EE UU aprueba la primera terapia génica contra el cáncer | Compañías

EE UU ha aprobado la primera terapia génica a un laboratorio farmacéutico, la multinacional Novartis. La propia FDA (la agencia del medicamento en sus siglas en inglés) ha calificado este miércoles la decisión como “una medida histórica”, según su propio comunicado, “inaugurando un nuevo enfoque para el tratamiento del cáncer y otras enfermedades graves y potencialmente mortales”.

La FDA aprueba el fármaco llamado comercialmente Kymriah (tisagenlecleucel) únicamente para pacientes pediátricos y adultos de hasta 25 años que sufren leucemia linfoblástica aguda.

El grupo farmacéutico aseguró, tras conocerse la aprobación, que cobrará 475.000 dólares (400.000 euros) a un paciente por su nueva terapia, situándola como uno de los fármacos más caros de la historia, posiblemente solo superada por medicamentos contra enfermedades ultra-raras, según explica Financial Times.  “Consideramos adecuado el precio y estudiamos muchos factores, incluido el valor médico y clínico”, aseguró Bruno Strigini, director ejecutivo de oncología de Novartis.

“Estamos entrando en una nueva frontera en la innovación médica con la capacidad de reprogramar las células de un paciente para atacar un cáncer mortal”, aseguró Scott Gottlieb, comisionado de la FDA. “Las nuevas tecnologías como las terapias genéticas y celulares ofrecen el potencial para transformar la medicina y crear un punto de inflexión en nuestra capacidad para tratar e incluso curar muchas enfermedades intratables”. La agencia había aprobado este año un camino acelerado de revisión de los ensayos con pacientes de este fármaco, una solución que se suele utilizar para enfermedades raras o especialmente graves.

De momento, la aprobación sirve para EE UU, pero esta decisión abre la puerta a que sea autorizado en otros muchos países. Novartis anunció en marzo que para final de este año también solicitaría el visto bueno a la Agencia Europea del Medicamento.

Kymriah es una inmunoterapia de lo que se denomina células T. Se trata de tratamientos personalizados, donde al paciente se le extraen esos linfocitos, se modifican genéticamente para incluir un nuevo gen que contiene una proteína específica (un receptor de antígeno) que dirige a las células T a acabar con las leucémicas. Una vez que las células son modificadas, se inyectan de nuevo en el enfermo para que actúen contra las maliciosas.

“Kymriah es el primero de un tipo de tratamiento que llena una importante necesidad no satisfecha para niños y adultos jóvenes con esta grave enfermedad”, apuntó Peter Marks, director del Centro de Evaluación Biológica de la FDA. “No solo proporciona a estos pacientes una nueva opción de terapia, donde existían opciones muy limitadas, sino que el tratamiento ha mostrado una remisión prometedora y en tasas de supervivencia en los ensayos clínicos”, añadió.

La seguridad y la eficacia de Kymriah se demostraron en un ensayo clínico de 63 pacientes pediátricos y adultos jóvenes en varios centros. La FDA no descarta que este tratamiento pueda causar efectos secundarios severos.

El fabricante de esta terapia Novartis es el mayor laboratorio del mundo por capitalización bursátil, con una capitalización cercana a los 190.000 millones, y el tercero por ingresos, tras Roche y Pfizer. En el primer semestre facturó 20.045 millones de euros.

No es el único laboratorio que se enfoca en la inmuno-oncología ni tampoco en las células T. Precisamente esta semana, la biofarmacéutica estadounidense Gilead, conocida por ser el fabricante de Sovaldi contra la hepatitis C, compró a su rival Kite Pharma, con una cartera de productos en investigación en este campo.

Durante la pasada década, fueron los llamados productos biológicos contra el cáncer, como Herceptin o Avastin, del laboratorio Roche, los que marcaron la revolución contra algunos tipos de tumores. Actualmente, las terapias génicas y la inmuno-oncología se llevan gran parte de los recursos de las compañías farmacéuticas, en un intento de marcar el próximo hito, aunque todavía con resultados muy escasos para los pacientes.

Source link

Roche desbanca a Pfizer como la mayor farmacéutica del mundo | Compañías

Pfizer ha cedido la corona como el mayor laboratorio del mundo por ingresos, debido a la pérdida de ventas en el primer semestre y la presión ejercida por la compañía suiza Roche, cuyos principales medicamentos siguen aumentando en facturación a un buen ritmo.

El grupo suizo Roche alcanzó los 26.344 millones de francos suizos en ventas (22.958 millones de euros) hasta mitad de año, un 5% más que un año antes. Sus dos grandes fármacos oncológicos, Mabthera y Avastin, crecieron un 3% más en facturación a pesar de ser terapias ya maduras. Ambas superaron los 3.000 millones en ingresos para el laboratorio de Basilea.

Además, innovaciones terapias oncológicas como Perjeta (con un crecimiento de ventas del 17% en un año) y Tecentriq, y el tratamiento Ocrevus para la esclerosis múltiple, han reforzado la facturación. A su vez, la división de diagnóstico también creció un 5% hasta alcanzar los 4.859 millones.

“En la primera mitad del año, tanto la división farmacéutica como de diagnóstico demostraron unos fuertes resultados, en gran parte por el lanzamiento de los nuevos productos. Especialmente satisfactorio ha sido el exitoso lanzamiento de Ocrevus para el tratamiento de la esclerosis múltiple”, reconoció Severin Schwan, consejero delegado de Roche, en la presentación de resultados a finales de julio. Respecto a las ganancias, la compañía mejoró un 2% el resultado neto, hasta los 4.855 millones.

Por su parte, el laboratorio estadounidense Pfizer demuestra lo complicado que es para este tipo de grandes compañías mantener el incremento en las ventas si no existen exitosos lanzamientos de innovaciones terapéuticas o si no escalan posiciones por la vía de compras corporativas o de cartera de productos.

La compañía de Nueva York perdió en los primeros seis meses un 2% de ingresos hasta junio, quedándose en 21.728 millones de euros (25.675 millones de dólares). Los resultados se vieron lastrados por las menores ventas de los tratamientos más antiguos (encuadrados en su segmento llamado legacy), que retrocedieron un 12% en los primeros seis meses. Es el caso de Viagra, el conocido medicamento para la disfunción eréctil, que disminuyó un 14% su facturación hasta los 580 millones. Por contra, el área de medicamentos innovadores sumó un 7% de ingresos adicionales. En beneficio, sin embargo, tuvo un alza del 22%, hasta los 5.238 millones.

Este laboratorio ha crecido históricamente con grandes compras corporativas, como la de Warner–Lambert (2000), Pharmacia (2003), Wyeth (2009), pero vio su frustrada su estrategia cuando el pasado año la Administración de Barack Obama bloqueó la compra del laboratorio irlandés Allergan para evitar una fuga que se entendía básicamente por motivos fiscales.

Cierra el podio de los grandes laboratorios la también compañía suiza Novartis, con sede en Basilea y cotizada en Nueva York, que cerró el primer semestre con 23.781 millones dólares en ventas, un 2% menos (20.044 millones de euros). La caída en ingresos de su terapia oncológica Glivec (un 39%) que se enfrenta ya a rivales genéricos, ha lastrado sus resultados, acumulando un beneficio de 4.900 millones, un 3% menor.

Evolución en Bolsa

En capitalización, Novartis se mantiene fuerte como primera compañía del sector, con 188.020 millones de euros de volumen. En los últimos seis meses, la acción de la suiza se ha revalorizado un 14,49%, y en lo que va de año un 11,4%.

Roche se ha revalorizado un 6,1% en lo que va de año, hasta los 184.920 millones de capitalización. Por su parte, Pfizer ha subido únicamente un 0,88%, con un volumen de 166.930 millones.

A nivel global, el sector farma se ha revalorizado un 11%, después vivir un rally, primero de euforia y después de incertidumbre, tras la victoria de Donald Trump.

Source link

Helen Tomlinson (GSK): “Negociamos introducir más productos en Mercadona” | Compañías

Es la nueva directora general de la división de consumo de la multinacional farmacéutica británica GSK en España. Helen Tomlinson (Bilsborrow, Reino Unido, 1977) lleva apenas seis meses al frente del negocio de medicamentos sin receta (conocido como mercado OTC) y productos de autocuidado de la salud de este laboratorio que en los últimos meses ha crecido exponencialmente tras adquirir en 2015 la división de consumer health de Novartis. De la posición 29 ha pasado al segundo puesto, tras Johnson & Johnson, con una facturación de 155 millones.

En este segmento, compite con Procter & Gamble, Colgate, Bayer, Cinfa y Lacer. Cuenta con productos muy reconocibles para el consumidor como Sensodine, Binaca, Corega, Voltadol, Termalgin, Rhinomer, Nicotinell, Alli o Eno en las áreas de alivio de dolor, respiratorio, cuidado de la piel y nutrición y gastrointestinal. Dispone de dos fábricas en España, en Alcalá de Henares (Madrid) donde se fabrica Eno y productos antigripales para Europa, además de en Aranda de Duero (Burgos), donde se produce Flonase y que es una de las cinco mayores plantas de GSK en el mundo. Desde aquí se exporta a más de 130 países. “Vamos a seguir invirtiendo en España y en el desarrollo de las fábricas”, explica.

¿Cuál es la marca con más ventas para el laboratorio en España?

Voltadol, después Corega y Sensodine.

¿Y en un futuro?

Queremos crear nuevas categorías. Este año hemos lanzado un producto para la alergia, Flonase, que ha sido un gran éxito. En una semanas se ha convertido en el número uno de su segmento. También buscamos seguir reforzando el negocio OTC y desarrollar el área de cuidado bucal. Por ejemplo, trabajamos con las farmacias para que asesoren a los consumidores. Y estamos lanzando Sensodine Rapid para evitar el dolor severo por la sensibilidad dental.

¿Qué producto es el que más crece en ventas?

Voltadol tiene un rápido crecimiento, del 8%. Otra marca de gran éxito es Paradontax, de higiene bucal, cuyas ventas aumentan al 120%.

Entiendo que tiene mucha importancia la publicidad de sus nuevos productos. ¿Qué objetivo se plantea?

Tenemos unas marcas muy reconocidas, pero la publicidad sigue teniendo un papel importante y queremos seguir invirtiendo, más en la publicidad digital, que nos permite llegar mejor para educar a los consumidores. Es el caso de la sensibilidad dental, a pesar de que Sensodine es una marca muy conocida con un mercado mundial de más de 1.000 millones de euros, hay mucha gente que no usa este tipo de productos.

Helen Tomlinson (GSK): “Negociamos introducir más productos en Mercadona”

¿Qué nuevas líneas de producto plantean?

Tenemos otros dos lanzamientos para el último trimestre del año, en la categoría de OTC. Las innovaciones son aproximadamente un 13% de nuestras ventas.

¿Cómo evoluciona la facturación en España?

Hasta abril crecimos a un ritmo del 5,4%, por encima del mercado. Somos la segunda marca más grande dentro del sector de consumer health, detrás de Johnson & Johnson. Somos líderes en OTC y los segundos en higiene bucal.

¿Qué planes se marca para su recién comenzada etapa española?

El negocio ahora mismo tiene unos resultados muy buenos en comparación con nuestros competidores. Queremos seguir teniendo este rendimiento y acelerar el lanzamiento de nuevos productos innovadores. Debemos seguir trabajando con supermercados como Carrefour, Mercadona, Alcampo y también en las farmacias.

Precisamente Mercadona se caracteriza por potenciar su propia marca blanca. ¿Qué posibilidades tienen de crecer en esos supermercados?

Lo que vemos con ellos es cómo nuestras marcas pueden reforzar una categoría de productos. Por ejemplo, nosotros tenemos Polident en Mercadona y ellos tienen su propia marca. Lo que vemos es que ambas marcas ayudan a crecer a esta categoría porque ofrecen cosas diferentes al consumidor. En la actualidad, tenemos solo seis productos en Mercadona, mientras que en Carrefour están todas la categorías de productos.

¿Negocian la venta de nuevos productos en Mercadona?

Siempre trabajamos para ofrecer más soluciones a los clientes. Estamos en conversaciones con Mercadona para introducir más productos, pero no podemos decir todavía qué ocurrirá.

Los ciudadanos se interesan más por el autocuidado y existe un cambio hacia un estilo de vida más saludable.

 

¿Cómo percibe el negocio de consumer health en España?

España es uno de los países donde más está creciendo. Es un sector dinámico que va a seguir expandiéndose en el futuro. Hay problemas de salud que no se están tratando y las innovaciones pueden ayudar. Tenemos una responsabilidad como empresa para educar a los consumidores. Además, los ciudadanos cada vez se interesan más por el autocuidado de la salud y también existe un cambio hacia un estilo de vida más saludable, por eso creo que hay muchas oportunidades. Hay estudios de Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp) que dicen que si solo un 5% de los medicamentos que actualmente se venden con receta pasan a ser OTC se ahorraría a la sanidad 800 millones de euros en medicamentos y en tiempo de los médicos detectando pequeñas patologías.

Sacar de la financiación pública algunos medicamentos no es una medida muy popular entre los ciudadanos.

Desconozco si la presión de los ciudadanos es la razón por la que Sanidad no toma esa decisión. Mi trayectoria está más basada en Reino Unido, donde hay un entorno diferente. Por ejemplo los productos de OTC se pueden comprar en el supermercado, puedes ir a Carrefour a comprar paracetamol. Lo que vemos a lo largo de Europa es que cada vez se da más importancia al autocuidado de la salud.

¿Qué previsiones tiene de crecimiento en España?

Para España esperamos crecimientos superiores al 3% en los próximos tres años, mayor que en los demás grandes países europeos. En Europa, sin embargo, está en decrecimiento. En cada país el ritmo de nuevos lanzamientos es diferente.

Como compañía británica, ¿en qué les afecta el brexit y cuentan con algún plan de contingencia?

Vamos a seguir trabajando con el Gobierno británico para entender qué planes hay para después del brexit. Nuestra prioridad es que se mantenga en el resto de Europa el mismo acceso a nuestros medicamentos después del abandono de la UE, además de nuestros empleados, ya que hay muchos profesionales británicos, como yo, trabajando fuera de Reino Unido. Nuestro foco es colaborar con el Gobierno para que nuestra empresa sigo siendo competitiva.

Source link