Hasta que lleguen las vacunas, higiene y sexo seguro contra la hepatitis A | Compañías

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha propuesto eliminar la hepatitis en 2030 como en su momento se hizo con la viruela. En Europa, España es uno de los países que más ha avanzado en la lucha contra esta epidemia y, según los especialistas, podría conseguir erradicarla por completo antes de 2021.

Las acciones han estado centradas en las dos más comunes, la B y la C, pero en los últimos meses, la que se creía más controlada, la A, ha repuntado de manera inesperada, poniendo en aprietos a los servicios sanitarios y a los proveedores de vacunas.

“Hasta hace unos 15 años, aquí y en cualquier otro país desarrollado, la incidencia de hepatitis A era casi nula, gracias a la mejora de las condiciones higiénicas, el cuidado de los alimentos y la calidad del agua”, señala Luis Enrique Morano, presidente del Grupo de Estudio de las Hepatitis Víricas (Gehep) de la sociedad española de infectólogos, la Seimc. “Sin embargo, desde entonces, su presencia se ha vuelto más frecuente, siendo los contactos sexuales la principal vía de transmisión”, advierte.

Ahora la situación se ha desmadrado. Desde finales del año pasado, 13 países de la UE (Austria, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Holanda, Polonia, Portugal, Eslovenia y España) han notificado un aumento explosivo de los casos de hepatitis A. En España, en el primer semestre del año se han reportado 2.639 casos, ocho veces más que en todo 2016, según el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades.

Brote Hepatitis A
Cinco Días

Ante este brote multinacional, la agencia ha sugerido que se promueva la vacunación, sobre todo entre varones homosexuales, ya que la mayoría de afectados pertenece a este colectivo y ha adquirido la enfermedad por vía sexual.

“En España, la recogida de datos epidemiológicos ha revelado que la tasa de contagios entre hombres es abrumadora: son nueve de cada diez y, entre aquellos en los que se ha logrado determinar un factor de riesgo (lo cual no siempre es posible), el 62% había mantenido sexo con hombres”, confirma Morano.

El problema es que la disponibilidad de vacunas en la UE es limitada y en algunos países, como Austria, Dinamarca, Italia, Portugal, España y Suecia, hay escasez. En junio, el Ministerio de Sanidad informó de que trabaja en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y las comunidades autónomas para obtener un mayor número de dosis.

Pero restablecer el suministro no va a ser sencillo. La vacuna Havrix 1440, que fabrica GlaxoSmithKline, registra dificultades de abastecimiento desde noviembre de 2014 sin que el laboratorio haya dado una fecha prevista de solución, mientras que Vaqta 50, de Merck Sharp & Dohme, empezó a escasear en octubre de 2016. La farmacéutica estima que el stock no se repondrá hasta marzo de 2018.

Avaxim, de Sanofi Pasteur MSD, dejó de venderse en junio de 2016. Puede consultar la lista completa de fármacos con problemas de suministro en la web de la Agencia Española de Medicamentos.

“La fabricación de vacunas es un proceso largo, complejo y muy exigente, lo cual hace de ella una cadena productiva totalmente rígida, con poca flexibilidad para adaptarse a cualquier desviación entre la oferta prevista por los laboratorios y la demanda real de la población”, explica Morano. “Por eso, cuando ocurre un brote epidémico o un cambio en la estrategia de vacunación, el suministro se dificulta y en ningún caso se resuelve a corto plazo”, subraya.

En España, nueve de cada diez casos son varones homosexuales, según datos del Ministerio de Sanidad

Mientras los problemas de estocaje se solucionan, los médicos recomiendan prevenir el contagio con la práctica de sexo seguro y medidas de higiene. “El virus se transmite por vía oral cuando una persona sana ingiere agua o alimentos con restos fecales de una persona infectada”, indica Mercedes Iñarrairaegui, consultora de la unidad de hepatología de la Clínica Universidad de Navarra, en Pamplona. “Por eso hay que extremar las medidas de higiene, como el lavado de manos, y si se está en zonas endémicas, consumir alimentos inocuos y beber únicamente agua embotellada”, precisa.

Los países que se consideran de riesgo son todos los de África, Oriente Medio, los de la antigua Unión Soviética, del este de Europa, Centroamérica y Caribe, Sudamérica y las islas del Pacífico, excepto Australia.

Javier García-Samaniego, jefe de sección de hepatología en el Hospital Universitario La Paz, aclara que, a diferencia de la hepatitis B y C, la A no es crónica y se cura en el 98% de los casos tras 8 o 12 semanas de tratamiento con antivirales.

García-Samaniego, quien también es presidente de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas en España, sostiene que el brote no compromete el objetivo de eliminar estas enfermedades en países desarrollados como el nuestro de aquí a 2021, ya que la meta se centra sobre todo en la C.

“En hepatitis A hay brotes como el actual cada cierto tiempo, pero como hay vacuna y es una infección aguda –no crónica y, por lo tanto, que no causa daños a largo plazo como la hepatitis C– es diferente”, argumenta. Aclara que la situación es distinta en los países en vías de desarrollo, donde todavía hay altas tasas de hepatitis B, aquí prácticamente eliminada por las medidas de vacunación a los bebés.

Guía médica

Causas y síntomas. La hepatitis es una inflamación del hígado que puede devenir en fibrosis, cirrosis o cáncer. La causa de la infección es un virus y puede ser de cinco tipos: A, B, C, D y E, con vías de contagio y tratamientos distintos. Los síntomas más comunes son color amarillento de piel y ojos, orina oscura, fatiga y dolor abdominal.

Progresos. España ha hecho grandes avances en la erradicación del virus B y C, los más costosos para el sistema sanitario por su cronicidad. Según la Alianza Mundial contra la Hepatitis, el primero solo afecta al 0,6% de la población (alrededor de 200.000 personas) y el segundo al 1,2% (entre 200.000 y 300.000), por debajo de la media europea (2% y 1,8%, respectivamente). La sanidad pública cubre el coste total de los tratamientos y, en junio pasado, el ministerio aprobó extender el de la hepatitis C a todos los afectados, incluso los que presentan fibrosis leve, como ya se venía haciendo en Madrid y Valencia.

Tratamiento. Tanto la hepatitis B como la C se transmiten por la sangre, el semen y otros líquidos corporales (la B, además, se puede pasar de madre a hijo durante el parto). Pero solo existe vacuna para la B. Una vez contraída esta, se trata con fármacos que reducen la cantidad de virus en la sangre, impidiendo su replicación, pero no consiguen una cura definitiva. La C, en cambio, puede desaparecer del todo al cabo de 12 semanas de tratamiento.

Source link

Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad | Compañías

El sida hoy ya no es mortal por la eficacia de los antirretrovirales. Las muertes por cáncer han bajado un 20% en el último cuarto de siglo debido a las nuevas terapias, incluso el 70% de estos pacientes sobrevive cinco años tras el diagnóstico. Y la hepatitis C, hasta hace poco una patología incurable, remite gracias a los tratamientos recientes.

¿Cuál es el pilar común de estos avances?La investigación, la principal baza de la industria farmacéutica, que ha transformado la asistencia sanitaria y aumentado la esperanza de vida. En Europa, este sector invierte cada año el 17% de su facturación en I+D , equivalente a 33.737 millones de euros, un área en el que participan cerca de 114.000 profesionales, el 16% de la plantilla total de los laboratorios, según la Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica (Efpia, por sus siglas inglesas).

En España ese gasto es de 900 millones, lo que supone el 20% del total de la industria (ver gráfico), convirtiéndola en líder indiscutible por delante de ramos tan innovadores como motor, transporte y química. “Solo así se puede impulsar un modelo capaz de hacer frente a los entre 12 y 14 años que necesita el proceso de I+D de un medicamento, con una inversión de más de 2.400 millones y un alto riesgo: apenas 1 de cada 10 moléculas se convierte en fármaco”, señalan desde la patronal española Farmaindustria.

El reto para los expertos es cómo la sanidad pública en déficit asumirá la necesidad de nuevos fármacos que son más caros

Manel Peiró Posadas, profesor del departamento de Dirección de Personas y Organización de la escuela de negocios Esade y asesor de instituciones sanitarias público-privadas, afirma que las compañías farmacéuticas son las que más han financiado la investigación en los últimos 15 años de manera continua. “Es el primer sector en I+D en España. No solo para la obtención de fármacos, sino que genera unos beneficios adicionales, al activar a una industria auxiliar (desde hospitales, donde se hacen los ensayos clínicos, hasta la creación de empresas y startups)”, añade.

Peso internacional

De hecho, en el mundo se percibe como la segunda industria más importante después de la alimentación, la tercera en España tras alimentación y energía, superando a la electrónica y de telecomunicaciones en ambos casos, de acuerdo con un informe de 2016 sobre la imagen del sector que publica Teva Foro Social y el Instituto DYM. Su contribución a la mejora de la salud, el bienestar social y la calidad de vida son los atributos que influyeron en la escalada de posición. 

España es el quinto mercado farmacéutico de Europa por volumen de ventas y generación de empleo, por detrás de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, y el sexto en cuanto a producción. “Es modesto, pero importante. El hecho de que se plantee que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) venga a Barcelona [debido al brexit, aunque el referéndum catalán amenaza dicha candidatura] es porque hay un sustrato que tiene su relevancia”, opina Peiró.

Antiinfecciosos y cosmética elevan las ventas en farmacias

Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad

El mercado farmacéutico español sigue en alza, a juzgar por los últimos datos publicados en mayo. Las farmacias facturaron 19,3 millones de euros, un 4,8% más que en el mismo periodo de 2016, según datos de la consultora hmR (Health Market ResearchEspaña). Estas cifras equivalen a la venta de 1.700 millones de unidades de productos, lo que representa un aumento del 1,5%.

Por un lado, la mayor compra de medicamentos antiinfecciosos y para el sistema nervioso están detrás de este crecimiento. El segmento de la prescripción registró una subida del 5,1%, recoge el informe.

Por el otro, la adquisición de productos sin receta para el cuidado de la salud, como la dermocosmética unisex y femenina, alimentación, sistema respiratorio, digestivo, artículos dermatológicos, higiene bucal, alimentación infantil o vitaminas, experimentaron un incremento del 3,9%.

Los fármacos para el sistema nervioso, los del sistema cardiovascular, aparato digestivo, metabolismo y respiratorio se mantienen aún en el top de ventas mediante recetas.

En tanto crece un 6% la adquisición de marcas (sobre todo en la compra de antiinfecciosos) frente al 1,6% de genéricos (preferidos para la compra de antitumorales en las terapias contra el cáncer), indica hmR.

Contribución laboral

Esa vocación innovadora hace que los laboratorios demanden más profesionales cualificados. En 2016, la industria sumaba 39.392 puestos de trabajo, un 1,1% más que el año anterior. El 93% de este monto es indefinido, el 59% es titulado y el 51%, mujer, recoge la última Encuesta de empleo de Farmaindustria, que agrupa 185 compañías que suman el 87,5% del mercado español.

Solo en el departamento de I+D, el empleo femenino representa el 65%, el dato más alto del tejido productivo, asegura la patronal. Mientras los contratos a jóvenes menores de 29, un colectivo con elevado paro a escala nacional, son los que más crecen en los últimos años.La subida fue del 13,9% el año pasado.

“La industria se alinea así con una de las necesidades más importantes del país: la calidad en el empleo, y uno de los retos, junto a la contratación indefinida, que subraya la ComisiónEuropea”, resalta Farmaindustria, que prevé superar este año los 40.000 puestos por el alza de la actividad (en 2016 el aumento fue del 3,3%).

“Cada vez más, desde las redes de ventas hasta la parte de investigación, es un sector con personas muy formadas y donde puede haber una concentración mayor de titulados superiores”, apunta Peiró.

Para el experto de Esade, cómo generar productos de real valor añadido y que pueda ser asumido por el sistema es el principal desafío. “La sanidad pública tiene una dificultad de financiación enorme y los nuevos fármacos son más complejos y más caros.

El ejemplo más claro es el tratamiento de la hepatitis C, el precio era prácticamente inasumible para cualquier economía, hasta que se ha negociado para rebajarlo. El mayor reto que tenemos es cómo vamos a pagarlo. Hay que jugar con un cierto equilibrio para garantizar la I+D y medicamentos menos costosos”, explica.

Y pese a los recortes, el envejecimiento de la población y las innovaciones en áreas terapéuticas serán sus motores de crecimiento futuro.

Las cifras de una actividad estratégica

Los laboratorios, líderes en I+D y empleo de calidad

Crecimiento. Pese a ser un sector regulado y dependiente de los presupuestos públicos, el envejecimiento y las innovaciones terapéuticas en áreas oncológicas, por ejemplo, impulsarán su crecimiento, cita la memoria anual 2016 de Farmaindustria. La previsión media anual es de entre el 1% y el 4% a 2021, según la consultora IMS Health y que cita dicho documento.

Relación comercial. La UE es el principal socio comercial de la industria, a la que se destina el 52% de las ventas y de donde procede el 58% de las importaciones. Alemania, Bélgica, Francia y Holanda son los mercados clave, mientras Suiza, Estados Unidos, Japón y China son los cuatro extracomunitarios relevantes.

Nuevos fármacos. El año pasado se introdujeron al mercado 97 nuevos medicamentos, de los cuales 40 son genéricos, dos son biosimilares, 30 corresponden a nuevos principios activos y los 25 restantes incluyen principios activos o combinaciones de los mismos ya existentes en el mercado.

Otros retos. Para Farmaindustria, los desafíos se centran en la transparencia, la sostenibilidad del sistema y la inversión en I+D. El primero implica la publicación, desde 2016, de las colaboraciones de las compañías con el sector médico (pagos de viajes o formación). El segundo y tercero, combina el control presupuestario y el acceso a los medicamentos. El Gobierno y la patronal renovaron el año pasado un convenio de colaboración en este sentido.

Source link