Premios Princesa de Asturias 2017: Felipe VI, ante el desafo independentista: “Catalua es y ser una parte esencial de Espaa”

Felipe VI, ante el desafo independentista: ‘Catalua es y ser una parte esencial de Espaa’

Source link

Ibex 35, en directo: subidas en Bolsa aupadas por la reforma fiscal de Trump | Mercados

Con el conflicto catalán latente, las Bolsas europeas miran a otras noticias internacionales para amarrar las subidas. El Senado de Estados Unidos ha aprobado en la madrugada del viernes el Presupuesto del Estado para el año fiscal 2018, un acuerdo que allana el camino a la reforma fiscal que ha prometido Donald Trump. Los inversores aplauden la posibilidad de acuerdo (supondría una importante rebaja de impuestos para las grandes empresas) y los futuros suben con convicción: los del FTSE avanza un 0,4% y los del Dax, cerca del 0,5%. 

Sin embargo, como ocurre desde que se agravó la crisis en Cataluña, las subidas en las Bolsas europeas no tienen por qué trasladarse en igual medida  al mercado español. Los futuros del Ibex  35 apuntan a ganancias, aunque algo menores: suben en torno al 0,2%. El índice cerró el jueves como el peor de Europa y terminó la sesión por debajo de los 10.200 puntos. De finalizar la semana en este entorno, el índice del mercado español perdería un 0,6%. Y eso que ha contado con el bálsamo de la oferta competidora de ACS sobre Abertis que ha llevado a la cotización de la concesionaria a anotarse un 7,5% en la semana. La empresa presidida por Florentino Pérez, por su lado, saldará la semana con un avance del 7,5%.

La incertidumbre sobre Cataluña queda minimizada en el mercado de deuda por las compras del Banco Central Europeo: la prima de riesgo baja este viernes  casi 2 puntos, a 122,7 puntos básicos, y la rentabilidad del bono a 10 años se sitúa en el 1,638%.

Además de los frentes políticos, los inversores también siguen atentos a noticias empresariales. En espera de que la CNMV acepte la oferta por Abertis presentada por ACS (a través de Hochtief) Atlantia baraja subir el precio en la opa sobre Abertis, después de que los principales accionistas de la concesionaria española dieran el visto bueno al proyecto industrial.  

Los mercados se muestran optimistas con que Trump logre, esta vez sí, apoyo en el Senado para sacar adelante la esperada reforma fiscal. Esta madrugada, la Cámara Alta aprobó un presupuesto de 4 billones de dólares para 2018, unas cuentas criticadas por los republicanos ultraliberales por considerar que se incluye demasiado gasto. El interés del Partido Republicano por aprobar cuanto antes la reforma fiscal le ha llevado a aparcar su habitual preocupación por el déficit. El Presupuesto contiene una mecanismo legislativa (reconciliación) que permitiría a los republicanos, que tienen la mayoría de los 100 asientos del Senado por un margen de 52 a 48, conseguir que el texto avance en la cámara alta solamente con mayoría simple. Una reforma tributaria por sí sola requeriría 60 votos y probablemente fracasaría.

El dólar recibe también con optimismo el acuerdo: sube un 0,3% frente al euro. La moneda europea cotiza en 1,1817 dólares. 

También van en aumento los rumores en torno al próximo presidente de la Reserva Federal, una decisión que se espera el 3 de noviembre. Jerome Powell, miembro de la junta de gobierno de la Reserva Federal, sería el candidato con más posibilidades de salir elegido, según Politico, ya que es el que genera menos rechazo para su confirmación en el Senado. Powell se considera supondría una continuidad en las políticas de Yellen, menos partidario de un endurecimiento brusco de las condiciones monetarias. 

 

 

Source link

Los jueces piden la supresión de los juzgados hipotecarios por su colapso | Mi dinero

La solución ideada al colapso judicial, especializando un juzgado por provincia para absorber todas las denuncias en materia hipotecaria, hace aguas ante la falta de recursos para asumir el aluvión de litigios que desatan los créditos bancarios. Así lo han denunciado los Jueces Decanos de España en el escrito de conclusiones de las XXVII Jornadas Nacionales que concluyeron este miércoles en Bilbao. Los jueces consideran tan grave la situación que instan a abolir este sistema a partir de finales de año para volver a repartir la carga entre todos los juzgados del país.

El colectivo judicial justifica su petición pormenorizando la situación de cada sede provincial, un informe del que se desprende que, desde su creación el 1 de junio hasta la fecha, acumulan unos 88.500 asuntos hipotecarios sin apenas recibir refuerzos. Y eso sin contar las denuncias recibidas en ocho provincias que no cuentan con datos actualizados. Sumando los casos que estas sedes tenían a comienzos de septiembre, el total de litigios sería ya de 98.677, cifra que sin duda ha sido superada en el último mes y medio.

“Y la previsión de entrada de asuntos se mantiene al alza, sin que se observe ningún indicio de que decrezca, o de que se atisbe su final”, advierten los jueces decanos, remachando que “las medidas de refuerzo” puestas en marcha “están resultando un completo y absoluto fracaso”.

Tal es la situación que los jueces decanos instan al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a dejar sin efecto el plan de juzgados especializados en materia hipotecaria a partir del 31 de diciembre, dado “que no se han puesto los medios que se preveían en un inicio”, para que a partir de 1 de enero de 2018, esos asuntos vuelvan a ser repartidos entre todos los juzgados de primera instancia de España.

En todo caso, los jueces entienden que los juzgados especializados deberían mantenerse en marcha hasta que el colapso que han provocado los litigios de consumidores contra la banca se rebaje y se hayan resuelto todos los asuntos que ya les han sido asignados.

Un colapso anunciado

Los últimos datos oficiales ofrecidos por el CGPJ revelaban que a 8 de septiembre los 52 juzgados por cláusulas suelo habían recibido ya 60.000 demandas hipotecarias (pese a que agosto es un mes inhábil), y que 24 de estas sedes requerían refuerzos.

El plan puesto en marcha en junio, que buscaba precisamente evitar el colapso del sistema judicial español ante la avalancha de demandas por cláusulas suelo y otros asuntos hipotecarios, preveía reforzar los juzgados especializados que recibieran más de 900 asuntos. Pero estos apoyos no han llegado en todos los casos, o se han demostrado insuficientes.

Así, la mayoría de sedes siguen trabajando con un solo juez (habitualmente en prácticas), pese a haber duplicado la cota que activa los refuerzos. La carga de trabajo es tal que en sus primeros meses, estos jueces solo fueron capaces de emitir un puñado de fallos.

Se da la situación de que el juzgado 101 bis de Madrid, el que más asuntos acumula de toda España, ha registrado ya 22.234 asuntos, con lo que requeriría unos 25 jueces. Sin embargo, solo cuenta con dos jueces en prácticas, el apoyo de uno de adscripción territorial y la asistencia parcial de otro que dedica el 25% de su tiempo. Completan el equipo 10 funcionarios y dos letrados de la administración de justicia en un piso de la Gran Vía en el que se acumulan los expedientes por los pasillos.

Los decanos aseveran que ya venían advirtiendo del problema y alertan de que se agravará cuando culmine el periodo de prácticas de los jueces destinados a estas plazas. Critican además la asignación de un único juzgado por provincia, sin analizar las necesidades de cada territorio. También recuerdan que en España hay 12’2 jueces por cada 100.000 habitantes, frente a los 21 de media europea, y reclaman la creación de e 250 plazas anuales durante cuatro años.

Ante la posibilidad de que las autoridades ignoren su propuesta de dar marcha atrás al plan, los decanos exigen que Justicia y el CGPJ detallen qué refuerzos concretos se pondrán en marcha para tratar de desatascar el colapso. La situación, aducen, “ha desbordado todas las previsiones” de forma que “la inmensa mayoría de juzgados especializados en toda España, están ya saturados de asuntos, con números imposibles de ser manejados” por los apenas 60 jueces destinados a las plazas especializadas.

El origen del plan

La creación de estos juzgados se puso en marcha en junio en previsión del aluvión de demandas que iba a provocar el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del pasado diciembre, en el que exigía que los bancos indemnicen a sus clientes con retroactividad total por lo cobrado en aplicación de cláusulas suelo abusivas.

El Gobierno puso en marcha también, mediante un decreto, un sistema de negociación extrajudicial entre bancos y clientes, si bien las entidades financieras vienen siendo renuentes a abonar lo cobrado a los consumidores, lo que ha derivado a la vía judicial muchos de los casos. Hasta el punto de atascarla.

Source link

155, adoquines y mamarrachos | Opinion Home

Source link

El Ibex se olvida de Cataluña con la ayuda de Abertis y ACS | Mercados

Por difícil que parezca, en la recta final de la sesión los inversores han dejado al margen Cataluña y se han centrado en las operaciones corporativas. Aunque durante gran parte de la jornada las caídas de Sabadell y CaixaBank llevaban a la Bolsa española a quedarse rezagada del resto de índices europeos, en la última hora las compras han hecho acto de presencia y el Ibex 35 concluyó con un ascenso del 0,55%. Las operaciones corporativas se producen el día de antes de que venza el segundo plazo concedido por el Gobierno central al presidente de la Generalitat para que responda al requerimiento.

Las subidas de este miércoles han tenido unos claros protagonistas: ACS, Abertis y Cellnex. Pasadas las 15.00 horas, la empresa que preside Florentino Pérez confirmaba su interés por Abertis con la presentación de una contraopa a través de su filial alemana Hochtief. La oferta con la que pretende desbancar a la italiana Atlantia supone entregar 18,76 euros por cada título de la concesionaria española. Es decir, supera en un 13,7% la propuesta de Atlantia.

Los inversores no tardaron en aplaudir la operación con la que tanto tiempo llevaba especulando el mercado. Tras la suspensión cautelar de la CNMV, Abertis regresó al mercado por todo lo alto y en los primeros compases las subidas alcanzaban el 9%, ascensos que se moderaron al cierre hasta el 7%. No obstante, esta subida es suficiente para que las acciones de la empresa que preside Salvador Alemany supera los 18,76 euros que ofrece Hochtief. A Abertis le sigue de cerca el otro protagonista, ACS, que sube un 5,17%. Más rezagado se queda Cellnex, que se anota un 0,8%, ascenso suficiente para desprenderse de las caídas que registraba durante gran parte de la jornada.

En el lado de las caídas, Siemens Gamesa retomó las caídas que imperan desde que el viernes la compañía anunciara un profit warning. Después del alto en el camino que hicieron ayer los inversores, hoy la cotizada cierra con un descenso del 1,58%. Inditex y Técnicas Reunidas se convierten en los otros dos valores más castigados de la jornada con descensos del 0,59% y 0,52%, respectivamente. Por su parte, el sector bancario consigue salvar la sesión en positivo con la excepción de CaixaBank, que retrocede un 0,13%.

El resto de Bolsas europeas se dejaron llevar por la tendencia alcista de Wall Street, que después de que el martes el Dow Jones superara los 23.000 puntos aupado por la temporada de resultados, hoy al cierre de las Bolsas europeas, revalidaban los máximos históricos. El Dax alemán se anota un 0,37%; el Cac francés, un 0,42%; el Euro Stoxx, un 0,33% mientras el FTSE británico y el Mib italiano avanzaban un 0,36% y 0,08%, respectivamente.Desde Link Securities señalan que la temporada de resultados puede ser el catalizador que estaban esperando los inversores para acelerar las ganancias bursátiles en Europa.

Aunque la Bolsa escapó este miércoles al desafío independentista, la incertidumbre que despierta Cataluña se dejó sentir en la rentabilidad de la deuda española a 10 años, que vuelve a situarse por encima del 1,6% frente al 1,55% en que concluyó el martes. No obstante, continúa lejos de los 1,78% que registró tras el referéndum del 1 de octubre. Por su parte, la prima de riesgo sube tres puntos básicos hasta los 119.

Al cierre de las Bolsas europeas, el euro retomó las subidas. No obstante, se sitúa por debajo de los 1,18 dólares. La divisa estadounidense empieza a recuperar el terreno perdido en los últimos meses ante las expectativas de subida de tipos por parte de la Reserva Federal antes de final de año.



Source link

Europa inicia una guerra interna para impedir el dumping laboral | Mi dinero

Las leyes europeas dicen que un trabajador desplazado es “un empleado que es enviado por su empresa para llevar a cabo un servicio en otro Estado miembro de la Unión Europea con carácter temporal”. Hasta aquí la definición está clara y en principio no debería haber problemas con este colectivo de trabajadores que, en muchos casos, pacta incluso con su empresa unas condiciones más beneficiosas para realizar su trabajo en otro país.

Otra cosa es cómo se viene empleando esta figura laboral de forma fraudulenta para enviar flotas enteras de trabajadores de países del este y sur de Europa –dónde existen peores condiciones laborales– a trabajar, con dichas condiciones, a países como Francia, Bélgica o Alemania, principalmente.

Desde el Parlamento europeo admiten que la actual regulación comunitaria, que data de 1996, en la práctica “suele traducirse en que a menudo los desplazados reciben una remuneración menor que los trabajadores locales por el mismo trabajo”. Los propios datos de la Comisión Europea, reconocen que los trabajadores desplazados pueden ganar hasta un 50% menos en algunos sectores y países. Esto está generando una competencia desleal (dumping) entre las empresas nacionales y las compañías que trasladan temporalmente a sus empleados a ese país.

La directiva original incluye que los desplazados deben cobrar el salario mínimo del país de acogida y respetar las condiciones mínimas de descansos, vacaciones y normas de seguridad e higiene. Pero nada más. Así, plantillas completas de trabajadores polacos o checos o también españoles, de empresas transportistas, manufactureras o de prestación de servicios trabajan en Francia o Bélgica con salarios y cotizaciones de sus países.

Los reiterados abusos detectados en los países de acogida de estos trabajadores hicieron que la Comisión, en marzo de 2016, propusiera la reforma de la directiva de mediados de los noventa, con el objetivo de aplicar las mismas reglas a trabajadores desplazados y locales y, sobre todo, igualar sus salarios.

Pero con la propuesta de reforma de dicha directiva se abrió la caja de los truenos entre los Estados del este –contrarios a endurecer esta regulación– y del oeste, liderados sobre todo por Francia, que sí persiguen igualar las condiciones laborales de desplazados y locales.

De hecho, ha sido el primer ministro francés Emmanuel Macron, el que ha convertido la lucha contra el dumping laboral transfronterizo en uno de los ejes de su política europea. En agosto pasado Macron realizó una gira por varios países del Este para recabar sus apoyos. Logró en parte el respaldo de la República checa, Eslovaquia, Bulgaria y Rumanía, así como el apoyo claro de Austria. Pero la alianza puede naufragar tras las elecciones del domingo en Austria (que han dado un vuelco hacia la derecha) y las de este viernes en Chequia.

España, que ha mantenido una tradicional resistencia a la directiva, ha evolucionado hacia “una posición más favorable”, según fuentes diplomáticas. El gobierno de Mariano Rajoy exige, sin embargo, una solución para el sector del transporte, que puede verse afectado por otra directiva paralela sobre conductores desplazados. Bruselas quiere aplicar las nuevas normas desde el primer día de salida del camionero; pero España exige que solo se apliquen a partir de la quinta jornada de la actividad internacional del camionero.

En este escenario, la maquinaria legislativa comunitaria se reactivó el lunes pasado, cuando la Comisión de Empleo del Parlamento europeo aprobó el texto de la nueva directiva reformada presentado por la Comisión Europea hace 18 meses. Este texto, que acaba de empezar a negociarse, sí obligaría a aplicar a los trabajadores desplazados todas las condiciones laborales del país de acogida; que podría incluso aplicar los convenios colectivos regionales, si son más beneficiosos para el trabajador. Los europarlamentarios también acordaron aplicar la directiva reformada al transporte hasta que haya una norma propia.

Si bien, ahora el pleno de la Eurocámara deberá validar este texto la próxima semana. Y, en paralelo, el Consejo de Ministros de Empleo de la UE confía en pactar una posición común el próximo 23 de octubre. Aunque sigue habiendo serias diferencias sobre el límite temporal para el desplazamiento de un trabajador a otro país (el texto aprobado propone 24 meses), la remuneración y las subcontratas. Así, el acuerdo definitivo, si llega, podría tardar aún en ver la luz.

 

Algunos datos sobre desplazados

  • Cuántos hay. Los datos que manejan las instituciones europeas indican que en 2015 había más de 2,05 millones de trabajadores desplazados. El colectivo creció un 41% entre 2010 y 2015. Aunque su peso es relativamente bajo, ya que apenas representan el 1% de todos los trabajadores europeos.
  • Países receptores. El 86% de los desplazados se dirigieron solo a 15 países comunitarios. Y aproximadamente la mitad de estos empleados trabajan en Alemania Francia y Bélgica. Italia y España han pasado de ser receptores netos a convertirse en exportadores netos de desplazados entre 2010 y 2014. Según el Parlamento europeo, esto se debe al impacto de la crisis económica.
  • El rechazo. Los países del Este se resisten a un cambio que podría limitar su capacidad de exportar mano de obra temporal –hasta un millón de trabajadores, calculan– en la construcción, el transporte, las manufacturas, la sanidad o los servicios.
  • Los sectores. La construcción emplea al 42% de los desplazados:le sigue la industria manufacturera (22%);la educación, salud y servicios sociales (13,5%) y los servicios comerciales (10%). Si bien la construcción es el sector más protegido, porque tienen derecho al convenio local.

Source link

Bruselas ya no pone pegas a la extrema derecha | Mercados

Las elecciones generales del domingo en Austria abocan, con toda probabilidad, a una coalición de los conservadores de Sebastian Kurz (ÖVP, del Partido Popular Europeo) con FPÖ, un partido fundado por antiguos nazis y que bajo el liderazgo del fallecido Jörg Haider se convirtió a principios de este siglo en un precursor del populismo ultranacionalista que se abre paso en casi todo el continente.

El ascenso de esas fuerzas resulta tan imparable que Bruselas ya no hace ningún aspavientocuando rozan el poder o, como en el caso probable de Austria, se disponen a formar parte de un Gobierno de la UE. Este lunes, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha limitado a felicitar a Kurz y a “desearle que forme un gobierno estable”, según el portavoz de la CE. Ni un aviso sobre sus probables aliados.

Hace poco más de 15 años, la formación en Austria de una coalición entre los conservadores y la ultraderecha de Haider desencadenó una grave crisis política en la UE que condenó a Viena durante un tiempo al ostracismo diplomático.

La colaboración del entonces primer ministro austriaco, Wolfgang Schüssle (ÖVP, del Partido Popular Europeo), con el partido de Haider (FPÖ) se interpretó como una concesión a postulados incompatibles con una construcción europea basada en la democracia, la libertad, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos.

La Francia de Jacques Chirac, que ya veía por el retrovisor cómo se le acercaba el Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen, lideró el castigo político a Schüssle, al que se intentó convertir en un paria político dentro de su propio partido europeo (el PPE). Bélgica, que fue uno de los países duros con Austria, ahora guarda silencio: en el gobierno belga depende del apoyo del partido ultranacionalista flamenco NVA. De modo que, el actual sucesor de Schüssle no corre ningún peligro aunque piensa repetir la alianza con la extrema derecha.

El joven Sebastian Kurz (ÖVP), que a sus 31 años parece llamado a convertirse en el primer ministro más joven de Europa, no oculta su intención de formar gobierno con el FPÖ tan pronto como este jueves se confirmen los resultados definitivos de las elecciones

La llegada del FPÖ al poder daría la puntilla a los llamados cordones sanitarios que los partidos tradicionales, a derecha e izquierda, pactaron hace años para no colaborar con formaciones cuyos valores estaban proscritos en la UE.

El dique se ha roto y formaciones de signo ultranacionalista, euroescéptico o abiertamente xenófobo forman o han formado parte de gobiernos en países como Bélgica, Finlandia, Polonia o Bulgaria. Un creciente listado al que podría sumarse Austria tras las elecciones del domingo, que han dado la victoria a los conservadores (con 31% de los votos), seguido casi con los mismos votos por FPÖ y la socialdemocracia (SPÖ).

Los partidos tradicionales también endurecen su mensaje a la vista del éxito electoral de los extremos

 

La resignación de Bruselas ante esas fuerzas contrarias al ideario europeo responde a distinto s motivos.

El primero, el innegable apoyo popular de unos partidos que copan un porcentaje elevado de votos en socios de la UE tan diversos como Holanda y Polonia, Finlandia e Italia, o Dinamarca y Hungría. “Las ideas populistas triunfan incluso en países de la zona euro que disfrutan una economía saludable, bajas tasas de paro y una calidad de vida elevada”, constata Inga Fechner, analista de ING, en su informe sobre las elecciones en Austria.

En segundo lugar, Bruselas ha observado con alivio que, una vez en el poder, la mayoría de esas formaciones matizan sus posiciones más duras sobre asuntos como la inmigración o la relación con la UE. Fue el caso de Auténticos Finlandeses, que llegaron a un gobierno de coalición con propuestas de ruptura de la zona euro y acabaron acomodados en un discurso mucho más conciliador.

El tercer motivo estriba en que las formaciones políticas tradicionales también han endurecido su tono en materias como la seguridad (la Francia de Macron apunta hacia un estado de emergencia cuasipermanente) o la gestión en la inmigración ilegal, capítulos tradicionalmente explotados por la extrema derecha.

La victoria a de Kurz en Austria se ha debido, en gran parte, a que su programa electoral era casi tan duro como el de FPÖ, lo que ha evitado una hemorragia de votos por el flanco derecho. Los estudios posteriores sobre el voto del domingo indican, de hecho, que los socialdemócratas han sufrido una fuga mayor de votos hacia la extrema derecha que los conservadores.

Populares y socialistas, además, cuentan en su seno europeo con¡ miembros que defienden postulados muy similares a los de los populistas, como es el caso de Viktor Orbán (PPE) en Hungría o Robert Fico (Socialista) en Eslovaquia. En esas condiciones, ninguno de los dos partidos puede echar nada en cara al FPÖ austriaco.

Bruselas, por tanto, parece dispuesta a aceptar que las fuerzas extremas forman ya parte inevitable del paisaje electoral. Este mismo viernes (20 de septiembre), las elecciones de en la República checa apuntan a otro éxito euroescéptico.

Los analistas, sin embargo, no observan con tanta tranquilidad el fenómeno. “A pesar de su fortaleza económica, Europa conserva una parte de riesgo político”, señala Stéphan Monier, jefe de inversiones en Lombard Odier. Y apunta, en concreto, “al alza de partidos de extrema derecha”, con la presencia de Alternativa para Alemania (13% en las elecciones del 24 de septiembre) como sombra más destacada.

Ha llegado la era del populismo aceptable

 

En los mercados inquieta, sobre todo, el impacto que el giro hacia posiciones extremas en países como Austria pueda tener en la renovación y fortalecimiento de la zona euro auspiciada por Emmanuel Macron. Para el presidente francés resulta imprescindible mantener el apoyo de Angela Merkel. La canciller alemana venció en las elecciones del 24 de septiembre, pero salió debilitada. Y este domingo, su partido (CDU) sufrió otro batacazo en las elecciones regionales de Baja Sajonia.

Macron y Merkel parecen convencidos de que la zona euro podría estallar si no se apuntala de manera adecuada para futuras crisis. Pero necesitan masa crítica entre el resto de socios y, elección tras elección, parecen en riesgo de perder aliados.

A favor de las reformas del eje franco-alemán juega, sin embargo, el hecho de que la eurofobia ha amainado incluso entre las fuerzas extremas. En Francia, el Frente Nacional empieza a recular en sus propuestas sobre salida del euro, a la vista de la impopularidad de esa idea. Y en Austria, el FPÖ no ha recurrido a la retórica antieuropea durante la reciente campaña.

“Las elecciones en Austria han mostrado que el populismo no está muerto y que la próxima fase es la de un populismo aceptable”, concluye la analista Inga Fechner.

Source link

Austria da un vuelco a la derecha y el SPD alemán gana en Baja Sajonia | Mercados

Austria ha dado un vuelco a la derecha en las elecciones legislativas que ha ganado este domingo el conservador Sebastian Kurz y que deja a los ultranacionalistas a las puertas del Gobierno como socio clave para formar cualquier mayoría.

El Partido Popular (ÖVP) de Kurz, de tan solo 31 años de edad, ha logrado el 31,7% de los votos, según el recuento al 97,7 % del escrutinio, incluyendo una estimación para el voto por correo, en unas elecciones que han registrado una participación del 79,4%.

Le siguen el Partido Socialdemócrata (SPÖ), del canciller federal, Christian Kern, con el 26,9% y en tercer lugar se queda el ultranacionalistaPartido Liberal (FPÖ) con el 26,0%.

Mientras que los conservadores han aumentado sus votos casi en 8 puntos porcentuales y los ultranacionalistas 5,5 puntos respecto a las elecciones de 2013, los socialdemócratas se mantienen con los mismos apoyos que hace cuatro años.

Los grandes perdedores son los opositores Verdes ecologistas, que han perdido más de 8,5 puntos porcentuales para quedar en un 3,9 % de los votos, insuficiente para entrar en el próximo Parlamento. Este descalabro se produce casi un año después de que el exlíder de los Verdes Alexander Van der Bellen lograse la presidencia austríaca frente al ultranacionalista Norbert Hofer.

Todos los analistas coinciden en que su socio más probable de coalición serán los ultranacionalistas del FPÖ de Heinz-Christian Strache, conocidos por sus posiciones euroescépticas y contra la migración. “Este resultado es un claro mandato para cambiar Austria”, dijo Kurz, quien se mostró “muy feliz” por un resultado que ya avanzaban las encuestas
desde hace meses.

“Si recibimos un encargo para formar gobierno voy a hablar con todos”, dijo el líder democristiano quien puede convertirse en el jefe de Gobierno más joven de Europa.

El SPD gana en Baja Sajonia

Por su parte, el Partido Socialdemócrata (SPD) ganó este domingo y los comicios regionales del “Land” alemán de Baja Sajonia (centro), con un 37% de los votos, seguido de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, con un 35%, según el sondeo a pie de urna de la televisión pública ZDF al cierre de los colegios.

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) accederá por primera vez a esa cámara regional, al haber obtenido un 5,5% de los votos, por detrás de Los Verdes y el Partido Liberal (FDP), con un 8% y 7,5%, respectivamente.

Los comicios en este estado federado, con 6,1 millones de electores, se convocaron por anticipado, tras haber perdido la mayoría la coalición que gobernaba en el “Land”, formada por socialdemócratas y verdes, a raíz del paso de una diputada ecologista a las filas de la CDU.

Se les da una relevancia especial, más allá de sus efectos regionales, por celebrarse tres semanas después de las generales alemanas, que ganó el bloque conservador de Merkel, y ante el arranque, la próxima semana, de los contactos para la formación del próximo Gobierno federal,
Suponían, además, la última oportunidad para el SPD de lograr una victoria en las urnas este año, después de las tres derrotas consecutivas sufridas ante la CDU en otras tantas regionales, a lo que siguió el hundimiento de su líder, Martin Schulz, en las generales.

En las legislativas, celebradas el pasado 24 de septiembre, la CDU que preside Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) obtuvieron la victoria con un 32,9 %, lo que significó un retroceso del 8,5 % respecto a 2013.

Los socialdemócratas, bajo el liderazgo de Schulz, cayeron en su récord histórico a la baja, un 20,5%, y han descartado reeditar otra gran coalición, como las que lideró Merkel en su primera legislatura -de 2005 a 2009- y en la pasada -desde 2013 a la actualidad-.

Source link

Juncker descarta mediar en Cataluña para no sembrar el caos en la UE | Mercados

Ni mediación ni independencia. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha descartado este viernes la intervención de Bruselas en el conflicto institucional entre la Generalitat de Cataluña y el gobierno de España. Y se ha manifestado claramente en contra del proceso de independencia por el riesgo de sentar un precedente que aboque a la fragmentación política y territorial del continente.

“Si perimitiéramos, aunque no sea de nuestra incumbencia, que Cataluña se independizara, otros también lo harían y eso no me agrada”, ha señalado Juncker durante una charla con estudiantes en Luxemburgo, el pequeño país del que fue primer ministro durante casi dos décadas. “No quiero que dentro de 15 años la Unión Europea esté formada por 98 Estados“, ha añadido Juncker. “Ya es relativamente difícil con 28 Estados, pero imagino que con 98 sería imposible”, remataba el presidente de la Comisión.

Juncker también ha cerrado el camino a las peticiones de mediación europea cursadas por el presidente del govern catalán, Carles Puigdemont. El gobierno alemán de Angela Merkel y el francés de Emmanuel Macron ya habían descartado esa vía. Y Bruselas se suma ahora, una vez más, a la petición de resolver el conflicto con arreglo al orden constitucional español y sin ningún tipo arbitraje internacional. “Si interviniéramos cuando una sola parte lo pide, podríamos sembrar el caos en la UE”, ha pronosticado Juncker.

La Comisión ha mediado en conflictos, pero cuando afectaban a Estados miembros, como en el caso reciente de España y Portugal (por el almacén de residuos nucleares en Almaraz) o entre Croacia y Eslovenia (por un problema fronterizo). Pero el conflicto catalán, según Bruselas, “es un asunto interno” en el que la CE no desea intervenir, salvo que lo solicitara expresamente España, posibilidad descartada por el gobierno de Mariano Rajoy.

Juncker ha reconocido su inquietud por el conflicto y ha señalado que “hace tiempo que le pedí al primer ministro español [Rajoy] que adoptará iniciativas para evitar que la situación en Cataluña se descontrolase“. A juicio del presidente de la CE, “se han tomado algunas iniciativas, pero otras siguen sin tocar”, aunque no ha concretado qué áreas debería abordar el ejecutivo español.

El presidente de la Comisión considera que el sentimiento nacionalista de una parte de la población catalana es sintomático de lo que puede ocurrir en muchos otros lugares de la UE, un club que cuenta con 75 regiones con poderes legislativos similares a los de Cataluña. “Me preocupa mucho que, a medida que vivir en comunidad se vuelve tan arduo y difícil, todo el mundo intentará algún día recordar su identidad de manera que esa identidad no pueda asociarse a otras“, ha explicado Juncker a los estudiantes luxemburgueses.

Source link

El BCE estudia una rebaja de las compras de deuda a la mitad | Mercados

El BCE anunciará en su próxima reunión del 26 de octubre los términos en que reducirá a partir de 2018 su programa de compras de deuda, ahora en los 60.000 millones de euros al mes. Y fuentes próximas a la institución que hoy citan las agencias Reuters y Bloomberg señalan que prolongará las adquisiciones durante nueve meses más, reduciendo su cuantía en al menos la mitad.

El BCE ya había insistido en que el ritmo actual de compras de deuda por 60.000 millones de euros se extenderá hasta finales de este año, a pesar de la presión de Alemania en favor de una retirada más acelerada de los estímulos. Las actas de la última reunión celebrada en septiembre revelan que el debate sobre cómo recortar la cuantía de las compras estaba ese mes sobre la mesa con dos opciones. O bien extenderlas en el tiempo en una cuantía reducida o mantener los volúmenes de compras en un nivel más elevado pero durante menos tiempo.

Según fuentes próximas a la institución que cita Bloomberg, el BCE está estudiando un recorte en la cuantía mensual a 30.000 millones de euros. Reuters apunta a un rango de compras mensuales de entre 25.000 y 40.000 millones de euros y añade que la opinión mayoritaria en el seno del BCE es aplicar un recorte importante.

En cuanto a la duración, el gran debate está en si mandar el mensaje de que el programa seguirá abierto mientras sea necesario, sin dar una señal concreta sobre su finalización efectiva para tener margen para una aplicación más prolongada en caso de que la economía empeorase, o dar en cambio una fecha de término. Así, la idea sería extenderlo hasta septiembre de 2018, con lo que se enviaría un mensaje más comprometido con la retirada de estímulos y una fecha a partir de la que ir pensando en un alza de tipos de interés.

El BCE de hecho no tiene intención de subir los tipos de interés de la zona euro, ahora en el cero, mientras esté vigente el plan de compras de deuda. Otro de los estímulos que deberá ir retirando es el tipo negativo de la facilidad de depósito, ahora en el -0,4% y que deberá volver a terreno positivo dentro del proceso de normalización de la política monetaria.

Alivio en el mercado de deuda soberana

Los nuevos detalles sobre cómo será el recorte de compras de deuda que se anunciará en octubre están provocando esta mañana la caída generalizada en la rentabilidad de la deuda soberana de la zona euro. Lejos de provocar un repunte ante la perspectiva de un endurecimiento de la política monetaria, la expectativa de que las compras se extiendan durante nueve meses más anima a los inversores a realizar nuevas compras. 

Además, la prolongación de las compras sí requerirá abandonar los límites actuales de deuda de cada miembro de la zona euro que adquiere el BCE. Ante la creciente escasez de bonos alemanes disponibles para la compra -y la restricción actual de no comprar más de un tercio de una referencia-, el BCE deberá desviarse y adquirir más deuda de otros países, por encima de las cuotas que les corresponden en el capital de la institución.

El rendimiento del bono español a 10 años desciende al 1,58%, desde el 1,642% de ayer; el del bono alemán, al 0,425% desde el 0,44% y el del bono francés, al 0,842% desde el 0,865%. Para la deuda soberana española, la prolongación de las compras, pese a su reducción, es una buena noticia en el momento de actual incertidumbre por la crisis institucional en Cataluña. La prima de riesgo y el rendimiento del bono a diez años han logrado ya regresar al nivel previo al 1 de octubre, la jornada del referéndum, en buena parte gracias a la convicción de que el BCE contiene la presión vendedora sobre la deuda de la cuarta mayor economía de la zona euro.  

Las reacciones

El presidente del Bundesbank alemán, Jens Weidman, no dudó el viernes en mostrar su frontal oposición a la prolongación de las compras de deuda del BCE, hacia las que siempre ha mostrado fuertes reticencias.”No veo necesidad de continuar dándole a la rueda de la política monetaria y eso haremos si se continúa con las compras mensuales”, declaró el viernes desde Washington.

Las divisiones en el seno del BCE quedaron claras el viernes. Frente a las críticas de Weidman al programa de compras, el vicepresidente de la institución, Vitor Constancio, defendió que el programa de compras ha sido “muy importante” para estimular la economía de la zona euro.

El recorte que estudia el BCE para sus compras de deuda –a 30.000 millones de euros al mes durante nueve meses más según Bloomberg– tendría un efecto neutral sobre el mercado, según estimaciones de Citi. Por el contrario, una rebaja a 20.000 millones mensuales durante solo seis meses elevaría el rendimiento del bono alemán en 24 puntos básicos.

Source link