En la ruta del medicamento

En julio pasado, la planta del gigante alemán Bayer, el rey de la aspirina, cumplió 75 años de operaciones en España. Situada en La Felguera, en el concejo de Langreo (Asturias), este centro es una muestra de la importancia que cobra cada vez más la industria farmacéutica española en Europa y el mundo.

Seguir leyendo.

Source link

Los pequeños valores encabezan las rentabilidades | Mercados

Los mejores fondos de renta variable española llevan varios años aportando buenas rentabilidades a sus inversores, y entre este tipo de productos, aquellos que se centran en compañías de pequeña y mediana capitalización llegan incluso a encabezar las clasificaciones. En lo alto del ranking a cinco años, por ejemplo, encontramos el Santander Small Caps España, que ofrece a ese plazo un 120% de rentabilidad, un 23% a un año (4ª posición).

Se trata de un producto que, tal y como explica su gestora, Lola Solana, se lanzó en 2004, “porque nos dimos cuenta de que lo que hacía las carteras más eficientes desde el binomio rentabilidad/riesgo eran precisamente las pequeñas compañías. Fue el primer fondo de small caps español. Ya teníamos el fondo de empresas europeas desde el año 2000”.

Iciar Puell (Bankia) achaca parte de la buena marcha de las pequeñas empresasa su mayor desconocimiento y falta de cobertura por analistas

En opinión de Solana, “a largo plazo siempre es más fácil encontrar rentabilidad y alpha (mejor comportamiento respecto al índice de referencia) en una pequeña compañía independientemente del país, del ciclo y del sector. Solo las evitaríamos en periodos de recesión. Que no es el caso actual”, aclara.

No muy alejado en rentabilidad, y tercero en la clasificación a cinco años, solo superado por Metavalor (117%), está Bankia Small & Mid Caps España, con un retorno del 92% en el lustro y casi el 20% a un año (11º en el ranking elaborado por VDOS). Su gestora, Iciar Puell, achaca parte de la buena marcha del fondo a una de las principales características de las pequeñas compañías cotizadas: su mayor desconocimiento y falta de cobertura.

“A Telefónica, por ejemplo, la cubren 39 analistas, mientras que a muchas small caps no las sigue nadie o solo un par de analistas. Por ello, pensamos que la clave es estar muy cerca de las compañías para beneficiarse de estas lagunas de valoración”, señala Puell.

Perfil

Riesgo. Este tipo de fondos va dirigido a inversores con apetencia por el riesgo y con horizontes temporales de, al menos, tres años.

Posiciones. Las principales acciones del fondo del Santander son Fluidra, CIE, NH, IAG y Miquel y Costas. En el caso del de Bankia, son clásicos valores como Fluidra o Laboratorios Rovi.

Universo. Hay 80 compañías en España con capitalización de entre 200 y 5.000 millones de euros, mientras que en Europa occidental hay más de 2.000 empresas, resalta David Cabeza, gestor del fondo Renta 4 Small Caps.

Lo cierto es que las pequeñas están contribuyendo claramente a los retornos de fondos más generalistas de renta variable española. En el Renta 4 Bolsa, uno de los mejores fondos a cinco años, el 40%-50% del patrimonio invertido es en compañías de pequeña y mediana capitalización. O en el caso del CS Europe Small & Mid Caps las empresas españolas pesan un 15%. “Este tipo de compañías son algo más cíclicas y por tanto se han visto beneficiadas por la buena marcha de la economía europea”, afirma su gestora, Patricia López del Río.

También Jean-Claude Felguera, gestor del Algar Global Fund, el fondo más rentable en España a cierre del primer semestre, encuentra en pequeñas y medianas los requisitos necesarios para tomar posiciones.

De hecho, explica que tienen actualmente en cartera pocas empresas de gran capitalización: “Nuestra filosofía de inversión contempla los ratios de las compañías, pero también su riesgo. En Europa nos cuesta más encontrar niveles de retorno aceptables entre las grandes. Queremos ser globales, pero de momento encontramos valor sobre todo en small y mid caps”.

Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión, cree que el actual ciclo de mercado favorable a las pequeñas empresas se extiende ya desde el año 2013 y “durará dos o tres años más”. Un escenario que no siempre ha sido así ya que, recuerda Puig, mientras que “de 1999 a 2006 el ciclo había sido favorable para las pequeñas empresas, de 2007 a 2012 lo fue más para las grandes”.

David Cabeza, gestor del Renta 4 Small Caps, fondo que se lanzó a principios de este ejercicio, considera que el mejor comportamiento se puede explicar en buena medida por un perfil de crecimiento de beneficios superior. “Las pequeñas y medianas compañías a menudo tienen mayores posibilidades de crecimiento que sus comparables de mayor tamaño, gozan de un carácter más dinámico, flexible y emprendedor. Adicionalmente, en muchos casos, su valoración no refleja correctamente esas perspectivas de crecimiento”.

En definitiva, a David Sánchez, analista de fondos de Andbank España, los fondos que se centran en este tipo de empresa le parecen “una buena opción para el momento actual, firmas menos expuestas a la divisa que las grandes compañías y capaces de aprovechar de manera más eficaz la mejora de la actividad doméstica que vivimos en Europa”.

Source link