Heineken se separa cordialmente de Femsa en Brasil, pero no en México | Mercados

La separación consciente, antes reservada a las rupturas de los famosos, se ha infiltrado en el ámbito corporativo. El segundo mayor inversor de Heineken, la embotelladora mexicana Femsa, vendió el lunes una participación de 2.500 millones de euros. Una disputa sobre la distribución de cerveza en Brasil durante el verano fue un bache en una relación por lo demás exitosa. La codependencia en el lucrativo mercado mexicano es una buena razón para mantener la cordialidad.

Femsa soltó una participación del 5,2% en Heineken, algo más de la cuarta parte de las acciones que recibió en 2010 como parte del pago por la venta de su negocio cervecero a la holandesa. Una razón podría ser que el precio de la acción de Heineken se ha más que duplicado desde entonces. Otra puede ser la decisión de Heineken en julio de poner fin a un acuerdo de distribución de cerveza con Femsa y en lugar de eso utilizar la red que heredó después de adquirir Brasil Kirin a principios de año.

Incluso aunque esa decisión agriara un poco las relaciones, la asociación ha sido gratificante para ambas partes. Las acciones de Heineken NV que Femsa acaba de vender a 84,5 euros por acción, con un 3,5% de descuento, valían 33 euros cuando las recibió. La acción que ha vendido Femsa de Heineken Holding NV ha tenido una evolución similarmente buena. Retener una participación de aproximadamente el 15% en el Grupo Heineken permite a la embotelladora mexicana mantener los puestos del consejo incluidos en el acuerdo de 2010. Pero dado que tal representación no influyó en la decisión del verano, puede estar tentada a reducir aún más su participación y utilizar condiciones fiscales favorables para repatriar el dinero.

Heineken, por su parte, ha utilizado el acuerdo de la cerveza con Femsa para establecerse en el mercado mexicano, de rápido crecimiento. La relación proveedor-cliente del dúo en México consiste en que Heineken suministra su gama de cervezas a las tiendas de conveniencia Oxxo de Femsa, la cadena más grande de su tipo en el país. Y dado que México es el mercado más rentable de Heineken a nivel mundial, es conveniente una separación amistosa.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Source link