Juan Velayos (Neinor): “Detecto una cierta recuperación del ‘seny’ catalán” | Mercados

La promotora Neinor Homes fue la primera en salir a Bolsa, el pasado marzo, desde hace una década. Se convertía así en un símbolo de la recuperación de la construcción de vivienda. Ya dispone de una capitalización de 1.400 millones de euros, aunque en las últimas semanas la acción ha estado castigada en el parqué por las incertidumbres generadas por el conflicto catalán. Tras esta inmobiliaria, este viernes debutó en el mismo negocio Aedas Homes.

Juan Velayos (Barcelona, 1973), consejero delegado de Neinor Homes, se ha convertido en uno de los referentes del sector. Lidera la compañía desde 2015. Anteriormente fue socio en Uría y Menéndez, encabezó Renta Corporación y fue responsable inmobiliario de PwC. Esta promotora de nuevo cuño fue creada por el fondo estadounidense Lone Star, que ya ha vendido gran parte de su participación en Bolsa.

Esta semana, la empresa ha participado en la feria del sector Barcelona Meeting Point donde ha podido testar cómo está el mercado en medio del proceso independentista. Este salón muestra la oferta en viviendas hasta este domingo y ha reunido a los líderes del sector. En la capital catalana, Neinor desarrolla 22 promociones, o 1.500 viviendas, de las 72 que comercializa en España. La inmobiliaria ya cuenta con una cartera de suelo de 1,3 millones de metros cuadrados, principalmente en las grandes ciudades.

La compañía, además, ha aprovechado para presentar su proyecto Neinor Next en alianza con Barrabés para desarrollar empresas startup del negocio inmobiliario. En un concurso abierto elegirán a 10 finalistas y ayudarán a hacer efectivas estas iniciativas de emprendimiento.

¿Por qué lanzan un programa de incubación de startups? No es algo habitual en el mundo inmobiliario.

Hay una parte que tiene que ver con la gestión de la gran cantidad de información que tienen las empresas y requieren los compradores. Por ejemplo, en la gestión del big data para enriquecer nuestra toma de decisiones en la compra de suelo y en dar valor al cliente. También puede haber mejoras en las eficiencias de costes y plazos, ya que el proceso de desarrollo y construcción de vivienda lleva alrededor de 30 meses. Pueden ayudar a agilizar los métodos, ver dónde podemos solapar plazos y cómo construir más rápido y barato. Además, hay otra parte de relación con el cliente, de cómo mejorar la experiencia de compra o los pagos. Por último, quiero que podamos desarrollar todo aquello que ni siquiera hoy somos capaz de imaginar.

¿Cómo valora el debut bursátil de su competidor Aedas Homes?

Lo primero de todo es felicitar a David Martínez, su consejero delegado, a su accionista Castlelake, al equipo y a sus asesores. Es una gran noticia en el mercado de capitales y para el sector. También es una buena noticia para Neinor, para nosotros, porque cuantos más seamos mejor ya que el sector será más fuerte y habrá más oportunidades para los inversores.

Como catalán, ¿cómo está percibiendo el conflicto independentista?

Lo veo mejor que hace unas semanas, porque detecto una cierta recuperación del seny catalán. Noto cierto agotamiento del tema. Veo clara una hoja de ruta que desemboca en elecciones autonómicas. Eso ya está asimilado por todas las partes. Creo también que habrá algún tipo de diálogo.

¿Cómo está afectando todo este proceso al mercado inmobiliario?

En el mercado de capitales, un inversor frío debería tener confianza máxima en el éxito del sector en los últimos meses. Debería ver la coyuntura positiva del país. No hay sensación de que el tema catalán vaya a descarrilar el crecimiento macro. El éxito de la salida a Bolsa de Aedas Homes en medio de todo este proceso es el mejor ejemplo de la confianza de los inversores. A otro nivel, veo más prudente al inversor internacional que quiere comprar activos residenciales, que se sitúa en un modo de wait and see, para saber cómo se soluciona el conflicto antes de tomar una decisión de compra.

Pero el conflicto, que no parece tener una solución rápida ni sencilla, ¿puede acabar afectando al sector?

Si no hubiera una solución en un periodo antes de seis meses o un año, obviamente acabará afectando a la compra de vivienda. Si hay un freno de inversión y consumo afectará al PIB, al empleo, a los índices de confianza y finalmente a la concesión de hipotecas. Por tanto, afectará a la demanda compradora de viviendas. Aunque creo que estamos lejos de eso. No creo que actualmente este fenómeno tenga suficiente fuerza para descarrilar el momento macro español.

¿Cómo afecta a la venta de sus viviendas?

Hemos pasado ya el momento de visceralidad. Vamos a hacer un buen mes de octubre de comercialización, aunque tal vez no tan bueno como si no hubiera existido esta historia.

¿Les va a penalizar en Bolsa?

Obviamente, el conflicto catalán no va a ayudar. Un factor que genera incertidumbre no es un factor positivo en el mercado.

¿Cuál es la exposición de Neinor al mercado catalán?

En Cataluña tenemos actualmente 29 suelos, el 17% del total de nuestra cartera en España. Hemos invertido en Cataluña 325 millones de euros. De las 72 promociones que hemos puesto en marcha, 221 están en Cataluña y el 80% están precomercializadas frente al 60% del total. Barcelona ha funcionado muy bien comercialmente y esperamos que así siga.

Source link

Aedas Homes debutará en Bolsa en octubre con un valor de hasta 1.500 millones | Compañías

La Bolsa contará con una nueva inmobiliaria a partir de octubre. El estreno bursátil de Aedas Homes, oficializado por la empresa la semana pasada, lleva el viento a favor y fuentes conocedoras de la operación señalan que debutará en el mercado ya el próximo mes, aunque la compañía se ciñe al calendario “de último trimestre de 2017”.

La empresa, controlada por el fondo estadounidense Castlelake, sigue un calendario que le permitirá debutar a finales de octubre. Ya ha comunicado su intención formal de cotizar y el folleto para inversores está en revisión actualmente por la CNMV.

Fuentes conocedoras de la operación indican que la valoración con el que la inmobiliaria debutará se sitúa entre los 1.000 y 1.500 millones, una capitalización que se conocerá cuando la compañía avance en las negociaciones de las colocaciones a inversores interesados.

Esta compañía está encabezada por David Martínez, un directivo que anteriormente ha estado al frente de proyectos como el de las Cuatro Torres de Madrid, Distrito Castellana Norte o la junta de compensación del nuevo barrio de Valdebebas en la capital.

Se trata de la segunda promotora residencial que salta al mercado bursátil en una década tras la colocación de Neinor Homes del pasado marzo. El caso de esta última inmobiliaria fue un hito tras la crisis del sector residencial, y la primera en debutar desde que lo hiciera Realia en 2007.

La salida de Aedas también se mirará con interés en el sector para comprobar cuál de las promotoras residenciales es la mayor por capitalización. Fuentes financieras indican que esa posición puede encabezarla Aedas debido al atractivo de la distribución geográfica de su suelo.

Otras fuentes del mercado indican que la colocación de Aedas está recibiendo gran interés por parte de los inversores. El éxito de la operación impulsada por Lone Star sobre Neinor ya abrió de par en par las puertas de la Bolsa al ladrillo, ya que consiguió un sobredemanda de 4,3 veces la oferta.

La compañía de Castlelake se presenta en el mercado con un banco de suelo valorado en 1.370 millones de euros –tasación realizada por la consultora Savills–. Neinor debutó en marzo con unos activos por más 1.100 millones además del negocio de gestión de activos heredados de la compra de la inmobiliaria a Kutxabank. El día del estreno, la compañía presidida por Juan Velayos fijó su capitalización de 1.300 millones. Actualmente vale 1.440 millones.

Aedas es una de las inmobiliarias de nuevo cuño impulsadas por intereses financieros y que acabarán en Bolsa. Fue el caso de Neinor, con el fondo Lone Star, que aprovechó la colocación en el mercado para hacer caja vendiendo en un primer momento el 60% de la compañía (actualmente solo controla un 12,9% según los registros de la CNMV). Castlelake sigue ahora esa senda.

Detrás llegará Värde Partners con la colocación de Vía Célere prevista para inicios de 2018. Y después, el mercado espera a Aelca (también controlada por Värde, en una operación no confirmada oficialmente); y Metrovacesa, la mayor de todas ellas donde los bancos accionistas Santander y BBVA podrían encontrar los retornos en Bolsa en 2018 después de sanear la centenaria inmobiliaria.

Los detalles del estreno bursátil

La inmobiliaria reconoce que el objetivo es que cotice en Bolsa entre el 40% y el 60% del capital. Citigroup y Goldman Sachs actúan como entidades coordinadoras de la operación.

Se realizará a través de una oferta pública de suscripción (OPS) por 100 millones aproximadamente, unos ingresos que la empresa utilizará “para invertir en oportunidades de crecimiento”. A ello se sumará una colocación de acciones en manos de Castlelake.

Cuenta con suelo para promover 13.000 viviendas. La actividad se centra en Madrid, Barcelona, Málaga, Sevilla, Baleares, Alicante, Valencia, y Tarragona.

Tiene como objetivo entregar 3.000 viviendas al año a partir de 2022. El precio medio se situará entre 330.000 y 350.000 euros.

Source link

Así es Aedas, la mayor promotora de viviendas que saldrá a Bolsa | Compañías

Arrecian los movimientos del sector del ladrillo en Bolsa. Después de una década de sequía, en marzo debutó Neinor Homes como la primera promotora residencial en hacerlo desde que Realia lanzara su OPV en 2007. Este viernes, Aedas Homes comunicó oficialmente la pretensión realizar su estreno bursátil “en el cuarto trimestre de 2017” y ofreció detalles sobre sus planes. Tras ella es previsible que también en los próximos meses den el paso Vía Célere y para 2018 los analistas esperan a Metrovacesa (la mayor de todas) y Aelca.

Aedas Homes, controlada por el fondo estadounidense Castlelake, se presenta en el mercado con un banco de suelo valorado en 1.370 millones de euros –tasación realizada por la consultora Savills–. Esto supone una cartera mayor en 200 millones de la presentada en marzo por Neinor, aunque esta última también tenía ingresos como servicer de los activos inmobiliarios heredados de Kutxabank. En esos terrenos, la empresa avanza que puede construir más de 13.000 viviendas.

La inmobiliaria rivalizará con Neinor –con una capitalización actual de 1.430 millones– por convertirse en la mayor promotora residencial en la Bolsa española.

Estas inmobiliarias de nuevo cuño han nacido al calor de la recuperación económica en una apuesta de los fondos internacionales por el auge del sector de la vivienda nueva tras los duros años de parón. Si Aedas cuenta con Castlelake como propietario, Neinor contaba con el fondo Lone Star (que todavía es el principal accionista), y Vía Célere y Aelca comparten a Värde Partners como socio de referencia.

“Castlelake comenzó a analizar el mercado inmobiliario español en 2009, convirtiéndose rápidamente en uno de los mayores propietarios institucionales de suelo edificable residencial en las principales localizaciones dentro de España”, explica la empresa en un comunicado, recordando la apuesta del fondo por encontrar oportunidades en nuestro país cuando pocas entidades se atrevían a hacerlo.

El fondo radicado en Minnesota (EE UU) busca ahora hacer caja con la operación –cuando el viento sopla a favor–, el mismo camino seguido anteriormente por Lone Star en Neinor. La compañía reconoce que el objetivo es que cotice en Bolsa entre el 40% y el 60% del capital. Todavía no se conoce el valor previsto en su salida a Bolsa, pero la empresa avanza que la Comisión Nacional del Mercado de Valores ya cuenta con el folleto, cuyo proceso de aprobación está en curso.

El estreno bursátil se realizará a través de una oferta publica de suscripción (OPS) por importe de 100 millones de euros aproximadamente, unos ingresos que la empresa utilizará “para invertir en oportunidades de crecimiento futuro y para financiar parcialmente la expansión planeada, en concreto para compras de suelo edificable bajo el plan de promoción que va hasta 2023. A ello se sumará una OPV con las acciones de Castlelake.

Aedas cuenta con David Martínez como consejero delegado, quien anteriormente fue director general de Distrito Castellana Norte, gerente del desarrollo de las Cuatro Torres en Madrid y de la junta de compensación de Valdebebas. Desde su nacimiento, la compañía ha contado con el equipo de Merlin Properties como asesores en la estrategia.

“La salida a Bolsa nos permite acceder a fondos de una base diversificada de inversores que pueden destinarse a oportunidades de crecimiento futuro y en financiar los planes de expansión y desarrollo”, explica Martínez. “Además, esta operación aportará a la sociedad reconocimiento de marca, y mayor visibilidad y prestigio, lo que a futuro la consolidará como una promotora líder en España”.

Los detalles del estreno bursátil

Aedas cuenta con suelo para promover 13.000 viviendas. La actividad se centra en ocho provincias: Madrid, Barcelona, Málaga, Islas Baleares, Alicante, Valencia, Sevilla y Tarragona. El valor futuro del desarrollo de su actual cartera de suelo está calculado en 3.800 millones.

Su principal producto es la vivienda plurifamiliar libre, dirigida a clientes con poder adquisitivo medio y medio-alto, además de viviendas de lujo. El precio medio por vivienda se situará entre 330.000 y 350.000 euros. Hasta la fecha, ha iniciado la comercialización de 21 promociones (1.092 viviendas), de las que 11 están en construcción (576 casas).

Tiene como objetivo entregar 3.000 viviendas al año a partir de 2022. Esta cifra podría aumentar hasta 3.500 residencias en función de las condiciones del mercado. Se convertiría en una de las que más casas construya, junto a Neinor y Metrovacesa.

Citigroup y Goldman Sachs actúan como entidades coordinadoras globales de la operación de salida a Bolsa, en la que también participan Santander, UBS, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Fidentiis y JB Capital Markets. Deloitte ejerce de asesor financiero.

Source link

Lone Star vende el 27% de Neinor | Compañías

Apenas seis meses después de sacar a Bolsa la antigua inmobiliaria de Kutxabank, el fondo estadounidense Lone Star ha dado un paso más para deshacerse y hacer caja con su participación en Neinor. La operación, prevista inicialmente en un 20% del capital, se ha elevado finalmente al 27%.

Según ha comunicado a la CNMV la empresa, las acciones se han vendido a 18,5 euros por acción, con un descuento de menos del 4%. En total Lone Star ha ingresado 394 millones de euros por 21,3 millones de títulos.

Esta operación contradice el compromiso de permanencia (lock-up, en la jerga) que el accionista de referencia acordó con los bancos colocadores para la salida a Bolsa de la compañía. Sin embargo, Citigroup, Credit Suisse y J.P.Morgan (los bancos coordinadores) han renunciado a exigir esta prohibición, que se extendía hasta pasados seis meses de su debut. El periodo termina el día 30.

Lone Star sí ha acordado con los bancos que coordinan esta operación no comprar acciones adicionales de Neinor durante los próximos tres meses. Citigroup, Credit Suisse y JP Morgan han sido nombradas como las entidades colocadoras en esta operación.

Tras la operación, Lone Star pasaría de controlar un 39,549% de Neinor a un 12,5%. Un nivel que le permitiría mantenerse como primer accionista de la inmobiliaria. Le seguiría a un estrecho margen Fidelity, que controla un 11,9% del capital. Por detrás se sitúan seis fondos más: Gruss Capital Managment (6,33%), Lansdowne (5,31%), Adar (5,2%), Ksac (4,19%), KIng Street (3,92%) e Invesco (2,35%).

Desde que debutó en Bolsa, los títulos de Neinor no han hecho más que subir. En concreto, un 17% con respecto a los 16,46 euros a los que la inmobiliaria fijó el precio de salida a Bolsa. Entonces, el 30 de marzo, se valoró en 1.300 millones. Ahora, la capitalización de mercado alcanza los 1.520 millones. 

Source link

Qué compañías calientan motores para salir a Bolsa en el inicio de curso | Mercados

La Bolsa española está siendo una de las más activas este año en lo que a debuts bursátiles se refiere. El apetito de los inversores por el papel español y el buen momento que ha vivido la renta variable en la primera mitad del ejercicio han situado al mercado español como el más activo de Europa. A cierre de junio, hasta cuatro firmas (Prosegur Cash, Neinor Homes, Gestamp y Unicaja) dieron su salto al parqué. Con estas operaciones se captaron más de 3.000 millones, frente a los 1.300 millones del mismo periodo del año anterior. Posteriormente, ya en julio, fue el turno MásMóvil, que saltó del Mercado Alternativo Bursátil al continuo, y de Borges, que aunque cotizaba en el mercado secundario desde 1987, el 24 de julio dio el salto a la Bolsa clásica.

Concluido el periodo vacacional, los inversores regresan a su rutina y aunque solo quedan cuatro meses para que finalice el año, todavía hay tiempo para que se produzcan nuevos estrenos.
Una de las últimas en confirmar su interés por salir a Bolsa es la promotora Vía Célere, controlada por fondos internacionales con Värde Partners a la cabeza, y que ha fichado recientemente a Credit Suisse, Jefferies-Arcano y CaixaBank para su colocación.

El éxito de Neinor Homes, protagonista del mayor debut en la historia de una promotora residencial en Europa, ha despertado el apetito por las firmas inmobiliarias. José Antonio Tamayo, director de mercado de GVC Gaesco Beka, afirma que el inmobilario está siendo uno de los sector más activos gracias a la recuperación vivida en los últimos años.“Después del desplome sufrido, ahora se ha entrado en una fase de estabilización”, explica Tamayo. El objetivo de Värde es lograr una valoración de la compañía superior a los 1.000 millones de euros y colocar en Bolsa hasta el 60% del capital.

Con anterioridad al estreno de Vía Célere, en principio previsto para inicios de 2018, llegará al mercado, previsiblemente este otoño, la también promotora Aedas, controlada por el fondo canadiense Castlelake, que ya cuenta con el asesoramiento de Goldman Sachs y Linklaters para la operación. El apetito inversor por el sector inmobiliario incluso ha llevado a Metrovacesa también a valorar la posibilidad de regresar al parqué, del que quedó excluida en 2012 por los bancos que se hicieron con el control de su capital. Entre las nuevas inmobiliarias, Aelca –controlada en un 75% por Värde– reconoce también que la salida a Bolsa es una alternativa. Mientras, Sabadell ha fichado a Lazard para estudiar diversas opciones, incluida la salida a Bolsa, para su gestora hotelera, HI Partners. Ya en el MAB, se prepara el estreno de la socimi de Sareb, Témpore Properties.

La firma española de explosivos Maxam es otra de las compañías que podría debutar en Bolsa en los próximos meses. A comienzos de este ejercicio la empresa inició contactos con los bancos colocadores para preparar el proceso, pero aunque continúa en sus planes dar el salto al parqué, la dirección decidió retrasar la operación a fin de engordar la compañía y conseguir una valoración mayor. Los últimos cálculos sitúan el valor de Maxam entre los 1.000 y los 2.000 millones de euros. Con la salida a Bolsa, el gigante de explosivos fundado en 1872 por Alfred Nobel busca dar liquidez a sus propietarios. El 55% del capital de Maxam está en manos de los directivos, mientras que el 45% restante pertenece al fondo Advent. Este último entró en el capital en febrero de 2012, después de comprar el 49% a las firmas de capital riesgo Portobello y Vista. Posteriormente, redujo su participación al 45% actual. Cuando se produjo la entrada de Advent, la compañía estaba valorada en 900 millones.

Maxam obtuvo en 2016 unos ingresos de 1.045 millones, un 7,4% más que un año antes. Su deuda se situó en 458 millones. Si por algo se caracteriza la compañía es por su marcado perfil internacional. Solo el 10% de sus ventas tiene su origen en España. El resto de países de Europa representa el 38% de la facturación.

De no llevarse a cabo la esperada salida a Bolsa, la otra opción para Maxam sería la venta a un inversor financiero o industrial que permitiera a Advent obtener liquidez cinco años después. Este camino es el que finalmente emprendió a Aernnova, escindida de Gamesa cuando esta salió a Bolsa en el año 2000. Su estreno bursátil se rumorea desde 2014 y ya a finales de 2016 contrató como asesores a Citi, Morgan Stanley y Santander. Cuando el proyecto iba tomando forma, la dirección de la compañía se replanteó la estrategia y encargó a Citi la búsqueda de socios financieros para dar salida a Springwater. Este fondo suizo vendió su participación del 47% a un consorcio liderado por el fondo estadounidense Tower Brook y del que forman parte Juan Abelló y Borja Prado.

El éxito cosechado por Unicaja en su salida a Bolsa, que aun así tuvo que superar notables obstáculos durante su colocación, no va a ser por ahora anticipo de nuevos estrenos bursátiles en la banca española. Despejado el futuro de BMN, que queda integrada en Bankia, Ibercaja aparece como la siguiente entidad que tiene a la Bolsa en su hoja de ruta, aunque su salto al parqué no va a ser ni mucho menos a corto plazo. Dispone hasta 2020 para reducir la participación de la Fundación en su capital por debajo del 50%, el mismo motivo que forzó la salida a Bolsa de Unicaja. Pero Ibercaja prevé, por ahora, apurar al máximo el plazo concedido por Economía y solo un entorno extremadamente favorable para la banca aceleraría su plan.

Después de constantes tiras y aflojas, Unicaja debutó el 30 de junio. En aquellas semanas el sector bancario estaba conmocionado por la resolución de Popular, lo que presionó a la baja la valoración de la entidad andaluza. Finalmente, y tras ajustar al mínimo la horquilla de precios, Unicaja cotiza en Bolsa desde hace poco más de dos meses, en los que se ha revalorizado el 20%.

Uno de los nombres recurrentes cuando se habla de posibles estrenos en Bolsa es Volotea. La aerolínea podría retomar sus intenciones en los próximos meses. El propósito no es nuevo, ya lo intentó en 2016, pero la inestabilidad que vivía el mercado entonces obligó a la firma a posponer sus planes a la espera de un momento mejor. En la actualidad, la buena marcha del mercado, los bajos precios del crudo y el boom que vive el turismo son los ingredientes perfectos para replantearse y hacer realidad la operación.

Aunque 2017 está siendo un buen año en lo que a salidas a Bolsa se refiere, también ha habido fracasos. Uno de los más sonados es el de la papelera Lecta. Los bancos colocadores, con el fondo de capital riesgo CVC a la cabeza, suspendieron en el último momento los planes por falta de apetito inversor. De hecho, el libro no estaba cubierto ni al precio mínimo. De momento, Lecta no ha puesto fecha para retomar el proceso.

Otra de las firmas que en los últimos años han formado parte de las quinielas de los estrenos bursátiles es Cortefiel. Sin embargo, el pasado 21 de julio se despejaron las incógnitas. Los fondos CVC y PAI Partners cerraron la compra de la participación de Permira haciéndose con el 100% del grupo textil. La operación supuso valorar la empresa en 1.000 millones.

Source link

JP Morgan financia a Neinor en compra de suelo para 2.000 viviendas | Compañías

Neinor Homes sigue con el acelerador pisado. Si hace seis meses fue la primera promotora de viviendas en cotizar en una década, ahora ha decidido adelantar su plan de negocio. Para ello, ha firmado un crédito puente con JP Morgan por 150 millones para adquirir alrededor de suelos por 150.000 metros cuadrados, lo que supone terrenos para construir entre 1.500 y 2.000 viviendas.

Esta promotora de nuevo cuño ha decidido endeudarse por las oportunidades de inversión que han encontrado para engordar su cartera de suelo, que actualmente se sitúa en 1,250 millones de metros cuadrados. La idea inicial de la empresa, controlada en un 39% por el fondo estadounidense Lone Star, era comprar únicamente con la caja generada por el negocio heredado de la inmobiliaria de Kutxabank (adquirida en 2014) y con sus primeras entregas de casas. El plan de negocio original preveía compra de suelo por 200 millones durante 2017 y otros 180 millones para 2019.

“Hemos visto que el primer semestre ha sido muy activo en adquisiciones de suelo. Ya hemos invertido 157 millones. Hemos gastado la munición para compras de este año, así que teníamos dos opciones: podíamos parar o buscar recursos. Hemos optado por buscar financiación para no desaprovechar las oportunidades”, asegura Juan Velayos, consejero delegado de Neinor.

Con esta decisión, la empresa anticipa la generación de caja de los próximos 18 meses, lo que permite acelerar su plan de negocio. La empresa valora ahora si revisan la cifra que habían comunicado al mercado en su salida a Bolsa, cuando explicaron que preveían que en 2020 pudieran construir entre 3.500 y 4.000 viviendas. La promotora maneja ahora elevar ese número de casas en obra para ese año.

El crédito con JP Morgan, firmado ayer, tiene un coste de 450 puntos básicos, con todos los costes incluidos, según la compañía. La intención es devolver el préstamo incluso antes de esa fecha de vencimiento.

La inmobiliaria espera utilizar el importe del crédito para realizar compras inmediatas, de oportunidades ya estudiadas. Su consejero delegado entiendo que es el momento de comprar y no dejar pasar “buenas operaciones”.

Tras esta financiación, Neinor sumará una deuda bruta cercana a los 400 millones con un ratio de endeudamiento sobre activos del 35%. Aun así, Velayos considera que la compañía operará en el futuro con un ratio de entre un 20% y un 25%.

Neinor es la primera promotora residencial que ha debutado en Bolsa desde 2007 tras la crisis del ladrillo. Se trata de la avanzadilla de otras inmobiliarias controladas por fondos, como Vía Célere y Aelca (ambas participadas mayoritariamente por Värde Partners) y Aedas (Castlelake), que han nacido recientemente para apostar por la construcción de vivienda en España y que previsiblemente lanzarán sus OPV en los próximos meses. A ellas hay que sumarles Metrovacesa, controlada por Santander, que en julio presentó su ambicioso plan de negocio, con un banco de suelo para 40.000 viviendas, y de la que se espera también su regreso al mercado.

Source link

Una docena de ‘hedge funds’ apuestan 1.600 millones en Neinor, Cash y Unicaja | Mercados

La renta variable española ha resultado en 2017 una perita en dulce para la inversión extranjera. Las grandes gestoras y los hedge funds no quieren perderse la fiesta. Tampoco en la de los valores más noveles. En un año con seis salidas a Bolsas y todas ellas en verde, 12 fondos han apostado 1.600 millones en tres de esas compañías: Cash, Unicaja y Neinor Homes. Se trata de los que tienen más de un 3% de las acciones o de un 1% (en el caso de que tengan su sede en un paraíso fiscal), según los requerimientos de la CNMV.

El rey es Fidelity. Es el único fondo que ha entrado en estas tres empresas. Ha invertido un total de 550 millones a través tanto de Fidelity Investment Trust como de su división FMR. Su mayor posición es en Neinor, donde con ambos vehículos retiene un 11,9% del capital. La primera promotora en debutar en Bolsa desde 2007 es también la que ha atraído el apetito de un mayor número de hedge funds. La posición de su accionista mayoritario, el fondo estadounidense Lone Star, se ha reducido por debajo del 40%. Mientras, siete fondos controlan ya el 27% de las acciones con una inversión total de 600 millones. Tras Fidelity, la segunda mayor posición es para Gruss, que tiene a través de dos vehículos el 6,33%, y la tercera es de Landowne, con un 5,3% en dos fondos distintos.

La Fundación Unicaja también ha diluido su participación en el banco andaluz tras la ampliación de capital, que ha despertado gran interés de los fondos internacionales. Junto a Fidelity (que es también el que tiene mayor peso) cuatro fondos más han tomado posiciones en la entidad por 230 millones y retienen un 7% del capital. Mientras, la matriz de la antigua caja ha reducido su posición por debajo del 50% desde el 86,7% precedente después de registrar el tercer mejor debut bursátil del año (subió un 7% en su primer día de cotización) y de que los bancos coordinadores ampliaran la operación. Estos fondos han contribuido a que Unicaja salde su factura por los 604 millones que el Frob inyectó en la antigua Caja España-Duero.

En Cash, la mayor inversión es de Oppenheimer por 470 millones. A través de tres vehículos, copa un 13,22% del capital por el 8,1% de Fidelity. El 72,5% restante lo retiene su matriz, Prosegur.

La mitad de los debuts del año, sin embargo, ha atraído el interés de estos fondos en mucha menor medida. Ninguno de estos vehículos supera el 3%, el umbral a partir del cual es obligatorio informar a la CNMV, de Gestamp, MásMóvil y Borges. Unas compañías donde el peso de los fundadores es aún elevado. De estos tres, solo Gestamp ha sido una salida a Bolsa al uso. MásMóvil y Borges ya cotizaban, aunque en otras plataformas, y este verano han dado el salto a la Bolsa clásica. La operadora telefónica se estrenó en el MAB en 2012. El caso de Borges es especialmente peculiar. Desde 1987 cotizaba en el segundo mercado de la Bolsa, un segmento casi desconocido y de difícil acceso para la mayoría de los inversores. Sus títulos se intercambian ahora en el fixing (se cruzan solo dos veces al día) a la espera de que amplíe capital, a partir de septiembre. Entonces los fondos podrán hincarle el diente al líder europeo en fabricación de frutos secos, hasta ahora en manos casi en exclusiva de la familia Pont.

Borges y MásMóvil,cara y cruz de los estrenos

El gran ganador de entre las salidas a Bolsa del año es de momento el más reciente, Borges. Se revaloriza un 120% en poco más de un mes. Es un valor, sin embargo, sometido a fuertes vaivenes –ayer cayó un 8,52%– y es uno de los valores del continuo con menor liquidez. Ayer movió 64.000 euros y poco más de 1.600 acciones. Le sigue Prosegur Cash, que se revaloriza un 23,5%, y Unicaja, con un 7%.

En el otro lado de la moneda se sitúa MásMóvil. Es la salida a Bolsa menos rentable del año, con una revalorización de apenas un 0,7% desde que debutó en el mercado continuo el 14 de julio. La operadora telefónica encadena una temporada especialmente dulce. Desde que se estrenó en el MAB en 2012 sube más de un 1.500%. Un desempeño tan extraordinario que le ha permitido ser la primera empresa en saltar de ese mercado alternativo a la Bolsa. En el caso de Gestamp, si bien ha conseguido zafarse de las pérdidas con las que empezó cotizando, no ha sido suficiente para abandonar el vagón de cola. Sube un 3,2%.

Source link

La Bolsa española marca récord de OPV desde 2015 por la avidez extranjera | Mercados

España está de moda. Los fondos extranjeros han puesto en su punto de mira a las empresas patrias. Esto se refleja tanto en las compañías que han salido a Bolsa como en la entrada de firmas de private equity en el capital de grupos como Aernnova, Pronovias o Mémora, esta última cerrada ayer.

“El buen comportamiento de la economía española, los bajos tipos de interés y la liquidez han favorecido el aumento del apetito por parte de los inversores extranjeros para seguir invirtiendo en España”, explica Jorge Riopérez, socio responsable de Corporate Finance de KPMG en España y para Europa.

En lo que va de año, el volumen conjunto del importe colocado en las salidas a Bolsa en España se eleva hasta los 3.165 millones de euros, gracias a los debuts de Prosegur Cash, Neinor, Gestamp y Unicaja, según Dealogic. Una cuantía que sitúa al mercado español como líder europeo y que lo devuelve a niveles récord desde 2015, cuando se produjo el megadebut de Aena (con la colocación de acciones por casi 4.300 millones de euros), Saeta Yield, Naturhouse, Cellnex, Talgo y Euskaltel.

El importe alcanzado es un 140% superior a los 1.317 millones obtenidos el año pasado hasta julio en estrenos como los de Coca-Cola European Partners (en este ni siquiera se colocó capital, pues fue un listing en el que no se vendieron acciones nuevas ni antiguas), Parques Reunidos, Dominion y Telepizza.

El volumen de fusiones y adquisiciones hasta ahora casi duplica al de 2016 con 52.000 millones de euros

“El volumen de operaciones de fusiones y adquisiciones prácticamente se ha duplicado con un volumen de más de 60.000 millones de dólares (unos 52.000 millones de euros). Está empujado porque el mercado de deuda se mantiene sólido y porque las salidas a Bolsa también han crecido significativamente en lo que va de año”, comenta Álvaro Revuelta, managing director de Banca de Inversión de Citi, entidad que ha participado en los estrenos de Prosegur Cash, Neinor y Unicaja. También ha pilotado la venta del 47% de Springwater en Aernnova a un consorcio formado por los fondos TowerBrook, Peninsula –pilotado por le presidente de Endesa, Borja Prado– y Torreal, vehículo de Juan Abelló.

Con el parón estival, las empresas se preparan para la siguiente ventana a partir de septiembre. “Hay compañías que lo está mirando, y no está claro si todas lograrán salir este año o algunas pasarán a 2018. Lo importante es resaltar que, si no salen en este año, no es por falta de apetito sino por fases de preparación”, comenta Manuel Esteve, managing director de JP Morgan. Entre las que están esperando su momento hay una buena colección de firmas ligadas al ladrillo, como Metrovacesa, Vía Célere y Aedas, que ya han anunciado sus planes para estrenarse en el mercado o Témpore Properties, la socimi que Sareb sacará al MAB antes de fin de año.

“En 2017, la actividad de salidas a Bolsa en España en proporción al total de debuts en Europa es la más elevada de los últimos cinco años en varios sectores”, explica Jerome Renard, responsable de mercado de capitales de renta variable para Francia e Iberia en Credit Suisse

Tras las compañías ligadas al inmobiliario, otras como la firma de explosivos Maxam, sopesan su estreno en Bolsa o la venta del 45% de Advent, que entró en febrero de 2012, a otro inversor financiero.

Neinor lidera las revalorizaciones

  • Cuatro de cuatro. Todas las empresas que se han estrenado en la Bolsa española están en positivo. La promotora inmobiliario Neinor Homes es la que acumula una mayor subida en desde su estreno, un 15,4%. Desde JP Morgan, Manuel Esteve reconoce que son compañías muy distintas. “Dos de ellas son historias muy domésticas, como son Unicaja y Neinor. Y las otras dos son internacionales, Prosegur Cash y Gestamp”.
  • Unicaja sube ya un 15%. La entidad financiera ha sido la última en incorporarse a los bancos cotizados y lo ha hecho tras la resolución y venta de Banco Popular a Santander y el veto a los inversores bajistas activado sobre Liberbank. El banco malagueño, que fijó su precio de salida en los 1,1 euros por acción, cuenta ya con una capitalización de casi 2.000 millones de euros.
  • Cuando el mercado está abierto, los emisores intentan maximizar esta ventana. Se espera un muy buen segundo semestre, aunque este suele ser más difícil siempre por temas de calendarios”, apunta el directivo de Citi.

Source link