Sector seguros: renovarse o dejarse morir | Compañías

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, recomendó Albert Einstein, y precisamente embarcado en esta tarea se encuentra en la actualidad el sector asegurador. La disrupción que han causado las nuevas tecnologías a su negocio es comparable con muy pocos. No hay ningún ramo que logre escapar a este tsunami: hogar, salud y autos se transforman empujados por el big data, la tecnología móvil y el internet de las cosas, entre otros factores.

Estas conversiones, “desde la perspectiva del asegurado suponen una vía para ofrecerle más calidad, mejor atención, así como servicios más completos y diferenciadores. Suponen una verdadera revolución en su experiencia como cliente, donde la forma de interactuar con él se transforma y sus necesidades se satisfacen casi en tiempo real”, explica Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa.

La integración del internet de las cosas y la analítica de datos en el modelo asegurador está derivando en la personalización del servicio. “Los avances tecnológicos ayudarán a implantar seguros de pago por uso”, dicen desde Allianz. Una realidad ya patente en el mundo de la economía colaborativa.

“Los seguros para los nuevos negocios colaborativos suelen cubrir el tiempo determinado de uso, por ejemplo, en un automóvil. Así, mientras que una póliza tradicional de auto tiene una cobertura de un año, estos productos tienen coberturas limitadas al periodo de alquiler, que pueden llegar a minutos”, prosiguen en la multinacional alemana.

Conceptos como ‘asegurar momentos’ o ‘micropólizas’ formarán parte de nuestro día a día

“Gracias al uso del big data, hemos personalizado la oferta y dirigido cada producto al público que realmente lo necesita, reduciendo un 20% los costes de captación por póliza”, destaca Aitor del Coso, director de transformación digital de Mutua Madrileña. “Nos hemos convertido en pioneros en el sector en aprovechar las posibilidades que ofrece esta tecnología para calcular el precio y el tipo de seguro que mejor se adapta a cada cliente”, continúa Del Coso.

En el negocio de autos, Mapfre fue el grupo más innovador, al lanzar hace ya 10 años YCAR, un dispositivo capaz de informar a la compañía de cuánto y cómo conducía el cliente. Se trataba de la primera experiencia que daba pie a las aseguradoras a cobrar a sus clientes según su modo de conducción, evitando así hacerlo en relación a otros parámetros como edad, años de carné o lugar geográfico.

En la actualidad ya es posible premiar a los buenos conductores con rebajas y penalizar a los desobedientes con incrementos en sus primas. Generali afirma llegar al 40% de descuento del precio de su prima estándar.

Es en este ramo donde ha surgido la tecnología que más potencia transformadora acarrea: el coche autónomo. El bróker Autonomous prevé que entre 2015 y 2060 el número de seguros a todo riesgo se reduzca en Reino Unido un 63% a consecuencia de la disminución del número de accidentes que producirán los vehículos autónomos.

Sin embargo, las principales compañías no consideran que el seguro a todo riesgo tienda a desaparecer, aunque de lo que sí están convencidas es de que el precio de las primas disminuirá, por lo que tendrán que encontrar nuevas fuentes de ingresos.

La cifra

130% crecieron los ciberataques en 2016 frente a 2015, hasta los 115.000. El bróker Autonomous prevé que entre 2015 y 2060 el número de seguros a todo riesgo se reduzca en Reino Unido un 63%.

Pero donde una puerta se entrecierra, otra se abre. Con la tecnología, un nuevo riesgo se hace patente: el ciberriesgo. El Instituto Nacional de Ciberseguridad contabilizó 115.000 ciberataques en 2016, un 130% más que los 50.000 registrados durante 2015. Las principales víctimas son las empresas, pero también se producen a nivel individual.

Mapfre, por ejemplo, ya cuenta con productos que personalizan adecuándose a las necesidades de cada cliente. Además, la aseguradora, dentro de su póliza de hogar, incluye asistencia informática para ordenadores, smartphones y tabletas. También la instalación de sistemas de antivirus, copias de seguridad de los archivos del cliente o la restauración de datos y contenidos.

Los seguros de hogar evolucionan al son del internet de las cosas y del big data. Allianz ofrece la posibilidad de hacer la peritación tras un siniestro a distancia, lo que elimina de la agenda del cliente el tener que esperar al perito en casa. Los dispositivos domóticos puestos al servicio de las aseguradoras permiten detectar fugas de gas o agua, a intrusos inesperados e incluso ayudan a reducir los gastos de agua y luz.

En cuanto a salud, Generali y Axa son las compañías más avanzadas. Ambas buscan fomentar los hábitos saludables de sus asegurados a través de la utilización de aplicaciones móviles. Vitality y Health Keeper, respectivamente, ofrecen descuentos en marcas deportivas, servicios médicos y de bienestar, incluso en el caso de la segunda rebaja en el precio de los seguros de salud y vida.

En definitiva, “no cabe duda de que el sector seguirá siendo un pilar fundamental para la economía de nuestro país, aunque el modelo de negocio se habrá transformado totalmente de aquí a diez años. La distribución de los seguros será totalmente digital y multicanal, la tecnología y los productos estarán completamente integrados y el seguro será algo flexible e incorporado a la vida de las personas, donde conceptos como microseguros o asegurar momentos formarán parte de nuestro día a día”, concluye Francisco Valencia, de Línea Directa.

Ventajas tecnológicas

La nube, el big data y los dispositivos móviles están al servicio de las empresas y sus clientes.

Big data. Reducir costes de riesgos y abandono, recoger y retener a los mejores clientes en función de los perfiles idóneos, detectar el fraude de manera prematura y aumentar su capacidad de innovación para la creación de nuevos productos y servicios que desde la transparencia garanticen la satisfacción del cliente son las ventajas que, según la firma especializada en gestión de datos PowerData, ofrece el big data a las compañías aseguradoras.

Nube. Se convierte en un elemento imprescindible en la vida diaria de las aseguradoras, ya que permite digitalizar su negocio creando entornos más ágiles.

Dispositivos móviles. El 37% de los participantes en el estudio Youbiquity Finance, elaborado por BY y Avaya, afirma haber realizado a través de internet un cambio de su póliza y un 28% reconoce haber efectuado reclamaciones en su seguro de hogar y autos. En 2016, el número de mutualistas que utilizaron la app de Mutua Madrileña se incrementó un 48% respecto a 2015.

Source link