Castellano gana en primera instancia una sentencia en su litigio con Vodafone | Compañías

El ex presidente de Ono, José María Castellano, ha ganado una sentencia en primera instancia dentro del amplio litigio abierto con Vodafone, derivado del despido de la antigua cúpula de Ono, adquirida por la teleco británica en 2014 por 7.200 millones de euros, una vez que el grupo británico tuvo conocimiento de una inspección de Hacienda de la que se derivaba un posible delito de fraude fiscal por cerca de 60 millones de euros en el pago del IVA, en el negocio de reventa de tráfico para llamadas internacionales.

Así, una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 61 de Madrid ha estimado la demanda interpuesta por Castellano, y condena a la operadora al pago de la retribución incluida en el plan de incentivos a largo plazo. Según han adelantado La Voz de Galicia y El Español, el bonus es de 25 millones de euros.

Fuentes conocedoras del proceso señalan que el juez ha basado su decisión en que el derecho al cobro del citado incentivo es una cuestión objetiva que depende solo de la venta de Ono a Vodafone sin que la gestión del presidente sea relevante a efectos de esta cuestión.

En cualquier caso, el litigio todavía va a ser largo. Estas fuentes indican que la sentencia no valora la gestión del directivo en relación con un fraude masivo carrusel de IVA cuyo análisis está pendiente en el procedimiento de responsabilidad de administradores seguido ante el Juzgado Mercantil número 3 de Madrid.

En este sentido, la citada sentencia indica que se encuentra en trámite una demanda de responsabilidad social interpuesta por Ono contra Castellano, la ex consejera delegada, Rosaría Portela, y el ex director financiero, Carlos Sagasta, por lo que se considera una inadecuada gestión por su parte de la sociedad y será en el curso de la misma en la que deba ventilarse si existe responsabilidad o no, y con qué consecuencias por parte de los directivos mencionados, pero no debe entenderse que ello afecte a las presentes actuaciones puesto que el plan de incentivos se vinculó a un supuesto de liquidez que se ha producido de forma objetiva.

En cualquier caso, la sentencia no es firme y Vodafone va a recurrir ante la Audiencia Provincial.

El proceso ya ha tenido varios capítulos. A final de noviembre, Vodafone logró dos victorias judiciales en este largo litigio. La Sección Primera de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid estimó el recurso de la operadora y declaró procedente el despido disciplinario del antiguo director financiero de Ono como personal laboral de alta dirección, convalidando la decisión de la compañía, sin derecho a indemnización ni a salarios de tramitación, ni tampoco a preaviso. Además, absolvió a Vodafone de las peticiones formuladas en su contra.

A su vez, la Sección Cuarta de la misma Sala revocó, estimando el recurso de Vodafone, la sentencia de instancia que declaraba improcedente el despido de Rosalía Portela, declarando la incompetencia de la jurisdicción social para conocer de la pretensión articulada en la demanda de la ejecutiva y remitiendo a las partes al orden civil. La sentencia establecía la devolución a Vodafone de la cantidad consignada para hacer frente a la indemnización de la ex directiva, que rondaba los 900.000 euros.

Source link