Arabia Saudí retoma la obra del hotel más grande del mundo en La Meca | Compañías

Arabia Saudí reanudará la obra del proyecto hotelero más grandes del mundo, el Abraj Kudai, en La Meca, con una inversión prevista de 3.000 millones de euros. Las medidas de austeridad detuvieron su construcción en 2015.

Una vez terminado, el Abraj Kudai contará 10.000 habitaciones, 70 restaurantes, varios helipuertos y una sección reservada para la familia real saudí.

El gobierno de Riad está de nuevo interesado en volver a invertir este proyecto, que considera estratégico para desarrollar el turismo y que será también un impulso para el Grupo Saudi Binladin, la empresa constructora del hotel.

Saudi Binladin, uno de los mayores conglomerados de construcción del país, ha sido duramente golpeado por el freno en el sector de la construcción, después de que los bajos precios del petróleo redujeran los ingresos de exportación de Arabia Saudí y forzaron al gobierno a adoptar políticas de austeridad.

La fecha de apertura prevista para el Abraj Kudai aún no ha sido confirmada, pero se calcula que la obra tardaría al menos dos años en completarse. A los subcontratistas se les ha pedido que presenten propuestas de precios a Saudi Binladin para el próximo septiembre, según recoge Reuters. “El gobierno ha asignado una parte de su presupuesto para completar proyectos clave”, aseguró un ejecutivo del grupo Binladin.

Se calcula que este grupo cuenta con alrededor de 25.000 millones de deuda y a principios de este año sus acreedores acordaron extender un crédito de 1.100 millones para pagar los trabajos de construcción en la Gran Mezquita de La Meca. “El Ministerio de Finanzas está asumiendo un papel de liderazgo en el proyecto hotelero. Esto es positivo también para el sector bancario”, aseguró un responsable financiero.

El Ejecutivo árabe está dispuesto a reducir su dependencia del sector petrolero mediante el desarrollo de industrias como el turismo, en particular el turismo islámico. La peregrinación anual a La Meca lleva a dos millones musulmanes a la ciudad santa. El plan del reino suní pasa por elevar la cifra a 2,5 millones para 2020.

Source link