Movimiento de fichas en el ‘Magic Circle’ londinense | Legal

En los años 90, un grupo de periodistas británicos emplearon por primera vez el término ‘Magic Circle’ para referirse a los despachos de abogados cuya facturación es superior, tanto en lo que se refiere a ganancias por abogado como a ganancias por socio, pertenecientes al sector jurídico del país. El requisito territorial para que un despacho sea tenido en cuenta en esta lista es que su domicilio social se encuentre en Reino Unido, estableciendo sus sedes normalmente en Londres. Actualmente y durante los últimos 15 años, los cinco que ocupan esta lista son Clifford Chance, Freshfields Bruckhaus Deringer, Linklaters, Allen & Overy y Slaughter and May.

Esta lista inamovible ha sufrido un cambio inesperado: Linklaters ha superado a Freshfields, convirtiéndose actualmente en la segunda firma en facturación de Reino Unido. Los despachos han empezado a presentar sus resultados financieros y la sorpresa en el sector ha sido relevante. Hace una semana, Linklaters anunciaba un crecimiento de casi el 10%, de los 1.500 millones de euros (1.430 millones de libras) en el ejercicio 2015-2016 a 1.630 (1.310 millones de libras) en 2016-2017.

Gracias a estos buenos resultados, se ha dado un incremento del 7,8% en materia de reparto de dividendos entre los socios, sobrepasando por primera vez la cifra de 1,71 millones de euros por socio (1,5 millones de libras). Beneficiada por las fluctuaciones monetarias, como otras firmas, el hecho de que haya conseguido unos beneficios tan sorprendentes se debe a diversos factores. Según explica la publicación especializada ‘The Lawyer’, el efecto del Brexit no ha sido tan fuerte como se creía. A esto hay que sumar que las oficinas en Asia, pero sobre todo en Estados Unidos, concretamente en Nueva York y Washington, están funcionando muy notablemente.

De entre los cinco despachos del ‘Magic Circle’, el mayor crecimiento lo ha tenido Clifford Chance, con un 11%. Sus beneficios en este ejercicio han sido de 1.750 millones de euros (1.540 millones de libras), sobrepasando por primera vez la marca de los mil millones y medio de libras (1.710 millones de euros). A la cabeza de los despachos del ‘Magic Circle’, estos resultados afianzan su posición. El beneficio por socio también ha subido, desde los 1,4 millones de euros (1,23 millones de libras) hasta los 1,57 millones de euros (1,375 millones de libras) en 2016-2017.

La bajada de Freshfields

Tras la publicación de los resultados de Linklaters, Freshfields también ha hecho públicos los suyos, y no están nada mal. La firma también ha superado la cifra de 1,71 millones de euros (1,5 millones de libras) en el reparto de beneficios por socio, lo que es un acontecimiento único también. Este crecimiento es de un 5% en comparación con el ejercicio anterior, donde los socios recibieron la mayor contribución de todos los despachos del ‘Magic Circle’, con 1,67 millones de euros (1,47 millones de libras).

Los resultados totales, sin embargo, no han crecido de manera notable. El beneficio del despacho ha crecido un escaso 0,3% en el ejercicio 2016-2017, llegando a la cifra de 1.510 millones de euros (1.330 millones de libras). De hecho, esta firma también se ha beneficiado de los cambios en la moneda ya que, si se tradujera todo el beneficio del año anterior al tipo actual, solo mostraría pérdidas tanto en el beneficio total como en las retribuciones a los socios.

La batalla en la cima

Normalmente, todos los despachos que pertenecen al ‘Magic Circle’ permanecen en sus puestos, con crecimientos más o menos similares, al afectarles situaciones similares. En este ejercicio, por ejemplo, el Brexit o la victoria de Donald Trump, son algunas de las cuestiones que remarcan. Según la información que maneja The Lawyer, aunque aún no se ha publicado el ranking de los despachos más importantes por facturación en Reino Unido, ya que faltan los datos de las cuentas de 2016/2017, se puede adelantar que Linklaters ha superado a Freshfield, lo que le coloca como el segundo despacho más importante, siguiendo a Clifford Chance y seguidos Allen & Overy y Salugther and May.

Este año, el movimiento en el tablero ha tenido que ver con la pérdida de posición de Freshfields más que con el avance de Linklaters. Las finanzas del ahora tercer despacho del ‘Magic Circle’ llevan unos años subiendo y bajando, y tras la recuperación que tuvo lugar el ejercicio anterior, reconocen que ha sido un año un poco más complicado. A esto hay que sumar que han tenido varias salidas de grandes fichajes de las oficinas de Londres, lo que perjudica siempre las finanzas de una firma.

Por su parte, Linklaters está en un momento de cambio de estrategia global que comienza a dar sus frutos. Sin intención de expandir la firma, por ser el Brexit una época complicada que requiere una atención personalizada para los clientes, su objetivo actual es terminar de implantar los cambios iniciados. Además, el año que viene quieren invertir en innovación y en mejorar las relaciones con los clientes, involucrando a sus abogados  en la mejora de la firma.

Clasificación por beneficios

El ejercicio pasado, correspondiente a 2015-2016, y por primera vez, los 100 despachos de abogados más importantes en Reino Unido superaron entre todos los 20.000 millones de libras (22.800 millones de euros) en beneficios. En concreto, generaron 20.130 millones de libras (casi 23 millones de euros).

-Los segundos. Para clasificar los despachos por la cantidad de beneficio obtenida en un ejercicio económico, además del ‘Magic Circle’ con los cinco más importantes, existe el ‘Silver Circle’. Este está compuesto por seis despachos que también tienen como característica común haber sido fundados en Reino Unido.

-El ‘Silver Circle’ . Este grupo de firmas legales, cuyo nombre proviene de la prensa especializada, está compuesto por Ashurst, Berwin Leighton Paisner, Herbert Smith Freehills, King & Wood Mallesons, Macfarlanes y Travers Smith.

-Reparto de dividendos. La diferencia que existe con el resto de despachos británicos, es decir, aquellos que no están ni en el ‘Magic Circle’ ni en el ‘Silver Circle’, son las elevadas cifras que perciben los socios tras el reparto de beneficios, además de las retribuciones que reciben los abogados que trabajan para ellos.

Source link