La UE teme el contagio del 1-O en un club con 75 regiones muy poderosas | Mercados

La violenta jornada del 1-O en Cataluña ha llamado la atención en toda Europa y ha disparado las alarmas en varias capitales por la deriva de un conflicto cuyas repercusiones políticas rebasan las fronteras europeas.

La posición oficial de Bruselas sigue siendo de apoyo al Gobierno de Mariano Rajoy y al orden constitucional vigente en España. Pero durante la jornada del domingo han arreciado las voces partidarias de buscar una solución dialogada a una disputa institucional y territorial con peligrosas reverberaciones en toda la Unión Europea.

El club comunitario alberga hasta 75 regiones con poderes legislativos similares a los de Cataluña. Siete países de la UE, además de España, cuentan con algún tipo de estructura federal. Y en varias regiones europeas laten movimientos secesionistas de mayor o menor intensidad, desde Córcega en Francia al Tirol en Austria, desde Flandes en Bélgica a Padania en Italia o Escocia en Reino Unido.

En algunos de esos países se teme un efecto contagio del 1-O y a lo largo del domingo han empezado a pedir al gobierno de Mariano Rajoy y al de Carles Puigdemont que se sienten en la mesa de negociación.

El primer ministro belga, el liberal Charles Michel, ha sido el primer dirigente europeo en intervenir en un asunto que hasta ahora se calificaba como interno de España. “La violencia nunca puede ser la respuesta. Condenamos todo tipo de violencia y reafirmamos nuestra petición de una solución dialogada”, ha tuiteado Michel, que gobierna en coalición con los independentistas ultraconservadores de Flandes (N-VA).

En la misma línea se ha expresado el gobierno de Eslovenia y la oposición socialista en Reino Unido o Alemania. “La escalada en España es motivo de preocupación. Madrid y Barcelona deben reducir inmediatamente la tensión y buscar el diálogo”, ha señalado Martin Schulz, líder de los socialistas alemanes, derrotado en las elecciones del pasado domingo por Angela Merkel. El laborista británico, Jeremy Corbyn, ha sido más duro y ha cargado la responsabilidad en Madrid. “La violencia policial contra los ciudadanos de Cataluña es un schock. El Gobierno español debe pararla de inmediato”, pedía Corbyn.

En Francia ha sido un aliado del presidente francés, Emmanuel Macron, el encargado de pedir calma. “No hay que buscar quien tiene la culpa o la razón. Hay que buscar una solución, hay que negociar”, tuiteaba François de Rugy, presidente de la Asamblea francesa y miembro del grupo del presidente La République en marche. 

Las instituciones europeas han guardado silencio, pero algunos grupos políticos, como Los Verdes, han reiterado su demanda para que la Comisión Europea medie entre el Gobierno central y la Generalitat de Cataluña. Bruselas se resiste a esa petición pero también empieza a reclamar diálogo.

¿Contra quién debe actuar Bruselas?

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.
El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker. REUTERS
  •  La CE, presidida por Jean-Claude Juncker, ha optado por un perfil bajo en relación con el 1-O que no satisface a casi nadie. Bruselas ha sido acusada de complicidad con Madrid, por aceptar la represión judicial y policial del referéndum, y de complicidad con los independentistas, por no posicionarse tajantemente en contra del referéndum.
  • Los grupos independentistas consideran que la mediación de Bruselas podría jugar a su favor en una potencial negociación con Madrid. Pero fuentes europeas advierten que “en cierto modo, la intervención de UE no sería neutral del todo, porque España es miembro de la UE y sería juez y parte”.
  • Las mismas fuentes recuerdan que, hasta ahora, solo el Parlament ha infringido las normas sobre Estado de derecho que exige el Tratado de la UE. “Si Cataluña hubiera sido un Estado, y no una región, se le podría haber aplicado el artículo 7 del Tratado [suspensión de voto en el Consejo Europeo] por lo ocurrido durante la sesión del Parlament que aprobó las leyes de desconexión”.
  • Sin embargo, las cargas policiales del domingo, para evitar la apertura de los colegios electorales puede alentar las acusaciones ante Bruselas de un supuesto abuso del Estado. “Está claro que el gobierno español tiene razón legalmente, pero la actuación desproporcionada puede restarle legitimidad”, tuiteaba el domingo el jefe de gabinete de Jirky Katainen, vicepresidente de la CE.

“A partir del lunes [2 de octubre], hay que hablar”, señaló el presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, 48 horas antes del referéndum convocado por el govern de Puigdemont y suspendido por el Tribunal Constitucional español.

Europa desea un regreso a la normalidad institucional lo más rápido posible para desactivar un conflicto potencialmente explosivo para todo el continente. “En Europa hay decenas de regiones con poderes legislativos y, en cierto modo, se sienten por encima de las demás y reclaman otro tipo de relación con la UE”, señalan fuentes comunitarias.

Esas fuentes recuerdan que el referéndum sobre la independencia de Escocia, aceptado por el gobierno británico de David Cameron, ha sido la chispa más reciente de los movimientos nacionalistas que conviven dentro de la Unión Europea. “Cameron sentó un precedente que ahora se invoca en numerosas regiones de Europa, incluida Cataluña”, añaden las fuentes consultadas.

La UE, a partir del Tratado de Maastricht (1992), ha intentado abrir canales de participación para los gobiernos de esas administraciones regionales. Pero fuentes europeas reconocen que “su capacidad de influencia es limitada porque la UE sigue siendo una Unión de Estados y el interlocutor principal es el gobierno central”.

Algunas fuentes incluso consideran que sería contraproducente involucrar a las regiones en la organización de la UE porque agravaría la parálisis que en ocasiones padece por la falta de acuerdo de los 28 países.

Source link

Merkel logra su cuarta victoria pero no evita la fuerte irrupción de la extrema derecha | Mercados

Angela Merkel se ha impuesto hoy por cuarta vez consecutiva en unas elecciones generales en Alemania, con un 32,5% de los votos, según los sondeos a pie urna publicados nada más cerrarse los colegios electorales a las seis de la tarde por la cadena de televisión ARD.

La indiscutible victoria de la canciller se ve empañada por la irrupción con fuerza del grupo de extrema derecha Alternativa para Alemania (13,5% según los mismos sondeos) y por las dificultades para formar Gobierno de coalición con el Parlamento más fragmentado de los últimos 50 años.

Los socialistas (SPD), aliados del Gobierno de Merkel, se quedarían en torno al 20%, cinco puntos menos que en 2013; los liberales (FDP) regresarán al Parlamento (con 10,5%), y los Verdes y la extrema izquierda (Die Linke) llegarían al 9,5% y 9%, respectivamente.

Alexander Gauland, colíder de Alternativa para Alemania (AFD), compareció entre vítores de sus militantes apenas un minuto después de que se publicasen unos sondeos a pie de urna que les convierten en la tercera fuerza política del Parlamento alemán, solo por detrás de conservadores y socialistas.

Vamos a recuperar nuestro país“, prometió Gauland, líder de un partido basado en la eurofobia y la xenofobia y que, según sus críticos, representa el regreso al parlamento federal de una extrema derecha ausente desde la caída del nazismo y el fin de la II Guerra Mundial. 

Los sondeos a pie de urna indican que los dos grandes partidos, los conservadores de Merkel (CDU) y los socialistas de Martin Schulz (SPD), han pagado electoralmente cuatro años de gran coalición, la segunda alianza contranatura desde que Merkel llegó al poder en 2005.

La CDU y el SPD pierden varios puntos de apoyo, una caída que podría debilitar el liderazgo casi indiscutido de Merkel y poner en peligro el futuro político de Schulz, que regresó a la política nacional tras dos décadas en Bruselas como miembro del Parlamento Europeo.

Schulz ha reconocido el batacazo poco después del cierre de los colegios electorales. “No hemos logrado nuestro objetivo, no hemos logrado movilizar y retener a nuestro electorado”, señaló el candidato del SPD. Aunque reivindicó los logros de su partido durante la coalición con Merkel, Schulz anunció que “la colaboración con la CDU ha terminado“. Los socialistas descartan repetir la gran coalición y anuncian su paso a la oposición.

La canciller, Angela Merkel, fue la última en comparecer y también admitió su creciente fragilidad a pesar de la victoria. “Nos hubiera gustado un resultado mejor pero era un gran desafío”, se disculpó tras quedarse por debajo del 35%, el umbral que el ala crítica de su partido había exigido como objetivo mínimo.

El programa eurófobo y anti-inmigración de Alternativa para Alemania (AFD) parece haber absorbido la hemorragia de votos de los partidos tradicionales. El grupo, nacido en 2013 en plenas protestas contra la inyección de dinero alemán en el rescate de Grecia, ha logrado en cuatro años entrar en 13 de los 17 parlamentos regionales de Alemania. Y tras la votación de hoy, podría contar con varias decenas de escaños en el Bundestag (parlamento federal) en Alemania.

Los partidos tradicionales llamaron en las últimas horas a una movilización del electorado, para evitar que la temida abstención favoreciese a Alternativa para Alemania. La petición parece haber surtido efecto, al menos, durante la primera parte de la jornada electoral. A las 14 horas, tras seis horas de votación, la participacíón se situó en 41,1%, solo tres décimas por debajo del dato de 2013.

Tortuosa negociación

Aun así, AFD ha logrado convertirse en el tercer grupo parlamentario. Y el resultado podría abocar a Merkel a unas complicadas negociaciones para formar coalición. La opción más sencilla sería repetir la gran coalición (derecha-izquierda) pero ni la CDU ni el SPD desean repetir una fórmula que, a menudo, genera frustración en el electorado.

Los conservadores de la canciller apostaban por lograr la mayoría absoluta con el grupo liberal (FDP), pero los primeros sondeos a pie de urna indican que, tal vez, no sumen los escaños necesarios.

La segunda posibilidad sería un gobierno tripartito (conservadores-liberales y verdes), una amalgama que ocupa el gobierno en varias regiones alemanas. A nivel federal, sin embargo, podrían saltar chispas entre liberales y verdes, que mantienen visiones contrapuestas en asuntos como la política europea. A pesar del riesgo, el tripartito parece ser la única opción viable para Merkel.

Europa, a la espera

Merkel ha asegurado que “hemos recibido un mandato y asumiremos nuestra responsabilidad” de formar gobierno. Los colores de la nueva coalición marcarán la política de Berlín con el resto del continente. La Francia de Emmanuel Macron confía en recuperar la fuerza del eje franco-alemán para fortalecer la zona euro y la UE. El presidente francés tiene previsto presentar este martes su agenda para dotar a la zona euro de instrumentos anticrisis como la creación de un Fondo Monetario Europeo o de un presupuesto común.

La irrupción de la extrema derecha xenófoba en Alemania podría jugar, curiosamente, a favor del entendimiento entre París y Berlín, que ya comparten un problema que hasta ahora solo inquietaba a Francia por la pujanza del Frente Nacional. El contagio eurófobo del electorado alemán debilita internamente a Merkel, pero puede obligar a la canciller a buscar soluciones europeas que frenen el ascenso de las fuerzas partidarias de disolver la UE.

Durante la crisis del euro, Merkel ha ignorado las peticiones de reforzar la zona euro cursadas por países en serias dificultades económicas (como España o Italia) o políticas (como Francia). Merkel retrasó el rescate de Grecia o la creación del fondo de rescate de la zona euro para no poner en peligro los resultados de su partido, en un esfuerzo por no perder al electorado más reacio a la implicación de Alemania en la UE. Pero la irrupción de AFD ha provocado la huida de parte de ese electorado, tanto de la CDU como del SPD.

Los dos partidos han expresado su deseo de recuperar a ese electorado. El SPD recuperando su papel de “oposición”, como ha asegurado Schulz. Los conservadores, previsiblemente, se debatirán entre la salida Macron, con una clara apuesta por Europa, o el repliegue nacioinalista defendido por los aliados bávaros de la CSU.

La canciler, sin embargo, ya ha dejado claro durante su campaña su intención de entenderse con el Gobierno de Macron para pasar definitivamente la página de una década de crisis en la zona euro. Los Verdes, si entran en el Gobierno como parece probable, podrían ser el antítdo de la eurorreticencia de los Liberales. Y el resultado paradójico sería una Merkel más débil y una Europa más fuerte.

Bruselas apuesta por esa salida y el presidente del Consejo Europeo, Donadl Tusk, ya anunció 48 horas antes de las elecciones en Alemania la convocatoria de una cumbre europea de la zona euro en el mes de diciembre para lanzar la reforma de la zona euro. Tusk desea que los primeros cambios, como el Fondo Monetario Europeo, estén en marcha solo nueve meses después, en junio de 2018.

 

 

 

 

Source link

“Si nos va bien con Merkel, ¿por qué votar otra cosa?” | Internacional Home Tags

La canciller Angela Merkel vota en un colegio de Berlín.

Source link

El mercado descuenta la estabilidad política en Alemania con Merkel acariciando la victoria | Mercados

Alemania celebra elecciones generales este domingo, 24 de septiembre, unos comicios que a medida que se iban conociendo los sondeos iban rebajando la incertidumbre política que podía quedar en Europa (con permiso ahora del enredo catalán). Las últimas encuestas estiman una clara victoria de la canciller conservadora Angela Merkel (CDU) con el 36% de los votos frente al candidato socialdemócrata (SPD) Martin Schulz (22%). UBS da a Merkel una probabilidad del 85-90% de retener el puesto de canciller. Así, los expertos dan por hecho el cuarto mandato de Merkel, garante de un continuismo que los mercados acogerían de buen grado.

“Los alemanes acuden a las urnas en lo que es probable que sea una confirmación del reinado de Angela Merkel como cabeza de la mayor economía de Europa”, señala el economista jefe de la gestora holandesa Robeco, Léon Cornelissen, que apunta que “su reincorporación como canciller para un cuarto mandato sería ampliamente bienvenida por los mercados como refuerzo de la estabilidad de Alemania, sobre todo si la actual coalición continúa”.

Ahora mismo, en Alemania gobierna una gran coalición formada por el grupo de centro-derecha liderado por Merkel (CDU/CSU) y su principal rival, el partido Socialdemócrata (SPD).

En Renta 4 opinan que, aunque Merkel salga victoriosa necesitará gobernar en coalición. “Una coalición que podría tardar en acordarse entre uno y dos meses, y que habría que ver si se concreta con los socialdemócratas, los liberales (FDP) o los Verdes”, sostiene la firma de análisis, que añade que “el escenario más favorable para nuevos avances en la integración europea sería un acuerdo con los socialdemócratas. En cualquier caso, el mercado apuesta por estabilidad política en la principal economía de la eurozona”.

Si bien a comienzos de este año las citas electorales que había en Europa (Holanda, Francia y Reino Unido) fueron motivo de gran preocupación para los mercados, los resultados (en Holanda y Francia se frenó el avance del populismo y la ultraderecha) aplacaron muchas de las incertidumbres políticas, que pasaron a un segundo plano dado además el casi convencimiento desde hace tiempo del triunfo de Merkel en Alemania. Queda por ver, eso sí, cuántos apoyos recibirá finalmente el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), que según un sondeo de la segunda cadena de la televisión alemana, ZDF, se sitúa como tercera fuerza política en el futuro Parlamento con un 11% de los votos. Y los responsables políticos de Europa también tienen un ojo puesto en España, a la espera de cómo se resuelve la convocatoria de referéndum, declarada ilegal por la Justicia.

“Pese a que vuelven las elecciones y los referendos, la incertidumbre política en Europa es ahora más baja que en Estados Unidos”, opinan en BofA Merrill Lynch Global Research. “2017 comenzó con mucha consternación sobre el aumento del populismo, pero creemos que la historia de crecimiento de Europa significa que los votantes ahora tienen más que perder al aceptar lo desconocido”, señala la firma, que recalca que “el foco pasará a estar en la construcción de una Europa más fuerte, especialmente ante la retirada de estímulos del BCE”.

Por su parte, Christopher Dembik, responsable de análisis macroeconómico de Saxo Bank, duda de si Merkel tiene la capacidad política de impulsar las reformas económicas que necesita Alemania. “La economía germana es disfuncional, con un crecimiento medio anual de la productividad en la última década de tan sólo el 0,7%, por debajo de países como España (1,2%)”, destaca el experto, que indica que “el nuevo mandato de Merkel será distinto a los anteriores pues, tendrá que impulsar nuevas medidas y, hasta ahora, ha hecho cero en términos de reformas económicas”.

En la misma línea, en Amundi Asset Management consideran que ante los varios escenarios de coaliciones posibles en Alemania, hay que poner la atención en algunos detalles como los presupuestos, dado que “los partidos que pueden formar una coalición (CDU/CSU, SPD, FDP y/o Verdes) están a favor de recortes de impuestos, pero difieren en cuanto a quiénes y cuánto deberían beneficiarse. Sus prioridades de gasto público también son diferentes (infraestructuras, áreas sociales y/o defensa)”.

Añaden que “en Europa, hay prácticamente consenso sobre ciertos temas (enfoque difícil sobre el Brexit, fortalecimiento de cooperación en defensa…). Pero el SPD y los Verdes son más favorables que la CDU/CSU a las nuevas iniciativas que traen más federalismo, mientras que el FDP es más reacio. A pesar de estas diferencias, la actitud de Alemania respecto a Europa es probable que no cambie dramáticamente bajo una coalición dominada por el CDU/CSU”.

Teniendo en cuenta que Merkel se verá forzada a pactar con otros partidos, en opinión de Roberto Berzal, de Orey iTrade, “ese proceso podría impactar al Dax alemán”. “Los resultados de las elecciones alemanas no tendrán un gran impacto inmediato en los mercados, ya que no se espera que un populista se alce con el poder. Sin embargo, en el medio-largo plazo, los comicios tendrán repercusión en el euro, las rentabilidades de la deuda y las bolsas europeas, la velocidad de la integración europea, la postura frente a la periferia y los cargos de instituciones europeas”, resaltan en UBS, cuyo escenario central es la formación de una gran coalición, con el 60% de las probabilidades.

Corea del Norte y bancos centrales

En definitiva, los inversores andan ahora más preocupados por la tensión geopolítica entre Estados Unidos y Corea del Norte, sin perder de vista nunca las políticas monetarias de los bancos centrales. Para Natixis Global Asset Management “el escenario más probable para las relaciones entre EE UU y Corea del Norte sigue siendo un status quo intranquilo”. La firma ve “improvable” un conflicto militar directo, pero “Corea del Norte seguirá irritando a los aliados de Estados Unidos y Asia con pruebas de misiles”.

En cuanto a los bancos centrales, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos dio a conocer este miércoles su nueva hoja de ruta, con el comienzo de la reducción del balance en octubre y la subida de tipos proyectada para este año. A juicio de Anna Stupnytska, economista global de Fidelity, el mensaje de la Fed “ha sido mixto y muestran la confianza actual de la Fed en la economía, aunque los participantes del FOMC siguen siendo cautelosos a largo plazo”.

El Banco Central Europeo (BCE), por su parte, dejó para más adelante el anuncio de la retirada de los estímulos”.

Source link

Angela Merkel absorbe a Martin Schulz en la carrera por la Cancillera | Internacional Home Tags

Carteles de campaa del los socialistas alemanes que lidera Schulz y de la CDU de Merkel.

Source link

Los cuatro “hroes” que redujeron al atacante del supermercado de Hamburgo eran inmigrantes | Internacional Home Tags

Un muerto y varios heridos en un ataque con arma blanca en un supermercado de Hamburgo

Source link

El Gobierno alemn prohibir el mitin que Erdogan quera dar en este pas | Internacional Home Tags

El presidente turco, Tayyip Erdogan, en el palacio presidencial en Ankara

Source link