Estas son las leyes que se van a ‘cocer’ en el Parlamento este otoño | Mi dinero

Casi un centenar de leyes esperan a los diputados y senadores en sus escaños en septiembre cuando se reanude la actividad parlamentaria con un nuevo período de sesiones que promete ser intenso y que verá si el Gobierno es capaz de revalidar apoyos para sacar adelante los presupuestos generales de 2018.

La negociación de las cuentas públicas marcará una agenda que incluye también otros seis proyectos de ley, entre ellos el de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía y el de trasposición de la directiva comunitaria en los ámbitos financiero, mercantil y sanitario, ambos en plazo de presentación de enmiendas.

Junto a los textos legislativos remitidos por el Gobierno a las Cortes, aguardan 86 proposiciones de ley planteadas en su mayoría por los grupos parlamentarios, especialmente por el PSOE y Unidos Podemos, que son autores de más de una treintena. Del total de proposiciones de ley registradas, alrededor de veinte se encuentran aún en período de contestación por parte del Gobierno.

Esta fase en la que el Ejecutivo manifiesta su conformidad o no a la tramitación de leyes ha sido objeto durante el último período de sesiones de numerosas críticas de la oposición, que acusa al Gobierno en minoría de Mariano Rajoy de utilizar esta potestad constitucional para vetar sus iniciativas.

Sobre todo aquellas que buscan derogar las grandes leyes puestas en marcha por el PP en la anterior legislatura, como la Lomce o la reforma del Estatuto de los Trabajadores.

Entre las que se encuentran en período de contestación, están la ley de reconocimiento de todas las víctimas de la dictadura y de recuperación de la memoria histórica y las de reforma de la leyes del estatuto orgánico del ministerio fiscal, de asistencia jurídica gratuita, del Código Penal Militar y de la Seguridad Social para la mejora de la prestación económica por hijo o menor a cargo.

También la de modificación de la Ley Orgánica del Código Penal para la despenalización del derecho a huelga, así como la relacionada con las imprudencias en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y la sanción del abandono del lugar del accidente.

Dos normas en la recta final

Solo dos de las 86 proposiciones de ley que se encuentran actualmente en trámite en las Cortes están ya en su recta final en el Senado: la de reformas urgentes del trabajo autónomo y la reguladora de los precursores de explosivos -sustancias que aun siendo legales pueden utilizarse para la fabricación casera e ilícita de explosivos-.

En el Congreso, la comisión de Justicia e Interior es la que tiene más carga de trabajo con iniciativas dirigidas a derogar o modificar distintos aspectos de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y a reformar la Ley de Seguridad Ciudadana, llamada “ley mordaza” por sus detractores.

La de Sanidad y Servicios Sociales debatirá sobre los derechos y garantías de la dignidad de las personas ante el proceso final de su vida y sobre la reforma de la ley de defensa de los consumidores, mientras que la de Educación y Deporte estudiará la suspensión del calendario de implantación de la ley educativa y la reforma de la ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte.

El resto de comisiones tienen menos asuntos en cartera y, es que, los grupos de la oposición han decidido, de acuerdo con el cupo del que disponen, que cerca de cuarenta de sus iniciativas legislativas se debatan en Pleno.

Entre ellas, figuran las cuatro que más tiempo llevan en espera -desde septiembre de 2016- y que buscan modificar el Tribunal del Jurado, reformar la ley de lucha contra la morosidad, derogar la licencia federativa única para las actividades deportivas y eliminar el sistema del voto rogado.

La actividad legislativa de los próximos meses se completará con la tramitación de varias iniciativas procedentes de las comunidades autónomas, como la modificación del régimen especial de Baleares, la reforma del régimen general de la Seguridad Social planteada por Navarra o la ley de creación de un fondo de compensación para las víctimas del amianto propuesta por el País Vasco.

Source link

Si eres autónomo pronto podrás desgravarte hasta 12 euros diarios por comida | Mi dinero

La Ley de medidas urgentes del trabajo autónomo quedó el miércoles prácticamente cerrada en la ponencia del Congreso de los Diputados donde se ha negociado. Esta norme incluye una decena larga de novedades para el funcionamiento de los más de tres millones de autónomos dados de alta en la Seguridad Social. El Partido Popular, Ciudadanos, Esquerra Republicana y el PDeCAT prevén sacar ya adelante la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que mañana podría ser enviada directamente al Senado, para que pudiera entrar en vigor desde finales de junio o principios de julio.

La medida más novedosa es que los autónomos con empleados a su cargo y cumplida la edad legal de jubilación podrán compatibilizar el cobro del 100% de su pensión con el mantenimiento de su actividad. El resto de autónomos seguirá con el 50%. En la actualidad, la ley permite a todos los trabajadores que cobren el 50% de la pensión a la que tienen derecho cuando se jubilan y, al tiempo sigan trabajando ya sea como autónomos o como asalariados. Hasta ahora, el 85% de los trabajadores que optaban por esta compatibilidad eran autómos.

Finalmente, los grupos están negociando con el Ministerio de Hacienda que los autónomos puedan deducirse en el IRPF “los gastos de manutención afectos a la actividad por un importe máximo de 12 euros diarios”. Si bien se les exigirá que este importe “se realice en soporte telemático y pueda ser comprobado de forma fehaciente a través de factura o sistemas indirectos de pago que tengan esta finalidad específica”. Además, este gasto deberá producirse en días laborables y exclusivamente en establecimientos de restauración y hostelería. No obstante, la enmienda que recoge esta medida fue paralizada ayer a última hora en la ponencia que diseña esta ley, pero sigue viva y los grupos negocian ahora con el Ministerio de Hacienda su redacción definitiva.

Respecto a la nueva cotización de los autónomos por formación, esta se fijará anualmente en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, previo debate en el diálogo social con las asociaciones más representativas de los autónomos. Esta nueva cuota permitirá a los autónomos beneficiarse de cursos formativos subvencionados, tal y como lo prevé la ley que reformó el sistema de formación para el empleo.

Otro de los últimos capítulos de esta ley en cerrarse ha sido el relacionado con la representatividad de este colectivo de trabajadores. La futura ley reconocerá finalmente la “utilidad pública” de las asociaciones más representativas, como ya se otorga a los sindicatos y organizaciones patronales. Y se reconocerán también las organizaciones de autónomos autonómicas más representativas en sus ámbitos, algo por lo que ha luchado especialmente ERC.

En este sentido, la ley también dará un año para la reglamentación de la participación de los autónomos en el Consejo Económico y Social (CES).E igualmente, un año para la creación del Consejo del Trabajo Autónomo.

Otras medidas ya cerradas

Los grupos ya habían cerrado con anterioridad otras medidas como la ampliación de seis meses a un año el tiempo de cobro de la tarifa plana de cotización por contingencias comunes de 50 euros mensuales. Además, se reduce de cinco a dos años, el periodo que se exige haber estado sin cotizar al Régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) para poder beneficiarse de esta tarifa plana. Este periodo de baja exigido será de tres años en el caso de que el trabajador autónomo hubiera disfrutado ya de esta tarifa plana en su anterior periodo de alta en el RETA.

La base mínima de cotización de los autónomos societarios (con al menos diez asalariados) se determinará cada año en la Ley de Presupuesto, dejando así de estar ligada a la base mínima del régimen genera.

Asimismo, la Tesorería de la Seguridad Social pasará a devolver de oficio antes del 1 de mayo, el exceso de cotizaciones ingresadas por los trabajadores dados de alta también en algún Régimen por cuenta ajena.

La ley modificará el reglamento de inscripción en la Seguridad Social, permitiendo que el autónomo se dé de alta “hasta 3 veces” dentro de cada año natural, desde el día en el que el trabajador reúna los requisitos para incorporarse al sistema, “siempre que el alta se solicite en los términos establecidos reglamentariamente”. Igualmente, se permitirán hasta tres bajas en cada año natural, cuyos efectos coincidirán también con el día real en el que el trabajador comunique que ha cesado su actividad.

La futura normativa permitirá a los autónomos cambiar su base de cotización hasta cuatro veces al año, frente a las dos actuales. Bonificaciones. Se permitirá que los autónomos disfruten de las bonificaciones por la contratación de empleo indefinido cuando contraten a familiares por consanguinidad o afinidad hasta segundo grado de consanguinidad o de quienes tengan el control empresarial o tengan cargos directivos, siempre que cumplan algunos requisitos. En concreto, que el trabajador autónomo no haya despedido de forma improcedente durante los 12 meses anteriores al contrato bonificado. Tampoco podrá extinguir por las mismas causas un contrato de trabajo en los seis meses posteriores a la celebración del contrato bonificado.

La ley modificará el Estatuto del Trabajo Autónomo para incorporar bonificaciones a las autónomas que se reincorporen al trabajo después de la maternidad, adopción, acogimiento y tutela. Las mujeres que vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha de cese por uno de estos motivos, podrán acogerse a la tarifa plana de 50 euros durante los 12 meses siguientes a la fecha de su reincorporación al trabajo, siempre que opten por cotizar por base mínima.

Source link