Los promotores se lanzan a construir 40 centros comerciales | Compañías

La recuperación económica y el interés por el sector inmobiliario ha provocado que España viva un auge en la apertura de nuevos centros comerciales. Promotores e inversores han diseñado o puesto en macha al menos 40 proyectos que quieren ver la luz, previsiblemente, hasta 2019.

La lista de centros previstos alcanza una treintena y casi una decena de ampliaciones de complejos ya existentes, según la elaboración realizada por este diario con datos de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC) y de las consultoras Cushman & Wakefield (C&W) y JLL. En total, supone alrededor de 2,2 millones de metros cuadrados adicionales y otros 350.000 m2 de ampliaciones.

La suma de inversiones previstas en estas nuevas instalaciones supera los más de 5.500 millones de euros. Algunos de ellos ya han comenzado las obras, como Palmas Altas de Sevilla, que desarrolla la socimi Lar España, y otros siguen a la espera del visto bueno de las Administraciones, como algunos de los proyectados por el operador de grandes superficies Intu.

España ha vivido en los últimos años un boom de inversiones destinadas al inmobiliario, incluyendo tiendas y centros comerciales, impulsada fundamentalmente por los fondos internacionales interesados en buscar oportunidades y también gracias a las socimis. Esta tendencia se ha visto catalizada fundamentalmente a partir de 2014, cuando comienzan a operar estas inmobiliarias cotizadas. El pasado año, por ejemplo, el dato de inversión alcanzó los 8.700 millones, según datos de JLL, lo que supone la segunda cifra más alta tras la de 2015. De esa cantidad, casi 3.000 millones fueron a locales y complejos comerciales.

“Después de varios años sin prácticamente nuevos desarrollos, actualmente muchos promotores están retomando proyectos que se habían quedado parados”, explica Sergio Fernandes, director de retail de JLL. “Más que una aceleración se trata de la vuelta a un ritmo normal de promoción, ya que existe demanda tanto por parte de las marcas como por los consumidores en lo que respecta a nuevos conceptos que vayan acorde a sus necesidades en imagen, espacio, ubicación o accesibilidad”, opina.

Gonzalo Serra, director de retail de CBRE, rebaja la sensación de un gran incremento en las inversiones: “Realmente no hay tanto acelerón. Hay algunos proyectos muy emblemáticos, pero no es ni parecido al boom de desarrollos de la época de la primera década del año 2000”.

“Es importante destacar que la densidad media comercial en España está en línea con los países de nuestro entorno, es decir, no podemos hablar de exceso en nuestro país”, afirma Javier Hortelano, presidente de AECC. Actualmente esa cifra se sitúa en 368 m2 por cada 1.000 habitantes, según la consultora C&W. “Hay comunidades que se encuentran por debajo de esa densidad y dan cabida a nuevos desarrollos”, opina Cristina Pérez de Zabalza, socia y directora de retail leasing en C&W. “Aquellas regiones que han sido más restrictivas en las concesiones de licencias para nuevos proyectos todavía presentan oportunidades de desarrollo”, añade Senra, de CBRE.

“La falta de producto prime disponible en el mercado de oficinas, sumada a la oferta de suelo comercial, hace que la promoción vuelva ser una opción interesante para muchas empresas”, opina, por su parte, Fernandes, de JLL.

Una parte muy significativa de la inversión comprometida viene de operadores extranjeros. Entre los mayores complejos comerciales se encuentran los de la firma británica Intu. El más avanzado es el de la Costa del Sol (Málaga), con una inversión prevista de 600 millones para levantar un enorme complejo de ocio y tiendas de 175.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable. Esta compañía ya cuenta en España con Intu Asturias, Madrid Xanadú y Puerto Venecia de Zaragoza, el mayor por superficie del país. Sus otros proyectos son Puerto Mediterráneo en Paterna, Porto Cabral (Vigo) y Port Mayurca (Palma), aunque estos de momento se encuentran en fase de diseño e incluso paralizados por falta de aprobación administrativa.

La francesa Unibail, por su parte, ha diseñado dos centros en la Comunidad Valenciana, uno en la ciudad de Valencia y otro en Benidorm llamado Terra Village, de 58.000 m2 y de más de 210 millones de coste. Además, promueve actualmente la ampliación de Glories en Barcelona, en la puerta al nuevo distrito 22@, y Palma Springs en la capital balear.

Otro de los más emblemáticos será el que construye la firma francesa Compagnie de Phalsbourg, bautizado como Open Sky Shopping Center y ubicado en las cercanías del Aeropuerto de Barajas. También en Madrid y con capital de la francesa LSGIE (la compañía que trajo a España el modelo de centro comercial con la apertura de La Vaguada en los años ochenta), está a punto de inaugurar el Plaza Río 2.

Recreación de cómo será el centro comercial Palmas Altas, en Sevilla.
Recreación de cómo será el centro comercial Palmas Altas, en Sevilla.

En la capital, el Grupo Villar Mir ya avanza en dos galerías de tiendas, de menor tamaño pero incluidas en dos proyectos muy emblemáticos. Primero, en el Complejo de Canalejas junto a la Puerta del Sol (en el que también se levanta el primer hotel Four Seasons de la ciudad). Y segundo, la zona de tiendas que se ubicará en la conocida como Quinta Torre –llamada Caleido– al norte de la Castellana.

Otro de los actores más activos es la socimi Lar España, que desde que nació en 2014 se ha especializado en activos comerciales. Actualmente levanta dos, uno en Sevilla (llamado Palmas Altas) y otro en Sagunto (bautizado como VidaNova Parc), que suman una inversión cercana a los 350 millones.

Asimismo, el grupo portugués Sonae Sierra levanta la ampliación del centro malagueño Plaza Mayor con un outlet de diseño junto al operador británico McArthurGlen. Aunque la mayor ampliación es la que promueve la española Chelverton Properties en Camino Real Shopping de San Fernando de Henares (Madrid), sumando 260.000 m2 de nuevos espacios.

Un nuevo modelo

Repunte. “No cabe duda de que la recuperación del consumo privado, de la financiación bancaria y de los deseos de expansión de los operadores comerciales han propiciado la reactivación del mercado de promoción comercial, que jugará un papel relevante en los próximos años y que permitirá que se desarrollen conceptos tradicionales y conceptos más novedosos”, reseña Javier Hortelano, presidente de AECC.

Tendencia. “Sin duda hay que dar paso a los centros del futuro donde se tiende a buscar nuevas experiencias para el consumidor, no solamente mediante sus compras sino también a través de la gastronomía y el ocio ofreciendo al cliente una vivencia única”, opina Cristina Pérez de Zabalza, de Cushman & Wakefield. “La restauración toma gran protagonismo en estos nuevos centros, aumentando las superficies y enfocándose no solamente en operadores de fast food, si no que se unen el slow food y el fine dining”, añade. También ganan peso las propuestas culturales y deportivas.

Grandes superficies. “Los hipermercados mantienen cierta importancia en el mix, aunque quizás no sean necesarios formatos tan grandes”, destaca Gonzalo Senra, de CBRE. Pero el “mercado tradicional” también gana peso, según la responsable de C&W, pero “con un factor diferenciador que ayude a elevar la calidad”.

Source link