La gran liquidez infla una burbuja de financiación con monedas virtuales | Mercados

Adoradas por unos y denostadas por otros, las criptodivisas se han hecho un hueco entre los inversores. Una disparidad que provoca que mientras que el consejero delegado de JP Morgan califica de “fraude” al bitcoin y lo compara con la burbuja de los tulipanes del siglo XVII, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, pide a los bancos centrales que se tomen en serio las divisas virtuales.

En medio del debate sobre las divisas virtuales, con el bitcoin y el ethereum a la cabeza, y con la fuerte acogida que está teniendo el blockchain, la tecnología de registro distribuido sobre la que se construyen las divisas digitales, una nueva forma de financiación ha entrado en plena ebullición.

Los expertos en la materia no descartan hablar de un boom o burbuja de las Initial Coin Offering (ICO), un sistema de financiación que, simplificando mucho, sería un paso más del crowdfunding mediante el que distintos proyectos habrían levantado más de 2.300 millones de dólares de capital desde 2014. De ellos, algo más de 1.200 millones desde julio. “Hay mucha gente que quiere acceder a la inmensa liquidez de dinero que hay en el mercado”, explican fuentes conocedoras del fenómeno y que muestran cautela por el momento: “En los últimos meses hay mucha especulación. El 99% de los proyectos es inviable”, aseguran.

En las ICO los inversores no reciben acciones ni derechos, sino tokens. Hay que decir que no ponen dinero contante y sonante sino que para participar en las ICO se utilizan también criptodivisas. Estas, en unos casos les dan acceso a una futura aplicación o servicio, y en otros, derecho a recibir un dividendo sobre los beneficios futuros del proyecto. Unos tokens que cotizan en plataformas de intercambio o casas de cambio, por lo que son activos líquidos, que pueden revalorizarse –el ethereum acumula una subida de casi el 4.000% en el año (véase gráfico)–, o que pueden caer.

La CNMV está analizando el fenómeno de las ICO al tratarse de un mecanismo de captación de ahorro

“Las ICO no son buenas ni malas, son una herramienta para crear aplicaciones (proyectos) descentralizadas”, asegura Carlos Kuchkovsky, CTO de Nuevos Negocios Digitales en BBVA, entidad financiera que ha puesto el objetivo en analizar el potencial de la tecnología blockchain y en las utilidades que puede tener, tanto en eficiencia como en transformación.

Kuchkovsky destaca la “poca madurez” de este negocio y el momento de “especulación” que se está produciendo. Si bien, Xavier Foz, socio de Derecho Mercantil de Roca Junyent, asegura que “es una nueva clase de activo de inversión que ha venido para quedarse”. Eso sí, reconoce que “se va a levantar mucho dinero sin tener proyectos concretos”, de ahí que pida “aplicar el sentido común, al igual que en otras inversiones”.

Lo cierto es que el número de esta especie de salidas a Bolsa en mercados no regulados ha pasado de “una al mes a más de 200”, según explica Adrián Calvo, cofundador de Icofunding. El experto afirma que cada uno de estos proyectos suele captar entre cinco y diez millones de euros, si bien en casos concretos se han levantado más de 200 millones de dólares. En otros casos, la no exigencia de una cuantía máxima –y los posteriores problemas con el uso del capital recaudado– han llevado al uso de un código de buenas prácticas, según Calvo. Un problema es que las ICO no están reguladas, salvo en Suiza –donde se ha creado un ecosistema alrededor de las criptodivisas– y en Gibraltar. En China, el Gobierno las ha prohibido, así como a las plataformas de intercambio, por entre otros motivos, la salida de capitales del país.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reconoce que está analizando el fenómeno y que tiene una aproximación muy cautelosa al tema. Fuentes del regulador explican que “en la medida en que son un posible mecanismo de captación de ahorro, la normativa tiene que proteger a los ahorradores con independencia del medio en que se produzca esa captación”.

En el caso de Estados Unidos, la SEC ha reconocido que las ofertas iniciales de moneda deben ser analizadas caso por caso y ha expresado que, cuando den pie a una retribución vía dividendos futuros, deben ser tratadas como un instrumento financiero. Xavier Foz las compara con las empresas que surgieron al calor de la burbuja tecnológica y cree que “solo una minoría serán rentables” “Mucha gente perderá dinero, bien porque el proyecto sea un fraude o porque no sea viable”, sentencia.

Un fenómeno incipiente en España

Climatecoin. Es la primera ICO de origen español; eso sí, tiene la sede en Suiza. Pretende obtener dinero para luchar contra el cambio climático. “La única forma que hay, a parte de la compraventa de derechos de C02, es la creación de una criptomoneda”, afirma Juan Boluda, su director financiero. Su misión es captar un máximo de 255 millones de tokens, referenciados al ethereum.

La ICO se lanzará en noviembre y prevé retornar, vía dividendos, a los tenedores de su moneda el 25% de los beneficios anuales que tengan las firmas en las que inviertan. Antes de apostar por proyectos concretos, realizarán due diligence para verificar su viabilidad a través de una de las big four de las auditoras. Está cerrando acuerdos con inversores “muy importantes”, tanto de Estados Unidos como de Europa.

La gran liquidez que hay en el mercado ha llevado a la creación de fondos y hedge funds especializados en criptodivisas.

Source link

Objetivo: que tu nevera fabrique bitcoins para ahorrar energía | Tendencias

El fabricante de chips Intel quiere revolucionar la producción de bitcoins reduciendo drásticamente la energía que cuesta fabricarlos, pero manteniendo un nivel similar de seguridad. Su objetivo es poder utilizar para su producción los chips de los aparatos de los hogares, como un módem o un ordenador, que no estén siendo utilizados en ese momento para los procesos propios de los dispositivos.

La producción de bitcoins requiere un gasto importante de energía; en realidad no es muy grande, pero visto desde fuera, por gente ajena a este mercado monetario paralelo, hay quien puede considerar que es excesivo para un objetivo superfluo. La energía para producir bitcoins se emplea en realizar tareas criptográficas (resolver problemas matemáticos muy complejos) que garantizan la seguridad de la moneda y la fiabilidad de las transacciones.

“Cuando los bitcoins no tenían éxito el consumo era menor, y en contexto no es tan grande, teniendo en cuenta lo que ahorra respecto a lo que gastan por ejemplo las empresas en contabilidad y lucha contra el fraude. En mi opinión es un dinero bien tirado”, explica Víctor Escudero, ingeniero informático y manager global de integración de productos de ciberseguridad de S21sec.

En alguna ocasión se ha planteado que las tareas matemáticas que realizan los mineros se destinen a objetivos más “sociales”, como descubrir nuevos fármacos plegando moléculas, proceso que también requiere de procesos computacionales complejos. Pero esos proyectos no han salido adelante, porque los usuarios y mineros de bitcoins prefieren dedicar el esfuerzo al proyecto mismo. “No tendría sentido poner otro objetivo, solo unas pocas empresas estarían interesadas”.

Otra opción sería dedicar el minado, por ejemplo, a buscar nuevos números primos. “El problema es que con ese tipo de objetivos se pierde seguridad, porque es más fácil volver atrás a partir del resultado sabiendo que los criterios tienen cierta lógica”. En la práctica, lo que hacen los mineros es producir números al azar, que son premiados según criterios arbitrarios (por ejemplo, acabar en cinco ceros seguidos). Estos procesos requieren menos energía que los que tienen un fin más elaborado, y garantizan mejor la seguridad.

Además, los avances del hardware también han permitido producir los bitcoins de forma más eficiente (desde 2011 con el uso de tarjetas gráficas y desde 2013 utilizando circuitos integrados específicos). Intel quiere llevar ese objetivo mucho más allá: es la primera gran empresa que quiere cambiar el protocolo de producción de la criptomoneda más conocida, y producir microprocesadores (chips) adecuados a gran escala.

“Si consigues el 80% de seguridad con el 10% de gasto, es más que razonable”, señala Escudero. La idea de Intel es vender chips para cámaras de televisión, controladores de temperatura con termostato, routers domésticos… todo tipo de aparatos en los que el consumo de energía es fundamental. Los microprocesadores que en un momento dado no se estén utilizando para las funciones normales del aparato podrían usarse para minar bitcoins. El usuario podría beneficiarse de ello mediante diversos modelos: repartiendo el beneficio, u obteniendo financiación al comprar el dispositivo.

El software de blockchain Hyperledger Sawtooth, en el que está trabajando Intel, selecciona aleatoriamente qué usuarios podrán escribir cada bloque, es decir cuáles pueden minar en cada momento. De ese modo se evita el enorme gasto que supone que un número ilimitado de mineros pongan sus ordenadores a funcionar. La seguridad se basa en un sistema incorporado a las CPU (la caja de procesos del ordenador) de la marca, denominado Software Guard Extensions, que se puede controlar a distancia.

Algunos desarrolladores de aplicaciones de blockchain ya se han apuntado al proyecto de Intel, como PokitDok, proveedor de plataformas para compartir datos de salud. Y la Universidad Cornell (Ítaca, Nueva York, EE UU) está intentando mejorar por su cuenta la tecnología del fabricante de chips.

Source link

García Collantes: “Queremos impulsar una red segura que interconecte todas las notarías europeas” | Compañías

La próxima semana se celebrará en Santiago de Compostela el 4º Congreso de los Notarios de Europa, y uno de los protagonistas será José Manuel García Collantes, desde enero presidente del Consejo de Notariados de la UE. Allí se debatirá, como el mismo explica, sobre cómo elevar la protección de los consumidores y las empresas en el ámbito digital, y plantearán medidas que garanticen la seguridad de la firma electrónica, de las identidades virtuales y del uso de tecnologías como el blockchain.

La economía digital ha transformado la relación entre empresa y cliente. ¿Cómo pueden contribuir los notarios a aclarar los aspectos legales de ese nuevo escenario?

En el congreso trataremos los retos que plantean las nuevas tecnologías y cuál es la posición que los notarios debemos tener para hacer frente a los mismos en beneficio de los usuarios. Hay puntos que nos preocupan. El comercio electrónico mueve ya ingentes cantidades de dinero, pero suscitan inseguridad al ciudadano a la hora de determinar cuáles son sus derechos cuando compra por internet y temor respecto a la identificación de la otra parte con la que contratan y que está al otro lado del ordenador. Por ello presentaremos soluciones a estos problemas. Y analizaremos nuevas herramientas tecnológicas como el blockchain, que pese a lo que se dice de que van a acabar con los notarios no creo que vaya a ser así. También abordaremos la herencia digital, los contenidos digitales que pueden formar parte de nuestro patrimonio. Hay que ver cómo se regula, combinándolo con una herencia analógica, tradicional. Cómo se heredan, por ejemplo, los bitcoins.

La agenda digital de la CE ha fijado 2020 como plazo para que las administraciones públicas sean digitales “por defecto”, interoperativas de un país a otro y basadas en la presentación de los documentos una sola vez. ¿Cómo afecta esa agenda a las notarías? ¿Han iniciado el proceso de adaptación?

Lo hicimos hace mucho tiempo, antes de que la Comisión lanzara su actual estrategia de mercado único digital. En España, los notarios tienen desde hace mucho una red privada segura de conexión entre todas las notarías, que se combinan también con todos los registros de la propiedad y registros mercantiles, y con las administraciones públicas a las que tenemos que mandar información (catastro, ayuntamientos, comunidades autónomas). En España, ya todas las escrituras se envían telemáticamente a los registros por procedimientos seguros, y es algo que están haciendo o empiezan a hacer todos los notariados de la UE que siguen el sistema latino germánico (22 de los 27 países de la UE).

Hay que ver cómo se regula la herencia digital, combinándola con la analógica, la tradicional. Cómo se heredan los bitcoins, por ejemplo

Pero la creación de un mercado único digital augura un consumidor cada vez más transfronterizo. ¿Tienen ustedes capacidad para adaptarse a ese marco europeo?

Por supuesto. Pero hay que distinguir los negocios que por imperativo legal se hacen ante notario (compraventa de un inmueble, constitución de una sociedad…) de lo que es el comercio de bienes mueble (la compra de un libro por internet, por ejemplo). Respecto a los primeros, vamos a presentar en el congreso dos proyectos. Uno pretende extender a nivel europeo una red segura que interconecte a todas las notarías europeas, de modo que un vendedor en Múnich con un inmueble en España y un comprador en Madrid puedan ante sendos notarios (en Múnich y Madrid) expresar la voluntad de vender y comprar, respectivamente, haciendo una sola escritura comunicándose telemáticamente las dos notarias. El segundo proyecto quiere impulsar el reconocimiento interestatal de la firma electrónica, porque ahora cada notario tiene su firma, que es reconocida solo a nivel interno dentro de su propio país. Respecto al otro tipo de negocio, presentaremos una propuesta para crear un sello notarial de conformidad, que se otorgaría a los oferentes de servicios por internet que incluyan condiciones de contratación en sus webs conformes a la normativa comunitaria de protección del consumidor. Eso daría tranquilidad al consumidor y otorgaría mayor confianza en las empresas oferentes.

Habla de una firma electrónica válida en toda Europa. ¿Hay algún cálculo sobre la inversión necesaria para digitalizar los servicios de notaría y hacerlos operativos con el resto de Europa?

Aún no hay un cálculo concreto, al céntimo, pero vamos a presentar el proyecto, el programa de desarrollo, que eso si está hecho.

¿Se sienten las notarías amenazadas por la revolución digital? ¿Temen que surjan servicios fedatarios que se ganen la confianza del consumidor en detrimentos de los suyos?

No, porque los notarios ofrecemos un servicio que muy pocos pueden ofrecer. Cuando se dice que el blockchain va a acabar con los notarios, no es cierto. El blockchain nada tiene que ver con nuestra función; es un sistema de almacenamiento de una serie de datos, que va encadenado de una manera totalmente inmutable y permanente en una cadena de bloques. Pero en esa cadena lo que se almacena es una referencia a un documento, una fecha y la hora exacta, pero no el documento. Los notarios lo que hacemos es controlar la legalidad de los documentos, asegurarnos que el contenido de los mismos está conforme a la ley. Eso el blockchain no lo cambia. Para nosotros, esta tecnología puede ser muy importante, porque podríamos usarla para hacer una cadena notarial de documentos, pero el control de los mismos, lo tienen que hacer los notarios.

Apostamos por impulsar el reconocimiento interestatal de la firma electrónica de los notarios, no que solo sea reconocida a nivel interno dentro de cada país.

En Europa conviven dos modelos, el latino basado en las notarías y el anglosajón que recurre a otras fórmulas. ¿Puede aumentar la tensión entre ambos si va a más, como parece previsible, el número de consumidores transfronterizos?

Estos dos modelos coexisten pacíficamente desde hace tiempo porque obedecen a sistemas jurídicos distintos. Los dos son buenos, con sus ventajas e inconvenientes, pero a cada uno nos va muy bien con el nuestro. Creo que va a seguir así.

En una Europa digital, sin fronteras, ¿se podrán mantener las estrictas regulaciones de las notarías en países como España (número clausus, demarcaciones territoriales)?

Sí, por supuesto. Nosotros somos funcionarios, y desarrollamos una función de interés público. Además, hay una sentencia muy reciente que corrobora y justifica que el Estado solo pueda delegar esa función en las personas en las que confía y que, por tanto, sea éste quien las seleccione (por oposición), y eso justifica una serie de restricciones importantes a la libre competencia porque no somos médicos, ni ingenieros, ni abogados, no somos una profesión liberal.

Pero cada cierto tiempo, Bruselas arremete con las regulaciones de los colegios profesionales e intenta imponer una liberalización. ¿Temen que la Comisión Europea vuelva a la carga?

Esto se basa precisamente en que la Comisión en algunos momentos ha desconocido o no conocía bien nuestra función, pero ya tenemos un precedente que cambia esto. Y no me refiero a esa sentencia, sino la modificación de la directiva de cualificaciones profesionales llevada a cabo en 2014, que excluyó expresamente a los notarios de la aplicación de esa directiva, precisamente por considerarlo un servicio estatal que realizaban los notarios por delegación del Estado.

García Collantes: “Queremos impulsar una red segura que interconecte todas las notarías europeas

Con los datos que ustedes manejan en sus notarías, ven si vuelve a haber cierta burbuja inmobiliaria.

Nosotros tenemos un servicio estadístico que da unas cifras muy exactas cada 15 días. No tengo en la memoria los números exactos, pero sí puede decirle que se está experimentando un repunte de las compraventas inmobiliarias con claridad y que los precios van poco a poco subiendo.

Ustedes dicen que las regulaciones son necesarias para proteger al consumidor, pero el estallido de la burbuja inmobiliaria reveló, al menos en España, que los clientes estaban en una clara inferioridad de condiciones en relación con los bancos y que de poco servía la presencia de un notario.

Es un tema que nos preocupa muchísimo. La ley del notariado nos obliga a ser imparciales, pero en determinados momentos, por circunstancias a veces externas, se ha podido dar la impresión de que no era así. Ha sido muy clásico el tema de ir los notarios a firmar a los bancos. Esto no está prohibido y en sí mismo no tiene porqué implicar una parcialidad del notario, pero de todas formas, y para evitar esto, la mayoría de los colegios de notarios en España han dictado normativas internas prohibiendo a los notarios ir a firmar a los bancos. La normativa dice que quien elige al notario es el consumidor, no el cliente poderoso (banco, constructora), pero eso a veces no se ha respetado. Hemos hecho muchas campañas publicitarias al respecto, pero igual no lo hemos hecho suficientemente bien. En el tema de las cláusulas suelo, no se puede excluir que en algún momento haya habido actuaciones notariales equivocadas, igual que hay malos policías, jueces o periodistas, pero estoy convencido de que en la mayoría de los casos, los notarios han actuado con una corrección enorme.

Source link

Bitcoin: Japón prepara su propia moneda virtual: llega J Coin para acabar con el dinero en efectivo | Mercados

¿Para qué crear una moneda virtual? Pues para reducir la dependencia del dinero en efectivo y evitar al mismo tiempo dar información a los competidores sobre los hábitos de compra de los ciudadanos. 

Son los dos objetivos prioritarios que se plantean los bancos japoneses en un proyecto que su nueva moneda virtual, J Coin, con la que pretenden conseguir mucha mayor cobertura de los pagos electrónicos desde su propia plataforma. 

La nueva moneda será convertible a yenes y se usará en un sistema gratuito para la realización de pagos y transferencias a través de teléfonos móviles, según explica a Efe una portavoz de Mizuho. Esta nueva plataforma de pagos electrónicos nipón servirá, además, para competir con los de grandes compañías como Apple o la china Alibaba, que empezarán a popularizarse en el mercado japonés. 

El objetivo principal de la J Coin es frenar la dependencia del dinero en efectivo en Japón, país donde el 70% de las transacciones se realizan de esta forma, el porcentaje más elevado entre los países desarrollados, donde la media se ha reducido hasta cerca del 30%.

Los pagos con J Coin no cobrarán comisión ni en pagos ni en las transferencias nacionales, mientras que el coste del envío de dinero a otro país será inferior al de transferencias bancarias.

Según el periódico Nikkei, los bancos y empresas que usen la moneda electrónica recibirán a cambio información de los patrones de compra de los usuarios, datos valiosos para la elaboración de sus futuras estrategias. 

 

Source link

El ‘boom’ de las Criptomonedas, ¿la Criptonita de los mercados? | Mercados

Kryptos es la palabra griega para “escondido”,”oculto” y la raíz de otras palabras, como la criptografía, el cifrado y críptico.

La kryptonita es un mineral ficticio que aparece en los cómics de Superman y cuya principal característica es la de ser el único material capaz de debilitarlo, anulando sus poderes. 

La creación de las llamadas criptomonedas (“monedas ocultas”, ¿podría decirse?) a comienzos de este nuevo siglo puede llevar a engrosar la lista de las burbujas financieras del siglo XXI, o puede llevar a debilitar el sistema de mercado tal como lo conocemos. Así en este artículo nos preguntaremos, ¿qué son esas “pseudomonedas”?, ¿se pueden considerar realmente dinero o moneda de cambio? ¿Hay la posibilidad de estar ante una nueva burbuja financiera o comportamiento irracional del mercado? 

Una criptomoneda o criptodivisa es una creación digital considerada como medio de intercambio.

El primer registro de este concepto data de 1998 por Wei Dai en la lista de correo electrónico “cypherpunks”, donde propuso la idea de un nuevo tipo de dinero que utilizara la criptografía para controlar su creación y las transacciones, en lugar de que lo hiciera una autoridad centralizada.

La crisis financiera de 2008 y el descontento de los mercados llevaron a la creación de la primera especificación del protocolo Bitcoin, que se ha tomado como criptomoneda base. Del creador no se conoce su identidad ya que actuó bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto y se dice que en 2010 abandonó el proyecto. Desde entonces, la comunidad ha crecido de forma exponencial y cuenta con numerosos desarrolladores que trabajan en el protocolo Bitcoin, y a raíz de ello se han ido creando otras monedas virtuales como Peercoin, Etherum, o Litecoin, pero hay más de 100 criptomonedas creadas.

Esta iniciativa y de desarrollo tecnológico de los medios de pago estaría acorde con la evolución tecnológica, la globalización y la necesaria rapidez de las transacciones en nuestros días, y sería una evolución lógica del concepto de dinero.

El dinero, entendido como medio de pago, ha existido a lo largo de la historia, desde el trueque, metal, billetes físicos, tarjetas electrónicas…

Una definición común de dinero podría ser: “Todo aquello que constituye un medio de pago o de cambio comúnmente aceptado”.

Si se quiere una definición más técnica de dinero, se podía decir que dinero es “aquel bien jurídico sancionado normativamente por la comunidad social en cuanto a moneda que se intercambia como unidad de cuenta con poder adquisitivo y de pago en relaciones patrimoniales.”

Así lo que mejor puede definir al dinero son sus características; esto es, es un medio de pago, un depósito de valor, es unidad de cuenta y es un patrón de pagos diferidos.

Todo ello nos lleva a decir que las criptomonedas no son dinero, no son divisa, son de momento un activo financiero negociado en mercados no organizados. Es decir, que no está respaldado por un regulador, no existen depósitos de garantía, no tiene una cámara de compensación, ni de liquidación. 

¿Qué hace que esta clase de activos suba como la espuma? Así de primeras, la ley de la oferta y la demanda hace que suba el precio. Pero esta subida de precio, esta rentabilidad virtual, sobre el papel, ¿se puede convertir en real o estamos ante otra gran burbuja especulativa aprovechando el descontento y la falta de oportunidades de rentabilidad en el mercado postcrisis 2008? Y es que, como señalaba Benjamin Disraeli, “la única cosa que ha enloquecido a los hombres más que el amor es la cuestión del dinero”. 

Leyendo el libro de Burton G. Malkiel Paseo Aleatorio por Wall Street, se pueden encontrar ejemplos de estallidos de burbujas financieras, de comportamientos irracionales en el pasado que el actual boom de criptomonedas parece seguir como un guion adaptado a nuestro tiempo. En todas ellas algunas personas hicieron dinero pero pocas salieron airosas.

Desde la fiebre por la compra de bulbos de tulipán en la Holanda del siglo XVII, en la que todo el mundo quería tener en los jardines de sus casas tulipanes cuanto más raros mejor, aunque para ello tuvieran que hipotecar su casa. Pasando por la burbuja de los mares del sur del siglo XVIII en las que los inversores hambrientos de rentabilidad buscaban empresas arriesgadas en las que pudiesen comenzar a ganar dinero. Empezaron a surgir en mercado propuestas financieras con objeto social cada vez más extravagante y menos creíble. Como señala el libro de Malkiel una de las compañías creadas tenía como objeto algo tan absurdo como ser una “compañía para asumir y llevar a cabo empresas muy ventajosas pero que nadie debía conocer”.

Estos ejemplos son los embriones de pautas que han venido dándose en los siglos posteriores, en todos ellos se conjuga el surgimiento de una oportunidad de negocio, un boom en algún sector de la economía, como la electrónica, la biotecnología, internet o el sector inmobiliario, además del aprovechamiento de algunos como la Crisis del 29, cuando la especulación era un “arte” y había consorcios de inversores y agentes de bolsa haciendo subir el precio de las acciones. 

Se dice que una burbuja se identifica cuando explota y que es difícil de identificar de antemano, pero suelen empezar cuando un activo comienza a subir y el entusiasmo se contagia al resto de participantes del mercado. En la era digital la velocidad de circulación de las noticias es brutal, el contagio inmediato y la locura de la multitud espectacular. Al final, las burbujas estallan y el que gana en una burbuja es el primero en salirse.

¿Estamos pues ante un comportamiento irracional del mercado? Los teóricos de las finanzas conductistas nos dicen que un comportamiento irracional se caracteriza por un exceso de confianza en la capacidad de inversión e infravaloración de los riesgos, un comportamiento de rebaño y una aversión a las pérdidas: nadie quiere ser el primero en salirse. Con lo cual parece que se están dando las condiciones para una irracionalidad del mercado.

Puede que estemos ante una revolución en el mundo de las finanzas y medios de pago, puede que, particularmente, esté perdiendo la oportunidad de tener una jubilación de cine, pero parafraseando a Isaac Newton, “un hombre puede imaginar cosas que son falsas, pero sólo puede entender cosas que son ciertas”.

Araceli de Frutos, fundadora de la eafi 107 y asesora de los fondos Alhaja Inversiones y Presea Talento Selección. 

Source link

China hace desplomarse el bitcoin: 40% en dos semanas | Mercados

La estratosférica subida del precio del bitcoin en 2017, un 400% desde enero hasta el 1 de septiembre, ha dado paso a un desplome igualmente vertical. La criptodivisa ha perdido un 40% de su valor en apenas dos semanas, con una caída que se ha acelerado en las últimas jornadas y deja la divisa a un paso de perder los 3.000 dólares. El motivo está en China, hasta ahora uno de los epicentros de este terremoto monetario. El Banco Central Chino planea cerrar las plataformas en las que se cambian criptodivisas por dinero real.

El plan ha sido distribuido a los supervisores financieros regionales, según Bloomberg, y de hecho una de las mayores Bolsas de criptodivisas, BTC China, ha anunciado el cierre de sus operaciones al finalizar este mes. De acuerdo con Bloomberg, el plan simplemente prevé cerrar las Bolsas centralizadas de criptodivisas, no las transacciones entre particulares.Con todo, El posible cierre de las plataformas de intermediación motiva a los inversores a vender sus bitcoins ante el riesgo de no poder recuperar su dinero real.

 

China supone el 23% de la negociación de bitcoins en el mundo, y acoge los mayores centros de minería de bitcoins; gigantescos ordenadores especializados en realizar las operaciones que confirman las transacciones de bitcoin y, a cambio, reciben criptodivisas.

La posible prohibición de las Bolsas de bitcoins viene después de que el Banco Central prohibiese las llamadas ICO, ofertas públicas de monedas, un mecanismo de financiación empresarial mediante el que una empresa de nueva creación se financia vendiendo al público criptodivisas inventadas por ella.

China hace desplomarse el bitcoin: 40% en dos semanas

Estas medidas se enmarcan en un esfuerzo más amplio llevado a cabo por las autoridades chinas para anular los riesgos financieros inherentes al fuerte crecimiento de la economía en los últimos años, que ha generado excesos de endeudamiento y de riesgos. Entre estas medidas está también la limitación a la inversión en el exterior de las empresas del país; en agosto estas inversiones cayeron un 42% sobre el año anterior.

Esta semana Jamie Dimon, primer ejecutivo de JP Morgan, ha atacado la criptodivisa, asegurando que es un fraude y que no se trata de algo real. Las declaraciones contrastan con los numerosos fondos e inversores de capital riesgo que han invertido al calor de la fiebre por las criptodivisas. Dimon comparó el bitcoin con la burbuja de los tulipanes (la famosa fiebre especulativa por estos bulbos en Holanda en el siglo XVI), dada la rapidez de sus subidas. Mohamed El-Erian, economista jefe en Allianz, también considera que se trata de una burbuja, y que debería valer menos de la mitad de su precio actual.

Más información sobre el bitcoin

El premio Nobel Robert Shchiller también considera el bitcoin una burbuja “de manual”, y en la última encuesta de gestores de fondos, las apuestas por las subidas del bitcoin eran consideradas por los inversores la operativa más poblada actualmente.

Con todo, prácticamente todo el sector considera que la tecnología detrás de bitcoin (el protocolo blockchain) tiene un enorme potencial en la industria financiera. Los numerosos entusiastas del bitcoin basan precisamente en este potencial su apuesta por la criptodivisa, que pese a las caídas de este mes, ofrecen rentabilidades sin precedentes para quien compró bitcoins hace un año: multiplica su inversión por cinco.

Source link

Tu ordenador puede estar minando Bitcoins para los hackers sin que lo sepas | Lifestyle

El acto de minar Bitcoin se puede llevar a cabo con cualquier ordenador, pero depende de la potencia de este la velocidad a la que obtengamos estas criptomonedas. La velocidad de procesamiento de cálculo y gráfica es la principal característica de la que debe presumir un buen ordenador para minar Bitcoins. Y como es lógico, los hackers no van a invertir dinero en comprar ordenadores, cuando es más sencillo utilizar los de otros. Y eso es lo que la empresa de seguridad Karspersky acaba de revelar, que casi dos millones de ordenadores en todo el mundo minan Bitcoins para los hackers sin saberlo.

1,65 millones de ordenadores infectados

Esta es la cifra que han dado desde Karspersky de ordenadores infectados por los hackers para que minen Bitcoins sin el conocimiento de sus propietarios.

Bitcoin
Los hackers minan Bitcoin en su propio beneficio en ordenadores ajenos

La mayoría de estos ordenadores son corporativos, ya que cuentan con una potencia suficiente para poder procesar el minado de Bitcoin sin que se note demasiado. Pero si notas que tu ordenador reduce su rendimiento de forma repentina, es posible entre otras muchas razones, que esté minando Bitcoins gracias a un malware o exploit instalado de forma remota. Así que nunca hay que fiarse, la mejor protección contra estos ataques, es no descargar software desde lugares desconocidos.

Source link

Bitcoin: China prohíbe las colocaciones de criptodivisas | Mercados

El Banco Central del China ha determinado que las colocaciones en el mercado de criptodivisas, llamadas ICO o Initial Coin Offerings, son ilegales y los fondos obtenidos deben ser reembolsados. Se trata de la medida más drástica ante el auge de estas operaciones, extrañas para los no iniciados, en las que una empresa crea una criptomoneda y la vende al público. En lugar de obtener acciones de la empresa, el inversor recibe ‘tokens’ o divisas creadas por la compañía que, en un futuro, podrán tener valor real, en una suerte de crowdfunding respaldado por monedas imaginarias.

La fiebre por las criptodivisas provocada por la subida en vertical de la cotización del bitcoin ha provocado el auge de estas operaciones. Las ICO han captado 1.600 millones de dólares (1.333 millones de euros) en el último año, gracias a inversores empeñados en tener en sus manos virtuales la próxima piedra filosofal, también virtual, por supuesto.

El Banco Popular de China considera que, tras realizar una investigación sobre este mercado, penalizará estrictamente la venta de monedas inventadas y perseguirá posibles irregularidades en las operaciones ya cerradas. Quien haya vendido criptomonedas al público deberá devolver los fondos, si bien el banco no ha determinado cómo. Las plataformas de intercambio no podrán cambiar monedas procedentes de ICOs por moneda tradicional, y los bancos no podrán participar en ellas. 

La medida castiga uno de los mercados más ávidos por criptodivisas, y responde al miedo del supervisora a que la fiebre china por el bitcoin y sus imitadores suponga un riesgo para el sistema financiero. En China han operado 43 empresas que han vendido sus propias divisas. 

El supervisor de los mercados de Estados Unidos, la SEC, ha alertado sobre estas operaciones, aunque no las ha prohibido. Sí ha obligado a que las operaciones se registren.En muchos casos las ICO, vinculadas con frecuencia a aplicaciones que usan la tecnología blockhain, apenas parten de un ‘white paper’ o estudio de mercado, base a partir de la cual comercializan los ‘tokens’. Algunos estudios consideran que el 10% de las ICOs son estafas. 

La decisión del Banco Central, ha provocado una caída del 7% en la cotización del bitcoin, similar a la registrada por otras monedas como Ethereum.

Precisamente hoy Paris Hilton ha anunciado a sus 16 millones de seguidores en Twitter que espera ansiosa participar en una ICO, de una empresa llamada LydiancCoin y que prevé combinar el marketing, la inteligencia artificial y la tecnología blockchain, sin especificar muy bien cómo.  La iniciativa parte de una empresa cuyo consejero delegado estuvo en prisión por un caso de violencia doméstica.

Source link

El Bitcoin retrocede en su cotización y desciende de los 4.000 dólares | Lifestyle

En las últimas semanas hemos venido hablando constantemente de las sucesivas subidas del Bitcoin, que ha marcado recientemente un nuevo récord superando los 4.000 dólares de cotización, superando ampliamente los 3.000 dólares que alcanzó el pasado mes de junio. Ahora parece que esta tendencia comienza a cambiar, ya que hoy la criptomoneda se ha despertado con una cotización inferior a la de los 4.000 dólares. Sin duda parece que algunas de las decisiones tomadas en el entorno de la moneda podrían tener consecuencias en la cotización.

Supone un leve retroceso

El Bitcoin ha sufrido especialmente frente al dólar esta semana, habiendo caído un 1.7% respecto de la divisa. Mientras que la semana pasada el Bitcoin alcanzaba máximos históricos, llegando hasta los 4.479 dólares, en el día de hoy el valor ha retrocedido de forma acusada.

Bitcoin cotización
La tendencia alcista del último mes se ha roto este fin de semana

Ahora el Bitcoin se cotiza a 3,987.27 dólares, rozando la cifra psicológica de los 4.000. Un descenso que es uno de los más acusado en la criptomoneda desde hace varios meses. Quizás la llegada de Bitcoin Cash está comenzando a surtir sus efectos, aunque es muy pronto para decirlo, veremos cómo se comporta en estas próximas semanas la moneda para conocer una tendencia definitiva en su cotización.

Source link