Enagás ve “posible” segregar su negocio internacional | Compañías

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, apuntó ayer la posibilidad de abordar una segregación de su negocio internacional y dar entrada a un gran socio financiero o industrial. Algo que calificó de “sensato” y “un buen camino” para la compañía en los próximos años, aunque, por el momento, el grupo “no está proactivo” en esta cuestión.

En una conferencia de analistas para la presentación de la resultados del tercer trimestre, Llardén recordó que ese es un tema del que se acuerdan “los más viejos del lugar”, pues se incluyó en el plan estratégico 2007-2012. “Dijimos que sería factible iniciar un proceso de internacionalización y ya hablábamos que este proceso tendría una primera fase de ir realizando inversiones y, cuando alcanzáramos masa crítica suficiente, se podría compartir esta sociedad con algún socio a largo plazo”, indicó el presidente de Enagás. La segregación de los activos internacionales se podría inscribir en una segunda fase “que tendría mucho sentido”.

Por otra parte, Llardén reconoció discrepancias con el Gobierno peruano respecto a la resolución del problema con el Gasoducto Sur, concesión que fue revocada al consorcio del que formaba parte. En su opinión, existen discrepancias sobre las garantías de las empresas, que, de no verse satisfechas, podrían activar los mecanismos legales que figuran en el contrato. “Pero no estamos en esta fase”, dijo.
Enagás obtuvo un beneficio neto de 322,5 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 1,6% más respecto al mismo periodo del año anterior, en línea con los objetivos establecidos para el ejercicio. Este resultado se debe fundamentalmente a la aportación de las sociedades participadas, que ha sido de un 15,1%.

Llardén habla de discrepancias en la revocación del proyecto Gasoducto Sur por parte del Gobierno peruano

Este resultado incluye el efecto contable de la consolidación por integración global de la planta GNL Quintero desde enero (375,7 millones). Teniendo en cuenta este efecto, el beneficio aumenta un 18,4%. El endeudamiento neto del operador del sistema del gas y transportista, se situó en 4.609 millones, lo que supone una reducción de 480 millones.

Entre enero y septiembre, Enagás invirtió 252,8 millones. En el conjunto del ejercicio prevé una caída de las inversiones del 15%, desde los 650 millones previstos hasta 550 millones por la falta de a autorización para construir la regasificadora de Granadilla (Tenerife).

La demanda de gas ha crecido el 30 de septiembre un 9,3%, gracias a la industria.

Source link

Bruselas evita que las sanciones de Trump dañen al nuevo gasoducto ruso hacia Alemania | Compañías

La Comisión Europea ha cantado victoria por la decisión de Washington de suavizar las sanciones contra Rusia por su presunta injerencia en las elecciones estadounidenses y por la invasión de Ucrania. La nueva ley, firmada el miércoles por el presidente de EE UU, Donald Trump, rebaja el impacto de las sanciones, en particular, en el sector energético, tal y como exigía la Comisión Europea.

“Se ha elevado mucho el umbral a partir del cual se puede sancionar a proyectos energéticos con participación rusa, por lo que potencialmente afectará a menos”, señaló ayer una portavoz de la CE.

Bruselas intenta proteger, entre otros, la construcción del gasoducto Nord Stream 2, una infraestructura de la gasística rusa Gazprom que permitirá a Alemania doblar su capacidad de suministro de gas ruso a través del Báltico y sin pasar por ningún país intermedio.

Las empresas europeas involucradas en Nord Stream 2, sin embargo, se mantienen en alerta, dado que la aplicación práctica de las sanciones dependerá en gran medida de la última voluntad de la Casa Blanca.

El propio Trump se ha declarado en contra de la ley de sanciones, que fue aprobada en el Congreso muy a su pesar con gran apoyo tanto de su partido como de la oposición, lo que hace prever una aplicación suave. Pero la imprevisibilidad del presidente hace que Bruselas se reserve el derecho a actuar.

Debemos defender nuestros intereses ante EE UU. Y lo haremos.

 

La CE amenaza con adoptar represalias “en cuestión de días” si la aplicación concreta de esas sanciones pone en peligro los proyectos energéticos entre la UE y Rusia.

“Estamos listos [para adoptar represalias]”, advirtió el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, nada más aprobarse el miércoles la ley estadounidense. “Debemos defender nuestros intereses económicos ante EE UU y lo haremos”, añadió el luxemburgués en un comunicado en el que mencionaba el posible impacto de las sanciones de EE UU en el suministro de gas, “particularmente el Báltico”.

El Nord Stream 2, impulsado por Berlín y Moscú, se desplegará como el Nord Stream 1 sobre el lecho del Báltico. Y el proyecto se ha mantenido, o incluso acelerado, a pesar del enfrentamiento europeo con el presidente ruso, Vladimir Putin, por la invasión rusa de Crimea y el inacabado conflicto territorial en Ucrania

El gasoducto cuenta con el rechazo frontal de varios socios europeos, en particular, de Polonia, que temen quedar orillados de las principales redes gasísticas que atraviesan el continente. Pero el ejecutivo de Angela Merkel considera imprescindible el nuevo gasoducto, una valoración compartida por los miembros conservadores y socialistas de la coalición gubernamental.

Virulencia

Berlín reaccionó con virulencia ante la posibilidad de que las sanciones de Washington abortaran el nuevo gasoducto. Pero la presión europea, según señaló anteayer Juncker, ha logrado que EE UU suavice el castigo “y se ha retirado una parte significativa de las sanciones planteadas”.

Bruselas también se muestra muy satisfecha por el compromiso de EE UU de consultar con sus aliados antes de ejecutar las sanciones contra Rusia. “Y creo que todavía somos aliados de EE UU”, añadió Juncker con su habitual humor.

Una tubería de 9.500 millones de euros


  • Seguridad. El gasoducto Nord Stream 2, de 1.220 kilómetros, permitirá a Alemania aumentar su suministro de gas directamente desde Rusia, sin el peligro de cortes en países intermedios como Ucrania o Bielorrusia.

  • Gazprom. El proyecto es liderado por la gasística rusa Gazprom, que aporta la mitad de los 9.500 millones de euros de financiación. Cinco empresas europeas se han comprometido a aportar el resto a razón de 950 millones cada una: las alemanas Uniper y Wintershall, la francesa Engie, la holandesa Shell y la austriaca OMV.

  • Dos años. La construcción debe arrancar el año que viene. Y a partir de 2020, el gasoducto transportaría 55.000 millones de metros cúbicos de gas anuales

Source link

Gas Natural Fenosa negocia la venta del 20% de su negocio de distribución de gas natural en España | Compañías

Gas Natural Fenosa negocia la venta del 20% de su negocio de distribución de gas natural en España, sin que por el momento se haya tomado una decisión al respecto, según ha confirmado este martes ala Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

“Gas Natural Fenosa informa que está en fase de negociación de una operación consistente en la venta de una participación del 20% en la sociedad titular de los activos de distribución de gas natural en España, sin que a la fecha su consejo de administración haya tomado una decisión de venta”, ha indicado en un comunicado remitido al supervisor bursátil.

Según desveló ayer la agencia Bloomberg, tras citar fuentes familiarizadas con el asunto, el fondo de infraestructuras de Allianz SE se encuentra en conversaciones con la energética para adquirir una participación próxima al 20% que la gasista ha puesto en venta en su negocio de distribución.

A lo largo de los últimos meses, la compañía había reiterado que estaba analizando “todas la oportunidades” que se podían presentar para su red de distribución de gas, dentro de la revisión de su cartera de activos, aunque no había tomado ninguna decisión sobre una posible venta de una participación en este negocio.

No obstante, la pasada semana en una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer semestre, el consejero delegado de la compañía, Rafael Villaseca, indicó que “en breve” se preveía tomar una decisión sobre este negocio. 

Esta operación sigue así los pasos de otras de este tipo cerradas en los últimos meses en el sector energético. Así, el pasado mes de marzo, EDP vendió Naturgas, su filial de distribución de gas en España, a un consorcio formado por Morgan Asset Management, Abu Dhabi Investment Council y Swiss Life Asset Managers por un valor de 2.591 millones de euros.

Además, el pasado mes de mayo los fondos de pensiones europeos USS y ATP alcanzaron un acuerdo para incrementar su participación en Redexis Gas, hasta alcanzar el 49,9%.

En España, Gas Natural Fenosa es responsable de una red de distribución de gas de más de 44.000 kilómetros y a la que están conectados más de 5,2 millones de consumidores.

Source link

¿Fusión Gas Natural-Endesa? Intermoney ve posible una integración | Mercados

Santander y Popular o BNM y Bankia son los últimos protagonistas de movimientos corporativos en la Bolsa española. Sin embargo, el sector energético podría ser el próximo escenario de una integración. Y es que Gas Natural y Endesa podrían ser parte activa en algún movimiento de consolidación. Al menos, esta es una de las posibilidades que comtemplan los analistas de Intermoney Valores.

Bajo el título ‘Gas Natural. Un posible encaje con Endesa’, Intermoney Valores analiza una hipotética integración entre ambas diez años después del desembarco del grupo italiano Enel en en el accionariado de Endesa.

“Aunque Endesa forma parte del grupo italiano Enel (70% Endesa), no sería descartable un cambio de estrategia después de la rentabilidad obtenida en los últimos años”, recoge el informe.

La historia de Enel-Endesa comenzó hace 10 años. Los expertos de Intermoney Valores han hecho números y creen que en este período, Enel, principal accionista de Endesa con un 70%, ha podido obtener cerca de 27.000 millones de euros vía dividendos y la OPV de 2014 (colocación del 22% de Endesa a 13,5 euros por acción),además de adquirir los activos de Latinoamérica, valorados en 8.250 millones de euros en 2014, cuando compró a Endesa el 62% del holding Enersis. En la casa de análisis consideran que ahora podría ser el momento de reconsiderar la estrategia y en caso de llevarse a cabo esta operación, Caixa y el Estado italiano serían los principales interlocutores.

Gas Natural tiene a Criteria (100% Fundación Bancaria “la Caixa”) como principal accionista, con un 24,4% del capital. También Repsol, participada por Caixa, es accionista de referencia, con un 20%. Por el lado de Endesa, Enel es el principal accionista con un 70% del capital. A su vez, Enel pertenece en un 23,6% al Ministerio de Hacienda italiano. Por tanto, Caixa y el Gobierno italiano deberían alcanzar un acuerdo.

Los expertos de Intermoney se plantean un escenario que contempla la compra de Endesa por parte de Gas Natural pagando 25.000 millones de euros y que podría dejar a Caixa como principal accionista, además de pagarle a Enel un efectivo de 7.500 millones de euros, que podría destinar a la adquisición de sus minoritarios en Latam, potenciar el negocio de renovables o pagar un dividendo extraordinario.

Y es que a juicio de estos expertos, la operación podría tener sentido estratégico y lógica industrial. “Aunque el tamaño de ambas compañías es similar, se podría articular de forma que redujera la participación de Enel en la nueva compañía, en favor de Caixa. El movimiento podría resultar agresivo inicialmente, aunque potenciales desinversiones (algunas en fase de estudio) permitirían acometer la operación”, añaden. En cualquier caso, la operación debería contar con el beneplácito del regulador.

Beneplácito del Gobierno español

Por otro lado los expertos creen que la operación contaría con el beneplácito del Gobierno español por varias razones. En primer lugar, la operación implicaría “recuperar” Endesa.” La compañía dejaría de ser considerada una filial de Enel y tendría como principales accionistas a dos grupos españoles: Caixa y Repsol. Este interés haría que las condiciones exigidas por el regulador a una potencial operación fueran subsanables”, explican.

En segundo lugar, supondrá recuperar los activos nucleares para una compañía española, además de los extrapeninsulares. “Se trata de activos estratégicos que interesa tener bajo la órbita de compañías españolas. Endesa tiene cerca de la mitad de los activos nucleares del país y más del 80% en las centrales nucleares instaladas en Cataluña. También Endesa es la propietaria de la potencia instalada en Baleares y Canarias”.

En tercer lugar,  Endesa tiene aproximadamente la mitad de la capacidad de carbón que hay en España (9.500MW). La competitividad de estas plantas está amenazada y el cierre de algunas plantas es un asunto complejo a gestionar en los próximos años, apunta Intermoney.

Source link

El gas, una herramienta contra el cambio climático | Compañías

El cambio climático global es actualmente una de las principales preocupaciones de los mandatarios mundiales. Para contener el calentamiento global a solo 2ºC, es necesario que entre todos reduzcamos las emisiones de CO2. El reto se complica cuando además, la población urbana requiere de una mejora de la calidad del aire. Son dos objetivos, uno a largo plazo y otro a corto, que hay que combinar.

Debemos caminar con paso firme hacia un nuevo escenario que suponga una mejora en el clima y en el aire, un modelo energético sostenible económicamente, que ayude a conseguir los objetivos contra el calentamiento global y que aumente la calidad del aire. Un nuevo modelo que, en el caso español, tiene su mirada puesta en Europa, concretamente en 2030, y que ya está trabajando en una Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Dicha ley apunta a una economía baja en carbono, y para ello disponer de un mix energético equilibrado es parte de la solución.

Con todo, hay que tener en cuenta que en este mix energético, las tecnologías renovables dependen de las circunstancias meteorológicas y, en ausencia de las condiciones adecuadas (viento, lluvia, sol), no están disponibles para abastecer el consumo eléctrico. Por este motivo, es preciso contar también con fuentes de generación capaces de garantizar la seguridad del suministro. Se trata de tecnologías que aportan estabilidad al sistema, ya que son capaces de asegurar el abastecimiento de energía en cualquier momento.

En este punto, los ciclos combinados, como garantes de la estabilidad del sistema eléctrico, deben ponerse en valor. El rol de estas infraestructuras gasistas está siendo esencial, como hemos visto en los días de altas temperaturas, para la seguridad de suministro eléctrico, es decir, para que los ciudadanos puedan utilizar la electricidad sin restricciones gracias a su flexibilidad. Por esa razón, la Comisión Europea posiciona al gas natural como el principal apoyo de las energías renovables en su publicado Paquete de Medidas para la Energía Limpia de los Europeos-Winter Package, a sabiendas de que el gas natural es una garantía constante de suministro eléctrico cuando las condiciones climatológicas impiden el funcionamiento de las energías renovables.

También es importante hablar del gas y su papel clave como energía limpia para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejora de la calidad del aire en sectores como el transporte y el residencial. La sustitución por gas de otros combustibles más contaminantes reduciendo las emisiones de GEI de forma económicamente sostenible, es fácil a corto plazo, y con impacto inmediato.

Es significativo el dato de que el sector del transporte, tanto terrestre como marítimo, es responsable de 38% (año 2014) de las emisiones de los sectores difusos. El uso del gas en el transporte terrestre y marítimo podría reducir rápidamente hasta un 25% esta cifra. De la misma forma, en el sector residencial y terciario, cambiar a sistemas modernos de calefacción a gas es una forma rápida y barata de reducir las emisiones del sector residencial hasta en un 55%. Las calderas de condensación presentan hasta un 65% más de eficiencia que sus tecnologías competidoras.

Así pues, la participación del gas en el mix energético es fundamental para alcanzar los objetivos derivados del 2030 y para llegar a una economía baja en carbono, permitiendo seguir introduciendo renovables en el sistema energético.

Antoni Peris es presidente de Sedigas.

Source link