Facebook lanza Oculus Go, un casco de realidad virtual por 199 dólares | Compañías

Facebook ha vuelto a dejar claro este miércoles su ambición en el terreno de la realidad virtual. La compañía de Mark Zuckerberg aseguró que quiere que 1.000 millones de personas utilicen esta tecnología, aunque no precisó en qué plazo. Con este objetivo, la red social ha presentado en un evento en EE UU su nuevo casco Oculus Go, totalmente independiente, pues no necesita para funcionar conectarse a un ordenador ni introducir en el un smartphone, como sí ocurre con los cascos de otros fabricantes y con el Oculus Rift, el buque insignia de la compañía. Este avance evita los molestos cables. También, a diferencia de Rift, tendrá un solo mando para controlar las acciones de las experiencias virtuales en lugar de dos.

El dispositivo saldrá a la venta en el primer cuatrimestre de 2018 y costará 199 dólares, menos de la mitad de los 499 dólares que costaba hasta ahora Oculus Rift, pues la compañía lo ha reducido hasta los 399 dólares. Se trata del tercer recorte de precio que la compañía aplica al equipo desde que se lanzó.

Hugo Barra, responsable de Hardware de Facebook, aseguró que Oculus Go “es la realidad virtual más accesible”. El directivo destacó durante la conferencia de desarrolladores de Oculus Connect el potencial de esta tecnología para cambiar nuestras vidas, desde la medicina al entretenimiento, pasando por la oportunidad que brinda para llevar a cabo reuniones en salas virtuales. El kit para desarrolladores estará disponible para el próximo noviembre.

El nuevo casco lleva una pantalla LCD con resolución de 2560×1440 píxeles y dos pequeños altavoces en la correa que sustituirán a los auriculares. El dispositivo reproducirá algunos títulos de la biblioteca del Samsung Gear VR, ya que Facebook es aliada del fabricante surcoreano en este negocio. 

Facebook espera con Oculus Go captar la atención de los usuarios hacia la realidad virtual, una tecnología que no acaba de despegar. La compañía, al igual que sus rivales en este negocio (HTC, Microsoft o Sony, entre otros), no ha logrado popularizarla, pese a sus esfuerzos. Según diferentes fuentes, la red social habría vendido en torno a un millón de Oculus hasta la fecha, y ello pese a la bajada repetida de precios.  

Aunque las Oculus Go ha sido el principal protagonista de este anuncio, la multinacional estadounidense ha desvelado también sus planes para llevar la realidad virtual a las oficinas, gracias al paquete Oculus for Business, que incluye un casco Oculus Rift, un par de mandos, tres sensores espaciales y tres interface faciales.

“Estamos legítimamente entusiasmados con el futuro y estamos comprometidos a hacerlo realidad”, insistió Barra, convencido de que más personas utilizarán la realidad virtual con un dispositivo como el Oculus Go, que ha sido diseñado para ser más cómodo de utilizar, con correas elásticas para sostener el dispositivo en la cabeza y un tejido más transpirable. Facebook también desveló durante el evento que ha registrado 100 millones de descargas de aplicaciones para sus cascos de realidad virtual, y señaló que está trabajando en una versión menos voluminosa.

Caída de Facebook e Instagram

Por otro lado, este miércoles por la tarde tanto Facebook como Instagram han sufrido problemas de conexión y muchos usuarios no podían acceder a sus plataformas sociales. La caída de Facebook ha sido generalizada, como han corroborado Down Detector yOutrage Report, dos webs especializadas en analizar los problemas de conexión de grandes servicios online. La incidencia habría tenido especial impacto en países como EE UU y Reino Unido. En España, su efecto ha sido mucho menor.

Source link

La náutica innova en conectividad y diseño | Compañías

Digitalizar el mar suena a utopía, pero es lo que se han propuesto en SmartSea Technologies, una startup de Barcelona. La compañía, que comparte espacio con otros proyectos de negocios en el centro de emprendimiento Pier 01, en el Palau de Mar, está innovando en un sector que apenas comienza a recuperarse de la crisis y que no ha conseguido tener una presencia internacional significativa, a pesar de la popularidad de la náutica deportiva en su mercado base, España.

SmartSea, resultado de la fusión de la aplicación para puertos deportivos Smart Port y la red social para navegantes BlooSea, empezó en 2012 con un listado móvil de los servicios que ofrecía cada terminal portuaria. Pero en 2016 sus fundadores convinieron en que necesitaban desarrollar un producto verdaderamente disruptivo que les ayudase a crecer y marcar la diferencia.

SmartSea trabaja para llevar al mar tecnologías como el big data y el internet de las cosas

“Habíamos empezando conectando a los navegantes con los puertos, pero nos dimos cuenta de que a lo mejor, lo que teníamos que hacer era conectar a los barcos, porque sin estos no hay navegantes ni puertos”, afirma Alejandro Martínez, director general de la empresa.

En el sector automoción se lleva muchos años hablando del big data, del internet de las cosas y del coche conectado como un primer paso hacia el vehículo autónomo. Martínez y su equipo decidieron que era el momento de trasladar todos esos conceptos a la industria náutica. En esos días Seat prestó un ejemplar de su modelo conectado a BeMobile, startup con la que comparten oficinas en Pier 01, a fin de que esta trabajara en el desarrollo de aplicaciones para el auto; cercanía que en SmartSea aprovecharon para detectar posibles innovaciones extrapolables a su sector.

Fue así como surgió SmartBoat, una plataforma que permite a los propietarios de embarcaciones disponer de información de todas las constantes del barco en tiempo real. El sistema consta de un hardware que se instala de manera muy sencilla en el yate –“son dos cables”, dice Martínez– y una aplicación móvil. El dispositivo recoge los datos y los transmite a un servidor para que luego puedan consultarse en la app.

Dado que un barco pasa la mayor parte del tiempo atado al muelle, ¿qué tipo de información puede interesarle consultar a todas horas a un marinero en tierra? “Hay una gran cantidad de parámetros que conviene monitorizar como, por ejemplo, que las bombas de achique, que sacan el agua que se acumula en la sentina, la parte más baja del casco, funcionan correctamente, porque de lo contrario, al día siguiente puedes encontrar el barco hundido en el pantalán”, explica Martínez. En caso de detectar una anomalía de este tipo, un golpe, un fallo en las baterías o la entrada de una pequeña vía de agua, el sistema envía una alerta al usuario.

La aplicación SmartBoat.
La aplicación SmartBoat.

La app es capaz también de entender el contexto en el que este se encuentra (si está a bordo o en tierra) para mostrarle una información u otra dependiendo de cada situación. Si se trata del primer caso, da la posiblidad de comprobar si el yate cumple cuatro condiciones básicas para salir a navegar:si hay aceite de motor, si los grifos de fondo están abiertos (fundamental para refrigerar el motor y evitar que se recaliente), el nivel de combustible y si se llevan chalecos salvavidas.

Hacer esta lista de comprobación es clave para la seguridad del pasaje porque “el 55% de los accidentes que asiste Salvamento Marítimo es de embarcaciones de recreo, lo cual es una barbaridad”, señala Martínez. En una fase más avanzada, SmartSea aspira a incorporar funciones de mantenimiento predictivo e incluso de barco autónomo.

Alejandro Martínez (segundo por la derecha) junto con el equipo de SmartSea, en el Port Vell de Barcelona.
Alejandro Martínez (segundo por la derecha) junto con el equipo de SmartSea, en el Port Vell de Barcelona.

“Para eso necesitamos generar un historial de millas marinas recorridas”, indica. El prototipo, que ha concluido la fase de pruebas, se presentará en el Salón Náutico que se inaugura hoy en Barcelona. El evento, en el que participarán 275 empresas y en el que se expondrán cerca de 700 barcos, ha continuado adelante a pesar de las crecientes tensiones políticas en Cataluña, el principal mercado de barcos nacional junto con Baleares.

La afición por la náutica en España empezó a crecer en los años sesenta, cuando aparecieron los primeros astilleros, escuelas de navegación y empresas de alquiler. El sector prosperó hasta 2008 cuando la crisis obligó a las familias a recortar el gasto en actividades de ocio. “La recesión hizo mucho daño, con caídas de ventas espectaculares”, dice Ramón Girbau, un experto en reparación y mantenimiento de barcos que empezó a fabricar sus propias embarcaciones en 2010.

Yate Astondoa 100 Century, de Astilleros Astondoa.
Yate Astondoa 100 Century, de Astilleros Astondoa.

A diferencia de otras industrias, como la automoción, la mayoría de fabricantes de yates y veleros en España son pequeñas empresas que no están internacionalizadas, lo que les ha impedido compensar la caída del mercado doméstico con un aumento de las exportaciones. “Quedamos pocos. Si no quebraron, muchos astilleros han tenido su actividad en letargo”, señala el fundador de Girbau Boats, que construye barcos de entre 8,5 y 9,16 metros de eslora en el cabo de Creus, en la Costa Brava.

Si bien las ventas todavía están lejos de los picos de 8.400 unidades alcanzadas en 2008, el mercado se recupera. Las matriculaciones de embarcaciones de recreo crecen al mes de septiembre un 9%, hasta las 4.732 unidades. La asignatura pendiente sigue siendo la internacionalización. En los siete primeros meses de este año, la balanza comercial de España en yates y embarcaciones acumula un déficit de 104 millones de euros, casi tantos como los 107 millones de todo 2016, según estadísticas oficiales.

“Nuestra balanza comercial está claramente condicionada por la pérdida de tejido productivo en este segmento”, comenta Jaime Cortecero, director de ventas de Astondoa, empresa familiar que tiene cuatro astilleros en Santa Pola, Alicante, donde construye yates de hasta 37 metros de eslora.

Las cifras

4.732 embarcaciones se matricularon entre enero y septiembre de este año, lo que supone un aumento del 9,23%, según ANEN, la Asociación Nacional de Empresas Náuticas.

1.475 del total de barcos matriculados se destinaron al alquiler, un segmento que crece en lo que va de año un 25%.

104 millones de euros es el déficit comercial del sector a julio, según el Ministerio de Comercio Exterior.

Junto con Sasga Yachts y Rodman, Astondoa es uno de los pocos constructores nacionales que está vendiendo al exterior. “En este momento, las exportaciones suponen más del 75% de nuestras ventas, destacando América y Europa como mercados más grandes”, indica Cortecero, quien precisa que Italia es el principal competidor de España en la gama de yates superiores a 16 metros de eslora.

Sasga Yachts fabrica en Menorca, mientras que Rodman, la empresa más grande del sector, tiene tres factorías en Galicia y dos en Portugal que exportan a más de 50 países de Europa, Sudamérica, África, Oriente Medio y Asia.

Estos tres astilleros “están haciendo un buen trabajo y sus barcos están reconocidos fuera”, destaca Javier Sáez, responsable de operaciones de Disvent Ingenieros, distribuidora de material electrónico y sistemas de comunicación para embarcaciones, con sede en Barcelona.
La situación es parecida en componentes. “No hay marcas nacionales de prestigio en electrónica ni electricidad. No obstante, entre nuestros productos contamos con paneles eléctricos modulares de la empresa de Badalona Pros by Ditel que nos planteamos exportar”, refiere Sáez.

En motores marinos, Solé Diesel, empresa con sede en Martorell, lleva exportando desde los años setenta. “De lo contrario, habríamos cerrado durante la crisis”, expresa Enric Solé, presidente de la compañía que fundó su abuelo en 1912 y que obtiene en el exterior el 65% de sus ingresos, que el año pasado ascendieron a 8 millones de euros. “Tenemos distribuidores en todas partes, excepto en Estados Unidos, donde hay muchas trabas normativas”, indica.

Según datos de la Fira, organizadora del Salón, el 15% de los expositores serán empresas extranjeras procedentes de 14 países, entre los que figuran las francesas Zodiac, Jeanneau y Beneteau (junto con su filial de catamaranes Lagoon), la británica Sunseeker y la japonesa Yamaha.

“Exportar es caro, pero es uno de mis objetivos a medio plazo”, dice Ramón Girbau, para quien la única forma que tiene un astillero pequeño como el suyo de internacionalizarse con éxito es ofrecer un producto diferente en diseño y acabados. “La estética es importante, pero también hay que darle valor a la utilidad: espacios abiertos, bañera en popa con sombra para proteger del sol, un buen solárium… Hay barcos muy bonitos, pero que no se pueden disfrutar”.

Source link

Euskadi invertirá 295 millones en fomentar el emprendimiento | Compañías

Posicionar al País Vasco como un territorio atractivo para emprender. Ese es el objetivo básico del Plan Interinstitucional de Emprendimiento de Euskadi 2020 (PIE 2020), explica Aitor Urzelai, director de Emprendimiento del Gobierno vasco, a CincoDías . El programa, que se presentó esta semana en el Parlamento, recoge más de 300 acciones con un marco común y un repositorio único, y cuenta con una previsión presupuestaria de 295 millones hasta 2020.

“El plan es muy ambicioso. País Vasco siempre ha sido pionero en políticas públicas de emprendimiento, ahora se pretende que sea el mejor sitio para situar una startup”, explica Iñaki Ortega, director de Deusto Business School. El programa incluye medidas de formación, eliminación de barreras burocráticas o revisión de la fiscalidad. “Es amplio y apunta en la buena dirección. Involucra a todas las Administraciones –Gobierno vasco, diputaciones y ayuntamientos–”, indica Lander Beloki, decano de la facultad de empresariales de Mondragon Unibersitatea.

El ecosistema emprendedor vasco destaca por su carácter industrial

Otro de los objetivos de la iniciativa es fomentar la cultura emprendedora entre los ciudadanos vascos. “Hay todavía mucho camino por recorrer. Ahora mucha gente emprende porque no encuentra hueco en el mercado laboral”, lamenta Beloki.

El último informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) señala a Euskadi como una de las comunidades donde menos personas prevén iniciar un negocio. “Se detectó que se estaba perdiendo fuelle emprendedor, porque implica un riesgo. Las oportunidades de empleo hacen que la gente opte por la cuenta ajena”, dice Ortega.

Todos los actores destacan la importancia de la constancia en el apoyo al emprendimiento. “No son políticas a corto plazo, sino programas de lluvia fina, de generar un ecosistema”, afirma Ortega. “El ecosistema emprendedor destaca por su carácter industrial. Las startups tecnológicas que tengan una aplicación industrial tienen un encaje perfecto en Euskadi”, cuenta Urzelai.

La aventura de emprender

Euskadi invertirá 295 millones en fomentar el emprendimiento

Perfil. El emprendedor en Euskadi suele ser un profesional con formación universitaria que ronda los 40 años. Destaca el papel de las mujeres emprendedoras, que llega casi al 50%.

Nuevo perfil. Los expertos señalan un cambio. “Hay una nueva generación que emprende en industria 4.0, big data o intenet de las cosas”, cuenta Iñaki Ortega. La universidad de Mondragón imparte desde 2009 un grado centrado en el emprendimiento –LEINN–, donde los alumnos crean su propia empresa.

Reconocimiento. “Falta una labor de reconocimiento social del empresario. Aquí era algo que estaba mal visto. En otras culturas consideran que genera empleo y crea riqueza”, señala Gonzalo Artiach.

Abrir una empresa en España requiere 13 días de media, según el informe Doing Business del Banco Mundial. “Crear una compañía es fácil, pero lo más complicado es conseguir un primer cliente”, apunta Gonzalo Artiach, fundador de Decidata, una startup de Getxo (Bizkaia) que se dedica a la ayuda a otras empresas en la toma de decisiones mediante análisis de datos.

Esta compañía resultó elegida en uno de los programas de emprendimiento más conocidos, el BIND 4.0, una aceleradora que ofrece la posibilidad de firmar un contrato con una gran empresa industrial, explica Urzelai. “Para nosotros fue decisivo ser uno de los ganadores”, cuenta Artiach. Con esta iniciativa, Decidata logró un contrato con Euskaltel y este año prevé alcanzar una facturación de 175.000 euros.

Source link

El ‘blockchain’ y la impresión 3D, en el laboratorio | Compañías

El País Vasco siempre ha estado en la vanguardia de la innovación y mantiene el ritmo con nuevos procesos de digitalización. El blockchain y la impresión 3D son algunas de las tecnologías que se están desarrollando en centros vascos de investigación.

A lo largo de este año, la corporación privada Tecnalia ha desarrollado diferentes iniciativas de la mano de empresas, que se encuentran ya en el mercado, centradas en la industria 4.0.

Por ejemplo, junto al Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC), ha presentado el primer robot de cables capaz de crear piezas de grandes dimensiones para la construcción en 3D e incluso de pequeños edificios.

El robot se basa en una estructura móvil con unas dimensiones de 15 x 11 x 6 metros (largo x ancho x alto) que mediante cables manipula una máquina de impresión 3D cuyo espacio de trabajo es de 13,6 x 9,4 x 3,3 metros y es capaz de crear piezas de material natural, biodegradable y reciclable. Además, el proyecto también incluye el uso de drones que vuelan autónomamente, que monitorizan la obra y ofrecen informaciones térmicas del estado de secado de la estructura.

En el apartado de software también hay grandes novedades. “Cabe destacar”, señalan desde Tecnalia, “la irrupción de la tecnología blockchain en las relaciones comerciales entre empresas”. El blockchain es un registro de transacciones digitales cuya información es inalterable, lo que convierte al propio sistema en “árbitro” del proceso y permite facilitar las relaciones de la cadena de intermediarios.

Ofrece, por tanto, seguridad y transparencia a la vez que acelera las transacciones económicas. Tecnalia ha creado el primer laboratorio industrial de blockchain, en la que las empresas pueden “experimentar con sus retos y necesidades, ver demostraciones y casos de éxitos reales, así como realizar ensayos de soluciones tecnológicas y modelos de negocio relacionados con esta tecnología”.

En él se ensayarán desde plataformas de participación y voto electrónico hasta sistemas de trazabilidad para los sectores de energía, fabricación o automoción. Y se pondrán en marcha estas soluciones tecnológicas para implantarlas en el tejido empresarial.

Otro de los mercados en los que la industria 4.0 ha irrumpido con fuerza es el aeronáutico. Tecnalia, junto con Airbus, el mayor fabricante de aviones del mundo, está trabajando en un nuevo concepto de línea de montaje para mejorar la producción y conseguir un ahorro de hasta un 30%, que se prevé que estará operativa en el próximo año. “El nuevo entorno incluye la aplicación de tecnologías de la información, el procesamiento inteligente y la gestión segura, así como herramientas que permitan incrementar la visibilidad del proceso y estado del montaje, y la optimización de los procesos logísticos asociados”, explican desde la entidad.

“La capacidad de innovación de las compañías vascas está al nivel de las regiones más avanzadas de Europa”, señala Matías Alonso, senior managing director de Accenture Global Utilities, que colabora con las entidades de la región para mejorar su rendimiento. “Además, contamos con universidades líderes para proveer el talento necesario. Tenemos también grandes ejecutivos, con visión estratégica y capacidad de liderazgo, algo clave para llevar a cabo la transformación digital. También cabe destacar el impulso desde el Gobierno vasco y el resto de instituciones públicas”.

Existen, sin embargo, “ciertas debilidades que pueden afectar, como el bajo tamaño medio de las empresas, lo que limita las posibilidades de innovación y cambio en muchos casos”. También hay carencias, señala, en el “nivel de conexión con el ecosistema internacional” y una “falta de atractivo para atraer talento global”.

Source link

Google se prepara para la gran batalla del monopolio de Android | Compañías

Alphabet ha despejado la cubierta para una gran batalla antimonopolio. La matriz de Google va a separar su unidad comercial europea y permitir a sus rivales pujar por los anuncios de su comparador de precios. Eso la libera para combatir las afirmaciones de la UE de que utiliza Android para dominar las búsquedas online.

La Comisión Europea multó a Google con 2.420 millones este verano tras determinar que actuó abusivamente en el mercado de comparación de precios, y amenazó con una multa del 5% de sus ingresos diarios si la empresa no solucionaba el problema antes de ayer.

Los comparadores de precios rivales pueden ahora comprar espacio en la parte superior de las páginas de búsqueda de Google y mostrar una foto de producto y un enlace a un minorista. Los competidores se quejan de que esto les obliga a pagar dinero al monopolio de la búsqueda, violando así el espíritu de los mercados competitivos. Pero la solución parece resolver la queja de que Google estaba promoviendo injustamente sus propios servicios.

Alphabet también seguirá apelando la multa. Eso es importante, ya que la idea de que una empresa dominante no puede favorecer sus propios servicios a expensas de sus rivales es polémica y podría conducir a futuros juicios contra Amazon, Facebook y otros.

Pero la cuestión principal es Android. La mayoría de los smartphones usan el sistema operativo de Google. La compañía no cobra a los fabricantes, pero los consumidores valoran estos teléfonos porque pueden descargar apps. La Comisión dice que Alphabet está actuando de manera abusiva al dar incentivos financieros a los fabricantes para que utilicen exclusivamente la búsqueda de Google y forzarlos a establecerla como predeterminada si quieren tener acceso a la tienda de apps.

Cerca del 90% de los ingresos de Alphabet provienen de la publicidad. Y la móvil probablemente representará unos dos tercios de sus ingresos netos de publicidad digital este año, según eMarketer. Dada esa amenaza existencial de perder su control sobre las búsquedas móviles, no es de extrañar que Google busque la menor distracción posible para centrarse en esta pelea.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link

La inteligencia artificial ya está creando empleo… entre los jefes | Tendencias

La relación entre tecnología y empleo está continuamente en el centro del debate. ¿Habrá más o menos trabajo cuando los robots conquisten las fábricas? Es una cuestión que expertos y gurús intentan responder pero aún no han conseguido llegar a un acuerdo. Algunos de los estudios más recientes apuntan a que la colaboración entre humanos y máquinas inteligentes aumenta las  habilidades de los trabajadores. También que las empresas que utilizan la inteligencia artificial están creando más puestos de trabajo de los que destruyen, al menos a corto plazo, según un informe de Capgemini. Teniendo en cuenta estos datos, parece que no todo está perdido. Aunque hay truco: la mayoría de los puestos se están creando ahora mismo entre los directivos.

El informe Turning AI into concrete value: the successful implementers’ toolkit, realizado entre casi 1.000 empresas de siete sectores de todo el mundo, ha encontrado que el 83% de las empresas afirma que aplicar la inteligencia artificial está generando nuevos puestos de trabajo. Por ahora, el empleo se crea en las categorías profesionales más altas, en niveles de gerencia y alta dirección. En esta estadística, España se encuentra a la cabeza: según las conclusiones del informe, el 94% de las empresas españolas que utilizan IA están creando empleo.

Son precisamente estos puestos de jefes los menos sustituibles por robots. Los expertos que defienden que la revolución tecnológica eliminará empleos, se refieren sobre todo a los relacionados con las tareas más automáticas y que están por debajo de los puestos de mando. En ese futuro vaticinado, la inteligencia artificial vendrá para salvarnos de las tareas más tediosas y nos dejará tiempo para aquellas en las que se necesitan capacidades exclusivamente humanas, como la elaboración de juicios y las relacionadas con la empatía y las emociones.

Las empresas que creciendo con la inteligencia artificial tienen precisamente en común que la conciben como un medio para reducir el tiempo que los empleados dedican a las tareas rutinarias y administrativas y permitirles centrarse en las actividades de valor humano añadido. “Lo que de verdad queremos es que las personas con las que trabajamos puedan ofrecer el máximo de su capacidad”, explica Michael Natusch, responsable mundial de IA en Prudential.

A pesar de estos resultados —que analizan lo que está pasando ahora, no predicen qué será de nosotros en unos años—, existe preocupación sobre la posibilidad de que las máquinas desplacen a los trabajadores humanos; algo que está pasando ya en ciertos sectores. Pero la experiencia, por ejemplo, de General Electric, según su economista principal, Marco Annunziata, demuestra que para muchos puestos de trabajo la combinación de humanos y máquinas ofrece mejores resultados que cualquiera de los dos por separado. A pesar de que las fábricas emplean cada vez más las últimas tecnologías inteligentes y conectadas, los trabajadores humanos siguen siendo vitales para asegurar su rendimiento.

Según Annunziata, el trabajo entre humanos y máquinas puede aumentar las capacidades y habilidades de los empleados, lo que podría hacer que mejore su rendimiento. Uno de los ejemplos es el uso de gafas inteligentes de realidad aumentada (RA) en fábricas. En ese escenario, esta tecnología podría superponer las instrucciones de reparación de una máquina directamente sobre ella, con vídeos, gráficos y textos generados por ordenador. Según los autores del estudio, de esa forma “la realidad aumentada mejoraría la productividad porque estaría contribuyendo a desarrollar las habilidades de los trabajadores”.

Uno de los problemas con los que se están encontrando las empresas en este sentido es que la demanda de profesionales especializados ha crecido mucho más rápido que la formación necesaria para satisfacerla. “Creemos que la realidad aumentada será una pieza fundamental para cerrar la brecha de capacidades detrás de la falta de trabajadores industriales cualificados”, escribe Annunziata en HBR. Otros datos defienden también esta postura. Según el estudio desarrollado por Capgemini, la mayor parte de las empresas que han adoptado aplicaciones de inteligencia artificial de forma generalizada (el 89%) considera que esta facilita el desempeño de trabajos complejos.

Source link

Twitter duplica el límite de caracteres por mensaje hasta los 280 | Lifestyle

Poco a poco la red social que ha hecho de la síntesis dialéctica de sus usuarios su principal rasgo característico va relajando sus reglas del juego. Y todo porque la red social ha decidido hoy aumentar el límite de los caracteres en cada mensaje hasta justo el doble de lo que permitía hasta ahora. Una decisión que sin duda ha sentado de forma muy diferente a los usuarios de Twitter. Y eso que precisamente ha sido Jack Dorsey, el director ejecutivo de la compañía, quien ha justificado este cambio precisamente por la frustración de muchos usuarios.

De momento es sólo una prueba

Aunque sólo sea una prueba, en su tuit, Jack Dorsey ha dado por hecho este salto desde los 140 caracteres a los 280 caracteres por tuit. Según el tuit donde ha anunciado esta decisión, el límite inicial de 140 caracteres venía dado por la limitación de los antiguos mensajes SMS; que eran de 160 caracteres.

Ahora según Dorsey han tomado esta decisión, que denominan como un “pequeño cambio”, para resolver un problema real que muchos usuarios han estado experimentando al intentar publicar un tuit, sintiéndose frustrados en muchas ocasiones. Según Dorsey, este cambio conserva la brevedad, velocidad y esencia de la red social. De momento sólo unos pocos usuarios disfrutan de este cambio, pero pronto llegará a todos.

Source link

Uber logra más de 771.000 firmas para seguir operando en Londres | Compañías

Contundente y rápida reacción de miles de personas contrarias a la decisión de la autoridad de transportes de Londres (TfL) de cancelar la licencia de operador de transporte a Uber. La noticia saltó el viernes y este lunes a media tarde más de 771.100 personas habían firmado una petición en internet pidiendo a las autoridades de la ciudad que reviertan su decisión. La campaña, alojada en Change.org, fue puesta en marcha por la empresa y recogía el siguiente mensaje: “Firma para asegurarte de que los londinenses tengan más, y no menos, opciones de transporte”. Hoy Uber tiene en Londres unos 40.000 conductores y 3,5 millones de clientes.

La BBC informó ayer que el alcalde de esa ciudad, Sadiq Khan, se ha quejado de que Uber ha ejercido una “presión injusta” sobre la autoridad de transporte de Londres, con “un ejército” de abogados y expertos en relaciones públicas. El alcalde criticó a la multinacional de llevar a cabo “agresivas amenazas para llevarnos a los tribunales”. Khan, que preside el consejo de TfL, no habría estado implicado en el proceso de decidir si se le renovaba o no la licencia a Uber, según la cadena británica.

La compañía pidió disculpas por boca de su nuevo CEO, Dara Khosrowshahi, que insistió en que apelarán la decisión, aunque aceptó que deben cambiar algunas cosas. “Uber ha revolucionado la forma en que la gente se mueve en las ciudades de todo el mundo, pero es verdad también que hemos cometido algunos fallos por el camino. En nombre de todas las personas de Uber, pido disculpas por los errores”, añadió Khosrowshahi, que subrayó que Uber “no será perfecta, pero va a escuchar” a todo el mundo.

Aunque ha habido voces que respaldan al alcalde de Londres y a la TfL, como la del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, que dijo que la decisión era “correcta”, otros políticos, asociaciones empresariales, centros de estudios o expertos en urbanismo han defendido la licencia de Uber. Como recoge en su blog el profesor del IE Business School, Enrique Dans, estos hablan de decisión injustificada, de actitud contra la innovación o de daños reputacionales para la ciudad, y piden libre elección de los usuarios.

El ministro Greg Hands, por ejemplo, afirmó que “en un instante Khan está amenazando el puesto de trabajo de 40.000 personas y la forma de transporte de más de tres millones de londinenses”. Para muchos observadores, las bazas principales de Uber para defender su licencia es el gran número de conductores que se quedaría sin empleo y el enfado de los clientes de la firma, que muestran altos índices de satisfacción. Por contra, el punto más negativo estaría en la mala imagen que tiene Uber. Como recuerda Dans, la actitud “enormemente agresiva” de su fundador y anterior CEO, Travis Kalanick, “generó una cultura del vale todo que ha dado lugar a muchos escándalos y problemas reputacionales”, que ahora podría restarle apoyos.

Decisión polémica

La decisión de la TfL sorprendió a muchos expertos el viernes, pues Uber había pasado positivamente diez inspecciones antes de que el organismo de transporte británico tomara la decisión de no renovar la licencia de la multinacional, según informó este lunes The Times. El rotativo detalló que las inspecciones se llevaron a cabo entre 2013 y mediados de este año. Además, apuntó que en abril Uber superó con éxito su auditoría que involucró durante dos días a 20 funcionarios de la TfL. Estos hechos habría llevado a algunos observadores a tildar la cancelación de la licencia a Uber de decisión “puramente política”. Muchos ven en la medida la mano del lobby de los black cabs (los taxis negros), iconos de la ciudad de Londres.

Con todo, Uber deberá armar bien su defensa. Su licencia en Londres expira el 30 de septiembre, aunque tiene 21 días para recurrir la decisión. La firma podrá operar en la ciudad hasta que haya una sentencia firme. En ese proceso deberá demostrar que no es un peligro para la seguridad pública y que las acusaciones de la TfL no son ciertas. Este organismo acusa a Uber de no reaccionar suficientemente ante delitos graves, de obtener ilícitamente certificados médicos para sus conductores y de que estos no pasan los mismos controles de antecedentes penales que los taxistas. Igualmente, le acusan de utilizar un software denominado greyball para que las autoridades no detecten a los conductores cuando estos trabajan en zonas donde no pueden operar.

El pulso entre Uber y la autoridad de transporte de Londres está servida. Dans insiste en que Uber es una compañía enormemente polémica, que opera en un entorno regulado y con fortísimas presiones y cuya operativa ha sido suspendida con anterioridad en numerosas ciudades. “Pero, ¿qué ha pasado en esos casos? En prácticamente todos los casos, la compañía ha vuelto en un plazo relativamente corto, y la situación se normaliza (…) A Uber no la han aupado al lugar en el que está ni los alcaldes, ni los políticos, ni los reguladores ni los analistas: la han situado ahí sus usuarios”, dice.

El profesor de IE Business Shool defiende que los usuarios prefieren tener más opciones de transporte, no menos. “Nunca jamás, en ninguna ciudad, se han visto manifestaciones de ciudadanos reclamando que haya menos opciones para moverse en ella”.

Source link

Noticias falsas: un asunto de robots | Tendencias

En el ecosistema virtual prolifera una especie de parásito. Se sabe que hay millones de ellos en todas las redes sociales. Su ADN se compone de fórmulas matemáticas. Es difícil rastrear quién los inyecta en el sistema. Parecen humanos porque han aprendido a interactuar como ellos, pero son robots programados. Su nombre oficial es bots sociales, popularmente conocidos como usuarios fantasma o perfiles falsos. Son los principales propagadores en Twitter.

“Es significativamente más probable que las cuentas que activamente difunden desinformación sean bots. Este descubrimiento indica que quizá una buena estrategia para mitigar la propagación de noticias falsas en Internet sea contener a estos bots sociales”, concluye el estudio de C. Shao, G.L. Ciampaglia, O. Varol, A. Flammini y F. Menczer

Este grupo de investigadores de la Universidad de Indiana (EE.UU.) analizó el comportamiento de estos robots en la difusión de 400.000 noticias falsas a través de 14 millones de tuits compartidos antes y después de las elecciones en Estados Unidos de 2016. Para poder identificar las cuentas falsas de Twitter diseñaron a Botmeter, otro algoritmo para identificar a los de su especie, por así decirlo. Las desinformaciones a las que siguieron la pista salieron de una lista de 122 webs que según “medios de comunicación consolidados” publican habitualmente artículos engañosos. De hecho, los autores del estudio han creado una base de datos en tiempo real sobre la difusión de este tipo de noticias.

“La gente tiende a confiar en sus contactos sociales y puede ser manipulada para creer y compartir este tipo de artículos. Los incentivos para distribuir noticias falsas son bien conocidos: el tráfico hacia las páginas web que las generan se monetiza fácilmente a través de anuncios, pero los motivos políticos pueden ser igual o más poderosos.”

¿De cuántos robots estamos hablando?

 El análisis más reciente cifra entre el 9% y el 15% el número de cuentas de Twitter controladas por robots programados. Eso supone cerca de cincuenta millones de bots tuiteando y respondiendo en esta red social. Al presidente Donald Trump, al que tanto le gusta comunicarse y expresarse por esta vía, le siguen casi 17 millones de usuarios falsos, según Twitter Audit.

Cualquiera puede hacerse esta auditoría. Incluso existe la opción de comprar robots seguidores si no está contento con su nivel de popularidad. Tenga cuidado si lo hace: hasta los bots más bienintencionados pueden terminar haciendo cosas raras.

¿Cómo se difunde una noticia falsa?

En la siguiente imagen se puede ver el papel que jugaron los bots en la difusión de un artículo sobre una especie de cena satánica a la que acudió el jefe de la campaña de Clinton. Esta noticia (¿hace falta decir falsa?) se publicó en infowars.com cuatro días antes de las elecciones presidenciales. 30.000 tuits la compartieron.

El tamaño de los nodos indica la influencia de la cuenta. Los puntos azules son seguramente personas reales y los rojos, los robots (como el botmeter mide la probabilidad de que sean cuentas fantasma, en los casos con algunas dudas surge el color morado). Los amarillos no se pueden evaluar porque o bien son cuentas que han sido suspendidas o los tuits han sido borrados. Se ve claramente que los puntos más importantes son de color rojo-morado. Son bots.

El estudio además detectó una serie de tácticas utilizadas estas cuentas falsas para difundir teorías conspiratorias:

1. Los robots comparten los enlaces de las noticias a los segundos de su publicación. “Esta intervención temprana expone a muchos usuarios a la noticia falsa, potenciando efectivamente su difusión viral”. Para cuando una web rigurosa se toma la molestia de desmontar el artículo, puede que ya lo hayan leído miles de personas.

2. Es habitual que en sus tuits mencionen a personas populares como políticos y periodistas “para tratar de crear la apariencia de que la noticia es ampliamente compartida”. En la difusión de la noticia “Inmigrantes ilegales emiten tres millones de votos en las elecciones presidenciales” se puede ver esta estrategia. Los nodos representan las cuentas de Twitter en función de su número de seguidores. Las líneas rojas indican menciones y respuestas. 

Los bots ¿manipuladores?

Si tal y como sostiene el estudio, los usuarios fantasmas de Twitter son responsables de gran parte de la difusión de las noticias falsas en Twitter, ¿cómo reaccionamos los humanos a sus tuits? ¿Nos los creemos? Esta cuestión es clave para saber si estos robots son capaces de afectar o no a la opinión pública. La conclusión es bastante contundente.

“Los humanos retuitean noticias compartidas por social bots tanto como por personas reales. Este dato sugiere que los humanos pueden ser efectivamente manipulados a través de los bots sociales”. (Aunque es evidente que muchos humanos compartirán estas noticias sabiendo que son mentira).

El Foro Económico Mundial señaló a las noticias falsas en el mundo digital como un importante riesgo global. Ahora sabemos quién les ayuda a convertirse en virales en las redes sociales.

La mano que mueve los hilos

Queda otra cuestión pendiente: si los bots son las marionetas, ¿quién los controla?

“Asumiendo que exista la tecnología para detectarlos, será crucial revertir la ingeniería de las estrategias de los bots sociales: a quién se dirigen, cómo generan contenido, cuando entran en acción y de qué temas hablan. Una extrapolación de esa información podría permitirnos identificar a la persona que mueve los hilos”. Es decir, el cerebro que da la orden de atacad, bots.

“El problema no radica solo en establecer la veracidad de la información que propagan. El nuevo desafío que plantean los bots sociales es que pueden alterar la percepción de la influencia de los medios sociales, aumentando de manera artificial la audiencia de determinadas personas, o destruyendo la reputación de una compañía por motivos comerciales o políticos. No hemos desarrollado anticuerpos para eso todavía”, alertan otros investigadores en el artículo “El auge de los bots sociales”.

El poder de estos ejércitos de robots ha quedado ya demostrado en campañas electorales, en el debate sobre las vacunas, en la difusión de falsos rumores sobre ataques terroristas, en la manipulación de mercados financieros,… Coordinados son capaces de hacer mucho ruido y relegar a un segundo plano otras noticias. “Nadie sabe exactamente cuántos bots habitan en las redes sociales o qué parte del contenido que se genera se les puede atribuir. Los cálculos varían considerablemente y puede que solo hayamos visto la punta del iceberg”.

Source link

Cuatro opciones ‘low cost’ para ahorrar de cara a la jubilación | Mercados

Las comisiones son un factor clave en el ahorro para la jubilación. Al tratarse de una inversión a muy largo plazo, tener un producto que genere pocos gastos es muy importante. Tanto como escoger bien en qué tipo de activo financiero va a invertir el plan de pensiones o quién se va a encargar de la gestión.

La firma pionera en España en los planes de pensiones de bajo coste fue ING. El banco holandés siempre ha hecho bandera de cobrar las comisiones más bajas del mercado en todos sus productos. Cuando lanzó sus Planes Naranjas no fue una excepción. Los gastos que aplica para planes de pensiones que invierten en Bolsa son un 50% inferiores a los que aplican otras entidades.

¿Cómo puede ser? Primero, porque se trata de productos de gestión pasiva. Esto es, que invierten en fondos que replican la evolución de los principales índices bursátiles. No tiene gestores de fondos que seleccionen determinadas compañías, sino que el plan se mueve al compás del Ibex 35, el S&P500 y el Eurostoxx 50. Además, ING no tiene oficinas, con lo que ahorra mucho dinero de comercialización.

Ahora, con el auge de la gestión pasiva en todo el mundo, han surgido varias iniciativas en España que están plantando cara a los planes de pensiones de ING. En concreto, se trata de dos nuevas compañías de tecnología financiera (fintech) –Indexa Capital y Finizens– que han cerrado una alianza con Caser. Y esta misma semana se ha sumado un cuarto competidor: la aseguradora francesa CNP en alianza con Morningstar.

 

1. ING: pioneros con sus Planes Naranja 

El banco holandés ING fue la primera entidad financiera en comercializar en España planes de pensiones con comisiones de bajo coste. Este ahorro ‘low cost’ para la jubilación casaba perfectamente con la estrategia del grupo, que siempre ha hecho bandera de no aplicar comisiones ni en sus cuentas, ni en sus tarjetas de crédito. Los Planes Naranja se empezaron a comercializar en 2003. La entidad vende 9 planes de pensiones, gestionados por Renta 4, y que acumulan 2.380 millones de euros de activos gestionados.

“Siempre hemos apostado por ofrecer a nuestros clientes unos productos muy sencillos, transparentes y con bajas comisiones, y esta filosofía es la que trasladamos a nuestros planes de pensiones”, explica Luis González Soto, director de cuentas e inversiones de ING en España.

La comisión media aplicada en los planes de pensiones de ING es del 1,26%, mientras que hoy por hoy la comisión media de los planes de Bolsa supera el 1,6%. Hace años la diferencia era aún mayor, pero ING ha subido tarifas y el resto de entidades las han ido reduciendo.

El producto principal de ING son los planes dinámicos. “Se trata de productos en los que el trabajador establece cuál será la fecha más probable de su jubilación. Partiendo de esa premisa, buscamos la mejor combinación de activos para que maximice su inversión, con más peso de la Bolsa en los primeros años, y más de los bonos cuando se acerca la fecha de retiro”, apunta González Soto. La cesta de activos va cambiando su peso poco a poco, año a año. ING tiene un Plan 2020, otro 2025, otro 2030… También cuenta con tres planes que replican directamente índices (Plan Ibex 35, Plan Eurostoxx 50 y Plan S&P 500) y dos que invierten solo en deuda.

2. Indexa Capital: la punta de lanza de la gestión pasiva

Indexa Capital fue la primera compañía fundada en España para tratar de plantar cara a los bancos y a las aseguradoras en el segmento de los fondos de inversión y los planes de pensiones. La entidad defiende la importancia de aplicar comisiones baratas cuando se trata de ahorrar a largo plazo. Primero lanzó fondos de inversión ‘low cost’ y después se alió con la gestora de planes de pensiones de Caser para ofrecer este tipo de productos. La comisión total que aplica Indexa es del 0,78%.

“El negocio de los fondos y los planes de pensiones es un oligopolio completamente dominado por los bancos, lo que acaba perjudicando al cliente final, a quien se cobran altas comisiones sin lograr buenas rentabilidades”, apunta François Derbaix, fundador y consejero delegado de Indexa Capital. Su propuesta de negocio pasa por ofrecer productos de inversión que cobran una comisión que es menos de la mitad de la que cobra el mercado. El particular contrata un plan de pensiones que invierte en productos de gestión pasiva. En concreto, cuenta con el fondo de pensiones Indexa Más Rentabilidad Acciones, que tiene en cartera una cesta de fondos cotizados, ETF, de las principales Bolsas del mundo (Estados Unidos, Europa, países emergentes, Japón…) y el fondo de pensiones Indexa Más Rentabilidad Bonos (que invierte en ETF que representan a un amplio abanico de deuda pública y privada).

En función del perfil inversor, Indexa Capital otorga un mayor peso al fondo de acciones o al de bonos. El más arriesgado tendría casi el 100% del fondo Indexa Acciones y el más conservador tendría casi todo el dinero en Indexa Más Rentabilidad Bonos. Este tipo de estrategia de inversión permite al propietario del plan de pensiones estar invertido a través de un único producto en más de 10.000 bonos y 2.000 compañías de todo el mundo. Un nivel de diversificación difícilmente replicable por un plan de pensiones tradicional.

3. Finizens: una contratación 100% ‘online’

Finizens lanzó hace unos meses un plan de pensiones de gestión pasiva 100% digital y con comisiones muy bajas, gestionado de manera automatizada mediante algoritmos. Los gastos que aplica al plan de pensiones Finizens son un 85% inferiores a los que suelen aplicar los bancos. Una de las grandes apuesta de esta fintech es la tecnología. Ha invertido muchos recursos para que la experiencia de usuario sea muy sencilla. Todo el proceso de contratación se puede realizar desde el teléfono móvil. La firma se ha aliado con Caser como gestora del plan de pensiones.

“Hacían falta en nuestro país alternativas a los planes de pensiones tradicionales que sufren el mismo problema del que llevamos hablando hace mucho tiempo en cuanto a los déficits de la gestión activa: altas comisiones y falta de retornos”, explica Giorgio Semenzato, consejero delegado de Finizens . Los impulsores de esta herramienta de inversión a través del móvil han recurrido a Caser como aliado para la figura del plan de pensiones. También cuentan con esta aseguradora para gestionar su plan de ahorro.

El plan de pensiones de Finizens se basa en una gestión pasiva y sistemática de las inversiones. Quienes contratan este producto, además de invertir en una amplísima variedad de acciones y bonos, también tienen una parte de su cartera en activos reales, como propiedades inmobiliarias y oro.

Finizens cuenta con cinco carteras diferentes según el nivel de riesgo que quiere asumir el cliente. Se puede acceder al plan de pensiones de Finizens desde 50€ y es sencillo configurar aportaciones mensuales automáticas al plan. “De esta forma se consigue que los ahorros vayan incrementándose mes a mes de manera más constante y sin esfuerzos”, explica Semenzato. 

Desde la aplicación para el móvil se puede realizar cualquier tipo de consulta y operativa.

4. CNP-Morningstar: una alianza estratégica

CNP y Morningstar anunciaron esta misma semana una nueva propuesta para ahorrar de cara a la jubilación con comisiones baratas. Las comisiones serán del 0,72%, menos de la mitad de las que suele aplicar el mercado. La aseguradora francesa quiere dar un salto cualitativo en su propuesta de negocio, con una alianza con el líder mundial en análisis de productos de inversión.

La oferta inicial consistirá en tres planes de pensiones de las categorías de renta fija mixta (CNP Partners Morningstar Conservador), renta variable mixta (CNP Partners Morningstar Moderado) y renta variable (CNP Partners Morningstar Dinámico) que serán administrados por CNP Partners, como gestora de pensiones, y asesorados por Morningstar, que asignará los activos. Los planes invertirán en fondos cotizados o ETF y fondos indexados con el objetivo de abaratar el coste. La comisión de gestión (0,65%) más la de depósito (0,07%) sumarán un 0,72%, muy por debajo de la media del mercado. Ahí se incluye el coste ETF o fondo en el que inviertan, que no superará el 0,25%.

“Queremos ser uno de los proveedores financieros de referencia para nuevos clientes de planes de pensiones”, explica Jean Christophe Mérer, director general de CNP Partners, la filial española de CNP Assurances. El perfil de cliente que buscan captar es el de un ahorrador de mediana edad, entre los 40 y los 45 años, con cultura financiera, usuario habitual de la página de Morningstar (que ofrece comparativas de fondos y planes de pensiones) y que ya cuenta con otra entidad financiera de referencia. Así, no habrá un servicio de asesoramiento en la inversión como tal, ni tampoco incentivos por los traspasos desde otras entidades. El comportamiento de las carteras será supervisado por los profesionales de Morningstar y CNP Partners. Trimestralmente, habrá un comité de inversiones conjunto.

Source link