Una de cada tres compañías del Ibex subirá el dividendo más de un 10% en 2018 | Mercados

Las empresas del Ibex se disponen a elevar la retribución al accionista de cara al próximo año en un momento en el que el beneficio de las compañías va al alza. En los nueve primeros meses del año el resultado neto de las empresas que forman parte del selectivo español aumentó un 17%, hasta rozar los 33.000 millones de euros. Una tendencia positiva que previsiblemente se mantendrá a cierre de año, hasta elevar el beneficio del Ibex por encima de los 44.000 millones de euros, niveles de 2009.

Con este esperanzador panorama, las cotizadas se preparan para incrementar la retribución a sus accionistas. Según el consenso de Factset proporcionado por Link Securities, un total de 13 empresas del Ibex subirán el pago a sus socios más de un 10% con cargo a sus cuentas de 2018. La rentabilidad por dividendo del Ibex se consolidará así como una de las más altas de las Bolsas europeas con un 4%.

Ángel Pérez, analista de Renta 4, anticipa una “tendencia ascendente en la retribución al accionista, al ritmo que mejoran los beneficios”. “Esperamos que los resultados crezcan en la mayoría de las compañías y que los dividendos suban en torno al 9% de media”, añade.

La sorpresa del próximo año podría venir de dos compañías que tienen a fecha de hoy con el dividendo cancelado. Tras dos años sin retribuir a sus accionistas para reducir su deuda, los analistas confían en que ArcelorMittal recupere el dividendo con cargo a 2017 y lo suba en 2018. El consenso de Factset estima un pago de 0,17 euros por acción a cuenta del beneficio del presente ejercicio. Indra es la otra compañía que podría recuperar el pago al accionista. El consenso del mercado, que se mantiene a la espera del día del inversor de –previsto para el 30 de noviembre–, considera que abonará 0,06 por título. Su rentabilidad por dividendo es, junto a Cellnex, ArcelorMittal y Meliá la más pequeña del Ibex: entre el 0,6% y el 1% (véase gráfico).

El departamento de análisis de Renta 4 destaca además a Cellnex, que anunció el pasado mes de febrero que aumentará un 10% su dividendo con cargo a este ejercicio. Según el consenso, la compañía entregará 0,10 euros por título.

Las previsiones también son halagüeñas con el sector financiero, pese a que “su política de retribución al accionista está condicionada a los requisitos de capital impuestos por los reguladores”, asegura Ángel Pérez. De las seis entidades que cotizan en el Ibex, cuatro elevarán dos dígitos su retribución al accionista: CaixaBank (24%), Sabadell (17%), Bankia (14%) y Bankinter (11,1%). El resurgir del sector inmobiliario en Bolsa gana atractivos para los inversores de compañías del sector como Colonial y Merlin, que prevén elevar su pago al inversor un 18% y 12%, respectivamente. Se espera que el fabricante de hemoderivados Grifols eleve el cupón un 14%, que Inditex lo haga un 13% y Mapfre, un 12%.

El cambio en la fiscalidad del scrip dividend desde enero de este año, la venta de derechos de suscripción en Bolsa, que ha pasado a tributar como un dividendo entre el 19% y el 23%, cuando antes se aplazaba el pago hasta la venta de los títulos, ha supuesto que esta fórmula pierda atractivo y que algunas cotizadas estén optando por su retirada. Se espera que Santander, Repsol e Iberdrola lo eliminen en 2018.

Endesa y Mediaset, las mayores rentabilidades por dividendo

Un total de nueve cotizadas del Ibex ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 5%, según las previsiones de Factset para 2018.

Endesa y Mediaset son las empresas del Ibex con una mayor rentabilidad por dividendo, estimada para 2018 por encima del 6% en ambos casos. El consenso espera que la eléctrica entregue 1,34 y 1,36 euros por acción con cargo a este y el próximo año. Desde Renta 4 observan además una tendencia positiva en el sector eléctrico. El grupo de medios audiovisuales repartirá, previsiblemente, 0,55 euros por acción a cuenta de este ejercicio y 0,59, con cargo a 2018.

Mapfre y Gas Natural e sitúan justo detrás, con rentabilidades por dividendo superiores al 5%.

El último profit warning (advertencia sobre beneficios) de Técnicas Reunidas podría poner en peligro una de las rentabilidades por dividendo más atractivas del Ibex (5,3%). Por lo pronto, el consenso de analistas considera que reducirá su dividendo de 2018. Es el único recorte previsto para todo el Ibex. En Siemens Gamesa los analistas no han revisado sus estimaciones, aunque ha lanzado varios avisos.

Source link

El seguro critica los parches del Gobierno en materia de pensiones | Mi dinero

La presidenta de la patronal del sector asegurador español, Unespa, Pilar González de Frutos, ha pedido hoy que España diseñe un plan de previsión social integrado, y ha criticado los sucesivos parches que ha ido poniendo el Gobierno.

Tras su discurso en el XXIV Encuentro del Sector Asegurador, organizado por Deloitte y ABC, la presidenta respondía a una pregunta sobre la reciente reforma del Gobierno que permite a los partícipes de fondos de pensiones recuperar su dinero pasados diez años, sin necesidad de encontrarse en una situación excepcional, como desempleo o enfermedad.

Con esos “pequeños toques” no hacemos nada, sino que necesitamos un plan integrado, insistió González de Frutos, para quien sí sería positivo extender las ventanas de liquidez que ya existen al cónyuge o familiar si se dan esas circunstancias excepcionales.

Para González de Frutos, estos pequeños parches no valen, pues “así no hacemos nada más que distorsionar la atención”, al tiempo que insistía en que dar liquidez a los planes de pensiones después de diez años “puede ayudar a tomar decisiones de ahorro a algunas capas de jóvenes” pero va en contra del espíritu finalista de este tipo de ahorro y de su gestión, que también mira al largo plazo.

La presidenta del seguro español ha aprovechado su intervención para pedir que se reforme el sistema de pensiones y que se haga antes de cinco años para evitar que haya “perdedores”. También ha recordado que según los cálculos de la Comisión Europea, la reforma realizada en España en 2011 reducirá en torno a 32 puntos la tasa de sustitución, es decir, la parte del sueldo que cubre la prestación posterior por jubilación.

Cuanto más se retrase la reforma y la creación de ese sistema de capitalización privada, por mucho que luego se quiera correr, pronto comenzarán a aparecer grandes grupos de trabajadores que se verán atrapados en la “menor generosidad de la pensión sin disponer de recursos adicionales de equilibrio, o disponiendo de muy pocos”. 

De ahí la necesidad de construir lo que se llama un segundo pilar, es decir un esquema colectivo de ahorro destinado a la jubilación en el ámbito de la empresa, algo para lo que el seguro está sobradamente preparado, ha dicho.

El análisis de Pilar González de Frutos, criticando las reformas parciales y pidiendo que se acometa una reforma integral coincide con el de Pablo Antolín-Nicolás, economista jefe de la OCDE para planes de pensiones. En una entrevista con CincoDías pedía que España abordara a una revisión del modelo de ahorro para la jubilación desde un enfoque global. De Frutos también ha coincidido con este experto en denunciar que el modelo de planes de pensiones privados a penas se ha modificado desde su creación hace 30 años.
 

Un negocio de 20.000 millones

El sector asegurador quiere jugar un papel importante en el impulso del ahorro complementario para la jubilación, “pero no porque sea algo importante para nuestra cuenta de resultados, que está perfectamente saneada, sino porque es algo importante para la sociedad”, ha apuntado De Frutos. Los cálculos del sector es que si se impulsara, se podrían administrar “prestaciones anuales de entre 20.000 y 25.000 millones en unos años”, según la presidenta de Unespa.

Al desafío de las pensiones públicas se suma otro más, el previsible aumento del gasto sanitario y la mayor necesidad de cuidados para la dependencia, en un sociedad cada vez más envejecida.

González de Frutos puso el ejemplo de Singapur, donde tienen un sistema de adscripción por defecto o cuasi obligatorio, que es la misma estrategia adoptada para el segundo pilar de las pensiones en Reino Unido o Nueva Zelanda y que España “debería adoptar”.

Estos sistemas, tanto en el ámbito de las pensiones como en el de la dependencia, han demostrado que elevan las tasas de participación, es decir, los trabajadores inicialmente ajenos al ahorro, se ven inducidos a comenzar a ahorrar y a seguir haciéndolo en el tiempo. Esto ocurre en mayor medida si este ahorro se combina con subvenciones condicionadas, en las que un tercero (el Estado o una empresa) retribuye el gesto de ahorrar con otro simultáneo de aportar más ahorro, dijo.

En definitiva, explicó, “es necesario mejorar el sistema de dependencia, especialmente por temas demográficos, ya que en breve las sociedades del siglo XXI tendrán una gran necesidad de servicios de salud, por lo que debemos profundizar en los esquemas de colaboración público-privados en el campo sanitario.

Source link

Cerberus apuesta fuerte por la banca alemana | Compañías

Los inversores de Deutsche Bank confiarán en que la llegada de Cerberus como accionista mayoritario sea un augurio más positivo que lo que sugiere el Can Cerbero de la mitología. Pero cualquier esperanza de revivir una fusión con Commerzbank, de la que Cerberus ya posee un 5%, depende de bestias más grandes, incluido el Gobierno alemán.

El fondo no suele invertir en empresas cotizadas: tiende a especializarse en deuda de empresas en dificultades y en capital riesgo. La participación en Deutsche revelada el miércoles en un informe regulatorio tiene un valor cercano a los 980 millones. Eso la convierte en la segunda inversión directa más grande del grupo en una cotizada. La participación en Commerzbank es la tercera. Si se suman las acciones que sigue teniendo en el banco austriaco Bawag, la cartera del grupo en acciones bancarias europeas vale unos 3.200 millones. Incluso para una empresa que gestiona más de 25.000 millones de euros, es una apuesta intimidante.

Cerberus dice creer que la banca minorista y comercial alemana ofrece “oportunidades atractivas a largo plazo”. Es poco probable que sea una explicación suficiente para sus clientes, que podrían comprar acciones de Deutsche y Commerzbank directamente, ahorrándose los honorarios de la firma.

La última revelación avivará los rumores de que Cerberus está presionando para que se fusionen los dos mayores bancos privados de Alemania (se intentó el año pasado). Pero a pesar de que el mercado alemán sigue muy fragmentado, hay obstáculos para un acuerdo, en particular la prolongada integración de Postbank en Deutsche.

Y otros inversores tienen más influencia. En Deutsche, Cerberus está por detrás del chino HNA, que posee cerca del 10%, y de fondos controlados por la familia catarí Al Thani. Y cualquier pretendiente de Commerzbank tendrá que ganarse al Gobierno, que aún tiene más del 15%. Bancos europeos como Unicredit y BNP Paribas también están interesados. Si los dos prestamistas alemanes terminan uniendo fuerzas, Cerberus podrá hacer poco más que mover el rabo en señal de aprobación.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link

Los fondos cotizados, listos para comerse el mercado | Mercados

La gestión pasiva, que incluye todas las estrategias de inversión que replican la evolución de los índices bursátiles, está creciendo en el mercado a un ritmo arrollador. Los fondos cotizados (conocidos como ETF y negociados como acciones) y los fondos indexados, que replican simplemente un índice de referencia, acumulan ya un patrimonio de 7 billones de dólares, lejos de los 34 billones que maneja la gestión activa, pero con un crecimiento espectacular. El mercado de ETF ha pasado de los 1,1 billones de dólares de 2009 a los 4,5 billones actuales, y en lo que va de año acumula ya un crecimiento del 28%, que contrasta con el 18% de 2016 y el 8% en 2015. El secreto del éxito de este tipo de inversión es doble. Por un lado, su interesante rentabilidad frente a la gestión tradicional en un momento de baja volatilidad y un sostenido rally bursátil. Por otro, la ventaja de imponer comisiones de gestión sustancialmente más baratas, así como de diversificar la inversión.

En términos de rentabilidad, los últimos datos apuntan a que a lo largo de la última década solo el 17% de las carteras que apostaron por renta variable española ha batido a su índice de referencia. Si examinamos los fondos que invierten en Bolsa española, el balance concluye que tres de cada cuatro fondos han sido incapaces de superar su índice.

Los gestores activos muy especializados no consideran la gestión pasiva una amenaza, al contrario de lo que ocurre con la denominada “falsa gestión activa”: fondos de rentabilidad mediocre y que cobran altas comisiones. En cualquier caso, aunque la ventaja competitiva de los fondos cotizados está en las comisiones de gestión, que los hacen muy atractivos, también cuentan con sus inconvenientes. Sus críticos consideran que tienen un elevado potencial para distorsionar los precios debido a su creciente tamaño, así como un un riesgo de liquidez en un ciclo bajista del mercado. En un entorno de creciente competitividad, la gran baza de estos fondos pasa por ofrecer unas comisiones aún más ventajosas que las actuales. El reto está en lograr modificar el mapa actual de la gestión de activos.

Source link

Gas Natural acuerda la venta de su filial colombiana de gas | Compañías

Gas Natural Fenosa, a través de Gas Natural Distribución Latinoamérica, ha acordado con el fondo canadiense Brookfield Infrastructure la venta de su participación del 59,1% en Gas Natural ESP, empresa colombiana dedicada a la distribución y comercialización minorista de gas, mediante un proceso que también permitirá a los accionistas minoritarios beneficiarse de una oferta al mismo precio para sus acciones. El importe de la operación ronda los 482 millones de euros.

Gas Natural había puesto en “revisión” su posición en la citada filial de gas de Colombia para una posible venta, tal y como adelantó Cinco Días el pasado 13 de septiembre.

En un comunicado, el grupo español indica que “se estima que la operación tendrá un impacto contable positivo para la firma en el resultado después de impuestos de aproximadamente 350 millones de euros, en el ejercicio 2017”. Esta cifra refleja el crecimiento de la compañía colombiana que, desde su adquisición en 1997, ha aumentado su número de clientes desde 400.000 hasta casi tres millones y los kilómetros de su red de distribución desde 5.000 hasta los más de 22.000 actuales.

Las condiciones económicas de la operación implican un valor empresa (“enterprise value”) por el 100% de 1.005 millones de euros, lo que representa un precio de compra (“equity value”) para el 59,1% de 482 millones de euros. En consecuencia, supone una valoración equivalente a, aproximadamente, 7,3 veces el ebitda y 13,8 veces el beneficio neto, en base a los últimos 12 meses.

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, afirma que “la operación se enmarca dentro del proceso de revisión de activos incluido en el plan estratégico actual de la compañía”. También recuerda que “la venta se produce en un momento en el que los fondos de inversión internacionales se encuentran especialmente interesados en este tipo de activos”.

Esta decisión no afecta a la voluntad de la compañía española de mantener un diálogo con las autoridades colombianas que evite el procedimiento arbitral de protección de inversiones que hubo que iniciar en relación con su participada Electricaribe. “Por el contrario, una vez que las autoridades colombianas han tenido la oportunidad durante un año de conocer de primera mano la realidad del suministro eléctrico a la costa Caribe, Gas Natural Fenosa reitera su llamamiento a dichas autoridades para que dejen sin efecto la medida de intervención.

En este sentido, el consejero delegado señala que “mantenemos la disposición a una negociación amistosa respecto a Electricaribe, siempre y cuando se garanticen las condiciones regulatorias adecuadas”. El grupo pone todos sus esfuerzos para buscar una solución acordada, satisfactoria y, sobre todo, sostenible para la prestación del servicio de suministro eléctrico en la zona en beneficio de los clientes, empleados, acreedores y accionistas de Electricaribe.

Gas Natural Fenosa presentará una nueva hoja de ruta a 2020 el próximo mes de febrero, junto a los resultados del ejercicio 2017. El nuevo plan estratégico definirá las prioridades estratégicas de la compañía y sus planes de crecimiento, inversión y remuneración al accionista para los próximos años, teniendo en cuenta la evolución del entorno macro global y las perspectivas del sector energético, así como los cambios recientes en el perímetro de la compañía.

Source link

Juan José Brugera, el curioso emperador del mercado de oficinas | Compañías

Un hombre esencialmente curioso. Así se define Juan José Brugera (Badajoz, 15 de octubre de 1946), presidente de Inmobiliaria Colonial, que ha lanzado esta semana una opa por la socimi Axiare, especializada en alquiler de oficinas en Madrid. Brugera es uno de los artífices del saneamiento de Colonial, tras una larga trayectoria en banca, y un breve pasado como ingeniero. Pero lo que más le apasiona es el arte y la historia de Bizancio.

Desde pequeño mostró un gran interés por las humanidades, pero también por la técnica, y decidió estudiar ingeniería técnica industrial, en su especialidad de electrónica industrial. Trabajó dos años en Grundig, participando en el desarrollo de la TV en color, y cuando llegó el momento de decidir si iba a Toulouse (Francia) a estudiar un grado superior del ramo, optó por cambiar de oficio.

“El mundo empresarial te lleva a la gestión”, explica por teléfono, con un verbo amable y encantador. “Me parecía que esto me ofrecía mayores posibilidades de realizarme, y no quería encerrarme en el mundo técnico, que por otro lado es muy atractivo. No va con mi carácter”.

Así que estudió un MBA en Esade y entró en el área comercial de Banco Atlántico, donde estuvo hasta 1975, cuando pasó a Sabadell, en la zona de Barcelona. Los 12 años que trabajó en esta entidad los recuerda como “muy intensos”. Participó en el desarrollo de herramientas de gestión más sofisticadas para contrarrestar “el adelgazamiento de los márgenes”.

Su siguiente parada, entre 1987 y 1994, fue la de consejero delegado de Sindibank (Sindicato de Banqueros de Barcelona), una pequeña entidad a cuya salida a Bolsa contribuyó. “Fue una experiencia nueva”, recuerda. También participó en la integración en Monte dei Paschi di Siena.

“En 1994, La Caixa me propuso hacerme cargo de Colonial, para modernizar la compañía y sacarla a Bolsa”. Así lo hizo, y a partir de 1999 centró la compañía en comprar edificios de oficinas de zonas prime de Barcelona y Madrid, y empezó su proceso de internacionalización, con la compra de Société Foncière Lyonnaise. En 2006 la compañía pasó a manos de GrupoInmocaral, y Brugera salió de ella.

Estuvo un año en Mutua Madrileña como director general (“un grupo estupendo”), pero al poco volvió a la inmobiliaria. “Los bancos que habían financiado la venta a Inmocaral tomaron el control, ante la desastrosa situación de la compañía, y me pidieron volver”.

“Me traje a Pere Viñolas como consejero delegado, propusimos capitalizar un 50% de la deuda y la empresa salió adelante”, capeando la crisis económica e inmobiliaria. El secreto, dice, es que pese a todo la tasa de ocupación de su cartera de oficinas nunca bajó del 80%.

En 2014 lograron una ampliación de capital, con la incorporación del grupo Villar Mir y Qatar, y ahora la empresa está saneada, y se permite opar a Axiare, de la que ya posee un 29%. La dirección de la opada ha recibido la oferta con frialdad:“Nos pronunciaremos en su debido momento”.

Colonial afirma que la oferta, de 18,50 euros por acción (el viernes cerró en 18,30) es “voluntaria”.  El grupo fusionado tendrá activos por valor de 9.794 millones de euros y una cartera de 1,7 millones de metros cuadrados de superficie en explotación.

A Brugera le gusta destacar también su trayectoria en la sociedad civil: 15 años como profesor de Esade, presidente de su patronato entre 1999 y 2006, y desde el año pasado preside el barcelonés Círculo de Economía, que lleva tiempo pidiendo diálogo en el conflicto catalán, y respeto a la legalidad. “Fuera del euro hace mucho frío”, decía hace dos años sobre el asunto. El presidente de Colonial llegó a Barcelona desde Extremadura siguiendo a su padre, funcionario de Correos, e hijo de un destacado socialista represaliado.

Casado, tiene ya cuatro nietos de sus tres hijas. Y lo que más disfruta es viajar y estudiar el arte del Este de Europa: Grecia, Rusia… “En España desconocemos bastante esa zona”, señala. “He dado bastantes conferencias sobre el tema, pero me presento siempre como aficionado”.

La pasión surgió hace 25 años, en un viaje con su familia a la isla griega de Patmos, donde se asienta el monasterio de San Juan. “Compré un icono y me llamó la atención. Luego cayó un libro sobre arte, historia y teología, y desde entonces”.

Es dueño de la mayor colección de iconos de España, pinta paisajes al óleo –sobre todo en verano, a partir de fotografías– y financia una revista de filosofía. Lee una hora diaria como mínimo, y sus gustos tiran hacia el centro de Europa, como Stefan Zweig. A sus 71 años, su curiosidad por el mundo sigue intacta.

Source link

La gestión pasiva entra en los fondos españoles por la puerta de atrás | Mercados

La inversión en fondos cotizados (ETF) es cosa de profesionales. Estos vehículos de inversión están abiertos a todos los públicos pero en España tan solo los utilizan inversores institucionales: fondos, planes de pensiones, sicavs y compañías de seguros.

Las gestoras internacionales han sido las encargadas de introducir los ETF en España. BlackRock, con su plataforma de ETF iShares, es el líder de este mercado, con 16.500 millones de fondos cotizados distribuidos aquí. La comercialización de este tipo de vehículos financieros se ha disparado en los últimos 10 años, lo que ha permitido a la firma estadounidense convertirse en la mayor gestora extranjera de las que operan en España.

“El auge de los fondos índice y fondos cotizados es la mayor revolución que va a encarar la industria española de gestión de activos en los próximos años”, explica el máximo responsable de una de las grandes gestoras españolas. “Permite acceder a miles de activos con una simplicidad máxima y a unos costes muy atractivos. Solo los gestores de fondos que demuestren que son capaces de batir a los índices, y por ende, a los ETF, podrán sobrevivir”, vaticina.

Además de BlackRock, otras firmas han intentado hacerse un hueco en este mercado en expansión. Deutsche Bank, con su plataforma de ETF X-trackers, se han convertido en el líder europeo. En España, han comercializado fondos cotizados por cerca de 2.800 millones de euros.

César Muro es el máximo responsable en España de esta plataforma. En los últimos cinco años ha observado cómo ha crecido con fuerza el interés por esta fórmula de inversión. “Los inversores institucionales valoran mucho los ETF por su fiabilidad y por las bajas comisiones. Cada vez hay más presión en los márgenes y estos vehículos permiten controlar mejor los gastos del fondo de inversión”, explica.

Fondos de inversión

La materia prima que han utilizado siempre los gestores son las acciones y los bonos. Las gestoras captan dinero de los particulares, lo llevan a un vehículo, y este compra renta fija o renta variable para lograr rendimientos. Los ETF se han convertido en una materia prima nueva que pueden utilizar los gestores de fondos para maximizar la rentabilidad de los vehículos que administran.

Los fondos de inversión de gestoras españolas suman un patrimonio de 256.000 millones de euros. De acuerdo con datos de la consultora VDOS, el 5% de este dinero está invertido en ETF, y la proporción va creciendo cada vez más. Por ejemplo, el mayor fondo de inversión que hay en España, el Quality Inversión Conservadora (de CaixaBank Asset Management), con un patrimonio de 7.800 millones de euros, destina un 3% de su cartera (256 millones de euros) a un ETFde Vanguard que replica la evolución del índice S&P 500 de Estados Unidos. Las gestoras españolas tienen invertido solamente en este vehículo 883 millones de euros, y otros 1.086 millones en el ETF de BlackRock que replica el S&P 500.
 

Cuestión de costes

Las comisiones que se pagan por invertir en ETF son muchísimo más baratas que las que se pagan en los fondos de inversión. En el mencionado ETF de Vanguard (el más popular del mundo), tan solo hay que pagar un 0,25% de comisión al año, lo que permite tener una posición en Bolsa estadounidense a unos precios de derribo.

“Los ETF han permitido democratizar la inversión, puesto que dan acceso a una variedad enorme de índices de Bolsa y bonos a unos precios bajísimos. Se obtiene una gran diversificación a bajos costes, y eso acaba interesando a todo el mundo”, apunta Muro.

Querencia por la Bolsa

¿Qué tipo de ETF suelen utilizar los gestores de fondo españoles? En general, se valen de estos vehículos para invertir una parte de su cartera en mercados bursátiles que no son la prioridad del fondo de inversión que administran.

Por ejemplo, hay gestores de Bolsa española que administran fondos en los que tienen permitido tomar una posición del 15% o el 20% en Bolsa europea. Si el inversor tiene claro que la renta variable española lo va a hacer peor que la europea, puede destinar ese 20% de su cartera a un ETF que replique la evolución del Eurostoxx 50. Compraría así la evolución de las grandes compañías europeas, sin tener que hacer una labor previa de selección.

Hay gestores que utilizan los ETF incluso como una forma de liquidez. Si un fondo tiene como referencia el Ibex 35 y acaba de deshacer varias posiciones, ese dinero en efectivo puede dejarlo en un depósito, o puede destinarlo a un ETF sobre el Ibex 35. Si así lo hace, lograría que la evolución del fondo se ajustara más al índice hasta que llegue el momento de elegir una nueva apuesta de inversión.

ETF españoles 

El negocio de los fondos cotizados está dominado por grandes gestoras norteamericanas, junto con alguna alemana y francesa. Pero también hay algún ETF español. El operador de la Bolsa de Madrid BME, tiene una plataforma en la que cotizan nueve vehículos. Dos de ellos son de BBVA, uno que replica la evolución del Ibex 35 y otro que replica la evolución del Eurostoxx 50. Además, hay otros dos ETFde Deutsche Bank y cinco de Lyxor, una plataforma propiedad del banco francés Société Générale.

Los ETF cotizados en España son una rareza y acumulan tan solo un patrimonio de 3.177 millones de euros. Con la normativa europea, los fondos de inversión pueden comprar ETF que cotizan en Irlanda o Luxemburgo y que, por cuestión de volumen, cotizan a precios mucho más bajos.

Además de BlackRock y Deutsche Bank, las otras firmas que más negocio han hecho en España con la venta de ETF son Amundi (con 2.866 millones de activos vendidos) junto con Vanguard y Lyxor, aunque estas dos gestoras no informan de las ventas en España. De acuerdo con los datos de VDOS, Vanguard vende a fondos españoles 2.100 millones de ETF y Lyxor 888 millones.

Los otros inversores

Los gestores de fondos no son los únicos que compran ETF. “Hay mucho interés por parte de planes de pensiones, así como por sicavs e incluso por aseguradoras, que empiezan a invertir directamente en este vehículo”, explica César Muro.

El tipo de inversor que está ausente en este tipo de vehículos es el minorista. A diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos, donde hay muchos particulares que ya compran directamente los ETF.

La clave de la fiscalidad 

Una de las explicaciones por las que los fondos cotizados no se han generalizado en España tanto como en otro países es por la fiscalidad. A pesar de ser un vehículo de inversión, eran consideradas a efectos fiscales como una acción, y cada vez que se vendían había que tributar por la plusvalía. Con los fondos, en cambio, no hay que pagar a Hacienda por los rendimientos mientras el dinero pase de un fondo a otro.

Esta situación podría cambiar en breve. Hacienda a emitido un informe en el que asegura que los ETF comunitarios deberían tener el mismo tipo de tributación que los fondos de inversión. Por lo tanto, su trasvase no debería tener un peaje fiscal. Esta medida podría ponerse en marcha en los próximos meses.

Los bancos

La última palabra para la popularización de los fondos cotizados la tienen los bancos. Las entidades financieras dominan la industria de gestión de activos. El 80% de las personas que contratan fondos de inversión lo hace a través de su banco de referencia. El negocio pasa por vender muchos fondos y que las sucursales cobren una buena parte de las comisiones del vehículo. Hasta ahora siempre se han resistido a la venta de ETF, pero con el cambio normativo las tornas podrían cambiar.

Source link

Así son los fondos cotizados, los nuevos señores del mercado | Mercados

Un nuevo sistema de inversión se está abriendo paso de forma arrolladora en el mercado, cuestionando el principio tradicional por el que detrás de los movimientos de la Bolsa y de los bonos están las decisiones individuales de los gestores, con sus correspondientes momentos de pánico y euforia. Esos sentimientos primarios siguen guiando al mercado, pero ya no tanto a través de la compra y venta directa de acciones o bonos sino por un camino alternativo, el de los fondos cotizados y los fondos que replican los índices. Es la denominada gestión pasiva, en la que basta con apostar un por un activo y elegir el vehículo que replica fielmente y de modo automático su evolución, lejos de los fondos en los que el gestor debe seleccionar cuidadosamente cada uno de los activos en los que invierte.

Los fondos cotizados –conocidos como ETF y que se negocian como acciones– y los fondos indexados –que simplemente replican un índice, sin mayores dosis de gestión– acumulan un patrimonio de 7 billones de dólares. Permiten infinitas posibilidades, al vincular su marcha no solo a la Bolsa o la deuda sino a materias primas, divisas o préstamos. Aún están por debajo de los 34 billones de dólares que engloba la gestión activa a nivel mundial, pero su crecimiento exponencial les convierte en un jugador con cada vez mayor peso en el rumbo del mercado y con efectos que prometen perdurar en el tiempo. Algunos beneficiosos, como la mejora de la eficiencia de la industria a fuerza de imponer unas comisiones de gestión mucho más baratas o la diversificación de la inversión. Y otros más cuestionables y sobre todo, más inciertos, como el elevado y creciente tamaño de los mayores ETF del mundo, el potencial de distorsión de precios o el riesgo que entrañan para los activos menos líquidos, como los bonos de alto rendimiento o high yield.

El mercado de ETFha pasado de los 1,1 billones de dólares de 2009 a los 4,5 billones actuales y en lo que va de año registra un crecimiento del 28%, que se acelera desde el 18% del pasado ejercicio y el 8% de 2015. Y en cuanto a los flujos de entrada, las cuantías suscritas en lo que va de año entre fondos cotizados y fondos indexados a nivel global superan ya los 620.000 millones de dólares, cerca de los 670.000 millones de flujos de entrada en fondos de gestión activa.

“Nuestra apuesta es que el mercado de ETF, que rompió la barrera de los 4 billones de dólares en el primer trimestre, se vaya rápidamente a 6 billones y quizás eventualmente llegue hasta los 20 billones. El crecimiento va a ser brutal”, afirma Joe Lovrics, responsable de mercado de capitales de Citi para España y Portugal. El banco estadounidense, que no tiene gestora propia de fondos de inversión, es una de las entidades que está apostando por los ETF en la construcción de carteras para sus clientes, en un momento de baja volatilidad y sostenido rally bursátil, que ha permitido a la gestión pasiva batir en rentabilidad a la activa.

Su volumen de activos ha superado los 4 billones de dólares y podría dispararse a futuro a los 20 billones, según cálculos de Citi, que augura una guerra de comisiones de gestión con los fondos tradicionales

De hecho, y según el último informe publicado por S&P Dow Jones Indices, en el que compara la rentabilidad lograda por la gestión activa frente a la pasiva, en los últimos diez años, solo el 17% de las carteras que apuestan por la renta variable española vence a su índice de referencia. En el último año, tres de cada cuatro fondos que invierten en Bolsa española han sido incapaces de superar a su índice de referencia. En Bolsa europea, el porcentaje mejora al 50,9%, más aún en contraste con 2016, cuando el 80% de los fondos fracasó en el objetivo de batir al índice de referencia.

“El crecimiento de los ETF está siendo espectacular, aunque los fondos tradicionales siguen teniendo mayor poder de influencia”, explica Fernando Luque, analista de Morningstar. Así, los fondos cotizados junto a los indexados equivalen al 12% del conjunto de la renta variable de Estados Unidos, donde tienen un mayor peso, y al 7% de la renta variable global. En el ingente mercado de la renta fija, los ETF suponen apenas el 0,8% del mercado.

“El peso de los ETF en el mercado global de renta fija y renta variable es muy pequeño. Por cada dólar que se negocia en estrategias indexadas, se negocian 22 dólares en gestión activa en renta variable estadounidense”, explica Aitor Jauregui, responsable de desarrollo de negocio para Iberia de BlackRock, la mayor gestora de inversión del mundo y referente indiscutible del mercado de ETF. No en vano, BlackRock concentra un tercio del mercado de fondos cotizados mundial y lidera el puñado de gestoras que dominan este producto a nivel global, en un proceso de concentración que va a más.

Fondos cotizados cada vez más grandes

Los 20 mayores fondos cotizados del mundo concentran el 35% del total de activos gestionados en ETF y apenas tres gestoras –BlackRock, Vanguard y State Street– dominan el 80% de los activos estadounidenses en ETF. Aunque los ETF tengan aún un peso sobre el conjunto del mercado muy inferior al de la gestión activa, el elevado volumen de un puñado de fondos cotizados está dando a este vehículo una influencia creciente sobre los volúmenes de negociación.

Su tamaño aún está lejos de los fondos tradicionales, aunque los flujos de entrada en lo que va de año en fondos cotizados e indexados se acercan a los registrados en la gestión pasiva

Un análisis de la gestora independiente alemana Flossbach von Storch señala que las participaciones de los ETF se han negociado mucho más activamente que las acciones de sus índices subyacentes. Por ejemplo, en la sesión posterior a la elección de Donald Trump como presidente de EE UU, la del 9 de noviembre de 2016, el volumen negociado en el S&P 500 se elevó el 55% respecto a la media diaria pero se disparó 177% en el ETF sobre ese índice. En la jornada del 24 de junio del pasado año, la posterior al referéndum británico por el que se decidió el brexit, la negociación sobre el Ftse 100 aumentó el 240% sobre la media y se infló casi un 500% sobre el ETF del índice bursátil británico.

“Una elevada liquidez ayuda a aumentar la eficiencia del mercado incorporando con celeridad información en la valoración de los activos. Pero un aumento de la actividad no siempre favorece un buen resultado para la inversión”, explica la gestora. Alude así a la crítica habitual que desde la gestión activa tradicional se lanza hacia el universo de la gestión pasiva y que se resume en que detrás del éxito de una inversión hay siempre una acertada asignación de activos , se haga a través de fondos cotizados o no.

La asignación de activos, la clave

“La verdadera dificultad en la gestión está en la asignación de activos, tiene que haber un criterio. En la gestión pasiva, la decisión se traspasa al cliente”, defiende Gonzalo Lardiés, gestor de Bolsa española de A&G Banca Privada, que reconoce que la existencia de los fondos cotizados está propiciando un abaratamiento de las comisiones, dentro de un proceso de desintermediación común a muchos otros sectores, no solo el financiero.

“Vamos a asistir a una guerra de comisiones de gestión, en la que las grandes gestoras van a apostar por perpetuar su dominio. Están tomando iniciativas para facilitar nuevas rebajas en comisiones. Por ejemplo una gestora importante americana ha irrumpido en Europa con una especie de tarifa plana en comisiones, de modo que aunque inviertas mucho más, no te cobran más”, señala Joe Lovrics. “La gestión de activos va hacia una compresión de márgenes a nivel global, los fondos de gestión activa tendrán menores comisiones y poco a poco veremos más fondos de gestión indexada. Mifid 2 va a incentivar esto y a acelerarlo”, añade Jauregui.

Ante un futuro que vendrá marcado por la gestión pasiva, hay quien también advierte de sus riesgos. “Todo depende del segmento del mercado del que hablemos. En un segmento muy estrecho y poco líquido como el del high yield es más fácil distorsionar los precios”, advierte Fernando Luque. El auge de los ETF ha coincidido con el rally de mercado que siguió al estallido de la gran depresión de 2008 y que aún no ha concluido. “El riesgo está ante momentos de avalancha de ventas, cuando todo el mundo quiera salir en por la misma puerta, en un momento en que ciertos parámetros de mercado puedan cambiar de forma repentina”, añade Lardiés.

Por el momento, los fondos cotizados superan la prueba y han conseguido aportar liquidez al mercado. “Basta recordar que en mayo y junio de 2013, con las ventas masivas de bonos que provocó el anuncio del tapering en EE UU, el ETF de high yield disparó su liquidez de 1.000 a 5.000 millones de dólares al día”, zanjan desde BlackRock.

Source link

Hochtief pacta con la banca dos años de margen para vender activos de Abertis | Compañías

ACS y su filial alemana Hochtief han armado una estructura financiera para intentar llevarse Abertis, en la batalla de opas con Atlantia, con garantías para poder diferir la venta de activos de la concesionaria al medio plazo. Se trata de amortizar deuda y conservar la nota crediticia de investment grade sin meter tensión a las esperadas desinversiones.

Fuentes de toda solvencia explican que la constructora ha pactado con sus bancos un plazo de dos años en el que podrá hacer caja con los negocios considerados no estratégicos: Hispasat y la participación del 34% en la operadora de torres de telecomunicaciones Cellnex. Tanto los bancos como la propia Hochtief creen que esos 24 meses garantizan margen suficiente para tratar de maximizar su valor.

En las distintas presentaciones ante analistas, inversores y prensa, el consejero delegado de ACS y primer ejecutivo de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes, ha resaltado que cuenta con recursos e instrumentos financieros que otorgan la suficiente flexibilidad como para no tener prisa en vender. Se busca que los primeros vencimientos en esa financiación, que debería estar cerrada la próxima semana, coincidan con los citados dos años.

Al margen de contar con plazo, Hochtief tiene abierta la posibilidad de acudir al mercado de capitales para emitir bonos híbridos y aligerar la carga de crédito bancario una vez culminada la opa. Y una tercera vía que podría allanar el camino hacia la toma de Abertis es la entrada de un socio de perfil financiero que aporte capital.

Hochtief y ACS están preparadas para lanzar un contraataque en caso de que Atlantia mejore su oferta como ha anticipado

El objetivo es conseguir unos 2.000 millones de euros, que darían margen para mejorar la oferta. De entrada, con una bajada del porcentaje que pagará con acciones de Hochtief, del actual 19,5% hasta el entorno del 8%, como publicó CincoDías el lunes 13 de noviembre. Si Atlantia mueve ficha, tendría oxígeno para mejorar de nuevo el importe de la oferta.

El mercado no descansa y las fuentes consultadas explican que Fernández Verdes y su equipo han recibido ya muestras de interés por activos de la concesionaria catalana si es que triunfa su oferta frente a la italiana.

Como es conocido en el mercado, REE tiene diseñada la adquisición de Hispasat, mientras que Cellnex interesa al gigante de las infraestructuras de telecos American Tower.

La operadora de satélites (Abertis tiene el 90,7% del capital) está valorada en unos 1.000 millones de euros sin tener en cuenta prima de control alguna, mientras que Cellnex se ha convertido ya en primer operador independiente europeo, con sus 25.000 torres de telefonía móvil, al nivel de SBA Communications (tercer operador de EE UU), y solo por detrás de American Tower y Crown Castle.

La capitalización bursátil del grupo de torres de telefonía asciende a más de 4.700 millones, lo que valora en más de 1.500 millones de euros el 34% que tiene Abertis en su todavía filial.

JP Morgan, avalista de la opa de Hochtief, y los coordinadores del sindicado (Commerzbank, Mizuho, Société Générale y HSBC) tratan de cerrar la configuración del crédito por 15.000 millones para presentarlo ante la CNMV la próxima semana. Los plazos que manejan el grupo ACS y sus asesores para la aprobación del folleto por parte del regulador se va a mediados de enero.

A partir de la esperada autorización de esta segunda opa se abrirá un plazo de aceptación de 30 días tanto para la oferta de Atlantia (16,50 euros por acción y un canje del 0,697 acciones propias por cada título de Abertis) como para la de Hochtief (18,76 euros por acción y 0,1281 acciones propias por cada una de la concesionaria). En ese periodo podrán anunciarse mejoras, si bien todo desembocará en una oferta en sobre cerrado entregada a la CNMV. Así, las fuentes consultadas anticipan que el desenlace de la batalla llegará hacia marzo o abril del próximo año.

En última instancia serán las cotizaciones de Atlantia y de Hochtief las que determinen quién triunfará, según señalan fuentes conocedoras de las entrañas de la operación. El grupo italiano cerró ayer a 27,01 euros, lo que sitúa su oferta en especie en 18,83 euros por cada título de Abertis. El periodo de no disposición de las nuevas acciones, que en principio termina el 16 de febrero de 2019, previsiblemente será revocado.

Mientras, Hochtief cerró ayer a 150 euros por acción, lo que sitúa su oferta en papeles a 19,22 euros por acción de Abertis, frente a los 18,44 a los que concluyó ayer. Uno de los atractivos para convencer a un socio financiero de que el proyecto de ACS es el óptimo está en que se le daría entrada en el capital a 146,4 euros por título.

La siguiente pantalla tendrá como protagonista a Atlantia. El umbral de mejora estará entre los 19 y los 19,5 euros por acción, según los analistas consultados. Pero ACS y su filial alemana cuenta con armas para responder con otra mejora, según fuentes de mercado.

BlackRock aumenta su posición en Abertis

  • El periodo de transición en la guerra de opas por Abertis –hasta que la CNMV apruebe el folleto de la oferta de ACS, previsto en principio para enero– está sirviendo a los accionistas de referencia de la concesionaria para hacer caja con la acción, que se ha revalorizado más de un 20% desde que Atlantia anunció su oferta. No ha sido el caso del segundo accionista del grupo de autopistas, BlackRock. La mayor gestora de fondos del mundo continúa aumentando sus posiciones en el capital de la compañía ante la perspectiva de que una guerra de opas impulse al alza la acción. Desde que empezó el proceso ha pasado de controlar el 3% al 3,722%. Y ha subido su apuesta en más de 130 millones hasta cerca de 680 millones de euros, según el cierre de ayer.
  • La operación de BlackRock sigue la estela de JP Morgan, asesor de referencia de ACS en la operación, que entró este mes en el capital con un 1,04%. Por contra, buena parte del núcleo duro de Abertis ha optado por vender parte de su participación y embolsarse un total de 80 millones. El movimiento más significativo es el de La Caixa, que se ha desprendido de una pequeña parte de su paquete accionarial; ahora controla el 21,88% frente al 22,25% de abril. Una estrategia que ha sido compartida por el presidente Salvador Alemany y varios consejeros, como María Teresa Costa, Carlos Colomer Casellas y la sociedad G3T, controlada por la familia Godia.

Source link

Draghi alaba la reducción de la deuda empresarial en España a nivel de 2004 | Mercados

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, destacó hoy la reducción de la deuda corporativa en España, que ha disminuido desde el 215% del valor agregado bruto en 2012 hasta cerca del 150%, el mismo nivel que tenía en 2004.

En su intervención en un congreso de banca europea en Fráncfort, Draghi señaló que la deuda corporativa bruta en la eurozona en relación con el valor agregado ha regresado a los niveles que tenía antes de la crisis.

Indicó que “en los países vulnerables” la reducción ha sido “más pronunciada” y citó los casos de España e Italia. “En España la deuda corporativa ha caído desde el 215 % del valor agregado bruto al principio de 2012 hasta cerca del 150% hoy, el mismo nivel que tenía al final de 2004″, dijo.

Draghi aseguró que las empresas italianas han visto su ratio de deuda caer en cerca de 30 puntos porcentuales desde 2012, volviendo al nivel que tenían a mediados de 2007.

Dijo que el endeudamiento de los hogares en la eurozona también se ha reducido y se sitúa actualmente por debajo de los niveles de mediados de 2008. Y agregó que las medidas de política monetaria puestas en marcha por el BCE en los últimos años reducirán el ratio de endeudamiento de las familias en un 1,5% del Producto Interior Bruto (PIB) desde 2015 hasta 2019 y en un 2 % el de las empresas.

El banquero italiano recalcó que la eurozona vive “una sólida expansión económica” y que los datos y proyecciones apuntan a un “momentum de crecimiento” que no cesará en el próximo futuro. “Desde la perspectiva del BCE tenemos una creciente confianza en que la recuperación es robusta y en que este ‘momentum’ continuará hacia adelante”, afirmó.

El BCE no daña a los bancos

Mario Draghi defendió también que la política monetaria de ultrabajos tipos de interés y compra de deuda que mantiene la entidad no ha perjudicado los beneficios de los bancos privados en el área.

Varios directivos de la banca europea, especialmente de la alemana, han criticado al BCE por mantener los tipos de interés demasiado bajos por un largo periodo de tiempo lo que, argumentan, limita la rentabilidad de sus créditos. “El ingreso neto por interés se ha mantenido bastante estable en los pasados dos años”, indicó Draghi en referencia a las cuentas de resultados de los bancos privados europeos.

Agregó además que si los bajos tipos tuviesen algún efecto negativo en el futuro en el ingreso neto por interés bancario, este “se vería ampliamente compensado por los efectos positivos de los estímulos monetarios” en otros componentes esenciales de la rentabilidad, como la calidad de los préstamos y las provisiones por pérdidas crediticias.

Source link