Iberia y Air France intensifican su pugna por el mercado americano | Compañías

La temporada de invierno llega con un recrudecimiento en la batalla de IAG y Air France por controlar el mercado europeo y el salto a América Latina. Iberia va a lanzar dos nuevas rutas a América, entre Madrid y las ciudades de San Francisco y Managua, y ha decidido reforzar la conexión con Tokio dentro de su estrategia de desarrollo en operaciones de largo radio.

La aerolínea ha destacado la mejora de su competitividad como llave para abrir nuevos mercados. Iberia consiguió reducir costes con la firma de nuevos convenios, está renovando su flota y lanzando nuevas estrategias comerciales.

Los vuelos directos a San Francisco comenzarán a operarse el próximo verano, lo que supondrá el estreno de la compañía en esa ruta que ya operan las firmas de bajo coste Norwegian y Level desde Barcelona. La compañía que preside Luis Gallego contará con tres frecuencias semanales hacia la ciudad estadounidense entre los meses de abril y septiembre.

El otro estreno anunciado hoy, la ruta entre Madrid y Managua, entrará en funcionamiento a partir de octubre de 2018, con otras tres frecuencias semanales, directas a la vuelta y con escala en Guatemala a la ida. De este modo, Iberia ofrecerá un vuelo diario a Guatemala.

El presidente de Iberia, Luis Gallego, ha destacado la mejora en la competitividad de la aerolínea como llave para abrir nuevos mercados

En cuanto a la conexión Madrid-Tokio, la aerolínea intensifica sus operaciones con el salto de las tres frecuencias semanales del estreno, hace un año, a cinco vuelos por semana a partir del 20 de octubre de 2018. Este último avance, según ha explicado la empresa, está sujeto aún a aprobación gubernamental.

“El Plan de Futuro y el compromiso de todos es lo que nos está permitiendo avanzar paso a paso. La posibilidad de mantener estas rutas en el futuro y de entrar en nuevos mercados va a depender de nuestra capacidad de seguir ganando competitividad y mejorando el servicio a nuestros clientes”, ha declarado Luis Gallego.

Air France redobla su apuesta española

El grupo franco-holandés abrirá 52 nuevas rutas, cuatro de ellas desde Españam, en la temporada de invierno

La decisión de Iberia de crecer en el segmento del largo radio coincide con la enésima ofensiva de Air France-KLM para incrementar la capacidad en el mercado. En la temporada de invierno 2017-2018 (del 29 de octubre de 2017 al 24 de marzo de 2018), el grupo franco-holandés abrirá 52 nuevas rutas, cuatro de ellas desde España, y aumentará su citada capacidad en un 5,5% respecto a la pasada temporada de invierno.

“Con un aumento de la oferta del 5,5 % este invierno, Air France-KLM retoma la ofensiva en el mercado del transporte aéreo y mantiene sus compromisos de crecimiento. Gracias a nuestra potente red, nuestras alianzas estratégicas y una mayor flexibilidad de gestión, somos capaces de adaptarnos y responder a la mayor demanda de rutas, tanto de ocio como de negocio. Este crecimiento es una señal de la tendencia positiva iniciada hace casi un año con nuestro plan estratégico Trust Together”, ha afirmado Jean-Marc Janaillac, presidente y consejero delegado de Air France-KLM.

La oferta del holding en España crece un 7% incluyendo las operaciones de la filial de bajo coste Transavia y de los socios Delta Air Lines y Air Europa. Esto se traduce en 970 vuelos semanales desde y hacia 14 aeropuertos españoles. Los estrenos en España se producen en las rutas Palma de Mallorca-París Charles de Gaulle (un vuelo semanal operado por Air France) y Málaga-Ámsterdam (5 vuelos semanales operados por KLM), ambas ya operativas el pasado verano, así como Valencia-Rotterdam y Sevilla-Eindhoven, ambas bajo la responsabilidad de Transavia.

Air France también comienza a presionar con la nueva low cost Joon, que será el buque insignia del grupo en el aeropuerto de Barcelona-El Prat. Su estreno en la plaza catalana está previsto el 1 de diciembre. Con un incremento del 7% en la oferta entre Barcelona y París, será la nueva filial la encargada de cubrir la totalidad de las operaciones.

Respecto al mercado natural de Iberia que es Latinoamérica, el grupo que dirige Janaillac refuerza sus conexiones desde París. Entre el aeropuerto Charles De Gaulle y Ciudad de México mantendrá este invierno un A380 diario y eleva en una frecuencia, hasta cinco semanales, los vuelos a Cancún.

En Costa Rica se estrena este año KLM, con dos vuelos semanales entre Amsterdam Schiphol y San José, mientras Air France sube de dos a tres frecuencias semanales.

Y las operaciones hacia Sao Paulo (Brasil) se mantienen en 14 semanales de Air France desde su hub parisino, y siete de KLM desde la capital holandesa. Pero ambas aumentarán capacidad de la mano del Boeing 787 a partir de febrero.

Source link

Iberia abre un nuevo proceso de selección de pilotos | Mercados

Iberia, la principal compañía aérea española, abrirá un proceso de contratación para nuevos pilotos en Madrid, según un comunicado hecho público este viernes. Las pruebas comenzarán el 18 de octubre. Los aspirantes deberán haber pasado las Pruebas de Acceso a la Universidad o haber finalizado los estudios que permiten el ingreso a la misma, poseer un certificado de competencia lingüística en Inglés nivel 4 y castellano nivel 6, así como tener un historial aeronáutico sin incidentes o accidentes. 

Los interesados pueden inscribirse en la página web facilitada por la compañía, donde se informa del resto de los requerimientos necesarios, como disponer del permiso para trabajar en la Unión Europea, ser titular de un pasaporte sin restricciones y presentar el certificado de antecedentes penales. 

Iberia asegura que la necesidad de incorporar nuevos pilotos responde a la renovación de la flota con nuevos modelos, como el A320neo y A350-900, que requieren unos “procesos de formación específica e intensos”. El movimiento de tripulantes de una flota a otra da lugar a nuevas necesidades de personal, ha asegurado Iberia en el comunicado. 

Source link

Lufthansa, EasyJet y Niki Lauda presentan ofertas por Air Berlin | Compañías

Varias compañías, entre ellas Lufthansa, primera aerolínea de Alemania, han hecho una oferta por parte de los activos de Air Berlin. Este viernes finalizó el plazo para presentar propuestas de compra de la compañía, en bancarrota.

“Hemos recibido varias ofertas que ahora tendremos que evaluar con gran detalle”, dijo un portavoz de Air Berlin. Una fuente añadió a Reuters que Lufthansa ha hecho una oferta para adquirir hasta 90 aviones, incluyendo la flota austriaca de la filial Niki y 38 aviones que tiene arrendados a Air Berlin. 

La británica easyJet está interesada en hasta 40 aviones, según la prensa local, mientras que el ex campeón mundial de Fórmula 1, Niki Lauda, aseguró que había formulado una oferta conjunta con la aerolínea alemana Condor, filial de Thomas Cook. Lauda habló de una oferta de alrededor de 100 millones de euros para recuperar Niki, aerolínea que lleva su nombre y que él mismo fundó, además de interesarse por 17 aviones de Air Berlin.

La empresa alemana de logística Zeitfracht dijo que había hecho una oferta por la división de carga de Air Berlin, su negocio de mantenimiento y la unidad regional LGW, que opera 20 aviones Bombardier. Por su parte, el inversor de aviación Hans Rudolf Woehrl y LinkGlobal Logistics de China también expresaron su interés.

La decisión final sobre los compradores de los activos se ha atrasado al 25 de septiembre, un día después de la elección federal de Alemania y cuatro días después de lo previsto. El sindicato alemán Verdi, uno de los representantes de la tripulación de cabina de Air Berlin, criticó la decisión de los administradores de retrasar el anuncio.

El ex piloto austríaco presentó una oferta conjunta con una filial de Thomas Cook

“Este aplazamiento va en contra de los trabajadores, que quieren una decisión sobre sus trabajos y su futuro”, dijo Christine Behle, un miembro de la junta directiva de Verdi. La mayoría de los potenciales inversores parecen interesados principalmente en los aviones de la aerolínea, aproximadamente 140, y en sus franjas horarias de aterrizaje y despegue.

Air Berlin, que emplea a más de 8.000 personas, se declaró en bancarrota en agosto después de que el principal accionista, Etihad Airways, retirase sus fondos tras años de pérdidas de la aerolínea. El Gobierno alemán prestó el mes pasado a Air Berlin 150 millones de euros para que pudiera seguir operando sus vuelos durante tres meses.

Source link

La inevitable concentración en el negocio aéreo mete presión a Air Europa | Compañías

“Tenemos los recursos necesarios y un modelo flexible de integración”. La frase es del consejero delegado de IAG, Willie Walsh, y la pronunció en junio durante la presentación de los resultados del primer semestre. El ejecutivo que comanda la integración de British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus insiste una y otra vez en que IAG, que aún está digiriendo la adquisición de la irlandesa, puede ser protagonista en un proceso de concentración que no cesa en el sector aéreo, donde conviven lobos y corderos.

Representantes de Deutsche Bank, presentes la semana pasada en reuniones de IAG con inversores y analistas en EE UU, aseguran que el holding de aerolíneas ha valorado positivamente la inminente oleada de movimientos corporativos, pero no ha dado pistas respecto a cuál será su papel.

El mayor competidor de IAG en el hub de Madrid, Air Europa, asiste al baile sin comprometerse más allá de originales alianzas como la sellada el mes pasado con Ryanair, la mayor low cost europea. Fuentes de toda solvencia explican que el consejero delegado del grupo Globalia, Javier Hidalgo, se ha puesto como línea de actuación potenciar los distintos negocios de la aerolínea familiar, mientras mantiene distintos mandatos a bancos de negocios en busca de socios de perfil industrial y financiero. Crecer en los mercados en que ya tiene presencia es su obsesión, con especial foco en Canarias, Baleares y América Latina.

El CEO de Globalia, Javier Hidalgo, con el primer ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary.
El CEO de Globalia, Javier Hidalgo, con el primer ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary.

Las misma fuentes descartan un abordaje de IAG sobre Air Europa, con el que eliminaría –o integraría– un competidor en el corredor sur del Atlántico, pero se enfrentaría al más que previsible freno de las autoridades de la competencia.

A partir de ese punto, Ryanair, con apetito por la toma de una aerolínea con flota, slots y experiencia en el largo radio, se ha prestado a comercializar billetes de la española. Y el propio Hidalgo dejó abierta la puerta a otro tipo de colaboración.

Air Europa tiene vocación de crecer, pero los estrechos márgenes de su matriz la sitúan como candidata a una integración

Globalia, propietaria del 100% de Air Europa y controlada por la familia del empresario Juan José Hidalgo, anticipó el viernes su vuelta a beneficios. Pero sus cortos márgenes sobre las ventas, y las anunciadas inversiones en ampliación de flota, sitúan una y otra vez a su aerolínea como candidata a una integración.

Crecer a la defensiva

La industria está primando el volumen ante los múltiples desafíos que afrontan las aerolíneas en todo el mundo: la toma de posiciones en los principales hub; la presión de las reinas del bajo coste, Ryanair y Easyjet; la rápida entrada de aviones eficientes en el mercado; la incipiente recuperación del cliente premium;la negociación de coberturas ante la volatilidad del petróleo; la necesidad de alimentadores de tráfico para llenar los aviones de largo radio, o la creciente producción en el mercado pese a que se tambalean los ingresos por pasajero.

“Una mitad del sector está con caja y necesidad de seguir creciendo y la otra mitad está urgida por la presión de la competencia y los altos costes, y necesita ser engullida”, explica un alto directivo del sector.

El consejero delegado de la Asociación Internacional de Operadores Aéreos (IATA por sus siglas en inglés), Alexandre de Juniac, sorprendió el viernes con la defensa de una potencial suma de aerolíneas low cost. En declaraciones a Bloomberg, el que ha sido hasta hace unos meses primer ejecutivo de Air France KLM sostiene que el mercado europeo es demasiado estrecho para alimentar a una decena de aerolíneas de tarifas baratas, la mayoría puestas en marcha por compañías de largo radio para atraer pasajeros hasta las puertas de embarque de vuelos transoceánicos. Además, han buscado recortar costes en rutas deficitarias de medio y corto radio.

Eurowings, Vueling, Norwegian, Iberia Express, Transavia, Wizz Air o la nueva Joon de Air France, entre otras, compiten con los 400 aviones de Ryanair y los 250 aparatos de Easyjet. Una batalla en precios por el segmento de los vuelos continentales que es una de las circunstancias que se ha llevado por delante a Alitalia y Air Berlín. De Juniac cree que las antiguas aerolíneas de bandera podrían necesitar fusiones en el low cost.

Gigantes con problemas

El CEO de IATA, Alexandre de Juniac, sorprendió el viernes con la defensa de una potencial suma de aerolíneas low cost

Alitalia y Air Berlin son las dos grandes en la UVI, sostenidas por los Gobiernos de Italia y Alemania, respectivamente, y con el cartel de venta urgente.

Sobre la primera sobrevuela la propia Ryanair, con apetito por 90 de los 120 aviones de la italiana y su actividad de largo radio. El consejero delegado O’Leary ha afirmado que urge una reestructuración en la aerolínea, en concurso de acreedores desde el pasado mes de mayo, y sobre la que debería haber ofertas en firme antes del 2 de octubre. Además de la omnipresente low cost, los administradores de Alitalia recogieron una treintena de muestras de interés en la fase no vinculante, especulándose con firmas como British Airways, Air France, Etihad, Delta, Turkish, Air China, etcétera.

Alitalia, que atiende anualmente a unos 23 millones de pasajeros, ganó dinero por última vez en 2002 y sus empleados han rechazado este mismo año un plan para reflotarla. El bocado no es fácilmente digerible.

Air Berlín, con 140 aviones, encadena 1.200 millones de pérdidas en dos ejercicios, con lo que sus acreedores intentarán forzar la venta en una reunión fijada para el próximo día 15. La emiratí Etihad (29,1% del capital) ya ha anticipado que no protagonizará un rescate

Entre los candidatos a hacerse con la germana figuran Lufthansa, Easyjet, Condor y, de nuevo, Ryanair.

Con dificultades a otro nivel figuran dos jugadores principales como son Easyjet y Norwegian, la primera tras haber revolucionado el sector situándose a medio camino entre las low cost y las tradicionales, y la segunda extendiendo el bajo coste a los vuelos de larga distancia.

La salida de Reino Unido de la UE y la incertidumbre sobre cuál será la relación en materia aérea entre las islas británicas y sus antiguos socios, ha obligado a la aerolínea británica a abrir filiales en la Europa continental en busca de reducir su exposición al brexit. Las cuentas de Norwegian, por último, se están resintiendo tras el vertiginoso crecimiento emprendido. Sus directivos dicen tener pulmón para aguantar el ritmo: cada seis semanas entra un nuevo avión en su flota y O’Leary, el perejil en todas las salsas, ha afirmado con fuerte revuelo que la escandinava tiene los días contados.

Tres grandes con cuota por conquistar

Willie Walsh, consejero delegado de IAG.
Willie Walsh, consejero delegado de IAG.

– La concentración del sector aéreo en Estados Unidos ha llevado a que las cuatro primeras compañías tengan en su poder el 70% del mercado doméstico. En Europa, los cinco principales jugadores apenas controlan el 45% del mercado interno.

– El mayor holding europeo, Lufthansa, factura 31.600 millones y tiene bajo su paraguas a la propia Lufthansa, Eurowings, Austrian Airlines, Swiss y Brussels Airlines. Air France-KLM integra a las aerolíneas de bandera de Francia y Holanda, además de Hop! y Transavia, y tiene anunciado el lanzamiento de la nueva low cost Joon. Sus ingresos anuales ascienden a 25.000 millones. Algo más abajo en ingresos, con 22.500 millones, figura IAG, holding que integra a British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus. Tras estos protagonistas de la concentracióin europea del sector aéreo vienen las aerolíneas de bajo coste Ryanair y Easyjet.

– Las limitaciones de la UE a inversores extranjeros en laerolíneas europeas ha alimentado la vía del negocio compartido para generar sinergias entre compañías de distintos puntos del planeta. IAG es de las más activas, con alianzas de este tipo entre sus aerolíneas y American Airlines, y próximamente con Latam.

Source link

Las aerolíneas, en revolución permanente, ante la nueva oleada de consolidación | Compañías

El hecho de que hayan sido las aerolíneas las primeras empresas en popularizar el término low cost, internacionalmente reconocido para describir un modelo de negocio que ofrece servicios a precio inferior a los de los competidores, es significativo de la revolución a que se han visto sometidas estas las últimas décadas. Una revolución que en términos de actividad empresarial se ha convertido en continua y que convierte en animado el dibujo del sector.

En el negocio europeo de transporte aéreo hay en estos momentos al menos tres perfiles de compañías, unas en posición compradora frente a todo lo que se ponga por delante y mientras lo permitan las autoridades de competencia, con estrategia ofensiva tanto en operaciones corporativas como en precios. Entre ellas figuras destacadamente las líderes del low cost, que también se han convertido en líderes del negocio y han obligado al resto a entrar en ese proceso de revolución permanente. Otras, sin embargo, están a la espera de comprador, como la segunda de Alemania, Air Berlin, y la primera de Italia, Alitalia, que aparte de los derechos de aterrizaje tienen el mejor activo en sus flotas. En tercer lugar está el grupo que, con origen casi olvidado ya en las antiguas compañías de bandera, ha acometido procesos de consolidación y ha dado pasos, más o menos exitosos pero imprescindibles para su supervivencia, en el negocio low cost.

En este marco aparecen contadas compañías independientes de gran tamaño como la española Air Europa. La aerolínea, integrada en el gigante turístico Globalia, de capital familiar e inmerso en un proceso de modernización, parece destinada a participar en la nueva ola de alianzas que se divisa en el horizonte. Su reciente acuerdo comercial con Ryanair es una muestra de la potencialidad que atesora, y más con su apuesta decidida por Latinoamérica. El actual precio barato del combustible no está tan garantizado como la fuerte competencia y el estrechamiento de los márgenes. Un entorno que va a llevar a nuevas aproximaciones en el sector, mediante fórmulas como los acuerdos de negocio o cualquiera otra, con las que fortalecer el músculo en un mercado en el que reina solo la competitividad.

Source link

Guerra de precios en las aerolíneas: las grandes del sector se acercan a las ‘low cost’ | Compañías

Encontrar vuelos a América por menos de 500 euros, con el billete de vuelta incluido, ya no es materia reservada para cazadores de ofertas. Con récord de producción y el reto de mantener los aviones llenos, con factores de ocupación por encima del 85%, las aerolíneas que operan vuelos de larga distancia desde España defienden posiciones y han iniciado la particular batalla comercial que anticipa la temporada de invierno, y que se recrudece tras las Navidades.

Las ofertas se centran en el mercado estadounidense, en el que Norwegian y la nueva Level de IAG han metido fuerte presión en los últimos meses a las antiguas compañías europeas de bandera. La reacción se aprecia ya en el mercado.

Iberia acaba de poner en marcha una campaña de precios que afecta a la práctica mayoría de sus destinos con oportunidad de compra hasta el 18 de septiembre y posibilidad de volar hasta el 15 de junio de 2018. Los 225 euros por viajar al Caribe y los 240 euros por billete a Estados Unidos están cada vez más cerca de las propuestas de las firmas de bajo coste que cruzan el Atlántico desde Barcelona. Además, la compañía que preside Luis Gallego ofrece vuelos a partir de 244 euros a Asia y de 309 euros por trayecto a Suramérica. Como suele ser habitual, son precios de partida y el viajero ha de amoldarse a las fechas que propone la empresa para encontrar las mejores tarifas.

Iberia tiene paquetes de bajo coste con el hotel incluido y está promocionando su nueva clase Turista Premium a Miami y Nueva York. El precio de partida para viajar en una cabina que se asemeja a la de Business es de 390 euros por trayecto, frente a los 900 euros que costaba el billete de ida y vuelta a Nueva York en abril, cuando comenzó la comercialización del nuevo producto de Iberia. Y no lejos de los 600 euros de partida que cuesta la Premium Economy de Level.

La renovación de flota, junto a la rebaja de tasas aeroportuarias por parte de Aena y costes aún bajos del combustible generan una fuerte competencia en el Atlántico

También han sido recortados los billetes de Norwegian, que comenzaron a venderse en 179 euros desde El Prat a Estados Unidos y parten ahora de 149 euros. “No es previsible que se toque el precio salvo casos muy puntuales, pero recibimos un avión [Boeing 787] Dreamliner cada seis semanas y estoy seguro de que anunciaremos nuevos destinos de larga distancia a EE UU desde España”, afirman desde la aerolínea escandinava.

La renovación de flota, junto a la rebaja de tasas aeroportuarias por parte de Aena y costes aún bajos del combustible generan una competencia en el Atlántico que en el sector tildan de “desbocada”.

Air Europa también ha entrado a competir en precios incorporando a su tradicional campaña Minimax una versión de bajo coste para vuelos de larga distancia. El viajero dispuesto a volar sin maleta en la bodega puede encontrar billetes por 199 euros a Nueva York, Miami y San Juan de Puerto Rico, y por 279 euros a La Habana, Punta Cana o Bogotá entre otros. La oferta está abierta hasta el domingo, con billetes disponibles para viajar hasta el 15 de junio del próximo año.

Entre las grandes europeas que enlazan Madrid con EE UU, destaca el listado de promociones de Air France, con oportunidades en billetes a Miami, Nueva York, Boston, San Francisco y Miami. Un terreno de juego en el que abunda la competencia.

Un contexto favorable

Costes. El combustible para aviones costaba en 2016 un 22% menos que en 2015 y es práctica común entre las aerolíneas contratar coberturas para amortiguar cualquier situación de volatilidad en el precio. Los 60 dólares por barril de finales de 2016 doblan el precio medio de los 12 últimos años, según recuerda Iata, pero aún es inferior al promedio entre 2011 y 2014. Esta circunstancia, junto a la llegada de aviones más eficientes, está facilitando la guerra de precios.

Más pasajeros. El volumen global creció un 7,9% en el primer semestre de este año respecto al mismo periodo de 2016. Según el Monitor Financiero de Iata se trata del crecimiento más rápido desde la primera parte de 2005. La demanda se ha visto impulsada “por el contexto económico y el estímulo de las tarifas”.

Source link

Iberia cierra con sus sindicatos un acuerdo sobre el ERE | Compañías

Iberia y los sindicatos han cerrado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario con el visto bueno de la gran mayoría de los miembros de la comisión negociadora y han pactado paralelamente una garantía de empleo para que aquellos trabajadores que permanezcan en Iberia tengan asegurado su puesto de trabajo durante el periodo de tiempo que dure el ERE.

Así lo declaró a el portavoz de CCOO, Jorge Carrillo, tras la reunión de este lunes en la que se ha ratificado el ERE voluntario con la empresa.

Carrillo explicó que entre los puntos fundamentales que recoge el acuerdo se incluye la aceptación por parte de Iberia de la aplicación con retroactividad de futuras subidas salariales que se firmen por convenio a los trabajadores que se presenten voluntarios al ERE, tal y como reclamaban
los sindicatos.

También se incluyen otras reclamaciones como que se puedan acoger al ERE los trabajadores fijos discontinuos y fijos a tiempo parcial, o que para el colectivo de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (Tcps) puedan convivir las figuras de prejubilación y de excedencia especial.

Este acuerdo fue ratificado principalmente por los sindicatos mayoritarios en la comisión negociadora, CCOO y UGT, mientras que algunos minoritarios como Stavla o Somos están pendientes de celebrar una asamblea para decidir si se adhieren o no al acuerdo, pero en cualquier caso, no podrán modificar el sentido del mismo, según Carrillo.

El ERE voluntario de Iberia, que tendrá como plazo de ejecución hasta el 31 de diciembre de 2019, será aplicable a un máximo de 955 trabajadores, que se repartirán entre los distintos sectores de la empresa. Concretamente 70 expedientes corresponderán a pilotos; 170 a tripulantes de cabina; 165 a la dirección técnica; 49 a la dirección de producción; 154 a la dirección corporativa; 37 a la dirección comercial; y 310 a la dirección de aeropuertos.

Source link

Los sindicatos piden a Iberia una subida del 3% para prejubilaciones en el ERE | Compañías

Iberia y sindicatos han retomado hoy las negociaciones del tercer ERE voluntario, que podría afectar a un máximo de 955 trabajadores, con el planteamiento por parte de la parte social de un incremento salarial del 3% anual hasta 2019 para aquellos trabajadores que se acojan al expediente de regulación de empleo.

Fuentes sindicales explicaron que desde 2001 la revisión salarial acometida fue del 2% anual, salvo algún año a causa de la crisis. El ERE voluntario anterior, que afectó a 1.427 trabajadores de los colectivos de tierra y pilotos, contemplaba bajas incentivadas y prejubilaciones, y una revisión salarial del 2%.

Iberia ha planteado un ERE voluntario para un máximo de 955 trabajadores, con una afectación por colectivos de 715 empleos en personal de tierra, 170 tripulantes de cabina (TCP) y 70 pilotos; los sindicatos reiteran que “ven factible” que se cumpla el cupo propuesto teniendo en cuenta los efectivos en edad de jubilación.

El mayor grueso del ERE se contempla en tierra (165 en dirección técnica; 49 en producción; 154 en corporativa; 37 en el área comercial y 310 en aeropuertos). De toda la plantilla de Iberia, solo en el personal de tierra al menos hay 1.000 trabajadores que exceden de los 58 años, sin contar los empleados exconvenio como directivos. Entre los TCP, con más de 55 años, figuran unos 379 auxiliares de vuelo.

El grueso de la negociación se enfoca en “las condiciones ventajosas” para la salida de la empresa, pues los sindicatos ya avanzaron que reclamarán un importe mayor al ofrecido en 2014.

Iberia y sindicatos continuarán negociando mañana miércoles y el jueves. Disponen de un mes para negociar las condiciones del nuevo ERE, que tendrá como fecha límite el 31 de diciembre de 2019. Fuentes sindicales confían en que a lo largo de esta semana puedan cerrarse algunos aspectos.

Los representantes de los TCP en la mesa negociadora han hecho hincapié en la necesidad de que coexistan el ERE voluntario y la excedencia especial, recogida por convenio, de forma que cada trabajador pueda elegir voluntariamente si se acoge a una otra opción.

Por parte de CC.OO., el sindicato con mayor representación en la Comisión Negociadora, ha trasladado a la compañía la posibilidad de que por primera vez puedan acogerse al ERE voluntario los fijos discontinuos y los fijos a tiempo parcial. Además, ha propuesto que las subidas salariales que se acuerden en los próximos convenios se apliquen a los trabajadores
que se acojan al ERE.

La plantilla ronda los 17.800 trabajadores, donde el personal de tierra sigue siendo el más elevado (13.200 trabajadores) y supone el 73% del total, tras los ajustes acometidos en tripulaciones (3.400 TCP y 1.200 pilotos), donde se han abierto incluso procesos de contratación.

Será el tercer ERE voluntario que aplicará la compañía española, tras su plan de reestructuración, e integrada ya en el holding IAG. Los dos ERE anteriores afectaron a un total de 5.000 trabajadores con un coste para el grupo aéreo cifrado en unos 1.000 millones de euros,
y que los sindicatos esperan sea similar.

Source link

Iberia plantea prescindir de 715 empleados de tierra, 170 azafatas y 70 pilotos | Compañías

Iberia ha planteado hoy a los sindicatos un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario para un máximo de 955 trabajadores, con una afectación por colectivos de 715 empleos en personal de tierra, 170 tripulantes de cabina (TCP) y 70 pilotos, según informaron en fuentes sindicales

Las salidas se llevarán a cabo de forma voluntaria en su mayor parte a través de prejubilaciones, bajas voluntarias, recolocaciones diferidas y reducciones de jornada. El mayor grueso del ERE se contempla en tierra (165 en dirección técnica; 49 en producción; 154 en corporativa; 37 en el área comercial y 310 en aeropuertos).

Así se lo ha trasladado hoy la compañía aérea a la Comisión Negociadora que representa a los trabajadores, en su primera reunión para abordar la negociación del nuevo ERE, en la que primera vez los tres colectivos negociarán con Iberia en una mesa única. La afectación final dependerá
de los trabajadores que se acojan al ERE voluntario, aunque los sindicatos ven factible que se cumpla el cupo faltan por negociar las condiciones.

El próximo encuentro entre las partes se ha fijado para el próximo martes, con lo que los sindicatos estudiarán la documentación presentada por Iberia para realizar sus aportaciones en el transcurso de nuevas reuniones dentro del calendario fijado para la negociación. Disponen de un mes para negociar las condiciones del nuevo ERE, que tendrá como fecha límite el 31 de diciembre de 2019.

Los sindicatos consultados por Europa Press coinciden aunque con matices en que las líneas rojas pasan por la garantía de que sea un ERE voluntario por ambas partes –Iberia ya ha comunicado que esa es su intención– y que su aplicación “no suponga la merma de derechos recogidos por
convenio”, en vísperas de su negociación.

También han planteado que se incluyan como en los dos EREs anteriores: “bajas incentivadas, recolocaciones diferidas y prejubilaciones, así como la posibilidad de reducciones de jornada (novación de contrato)”.

Siendo así, no ven problema en cubrir el cupo voluntariamente teniendo en cuenta los efectivos en edad de jubilación de aquí a 2018, y el grueso de la negociación se enfocaría en “las condiciones ventajosas” para la salida de la empresa. Asimismo, reclamarán un importe mayor al ofrecido
en 2014.

Por parte de CC.OO., el sindicato con mayor representación en la Comisión Negociadora, ha trasladado a la compañía la posibilidad de que por primera vez puedan acogerse al ERE voluntario los fijos discontinuos y los fijos a tiempo parcial. Además, ha propuesto que las subidas salariales
que se acuerden en los próximos convenios se apliquen a los trabajadores que se acojan al ERE.

En el caso concreto de los TCP, el colectivo ha planteado que coexista el ERE voluntario y la posibilidad de prejubilarse con 55 años, acogiéndose a la conocida como excedencia especial para aquellos que así lo deseen, una “línea roja clara” para los tripulantes de cabina.

Los representantes de los TCP en la mesa negociadora han hecho hincapié en la necesidad de que coexistan el ERE voluntario y la excedencia especial, recogida por convenio, de forma que cada trabajador pueda elegir voluntariamente si se acoge a una otra opción. Una propuesta a la que
Iberia no ha contestado todavía.

Con carácter previo, al inicio de la negociación del ERE voluntario, el sindicato Sitcpla de TCP quiso que se incluyera una cláusula de salvaguarda para que se respetaran los ámbitos propios de cada colectivo, con la excedencia especial y las prejubilaciones como telón de fondo. Considera
que se deben recoger como mínimo los incrementos salariales incluidos en el XVII Convenio (un 1% en 2016 y hasta otro 1% en 2017, con una mejora del 2% respecto a la oferta planteada en julio de 2014).

SICTPLA DENUNCIA SU EXCLUSION DE LA MESA.

El Sictpla –que no ostenta representación en la mesa unitaria pese a tener el 19% de representación de TCP, pero tener menor peso en la plantilla de Iberia– ha presentado una reclamación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) por su exclusión de la
mesa unitaria. La mesa unitaria fue aprobada por mayoría con el voto en contra del Sitcpla y de la Comisión de Trabajadores Asamblearios (CTA).

Iberia pactó en 2014 un ERE voluntario para un máximo de 1.427 trabajadores de los colectivos de tierra y pilotos (cuya vigencia finaliza el 31 de diciembre de 2017), cordado con sindicatos mayoritarios firmantes del acuerdo de mediación de Jaime Montalvo. El acuerdo del nuevo ERE
voluntario afectará a todos los colectivos.

La plantilla ronda los 17.800 trabajadores, donde el personal de tierra sigue siendo el más elevado (13.200 trabajadores) y supone el 73% del total, tras los ajustes acometidos en tripulaciones (3.400 TCP y 1.200 pilotos), donde se han abierto incluso procesos de contratación.

Será el tercer ERE voluntario que aplicará la compañía española, tras su plan de reestructuración, e integrada ya en el ‘holding’ IAG. Los dos ERE anteriores afectaron a un total de 5.000 trabajadores con un coste para el grupo aéreo cifrado en unos 1.000 millones de euros, y que los sindicatos esperan sea similar.

Source link

Las acciones de aerolíneas de todo el mundo sufren en Bolsa | Compañías

El atropello masivo en La Rambla de Barcelona en un atentado terrorista está pasando factura  en las Bolsas de todo el mundo. El Ibex cae  un 1% como respuesta a los atentados en Cataluña, pero los números rojos también afectan a Milán, París y Fráncfort, que ceden alrededor de ese mismo porcentaje. Londres cae también casi un 1%. En Asia, Tokio ha perdido un 1,18% y Seúl, un 0,14%. El índice europeo Stoxx 600 pierde un 0,87%. 

Los valores más afectados por este descenso son los relacionados con el turismo, el ocio y el transporte, que registran caídas alrededor del 1,5%. Las aerolíneas son las más penalizadas, en todo caso, pese a que los servicios de seguridad del aeropuerto del Prat en Barcelona han desconvocado la huelgaque mantienen desde principios de mes. Sin embargo, Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank, comenta que esperaban una reacción peor. “La bajada del 1% del Ibex demuestra que los mercados están ‘curados de espanto’ y han aprendido a lidiar con este tipo de sucesos. Tras los ataques en otras ciudades europeas, el mercado parece tener interiorizado que eventos como este pueden ocurrir en cualquier momento.” 

IAG, la dueña de Iberia y British Airways, se deja un 2,12%. A la empresa, junto con el impacto de los atentados terroristas, se le suma el anuncio ayer de un nuevo ERE en Iberia, el tercero, que afectará a casi 1.000 personas. Siguiendo con el Ibex, también caen la mayorista de turismo Amadeus con un 0,73% y Meliá con un descenso del 2%. La mayor bajada la registra NH Hoteles, con casi un 4%. 

Sin embargo, las competidoras internacionales de estas empresas tampoco se están comportando mejor en los mercados. La irlandesa Ryanair se deja casi un 0,65% y Air France pierde alrededor de un un 1,6% en la Bolsa francesa. Easyjet retrocede también en torno a un 0,5%. Air Berlin, inmersa en una fuerte crisis y en busca de un comprador que la reflote, se ha hundido un 4% y ha vuelto a subir un 1%. 

La operadora de aeropuertos Aena también cae cerca de un 2% en esta sesión marcada por la masacre en Barcelona. 

En opinión de López-Gálvez, “con un turismo que ya estaba dando síntomas de saturación, este ataque podría poner fin al crecimiento del sector. Cabe recordar que buena parte de los turistas que llegan a nuestro país lo hacían precisamente por temor a visitar otras ciudades europeas de Bélgica o Francia, que sufrieron en su momento ataques similares.” 

Source link