‘It’s fashion without a capital F’ – Swedish stores step up high street invasion | Fashion

It gave us woolly jumpers, cosy socks and bobble hats – now Scandinavia is tightening its grip on the high street with what some in the fashion world are describing as a new Swedish invasion.

Last week it was announced that David Hagglund will be the new creative director of Topshop and Topman. Hagglund is Swedish, and comes with a CV that includes time at Swedish high street powerhouse H&M and a Stockholm-based advertising agency.

The appointment reflects a wider trend on the high street. A walk down London’s Regent Street quickly shows exactly how Swedish our shopping streets have become – and how they are dominated by the H&M Group. A large branch of H&M stands at Oxford Circus and if shoppers were to walk south stores owned by H&M group proliferate: there’s & Other Stories, the high street home of wearable quirk, and Cos, which has been the destination for affordable minimalism for 10 years. Monki is around the corner on Carnaby Street, selling slogan T-shirts and quirky prints to the Instagram generation.

Weekday opened last Friday with denim and understated streetwear aimed at millennials and this week shoppers will get another taste of Sweden with the opening of Arket on Regent Street. The new brand from H&M is grownup fashion to which Cos customers can graduate. The price points will be slightly higher than Cos – up to just over £100 according to industry website Business of Fashion – while the store will work like a market, with homewares and a cafe expected. Arket’s creative director Ulrika Bernhardtz says the brand aims to be about “timeless, crisp quality and warmth”. Another H&M-honed brand is expected next year and H&M Home standalone stores are planned.

Graeme Moran, the head of fashion and features at Drapers magazine, says there’s a commercial appeal to the clothes that these brands typically produce. “At the end of the day, I think it’s popular because most people want a nice simple navy jumper or a well-made white shirt,” he says. “It’s wearable fashion without the capital F.”

Weekday offers understated streetwear aimed at millenials.



Weekday offers understated streetwear aimed at millenials.

Sweden has long sold its look to other countries, says Moran, and that might be why Arket is launching in London before Sweden. “It’s harder to sell that [the Swedish aesthetic] back to the Swedish people. It appeals to us because it’s clean, pared back.”

This plays into the Swedish concept of lagom which loosely translates as “just enough”. The high fashion Stockholm-based brand Acne, which now shows at Paris fashion week, is a leader in this field. It could be credited with starting the millennial pink trend in a typically understated way – the bags into which staff slip your purchases are in that ubiquitous shade.

Adrian Clark, the style director of Shortlist, also points beyond fashion to show how all-pervasive the Swedish philosophy of design has become: “There’s a deep-rooted idea, in companies like Ikea, that design needs to be fit for purpose and modern.” Ikea, of course, is having a fashion moment of its own, with a homage to its 40p Frakta bag sold by buzzy catwalk label Balenciaga for £1,365.

The appointment of Hagglund could be Topshop realising that he might bring a point of view that is more sellable in different territories. “Topshop have always had that really British girl image so maybe this is about a more international handwriting,” says Moran. “It’s really well-timed anyway because Scandinavia is having a moment.”

Thought to be worth up to £12bn, Swedish rival H&M is now 70 years old, and its main shareholder and chairman is Sweden’s richest person, Stefan Persson, who has a fortune of £28bn. It began in 1947 with one store, Hennes – Swedish for “her” – in the central Swedish city of Västerås. It expanded in the 1970s, and the first store outside Scandinavia opened in London in 1976. It now has more than 3,000 stores across the world.

Clark sees the growth of a portfolio of stores from the group as a way for it to keep its relevance across demographics. “The H&M Group is almost unique in the way they think, ‘which niche have we not covered in regards to consumer profile?’” he says. “They are very clever at identifying not just the trends in fashion but how we’re living our lives and how we shop.”

Some see the launch of Arket as a way for H&M to diversify. The H&M Group has had disappointing financial results. While sales were up in the first quarter of this year, profits fell by 3.5%.

Source link

Guerra en la Bolsa: Inditex duplica el valor de H&M y cuadriplica al de Uniqlo | Compañías

El grupo Inditex domina el sector textil en facturación, pero, especialmente, en Bolsa. La compañía, que ya se ha estabilizado en los últimos meses por encima de la barrera de los 100.000 millones de capitalización, ha aumentado en el último año su distancia frente a sus perseguidores, H&M y Fast Retailling, la matriz de Uniqlo.

Mientras sus rivales han reducido su valor desde el pasado agosto en un 10% en el caso de la sueca y en un 6% en la japonesa, la compañía fundada por Amancio Ortega lo ha aumentado en un 10%. Con ello, el grupo propietario de Zara o Pull & Bear, ha alcanzado un valor que es más que el triple de H&M, el segundo en el ranking, y casi suma el valor de sus seis inmediatos rivales (H&M, Fast Retailling, Ross Stores, L Brands, Zalando y Burberry).

Pero el crecimiento no parece frenarse para la compañía. El consenso de analistas de Reuters apunta a un incremento del 12% en los próximos 12 meses, lo que le dejaría bordeando los 120.000 millones.

Mientras tanto, menos afianzada está la segunda posición de H&M, tradicionalmente ubicada como el mayor rival de Inditex. Su capitalización ronda los 33.800 millones, tras haber vivido un último año negativo en Bolsa. También lo ha sido el de el dueño de Uniqlo. Sin embargo, la japonesa ha logrado recortar sus distancias.

En agosto del año pasado, había 13.000 millones de separación entre ambas compañías, distancia que se ha recortado hasta casi la mitad, por debajo de los 7.000 millones. Además, los analistas ven más recorrido a la acción en los próximos 12 meses en el caso de la nipona, que crecería un 12%, frente al 1,3% de la sueca.

La compañía japonesa, con una presencia notable en Asia, ha aumentado su apuesta por nuevos mercados, especialmente en Europa. Planea en tres años duplicar su presencia en el Viejo Continente, con aperturas como la primera tienda en España, que estará en Barcelona a partir de septiembre. El grupo además busca locales en Madrid desde hace tiempo, aunque no se ha concretado hasta la fecha. El holding japonés ya tenía presencia en España a través de Le Comptoir Des Cotonniers.

Uniqlo ha reducido a la mitad su distancia con H&M en solo un año

Diferencias y simulitudes

Uniqlo y Zara tienen un catálogo y un modelo de negocio bastante distinto, pese a que la japonesa haya sido comparada frecuentemente con la cadena gallega. Incluso su presidente y fundador, Tadashi Yanai, ha sido apodado el “Amancio Ortega japonés”. El propio directivo defendió que Zara “hace moda mientras nosotros productos para el día a día”.

Pese a las diferencias, la empresa japonesa anunció en marzo un cambio de estrategia, que incluye, entre otras características, un modelo comercial similar al ideado por Zara, con una renovación del surtido cada vez más dinámica, dejando atrás cuando solo se cambiaba la oferta por temporadas.

Además, ha ampliado sus oficinas y su estructura productiva en Japón. El objetivo de la compañía para Uniqlo pasa por aumentar su negocio un 70% durante los próximos cinco años, superando los 22.000 millones de ingresos anuales.

La compañía japonesa prevé elevar las ventas un 70% hasta 2021 y duplicar su presencia en Europa

La compañía quiere abordar una transformación digital que ya han acometido sus competidores occidentales, incluyendo cada vez más procesos automatizados. Ha comenzado a ensayar nuevos modelos comerciales. Por ejemplo, anunció el viernes que implantará en aeropuertos estadounidenses máquinas expendedoras de prendas de ropa, con camisetas y chaquetas ligeras. Con esta iniciativa, quiere aumentar su presencia en el mercado norteamericano, donde tiene 45 tiendas.

Tanto Inditex como Uniqlo han logrado mantener en los últimos ejercicios crecimientos en las ventas a doble dígito, mientras H&M ha sufrido un freno en su evolución, con alzas mucho inferiores. Hace unas semanas, Reuters informaba que la compañía tendrá complicado cumplir con las previsiones marcadas para este ejercicio, por la mala evolución de las ventas en algunos de sus principales mercados, que se traducirá en un aumento de stocks y la necesidad de bajar precios. Además, la empresa se ha visto lastrada por no haber logrado todavía sacar rédito a las importantes inversiones realizadas en la conexión del canal físico y online.

La compañía busca responder a esta situación con una apuesta por sus cadenas de mayor valor añadido. Es el caso de Cos, que tiene un precio medio superior a H&M, y a Arket, la nueva enseña que presentó en la primavera pasada. De este modo, busca reducir su exposición a una presión creciente por parte de operadores de bajo coste, como el caso de Primark y las tiendas online Zalando y Asos.

Pese a esta situación, H&M todavía guarda un colchón frente al crecimiento de Uniqlo. Inditex se mantiene como líder por ingresos, con 23.311 millones de euros en el pasado ejercicio. El grupo sueco facturó 22.850, frente a los casi 14.000 millones de Fast Retailling.

Mientras sus dos rivales más próximos intentan dar con la clave que les permita superar a Inditex, su presidente, Pablo Isla, sigue manteniendo que la empresa todavía tiene “capacidad” para seguir creciendo. Pero lo hará con su nueva estrategia, donde primará en su expansión las tiendas grandes y emblemáticas sobre las pequeñas.

Cara y cruz entre sus perseguidores

Al alza. El sector de comercio textil ha vivido un último año con un alza del 9,9% en Bolsa, según Reuters. Sin embargo, pese al alza generalizada, únicamente seis de las 15 principales compañías del mundo han elevado su valor desde agosto del año pasado.

Mayores crecimientos. Entre seis que han logrado elevar su valor, destaca la evolución que ha tenido en los últimos 12 meses Burberry, que ha crecido un 36% en Bolsa, seguida por la alemana Hugo Boss, con un 34% más. Además, las dos plataformas de comercio electrónico presentes en la lista, Asos y Zalando, progresan un 31% y un 21%, respectivamente. Las otras dos compañías en verde son la brasileña Lojas Renner, con un 24% más, y la ya citada Inditex, con un 10%.

Las peor paradas. En la lista de las 15 principales cadenas de moda del mundo destaca la pérdida de valor que ha tenido en los últimos doce meses el grupo L Brands que ha reducido en un 42% su valor, por la mala evolución de su cadena insignia, Victoria’s Secret. La segunda mayor caída ha sido la de Michael Kors, con un 25% menos. El grupo se ha visto obligado a cerrar hasta 150 tiendas por la mala evolución del negocio. H&M y Ross Store (-10%, cada uno), Nest (-15%) y Ralph Lauren (-18%), son las otras empresas con un recorte de doble dígito desde agosto.

Source link