Los clientes de ING podrán retirar efectivo de los estancos | Mi dinero

ING ha alcanzado un acuerdo con Logista para que los clientes de la entidad financiera puedan pagar y retirar efectivo a través de Twyp Cash, la aplicación gratuíta del banco holandés, en la red de estancos de España que se adhieran a este servicio, según informaron en un comunicado.

De esta forma, Logista multiplica el alcance de Twyp Cash dando acceso a la red de estancos española, que cuenta con más de 13.000 establecimientos y es una de las redes de puntos de venta más extensas del territorio nacional.

Hasta ahora, Twyp Cash estaba integrado por tiendas del Grupo Dia –tiendas DIA, supermercados La Plaza de DIA y Clarel– y por gasolineras Galp y Shell, incluyendo la red de Disa en Islas Canarias.

El acuerdo con Logista, por tanto, sigue consolidando a Twyp Cash, que cuenta con más de 350.000 usuarios, como una alternativa más a los sistemas tradicionales de acceso al efectivo.

Para utilizar Twyp Cash, los usuarios de la aplicación únicamente deben seleccionar la cantidad de efectivo que desean obtener, introducir su pin de seguridad en el el teléfono móvil y mostrar al dependiente el código que se genera. De este modo, pagan con su móvil la compra realizada y pueden obtener efectivo.

Cajeros

Recientemente, ING ha alcanzado un acuerdo para que sus clientes puedan utilizar la red de cajeros de Bankia de forma gratuita para retiradas de efectivo iguales o superiores a 50 euros.

Los clientes de la entidad holandesa pueden utilizar gratuitamente los cajeros de ING, Banca March, Popular, Banco Pastor y Targobank para cualquier importe y, a partir de retiradas de 200 euros los cajeros del resto de entidades.

Por el momento, acuerdo con Popular sigue vigente tras la adquisición de la entidad por parte de Santander, con la que ING aún no ha acordado el futuro del mismo.

Source link

ING logra que sus clientes saquen efectivo gratis de los cajeros de Bankia | Compañías

El consejero delegado de ING en España y Portugal, César González-Bueno, aseguró el pasado miércoles que la entidad que dirige necesita “reinventarse” ante los avances tecnológicos del resto de los bancos españoles, lo que está acortando la distancia entre el banco naranja y sus rivales.

La entidad de origen holandés se está encontrando en la actualidad en el mercado español con una serie de dificultades no previstas hace algo más de dos años. Y es que, pese a haber solventado durante los 18 años que lleva en España la falta de oficinas bancarias, el escaso número de cajeros automáticos que posee (unos 120) en el país le está jugando una mala pasada en la actualidad. Aunque parece que ha vuelto a salir del apuro de la mano de Bankia.

La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha llegado a un acuerdo con ING, que se plasmará hoy con su firma, para que los clientes del banco naranja puedan sacar dinero de los 5.168 cajeros automáticos de Bankia gratis. Eso sí, para que la operativa sea gratuita deben extraer un mínimo de 50 euros de una vez.

De esta forma, ING consigue aliarse con uno de los grandes bancos antes de que Santander, dueño ahora de Popular, anule definitivamente el acuerdo que mantiene esta última entidad con el banco holandés para que sus clientes saquen efectivo gratis en sus más de 2.000 cajeros.

El nuevo pacto, no obstante, es más costoso para ING que el que firmó con Popular. Bankia le cobrará 85 céntimos en cada disposición, aunque ING no trasladará ese coste a sus clientes. Popular solo le cobra una tasa de 65 céntimos sin mínimos ni máximos por cada operación por sacar dinero de sus cajeros, comisión que tampoco traslada al cliente.

Hasta ahora, ING no cobraba a sus clientes por sacar dinero de Bankia a partid de la extracción de 90 euros. Adicionalmente al acuerdo alcanzado con Bankia, ING ha ampliado su oferta para que sus clientes puedan retirar efectivo gratis de cualquier banco, incluidos Santander, BBVA y CaixaBank, en la Comunidad de Madrid a partir de 200 euros, un beneficio que ya estaba disponible para sus clientes en el resto de España.

De esta forma, y hasta que se anuncie la ruptura del acuerdo con Popular, lo que está previsto que se produzca antes de cierre de año, los usuarios de ING pueden sacar dinero de Banca March, Popular y Targobank gratis para cualquier importe, a lo que se añade ahora la nueva oferta de Bankia. Además, para el resto de entidades la operativa también será sin coste alguno a partir de 200 euros.

La entidad que encabeza González-Bueno recuerda siempre que su oferta se completa con los más de 4.000 puntos Twyp Cash en los que actualmente los clientes de ING pueden sacar dinero a la vez que realizan sus compras habituales. Un servicio disponible en tiendas del Grupo DIA (tiendas DIA, supermercados La Plaza de DIA y Clarel) y en gasolineras Galp y Shell, incluyendo la red de DISA en Islas Canarias. Aunque varias fuentes financieras mantienen que la operativa en estos punts es casi anecdótica, y no cubre las necesidades de sus clientes.

La compra de Popular por parte de Santander ha alterado los equilibrios existentes entre varias entidades financieras en las tarifas que aplican a sus clientes cuando estos extraen dinero de cajeros ajenos a su entidad.

Varias fuentes financieras aseguran que Santander comunicó ya hace varias semanas al banco naranja que romperá el actual pacto firmado en septiembre de 2015 entre Popular e ING, al que meses después se unieron otras pequeñas entidades para que sus clientes pudieran retirar efectivo de sus cajeros sin coste alguno ante la falta de terminales de este grupo de instituciones.
Ahora el gigante bancario español cobra 1,85 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Además, no mantiene acuerdos con otras entidades. La misma estrategia siguen BBVA y CaixaBank, esta última la impulsora del cobro de las comisiones en los cajeros. Los tres grandes, con 23.585 máquinas (sin Popular), cobran entre 1,85 a 2 euros a los no clientes por usar sus terminales.

César González-Bueno, explicó en junio que romper el acuerdo de Popular “supondría restringir la competencia”. La CNMC analiza desde junio el efecto de la venta de Popular en el uso de cajeros.
Santander, mientras, negocia con la sociedad Euro Automatic Cash (EAC), participada en un 50% por Popular y un 50% por Crédit Mutuel, la compra de la participación del grupo francés. El objetivo es cerrar esta operación en breve y así poder disponer de esta red de cajeros libremente, aseguran fuentes financieras.

Acuerdo de Servired, 4B
y Euro 6000

La ruptura del acuerdo de Popular con la banca mediana y pequeña supone afecta a un gran número de clientes, razón por que estas entidades de menor tamaño también buscan nuevas alianzas.

 La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, explicó en julio que están buscando “alternativas que igualen o mejoren” el acuerdo con Popular. “Somos conscientes del problema que aparece con la desaparición de Popular y tenemos determinación de conseguir el mismo número de cajeros”.

El acuerdo entre Bankia e INGse produce justo cuando los accionistas de Servired, 4B y Euro6000 han firmado el pacto de accionistas para proceder a la fusión de los tres servicios de pago bajo una única marca, hecho que se produjo el viernes.

La fusión de Servired, 4B y Euro 6000 supondrá que los 49.960 cajeros automáticos en funcionamiento actualmente en España operarán bajo la misma red interbancaria, así como las más de 75 millones de tarjetas en circulación.

Source link

Cuatro opciones ‘low cost’ para ahorrar de cara a la jubilación | Mercados

Las comisiones son un factor clave en el ahorro para la jubilación. Al tratarse de una inversión a muy largo plazo, tener un producto que genere pocos gastos es muy importante. Tanto como escoger bien en qué tipo de activo financiero va a invertir el plan de pensiones o quién se va a encargar de la gestión.

La firma pionera en España en los planes de pensiones de bajo coste fue ING. El banco holandés siempre ha hecho bandera de cobrar las comisiones más bajas del mercado en todos sus productos. Cuando lanzó sus Planes Naranjas no fue una excepción. Los gastos que aplica para planes de pensiones que invierten en Bolsa son un 50% inferiores a los que aplican otras entidades.

¿Cómo puede ser? Primero, porque se trata de productos de gestión pasiva. Esto es, que invierten en fondos que replican la evolución de los principales índices bursátiles. No tiene gestores de fondos que seleccionen determinadas compañías, sino que el plan se mueve al compás del Ibex 35, el S&P500 y el Eurostoxx 50. Además, ING no tiene oficinas, con lo que ahorra mucho dinero de comercialización.

Ahora, con el auge de la gestión pasiva en todo el mundo, han surgido varias iniciativas en España que están plantando cara a los planes de pensiones de ING. En concreto, se trata de dos nuevas compañías de tecnología financiera (fintech) –Indexa Capital y Finizens– que han cerrado una alianza con Caser. Y esta misma semana se ha sumado un cuarto competidor: la aseguradora francesa CNP en alianza con Morningstar.

 

1. ING: pioneros con sus Planes Naranja 

El banco holandés ING fue la primera entidad financiera en comercializar en España planes de pensiones con comisiones de bajo coste. Este ahorro ‘low cost’ para la jubilación casaba perfectamente con la estrategia del grupo, que siempre ha hecho bandera de no aplicar comisiones ni en sus cuentas, ni en sus tarjetas de crédito. Los Planes Naranja se empezaron a comercializar en 2003. La entidad vende 9 planes de pensiones, gestionados por Renta 4, y que acumulan 2.380 millones de euros de activos gestionados.

“Siempre hemos apostado por ofrecer a nuestros clientes unos productos muy sencillos, transparentes y con bajas comisiones, y esta filosofía es la que trasladamos a nuestros planes de pensiones”, explica Luis González Soto, director de cuentas e inversiones de ING en España.

La comisión media aplicada en los planes de pensiones de ING es del 1,26%, mientras que hoy por hoy la comisión media de los planes de Bolsa supera el 1,6%. Hace años la diferencia era aún mayor, pero ING ha subido tarifas y el resto de entidades las han ido reduciendo.

El producto principal de ING son los planes dinámicos. “Se trata de productos en los que el trabajador establece cuál será la fecha más probable de su jubilación. Partiendo de esa premisa, buscamos la mejor combinación de activos para que maximice su inversión, con más peso de la Bolsa en los primeros años, y más de los bonos cuando se acerca la fecha de retiro”, apunta González Soto. La cesta de activos va cambiando su peso poco a poco, año a año. ING tiene un Plan 2020, otro 2025, otro 2030… También cuenta con tres planes que replican directamente índices (Plan Ibex 35, Plan Eurostoxx 50 y Plan S&P 500) y dos que invierten solo en deuda.

2. Indexa Capital: la punta de lanza de la gestión pasiva

Indexa Capital fue la primera compañía fundada en España para tratar de plantar cara a los bancos y a las aseguradoras en el segmento de los fondos de inversión y los planes de pensiones. La entidad defiende la importancia de aplicar comisiones baratas cuando se trata de ahorrar a largo plazo. Primero lanzó fondos de inversión ‘low cost’ y después se alió con la gestora de planes de pensiones de Caser para ofrecer este tipo de productos. La comisión total que aplica Indexa es del 0,78%.

“El negocio de los fondos y los planes de pensiones es un oligopolio completamente dominado por los bancos, lo que acaba perjudicando al cliente final, a quien se cobran altas comisiones sin lograr buenas rentabilidades”, apunta François Derbaix, fundador y consejero delegado de Indexa Capital. Su propuesta de negocio pasa por ofrecer productos de inversión que cobran una comisión que es menos de la mitad de la que cobra el mercado. El particular contrata un plan de pensiones que invierte en productos de gestión pasiva. En concreto, cuenta con el fondo de pensiones Indexa Más Rentabilidad Acciones, que tiene en cartera una cesta de fondos cotizados, ETF, de las principales Bolsas del mundo (Estados Unidos, Europa, países emergentes, Japón…) y el fondo de pensiones Indexa Más Rentabilidad Bonos (que invierte en ETF que representan a un amplio abanico de deuda pública y privada).

En función del perfil inversor, Indexa Capital otorga un mayor peso al fondo de acciones o al de bonos. El más arriesgado tendría casi el 100% del fondo Indexa Acciones y el más conservador tendría casi todo el dinero en Indexa Más Rentabilidad Bonos. Este tipo de estrategia de inversión permite al propietario del plan de pensiones estar invertido a través de un único producto en más de 10.000 bonos y 2.000 compañías de todo el mundo. Un nivel de diversificación difícilmente replicable por un plan de pensiones tradicional.

3. Finizens: una contratación 100% ‘online’

Finizens lanzó hace unos meses un plan de pensiones de gestión pasiva 100% digital y con comisiones muy bajas, gestionado de manera automatizada mediante algoritmos. Los gastos que aplica al plan de pensiones Finizens son un 85% inferiores a los que suelen aplicar los bancos. Una de las grandes apuesta de esta fintech es la tecnología. Ha invertido muchos recursos para que la experiencia de usuario sea muy sencilla. Todo el proceso de contratación se puede realizar desde el teléfono móvil. La firma se ha aliado con Caser como gestora del plan de pensiones.

“Hacían falta en nuestro país alternativas a los planes de pensiones tradicionales que sufren el mismo problema del que llevamos hablando hace mucho tiempo en cuanto a los déficits de la gestión activa: altas comisiones y falta de retornos”, explica Giorgio Semenzato, consejero delegado de Finizens . Los impulsores de esta herramienta de inversión a través del móvil han recurrido a Caser como aliado para la figura del plan de pensiones. También cuentan con esta aseguradora para gestionar su plan de ahorro.

El plan de pensiones de Finizens se basa en una gestión pasiva y sistemática de las inversiones. Quienes contratan este producto, además de invertir en una amplísima variedad de acciones y bonos, también tienen una parte de su cartera en activos reales, como propiedades inmobiliarias y oro.

Finizens cuenta con cinco carteras diferentes según el nivel de riesgo que quiere asumir el cliente. Se puede acceder al plan de pensiones de Finizens desde 50€ y es sencillo configurar aportaciones mensuales automáticas al plan. “De esta forma se consigue que los ahorros vayan incrementándose mes a mes de manera más constante y sin esfuerzos”, explica Semenzato. 

Desde la aplicación para el móvil se puede realizar cualquier tipo de consulta y operativa.

4. CNP-Morningstar: una alianza estratégica

CNP y Morningstar anunciaron esta misma semana una nueva propuesta para ahorrar de cara a la jubilación con comisiones baratas. Las comisiones serán del 0,72%, menos de la mitad de las que suele aplicar el mercado. La aseguradora francesa quiere dar un salto cualitativo en su propuesta de negocio, con una alianza con el líder mundial en análisis de productos de inversión.

La oferta inicial consistirá en tres planes de pensiones de las categorías de renta fija mixta (CNP Partners Morningstar Conservador), renta variable mixta (CNP Partners Morningstar Moderado) y renta variable (CNP Partners Morningstar Dinámico) que serán administrados por CNP Partners, como gestora de pensiones, y asesorados por Morningstar, que asignará los activos. Los planes invertirán en fondos cotizados o ETF y fondos indexados con el objetivo de abaratar el coste. La comisión de gestión (0,65%) más la de depósito (0,07%) sumarán un 0,72%, muy por debajo de la media del mercado. Ahí se incluye el coste ETF o fondo en el que inviertan, que no superará el 0,25%.

“Queremos ser uno de los proveedores financieros de referencia para nuevos clientes de planes de pensiones”, explica Jean Christophe Mérer, director general de CNP Partners, la filial española de CNP Assurances. El perfil de cliente que buscan captar es el de un ahorrador de mediana edad, entre los 40 y los 45 años, con cultura financiera, usuario habitual de la página de Morningstar (que ofrece comparativas de fondos y planes de pensiones) y que ya cuenta con otra entidad financiera de referencia. Así, no habrá un servicio de asesoramiento en la inversión como tal, ni tampoco incentivos por los traspasos desde otras entidades. El comportamiento de las carteras será supervisado por los profesionales de Morningstar y CNP Partners. Trimestralmente, habrá un comité de inversiones conjunto.

Source link

Luis González Soto: “En inversión a medio plazo y con bajo riesgo se puede ganar dinero” | Mercados

ING y sus productos naranja son conocidos por todo el mundo, pero no solo por sus campañas de marketing, sino porque algunos de los fondos de inversión y planes que comercializan –la gestión corre a cargo de Renta 4, Amundi y National Nederlanden– aparecen destacados en las clasificaciones por su rentabilidad.

¿Cómo ha evolucionado su negocio en fondos en el último año?

El mercado en general ha ido bien, ha crecido un 7,3% hasta mediados de año, el triple que hace un año. Es decir, 18.000 millones, cuando en 2015 apenas se sumaron 5.200 millones. Y en el caso de ING el avance es mucho mayor, ya que hemos aumentado nuestro patrimonio un 19% hasta julio. Es decir, unos 524 millones.

¿A qué achacan esta buena marcha?

Con el entorno que tenemos de tipos y para un perfil básicamente conservador, como es el español, todo ese dinero que estaba en imposiciones a plazo fijo o depósitos y en cuentas de ahorro, obviamente necesita una alternativa para rentabilizar. Y las alternativas que hay hoy en día en el mercado para poder tener algo más de rendimiento pasan por los fondos de inversión. Ese es un punto clave. El segundo es que en general los mercados y las rentabilidades están acompañando. Esa doble vertiente hace que haya crecido el mercado. Y en el caso de ING, lo mismo. Las rentabilidades, tanto las actuales como las históricas, son buenas y los clientes, en función de su perfil, se animan a diversificar su inversión.

No es nuestro plan tener una gestora de fondos propia. Confiamosen quienes nos pueden dar el mejor servicio

¿Realmente los fondos de inversión pueden jugar el papel que hasta ahora jugaban los depósitos? ¿No significa asumir más riesgo?

Sabemos que los niveles de tipos son muy bajos y que las inversiones sin riesgo y con rentabilidad no existen. Hay muchos clientes e inversores que renuncian a la rentabilidad porque no quieren asumir riesgo, pero cada vez cala más la idea de la diversificación. Una vez que el cliente ha cubierto su colchón para imprevistos, y esa parte sí puede tenerla en una cuenta de ahorro, aquel dinero que pueda tener a más plazo lo mejor es que diversifique, y la mejor manera es a través de fondos de inversión.

¿Qué rentabilidad puede esperar hoy en día un inversor en un producto conservador de ING?

Más que hablar de expectativas de futuro podemos hablar de niveles históricos. Por ejemplo, el fondo de renta fija lleva en el año un 1,12%. ¿Esa rentabilidad es solo ahora o se ha mantenido en el tiempo de forma consistente? Pues a cinco años ha variado, desde ejercicios en los que ha estado plano, el año pasado, hasta el 5,45% que obtuvo en 2012 o el 2,4% del año pasado. Realmente, quien tenga vocación de inversión a medio plazo, en alternativas de bajo riesgo, puede lograr de verdad rentabilidad por su dinero.

¿Qué perfil tienen sus inversores?

Entre nuestro fondo de renta fija y el que llamamos conservador estaría la mitad del dinero, el 51%. Y mirando el crecimiento de este año, vemos que más clientes conservadores están dando el paso para diversificar e invertir en fondos conservadores.

Luis González Soto, director de cuentas e inversión de ING.
Luis González Soto, director de cuentas e inversión de ING.

¿Por qué no gestionan sus fondos?

El objetivo es, dentro de todos los servicios que podemos ofrecer a un cliente, centrarnos en aquellos en los que podemos aportar más valor, gracias a nuestra capacidad y expertise, por ejemplo, en el asesoramiento con el servicio My Money Coach. ¿Somos en ING expertos en fondos de inversión? No, y no es nuestro plan tener una gestora de fondos. Confiamos en quienes nos pueden dar el mejor servicio.

Su estrategia comercial es básicamente digital. ¿Consideran a los robo advisors sus competidores?

Al final creemos que todos aquellos servicios de valor añadido que ayuden al mercado en general a tomar más conciencia de lo importante que es diversificar y de las oportunidades que hay a medio y largo plazo son buenos. De lo que se trata es de que el cliente reflexione sobre los objetivos para los que invierte y a qué plazo lo hace.

Lo que han traído estos robo advisors son tarifas muy bajas; ¿siguen apostando por las bajas comisiones?

La estrategia de ING siempre ha sido transferir al cliente todos los ahorros que podemos lograr con nuestro modelo digital; las comisiones que cobramos están muy por debajo de los máximos legales permitidos.

¿Les interesa la gestión pasiva?

Tenemos tres fondos índice: Ibex 35, Euro Stoxx y S&P, que están concebidos precisamente para quellos clientes que quieren que su dinero corra la misma suerte que el índice y son productos que, tanto por su sencillez como por sus bajas comisiones, están teniendo mucho éxito.

¿Qué aporta más rentabilidad: los fondos de gestión pasiva o los de activa?

Depende siempre del nivel de inversión y del perfil del cliente. En nuestro fondo de renta fija, en el que hacemos una gestión muy activa, llevamos una rentabilidad del 1,12%, mientras que el índice sobre el que se compara está ligeramente en negativo. Hay ocasiones en las que es más interesante diversificar con pasiva, porque se entiende mejor, y otras en las que la gestión activa es la única manera de lograr una buena rentabilidad.

Source link

Los depósitos más rentables del mercado que todavía sobreviven | Mi dinero

Después de casi una década en el mercado español, el popular depósito naranja a corto plazo de ING ha sido eliminado de la oferta. Como en la mayoría de productos de ahorro conservador, la rentabilidad había bajado en los últimos años, afectada por el recorte de los tipos oficiales de interés hasta mínimos históricos. Pero este mes de septiembre, el banco de origen holandés ya no ha revisado los intereses sino que directamente ha puesto punto y final a uno de sus reclamos para captar clientes. A juicio de los expertos, la decisión de ING puede considerarse un paso lógico en un momento en el que la banca ya no necesita recurrir al dinero de los clientes minoristas ante el exceso de liquidez y con los tipos al cero. “Los depósitos sobreprimados existieron cuando los bancos necesitaban sustituir la financiación mayorista por otra fuente de dinero. Empezaron a pagar mucho por el pasivo porque los tipos eran más altos y no quedaba más remedio”, explica Asier Uribeechebarria, CEO de Finanbest.

Actualmente, ni la banca tiene la necesidad de sobrepremiar el pasivo ni tampoco hay demasiado margen para ello, dada además la gran competencia en préstamos que ha obligado a reducir los intereses. “Todas las entidades en España están inmersas en el mismo proceso de recortar la remuneración de los depósitos, y más incluso desde que en Estados Unidos se están planteando frenar el alza de tipos”, sostiene Lorenzo Dávila, director del departamento de investigación del IMF Business School, que destaca que “es una pauta que vamos a experimentar en los próximos dos o tres años salvo una causa exógena que revierta el proceso”.

Los españoles guardan 775.000 millones en imposiciones a plazo fijo y cuentas a la vista a tipos casi al cero

Lo cierto es que, hoy por hoy, las grandes entidades financieras apenas apuestan por los depósitos tradicionales. Banco Santander centra sus esfuerzos en la Cuenta 1,2,3 remunerada y no oferta en su web ningún depósito, y en BBVA el depósito online ofrece un nimio 0,02% a trece meses. Fuentes de Caixabank, por su parte, invitan a los clientes que quieran obtener una rentabilidad más elevada a “diversificar”. Y desde Banco Sabadell señalan que la retribución de sus depósitos es personalizada, sin una tarifa estándar.

Esto no impide, sin embargo, que todavía existan varias ofertas interesantes y con intereses por encima de la media. El tipo medio de las nuevas operaciones de depósito se sitúa en el 0,11%, según los últimos datos del Banco de España, y las rentabilidades más altas que se pueden encontrar ahora mismo son el 2% TAE del depósito Self de Selbank, aunque a tres meses (el tipo efectivo aplicable en este caso es del 0,5%), el 4% TAE a seis meses del depósito 4.0 MIX de Banco Mediolanum, que exige una vinculación extra con la entidad, o el 1,15% TAE a 14 meses del depósito de Wizink. A un plazo largo, de 60 meses, destaca el 1,66% TAE del depósito Facto de Banca Farmafactoring.

Y si se mira a Europa, la plataforma Raisin permite acceder a depósitos a plazo fijo de bancos franceses, de Portugal, Polonia o Bulgaria con rentabilidades apetecibles, que incluso superan el 1,60% a más largo plazo. “Ahora más que nunca nuestros productos se convierten en un oasis de rentabilidad para los ahorradores españoles”, aseguran desde el portal de ahorro, que además mantiene hasta el 2 de octubre la promoción para nuevos clientes de conseguir hasta 175 euros de regalo.

En definitiva, los expertos manifiestan que los depósitos no van a desaparecer del todo porque todavía hay ahorradores con aversión al riesgo que los demandan, pero los tipos se mantendrán en mínimos y las buenas ofertas serán puntuales. “Ahora mismo los depósitos, junto a las cuentas remuneradas, son productos poco atractivos para los bancos, que los mantienen porque siguen teniendo ahorradores tradicionales que los demandan, pero que intentan aprovechar estos tipos bajos para derivar a parte de sus clientes a otro tipo de productos, que les generan más ingresos, como los fondos de inversión”, indica Antonio Gallardo, experto de iAhorro.com.

Uribeechebarria subraya que “el ahorrador conservador español mantiene su costumbre de tener el dinero en depósitos aunque no den nada”. Esto es, que los depósitos continúan siendo uno de los productos preferidos de los ahorradores a pesar de los bajos intereses. No en vano, los españoles guardan casi 775.000 millones de euros en imposiciones a plazo fijo y cuentas a la vista, de acuerdo con el Banco de España. “Esto lleva a la banca a mantener la tendencia de no pagar”, asevera el CEO de Finanbest, que estima que “irán desapareciendo los depósitos sobreprimados y el que quiera más rentabilidad tendrá que irse a otro tipo de productos como los fondos de inversión”. En la misma línea, Dávila piensa que siempre quedarán “ofertas residuales o de captación de clientes fruto de las estrategias de marketing, pero no sostenibles en el tiempo en el escenario que se avecina”.

Por primera vez, la inversión en fondos tiene un peso en la estructura financiera de las familias superior al de los depósitos

Así, a los ahorradores no les queda más remedio que asumir que los productos con menos riesgo son los que menos rentabilidad ofrecen, y si quieren más retornos tendrán que arriesgarse más. Y parece que algunos ya empiezan a cambiar el chip. De acuerdo con datos de Inverco, correspondientes al primer trimestre del año, las Instituciones de Inversión Colectiva (que abarcan fondos de inversión y sicavs) tienen ya un peso en la estructura de ahorro financiero de las familias del 13,2%, por encima de los depósitos, que se sitúan en el 12,4%. Es la primera vez que esto sucede y podría no ser la última,dado que las entidades están aprovechando los tipos bajos de los depósitos a fondos de inversión.

El cambio de ING tras 18 años en España: ING Direct llegó a España en 1999 y supuso una revolución no solo al introducir la banca sin oficinas sino al centrarse en el ahorro ofreciendo un único producto: la Cuenta Naranja con un interés por aquel entonces del 3,1%. Años más tarde reforzó su producto estrella (que en sus mejores tiempos llegó a pagar un 5% TAE) con una remuneración extra al principio gracias al Depósito Naranja. Cuando se lanzó en 2008, este depósito bienvenida ofrecía un 4,5% TAE. Antes de desaparecer daba un 1% TAE a dos meses. “ING Direct ha cambiado de forma continua pero bastante importante. Ha pasado de autodenominarse “tu otro banco” que captaba clientes por productos de ahorro a ser un banco global”, comenta Antonio Gallardo, de iAhorro.

Posible efecto contagio en el sector: La decisión de ING refleja el delicado momento que atraviesan los depósitos tras años de remuneraciones en caída libre. Según Gallardo, las rentabilidades de estos productos “difícilmente pueden bajar mucho más, pero habrá muy pocos incentivos a su contratación”. Y, en su opinión, sí podría ser que otros bancos que ofertan productos similares a los de ING, como Openbank o Selfbank, para contratar cuentas remuneradas dejen de hacerlo.

Los tipos medios se estabilizan: En lo que va de año 2017, los tipos medios de las nuevas operaciones de depósito que reporta el Banco de España muestran signos de estabilidad. El tipo medio ponderado marcó en enero el 0,10% y en julio registra un 0,11%, habiendo tocado el mínimo anual en el 0,09%. Las remuneraciones hasta un año se mueven entre el 0,08% de enero y el 0,09% de julio. Y el interés a más de dos años no se mueve del 0,08% desde el pasado mayo.

Source link

ING acelera la busca de socios en cajeros ante los cambios del acuerdo con Popular | Compañías

Santander ultima el nuevo escenario que estará vigente el próximo año sobre las comisiones que aplicará Popular a los clientes de ING y de otros bancos pequeños cuando saquen dinero de los cajeros automáticos de la ahora filial del gigante que preside Ana Botín. Ante este nuevo escenario que pasa por el cobro de comisiones, ING también pretende cerrar antes de finales de año otros pactos.

Una de las principales alternativas que persigue el banco de origen holandés es ampliar su acuerdo con Bankia. Los clientes de ING no pagan comisiones al banco que preside José Ignacio Goirigolzarri siempre que saquen más de 90 euros de sus cajeros. El objetivo es bajar este mínimo para que sus usuarios no tengan que abonar por este servicio.

Varias fuentes financieras aseguran que Santander ha comunicado al banco naranja que romperá el actual pacto firmado en septiembre de 2015 entre Popular e ING, al que meses después se unieron otras pequeñas entidades para que sus clientes pudieran retirar efectivo de sus cajeros sin coste alguno ante la falta de terminales de este grupo de instituciones. Aunque no se descarta que se llegue a otro pacto alternativo.

La compra de Popular por parte de Santander el pasado 7 de junio revolucionó no solo el mapa financiero del país, sino el de otros sectores dependientes de la banca, como es el caso de las tarjetas de pago y el de los cajeros. Supuso la reapertura de la guerra de las comisiones de los cajeros cerrada inicialmente tras la aprobación por parte del Gobierno a finales de 2015 de un decreto que regula sus tarifas.

El acuerdo firmado entre Popular e ING, Bankinter, Banca March, Deutsche Bank, Evo Banco, y el grupo Caja Rural, Cajamar y Laboral Kutxa tiene aún unos meses de vigencia, hasta finales del presente ejercicio, apuntan fuentes financieras, quienes añaden que no será hasta entonces cuando Santander aplique las nuevas tarifas que regirán en los cajeros de Popular, y que ascienden a 2.400 terminales.

Pese a ello, todas las pequeñas entidades han comenzado a buscar soluciones a la espera de posibles alternativas que les pueda ofrecer Santander.

El consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez, declaró en la rueda de prensa de los resultados correspondientes al primer semestre del año que el banco estaba en negociaciones con la sociedad Euro Automatic Cash (EAC), participada en un 50% por Popular y un 50% por Crédit Mutuel, que es al final la dueña de los terminales de la entidad que ahora preside Rodrigo Echenique. El objetivo es cerrar la compra del 50% que posee la firma francesa y así Santander poder disponer de esta red de cajeros libremente, aseguran otras fuentes.

Álvarez también señaló en la rueda de prensa que el proyecto de Santander con Popular es “ir a la marca única”. Estas declaraciones han sido interpretadas por el sector como una clara afirmación de que al adoptar la red de Popular la marca Santander, sus cajeros aplicarán las mismas comisiones.

Ahora el gigante bancario español cobra 1,85 euros a los no clientes por sacar efectivo de sus terminales. Además, no mantiene acuerdos con otras entidades. La misma estrategia siguen BBVA y CaixaBank, esta última la impulsora del cobro de las comisiones en los cajeros. Los tres grandes, con 23.585 máquinas (sin Popular), cobran entre 1,85 a 2 euros a los no clientes por extraer efectivo de sus terminales.

Fuentes oficiales de ING aseguran que en la actualidad no hay cambios sobre la oferta que tenemos en cajeros”. Recuerdan que el banco cuenta con acuerdos para que sus clientes puedan extraer efectivo en más de 44.000 cajeros (Popular, Targobank y Banca March gratis para cualquier importe y as partir de 90 euros en Bankia y Bankinter). A los que se suman los 3.500 puntos de extracción disponibles a través de Twyp Cash (sus clientes pueden sacar dinero de los supermercado Dia, y gasolineras de Shell y Galp). El consejero delegado de ING en España, César González-Bueno, explicó en junio que romper el acuerdo de Popular “supondría restringir la competencia”. La CNMC analiza el efecto de la venta de Popular en el uso de cajeros.

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, explicó en julio que están buscando “alternativas que igualen o mejoren” el acuerdo con Popular. “Somos conscientes del problema que aparece con la desaparición de Popular y tenemos determinación de conseguir el mismo número de cajeros”, subrayó .

Por otra parte, accionistas minoritarios e institucionales de Banco Popular, representados por el despacho Cremades y Asociados, están explorando la posibilidad de pedir responsabilidad patrimonial al Estado por la resolución de la entidad y su posterior venta a Santander. El bufete podría reclamar una indemnización del Estado para sus representados.

Repatriación de dividendos de Estados Unidos

Santander Holdings USA, la filial en Estados Unidos de Banco Santander, podrá repartir dividendos sin autorización previa de la Reserva Federal (Fed) de EE UU, después de que el consejo del organismo que preside Janet Yellen haya dado por concluido un acuerdo que obligaba a la entidad a contar con el beneplácito de este supervisor para efectuar repartos de capital.

La decisión se produce después de que Santander Holdings USA aprobase los test de estrés de la Reserva Federal en junio. En estas pruebas de resistencia, su filial norteamericana obtuvo un ratio CET1 en el escenario más estresado del 12,4%, frente al 4,5% exigido para superar el examen. Ante ello, la Fed no puso objeciones al plan de repartos de capital previstos para 2017 que presentó Santander, por lo que el consejo de administración de la filial de EE UU aprobó un dividendo de 5 millones de dólares (4,23 millones de euros) para Santander y una amortización del saldo restante del 7,908% de la compañía en valores fiduciarios preferentes, entre otros repartos de capital.

 “Hemos fortalecido mucho nuestro negocio en Estados Unidos en los últimos años y, aunque sabemos que queda trabajo por hacer, el anuncio de la Reserva Federal es una clara demostración del progreso que hemos logrado”, ha comentado la presidenta de Santander, Ana Botín.

Source link

ING gana 2.514 millones de euros en el primer semestre, un 1,5% menos | Compañías

El banco holandés ING ha obtenido un beneficio neto de hasta 2.514 millones de euros en el primer semestre de 2017, lo que ha supuesto un retroceso del 1,5% respecto al mismo período del año anterior.

La entidad bancaria, también, contabilizó unos ingresos subyacentes por valor de 8.928 millones de euros entre los meses de enero y junio del 2017, lo que significa un 3,4% más que en el período equivalente del 2016. El margen de interés subyacente, por su parte, se situó en el 1,51%, frente a 1,50% del mismo período del año anterior.

Por otro lado, los depósitos de ING aumentaron un 4%interanual en los primeros seis meses del año, hasta situarse en 533.200 millones de euros. Las hipotecas residenciales, además, se incrementaron hasta 282.400 millones, un 0,5% más.

En cuanto a la segunda mitad del semestre del ejercicio vigente, de abril a junio concretamente, ING contabilizó un beneficio neto de 1.371 millones de euros, un 0,9% más que el segundo trimestre de un año antes. Los ingresos subyacentes, por su parte, alcanzaron los 4.532 millones de euros, un 0,3% menos.

Ralph Hammers, consejero delegado de la entidad, anunció que el banco ha realizado importantes inversiones en el marco operacional para su transformación digital durante el segundo trimestre. Además, celebró el aumento de la base de clientes del grupo, que alcanza los 36, 5 millones durante los primeros seis meses del 2017.

Source link

Dime tu edad y te diré qué inversor eres | Mi dinero

Está claro. No podemos mover nuestro dinero de la misma manera si tenemos 25 años, un sueldo ajustado y decenas de proyectos por delante, que cuando nos acercamos a los 60, ya hemos afrontado los principales grandes gastos vitales y nuestra principal preocupación es pasar una jubilación confortable.

Para José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de VidaCaixa, “todo depende de nuestro nivel de tolerancia al riesgo. Cuando el objetivo está en el largo plazo, por ejemplo en la jubilación, es recomendable asumir cierto riesgo al principio, con una mayor exposición a renta variable que haga crecer los ahorros y, una posición más conservadora al final, para consolidar el ahorro”.

Lo cierto es que no hay un producto más adecuado para cada edad, sino que depende de nuestros objetivos en cada momento. Paula Satrústegui, directora de planificación financiera de la gestora Abante, por su parte, admite que “no es lo mismo si queremos acumular ese dinero para tener una renta complementaria durante la jubilación de cara a mantener nuestro nivel de vida o, si queremos tener un colchón para ayudar a nuestros hijos en el futuro, o si lo queremos para poder emprender un negocio propio”.

En cualquier caso, Satrústegui apuesta por los fondos de inversión, “la forma más eficiente, para la mayoría de los inversores, de acceder a las oportunidades globales de los mercados financieros. Tienen ventajas fiscales y financieras que los hacen muy atractivos para el medio y largo plazo, además de ser líquidos en cualquier momento”.

En BBVA aseguran que la edad no es el factor más determinante a la hora de diferenciar entre un instrumento de ahorro u otro. Tiene más relevancia la capacidad de ahorro, la tolerancia al riesgo, la finalidad y la previsible necesidad de liquidez. En este sentido, también menciona el atractivo de los fondos de inversión.

Jóvenes

No obstante, los expertos consultados coinciden en que el nivel de riesgo que pueden asumir los jóvenes es mucho más elevado que el aconsejable a medida que vamos cumpliendo años. “A edades tempranas y con horizontes de inversión a medio y largo plazo, lo más recomendable son los instrumentos con elevada exposición a acciones”, asegura José Luis Manrique, director de estudios del Observatorio Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), “y, sin duda, los productos idóneos son los fondos de inversión”.

En cuanto a la previsión, “cualquier instrumento financiero que permita acumular dinero para la jubilación es positivo (planes de pensiones, fondos de inversión, depósitos, seguros, etcétera), pero los planes de pensiones son los únicos que tienen reducción en la base imponible, convirtiéndolos en idóneos para el ahorro de cara a la jubilación”, afirma.

Planes, fondos de inversión, cuentas, depósitos y seguros permiten acumular ahorros para la etapa de la jubilación

En este sentido, “los planes dinámicos son una buena opción para aquellas personas que tengan una fecha objetivo de retiro y no quieran preocuparse de la gestión. De esta forma, solo es necesario fijar la fecha y el propio plan va modulando el peso en renta variable y renta fija en función de lo cercana o lejana que se encuentre la jubilación”, recomienda Luis González-Soto, director de cuentas e inversión de ING Direct.

Pero hay vida más allá de los fondos y planes. “Un joven debe invertir en renta variable con fiscalidad atractiva. Puede optar por un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS), que invierte el 100% en Bolsa”, propone Miguel Aldalur, director comercial de Vida y Pensiones de Caser.

Sprint final

Pensiones

¿Qué hacer cuando se acerca el momento de jubilarnos? José Antonio Iglesias, subdirector general comercial de VidaCaixa, resalta que los últimos años de la etapa laboral suelen ser aquellos en los que se alcanza el mayor sueldo de la carrera, “por lo que es un buen momento para hacer un último sprint de ahorro. Y para no perder lo acumulado hasta la fecha, es necesario adoptar un perfil de riesgo más conservador en esta etapa”.

El momento de mercado, según nos vamos acercando al periodo en que necesitaremos disponer del ahorro, también condiciona. Así, “si hemos pasado un periodo de mercado muy positivo, igual nos debe animar a reducir el riesgo, mientras que si estamos en un periodo de mercado negativo, puede ser interesante mantener la inversión y aprovechar el plazo para recuperarnos”, advierte Carmelo Lázaro, director de grandes patrimonios de la sociedad de valores Tressis.

Los PIAS son instrumentos que otros recomiendan para un periodo de edad intermedio, entre los 35 y los 55 años. “Estos seguros permiten canalizar un ahorro a largo plazo con rentabilidad garantizada y con un coste fiscal cero, con lo que el cliente se asegura rentas mensuales a futuro para complementar otros ingresos, en el caso de priorizar la necesidad de liquidez y no el ahorro fiscal. O incluso podría ser aconsejable compaginar con planes de pensiones”, observa Raúl León Dorado, subdirector general de desarrollo de negocio de Mapfre Vida.

Según vamos cumpliendo más edad, Aldalur recomienda no tener menos de un 55% del ahorro de nuestra cartera en renta fija mediante un SIALP –también llamado plan de Ahorro 5, porque la inversión debe mantenerse cinco años–, un PIAS o un plan de pensiones. Si de lo que se trata es de invertir: fondos de inversión y unit linked (seguros de vida vinculados a un fondo de inversión).

Alfonso Manso, responsable de gestión de activos de Aegon, cree también que los unit linked pueden ser “otra opción interesante para completar la pensión. Son seguros de vida ahorro en los que el ahorrador designa los activos que quiere invertir en un conjunto de fondos de inversión. Estos productos cuentan con las ventajas fiscales de los seguros y la rentabilidad de los fondos de inversión”, explica.

De 35 a 40 años

Pasados los 35 o 40 años, José María Luna, director de análisis y estrategia de Profim, afirma que “lo lógico es pensar que nuestro perfil de riesgo sea algo más moderado o equilibrado frente a uno algo menos conservador de nuestros inicios como ahorradores, ya que lo hacíamos para asumir gastos a más corto plazo”.

De ahí que este experto proponga combinar inversión directa en Bolsa con cestas de fondos de inversión “y algún plan de pensiones, orientando parte de nuestros ahorros no solo a la fiscalidad ventajosa del momento de la aportación, sino también de cara a cuando me jubile”, indica.

Acciones en la cartera de un hombre previsor

Hemos preguntado qué empresas compondrían una cartera tipo de acciones que nos acompañe hasta la vejez. De esas que se pueden conservar 10 o 15 años acumulando rentabilidad.

Si queremos tejerla con valores españoles, Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, propone cinco compañías. Telefónica, por su valoración y buenas previsiones en España, Reino Unido, Alemania y Latinoamérica, especialmente Brasil.

También Santander forma parte de sus recomendaciones, ya que “seguimos pensando que la estrategia del grupo es acertada, centrándose en la gestión del cliente, el capital y el riesgo, y manteniendo la puerta abierta a pequeñas compras. Aprovecharíamos correcciones para entrar en el valor con un horizonte temporal de medio-largo plazo”.

Iberdrola “es uno de las previsibles ganadoras en las oportunidades que puedan aparecer en renovables”. Ferrovial: “En búsqueda de oportunidades de inversión en infraestructuras de transporte y de energía” y Gestamp por su posicionamiento en automóvil.

Josep Bayarri, director de análisis e inversiones de Arquia Banca, selecciona, compañías internacionales que “o bien mantienen una posición de liderazgo o son compañías cuyo bagaje tecnológico hace difícil pensar que puedan ser desbancadas por nuevos competidores”.

Con estas premisas centra sus apuestas en Amazon, “un líder mundial en su campo que, además, demuestra que es una empresa con voluntad de salir de su círculo de confianza para aplicar su tecnología a sectores donde la productividad es baja y donde puede ejercer un rol revolucionario”; Alphabet (“su liderazgo tecnológico será muy difícil de perder”) y Ping An Insurance, la segunda aseguradora china, “con un papel creciente en la industria de la gestión de activos en China”. Completa el cuadro Berkshire Hathaway, el conglomerado capitaneado por Warren Buffet. 

Y para aprovechar el crecimiento demográfico de los países emergentes apuestan por Sun Hung Kai Properties, que “construye e invierte en activos inmobiliarios en Hong Kong”.

Source link

ING Direct busca nuevos acuerdos para facilitar a sus clientes más cajeros | Compañías

La guerra de los cajeros automáticos parecía que había terminado, y de forma satisfactoria para las entidades financieras y para los clientes, pese a que la gran banca cobre de 1,85 a 2 euros por sacar dinero de sus terminales a los usuarios ajenos a la entidad. Los bancos más pequeños, y por tanto con un escaso número de máquinas para atender a sus clientes habían conseguido llegar a acuerdos con varias entidades de mayor tamaño para poder dar un servicio tan básico como poder sacar efectivo de los cajeros. Ahora Santander, nuevo dueño de Popular, ha puesto en revisión los pactos que mantenía su ahora filial con las instituciones más pequeñas lo que puede dejar a millones de clientes de estas entidades sin servicios gratuitos por sacar efectivo en los cajeros.

De momento, ING Direct ha comenzado a buscar otras alternativas a la red de cajeros de Popular para sus clientes. De hecho, ya ha expresado a Competencia su preocupación ante la posibilidad de que Santander rompa los acuerdos de su filial con ellos y con el resto de bancos pequeños, según reconocen varias fuentes financieras, aunque no así el banco naranja. Banca March y otras pequeñas firmas también han iniciado rondas de contactos para reforzar sus acuerdos en previsión de que Santander implante su política de comisiones en los cajeros de Popular.

ING Direct se ha dirigido a los principales bancos españoles pidiendo llegar a acuerdos siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), que ya pidió al sector hace casi dos años que no se marginara a los clientes de las entidades pequeñas de un servicio fundamental para ellos como es sacar dinero de los cajeros.
Fuentes de estas entidades reconocen que el banco naranja lleva meses intentando ampliar sus acuerdos, aunque puntualizan que su insistencia a llegar a nuevos pactos se intensificó hace algo más de un par de meses, coincidiendo con el anuncio de Popular de su puesta en venta. De los grandes bancos, solo Bankia y Sabadell, con quienes ya tiene algún acuerdo comercial, podrían estar dispuestos a renegociar sus acuerdos con ING si finalmente Santander rompe los pactos de Popular con la banca más pequeña. BBVA y CaixaBank siguen siendo reacios a dar cabida en sus cajeros a los clientes de la filial española del grupo holandés sin tener que abonar una comisión de dos euros por extracción en sus terminales.

El consejero delegado de ING Direct en España, César González-Bueno, ya explicó la semana pasada que romper el acuerdo de Popular “supondría restringir la competencia”. Además, insistió en que el pacto se mantiene y no ha habido ninguna variación desde que Santander se hizo con la entidad intervenida, y añadió que el contrato “no tiene por qué estar en peligro”.
La CNMC anunció el viernes que está analizando el efecto de la venta de Popular en el uso de cajeros, aunque su responsable, José María Marín Quemada, también reconoció que de momento “no ha pasado nada”.

La crisis de Popular y su posterior venta a Santander, han alterado por completo los acuerdos que tenían en común en gran parte al banco madrileño. Popular, a través de la sociedad que tiene al 50% con Crédit Mutuel, había firmado un sinfín de pactos con ING Direct, las cooperativas de crédito y rurales, Banca March y Bankinter, principalmente, para que los clientes de estas entidades pudieran sacar dinero de los 2.700 cajeros de Popular sin coste para ellos.

Pero tras la compra de Popular por Santander estos pactos pueden saltar por los aires en unos meses. Santander, junto a BBVA y CaixaBank, con 23.585 máquinas, decidieron aplicar una comisión de dos euros a los clientes ajenos a sus respectivas entidades por usar sus terminales. Con ello querían dar valor a la inversión que habían realizado en cajeros, evitaban las colas en sus terminales y, sobre todo, menguaban la competencia de ING Direct, que sin contar con apenas oficinas ni terminales, se valía de los del resto de las redes de sus rivales. Fuentes de ING Direct reconocen que buscan alternativas para que sus clientes saquen efectivo, e insisten en que “la propuesta de valor que tenemos para que nuestros clientes puedan acceder a su efectivo no ha cambiado”.

Así, reiteran, continúan a su disposición tanto los más de 44.000 cajeros de diferentes entidades (aunque en varios el cliente debe pagar una comisión) como los algo más de un centenar de cajeros propios que se han ido desplegando el último año y los 3.500 puntos de extracción disponibles a través de Twyp Cash (sus clientes pueden sacar dinero de los supermercado Dia, y de las gasolineras de Shell y Galp). Con Bankia y con Bankinter los clientes de ING pagan un euro si sacan menos de 90 euros en Bankinter y 0,98 euros en el caso de Bankia. Si sacan más de 90 euros no pagan nada en ambas entidades.

Otras claves

ING Direct como el resto de las entidades que operan en España cobran una comisión por sacar dinero de los cajeros ajenos a los del cliente desde los 0,65 euros hasta los 2 euros.
En la actualidad, España cuenta con un total de 49.958 cajeros automáticos. Esta cantidad representa un 0,19% más que en el año anterior (los datos son de cierre de 2016). Este es el primer incremento de la red de cajeros tras siete años consecutivos en los que había menguado.
Santander, BBVA, y CaixaBank suman un total de cajeros automáticos de 23.585, según datos de cierre de ejercicio pasado. Los tres bancos son los únicos que no llegaron a acuerdos con otras entidades para que los clientes ajenos a sus redes pudiesen sacar efectivo de sus terminales sin pagar comisiones o con tarifas muy bajas.
La firma naranja que en España dirige César González-Bueno tiene ya varios acuerdos firmados con otras entidades financieras, con Dia, o con gasolineras como Galp o Shell para sacar dinero de sus cajas.

Source link