¿Cuánto cuesta fabricar el iPhone X? mucho menos de lo que imaginas | Smartphones

La pasada semana se presentaron los nuevos iPhone, con el iPhone X a la cabeza como móvil más destacado y también el más caro. Recordemos que la versión básica del iPhone X tendrá un precio de 999 dólares en su versión más básica, por lo que sin duda será uno de los teléfonos más caros del mercado. Algo que sorprenden si tenemos en cuenta el precio de fabricación de cada una de sus unidades. Unos costes que nos dan una idea de hasta qué punto el precio está o no inflado.

Cuesta fabricarlo poco más de un tercio de su precio

Eso es lo que cuesta fabricar un iPhone X, poco más de un tercio de su precio de 999 dólares, exactamente 350 dólares. Incluso se ha detallado el coste de cada uno de los componentes más destacados.

iPhone X cámara dual
El iPhone X y su característica cámara dual vertical

Como la pantalla OLED que tiene un coste de 80 dólares, o la carcasa trasera de cristal, que cuesta 53 dólares. El alma del teléfono, su potente procesador A11 Bionic tiene un precio de sólo 26 dólares. Por último, su componente más destacado, la cámara frontal con el escáner facial, sólo cuesta 25 dólares. Por lo que veis, de los 999 dólares, a Apple le sobran otros 649 dólares tras la producción, que como es lógico en gran parte irán a cubrir gastos en la investigación y desarrollo de los móviles, así como en persuasiva publicidad de la marca.

Source link

Apple lanza el iPhone X. El más barato costará 834 euros en EE UU; en España, 325 euros más | Compañías

Los aniversarios están para celebrarlos. Y hoy Apple ha decidido tirar la casa por la ventana. La compañía, que tenía a todo Wall Street pendiente de su anuncio, ha presentado como se preveía no solo un móvil sino tres de golpe: los nuevos iPhone 8 y 8 Plus (evolución de los iPhone 7 y 7 Plus), y el modelo más esperado, el iPhone X, con el que la empresa celebra el décimo aniversario de su icónico teléfono. Un dispositivo, que ha logrado atraer a una legión de fans en todo el mundo y que ha llevado a Apple a convertirse en la empresa más valiosa del mundo. Los títulos se animaron con el inicio de la presentación, llegando a subir más de un 1,5% hasta coquetear con los 164 dólares. No obstante, se dieron la vuelta posteriormente, hasta ceder cerca de un 0,6%. Al cierre de esta edición, los títulos caían un 0,4%.

El grupo no solo celebraba los 10 años de vida del iPhone, sino el estreno de su nueva sede. Por ello, y por primera vez en su historia, la compañía no alquiló uno de los grandes auditorios habituales para sus keynotes, sino que hizo la presentación en el auditorio Steve Jobs de Apple Park, su futurista sede ideada por Jobs y levantada por el arquitecto Norman Foster, que este martes abrió por primera vez sus puertas.

Tim Cook, consejero delegado de Apple, inició su presentación con un emotivo homenaje a su antecesor y cofundador de Apple, Steve Jobs, quien presentó el primer iPhone en 2007. En el evento estaba presente el otro cofundador de la empresa, Steve Wozniak. “No hay día en el que no pensemos en él. Apple tiene el ADN de Jobs, siempre le honraremos”, aseguró Cook, que también tuvo palabras de apoyo para los damnificados por el huracán Irma.

El directivo destacó que el primer producto que presentaba Apple es su nueva sede: el Apple Park. “Funciona con energía renovable en un 100% y tiene 9.000 árboles”, dijo. Los trabajadores empezarán a trasladarse allí a finales de este año.

El plato fuerte de la presentación fue el iPhone X, el smartphone más rompedor y ambicioso de Apple hasta la fecha. El terminal, el primero de la compañía sin botón de inicio, dice adiós a los marcos. El equipo, con pantalla Oled de 5,8 pulgadas que ocupa casi todo el frontal, soporta vídeo HDR. Además, el nuevo iPhone, construido en acero y cristal (su parte posterior) y disponible en negro y plata, incluye por primera vez carga inalámbrica y el procesador A 11 con seis núcleos mucho más potente. El dispositivo también cuenta con doble estabilización óptica de imagen, un flash de mejor calidad y cámara dual de 12 MP.

Pero quizás una de sus novedades más importantes es que apuesta por la tecnología de desbloqueo mediante reconocimiento facial. El sistema, que sustituye al lector de huella, se llama FaceID y, según Apple, funcionará en ángulos extremos y de noche, gracias a un emisor de infrarrojos. El equipo, además, no solo reconocerá los rasgos de la cara de su propietario sino su geometría. Apple aclaró que el móvil lee la cara del usuario a través de distintos sensores y la cámara.

El teléfono, que utiliza algoritmos de inteligencia artificial, crea un modelo matemático de la cara del usuario y luego lo compara cada vez que lo mira para ver si es la misma persona. La compañía dijo que su tecnología de reconocimiento facial está preparada ante engaños. No sería posible acceder al terminal con una foto o con una máscara. Por contra, el sistema reconoce al usuario aunque se ponga gafas o cambie de peinado. “Es más seguro que el lector de huella”, defendió Phil Schiller, su responsable global de Márketing. Este indicó que con esta tecnología se produce un desbloqueo erróneo por cada millón, mientras con el Touch ID (el lector de huella dactilar) es uno por cada 50.000.

Disparidad de precios

Phil Schiller, responsable global de Marketing de Apple, muestra un nuevo cargador para cargar simultáneamente varios dispositivos Apple.
Phil Schiller, responsable global de Marketing de Apple, muestra un nuevo cargador para cargar simultáneamente varios dispositivos Apple.

El iPhone X se podrá reservar a partir del 27 de octubre y saldrá a la venta el 3 de noviembre. Su precio en EEUU parte de los 999 dólares (unos 834 euros) y en España, de 1.159 euros, según figura en la web de Apple. Es decir, en España sería un 39% más caro que en EEUU. El modelo de 256 GB costará en España 1.329 euros. Según la empresa, la diferencia es consecuencia de que en EE UU los precios se publican sin impuestos, mientras que en España ya incorporan el IVA.

El dispositivo, que ofrece dos horas más de autonomía que el iPhone 7 Plus, incluye igualmente sensores de profundidad en la cámara frontal y una mejor resolución y calidad en las cámaras traseras para explotar la realidad aumentada.

¿Estrategia justificada?

El iPhone X parece sin duda, el lanzamiento más arriesgado de la compañía, pero para Loizos Heracleous, profesor de Warwick Business School, la estrategia del alto precio tiene sentido en términos de ingresos y de crecimiento de los beneficios. “La introducción de Apple de un iPhone de 1.000 dólares es coherente con su estrategia de negocio de diferenciación y exclusividad, dirigida a la parte alta del mercado, y no solo marcarse ampliar su base de usuarios. Dado que el iPhone representa la mayoría de los ingresos de la compañía y los beneficios y su curva de demanda es relativamente estable, un cambio de precios tendrá menos efecto en las ventas”, asegura.

Este experto añade que el movimiento de Apple es igualmente consistente con la imagen de “exclusividad” que sus móviles tienen en las economías emergentes. “Ningún movimiento está libre de riesgos, pero parece valiente y debería resultar positivo para la compañía en términos de rendimiento. Es una baza para marcar distancia con otras marcas en términos de exclusividad”, dice Heracleous, que aplaude la capacidad de Apple para tomar decisiones “difíciles, que son importantes para el rendimiento de la empresa”.

Pese a todo, ahora queda por ver si la multinacional podrá cumplir, sin sobresaltos, su agenda comercial de cara a la campaña de Navidad, clave para esta industria. Según The Wall Street Journal, Apple estaría teniendo problemas de producción de su nuevo superteléfono, lo cual podría tener un impacto negativo en el arranque en sus ventas. Una situación que no debería permitirse dada la fuerte competencia que ejerce sobre ella Samsung y Huawei en este negocio de los smartphones.

Nuevos iPhones 8 y 8 Plus

Con todo, el iPhone X no fue el único móvil presentado por Apple. La compañía también ha desvelado los nuevos iPhone 8 y 8 Plus. El diseño de ambos modelos es muy parecido al de los iPhone 7 y 7Plus, aunque con cristal en la parte trasera. Además, los nuevos equipos mejoran sus cámaras (el modelo Plus lleva cámara dual de 12 MP) y pueden grabar en Full HD a 240 fotogramas por segundo.

Nuevo Apple Watch Series 3 con conectividad .
Nuevo Apple Watch Series 3 con conectividad .

Estos móviles incorporan también el chip A11, que aporta suficiente potencia para generar elementos en 3D. Además, sus pantallas también ofrecen una mayor resolución de color e incorporan como el iPhone X la carga de la batería de manera inalámbrica. Ambos modelos estarán disponibles en plata, gris y un dorado rosado y llevan una nueva pantalla retina y mejores altavoces.

Los nuevos iPhone 8 y 8 Plus estarán disponibles para reservar a partir del 15 de septiembre y a la venta desde el 22 de septiembre por un precio que parte de 699 dólares (el primero) y 799 dólares (el segundo). El iPhone 7 estará disponible a partir de 549 dólares.

Reloj con conectividad y nueva Apple TV
Apple también ha presentado un nuevo reloj, el Watch Series 3, más potente y con conectividad móvil incluida, permitiendo al usuario conectarse a internet sin necesidad del iPhone. El usuario también podrá escuchar música con Apple Music desde el nuevo reloj, gracias a la citada conectividad.

El director de Operaciones, Jeff Williams, defendió la buena evolución del Apple Watch, convertido ya en el reloj más vendido del mundo, por encima de los Rolex, con un índice de satisfacción entre sus clientes del 97%. Sus ventas crecieron un 50% en el último trimestre. El reloj saldrá a la venta el 22 de septiembre por 399 dólares (329 euros, sin la conexión móvil). El nuevo Watch con conexión móvil 4G se lanzará en países como EE UU, Canadá, China, Japón Alemania, Reino Unido, Francia y Australia. En principio, a España solo llegará la versión wifi.

Apple también anunció Apple Heart Study, que permitirá analizar posibles arritmias con los datos facilitados por Apple Watch. Y un cargador inalámbrico (AirPower) para cargar todos los dispositivos Apple a la vez.

La compañía de la manzana también desveló un cargador inalámbrico (AirPower) que permitirá cargar todos los dispositivos Apple a la vez. Ello evitará transportar un montón de cables cuando se viaja. Está claro que Tim Cook quiere popularizar la carga inalámbrica. La firma mostró en la presentación cargadores en forma de superficie y desveló acuerdos con diferentes empresas (McDonald’s y Audi, entre ellos) para que lo instalen en sus locales y en sus coches. También trabaja con socios como Belkin, que están diseñados sus propios cargadores para los dispositivos de la multinacional californiana.

Nuevo impulso de Apple TV

Tim Cook, CEO of Apple, presenta el nuevo Apple TV.
Tim Cook, CEO of Apple, presenta el nuevo Apple TV.

Otra novedad avanzada por la compañía es la nueva versión del Apple TV preparada para ofrecer resolución nativa 4K. El dispositivo soporta, además, los estándares HDR10 y Dolby Vision. El dispositivo lleva el chip A10X, el mismo del iPad Pro, dos veces más potente que el Apple TV actual y gráficos cuatro veces más potentes. Apple ha negociado con los principales estudios para que lleven su contenido con 4K y HDR a iTunes. El Apple TV 4K parte de 179 dólares. La compañía actualizará la biblioteca HD a 4K gratuitamente. Netflix funcionará con 4K también en el Apple TV y este año se sumará Amazon.

Entre sus anuncios, Apple también dijo que rebautizará los nombres de sus tiendas, que pasarán a ser Apple Town Halls, y se centrarán en las clases (para enseñar a la gente cómo utilizar las distintas tecnologías de la compañía), el trabajo y las relaciones sociales. Apple quiere ofrecer más experiencias, no solo productos. Busca que sus establecimientos sean espacios sociales. Los responsables de Apple recordaron que tienen 65.000 empleados repartidos en las tiendas de todo el mundo.

Más cerca del billón de dólares de valor bursátil

NUevo iPhone X con reconocimiento facial.
NUevo iPhone X con reconocimiento facial.

Los analistas no quitarán ojo los próximos meses a Apple. Su cotización dependerá en gran medida de si sus nuevos móviles encandilan o no al consumidor, pues el iPhone representa aún el 55% de la cifra de negocio de la tecnológica. Aunque las acciones de Apple llevan una subida del 40% en lo que va de año, y otorgan al grupo una capitalización de 840.000 millones de dólares, la expectación es máxima.

Los expertos de Citi confían en que si los nuevos iPhones impulsen las ventas del terminal un 20%, las acciones de Apple podrían subir hasta los 203 dólares, lo que supone un crecimiento del 25%.

Mientras persiste la duda sobre si Apple logrará ser la primera compañía en alcanzar el billón de dólares de capitalización (se logrará si su acción sube un 20% más), la opinión de los expertos sobre la importancia que este móvil ha tenido en la historia de la compañía y del sector tecnológico es unánime.

Todos recordaban hoy cómo Apple marcó en 2007 la agenda de toda la industria con su primer iPhone. Un terminal que cambió la forma en la que el mundo se comunica y que hoy sigue considerándose, según algunas encuestas, el dispositivo más innovador jamás creado en la industria de la electrónica de consumo. Steve Jobs logró que el móvil dejara de verse como un mero teléfono para hablar y pasase a verse como un ordenador de bolsillo, capaz de correr numerosas apps para hacer todo tipo de cosas.

Hace 10 años, Apple ocupaba el puesto 70 en el ranking de empresas por capitalización bursátil. Hoy es la primera. Su década más gloriosa está ligada al iPhone, que integró la fotografía en la vida cotidiana, que puso internet en las manos de la gente y cambió la forma de trabajar. Hoy, los iPhone 7 y 7 Plus son los smartphones más vendidos del mundo.

Pero el camino ha sido largo desde que en 2007 Jobs mostrara la primera versión de este terminal táctil, con iconos en cuadrícula y su famoso botón de inicio. El primer iPhone no llevaba aplicaciones de terceros ni GPS y su cámara no era capaz de grabar vídeo. Eso ya es historia. Después vinieron el iPhone 3G (estrenó la tienda App Store), el 3GS, el iPhone 4 (introdujo la pantalla Retina y la trasera de cristal) y el 4S (con el asistente de voz Siri, el iCloud y el iMessage).

En 2012 llegó el iPhone 5, con pantalla de 4 pulgadas, conector Lightning, conectividad LTE y Apple Maps. El iPhone 5S introdujo en 2013 el sensor de huellas. Ese año, la firma lanzó por primera vez dos iPhones, uno de plástico, el 5C, que se vendió como el iPhone low cost. Con los iPhones 6 y 6 Plus siguió creciendo el tamaño del móvil y llegó el Apple Pay. Los iPhones 6S y 6S Plus trajeron el 3D Touch y, en 2016, se conoció el iPhone SE, otra apuesta de móvil más asequible. Finalmente, los iPhone 7 y 7 Plus eliminaron el puerto de auriculares e introdujeron la doble cámara y la resistencia al agua.

En estos años, Apple ha afrontado la crisis del antennagate y la del bendgate (se denunciaron problemas con la antena del iPhone 4 y la facilidad para doblarse del iPhone 6), y críticas a una supuesta “sequía innovadora”. Cook ha tratado de zanjar este tema con el nuevo iPhone X.

Source link