Crean un fondo para que las empresas del Ibex inviertan en tecnología israelí | Compañías

Israel es una de las potencias mundiales en investigación, desarrollo e innovación. Gasta anualmente el 4,3% del PIB en estas tres actividades y el número de investigadores por cada millón de habitantes es de 6,9. Son los registros más elevados del mundo y reflejan la pujanza de Israel como uno de los grandes polos investigadores del mundo, especialmente en áreas ligadas con la ciberseguridad o la inteligencia artificial. Todo lo contrario de lo que sucede en España, que apenas gasta el 1,2% de su PIB y cuyo número de investigadores llega a 2,6 por cada mil habitantes.

Apple y Primesense
Unos parámetros que conoce bien Gonzalo Martínez de Azagra, un inversor español que ha desarrollado la última parte de su carrera profesional en Israel. En concreto ha dirigido casi seis años el fondo de inversión Samsung Ventures, diseñado por la coreana Samsung para entrar en el capital de start-ups israelíes relacionadas con sus principales actividades. “Fuimos responsables de la inversión de más de 100 millones de dólares en compañías con mucho casos de éxito”. El principal se cerró a mediados de 2013 cuando Apple hizo pública la adquisición de Primesense, una de las participadas de Samsug Ventures, por un montante cercano a los 315 millones de euros. El principal interés que llevó a la compañía estadounidense presidida por Tim Cook a adquirir Primesense fue integrar una cámara que permite capturar movimientos a la televisión que está desarrollando desde hace tiempo y que no ha logrado aún sacar al mercado.

Ahora quiere replicar este modelo en España ante las dificultades para encontrar unas condiciones de trabajo similares a las que hay en Israel. Y para ello registró en enero en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) junto a Igor de la Sota el fondo Cardumen Capital. El objetivo, tal y como cuenta Martínez de Azagra a Cinco Días, es atraer empresas del Ibex 35 que quieran invertir en compañías israelíes relacionadas con el ámbito de la ciberseguridad, la inteligencia artificial o el internet de las cosas (la posibilidad de que los elementos de un domicilio o un centro de trabajo estén conectados entre sí). “El objetivo inicial que nos hemos planteado es levantar 50 millones de euros en dos fases. En la actualidad ya hemos logrado 20 millones y esperamos llegar a 25 millones a final de año. Para el segundo trimestre de 2018 prevemos estar en 50 millones”, apunta.

También persigue oportunidades en compañías de inteligencia artificial y en el internet de las cosas

Banca, energía y telecos
Ya han mantenido conversaciones con algunas de ellas, ligadas a energía, banca o telecomunicaciones, e incluso ya han cerrado operaciones por un importe cercano a los 8 millones de euros, que no puede desvelar por motivos de confidencialidad. “El objetivo es gestionar las inversiones de cuatro grandes empresas del Ibex 35 dirigidas a la compra de diez startups israelíes”. Estas compañías no estarían en fase de arranque, sino que ya estarían en la de crecimiento, mientras que las participaciones que se tomarían en ellas serían minoritarias, entre el 10% y el 20% del capital. “El ciclo de maduración es más largo que el de los inversores tradicionales de capital riesgo y estaría en torno a siete años o incluso a diez”, asegura. Martínez de Azagra confirma que la compra estaría siempre ligada a la entrada en el consejo de la compañía. “En el tsunami tecnológico que estamos viviendo en la actualidad, nuestro papel es ayudar a las empresas a entender las cosas que van a suceder en áreas que no forman parte del núcleo de su negocio”, subraya.

Lo que pretenden evitar es capítulos como el sucedido a mediados de mayo, cuando un ataque informático a escala mundial afectó a miles de empresas. La asociación ISMS Forum calcula que en España se vieron dañados más de 10.000 equipos y que el coste para las compañías superó los 500 millones de euros. Este organismo, sin embargo, destaca que los principales perjuicios de este tipo de ataques no son estrictamente económicos, si no que están relacionados con la pérdida de información y la interrupción de las actividades diarias.

Intercambios en servicios financieros

Crean un fondo para que las empresas del Ibex inviertan en tecnología israelí

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria Hispano Israelí, Gil Gidrón (en la imagen), destaca el viraje emprendido dentro de las acciones comerciales diseñadas por este organismo. “Hemos empezado a hacer iniciativas para traer tecnología israelí a las grandes empresas españolas”. Yuno de los primeros eventos fue el Pitch Day celebrado hace tres semanas en el centro de innovación de BBVA y organizado por la Embajada de Israel, la Cámara de Comercio e Industria Hispano-Israeli y la propia entidad financiera. Siete empresas israelíes desembarcaron con sus propuestas fintech, desde pagos instantáneos en redes sociales, detección de usuarios a través de rutinas en la navegación o seguridad cibernética.

u Gidrón asegura que otro de sus objetivos a medio plazo es que las compañías españolas hagan uso de las infraestructuras con las que cuenta Israel para desarrollar procesos y productos innovadores. “En la actualidad hay 350 multinacionales, entre ellas Apple o Microsoft) que cuentan con centros propios de I+D y el objetivo es que las empresas españolas inviertan en este campo. Reino Unido, China o India lo han entendido. Si a una empresa española le hace falta tecnología debe saber que nosotros le vamos a ayudar a encontrar esa tecnología mediante distintas alternativas: bien la puede comprar, puede participar en las empresas que la desarrollan e incluso podrá montar un laboratorio”.

Source link