Cinco usos de Google Street View que no conocías | Innovación

Internet ha demostrado que el mundo real no avanza a la misma velocidad que la red. Los bits han sustituido a los kilómetros en lo tocante a conectar a la gente. Una de las muchas revoluciones que introdujo el mundo digital vio la luz en 2005. Los tradicionales mapas de carreteras en formato desplegable quedaron obsoletos con la llegada de Google Maps, que por primera unía en una misma plataforma la cartografía avanzada, las imágenes por satélite y la fotografía aérea en alta resolución.

Ese fue solo el principio. Los ingenieros de Google en Menlo Park (California) enriquecieron la herramienta con todo tipo de elementos adicionales. Desde estaciones de trenes y metro con horarios actualizados hasta el estado del tráfico a tiempo real, pasando por información actualizada de monumentos famosos y de comercios, que empezaron a utilizar un término que hoy ya forma parte de nuestro vocabulario habitual: la geolocalización.

El punto culminante de esta revolución cartográfica llegó en 2007, cuando Google montó una flota de coches con cámaras de 360º para que recorrieran diversas ciudades norteamericanas y ofrecieran el primer mapa de sus calles con imágenes reales. Un ambicioso proyecto que bautizaron como Google Street View y que, una década más tarde, se ha convertido en un auténtico fenómeno cultural a escala mundial con más de 80 países disponibles. Poco imaginaban sus creadores que esta propuesta superaría con creces la idea de servicio público original y que incluso habría gente que encontraría usos alternativos a este súper callejero online. Os presentamos algunos de los proyectos más fascinantes y revolucionarios que se están poniendo en práctica gracias a esta tecnología.

La firma califorinana tiene una flota de cohces como este por todo el mundo recopilando imágenes.

1. Estudiar la calidad medioambiental de las ciudades

Este año, la empresa californiana fundada por Larry Page y Sergey Brin ha equipado los automóviles de Google Street View con herramientas para medir la calidad del aire siguiendo las peticiones de diversas universidades norteamericanas. Los departamentos de medio ambiente de muchas ciudades colocan sistemas de medición estáticos en puntos estratégicos de su trazado urbano, pero gracias a esta iniciativa pionera que ha tenido lugar en Oakland, Boston, Nueva York e Indianápolis, se han obtenido datos detallados por barrios (incluso por calles) a partir de las muestras que estos coches eléctricos recogían cada 30 metros mientras tomaban fotografías.

Ahora los expertos disponen de datos más precisos para realizar estudios sobre la calidad del aire y ofrecer respuestas a las necesidades de los ciudadanos que sufren problemas de salud. Josua Apte, profesor de la Universidad de Texas, comentó a la web de la CNN que “estos datos serán muy valiosos para la gente y para las agencias que quieren mejorar la calidad del aire que respiramos, además de los científicos que desean estudiar los efectos de la contaminación”.

2. Videojuegos basados en ubicaciones reales

En un giro caprichoso de la industria del entretenimiento, los desarrolladores independientes de videojuegos han recurrido a la tecnología que Google Street View ofrece en abierto para crear juegos que mezclan realidad y ficción de una manera novedosa. GeoGuessr propone a los jugadores adivinar las localizaciones que aparecen aleatoriamente en la pantalla del ordenador utilizando los coches, el paisaje y las señales como únicas pistas. La premisa de este quiz game es muy simple: cuanto más te acercas geográficamente al lugar correcto, más puntos obtienes.

Por otro lado encontramos Pursued, que sumerge a los participantes en una trama donde deben localizar en base a las pistas que encuentran por las calles (y con límite de tiempo incluido) a un personaje que ha sido secuestrado en algún rincón del mundo. Otra opción muy original es MapsTD, que toma la apariencia de los juegos de estrategia clásicos dentro de la estética de Google Maps y permite defender una localización que nosotros elijamos de posibles ataques enemigos.

Como es evidente, los ingenieros de Google no podían permanecer al margen de esta moda y han creado un adictivo juego de adivinanzas conocido como Smarty Pins que funciona a partir de lugares emblemáticos de todo el planeta.

3. Visitas guiadas y recorridos por lugares inaccesibles

Google Street View empezó como una herramienta virtual para proporcionar imágenes panorámicas de las calles de diversas ciudades y, actualmente, también incluye el programa Google 360, que ofrece a entidades, ayuntamientos y particulares la opción de proponer recorridos sorprendentes por todo tipo de lugares, desde monumentos emblemáticos (como las ruinas de Pompeya) y maravillas de la naturaleza, hasta grandes parques nacionales y comercios ilustres. Sin duda, un elemento de marketing digital único para promocionarlos de una manera acorde con los tiempos multimedia que vivimos.

Las ruinas de Pompeya se pueden visitar virtualmente gracias a Google.

Esta herramienta ya se ha hecho extensible a todo tipo de personas que desean explorar las posibilidades creativas de las fotografías en 360º por su cuenta e incluso se ha lanzado un “distintivo de confianza” para apoyar a los profesionales que quieran ofrecer estos servicios fotográficos a empresas.

4. Evaluar los daños después de un terremoto

En 2013, la revista Science Daily informaba sobre un científico de la Universidad de Colonia (Alemania) que recurrió por primera vez a las imágenes de Google Street View con el objetivo de documentar los daños ocasionados por el terremoto que aconteció cinco años antes en la ciudad italiana de L’Aquila. Asimismo, las imágenes tomadas por los coches de Google han servido para evaluar la catástrofe que supuso el enorme terremoto y el posterior tsunami que sacudieron las costas de Japón en 2011 (el quinto más potente desde que se hacen mediciones). Años después, estas imágenes también han permitido contemplar los avances que se han hecho en la reconstrucción de ciudades e infraestructuras.

Las imágenes captadas por Google Street View se han utilizado para evaluar los daños de catástrofes como el terremoto y tsunami de Japón de 2011.

5. Una revolución artística

Artistas de diversas disciplinas tampoco han podido mantenerse al margen de Google Street View a la hora de ofrecer una visión personal del mundo y dar forma a sus creaciones más vanguardistas. Un ejemplo evidente es la banda de rock Arcade Fire, que en 2010 presentó un proyecto interactivo titulado The Wilderness Downtown para promocionar la canción We Used to Wait mediante imágenes reales de la ciudad que eligiera cada usuario y así ofrecer una experiencia más emotiva.

Otra muestra de las posibilidades que ofrece esta herramienta es el proyecto desarrollado por Aaron Hobson, un fotógrafo que invirtió su tiempo libre en recorrer el mundo con Google Street View y capturó las imágenes más curiosas que aparecían en la pantalla de su ordenador, como si se tratara de sus propios recuerdos. El resultado de todas esas horas de viaje virtual se titula Cinemascapes y se ha expuesto en numerosas galerías con críticas entusiastas. “Me gustaría aplaudir esta iniciativa de Google por su alcance y su ambición, porque nos demuestra lo fascinante que puede llegar a ser la tecnología”, afirma el fotógrafo. “A pesar de todo, no entiendo por qué todavía hay restricciones de privacidad en algunos países. Google toma imágenes en las calles y éstas son un espacio público, así que no debería haber ninguna censura si aparece gente retratada”, añade.

Más allá de estas disertaciones éticas sobre el alcance de la privacidad en la era digital, está claro que Google Street View y otras herramientas de geolocalización se han sumado al fenómeno de las apps para ofrecer todo tipo de opciones a universidades, ayuntamientos, empresas y particulares que quieran llevar su trabajo a otros niveles de excelencia. La tecnología se suma al marketing, a la ciencia, al arte y a la economía con resultados asombrosos y la imaginación es el único límite que existe a la hora de desarrollar proyectos que puedan cambiar la vida de la gente, ya sea mejorando su salud o ofreciendo diversión ilimitada en su tiempo libre.

Source link