Renault-Nissan aspira a ser el primer fabricante mundial de vehículos | Compañías

A mediados de año, la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi ya ha superado en ventas a las principales automovilísticas mundiales, Volkswagen, Toyota y General Motors, rebasando los 5,27 millones de coches matriculados en todo el mundo entre enero y junio. Este viernes, el presidente de la Alianza Carlos Ghosn, presentó los pilares de una estrategia a seis años que puede convertirlos en el primer fabricante de vehículos del mundo, con 14 millones de automóviles vendidos ese año y una facturación de 201.000 millones de euros.

Alcanzar estos ingresos supondrá un aumento de más del 30% de la facturación que Renault-Nissan alcanzó en 2016, cuando cerraron el ejercicio con unos ingresos acumulados de 150.000 millones de euros. Las sinergias anuales entre las tres compañías crecerán, según la alianza, en un 16%. El objetivo es alcanzar unos ahorros al final del periodo de 10.000 millones de euros, según un comunicado de la compañía.

Ghosn aseguró, luciendo en su presentación en París el nuevo logotipo de la Alianza (que ya incluye a Mitsubishi), que “hoy (por el viernes) se marca un antes y un después para nuestras compañías miembros de la Alianza”. Para lograr los objetivos de facturación y sinergias, por un lado, “Renault, Nissan y Mitsubishi Motors deberán acelerar su trabajo en común, colaborando en el desarrollo de plataformas conjuntas de producción de vehículos y en el diseño de la nueva generación de vehículos eléctricos, autónomos y conectados. Nuestras economías de escalas reforzarán nuestras sinergias”, afirmó el presidente.

Una vez completada la integración del plan, la alianza estima que alcanzará una producción conjunta de unos nueve millones de vehículos a través de cuatro plataformas comunes. El año pasado, la Alianza Renault Nissan solo ensambló dos millones de vehículos conjuntos en dos plataformas compartidas en 2016.

Las tres compañías también compartirán 22 motores de los 31 que montarán sus diferentes modelos, ocho más (de 38) que en 2016. “La nueva estrategia de producción basada en plataformas comunes se extendera a una plataforma para la fabricación de vehículos eléctricos con capacidad para integrar conducción autónoma y también a otra plataforma de fabricación de un modelo compacto para las tres marcas”, afirmaron. Mitsubishi tendrá acceso a estas tecnologías de fabricación de la Alianza a partir de 2020.

La Alianza pretende lanzar además 12 nuevos vehículos eléctricos puros hasta 2022con la intención de revalidar el liderazgo en este segmento que mantiene con el Renault Zoe y el Nissan Leaf, en un momento en el que todos los fabricantes se están lanzando a electrificar el conjunto de sus gamas. 

“Sin ninguna duda, nuestras actuaciones e iniciativas a lo largo de los últimos ocho años se han convertido en la tendencia del sector”, señaló Ghosn a los periodistas. La Alianza apostó de manera decidida por el vehículo eléctrico como automóvil del futuro pese a que sus competidores tenían (y tienen) dudas sobre su rentabilidad y viabilidad.

El 70% de su producción de vehículos eléctricos para 2022 estará basada en su plataforma de producción eléctrica.Además, introducirán una nueva familia de motores y baterías para estos mo con una reducción del coste del 30%.

En la misma línea de futuro, la Alianza planea lanzar 40 modelos con distintos niveles de conducción autónoma de aquí a 2022. “Este plan impulsará el crecimiento y la rentabilidad de nuestras compañías miembro. Tenemos la intención de aportar mayores sinergias, con tres empresas autónomas cooperando con la eficiencia de una”, señaló el presidente de la alianza.
La compañía comenzará en 2018 a probar en autopistas un vehículo de conducción prácticamente autónoma pero con supervisión continua por parte del conductor. En 2020 lo hará en ciudades (también con control continuo del conductor) y en carretera, con intervención ocasional por parte del conductor. Para 2022, la alianza augura el primer vehículo de conducción totalmente autónoma sin conductor.

Las ventas de coches en el mundo
La Alianza Renault Nissan logró incrementar sus ventas en un 7% interanual gracias a la inclusión de Mitsubishi Motors en la alianza. Nissan adquirió el 34% del fabricante japonés el año pasado para rescatarlo tras un escándalo de manipulación de datos de eficiencia de consumo. Entre enero y junio fue la primera vez que la alianza (Renault posee el 43% de Nissan y la nipona, el 15% de la francesa) se ha situado en primer lugar y desbanca a Volkswagen y a Toyota.

Los analistas ponen en solfa el liderazgo de la Alianza porque en ningún momento, Carlos Ghosn tiene intención de fusionar las tres compañías. Antes al contrario, su idea es mantener a las tres operando de manera independiente. Tampoco parece que tenga intención de retirarse, ahora que acaba de colocarse como presidente de Nissan. Y eso que su cargo como responsable de Renault cumple este año.

Volkswagen arrebató a Toyota el cetro de fabricante con mayor número de coches vendidos en todo el mundo en 2016 tras recuperarse del golpe que supuso para su imagen el escándalo de manipulación de emisiones del “dieselgate” a finales de 2015.

Source link

Renault-Nissan consolida su tercera posición mundial y aspira al liderazgo | Compañías

“No es un objetivo, pero tampoco escondo que estamos muy contentos”. Así explicó Carlos Ghosn, presidente de la Alianza Renault-Nissan, a sus accionistas en la pasada junta general de Renault que el grupo ha consolidado su puesto como tercera automovilística mundial, por encima de General Motors.

La estadounidense no se descuenta aún las ventas de Opel, comprada en marzo por la francesa PSA, pero la alianza sí suma las unidades comercializadas por Mitsubishi. Las tres marcas (Renault-Nissan-Mitsubishi) pisan los talones a Toyota, la segunda automovilística mundial y está preparada, según el propio Ghosn para superar incluso a la propia Volkswagen en el primer semestre “aunque no sea el objetivo”. La meta es la rentabilidad sostenible y el crecimiento pero está claro que ser la primera automovilística mundial es un cetro que tienta a cualquier presidente.

Los datos no desmienten al directivo. Tal y como apuntan las cifras recogidas por la consultora especializada Jato, a finales del primer cuatrimestre, Toyota solo adelantaba a la Alianza Renault-Nissan por 1.500 unidades vendidas a nivel mundial. La japonesa vendió hasta abril 2.338.146 vehículos en todo el mundo, un 7,8% más que en el mismo periodo del año anterior. La francesa-japonesa comercializó 2.336.692 unidades en el mismo periodo, un 10,4% más. General Motors estancó sus entregas en el mundo, con 2,25 millones de automóviles y un escaso 0,6% de incremento.

El segundo puesto podría ser más o menos fácil de alcanzar para la alianza, dada la diferencia. Pero ¿y la primera posición? El grupo Volkswagen, que abarca 12 marcas diferentes, consiguió esta corona en 2016, justo después de su annus horribilis por el escándalo del dieselgate. Las ventas mundiales de Toyota, incluidas las divisiones de Hino Motors y Daihatsu Motor, aumentaron un 0,2%, hasta los 10,2 millones de vehículos en 2016, mientras que Volkswagen obtuvo una cifra récord, 10,3 millones de automóviles, camiones y autobuses, lo que supone un incremento del 3,8%. En tercera posición, se colocó General Motors, rozando los 10 millones y el cuarto puesto fue para la Alianza, con 9,9 millones de vehículos comercializados.

En solo cuatro meses, Renault-Nissan ha superado en ventas a la estadounidense, hecho que ya se esperaba cuando GM se desprendió de Opel. La resta del millón de vehículos que aportaba la filial europea a la estadounidense colocaba matemáticamente a la Alianza por encima y su ascenso previo apunta a que consolidará esa posición al menos en el futuro. De Volkswagen la separan 200.000 unidades pero las tasas de crecimiento de una y de la otra son muy dispares. La Alianza ha crecido un 10,4% en cuatro meses; el grupo VW solo un 1,7%.

Felipe Muñoz, analista jefe de la consultora Jato, duda de que la Alianza pueda llegar al primer puesto en el primer semestre de 2017, tal y como explicó a la revista especializada Automotive News. “No está tan claro que puedan lograrlo a corto plazo. Sin embargo, tienen muchas más posibilidades de conseguirlo a medio plazo gracias al liderazgo que ostentan tanto en todocaminos (el segmento de ventas que más rápido crece en todo el mundo) como en vehículos eléctricos”, asegura Muñoz. Tal y como explicó Carlos Ghosn a sus accionistas, el Nissan Leaf y el Renault Zoe han vendido en todo el mundo 460.000 unidades, “el doble que nuestro rival Tesla”, que fabrica vehículos eléctricos de lujo.

Según los datos de Jato, la Alianza mantiene un 12% de la cuota de mercado mundial en el segmento de los todocaminos (SUV por sus siglas en inglés). Este nicho de mercado ya acapara el 30,6% de las ventas mundiales, según los datos de la consultora. El Nissan X-Trail es el SUV más vendido del mundo y el tercer modelo más comercializado si no se distingue por categorías, con 212.244 unidades y un 22,4% de crecimiento.

Además, vehículos como el Dacia Duster o el Renault Kwid están aportando posiciones de relevancia en mercados emergentes en India, Brasil y Oriente Medio.

Source link