Fiscalía Nacional Económica (FNE), ha autorizado la opa de Atlantia sobre Abertis, según una comunicación remitida a la CNMV, Al formalizar su opa sobre Abertis, a mediados de junio, Atlantia ya informó de que debía obtener el visto bueno de diversos reguladores nacionales, entre ellos el de Chile.

Y es que Atlantia controla en ese país la Ruta 5 Sur entre Río Bueno y Puerto Montt y, mediante el grupo Costanera SpA -sociedad de la que controla un 50,01% del capital- las siguientes utopistas: Costanera Norte, Vespucio Sur, Acceso Nororiente a Santiago, acceso al aeropuerto Arturo Merino Benítez, y Autopista Litoral Central. Por su parte, Abertis controla en Chile la Ruta 68, entre Santiago y Valparaíso, y la Ruta 78, entre otras.

 

Source link

El Ibex concluye la semana de la independencia con un alza del 0,71%, ¿qué pasa? | Mercados

La semana se antojaba complicada para los inversores. Pero la suspensión de la declaración de independencia que Carles Puigdemont realizó el martes en el parlamento catalán, la unidad de las formaciones políticas constitucionales y la festividad del 12 de octubre sirvieron a muchos inversores para coger aire y sacudirse la crisis catalana. A la espera de conocer la respuesta del presidente de la Generalitat al requerimiento planteado por el Gobierno de Mariano Rajoy, la Bolsa española se mueve al compás de las declaraciones y acontecimientos políticos.

El Ibex 35 cerró el viernes con una caídas del 0,17% (10.258 puntos), en línea con las principales plazas europeas.Los ascensos registrados el miércoles actuaron de colchón y en el conjunto de la semana el selectivo español se anota un 0,71%, comportamiento similar al registrado la semana antes del referéndum catalán. Desde XTB sostienen que mientras el selectivo cotice por encima de los 10.000 puntos y no abandone esta cota en cierres semanales, el selectivo sigue conservando potencial hasta los 11.000 puntos, una vez se despejen las dudas políticas.

Las empresas vinculadas a las materias primas (ArcelorMittal, Acerinox y Técnicas Reunidas que avanzaron un 7,21%, una 1,69% y un 1,51%, respectivamente) se convirtieron el viernes en los valores más alcistas. Parte de los ascensos responden al buen comportamiento de las importaciones chinas que impulsaron a las commodities. En el lado opuesto se situaron Santander (-1,17%), Mapfre (-1,09%) y Amadeus (-0,91%).

En la semana, Dia (-9%) se convierte en el valor más castigado presa de las posiciones cortas.Por su parte, Siemens Gamesa consigue desprenderse de la tendencia bajista de los últimos meses y avanza un 5,25% semanal, solo superado por Cellnex (6,1%), que revalida los máximos anuales. La banca, uno de los sectores más castigados con la crisis catalana, salvan la semana con signo mixto. Bankinter (1%) Bankia (0,9%), Sabadell (1,4%) y BBVA (0,18%) concluyeron en positivo mientras Santander (-3,6%), CaixaBank (-1%)y registraron pérdidas.

Lo más significativo del viernes fue el bajo volumen de negociación.Este se situó en los 1.340 millones frente a la media de octubre de 3.154 millones. Los inversores esperan a conocer nuevos datos y declaraciones sobre el devenir de las tensiones independentistas antes de mover ficha.

“El hecho de que el martes se evitara la declaración unilateral de independencia con efectos inmediatos fue algo que gustó no solo al mercado sino también a algunas casas de análisis que han apostado por empezar a comprar a estos niveles”, señala Óscar Anaya, analista de Carax AlphaValue.

El jueves Deutsche Bank afirmó que el riesgo político en Cataluña estaba superado y que las caídas registradas por la renta variable española –en el último mes y medio eñ Ibex ha quedado rezagado del resto de índices– pueden ser aprovechadas para entrar en la Bolsa española. La firma mejoró su recomendación de infraponderar a sobreponderar. Días antes, la mayor gestora del mundo, BlackRock afirmó que había incrementado su exposición a la deuda española aprovechando la inestabilidad provocada por las tensiones independentistas.

A pesar del optimismo que impera entre las grandes firmas de análisis, el conflicto catalán continúa planeando. Esto lleva a muchos expertos a recomendar prudencia.Uno de ellos es Anaya que no descarta una caída adicional de entre el 4% y 5% para el Ibex.

Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, sostiene que el mercado descuenta una solución a largo plazo del conflicto catalán. “La Bolsa española cotiza con una prima de riesgo adicional que ya ha sido puesta en precio”, defiende el experto. Romero apunta que esto es lo que ha llevado al Ibex 35 a quedarse rezagado del resto de índices en los últimos meses después de un comienzo de año en el que el selectivo lideró durante gran parte las subidas.

A pesar de la volatilidad que impera en el mercado y la dilación de la crisis catalana, el director de inversiones de Unicorp Patrimonio subraya que el 70% del negocio de las empresas del Ibex se genera fuera de España.Es decir, las cuentas de las grandes cotizadas están orientadas al crecimiento global. El analista defiende que la incertidumbre política no es razón suficiente para salirse del mercado español.Para protegerse de las turbulencias Romero aconseja mayor diversificación y apuesta por el mercado global.

La estabilidad también regresa al mercado de deuda. La rentabilidad de la deuda española hace un alto a las subidas. Las declaraciones de Mario Draghi asegurando que seguirá comprando deuda durante más tiempo y la menor tensión política, por el momento, llevaron al bono español a caer al 1,6% desde 1,64% del jueves. La rentabilidad de la deuda española baja niveles de mediados de septiembre y se aleja del 1,78% que marcó el 5 de octubre. Por su parte, el riesgo país se mantiene estable en los 118 puntos básicos, frente a los 132 que registró tras el 1-0.

La prima de riesgo catalana cerró en los 313 puntos básicos, 20 puntos menos que el jueves y 46 menos que los máximos de la crisis catalana. El euro, por su parte, cotiza plano en el entorno de los 1,18 dólares.

Source link

La unión bancaria europea es un espejismo | Mercados

El Himno a la Alegría de Beethoven celebra la fraternidad humana; pero garantizar los depósitos de los demás es otra cosa. La propuesta de garantizar los ahorros hasta 100.000 euros mediante una unión bancaria europea no ha llegado casi a ningún lado desde que fue introducida por primera vez en noviembre de 2015.

El plan original de la Comisión Europea contemplaba crear para 2024 un fondo equivalente al 0,8% de los depósitos garantizados de los bancos de la zona. Eso equivaldría a 43.000 millones. Los ahorradores dependen de sistemas nacionales, financiados por bancos locales, que ofrecen diferentes niveles de cobertura y financiación. Si el plan se queda corto, los Gobiernos tienen que compensarlo. Para romper ese vínculo y crear condiciones de igualdad, los bancos europeos necesitan un respaldo común.

La objeción viene del riesgo moral. Economías fuertes como Alemania temen que tendrían que compensar, por ejemplo, a los depositantes griegos si son víctimas de otra crisis.
El intento de la Comisión de cuadrar este círculo se divide en dos partes. Una fase inicial, denominada “fase de reaseguro”, permitiría que los sistemas nacionales de garantía de depósitos tomen prestado del fondo paneuropeo para cubrir pérdidas en los depósitos hasta el límite de 100.000 euros. Los bancos sanos que quedaran en el país –asumiendo que hubiera– podrían devolver el préstamo a posteriori.

Si esto fuera insuficiente, en una segunda “fase de coaseguro” el fondo paneuropeo cubriría pérdidas directamente. No obstante, es crucial que cualquier ayuda dependa de que los bancos de un país aprueben una “revisión de la calidad de los activos” que evalúe las provisones y las deudas incobrables. Sólo aquellos considerados suficientemente seguros podrían beneficiarse de la cobertura del sistema.

Las propuestas debilitan el círculo vicioso deuda soberana-bancos, pero solo a expensas de entregar más poder a los supervisores europeos. Puede que Francia y Alemania hayan elegido recientemente líderes ardientemente pro-UE. Pero el poder de los acreedores y la condicionalidad siguen estando a la orden del día.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link

Londres y Bruselas deben cocinar un ‘bréxit’ rápido y poco conflictivo | Mercados

El proceso de salida del club del euro, a la vista de cómo se desarrolla la negociación entre Londres y Bruselas, se parece más al lento avance de un paquidermo que a la ligereza de una ardilla. La de momento última ronda de negociaciones entre ambos jugadores se cerró ayer con perspectivas no demasiado halagüeñas. Michel Barnier, el representante de los 27, y David Davis, el ministro británico encargado de negociar el acuerdo, resumieron el encuentro con distinto talante –más duro el francés, más optimista el británico– pero con idéntica conclusión: las negociaciones del bréxit están prácticamente en punto muerto, a falta de un acuerdo sobre diversos aspectos clave del proceso. El más importante: la factura de la salida de Gran Bretaña de la UE.

Las conversaciones entre Londres y Bruselas se han articulado en dos fases: la salida y las condiciones de asociación de Reino Unido con Europa. Barnier insistía ayer, con razón, en que es necesario culminar la primera parte de la negociación y acordar el montante de la factura, además de otros detalles que restan por cerrar, antes de iniciar la segunda fase. No parece una tarea fácil cuando desde Londres han comenzado a llegar mensajes que apuntan a la posibilidad de que la salida se convierta en ruptura. Como señalaba ayer el propio Barnier, el peor escenario posible es el escenario del no acuerdo.

El manejo del gigantesco entramado de relaciones económicas e intereses financieros que supone el bréxit no es una tarea sencilla ni pacífica, pero a ello se suman las vicisitudes de un partido conservador británico sumido en una evidente crisis y con un liderazgo –el de Theresa May– cada vez más frágil. A las voces que se alzan poniendo en cuestión la conveniencia de la salida se añade una May que se ha negado a contestar qué votaría en otro referéndum sobre el bréxit. Gran Bretaña debe aclarar y fortalecer su postura y Europa ha de presionar lo necesario para que esa clarificación se lleve a cabo. Porque solo hay una cosa más dañina para Europa y Reino Unido que un divorcio: un divorcio lento y conflictivo.

Source link

Las dudas de May y Merkel paralizan el ‘brexit’ al menos hasta diciembre de este año | Mercados

La suerte aún no está echada, pero pinta muy mal para las negociaciones del brexit, que este jueves quedaron temporalmente embarrancadas tras la quinta ronda de contactos en Bruselas.

El proceso ha entrado en vía muerta por las dudas del Gobierno británico sobre el rumbo a seguir y la incertidumbre en el bando europeo sobre la posición del futuro Gabinete de la canciller alemana, Angela Merkel, todavía en formación.

El frenazo aumenta el riesgo de una ruptura sin acuerdo en marzo de 2019, cuando expira el plazo de dos años para concluir las negociaciones de salida de Reino Unido de la UE. La creciente amenaza provocó este jueves una caída inmediata de la libra, que perdió en torno al 1% en su cotización frente al dólar y pasó de 1,326 a 1,318.

Las dudas de May y Merkel paralizan el ‘brexit’ al menos hasta diciembre de este año

De momento, ya se ha incumplido el primer objetivo temporal, que preveía cerrar en la cumbre europea de octubre (19 y 20) la primera fase de negociación para pasar a la segunda, centrada en la futura relación comercial, política y diplomática entre la UE y Reino Unido.

“Dado el estado actual de las cosas, no estoy en condiciones de proponer al Consejo Europeo la semana que viene abrir las discusiones sobre al futura relación”, señaló el negociador jefe de la Comisión Europea, Michel Barnier, tras la conclusión de la quinta ronda de contactos. Aun así, el negociador británico, David Davis, se mostró esperanzado en que la próxima cumbre europea autorice a Barnier a iniciar los trabajos sobre la futura relación.

Pero Bruselas, de momento, no se da por satisfecha con las ofertas presentadas por Londres para resolver los tres puntos espinosos de la primera fase: la factura de la salida del Reino Unido para abandonar el club, los derechos de los ciudadanos europeos en suelo británico (y viceversa) y la gestión de las fronteras entre Irlanda (socio de la UE) y Gran Bretaña.

La primera ministra, Theresa May, se mostró dispuesta el pasado 22 de septiembre a mantener su aportación a las arcas de la UE hasta 2020, un año después de la salida, para cubrir los compromisos del actual periodo presupuestario europeo (2014-2020).

Pero ni a Bruselas le parece suficiente, ni May parece en condiciones de ofrecer garantías sobre el cumplimiento de su oferta, dada su inestabilidad al frente del Gobierno como consecuencia de la rebelión larvada de los conservadores partidarios de un brexit tajante y sin factura.

“Estamos estancados”, reconoció Barnier en relación con las cuentas pendientes, solo dos semanas después de que May hiciera su oferta con un discurso en Florencia en el que intentó, sin éxito, imponer su liderazgo en Londres e impulsar las negociaciones del brexit.

Aparte de los titubeos de May, el estancamiento de la negociación también se debe a las dudas de Berlín sobre la conveniencia de un brexit más o menos duro.

La industria alemana, con la automovilística al frente, reclaman un brexit lo menos traumático posible para sus intereses. Pero una parte de la clase política alemana, sobre todo, la más europeísta, desea que el brexit marque un claro precedente sobre la diferencia d e pertenecer o no al mercado interior europeo, como aviso para euroescépticos de otros países.

La canciller alemana, Angela Merkel, vacila entre ambas opciones. Y su decisión final dependerá, en parte, de la coalición de Gobierno que negocia con los Liberales (más proclives a un brexit blando) y los Verdes (partidarios de no hacer concesiones a Londres).

El nuevo Gobierno alemán no asumirá sus funciones hasta final de año, como pronto. Y a la espera de mayor claridad a ambos lados del canal de la Mancha, la UE ha prolongado dos meses, hasta diciembre, el plazo para cerrar la primera fase de negociación.

Pero de momento, según fuentes europeas, prevalece la idea de mantener una posición dura frente a May, aunque sea a riesgo de causar daños a ciertas industrias europeas. “Los británicos nunca calcularon que la UE está dispuesta a pagar un precio económico para salvar su proyecto político”, resume un alto cargo europeo.

13.000 euros por británico si no hay pacto

Londres se resiste a aceptar la factura de salida que reclama Bruselas, que podría oscilar entre 40.000 y 100.000 millones de euros. Pero el coste podría ser descomunalmente mayor si la salida se produce sin acuerdo, según los cálculos de la entidad financiera Rabobank.

Ese banco calcula que una salida en 2019 sin acuerdo tendría un impacto en el PIB del Reino Unido de unos 445.000 millones de euros hasta 2030, o unos 12.800 euros por persona. Tan tremendo impacto sería producto de las barreras comerciales que surgirían por la falta de acuerdo, la caída de la inversión, la pérdida de los sectores financieros y la reducción de la emigración europea hacia Reino Unido, según el estudio de Rabobank.

La libra cayó ayer un 0,37% frente al euro. Desde los máximos que alcanzó la divisa británica en septiembre –cuando volvió a niveles del brexit– retrocede un 3%.

Source link

Ibex: la tensión política se relaja y España lucha por subirse al tren de las alzas | Mercados

Los mercados celebraron que la política echase de momento el freno de mano a la escalada de tensión en Cataluña. O que, al menos, las posiciones no han sido tan extremas como se había esperado. El Ibex reaccionó con optimismo. Subió un 1,34%, aunque no fue suficiente para cerrar por encima de unos 10.300 puntos que llegó a tocar durante buena parte de la sesión. Esa cifra totémica es sobre la que cotizaba el selectivo antes del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Aunque Carles Puigdemont declarase el martes la independencia, la suspensión inmediata y la apertura de un periodo de diálogo fue acogida como una buena señal por los mercados. Ya los futuros del Ibex –el president intervino con la Bolsa ya cerrada– apuntaron al alza y se dispararon un 2%. Una tendencia que fue confirmada en la apertura de los mercados. El Ibex inició la sesión con un rebote del 1,6% que marcó una sesión en la que el índice se colocó como el mejor de entre los grandes europeos.

Si bien los ascensos se moderaron a medida que avanzaba la jornada, los acontecimientos del resto del día contribuyeron a mantener el optimismo. La declaración de Mariano Rajoy tras el consejo de Ministros apoyó las ganancias. Es cierto que el presidente abrió la puerta a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero no lo hizo de forma automática y requirió al Govern que explicase lo que había ocurrido la tarde anterior. Es decir, en caso de aplicación, será una medida paulatina.Además, las subidas se vieron reforzadas con el acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos. Pedro Sánchez pactó con el PP para explorar una reforma constitucional.

La subida del Ibex fue contundente. El volumen negociado en Bolsa (3.185 millones) fue superior a la media diaria del año, de 2.585 millones. Y superó el máximo de los últimos tres meses hasta la fecha reservado para el 15 de septiembre. Los ascensos contaron con el apoyo de los pesos pesados de la Bolsa española. BBVA se anotó un 2,43%; Inditex, un 1,29% y Telefónica, un 2,3%. Santander se quedó algo rezagado con un 0,64%. La confianza de los inversores en España se dejó sentir también en el euro que subió, hasta los 1,18 euros.Esta estabilidad aleja el temor a un posible contagio.

No es el primer día que los inversores se lanzan a las compras a golpe de titular en un mercado en el que la volatilidad es la regla imperante. A medida que se aproxima una salida dialogada, los inverores pulsan el botón de las compras.Sin embargo, ante cualquier señal de que el conflicto se recrudece y Cataluña se acerca a la independencia, no dudan en deshacer posiciones. Esta es la razón por la que los analistas son unánimes y afirman que el repunte de no es más que un rebote momentáneo que no tiene visos de marcar la tendencia para las próximas jornadas.

“Vamos a vivir jornadas más guiadas por los impulsos que por los fundamentales”, asegura Óscar Anaya, de Carax Alphavalue. La firma de análisis considera que las subidas obedecen a la ambigüedad del discurso de Puigdemont que “aparca” el más alto voltaje político. Así, el experto no descarta que la inestabilidad política provoque una corrección adicional del 5% en el Ibex, lo que le distanciaría a un más del resto de Bolsas europeas.

En paralelo a este comportamiento de la renta variable, la situación también se normaliza en la deuda soberana. Tanto la rentabilidad del bono a 10 años como la prima de riesgo cotizaron a la baja hasta un nivel inferior al del 1-O. Esto provocó una sesión positiva para las eléctricas, uno de los sectores más penalizados estos días después de que varias firmas de análisis hayan emitido informes en los que dudan de la capacidad de las compañías para mantener las rentabilidad e ingresos actuales.Estas cotizadas son especialmente sensibles a cualquier ascenso en los tipos de la deuda pues ven cómo aumentan costes de financiación.

Por encima de ellas, Siemens Gamesa repuntó un 4%, convirtiéndose en el valor más alcista de la sesión. Solo tres valores del Ibex cotizaron en rojo: Técnicas Reunidas, Mapfre y Dia. Este sumó su segunda jornada como la peor firma del Ibex al registrar una caída del 2,03%.

También fue una jornada de ganancias para la banca, la más sensible al riesgo geopolítico. A las alzas de BBVA y Santander se sumó el 0,32% de CaixaBank o el 1,2% de Sabadell. Aunque las entidades catalanas han realizado guiños al mercado para contener la fuga de depósitos en forma de cambios sede sedes y así continuar bajo el paraguas del BCE, los inversores no terminan de confiar en estos valores en el largo plazo.

Alfonso de Gregorio, director de Gestión de Gesconsult, explica que la estrategia de la gestora desde finales de septiembre ha sido cubrir sus posiciones en el Ibex en un 20% con futuros y desprenderse de los valores bancarios. Una postura que modificó al volver a Santander y Bankia, aunque considera que es pronto para hacer lo propio en CaixaBank y Sabadell.

Los rebotes responden más a inversores que buscan rentabilidad en el más corto plazo, asegura Francisco Arco, analista de XTB. En el largo plazo, el foco de los analistas está en vislumbrar si los dichos se hacen hechos. El relajamiento de la tensión pasa por un pacto entre el Gobierno y la Generalitat que mantenga intactas la marcha de la economía española. Carolina Morcos, analista de Renta 4, opina la principal amenaza a medio y largo plazo reside en un enconamiento del conflicto que pase factura al crecimiento y a la financiación del Estado, algo que no ha sucedido por el momento. Por su parte, Anaya apunta a un impacto en la actividad económica que puede abordar también a los resultados empresariales.

La resolución del conflicto es una condición sine qua non para que el Ibex confirme la sesión como líder en Europa y se enganche a la tendencia alcista de los principales índices. En los últimos 30 días, el Dax (que roza máximos históricos y los 13.000 puntos) y el Cac suben un 4%. El Ibex, por su parte, se deja un 0,33%. La sesión se saldó con un cierre mixto. El Cac y el FTSE británico registraron ligeros descensos (del 0,02% y del 0,06%) mientras, el Dax repuntó un 0,17 y el MIB subió un 0,97%.

“Es verdad que España se queda atrás, pero no es algo catastrófico”, explica De Gregorio. Y esgrime que las caídas no han sido demasiado abultadas porque los grandes fondos internacionales (en cuyas manos está en torno al 70% del Ibex) aún no han caído presas del nerviosismo y apretado el botón de las ventas. Este es el principal riesgo que observa Victoria Torre, de Self Bank, en caso de que el conflicto se recrudezca en los próximos días. “El mercado necesita un marco estable”, afirma.



Source link

Un estudio revela que Cataluña pierde el liderazgo de PIB en España por la fuga de empresas | Mercados

Cataluña ha perdido el liderazgo en Producto Interior Bruto (PIB) de las regiones españolas como consecuencia de la fuga de empresas de los últimos días, según los cálculos realizados por la escuela de negocios Vlerick de Bruselas. La Comunidad de Madrid, según esos datos, pasa a encabezar un clasificación históricamente liderado por la comunidad catalana.

“En base a los últimos datos disponibles, Cataluña ha perdido como mínimo 3.770 milones de euros o 0,33% de PIB en favor de otras regiones”, señala David Veredas, profesor de Mercados financieros en  Vlerick Business School y autor de los cálculos.

Veredas ha tomado en cuenta el impacto de la veintena de empresas que han anunciado hasta ahora el traslado de su sede social fuera de Cataluña (CaixaBank, Banco Sabadell o Gas Natural Fenosa, entre ellas). Pero este economista calcula que la pérdida podría casi doblarse, hasta 6.580 millones, si empresas como Freixenet confirmaran su intención de marcharse. Por ahora ya ha anunciado también su salida firmas como Planeta, Abertis o Cellnex.

El profesor de Vlerick basa sus cálculos en el resultado financiero ante de impuestos de cada empresa, un dato, según explica a CincoDías, que “puede tomarse como el equivalente a la creación de riqueza que suponen esas compañías para la región donde están domiciliadas”.

“Tras la fuga de empresas, la contribución de Cataluña al PIB de España ha bajado del 19,025% al 18,687%”, calcula Veredas. “Madrid ha subido del de 18,926% al 19,036% y se corona como motor económico del país en detrimento de Cataluña”, concluye el economista.

Fuentes de la Comisión Europea señalan que la metodología de Eurostat para calcular el PIB es más compleja, pero reconocen que las cifras de Veredas apuntan en la dirección correcta.

Los últimos datos de Eurostat (de 2015) colocaban a Cataluña a la cabeza económica de España con un PIB de 204.189 millones de euros, seguida muy de cerca por la Comunidad de Madrid con 202.965 millones.

La brecha entre las dos comunidades se ha ido estrechando en la última década. En 2007, el PIB de Cataluña aventaja en 10.000 millones de euros al de Madrid en términos de paridad de poder adquisitivo. Tras la crisis financiera se estrechó a menos de 1.000 millones e incluso Madrid se colocó ligeramente por delante en 2012, según las cifras de Eurostat.

En PIB per cápita, Madrid ya ocupaba la primera posición, con 31.700 euros, seguida por País Vasco (30.800), Navarra (29.100) y Cataluña (27.600), según Eurostat.

Sin independencia

El profesor de Vlerick utiliza los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que dan a Cataluña un PIB de 211.915 millones, por encima de los 210.0812 millones de Madrid. Veredas calcula que tras la salida de empresas ya confirmada el PIB catalán se queda en 208.141 millones, por debajo de Madrid, con 212.029 millones.

Veredas aclara que el impacto en el PIB regional se mantendrá mientras continúe la situación actual, es decir, con Cataluña como parte de España y las compañías de origen catalán instaladas en otra zona del país. “En caso de independencia, es probable que esa compañías deberían crear una filial en Cataluña para gestionar su negocio en ese territorio y, en tal caso, esa nueva empresa contribuiría al PIB catalán”, añade el economista de Vlerick.

En la situación actual, el profesor calcula que Valencia ha sido la principal beneficiada con un incremento del PIB de 2.500 millones de euros, mientras que Madrid registra una subida de 1.200 millones de euros.

Las empresas que más impacto han causado son CaixaBank (1.538 millones de euros), Sabadell (1.019 millones) y Gas Natural Fenosa (983 millones). Entre las que amenazan con salir destacan Abertis (1.316 millones), Colonial (664 millones) y Planeta (355 millones).

El análisis de Veredas no toma en cuenta las posibles consecuencias negativas para el PIB catalán de una potencial caída del turismo en la región o de la cancelación de eventos y conferencias internacionales en Barcelona. “La pérdida, en todo caso, sería mayor y la contribución catalana al PIB español, por tanto, menor”, señala el economista.

Source link

El BCE asegura que la banca tiene bien controlado el riesgo por alza de tipos | Mercados

Las consecuencias que tendrá la intensa política de estímulos por la que los bancos centrales han apostado para sacar a las grandes economías occidentales de la crisis son la gran incógnita que se abre para el futuro, una vez esas economías regresen a un entorno de normalización de los tipos de interés. Pero, según el BCE, no hay riesgo de que largos años de dinero barato sean la semilla para una crisis futura. La institución señala hoy que el riesgo de tipos de interés está bien gestionado en la gran mayoría de los bancos de la zona euro.

Esta es la conclusión del último test de resistencia que el BCE ha realizado este año a los 125 bancos con relevancia en la zona euro a los que supervisa de forma directa, a partir de datos de cierre de 2016. La institución explica que unos tipos de interés más elevados aumentarán el margen de intermediación de la banca en los próximos tres años, para alivio del sector, si bien también reducirán el valor económico del capital, de acuerdo a los resultados del test de estrés. En definitiva, tipos de interés más altos se traducirán en más negocio pero también en más consumo de capital por su impacto en la cartera de bonos y derivados, un riesgo que en todo caso está bien gestionado por el sector. 

En el caso hipotético de un alza de tipos de interés de 200 puntos básicos, el margen de intermediación crecería de forma agregada en los bancos que supervisa el BCE el 4,1% en 2017 y el 10,5% en 2019, mientras que el valor del capital CET 1 descendería el 2,7%. Considerando que los tipos se mantuvieran en los niveles de cierre de 2016, los niveles actuales, y en ausencia de aumento del crédito, el margen de intereses del sector descendería en cambio el 7,5%. En este escenario, el ejercicio asume que la rentabilidad de los depósitos minoristas no cae del 0%. 

Estas proyecciones están fuertemente influenciadas por cuál sería el comportamiento de los clientes bancarios. Así, el BCE reconoce que en un escenario de alza de tipos de interés, la fidelidad de los depositantes es un aspecto clave para el incremento del margen de intermediación previsto. Y recuerda que los depósitos son la base de la financiación bancaria, con lo que el BCE pone el foco especialmente en los modelos internos con que las entidades miden y gestionan el impacto del alza de tipos. El examen revela que solo el 7% de un total de 4,3 billones de euros de depósitos contabilizados contempla la posibilidad de un impacto en esa fuente de financiación estable ante un alza de tipos.

El BCE también aclara que los supuestos de tipos de interés son hipotéticos y no se emplean como proyecciones de tipos de interés en la zona euro. De hecho, el alza de los tipos de referencia aún se aleja en el calendario, puesto que el BCE primero tiene pendiente la rebaja de las compras mensuales de deuda, que se espera anuncie en la reunión de este mes, y colocar en positivo la tasa de facilidad de depósito, ahora en el -0,4%. Los expertos no prevén alza de tipos de interés hasta al menos bien entrado 2019.

El BCE ofrece únicamente una valoración general del test y señala que mantendrá conversaciones con cada uno de los bancos. En esta ocasión, los resultados del test no se publican de forma individualizada, como sí se hizo en el ejercicio de 2016. No será hasta 2018, con datos a cierre de 2017, cuando el test de estrés vuelva a dar resultados pormenorizados por entidades.

El anterior test de estrés realizado por el BCE en coordinación con la Autoridad Bancaria Europea (EBA) –y cuyos resultados se conocieron en julio 2016– solo arrojó como claro suspenso al italiano Monte dei Paschi, que no resolvió su déficit de capital hasta casi un año después. El test no sirvió para detectar la debilidad de Popular, que aprobó la prueba. Su resolución el pasado junio avivó el debate sobre la efectividad del examen.

Source link