Iberia cierra con sus sindicatos un acuerdo sobre el ERE | Compañías

Iberia y los sindicatos han cerrado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario con el visto bueno de la gran mayoría de los miembros de la comisión negociadora y han pactado paralelamente una garantía de empleo para que aquellos trabajadores que permanezcan en Iberia tengan asegurado su puesto de trabajo durante el periodo de tiempo que dure el ERE.

Así lo declaró a el portavoz de CCOO, Jorge Carrillo, tras la reunión de este lunes en la que se ha ratificado el ERE voluntario con la empresa.

Carrillo explicó que entre los puntos fundamentales que recoge el acuerdo se incluye la aceptación por parte de Iberia de la aplicación con retroactividad de futuras subidas salariales que se firmen por convenio a los trabajadores que se presenten voluntarios al ERE, tal y como reclamaban
los sindicatos.

También se incluyen otras reclamaciones como que se puedan acoger al ERE los trabajadores fijos discontinuos y fijos a tiempo parcial, o que para el colectivo de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (Tcps) puedan convivir las figuras de prejubilación y de excedencia especial.

Este acuerdo fue ratificado principalmente por los sindicatos mayoritarios en la comisión negociadora, CCOO y UGT, mientras que algunos minoritarios como Stavla o Somos están pendientes de celebrar una asamblea para decidir si se adhieren o no al acuerdo, pero en cualquier caso, no podrán modificar el sentido del mismo, según Carrillo.

El ERE voluntario de Iberia, que tendrá como plazo de ejecución hasta el 31 de diciembre de 2019, será aplicable a un máximo de 955 trabajadores, que se repartirán entre los distintos sectores de la empresa. Concretamente 70 expedientes corresponderán a pilotos; 170 a tripulantes de cabina; 165 a la dirección técnica; 49 a la dirección de producción; 154 a la dirección corporativa; 37 a la dirección comercial; y 310 a la dirección de aeropuertos.

Source link

Iberia plantea prescindir de 715 empleados de tierra, 170 azafatas y 70 pilotos | Compañías

Iberia ha planteado hoy a los sindicatos un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario para un máximo de 955 trabajadores, con una afectación por colectivos de 715 empleos en personal de tierra, 170 tripulantes de cabina (TCP) y 70 pilotos, según informaron en fuentes sindicales

Las salidas se llevarán a cabo de forma voluntaria en su mayor parte a través de prejubilaciones, bajas voluntarias, recolocaciones diferidas y reducciones de jornada. El mayor grueso del ERE se contempla en tierra (165 en dirección técnica; 49 en producción; 154 en corporativa; 37 en el área comercial y 310 en aeropuertos).

Así se lo ha trasladado hoy la compañía aérea a la Comisión Negociadora que representa a los trabajadores, en su primera reunión para abordar la negociación del nuevo ERE, en la que primera vez los tres colectivos negociarán con Iberia en una mesa única. La afectación final dependerá
de los trabajadores que se acojan al ERE voluntario, aunque los sindicatos ven factible que se cumpla el cupo faltan por negociar las condiciones.

El próximo encuentro entre las partes se ha fijado para el próximo martes, con lo que los sindicatos estudiarán la documentación presentada por Iberia para realizar sus aportaciones en el transcurso de nuevas reuniones dentro del calendario fijado para la negociación. Disponen de un mes para negociar las condiciones del nuevo ERE, que tendrá como fecha límite el 31 de diciembre de 2019.

Los sindicatos consultados por Europa Press coinciden aunque con matices en que las líneas rojas pasan por la garantía de que sea un ERE voluntario por ambas partes –Iberia ya ha comunicado que esa es su intención– y que su aplicación “no suponga la merma de derechos recogidos por
convenio”, en vísperas de su negociación.

También han planteado que se incluyan como en los dos EREs anteriores: “bajas incentivadas, recolocaciones diferidas y prejubilaciones, así como la posibilidad de reducciones de jornada (novación de contrato)”.

Siendo así, no ven problema en cubrir el cupo voluntariamente teniendo en cuenta los efectivos en edad de jubilación de aquí a 2018, y el grueso de la negociación se enfocaría en “las condiciones ventajosas” para la salida de la empresa. Asimismo, reclamarán un importe mayor al ofrecido
en 2014.

Por parte de CC.OO., el sindicato con mayor representación en la Comisión Negociadora, ha trasladado a la compañía la posibilidad de que por primera vez puedan acogerse al ERE voluntario los fijos discontinuos y los fijos a tiempo parcial. Además, ha propuesto que las subidas salariales
que se acuerden en los próximos convenios se apliquen a los trabajadores que se acojan al ERE.

En el caso concreto de los TCP, el colectivo ha planteado que coexista el ERE voluntario y la posibilidad de prejubilarse con 55 años, acogiéndose a la conocida como excedencia especial para aquellos que así lo deseen, una “línea roja clara” para los tripulantes de cabina.

Los representantes de los TCP en la mesa negociadora han hecho hincapié en la necesidad de que coexistan el ERE voluntario y la excedencia especial, recogida por convenio, de forma que cada trabajador pueda elegir voluntariamente si se acoge a una otra opción. Una propuesta a la que
Iberia no ha contestado todavía.

Con carácter previo, al inicio de la negociación del ERE voluntario, el sindicato Sitcpla de TCP quiso que se incluyera una cláusula de salvaguarda para que se respetaran los ámbitos propios de cada colectivo, con la excedencia especial y las prejubilaciones como telón de fondo. Considera
que se deben recoger como mínimo los incrementos salariales incluidos en el XVII Convenio (un 1% en 2016 y hasta otro 1% en 2017, con una mejora del 2% respecto a la oferta planteada en julio de 2014).

SICTPLA DENUNCIA SU EXCLUSION DE LA MESA.

El Sictpla –que no ostenta representación en la mesa unitaria pese a tener el 19% de representación de TCP, pero tener menor peso en la plantilla de Iberia– ha presentado una reclamación ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) por su exclusión de la
mesa unitaria. La mesa unitaria fue aprobada por mayoría con el voto en contra del Sitcpla y de la Comisión de Trabajadores Asamblearios (CTA).

Iberia pactó en 2014 un ERE voluntario para un máximo de 1.427 trabajadores de los colectivos de tierra y pilotos (cuya vigencia finaliza el 31 de diciembre de 2017), cordado con sindicatos mayoritarios firmantes del acuerdo de mediación de Jaime Montalvo. El acuerdo del nuevo ERE
voluntario afectará a todos los colectivos.

La plantilla ronda los 17.800 trabajadores, donde el personal de tierra sigue siendo el más elevado (13.200 trabajadores) y supone el 73% del total, tras los ajustes acometidos en tripulaciones (3.400 TCP y 1.200 pilotos), donde se han abierto incluso procesos de contratación.

Será el tercer ERE voluntario que aplicará la compañía española, tras su plan de reestructuración, e integrada ya en el ‘holding’ IAG. Los dos ERE anteriores afectaron a un total de 5.000 trabajadores con un coste para el grupo aéreo cifrado en unos 1.000 millones de euros, y que los sindicatos esperan sea similar.

Source link

Isolux logra un preacuerdo con los trabajadores sobre el ERE voluntario | Compañías

La dirección de Isolux, el administrador concursal y los representantes de los trabajadores han llegado hoy a un preacuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) voluntario planteado por la empresa, que supondrá la extinción de un máximo de 450 empleos, aunque el número final podría ser inferior.

Si las bajas voluntarias aceptadas por la empresa -que puede rechazar solicitudes- llegan al 90 % de la cifra máxima fijada, la dirección no tomará medidas adicionales de ajuste, lo que reduciría el número de extinciones a unas 400, según recoge el preacuerdo.

El acuerdo definitivo se firmará el próximo viernes, una vez que se incorpore el listado final de empleados afectados. Los trabajadores incluidos en el ERE recibirán una indemnización equivalente a veinte días de salario por cada año de servicio, con un tope de doce mensualidades.

Las partes han suscrito un preacuerdo por cada una de las sociedades en concurso de acreedores a las que se aplicará el ERE voluntario, aunque las condiciones son las mismas. En el caso de Isolux Ingeniería, el número máximo de trabajadores afectados será de 214, aunque la empresa aceptará un número mínimo de 193.

El preacuerdo referido a la constructora del grupo -Corsán Corviam Construcción- establece un máximo de 176 extinciones, con un mínimo de 158. En el Grupo Isolux, el máximo queda en 51 extinciones, con un mínimo de 46. En todos los casos, el número mínimo sólo contabilizará las solicitudes voluntarias de extinción aceptadas por la empresa.

De esta forma, en estas tres sociedades, las de mayor tamaño, el recorte de empleo será como máximo de 441 trabajadores, cifra que puede quedarse en 397. No obstante, hay que sumar también las extinciones correspondientes a Isolux Servicios e Isolux Energy Investments, que, según fuentes sindicales, serán mínimas.

Los trabajadores de Isolux rechazaron el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) propuesto inicialmente por el administrador concursal y plantearon un ERE voluntario.

Source link