Madrid gana puntos para ser capital de las comunicaciones del Sur de Europa | Compañías

Madrid se convertirá pronto en el “nuevo Londres” en términos de tráfico de intercambio de internet. Así de rotundo lo asegura Ivo Ivanov, director de Estrategia y Desarrollo Corporativo de DE-CIX, la compañía alemana que opera varios puntos neutros en múltiples centros de datos en todo el mundo para el intercambio bilateral de tráfico de internet. Ivanov sabe de lo que habla. Su empresa presta servicio a más de 1.000 operadores, proveedores de servicio de internet (ISP) y redes de contenido de más de 60 países.

Hace un año pusieron en marcha DE-CIX Madrid, el punto neutro de intercambio de internet de la compañía que más rápido está creciendo a nivel global en número de redes conectadas. Ya tienen más de 80, entre las que se incluyen los principales proveedores de servicios y contenidos de internet del mundo, como Amazon, Netflix, Google, LinkedIn, Microsoft, Facebook, Twitter, además de otras firmas como Masmóvil o Akamai. Para final de año, la firma prevé que la cifra se eleve a 100.

“Para nosotros es muy emocionante, porque estamos creando una nueva capital digital”, insiste el directivo, que este miércoles anunció que amplía su presencia en España a través de un acuerdo con Itconic, uno de los principales proveedores de infraestructura TI del país. Itconic tiene cinco centros, de los cuales dos están en Madrid y el resto en Barcelona, Sevilla y Lisboa, y todos ellos interconectados a través de su red Iberconnet. DE-CIX tiene también acuerdo con otro dos proveedores: Interxion e Interoute.

El consejero delegado de Itconic, Faustino Jiménez, también comparte la visión de Ivanov, aunque en su caso habla del potencial de la Península Ibérica como “una alternativa excelente” en el actual mapa de la conectividad global. No cita expresamente a la capital española, pero lo cierto es que un estudio encargado por la firma alemana señala a Madrid como la ciudad con más opciones para convertirse en el punto de intercambio de tráfico de internet más importante del sur de Europa, es decir, “en un mercado prometedor de peering, resalta Ivanov.

La apuesta por la ‘nube’ y servicios como Netflix o Youtube llevan a una infraestructura más descentralizada

Para el directivo de DE-CIX esto es algo que ya está ocurriendo. “Es verdad que aún no estamos en el punto álgido, pero en 3-5 años será algo real que Madrid sea un importante hub de interconexión. Actuará como la puerta de entrada de los flujos de tráfico provenientes de África Occidental y América Latina hacia Europa, reemplazando a Londres”. Curiosamente, en la actualidad y según el informe, Marruecos y Argelia dependen de Reino Unido y Francia y de este país e Italia, respectivamente, para su conexión internacional, en vez de depender de España a pesar de su proximidad con este país.

¿Pero qué significa exactamente ser un punto de interconexión? ¿Y por qué resultaría interesante para Madrid serlo? Hasta hace poco, el flujo del tráfico global de internet se ha basado en un modelo similar al que utiliza la industria aeronáutica (conocido como hub and spoke), donde unas pocas capitales del mundo aglutinaban la mayor parte del tráfico aéreo. Aquí ocurría algo similar, unos hub centrales muy grandes hacían todo el tráfico de internet. Pero ahora, con la digitalización de los negocios, la apuesta por la nube, el impulso de servicios como Netflix o Youtube y la llegada de tecnologías como la realidad virtual, ha provocado cambios importantes.

“Ahora los requisitos de ancho de banda son mayores, al igual que las exigencias en cuanto a la calidad de la conexión a internet. Nadie quiere estar viendo, por ejemplo, una serie o un partido de fútbol en streaming y que se le corte o sufrir retrasos”, continúa Ivanov, quien defiende que para que esto no ocurra es importante que los proveedores de servicio de internet, de contenido, de servicios de red y compañías con su propia red se puedan interconectar de forma directa para intercambiar datos sin desvíos a través de terceros.

Por eso, la tendencia hoy es ir hacia un modelo más descentralizado, con puntos de intercambio (hubs) que están más cerca del usuario final y que recortan la distancia entre las redes, mejorando su rendimiento y la calidad del servicio.

Ivanov tiene claro que Londres, al igual que Frankfurt, seguirán jugando un papel fundamental como puntos de interconexión para la zona norte de Europa, pero Madrid, dice, asumirá el tráfico creciente que hay en el sur. “Madrid, tradicionalmente, rodeada por redes internacionales que conectan París y Londres, podría beneficiarse de esta tendencia de redes localizadas”, señala Ivanov, que ve cómo la proximidad con los grandes sistemas de cableado submarino convierten a la capital española en un punto de peering relativamente cercano para las redes de África Occidental en comparación con Londres. “Es clave ganar en eficiencia y evitar problemas como el de la latencia, y ambas cosas se logran con estos puntos de intercambios de internet”, subraya.

Razones que ayudan

. El estudio sobre la posición de Madrid en el escenario global de las telecomunicaciones de DE-CIX da razones por las que se impondría a otras ciudades de España y Portugal como hub de interconexión en la Península Ibérica, donde confluyen múltiples cables submarinos.

. Entre ellos, destaca que Madrid es el mayor mercado de comunicación dentro de España. Su ancho de banda de internet internacional de 4,1 Tb por segundo (el dato es de 2015) es tres veces la capacidad conectada a Barcelona, el segundo mayor hub.

. Advierte que Portugal podría crear un entorno de peering fuerte, dado su estatus como gran punto de encuentro de los cables submarinos, pero pierde porque su demanda local es mucho menor que la de España.

. La tendencia de precios de red en Madrid le favorece también. Aseguran que los precios del tránsito IP han caído de niveles premium a tarifas comparables a las de los mercados más competitivos en Europa. También, los costes de emplazamiento en centros de datos son muy competitivos frente los cuatro grandes mercados europeos.

. Según DE-CIX, si Madrid logra ser ese hub, impulsaría la economía española, “pues se convertiría en un punto de atracción para empresas de internet”. La asociación Digital Hub de Frankfurt cuenta que en esta ciudad se ha generado un negocio de 5.000 millones alrededor de su hub digital y se han creado 100.000 empleos.

Source link