El turismo tradicional ha muerto, ¡viva el post turismo! | Fortuna

En tiempos de Google es realmente difícil que la vista de una ciudad llegue a sorprendernos. Así lo cree la cofundadora de la plataforma de venta de entradas Hellotickets, Carla Mouriño, que opina que se ha perdido parte del encanto de conocer un lugar por primera vez. Algo que no solo achaca a internet, sino también al hecho de que volar se ha democratizado, “ahora todo el mundo viaja y es habitual repetir destino, con lo que, de una forma u otra, ya has visto la ciudad antes de ir”, añade Mouriño.

La emprendedora tiene claro que actualmente en los viajes se busca un añadido, la sensación de estar viviendo algo único. Es lo que se conoce como post turismo, un fenómeno en auge que rompe con la forma convencional de viajar y busca dar un paso más allá. “Mientras que la Estatua de la Libertad va a estar ahí siempre, un partido concreto o una actuación musical no se repetirá nunca exactamente igual”, insiste Mouriño. Se trata de una nueva forma de conocer un lugar, que premia lo auténtico sobre el ansia por todos los monumentos turísticos de una ciudad para sentirse casi como alguien local.

Estados Unidos, y en concreto Nueva York, es uno de los grandes exponentes de esta práctica. Casi un millón de españoles viaja cada año a esta ciudad. De estos, según la Oficina Nacional de Turismo americana, un 37 % acude a algún musical o evento deportivo. Los musicales, tanto en Nueva York como en Londres, las dos ciudades estrella para este tipo de actividades, se llevan el 47 % de las ventas europeas, mientras que los eventos deportivos suponen el 43 % de las transacciones, según Hellotickets. En ocasiones, los visitantes simultanean ambas actividades, aunque en especial en el caso de los eventos deportivos, está bastante ligado a la temporalidad.

El apogeo de las líneas aéreas de bajo coste no solo ha popularizado viajar, sino que ha permitido que cada turista tenga más dinero disponible para gastar en el resto del viaje. Cada español invierte una media de 265 euros en este tipo de actividades, una cifra muy similar al resto de países europeos: los franceses realizan un desembolso de 287 euros y los alemanes de 260 euros.

En cuanto a los gustos, España e Italia presentan muchas similitudes, aunque en este último el gasto medio no llega a los 200 euros. En ambos países, los deportes son los reyes; ya sea un partido de la NBA o de béisbol, donde los Yankees son los claros favoritos. La cofundadora de Hellotickets explica que esto no responde a que haya una gran afición a este deporte en concreto en nuestro país, sino a que “cuando van a un evento de este tipo, no se preocupan solo por la competición, sino que quieren disfrutar de la experiencia, de comerse un perrito en el estadio o disfrutar del ambiente. En definitiva, se trata de sentirse un verdadero yanqui”. Es un fenómeno global que se produce sobre todo en las grandes ciudades. En Estados Unidos 12 millones de turistas acuden cada año a algún evento, lo que supone un mercado de 1.700 millones de euros. En Londres, los teatros han duplicado sus ingresos en los últimos años y se han convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Internet no solo provoca que se conozca una ciudad antes de llegar, sino que facilita la planificación de los viajes, en especial los que se organizan a última hora. En España, la media las adquiere unos 11 días antes de que se celebre el evento. El objetivo es llevarse un recuerdo más especial que los manidos souvenirs.

Las actividades más populares

La música y los deportes son los grandes reyes de este fenómeno en auge. Estos son los eventos favoritos:

Aladdin (Nueva York). El musical de Broadway basado en la clásica película de Disney promete emocionar incluso a los que se saben la historia de memoria.

Yankees (Nueva York). Acudir a un partido de béisbol para sentirse como un verdadero neoyorquino es una de las actividades estrella en la ciudad que nunca duerme.

Knicks (Nueva York). La NBA capta adeptos más allá de las fronteras de Estados Unidos. De octubre a junio, el baloncesto es el deporte rey entre los turistas.

El Rey León (Londres y Nueva York). Por algo se trata del musical más famoso del mundo, hay quien lo ha visto en más de una ciudad.

Céline Dion (Las Vegas). La cantante canadiense cuenta con un espectáculo permanente, que brilla entre los cientos de actividades que se ofrecen en la ciudad de los casinos y que emociona hasta a los menos sentimentales.

Source link

El Reino Unido contempla pagar 40.000 millones a la UE por el “brexit” | Mercados

El Gobierno británico está dispuesto a abonar 36.000 millones de libras (40.000 millones de euros) a Bruselas como factura por abandonar la Unión Europea (UE), según revela hoy el diario The Sunday Telegraph.

La UE ha exigido a Londres entre 60.000 y 100.000 millones de euros para hacer frente a los compromisos económicos que había adquirido antes de iniciar el proceso del “brexit”, el pasado 29 de marzo.

Fuentes del Ejecutivo británico señalaron a The Sunday Telegraph que la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, baraja hacer una oferta de entre 30.000 y 40.000 millones de euros.

“Sabemos que la actual posición de la UE está en los 60.000 millones euros, aunque su verdadero límite son 50.000 millones. El nuestro está más próximo a los 30.000 millones, pero podemos llegar a un terreno común en los 40.000 millones, aunque la opinión pública y la clase política aún no están convencidas”, señala una fuente citada por el diario.

Diversos altos cargos comentaron al rotativo que el Gobierno solo pondrá una cifra en firme sobre la mesa si Bruselas se compromete a comenzar a negociar el futuro acuerdo comercial entre ambos lados del Canal de la Mancha.

El diálogo oficial sobre las condiciones de salida del Reino Unido comenzó en junio, pero Bruselas mantiene que la futura relación bilateral no se comenzará abordar hasta que se hayan aclarado cuestiones como los derechos de los ciudadanos y la frontera en Irlanda del Norte, además de la factura de salida.

La UE espera concluir las negociaciones en otoño de 2018, a fin de que todas las partes puedan firmar y ratificar el acuerdo antes de la fecha límite del 29 de marzo de 2019.

Source link

Movimiento de fichas en el ‘Magic Circle’ londinense | Legal

En los años 90, un grupo de periodistas británicos emplearon por primera vez el término ‘Magic Circle’ para referirse a los despachos de abogados cuya facturación es superior, tanto en lo que se refiere a ganancias por abogado como a ganancias por socio, pertenecientes al sector jurídico del país. El requisito territorial para que un despacho sea tenido en cuenta en esta lista es que su domicilio social se encuentre en Reino Unido, estableciendo sus sedes normalmente en Londres. Actualmente y durante los últimos 15 años, los cinco que ocupan esta lista son Clifford Chance, Freshfields Bruckhaus Deringer, Linklaters, Allen & Overy y Slaughter and May.

Esta lista inamovible ha sufrido un cambio inesperado: Linklaters ha superado a Freshfields, convirtiéndose actualmente en la segunda firma en facturación de Reino Unido. Los despachos han empezado a presentar sus resultados financieros y la sorpresa en el sector ha sido relevante. Hace una semana, Linklaters anunciaba un crecimiento de casi el 10%, de los 1.500 millones de euros (1.430 millones de libras) en el ejercicio 2015-2016 a 1.630 (1.310 millones de libras) en 2016-2017.

Gracias a estos buenos resultados, se ha dado un incremento del 7,8% en materia de reparto de dividendos entre los socios, sobrepasando por primera vez la cifra de 1,71 millones de euros por socio (1,5 millones de libras). Beneficiada por las fluctuaciones monetarias, como otras firmas, el hecho de que haya conseguido unos beneficios tan sorprendentes se debe a diversos factores. Según explica la publicación especializada ‘The Lawyer’, el efecto del Brexit no ha sido tan fuerte como se creía. A esto hay que sumar que las oficinas en Asia, pero sobre todo en Estados Unidos, concretamente en Nueva York y Washington, están funcionando muy notablemente.

De entre los cinco despachos del ‘Magic Circle’, el mayor crecimiento lo ha tenido Clifford Chance, con un 11%. Sus beneficios en este ejercicio han sido de 1.750 millones de euros (1.540 millones de libras), sobrepasando por primera vez la marca de los mil millones y medio de libras (1.710 millones de euros). A la cabeza de los despachos del ‘Magic Circle’, estos resultados afianzan su posición. El beneficio por socio también ha subido, desde los 1,4 millones de euros (1,23 millones de libras) hasta los 1,57 millones de euros (1,375 millones de libras) en 2016-2017.

La bajada de Freshfields

Tras la publicación de los resultados de Linklaters, Freshfields también ha hecho públicos los suyos, y no están nada mal. La firma también ha superado la cifra de 1,71 millones de euros (1,5 millones de libras) en el reparto de beneficios por socio, lo que es un acontecimiento único también. Este crecimiento es de un 5% en comparación con el ejercicio anterior, donde los socios recibieron la mayor contribución de todos los despachos del ‘Magic Circle’, con 1,67 millones de euros (1,47 millones de libras).

Los resultados totales, sin embargo, no han crecido de manera notable. El beneficio del despacho ha crecido un escaso 0,3% en el ejercicio 2016-2017, llegando a la cifra de 1.510 millones de euros (1.330 millones de libras). De hecho, esta firma también se ha beneficiado de los cambios en la moneda ya que, si se tradujera todo el beneficio del año anterior al tipo actual, solo mostraría pérdidas tanto en el beneficio total como en las retribuciones a los socios.

La batalla en la cima

Normalmente, todos los despachos que pertenecen al ‘Magic Circle’ permanecen en sus puestos, con crecimientos más o menos similares, al afectarles situaciones similares. En este ejercicio, por ejemplo, el Brexit o la victoria de Donald Trump, son algunas de las cuestiones que remarcan. Según la información que maneja The Lawyer, aunque aún no se ha publicado el ranking de los despachos más importantes por facturación en Reino Unido, ya que faltan los datos de las cuentas de 2016/2017, se puede adelantar que Linklaters ha superado a Freshfield, lo que le coloca como el segundo despacho más importante, siguiendo a Clifford Chance y seguidos Allen & Overy y Salugther and May.

Este año, el movimiento en el tablero ha tenido que ver con la pérdida de posición de Freshfields más que con el avance de Linklaters. Las finanzas del ahora tercer despacho del ‘Magic Circle’ llevan unos años subiendo y bajando, y tras la recuperación que tuvo lugar el ejercicio anterior, reconocen que ha sido un año un poco más complicado. A esto hay que sumar que han tenido varias salidas de grandes fichajes de las oficinas de Londres, lo que perjudica siempre las finanzas de una firma.

Por su parte, Linklaters está en un momento de cambio de estrategia global que comienza a dar sus frutos. Sin intención de expandir la firma, por ser el Brexit una época complicada que requiere una atención personalizada para los clientes, su objetivo actual es terminar de implantar los cambios iniciados. Además, el año que viene quieren invertir en innovación y en mejorar las relaciones con los clientes, involucrando a sus abogados  en la mejora de la firma.

Clasificación por beneficios

El ejercicio pasado, correspondiente a 2015-2016, y por primera vez, los 100 despachos de abogados más importantes en Reino Unido superaron entre todos los 20.000 millones de libras (22.800 millones de euros) en beneficios. En concreto, generaron 20.130 millones de libras (casi 23 millones de euros).

-Los segundos. Para clasificar los despachos por la cantidad de beneficio obtenida en un ejercicio económico, además del ‘Magic Circle’ con los cinco más importantes, existe el ‘Silver Circle’. Este está compuesto por seis despachos que también tienen como característica común haber sido fundados en Reino Unido.

-El ‘Silver Circle’ . Este grupo de firmas legales, cuyo nombre proviene de la prensa especializada, está compuesto por Ashurst, Berwin Leighton Paisner, Herbert Smith Freehills, King & Wood Mallesons, Macfarlanes y Travers Smith.

-Reparto de dividendos. La diferencia que existe con el resto de despachos británicos, es decir, aquellos que no están ni en el ‘Magic Circle’ ni en el ‘Silver Circle’, son las elevadas cifras que perciben los socios tras el reparto de beneficios, además de las retribuciones que reciben los abogados que trabajan para ellos.

Source link