Abante prevé una “corrección inminente” en Wall Street | Mercados

El índice Dow Jones logró la semana pasada una racha insólita de nueve máximos históricos consecutivos, solo interrumpidos por la escalada de tensión bélica entre Estados Unidos y Corea del Norte, que ha tenido a los inversores en vilo y provocado en el Ibex la mayor corrección desde noviembre. Los máximos de la Bolsa neoyorquina dan vértigo a muchos gestores, que advierten del riesgo creciente de que cambien las tornas y se desaten las caídas.

Alberto Espelosín, gestor del fondo global Abante Pangea, es uno de los que defienden esa tesis y señala el riesgo inminente de caída en Wall Street y de las probabilidades reales de ver, en los próximos seis meses, al Nasdaq en los 5.100 puntos – un 13,5% por debajo del nivel actual– y al S&P 500 en los 2.250 puntos, lo que supondría un descenso del 8,5%. “No es posible mantener estos niveles de volatilidad en mínimos y los de complacencia en máximos”, apunta Espelosín.

El gestor añade que en la historia de la Bolsa estadounidense, en el 93% de los ejercicios ha habido al menos un corrección del 5% y este año aún no ha sucedido. Así, el gestor ha optado por tomar posiciones cortas sobre el Nasdaq 100 y el S&P 500. Se ha perdido por tanto las ganancias del mes de julio y el fondo pierde en lo que va de año el 2,49%.

Espelosín espera lograr en el año una rentabilidad de entre el 4% y el 5%, en la idea de que “el fondo está cerca de monetizar su posición corta tanto del Nasdaq 100 como del S&P 500”, según explica el gestor en su carta mensual a los inversores.

“A la vuelta del verano, el gobierno de Estados Unidos debe empezar a negociar el techo de deuda y ahí pueden venir los problemas reales de 2017, aunque, obviamente, la deuda se ampliará”, señala Espelosín.

Junto a las posiciones cortas en los índices estadounidenses, el gestor apuesta en su cartera por valores defensivos de “valor oculto”. Las principales compañías en cartera son Shire, Metro WFS, Ahold, Telecom Italia y Ceconomy, en las que aprecia un potencial de revalorización superior al 40% en los próximos dos años, a las que se suman Acerinox, Almirall, Merk, Carrefour y Ericsson, aunque con posiciones por debajo del 0,5%.

Source link